Vous êtes sur la page 1sur 62

1 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

TEMARIO DEL
BOLSILLO

VERANO 1996

misioneros verbum dei

1
2 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

TEMARIO
INTENCIONALIDAD DEL TEMARIO

El fin al que apunta el Temario es la plenitud del hombre en


Cristo. SER JESÚS es el supremo ideal que con toda justicia
presentaremos para todo hombre en nuestra predicación y
apostolado. Por eso tendremos siempre como punto de mira el
que toda persona pueda seguirle en su misma misión como
sacerdote, pastor y maestro, derechos conferidos por el propio
bautismo. Buscaremos de la forma más eficaz hacer discípulos
que guarden su palabra y que a su vez enseñen a otros a guardar
y anunciar. Nuestro objetivo, pues, será el formar apóstoles-
maestros o formadores de otros discípulos a través de la Palabra.
RAZÓN DEL TEMARIO
El Temario pretende ser el cuerpo de doctrina fundamental que constituirá nuestro catecismo
básico. Tratará de formular el fundamento y núcleo de nuestro carisma y misión. Más allá de ser un
Manual para la predicación, es lo que tengo que vivir si quiero mi máxima realización, mi supremo
ideal, si quiero dar a entender quién es Dios y revelar su genuíno rostro, si quiero de verdad ser Cristo
y formar verdaderos discípulos suyos de todas las gentes.
FUNDAMENTO DEL TEMARIO
Todo el contenido de nuestra predicación estará fundamentado en la Palabra de Dios, la
persona de Cristo, la voluntad de Dios y el magisterio de la Iglesia. Fundado no en la letra ni en la
sabiduría humana, sino en el poder de Dios constituirá la base firme de nuestra fe y el alimento básico
que queremos enseñar de una manera vivencial a los discípulos.
FORMA DE PERSONALIZAR EL TEMARIO
Toda la predicación arrancará siempre de la oración y de la intimidad con Cristo. Tanto para la
oración como para la predicación no buscaremos novedades fuera de lo que constituye el núcleo de
verdades que queremos vivir y anunciar. Desde la oración diaria cada verdad resultará siempre nueva
y actual por lo que el mismo temario lo daremos siempre de una forma novedosa. Nuestro prolongado
e intenso ejercicio diario de oración, estudio y ministerio de la Palabra no podrán menos de renovar
incesantemente, ampliar y enriquecer estos temas básicos y esenciales de nuestra vida y predicación.
ADAPTACIÓN
Es imprescindible en la predicación de conversión que la Palabra se aplique y se adapte a la
situación del público. Para ello se precisa que la verdad primero sea profundamente orada, asimilada
y encarnada en el apóstol para que éste según la situación de los oyentes la pueda aplicar con toda la
fuerza. Es necesario la conveniente adaptación de estas verdades a las distintas idiosincracias,
lugares y tiempos.
IMPLICACIONES
Cada verdad de fe tiene muchas implicaciones para la vida. Se trataría de buscar éstas
implicaciones sobre todo en referencia a los cuatro ejercicios de nuestra espiritualidad: oración, amor
fraterno, cruz y predicación, de forma que pueda ser complemento de nuestra formación en la
escuela de apóstoles. No se trata de que los discípulos solamente aprendan esquemas o charlas de
memoria sino que también las oren, las asimilen y las hagan vida propia. Nuestras Escuelas de
Apóstoles no se reducirán a la letra de estos temas. Servirán sí, para unificar nuestro espíritu, carisma
y objetivo de nuestra misión.
UNA TEOLOGIA INCIPIENTE
Las verdades de nuestro temario coinciden con lo fundamental del Evangelio y del credo de
nuestra fe. Tanto para nuestro convencimiento como profundización precisaremos fundamentarlo en la
Sagrada Escritura, en la Tradición (Santos Padres) y en el Magisterio de la Iglesia. De aquí que lo que
constituiría el temario como nuestro catecismo básico se iría desarrollando procesualmente en los

2
3 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

distintos ciclos de formación, tanto en amplitud como en profundidad dando lugar a versiones más
elaboradas que terminarian por concluir en un manual teológico adaptado a nuestra misión y vocación
específica.
A partir del Temario y de todas estas implicaciones con la escuela de apóstoles se trataría de ir
vertebrando toda nuestra teologia teniendo como intencionalidad la formación de maestros de
apóstoles.
EL TEMARIO SÍNTESIS DEL EVANGELIO EN CLAVE DE VIDA Y AMOR
En toda predicación para la conversión se impone el conectar con los oyentes. Para que
presten atención es necesario partir de un punto de interés común que sea aceptado por todos y que
sirva de puente para llegar a la fe. Es la dinámica propia de la Encarnación, que a través de los
sentidos y razón llegamos a la fe (para que a través del amor visible seamos arrebatados al amor del
Invisible).
Partimos pues, de lo más apetecido y coreado por todos: la Vida-Amor. Las dos palabras de
mayor contenido de todos los diccinonarios e idiomas. Los dos términos más aptos y adecuados para
Dios, el único verdaderamente conocido por lo que es: Vida y Amor (Nota B. J. a 1Jn 5, 20). El
hombre, el mejor retrato de Dios, creado a su Imagen y Semejanza tiene como valores supremos su
vida y su amor. Más aún, su vida se reducirá y resumirá en lo que sea su amor. El amor constituye en
efecto la vida y esencia vital del cristianismo, la identidad, esencia del mismo Dios, el distintivo y
contraseña de la verdadera religión cristiana.
El Temario, desde el principio, tiene ya en mente la intención que se concreta y aclara
posteriormente. Desde el amor que uno busca y apetece, llegar a ser el Amor que se da en Cristo
Enviado y Maestro de Apóstoles. La verdad esencial necesita ser muy repetida y de muchas formas
presentadas para ser entendida, comprendida, asimilada y vivida.

3
4 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

FORMA DE APLICACION DEL TEMARIO PARA UNA CONVIVENCIA


LA CONVIVENCIA
La convivencia es el método que consideramos más eficaz para llevar lo más rápidamente
posible las personas a Cristo. Mediante la predicación kerigmatica y vivencial de las verdades
esenciales del cristianismo resumidas en el temario de Vida-Amor, buscaremos que las personas a la
luz de un encuentro vivo con la Palabra puedan empezar a vivir y convivir su genuina identidad, en un
clima de fe y oración, de caridad, alegría y sencillez evangélicas.
OBJETIVO GENERAL
- Que tengan un encuentro vivo con Cristo y se decidan a vivir en plenitud los derechos y
deberes del Bautismo
- Que puedan reproducir los Misterios de la Vida de Jesús histórico hasta la mayor prueba de
amor: Jesús crucificado y Cristo eucaristía.
- Despertar y acrecentar su celo apostólico y responsabilidad por todos los hermanos, tomando
conciencia de la situación del Cuerpo de Cristo-Iglesia y a vivir implicados en su Redención universal
- Que puedan reproducir a Cristo como Maestro de Apóstoles, Cabeza, Pastor, Padre.
- Que puedan empezar a formar parte de la escuela de apóstoles para recibir una intensa
foramción con el ideal de hacer rendir al máximo sus talentos, para su perfección propia y una mayor
influencia apostólica en todos los ambientes
ETAPAS
La convivencia viene distribuida en tres etapas:
PRIMERA ETAPA. PRESENTACION DEL IDEAL
Se busca presentar el proyecto y plan de Dios sobre el hombre, la identidad y el fin de todo
hombre es llegar a ser Amor, llegar a la perfección de su ser, el Amor Perfecto: ser Cristo. Se apunta
pues a que la persona se decida a reproducir a Cristo en su misión con la mayor fidelidad. Cristo nos
invita a ocupar su puesto asumiendo el lugar de Cabeza, Pastor y Esposo en su Cuerpo la Iglesia.

SEGUNDA ETAPA. RUPTURA DEL IDEAL Y CONVERSIÓN


En esta etapa se quiere llevar a la persona a que entre dentro de sí misma y confronte su
realidad personal con el ideal que Dios le propone, y tenga un encuentro con la Misericordia de Dios
que le lleve a reorientar toda su vida, pasando a colaborar activamente en el Proyecto de Dios.
TERCERA ETAPA. SEGUIMIENTO Y PROYECCIÓN
Una vez reconstruida la persona por la Gracia, reinicia la Vida Nueva en el Espíritu. Se trata de
estrenar la vida de Seguimiento y la Misión de Cristo, tras la llamada de Cristo la persona opta por
reproducir y encarnar su Amor personal y comunitariamente y la resolución de anunciarle haciéndo a
su vez discípulos suyos.
IMPLICACIONES
-Exclusividad de nuestra misión:
Para vivir radicalmente nuestra misión es esencial que nos convenzamos de su urgencia,
necesidad, especificidad y exclusividad. El mundo actual nos lanza un reto: la especialización. Hay
muchas vocaciones y carismas en la Iglesia. A nosotros, Dios nos llama a ser especialistas-maestros
en la oración y ministerio de la Palabra. Hemos de consagrarnos con todo el ser y formar discípulos
totalmente consagrados a la Palabra: enseñando a orarla y anunciarla. Es diferente dedicarnos
“exclusivamente a esto” o dedicarnos “entre otras cosas a esto”. Tiene que ser una dedicación total
que excluya otras tareas e intereses. Esta exclusividad y especialización nos tiene que llevar a perfilar
nuestra misión con una finura de conciencia y dedicación total de mente y fuerzas. A nosotros la
Iglesia nos pide esta respuesta íntegra y consagración total.
Para responder a esta llamada del Espíritu, no se trata simplemente de preparar charlas bien
argumentadas, sino que es algo mucho más de fondo: que la misión nos constituya por dentro. Se
trata de tener toda la mente y corazón ocupados en la misión. Sólamente en la medida en que
amemos a Cristo de verdad, con un amor auténtico e inteligente, tendremos necesidad de predicar y
contagiar a tiempo completo. Esto implica un estilo de vida determinado (siguiendo a Jesús de
Nazaret en su vida y en su misión) y una oración que nos seduzca y cautive y a la vez nos dé
argumentos para vivir y dar la vida.
-Integración oración - predicación
Nuestra predicación reflejará el nivel de nuestra fe y de nuestra oración, de ahí la íntima
conexión y dependencia recíproca entre la oración y la predicación. Según sea nuestra oración así
será nuestra predicación. Nos podíamos cuestionar sobre nuestra oración: ¿Por qué no salimos más

4
5 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

cogidos por la Palabra? ¿Por qué nuestra oración no tiene más fuerza interpelativa? Vemos que sin
dejar el aspecto afectivo y oblativo (esencial en toda oración para que vaya configurándonos con
Cristo) a veces adolece de falta de argumentación y de poca meditación que es lo que podrá darnos
razones fuertes y convincentes. No es que tengamos que hacer charlas en la oración, sino más bien
que, como el alimento que la madre absorbe y adapta en su propio ser al hijo que tiene en sus
entrañas, nuestra oración diaria tiene que poder convertirse en alimento de fácil adaptación a los
diferentes oyentes de nuestra predicacion. Esto supone una actitud activa y receptiva. Ni una oración
sensiblera ni simplemente razonadora, sino una oración profunda y enraizada en nuestro ser apóstol
de Cristo que, siendo primero alimento válido para mí, pueda transformarse a su vez, en la medida en
que lo asimilo, en alimento válido para los demás.
-Forma de nuestra predicación
Prepararemos la predicación de foma que los hombres se ilusionen por asimilar la verdad,
conozcan a Cristo y vivan de él. Si nuestra misión es llevar a la gente a Cristo para que le conozcan,
le sigan y a su vez puedan mover a seguir a otros, nuestra predicación se centrará en la conversión a
Cristo. Se trata de una predicación kerigmática. No es el centro de interés cómo expongo la verdad,
sino cómo convenzo. El objetivo es sacar el fruto en los oyentes. No nos encorsetemos en un
esquema, en una línea o enfoque del Temario, vivamos el espíritu y la intencionalidad de Jesús!
Vivamos del Amor divino, pobres, castos, obedientes con un nivel de radicalidad afín que se concreta,
sobre todo, en nuestra calidad y exclusividad en la misión! (aquí se especifica el seguimiento de
Cristo), teniendo todos un mismo amor y un mismo espíritu. El predicador ha de tener siempre
creatividad. El enfoque y elección de los temas dependerán del Espíritu Santo y necesidad de la
gente.
-El fruto a conseguir y la forma de lograrlo
Lo importante es apuntar a la conversión a que sean otros cristos. Para esto necesitamos una
actitud de revisión constante tanto de nuestra oración como de nuestra vida, pues esto no se
improvisa. Cuando nuestra predicación manifiesta cierta improvisación y superficialidad, es porque
nos falta entre otras cosas, una argumentación más clara; libertad para no dejarnos dominar por el
público dándole lo que le agrada; y sobre todo, claridad en la intención. Hemos de ser capaces de
llevar a las personas, de manera convincente a las verdades de fe que tienen que vivir y anunciar.
Hemos de conseguir: 1) Decir lo que debemos y queremos decir; 2) Decirlo como debemos
para dar el fruto (tan importante como el contenido es la forma y tono del anuncio); 3) No dejarnos
llevar por el público, sino llevarlo nosotros a Cristo.
Todo esto supone saber la verdad, sentirla, orarla, vivirla y vibrar por ella. Ya hemos dicho que
no se trata de la exposición de un tema; hemos de dar el alimento que esa gente concreta necesita,
aclarándoles sus dudas viéndose el público reflejado en las charlas, dialogando y respondiendo a la
gente. Porque de eso se trata: de un diálogo de Dios con los hombres y en ese diálogo el apóstol es la
Palabra (de ahí que sea importante no pasar por alto detalles como visibilidad, el tono adaptado al
lugar, la compostura, etc.). Sabiéndose el apóstol todas las “notas”, así lo que hace es pulsar las
teclas o tocar las cuerdas convenientes según el público, componiendo la “melodía” que conviene.

5
6 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

VIDA Y AMOR
OBJETIVO:
Presentar una calidad y plenitud de vida que cree fuertes interrogantes en los oyentes y apunte
a una vida superior revelando la genuina identidad de Dios y del hombre. Que descubran que la vida
nueva es la única y que es su auténtica vida; que si no se vive están muertos. Si al final de la
convivencia están contentos pero no se han determinado a cambiar de vida entonces no se ha dado el
fruto, pues no han descubierto que esto es vital, que es la única vida que nos da la plenitud. Vamos a
que la gente crea. En cada charla el misionero-a debe jugárselo todo y poner lo mejor de su
experiencia de Dios. No debe de confundirse esta charla con una mera introducción o charla de
transición. Todas las charlas son de conversión, con la misma intencionalidad: que cuanto antes
inaugure esta Vida Nueva y entren en el dinamismo del Reino de Amor sin esperar al final.
Esta primera charla debe causar gran impacto y admiración en los oyentes de forma que se
dispongan a entrar en la convivencia con gran expectación y atractivo. Sin duda aquí jugará un papel
importantísimo el apóstol y el ambiente de fe y fraternidad creado.
Es como un prólogo de todo el temario, el portón de entrada. Anuncia la riqueza que se va a
tratar posteriormente. Revela la identidad de Dios y la identidad de todo hombre, creado a imagen
perfecta de Dios

CITAS BÍBLICAS:
- Nota B. J. a 1 Jn 5,20: Dios es el único verdaderamente conocido por lo que es: Vida y Amor*
Vida:
- Lc 9, 25; Mt 16,26 “De qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si arruina su vida”
- Lc 9,24 “Quien quiera salvar su vida la perderá, pero quien pierda su vida por mí ese la salvará”
- Sal 84,11: “Vale más un dia en tus atrios que mil en mis mansiones”.
Valor de tu vida:
- 1 Pe 1,18-19: “Habéis sido rescatados ...no con algo caduco, oro o plata, sino con una sangre
preciosa como de cordero sin tacha y sin mancilla, Cristo”.
- 1 Co 6,20; 7,23: “Habéis sido bien comprados”; “no os hagáis esclavos de los hombres”.
- Mt 6,19-20: “No amontonéis tesoros en este mundo, donde la polilla, los gusanos, los ladrones los
pueden robar y perder..., haceos tesoros que no se puedan corromper”.
(La vida en Cristo)*
- Jn 11,25; 14,6: “Yo soy la vida”.
- Jn 10,10 “Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia”
- Gál 2,20: “La vida que vivo al presente en la carne la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se
entregó a sí mismo por mí”
- Fil 1,21: “...pues para mí la vida es Cristo y la muerte una ganancia”.
El amor:
- 1 Co 13,1-3: “Aunque hablara...tuviera...conociera...repartiera...entregara...si no tengo amor nada
soy...nada me aprovecha.
- 1 Jn 3,14: “Si no amo estoy en la muerte”
-1 Co 2,9: “Anunciamos: lo que ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni al corazón del hombre llego, lo que Dios
preparó para los que le aman”
(Amor, el nombre de Dios)*
- Jn 17,6: ”He manifestado tu nombre a los hombres”
- Jn 17,26 “Yo les he dado a conocer tu nombre y se los seguiré dando a conocer”
- Jn 1,18 “A Dios nadie le ha conocido, el Hijo único, el que está en el seno de Padre nos lo ha dado a
conocer”.
- 1 Jn 4,8.16: “Dios es Amor”
Eureka!, lo encontré y no lo soltaré!
- Ct 3,4: “Encontré al amor de mi alma. Le aprehendí y no le soltaré”
- Mt 13,44: “Un tesoro escondido...al encontrarlo...por la alegría que le da, va, vende todo lo que tiene
y compra el campo aquel”.
- 1 Jn 1,1-4: “ Os anunciamos la vida eterna, ...lo que hemos visto y oido...para que nuestro gozo sea
completo”.
- Lc 1, 45ss: “Engrandece mi alma al Señor”

6
7 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

(*Nota: Estas citas bíblicas no son propiamente contenido de esta charla, pero estan implícitamente
presente en el que habla, que desde el principio buscará en el oyente revelar bajo el nombre de vida y
amor el nombre de Dios).
FORMA:
Esta charla se debe dar por alguien que ya de hecho, ofrece un cambio de vida palpable y
constatable por cualquiera de los asistentes. Se tiene que dar con entusiasmo exultante, movido por el
fuego del amor de quien tiene este encuentro con el Amor bien fresco y actual en su vida. El que
habla del amor debe estar lleno de amor, lleno de Dios y debe hacerlo en tono de magníficat como
María. ( Lc 1, 39 - 56). Por el tono y la calidad de una vida en pobreza,castidad y obediencia el
misionero-a debe crear un gran interrogante: crucificado al mundo y pletórico de vida (Gál 6, 14).
El apóstol identificado y enamorado de Cristo debe de despertar sana envidia. Hasta las
personas que dicen que no tienen fe deben quedar interpeladas por nuestra vida, provocando en
todos el deseo de vivirla. Hemos de hacer ver que lo que anunciamos es cuestión de vida o muerte,
no se trata de una simple invitación: no es una vida entre otras sino la única. El tono debe de ser del
amor entrañable de Dios para con sus hijos, que suplica como una madre: “Por favor, aprovecha tu
vida no la pierdas, que sólo tienes una! “ (“celoso estoy de vosotros con celos de Dios” 2 Co 11, 2).
De una forma desenfadada y feliz, con sencillez y gratitud se ha de despertar fuertes
interrogantes por una vida que ha dejado lo que el mundo apetece y valora, y ha encontrado el amor
que plenifica los anhelos más profundos del corazón humano y se ha lanzado a vivir la única y
verdadera vida que vale la pena vivir.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES:
CANTO A LA VIDA. Se da una explicación, más vivencial que teórica, de la esencia de la vida
del hombre, de la identidad y calidad de la vida según la imagen y el designio de Dios. El que anuncia
ha cambiado una vida envuelto en riquezas, honores y placeres por una vida que los oyentes no
conocen pero que ven que es realidad. Se trata de un canto a la vida real dado por una persona
pletórica de alegría de la que todos saben que ha dejado todo por Cristo.
(Se puede dar como prueba también ejemplos mundialmente aceptados por todos como pudieran ser
las vidas de: S. Francisco, Maximiliano Kolbe, Madre Teresa, etc. A la vez mostrar que el encanto de
esta vida supera con mucho a la de los mayores campeones, artistas, famosos, etc. cuyas vidas están
llenas de desengaños).
Más que enredarse con argumentos filosóficos se trata de presentar la vida como una, única,
breve pero con una trascendencia incalculable. Una vida nueva que no tiene fin, que está totalmente
garantizada, que va más allá de lo que uno podía soñar o aspirar. No hablamos de lo aparente, de lo
que vemos en el espejo, sino de lo real, de lo que verdaderamente soy, de lo que Dios ve en mí.
CANTO AL AMOR. Se canta el amor, lo que da sentido, calidad, grandeza, talla, madurez y
plenitud a la vida. El amor sincero, real, no teórico, que aumenta con la fuerza del testimonio de toda
la comunidad. El amor que muchos manosean, codician y apetecen como el pan diario, imprescindible
e insustituible de su vida, a veces como algo robado y buscado furtivamente, es, en su raíz y en su
puro manantial, el destello, el eco, la huella y el rastro del Creador, por hallarse en la esencia humana,
coincidiendo en su origen genuino con la esencia y realidad viva de Dios-Cristo-Iglesia.
La gente no sabe lo que es el auténtico amor que es gratuito, sacrificado y universal, fecundo
por generaciones. No se queda sólo en recibir sino que quien lo tiene lo da por doquier transformando
el mundo. Es la capacidad más profunda y vital del ser humano, la de amar y ser amado; la de dar
vida con este amor a los demás, la de levantar a la humanidad.
Se habla del amor originario, en su fuente, un amor poderoso más fuerte que la muerte, un
amor superior a todos los bienes, los placeres y deleites del mundo, pues de hecho el que lo anuncia
lo ha cambiado todo por este amor. “Si alguien ofreciera todos los haberes de su casa por el amor, se
granjearía desprecio” (Ct 8, 7).
CONEXIÓN VIDA-AMOR. Las dos realidades Vida-Amor llegan a hermanarse de tal forma que
parecen confundirse y hacerse inseparables la una de la otra. Una vida que en esencia es amor y un
amor que engloba toda la vida. La auténtica felicidad, la más grande, la constituye el invertir toda la
vida amando. Vivir a plenitud coincide con una vida plenamente fecunda, un vivir dando vida, dando la
auténtica vida-amor, haciendo de toda la vida un don.
El amor integra, unifica y plenifica toda la vida espiritual divino-humana del hombre. La
santidad no es otra cosa que la madurez en este amor. No tengas miedo a ser santo, acabado,
perfecto, no te quedes a medias! No frustres el deseo de tu Dios que desde tu creación pensó

7
8 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

desarrollar en ti la imagen de su Hijo perfecto y acabado. El que es la Vida-Amor me empuja a


hablaros. Os lo comunico para que nuestra alegría sea completa.
Estás a tiempo de hacer de tu vida lo que quieras. No te conformes con lo primero que llegue.
Elige la vida para ti y para tu descendencia!
IMPLICACIONES
El antes de la predicación. La antesala de la convivencia
Hemos de ser conscientes que la predicación no se improvisa. Sólo podremos contagiar esta
verdad de Vida-Amor como canto pletórico, si ciertamente lo vivimos. Sólo podremos cantar a la vida y
mover a vivirla y gozarla de verdad si nuestra vida permanece inalterable en la convivencia con el
gozo y felicidad del mismo Dios. La calidad de nuestra vivencia y convivencia en este Amor de Dios
personal y comunitaria, será la preparación remota de nuestra predicación. Como un atleta se prepara
para la prueba así el apóstol no debe de escatimar esfuerzos en la preparación inmediata a la
predicación. Importa mucho la limpieza de conciencia para que sólo el Amor de Dios pase por nuestra
palabra, limpio y total. Importa mucho el clima de fraternidad y de acogida que la gente pueda
encontrar y empezar a vivir entre nosotros. Es nuestra vida la que, personal y comunitariamente, debe
de crear los interrogantes a los que las sucesivas charlas responderán. Siempre será más pedagógico
responder a los cuestionamientos suscitados que imponer verdades teóricas a quien no le cuestiona la
verdad ni la vida del que la expone.

8
9 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

TU VIDA PROCEDE DEL AMOR


OBJETIVO:
Conseguir que los oyentes se dirijan al Padre con corazón contrito, con dolor de contrición.
Que descubran la alegría del Padre en acogerles, y que se sientan movidos a volver a él por la
experiencia personal de su amor, no tanto por miedo ni por dolor de atrición. Que el pecador
reconozca su ingratitud al descubrir el corazón de Dios conmovido por su situación Ver al Padre que
llora ante la situación de cada hijo y su deseo en atraer hacia él y de convertirle de hijo derrochador en
apóstol anunciador, en hijo que vaya en busca de los otros hijos perdidos. Cambiar el corazón de
piedra por un corazón nuevo, de carne, y que lleno de gratitud exprese como el salmista: “¿Cómo le
pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?”, “Anunciaré a los malvados tus caminos, los
pecadores volverán a ti” (Sal 116, 13; Sal 51, 15). Entregándonos todos al amor del Padre, ser causa
de su alegría y de fiesta.
CITAS BIBLICAS:
El Amor procede de Dios:
- 1 Jn 4, 7 “El amor es de Dios y todo el que ama ha nacido de Dios.”
- St 1, 16 “Toda dádiva buena procede del Padre de las luces”
Reparad en el amor de Dios:
- Jer 31, 3 “Con amor eterno te he amado, por eso he reservado gracia para ti”
-Dt 1,31 “tu Dios te llevaba como un hombre lleva a su hijo, a todo lo largo del camino que habéis
recorrido hasta llegar a este lugar”
- 1 Jn 3, 1 “Mirad qué amor nos ha tenido Dios para llamarnos hijos de Dios”
- Is 51, 1 “Reparad en la peña de donde fuisteis tallados y en la cavidad de pozo de donde fuisteis
excavados”
- Is 64, 7 “Tú eres nuestro padre. Nosotros la arcilla, y tú nuestro alfarero”
No llaméis a nadie Padre-Madre, sólo Dios es Amor:
- Mt 23, 9 “No llaméis a nadie padre vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del
cielo”
- Mt 7,7-11 “Cuanto más vuestro Padre que está en los cielos dará cosas buenas a los que se las
pidan”
- 1Jn 4,8.16: “Dios es Amor”
- Sal 139, “...Me has tejido en el víentre de mi madre...”
- Is 49,15 “Acaso olvida una mujer a su niño de pecho sin compadecerse del hijo de sus entrañas?
Pues aunque ésas llegasen a olvidar yo no te olvido”
- Is 66, 12-13 “...seréis alimentados, en brazos seréis llevados y sobre las rodillas seréis acariciados.
Como uno a quien su madre le consuela, así yo os consolaré”
- Sal 2,7-8 “´Tú eres mi hijo; yo te he engendrado hoy, pídeme y te daré...”
- Is 54,10 “Mi amor de tu lado no se apartará jamás”
- Sal 103 : “ Cual la ternura de un padre para con sus hijos así de tierno es Yahveh”
- Is 43,1-7 “...Eres precioso a mis ojos, eres estimado y yo te amo”
- Jr 31,9 “Por que yo soy para Israel un padre, y Efraím es mi primogénito”
Cartas vivas de Dios:
- 2 Cor 3, 2 - 6 “Sois carta de Cristo escrita no con tinta sino en tablas de carne”
- Os 11, 4 “Con cuerdas humanas os atraía, con lazos de amor. Era para ellos como quien alza un
niño contra su mejilla, me inclinaba hacia él y le daba de comer”
- Jn 3, 16 “Tanto amó Dios al mundo que nos entregó a su Único Hijo”
- Rom 5, 7 - 8 “La prueba de que Dios nos ama es que Cristo, siendo nosotros pecadores, murió por
nosotros”
El amor sale a tú encuentro:
- Jer 31, 20 “¿ Es un hijo tan caro para mí Efraím, o niño tan mimado, que tras haberme tanto que
hablar, tenga que recordarlo todavía? Pues, en efecto, se han conmovido mis entrañas por él; ternura
hacia él no han de faltarme”
- Os 11, 4-9 “¿Cómo voy a dejarte Efraím...mi corazón está en mí trastornado, y a la vez se
estremecen mis entrañas...como quien alza un niño contra su mejilla así me inclinaba hacía él”.
- 1 Sam 19,1-5 “ Entonces...se estremeció... Y rompió a llorar. Decía entre sollozos: hijo mío!, hijo
mío!, hijo mío! quién me diera haber muerto en tu lugar”.
- Lc 15, 4 - 5 “Si pierde una, va a buscarla hasta que la encuentra, y cuando la encuentra la pone
contento sobre sus hombros”

9
10 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

- Lc 15,20 “Estando él todavía lejos le vió su padre y , conmovido, corrió, se echó a us cuello y le besó
efusivamente”

No temas abandonarte en sus manos:


- Lc 12, 22-32 “Nos os preocupéis...no estéis inquietos...ya sabe vuestro Padre que tenéis necesidad
de eso...no temas pequeño rebaño, porque a vuestro Padre le ha parecido bien daros a vosotros el
Reino”
- 1Jn 4,18 “No hay temor en el amor, sino que el amor perfecto expulsa el temor”
- Rm 8, 14-17 “...no recibistéis un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien recibistéis
un espíritu de hijos adoptivos que nos hace exclamar: Abba, Padre!”
Inaugura un diálogo de corazón a corazón:
- Ez 11, 19 “Quitaré su corazón de piedra y les daré un corazón de carne”
- Ez 36, 26 “Os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo”
- Os 2, 16 “Por eso yo voy a seducirla, la llevaré al desierto y le hablaré a su corazón”
- Prov 23, 26 “Dame, hijo, tu corazón y que tus ojos hallen deleite en mis caminos”
- Dt 6, 4 “Queden en tu corazón mis palabras”
- Jer 31, 33 “Pondré mi ley sobre sus corazones y ellos me conocerán cuando perdone su culpa”
Y los pecadores volverán a tí:
- Sal 51,15: “Enseñaré a los rebeldes tus caminos y los pecadores volverán a tí”
- Lc 19,8-9: “Hoy ha llegado la salvación a esta casa, daré Señor la mitad de mis bienes a los pobres”
FORMA:
Si se da como una charla aislada, partiendo de la realidad de las personas puede hacerse una
breve introducción antropológica. Pero si ya es dentro de una convivencia de uno o más días se ha de
ir en directo. Si a la primera charla se convierten mejor. De hecho, todas las charlas deben de ir a la
conversión.
Apuntar directamente al fruto, y no enredarse mucho en las ideas del “Procede”, en
exposiciones frías sobre quién es Dios. Sino ir a ejemplos y experiencias de vida. Mas que perder
tiempo en desmontes o quitar complejos, ir en directo a la grandeza de la verdad de fe, y así lo
negativo se desvanece por sí solo.
Más que decir a la gente que necesita un padre, insistir en que de verdad lo tiene, lo sepa o no,
lo crea o no. “Muéstranos al Padre y nos basta”... No me vayas con rodeos y muéstramelo ya de una
vez!!
El apóstol debe encarnar los sentimientos más profundos del Padre conmovido ante el hijo de
sus entrañas. Debe revelar los dos aspectos de Padre y de Madre.
(Viene bien poner ejemplos de padres-madres que lloran por la muerte o abandono de hogar de su
hijo por muy ingrato que éste haya sido, para que desde la analogía del amor humano se salte al
Amor divino del Padre).
De igual modo, el apóstol, se identifica con Cristo, Buen Pastor que da la vida en rescate por sus
ovejas con el precio de su propia sangre. Ver a María corredentora junto a la cruz que ofrece ahora la
vida del apóstol para rescatar a sus hijos de la muerte.
ENLACE:
Tú sientes en ti sed de amor y deseos de vivir: lógico, porque el venero de donde vienes es el
Amor-Vida con mayúsculas.
(Vienen bien algunos ejemplos como el del perdigón que reconoce el canto de la madre; como
el de la hija que reconoce por teléfono la voz de su madre prostituta a la cual no conocía; o la
confusión de bebés en California, que después de años fue descubierta ésta, y sin conocer a sus
padres auténticos decidieron volver con ellos; o el de los hombres abandonados que encontraron el
corazón de Dios en la Madre Teresa p.e. , o a través del testimonio de tantas vidas consagradas).
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES:
EL AMOR DE UN DIOS (que supera todo amor humano) que, dolido por nuestra situacion nos
busca y sale a nuestro encuentro y no cesa hasta encontrarnos. La charla es propiamente DIOS
AMOR, y supera las imágenes de padre y madre. Toda imagen de amor humano vale como analogía.
Como mayores pruebas del Amor del Padre están la entrega del Hijo (Jn 3, 16; Rom 5, 7 - 8), y la
nuestra (como cuerdas humanas o cartas vivas).
TESTIMONIO DEL APÓSTOL que se presenta como carta viva de Dios que habla al corazón
de los oyentes para que las personas no demoren de acudir a su Padre. Nosotros somos esas cartas

10
11 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

vivas del Padre, esta Palabra viva de Dios dirigida a cada hombre. Ver en el apóstol alguien que le
habla de corazón, con toda la vida desde el dolor de un Padre que le ha buscado siempre y que desea
con ansias locas que le reconozca, y que por eso, lo ha dejado todo, para salir a su encuentro. Es el
Apóstol enamorado del Padre que creando fuertes interrogantes trata de atraer a todos hacia él.
SENTIMIENTOS DEL PADRE. A través de las experiencias del amor humano, se busca que la
persona entre a experimentar el roce con el corazón de su Padre Dios. El Padre te añora, te busca
con lazos de amor desde la eternidad (te amó, te ama y te amará siempre). Es el sentimiento del Buen
Pastor-Padre Misericordioso: que llora ante el hijo perdido, y va a buscarlo hasta que lo encuentra; y
cuando lo encuentra, conmovido corriendo se echa a su cuello y le besa efusivamente, haciendo
fiesta.
SENTIMIENTOS DEL HIJO. Es el reconocimiento del Padre el que le hace hijo. Es
fundamental, por ello, que la persona inaugure el diálogo interpersonal, afectivo y cariñoso con su
Padre Dios, en un tono de inmensa gratitud y alegría, de inaugurar un nuevo amanecer lleno de luz y
de fiesta. El hombre “...solo llega a la plenitud de la verdad cuando reconoce este amor que lo creó y
se entrega por entero a El”.
ATRAERÉ A TODOS HACIA TI: Movido por la gratitud y por la inmensa alegría de haber
encontrado al Dios de la Vida-Amor. el hijo encontrado buscará que esa misma alegría la puedan
experimentar todos los que todavía se viven huérfanos. Se muestra cómo el Padre, considerándole
digno de confianza le responsabiliza para atraer a todos al hogar. El derrochador se convierte en
anunciador y se hace expresión gozosa de un amor que le desborda y que no puede menos de
comunicar.
IMPLICACIONES
Devolver al hombre su identidad.
La intención de nuestra predicación se centra en que todos los hijos de Dios aprendamos a
orar con el Espíritu que en nosotros y con nosotros ora al Padre. Es en este diálogo de corazón a
corazón con el Padre, como los hombres descubrirán su propia identidad y la razón de ser de la
fraternidad cristiana congregada en el mismo Espíritu de Amor. El ser hijo me libera del yugo de la
esclavitud y me hace libre. Es mi acogida y obediencia a la Palabra, como Dios me da la identidad y la
libertad. Ante la pérdida de sentido, ante la ignorancia teórico - vivencial de cuál es la auténtica
identidad del hombre, ante la violación de los derechos fundamentales a la dignidad humana, nos
sentimos deudores de devolver al hombre su primer y fundamental derecho: su ser hijo desde el
encuentro y entrega al Amor del Padre. El ateísmo no es un fenómeno originario, sino derivado de la
misma causa: en lugar de revelar el rostro auténtico de Dios, haberlo velado (cfr. G. S. 19,).

11
12 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

TU VIDA ES AMOR
OBJETIVO:
Que la persona descubra su genuína identidad. Dios ha inyectado en él su esencia, su ser, su
misma Naturaleza. El ser del hombre es el mismo ser de Dios: Amor, amor de la misma calidad de
Dios. No se trata de un amor, una vida, sino que es el Amor y la única Vida. Sin ella nada soy. Que
sepa que la vida en este mundo es para desarrollar la Vida divina que está en él y es su identidad. La
persona ha de decidirse ha ordenar toda su vida temporal en función de esta Vida Nueva.
CITAS BIBLICAS:
- Jn 3, 16 “Tanto amó Dios al mundo ... para que todo el que crea en él tenga Vida Eterna”
Somos linaje de Dios:
- 1Jn 3, 1 - 2 “Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos suyos”
- 2 Pe 1, 3 - 4 “...os hiciérais partícipes de la Naturaleza Divina”
- Gen 1, 26 “Hagamos al hombre a nuestra Imagen y Semejanza”
-- Hch 17, 28 “Somos linaje de Dios”
- Jn 10, 34 “Yo he dicho: dioses sois”
- Sab 2, 23 “porque Dios creó al hombre para la incorruptibilidad, le hizo a imagen de su misma
naturaleza”
- Rom 8, 17 “...Y si hijos, también herederos, herederos de Dios y coherederos de Cristo, ya que
sufrimos con él, para ser con él glorificados”
El gran Don de Dios es su Vida:
- Jn 14,6 “....Yo soy ...la Vida”
- Jn 11,25 “Yo soy la Resurrección y la Vida”
- Rom 6, 23 “...el don gratuíto de Dios: la Vida Eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro”
- 1 Jn 5, 20 “Este es el Dios verdadero y la Vida Eterna”
- 1 Jn 5, 11 - 12 “Este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna y esta vida está en su Hijo.
Quien tiene al Hijo tiene la vida ...”
- Jn 3, 36 “El que cree en el Hijo tiene vida eterna”
Esta Vida es Amor:
- Jn 17, 3 “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti como único Dios verdadero y al que tú has
enviado, Jesucristo”
- Lc 10,25-28 “-...¿qué he de hacer para tener en herencia vida eterna? -...Amarás al Señor tu Dios...y
a tu prójimo...-Haz eso y vivirás”
- 1 Jn 4, 8 “Quien no ama no ha conocido a Dios porque Dios es amor”
- 1 Jn 3, 14 “Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida, porque amamos a los
hermanos”
Quien no tiene este Amor-Vida nada es:
- Cf. 1 Cor 13, 1-4 “Aunque hablara...tuviera...conociera...repartiera...entregara...si no tengo éste amor
nada me aprovecha y nada soy”
- 1 Cor 15, 19 “Si solamente para esta vida tenemos puesta nuestra esperanza en Cristo, somos los
más desgraciados de todos los hombres!”
- Mt 6, 19 - 21 “ ... Amontonaos más bien tesoros en el cielo ...”
- Lc 12, 21 “Así es el que atesora riquezas para sí y no se enriquece en orden a Dios”
- Jn 12, 24 - 25 “El que ama su vida la pierde; el que odia su vida en este mundo la guardará para la
vida eterna”
- Mt 10, 28 “No temáis a los que matan el cuerpo...”
- Mc 9, 43- 50 “...más vale que entres manco en la vida ...”
Gestación, crecimiento y desarrollo por la Palabra:
- Jn 1, 4 “En ella (la Palabra) estaba la vida”
- Jn 5, 25 “...oirán la voz del Hijo de Dios y los que lo oigan vivirán”
- 1 Pe 1,23 “...pues habéis sido reengendrados de un germen no corruptible, por medio de la Palabra
de Dios viva y permanente”
- 1 Pe 2,2 “como niños recién nacidos, desead la leche espiritual pura”
- Jn 1,12 “Pero a todos los que la recibieron (a la Palabra) les dio poder hacerse hijos de Dios”.
-1 Ts 2,13 “Acogísteis...la Palabra de Dios, que permanece operante en vosotros”
Donantes de Vida por la Palabra:
- Jn 17, 2 “y que según el poder que le has dado sobre toda carne, dé también vida eterna”

12
13 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

- Jn 10, 10 “...he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”


- Hch 2,32 “A este Jesús Dios le resucitó; de lo cual todos nosotros somos testigos”
- Jn 4, 14 “se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna”
- Ez 37,1-14 “...- ¿podrán vivir estos huesos?...profetiza sobre estos huesos. Les dirás: huesos secos,
escuchad la palabra de Yahveh...revivieron y se incorporaron...”
FORMA:
Dios quiere rescatarnos de la muerte y darnos la vida. Para eso lo invierte todo: llega hasta el
colmo de darnos su misma vida en su Hijo, dando la vida. Dios no me da la vida como una cosa, como
algo externo a él: Dios me da la vida entregándose a sí mismo. El apóstol no debe escatimar su vida
por engendrar la vida de Dios en los oyentes. No damos cosas. Nos damos a nosotros mismos. Lo
hemos aprendido de Dios “como una madre cuida con cariño de sus hijos, de esta manera amándoos
a vosotros quisimos daros no solo el Evangelio de Dios sino incluso nuestro propio ser” (1 Tes 2, 7.8).
María la llena de esta vida nos entrega la Vida de su Hijo al pie de la cruz, ha gran precio habéis sido
comprados (1 Pe 1, 18; 1 Cor 6, 20). Solo a través de la cruz, la humillación, se engendra la vida. Es
necesario el Misterio Pascual diario. El proceso de discipulado va de parto en parto... sufre violencia
(Mt 11, 12; Gal 4, 19). Ante la situación de mi hermano, herido de muerte, cadáver, esclavo de los
frutos de la carne...doy mi vida para darle la vida eterna, aunque no me entienda. No hemos de tener
miedo a perder la vida para darla. Quien no comunica la vida es porque la ha perdido. El germen de
Dios me empuja a comunicar porque si no, muere Cristo en mí y en mi hermano.
ENLACE:
“... este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida” (Lc 15, 23-24) “Tú eres mi hijo. Yo te he
engendrado hoy” (Sal 2,7). Dios que te ama, quiere para ti lo mejor, que vivas en plenitud su misma
vida. ¿Qué te da Dios? El gran Don de Dios es su misma vida eterna, Esta vida nueva ya está en
nosotros, ya está en marcha , ¿No lo notáis? (cfr. Is 43, 19).
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES:
TU GENUINA IDENTIDAD. La identidad de tu vida es el Amor que viene de Dios. Tu suprema
identidad es ser Hijo de Dios y lo eres en la medida que amas, porque todo el que ama ha nacido de
Dios y es de Dios. Este Amor nos hace no solamente hijos sino hermanos con todos los hombres,
hijos del mismo Padre, con vínculos más fuertes que los de la carne y de la sangre.
TU AUTENTICA VOCACION. Como exclama Sta Teresita de Lisieux: “Encontré mi vocación:
mi vocación es el amor!”; O como dice San Agustín: “Mi amor es mi peso”. La auténtica vocación del
hombre solamente es una: la divina. El hombre es más humano cuanto más divino. Dios quiere
nuestra máxima realización y perfección en el amor; no puede permitir hijos frustrados o subnormales.
Él desea para ti que seas como él: perfecto, acabado, como el Padre es perfecto (Mt 5, 48). Esta es la
razón de los Consejos Evangélicos como estado de perfección y santidad a la que todos hemos sido
llamados.
LA VERDAD CARDINAL DE NUESTRA FE. Se llama cardinal porque todo gira en torno a esta
vida. Esta es la razón de la venida de Jesús al mundo y de toda la religión e Iglesia. Sin la Vida
inmortal vana es nuestra fe (Cfr.1 Cor 15, 19). He aquí la razón primera, principal y suprema de
nuestra fe, de nuestra religión y de la vocación en el seguimiento de Jesús. No es ciertamente por
inclinación, afición, altruísmo, ni por interés y ganancia alguna de este mundo sino por la Vida Eterna,
por la Vida inmortal.
ES LA MOTIVACION PRINCIPAL DE MI SER MISIONERO. Tanto ama Dios al mundo que me
envía a mí para que tú tengas vida. “Creí, por eso hablé!” No podemos dejar de anunciarlo Se trata de
una cuestión de vida o muerte, porque la fe lo que me da es la vida eterna, la vida inmortal, y el no
tener fe es perderlo todo. Una fe mediocre, deformada o abandonada me lleva a arruinar la vida. El
hombre puede degenerarse hasta llegar a perder y abortar esta vida de Dios en sí mismo y en los
hermanos. Para el restablecimiento, desarrollo y perfección de esta vida es la Encarnación del Hijo y
la misión de la Iglesia. Entregamos y desgastamos nuestra vida para que muchos resurjan a la vida.
GESTACION Y DESARROLLO DE ESTA VIDA. El Padre que nos da la vida por el Hijo no deja
de cuidarnos y alimentarnos en su cuerpo para que lleguemos a la madurez y nos desarrollemos
plenamente “en orden a la edificación del Cuerpo de Cristo hasta que lleguemos al estado del hombre
perfecto, a la madurez y plenitud de Cristo” (Ef 4,12 - 13). Mi formación y desarrollo depende de la
unión vital con él. Estamos unidos a Dios con vínculos más fuertes que la madre con el feto de sus
entrañas al que alimenta y nutre por el cordón umbilical, por donde pasa su misma sangre. En él
vivimos, nos movemos y existimos. “El que come mi carne y bebe mi sangre permanece en mí y yo en

13
14 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

él, vivirá por mí y vivirá para siempre” (Jn 6, 56-58). La vida se engendra, se gesta, se alimenta, crece
y se desarrolla hasta su plenitud por medio de la Palabra de Dios (cfr.1 Pe 1, 23; Jn 1, 12; Jn 6, 63; Is
55, 11;1 Pe 2, 2; 1 Tes 2, 13).
FRUTOS DE VIDA ETERNA. Por los frutos se conoce la vida. Cuando se vive, los frutos no se
hacen esperar (cfr. en Mt 7, 16; 1 Cor 13, 4; Gal 5, 22). El fruto es la santidad que va desde una vida
fiel a los mandamientos, especialmente al mandamiento nuevo del amor, pasando por los Consejos
Evangélicos, amor al enemigo, hasta la identificación con Cristo Crucificado en su mayor prueba de
amor (cfr. Lc 10, 25 - 28; Mt 5, 1 - 8; 5, 43 - 48; Jn 15, 13). La gloria del Padre está en que demos
mucho fruto, que seamos sus discípulos y hagamos a su vez discípulos a todas las gentes. “Todos tus
hijos serán discípulos del Señor, y será grande la dicha de tus hijos” (Is 54, 13; cfr. Jn 15, 8.16).
“QUE PODAMOS COMPARTIR LA VIDA ETERNA” (Pl. Euc. II). “Padre, ha llegado la hora,
glorifica a tu Hijo, para que el Hijo te glorifique a ti. Y que según el poder que le has dado dé también
vida eterna” (Jn 17, 2) , “Como el Padre tiene vida en sí mismo así también el Hijo da la vida a los que
quiere... el que escucha mi Palabra y cree en el que me ha enviado tiene vida eterna. Y llega la hora,
ya estamos en ella en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios y los que la oigan vivirán” (Jn 5,
21.28); “... el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna” (Jn
4, 14); “...porque yo no he hablado por mi cuenta, sino que el Padre que me ha enviado me ha
mandado lo que tengo que decir y hablar, y yo sé que su mandato es vida eterna.” (Jn 12, 49.50); “...y
os anunciamos la vida eterna ... para que también vosotros estéis en comunión con nosotros ... para
que nuestro gozo sea completo” (1Jn 1, 2.- 4).
IMPLICACIONES
La centralidad de esta verdad:
Sobre esta verdad se vertebra todo el Temario; constituye nuestra identidad más
profunda con implicaciones directas en los cuatro ejercicios:
-Oración: En esto consiste la Vida Eterna: en que te conozcan a ti. A partir de esta verdad
descubrimos la necesidad vital de la oración. Mi identidad es la relación, el diálogo, la unión vital con
Dios. De él recibo la Vida. Él me la comunica por medio de su Palabra. La Palabra me engendra, me
gesta, me nutre.
-Amor fraterno: Amar es devolver a mi hermano su identidad de hijo, amar es comunicar y
compartir la Vida Eterna que recibimos del Padre, dándole la vida al hermano y no la añadidura. No
hay mejor forma de amarnos que la ayuda mutua a nuestra fidelidad a la vocación y misión que Dios
nos confía, a la formación y preparación lo más completa y perfecta posible para el anuncio y
propagación del Reino a través de su Palabra.
-Cruz: Sin la cruz, la muerte, la humillación, no surge la Vida, por eso necesitamos el paso
diario de la muerte al hombre viejo para resucitar a la Vida Nueva. Nuestro amor no es un amor
cualquiera, de sencillamente contentarnos a nivel humano, sino de amarnos según la radicalidad y
exigencia del mandato nuevo del Amor de Cristo. Por eso nos ayudaremos a desterrar de nuestra vida
todas las preocupaciones, afectos y vicios del mundo, conscientes del valor muy superior de la vida
eterna a la vida en la carne. Supone un martirio diario, un morir a mi querer, gusto e interés para vivir
como resucitado.
-Predicación: Conscientes de que la vida pasa a través de la Palabra nos ayudaremos a ser
libres de todo y de todos y de nosotros mismos para anunciarla con valentía sin que ésta quede
rebajada ni encadenada. Nos gastaremos y desgastaremos para que todos tengan vida y la vivan
abundantemente. Esta es la razón de ser de nuestra exclusividad y dedicación a tiempo completo al
ministerio de la Palabra.

14
15 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

TU VIDA ES PARA EL AMOR


OBJETIVO:
Que la persona descubra que solo Dios satisface plenamente sus aspiraciones de amor. El
verdadero amor recreante, pleno, anhelado y feliz está en Dios. Esta charla apunta en directo a
despertar la consagración -plena comunión con Dios- para la que todos fuimos creados, realización
efectiva del primer mandamiento. El verdadero amor no se queda en recibir sino también en dar; se
trata de una verdadera compenetración en el dar y recibir que crea una auténtica comunión.
CITAS BIBLICAS:
Búsqueda
-Ct 3, 1 - 3 “... he buscado al amor de mi alma...”
-Sal 42, 2 - 3 “... en pos de ti, mi Dios. Tiene mi alma sed de Dios, del Dios vivo”
-Sal 63, 2 “Dios, tú mi Dios, yo te busco, sed de ti tiene mi alma, en pos de ti languidece mi carne, cual
tierra seca, sedienta, sin agua.”
-Sal 27, 4.8 “... una cosa estoy buscando ... . Dice de ti mi corazón: Busca su rostro.”
-Hch 17, 27 “con el fin de que buscasen la divinidad, para ver si a tientas la buscaban y la hallaban”
-Mc 1, 37 “todos te buscan”
-Jn 1, 38 “Jesús les dice: ¿Qué buscáis?

Sólo Dios sacia la búsqueda


-Jn 7, 37 - 39 “Si alguno tiene sed, venga a mí
-Jn 4, 13 - 14 “... el que beba del agua que yo le dé no volverá a tener sed”
-Jn 6, 35 “El que venga a mí no tendrá hambre, y el que crea en mi no tendrá nunca ser”
-Fil 3, 7.12 “todo es pérdida ante la sublimidad del conocimiento de Cristo Jesús ... continúo mi carrera
por si consigo alcanzarlo, habiendo sido yo mismo alcanzado”
-Sal 23, 1 “Es Yaveh mi pastor, nada me falta”
-Sal 16, 2.11 “Tú eres mi Señor, mi bien, nada hay fuera de ti ... hartura de goces delante de tu rostro,
a tu derecha delicias para siempre”
-Sal 73, 25 “¿Quién hay para mí en el cielo? Estando contigo no hallo gusto ya en la tierra”
Máxima compenetración
-Jn 17, 26 “... para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos”
-Ct 3, 4 “Encontré al amor de mi alma, le aprehendí y no le soltaré”
-Ct 2, 16 “Mi amado es para mí y yo soy para mi amado”
-Is 54, 10 “...pues mi amor de tu lado no se apartará”
-Mt 28, 20 “...estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”
-Is 62, 1 - 5 “Yahveh se complacerá en ti y tu tierra será desposada... y con gozo de esposo por su
novia se gozará por ti tu Dios”
Amor mutuo, de dar y recibir
-Hch 20, 35 “Mayor alegría hay en dar que en recibir”
-Is 62, 1 “Por tu amor no he de callar, no he de estar quedo hasta que salga como resplandor tu
justicia y tu salvación brille como antorcha”
-Jn 21, 15 “¿Me amas? ... Apacienta!”
-Jn 20, 15 - 18 “ Mujer, ¿A quién buscas? ... vete donde mis hermanos y díles...”
Amor que suscita consagración
-Dt 7, 6 “porque tú eres un pueblo consagrado a Yaveh tu Dios; él te ha elegido a ti para que seas el
pueblo de su propiedad personal”
-Os 2, 18 “ella me llamará marido mío”
-Is 43, 1 “te he llamado por tu nombre. Tú eres mío”
-Cfr. Jn 17, 19 “Y por ellos me consagro para que ellos se consagren”
-1 Pe 2, 9 -10 “Vosotros sois linaje elegido, sacerdocio real, nación santa, pueblo adquirido para
anunciar las alabanzas de aquel que os ha llamado...”
-2 Cor 11, 2 “Celoso estoy de vosotros con celos de Dios. Pues os tengo desposados con un solo
esposo...”
-Jn 3, 29 “El que tiene la novia es el novio; pero el amigo del novio, el que asiste y le oye, se alegre
mucho con la voz del novio. Esta es pues mi alegría que ha alcanzado su plenitud”
FORMA:

15
16 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

Si se da como cuarta charla, y no como primera o charla aislada, ya se puede ir en directo


hablar de Dios, sin tanto recorrido de búsqueda de felicidad. En esta charla se debe presentar a Dios
como Sumo Bien y Amor eterno con dos tipos de argumentos: de menos-precio de las cosas en
comparación al Creador y el del a-precio de Dios (Fil 3, 7; Mt 13, 44 - 45). El apostol, como Juan el
Bautista debe apuntar con su vida a Cristo. Esta charla debe darse de forma interpelativa, en tono de
asombro, de quien lo encontró pero no tiene palabras para decir lo que es. No basta haber oído hablar
de él. Tú tienes que experimentarlo por ti mismo. No te puedo decir lo que es Dios, de Dios se dice lo
que no es, el Inefable, el Inaudito. Cuando el fuego te toque entenderás, en aquel día comprenderás,
“En aquel momento se les abrieron los ojos y le reconocieron... ¿No ardía nuestro corazón cuando nos
hablaba?. El apóstol debe sentirse dolido de que no conozcan a Dios. Si tú no experimentas esta
dicha y felicidad es que no lo conoces. Si no lo propagas es porque su fuego no ha prendido en tus
huesos. “Si lo conocieras ...” . El misionero/a revelará el amor celoso de Dios manifestando su Palabra
que expresa la reciprocidad del amor en el “te amo” y “te necesito” dirigido al corazón de cada hombre
“Celoso estoy de vosotros con celos de Dios” (2 Cor 11, 2).
ENLACE:
Nuestra vida cuya identidad y linaje es el amor buscará desesperadamente su origen como el
ojo la luz. Procede el hombre del amor y sólo el amor al cual pertenece satisface la medida de sus
aspiraciones. Sólo el amor de Dios te habla con tu lenguaje y te responde más allá de tus anhelos
más profundos. A ningún otro amor podré acoplarme de forma satisfactoria, pues el corazón humano
ha sido modelado según la capacidad de Dios.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES
LO BUSCAMOS PORQUE ÉL ANTES NOS SEMBRÓ SU AMOR. La búsqueda de su Amor no
es una tendencia impuesta desde fuera, sino una ley inscrita en lo íntimo del corazón humano (cfr. Jer
31, 33; Sal 40,9; Sal 27, 8). Dios nos creó para que participáramos de su felicidad y encontráramos
en él el amor auténtico. Dios es la vocación de todo hombre pues lo creó a su Imagen y sembró en él
su amor (cfr. 1Jn 4, 10).
SÓLO EL AMOR DE DIOS PLENIFICA AL HOMBRE. El hombre no busca cualquier amor, sino
un amor que le satisfaga plenamente que no mengue y sea eterno. Los amores humanos, aún los más
buenos, son limitados, frágiles y caducos, pero el amor divino es eterno, estable, fiel, indefectible. Sólo
el conocimiento perfecto de este amor da sentido, gusto y encanto a la vida, no hay nada más íntimo,
fuerte y fiel que el Amor de Dios. Todo otro amor es mero reflejo de este amor, origen y fuente de
todos los amores. Mi corazón no está hecho para experiencias pasajeras, instantáneas o amores
caducos o furtivos. Mi corazón está hecho para el amor permanente, estable, irrevocable de Dios, un
amor cercano, de entrañable intimidad, de convivencia y de presencia eterna (Is 54, 10; Mt 6, 19 - 21;
Mt 19, 21)
SI NO ERES FELIZ ES PORQUE NO LO HAS CONOCIDO. Si dentro de ti experimentas el
vacío, el hastío, el aburrimiento, la frustración, el engaño, si has llegado ha pensar que el amor, la
fidelidad, la felicidad ya no existe, que es imposible... Es mentira!!. Es que no lo has buscado en su
verdadero origen (Mt 11, 28 “Venid a mí todos los que estáis fatigados y sobrecargados... y hallaréis
descanso”). Cuál no será el Amor de Dios que quienes lo han experimentado no han dudado en
cambiarlo todo, y considerarlo basura en comparación a él !! (Fil 3, 7). “Quien a Dios tiene nada le
falta”, quien no tiene a Dios nada le basta. Si tú no le sigues y le anuncias es porque no lo has
encontrado, como decía C. de Foucauld: “Cuando descubrí que Dios existía, descubrí también que mi
vida no podría ser sino para él”.
SE LE CONOCE NO DE OÍDAS, SINO EXPERIMENTÁNDOLO PERSONALMENTE (cfr. Job
42, 5). No te conformes simplemente con oir hablar de él, experiméntalo!, saboréalo por ti mismo! y
descubrirás que nada hay que se le pueda comparar (Is 55, 1ss). “No había conocido ella que era yo
el que le daba el trigo, el mosto y el aceite virgen... se iba detrás de otros amantes olvidándose de
mí... por eso yo voy a seducirla, la llevaré al desierto y le hablaré al corazón... te desposaré conmigo
para siempre en justicia y en derecho, en amor y en compasión, en fidelidad, y tú conocerás a tu Dios”
Os 2, 10 - 22
LA PLENITUD DEL AMOR EN LA RECIPROCIDAD. Quedaría realmente infantil si sólo se
tratara de recibir. El amor auténtico es de correspondencia y busca complacer al amado; amor con
amor se paga. Vivir y convivir en encuentro eterno de amor y provocando cadenas interminables de
encuentros para que otros convivan con él. Mi vida en comunión es para la comunión, para engendrar
comunión, para crear comunidades, fraternidades que ardan en su mismo amor.

16
17 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

“YO ME CONSAGRO PARA QUE TÚ TE CONSAGRES”. Dios se ha enamorado de ti, se ha


fijado en tu pequeñez, no busca nada de ti, no es matrimonio por conveniencias, te quiere feliz, no
quiere tus cosas, te quiere a ti para colmarte. Su amor es tan loco que se pone a tu servicio, con tal de
estar contigo y robarte el corazón. Su delicia es estar con cada hombre. Te quiere su amigo/a, su
íntimo/a, te ama, y porque te ama te necesita, porque se fía y se confía a ti, y tú ya no podrás serle
infiel, pues le conocerás. Quiere compartirte su amor fecundo, los dos formaréis un hogar (cfr. Is 54,).
Dios quiere que sea Esposa y Madre fiel de multitud de hijos “y todos tus hijos serán discípulos de
Yaveh” (Is 54, 13) y será grande la dicha de tu casa, porque la herencia del Señor son los hijos. Y la
alegría del apóstol llega a su plenitud cuando contempla que los hombres se consagran al Amor de
Dios (cfr. Jn3, 29 - 30; 1 Jn 1, 5).
IMPLICACIONES
El por qué de nuestra consagración.
Queremos gritar al mundo que sólo Dios llena y colma el corazón del hombre. Los
consejos evangélicos son ante el mundo el anuncio más claro y fuerte de esta verdad, expresan la
plenitud del Reino de Dios en este mundo, la convivencia plenificante de Dios con nosotros y en
nosotros mismos. La vivencia de los consejos evangélicos es la meta e ideal supremo de culto que
puede el hombre tributar a Dios: la dedicación y consagración total y exclusiva a él de toda la persona.
Nuestra misión no es otra que la de dar al hombre a gustar y conocer este amor, dar al hombre la
sublimidad y plenitud del amor de Dios que excede a cualquier otro amor, para que se entregue por
entero a él. El verdadero amor al hermano es buscar su consagración, que pueda vivirse como
desposado con un solo Esposo. El apóstol con celos de Dios buscará de presentarlo libre de todo otro
amor cual casta virgen al Amor de Dios, para que así su alegría alcance la plenitud (cfr. 2 Cor 11, 2;
Jn 3, 29)
Esta verdad tiene implicaciones en los cuatro ejercicios, pero desarrollamos tan solo las
que hacen relación al primero (conexión de esta charla con la de Conocer al Amor).
-Oración: La experiencia de oración va creciendo en la medida que va avanzando la propia
convivencia, de un amor infantil-paternalista que busca sólo el consuelo o recibir, se ha de pasar a un
amor maduro, fecundo y gratuíto en el dar. Este proceso de oración es el que trata de mantener el
propio Temario. La oración va de fe en fe, de conocimiento en conocimiento. En el proceso de conocer
al Amor podríamos diferenciar tres etapas: una primera, la dimensión esponsalicia. Gustar del Amor
gratuíto, íntimo, fiel del Esposo, y a la vez corresponder a este Amor en una consagración mutua: “Mi
amado es para mí y yo soy para mi Amado” que busca complacerle en todo; otra segunda etapa, la
dimensión de paternidad-maternidad. La relación Esposo - esposa culmina en la fecundidad... el fruto
son los hijos; Una tercera etapa: la madurez en el amor, que es llevar a los hijos también a la
consagración al Amor.

17
18 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

TU VIDA ES MORADA DE AMOR


OBJETIVO:
Descubrir la cercanía tan estrecha de nuestro Dios que me determine a vivir una vida en
compañia, una vida orante, pletórica de amor y de vida. Vivir en la presencia de la Trinidad
disponiéndole la morada de mi cuerpo. El cielo en nuestro cuerpo. El Reino en nuestra vida. Somos
custodia viviente del Dios vivo que quiere vivir y convivir en nuestra casa. Mi vida “casa de oración” y
“tienda del encuentro”, con él para todos los pueblos. La Trinidad y María son la comunidad primigenia
de la que mana toda la vida, la fuente primera de nuestra espiritualidad. Nos dedicamos a tiempo
completo a la vivencia, conviviencia y propagación del Reino.
CITAS BÍBLICAS:
Deseo de Dios de habitar con nosotros
-Prov 8, 31 “Mis delicias están con los hijos de los hombres”
-Jn 17, 24.26 “quiero que donde yo esté estén también conmigo, ... para que el amor con que tú me
has amado esté en ellos y yo en ellos”
-2 Sam 7, 5 - 16 “...¿Me vas a edificar tú una casa para que yo habite? ... en todo el tiempo he
caminado entre vosotros... he estado contigo dondequiera has ido ...fijaré un lugar para que yo more
en él ... tu casa y tu reino permanecerán para siempre”
-Ap 3, 20 “Mira que estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su
casa y cenaré con él y él conmigo”

El hombre morada del Amor uno y trino de Dios


-Jn 14, 23 “Si alguno me ama guardará mi Palabra, y mi Padre le amará y vendremos a él y haremos
morada en él”
-Mt 6, 6 “... entra en tu aposento y ora a tu Padre que está allí, en lo secreto ...”
-Ef 3, 17 “...que Cristo habite por la fe en vuestros corazones”
-Rom 5, 5 “El amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que se
nos ha dado”
Nuestro cuerpo santuario de Dios
-Gen 28,16.17 “Está Yaveh en este lugar y yo no lo sabía... esto no es otra cosa sino la casa de Dios”
-1 Cor 3,16 “¿No sabéis que sois santuario de Dios, y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?”
-1 Cor 6,19- 20 “¿O no sabéis que vuestro cuerpo es santuario del Espíritu Santo...?”
-2 Cor 3,16 “...porque nosotros somos santuario de Dios vivo”
El verdadero culto a Dios en nuestro cuerpo
-Rom 12,1 “... que ofrezcáis vuestros cuerpos como una víctima viva, santa, agradable a Dios: tal será
vuestro culto espiritual”
-Jn 4, 23- 24 “...los adoradores verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en verdad”
-1 Pe 3,15 “dad culto al Señor, Cristo, en vuestros corazones, ...”
-1 Tes 4, 3 “esta es la voluntad de Dios: vuestra santificación”
Lugar de encuentro para todas las gentes
-Is 56, 7 “Yo les traeré a mi monte santo, y les alegraré en mi casa de oracion... mi casa será llamada
casa de oración para todos los pueblos”
-Jn 4, 14 “el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente”
-Jn 7, 38 “de su seno correrán ríos de agua viva”
-Ap 21, 3 “Esta es la morada de Dios con los hombres...”
-2 Cor 4, 7 “Pero llevamos este tesoro en recipientes de barro para que aparezca que una fuerza tan
extraordinaria es de Dios y no de nosotros”
FORMA:
El apóstol, siguiendo el modelo de María que llevaba en su seno la Palabra, santifica con su
presencia y anuncio gozoso la vida del oyente. La vida de Jesús se manifiesta en nuestro cuerpo,
como María hemos de transparentar a Dios que habita en nuestro seno. Se hace vida en nosotros la
promesa hecha a la samaritana: que nuestra vida sea fuente de vida eterna. La vida del apóstol como
María, templo sagrado de la Santísima Trinidad y llena de gracia, desborda, como torrente de santidad
y gracia que fecunda la vida de generaciones.
ENLACE:

18
19 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

Mi vida es amor porque Dios habita en ella. El amor busca la máxima cercanía,
compenetración y comunión. El amor verdadero pide convivir, formar comunidad con el amado.
CONTENIDOS E IDEAS FUNDAMENTALES
VIVIR ES CONVIVIR (VIVIR-CON). El que no convive no vive, el que no comparte no particípa.
La fe viva es presencia de Dios, estado de oración y convivencia. No cabe la soledad ni la
autosuficiencia. El deseo de Dios es de convivir y compartir con sus hijos toda su vida-amor. No os
dejaré huérfanos, volveré a vosotros. Aquel día comprenderéis que yo estoy en mi Padre y vosotros
en mí y yo en vosotros (Jn 14, 16 - 20)
DIOS A MI PUERTA LLAMANDO (cfr. Ap 3, 20; Lc 19, 8). Dios no puede entrar en mí sin mi
permiso. Dios se abaja y mendiga mi amor. “¿Qué interés se te sigue, Jesús mío, que a mi puerta
cubierto de rocío, pasas las noches del invierno oscuras. Oh, cuánto fueron mis entrañas duras pues
no te abrí. Que extraño desvarío...” (cfr. Ct 5, 2). Es el drama de Dios que encuentra cerrada la puerta
de mi corazón por tenerlo lleno de ídolos. Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está
lejos de mí. No has conocido el tiempo de la visita. Si conocieras en este día quien te trae la paz ... y
entrando al templo comenzó a echar fuera a los que vendían... enseñaba todos los días en el templo
(cfr. Mt 15, 8; Lc 19, 41 - 48).
MI CUERPO MORADA Y SACRAMENTO DEL AMOR. Jesús prepara y dispone los corazones
de los discípulos para las más maravillosas iniciativas de su amor. Después de declararles su amor se
dispone a cohabitar con el hombre y en el hombre haciendo de su cuerpo su morada. Este será el
principal templo y sagrario de Dios en la tierra. Mi cuerpo antes esclavo de la carne y del pecado,
esclavo de la concupiscencia de la carne y de los ojos y la jactancia de riquezas, pasa a ser
instrumento de elección, para ser manantial de agua viva por generaciones. Mi cuerpo ya no es mío,
somos pertenencia de Dios, su propiedad personal, huerto cerrado. A gran precio hemos sido
comprados (cfr. 1 Cor 6, 15; 7, 23).
NUESTRA VIDA HOGAR INMENSO PARA MUCHOS HIJOS. “Ensancha el espacio de tu
tienda porque a derecha y a izquierda te expandirás y tu prole heredará naciones, ... porque tu Esposo
es tu Hacedor ... ya no se te llamará más abandonada, sino mi Complacencia ... tus hijos serán
discípulos del Señor y será grande su dicha” (cfr. Is 54, 1 - 13).
LA FRATERNIDAD CRISTIANA “QUASISACRAMENTO” DE LA TRINIDAD. El deseo de Dios
es que seamos uno en su amor, sólo así el mundo creerá. La fraternidad cristiana es sacramento de
Dios, no sencillamente porque sus miembros se amen, sino que hace referencia a la calidad del amor
“Como tú Padre en mí y yo en ti”; “...como yo os he amado”. Por eso la fraternidad cristiana tiene un
solo corazón. A imagen de Dios, Uno en la pluralidad, así es la fraternidad eclesial en la que está
representado todo el Pueblo de Dios.
RECONSTRUYE MI IGLESIA. El deseo de nuestro Dios, Uno y Trino es habitar en cada
hombre. Misión nuestra será prepararle el corazón para que en él Dios haga su morada, como semilla
que echa raíces en tierra buena. “Reedificarán en ti tus ruínas antiguas ... se te llamará reparador de
brechas ...” (Is 58, 12). “Destruid este santuario y en tres días lo levantaré” (Jn 2, 19) “... y de sus
mansiones me apiadaré. Será reedificada la ciudad sobre su montículo de ruínas, y el alcázar tal
como era será reconstruído y saldrá entre ellos alabanza y voz de gente alegre ...y vosotros seréis mi
pueblo y yo seré vuestro Dios” (Jer 30, 18 - 22).
IMPLICACIONES
Dar culto a Dios en vuestro cuerpo: “porque el santuario de Dios es sagrado, y vosotros sois
ese santuario” (1 Cor 3, 17)
Una de las rupturas más fuertes que vive el hombre de hoy es la quiebra de la
afectividad. La sexualidad es un don creado por Dios que debe ser orientado según su propia
finalidad. La sexualidad sólamente puede decirse que es plenamente humana cuando es vivida desde
el diálogo con Dios. Sólo Dios integra y unifica toda la persona capacitándola para ser transmisora de
su misma Vida-Amor. La sexualidad se entendería como el proceso unitivo inserto en lo más profundo
de la persona que impulsada por el Espíritu de Amor busca la plena comunión con Dios y con los
hermanos. Sólo en el plano divino-humano inserto en la Creación-Redención-Santificación se entiende
el verdadero y pleno sentido de la sexualidad. La sexualidad reclama el placer y la fecundidad, pero
éstos sólamente pueden ser ordenados según la finalidad dispuesta por Dios. En la propia procreación
Dios dispuso el placer sin separar la dimensión unitiva y procreativa. Si buscamos el placer por el
placer rompemos el orden de Dios. Dios llama al hombre a no dejarse llevar simplemente por el
instinto como un animal, sino que sobreponga la razón al instinto y la fe a la razón. En la vida
consagrada sólamente la luz de la fe ilumina el sentido pleno de la sexualidad en función de otro

19
20 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

placer y otra fecundidad, el placer que se alcanza en el Amor de Dios y la fecundidad que engendra
para Dios un hogar universal.

20
21 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

TU VIDA ES PARA AMAR


OBJETIVO:
Convencer a las personas del significado del verdadero amor. Amar es mi ejercicio, actividad
vital. Amar es exigencia vital para el hombre, condición para vivir, es como el respirar y latir del
corazón de todo hombre. Amar con el amor de Dios es vivir y dar vida eterna. Se trata de amar, pero
de amar como Jesús nos amó, con la calidad del amor de Dios mismo. Es un imperativo porque en
ello está la vida. La ignorancia teórica y vivencial de este mandato es mortal. Amar con el Amor divino
significa salir de uno mismo, devolver a todo hombre su identidad y crear ambientes fraternos donde
se viva y se propague este Amor. Que se convenzan y opten por el anuncio del Evangelio como la
forma más eficaz y urgente de amar a nuestro mundo. Amar es evangelizar.
CITAS BIBLICAS:
-1 Jn 5, 1 - 3 “...y todo el que ama a aquél que da el ser, ama también al que ha nacido de él. ...”
Como hijos del Amor mi actividad vital es amar
-Lc 10, 25 - 28 “¿Qué he de hacer para tener en herencia vida eterna? ... Amarás ... Haz eso y vivirás”
-1 Jn 3, 14 “Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a los
hermanos. Quien no ama permanece en la muerte”
-1 Jn 4, 7 - 8 “Amémonos ya que el amor es de Dios... Quien no ama no ha conocido a Dios, porque
Dios es Amor”
-1 Cor 13, 3 “Si no tengo amor, nada soy”
-Ef 5, 1.2 “Sed pues, imitadores de Dios, como hijos queridos, y vivid en el amor como Cristo os amó y
se entregó por vosotros ...”
-Mt 5, 43-48 “Amad a vuestros enemigos... para que seáis hijos de vuestro Padre...sed perfectos como
es perfecto vuestro Padre celestial“
Dios nos manda el ejercicio de amar
-Dt 6, 4 “Amarás a Yaveh tu Dios con toda tu mente...”
-Mt 22, 36-40 “...Amarás al Señor tu Dios... y a tu prójimo”
-Jn 13, 34 - 35 “Amaos como yo os he amado ...”
-Gal 5, 14 “El amor al prójimo es la ley en su plenitud”
-Rom 13, 10 “El amor es por tanto la ley en su plenitud”
Administradores del Amor
-Mt 25, 14-30 “... en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu
Señor...”
-1 Cor 4,1-2.7 “...por tanto, que nos tengan los hombres por servidores de Cristo y administradores de
los misterios de Dios ... ¿Qué tienes que no lo hayas recibido?”
-Lc 12, 42-44 “...¿Quién es, pues el administrador fiel y prudente a quien el Señor pondrá al frente de
su servidumbre para darles a su tiempo su ración conveniente?”
¿Qué es amar?
-1 Jn 5, 2 - 3 “En esto consiste el amor: en que guardemos sus mandamientos”
-Jn 14, 15.21 “Si me amáis guardaréis mis mandamientos ... el que tiene mis mandamientos y los
guarda ese es el que me ama”
-Jn 15, 10 “Si guardáis mis mandamientos permaneceréis en mi amor”
Características del verdadero amor
-1 Cor 13,4-8 “La caridad es paciente, es servicial, no es envidiosa, no es jactanciosa, no se engríe; es
decorosa; no busca su interés; no se irrita; no toma en cuenta el mal; no se alegra de la injusticia; se
alegra con la verdad. Todo lo excusa. Todo lo cree. Todo lo espera. Todo lo soporta.”
-Lc 10, 25-37 “...llegó junto a él y al verle tuvo compasión; y, acercándose, vendó sus heridas,
echando en ellas aceite y vino; y montándole sobre su propia cabalgadura, le llevó a una posada y
cuidó de él ...”
Amar es dar la vida por la Vida
-Jn 15, 13 “Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos”
-Jn 10, 10.18 “Yo he venido para que tengan vida ... nadie me la quita, yo la doy voluntariamente”
-1 Jn 3,16 “En esto hemos conocido lo que es amor: en que él dio su vida por nosotros. También
nosotros debemos dar la vida por los hermanos”
-1 Jn 4,11 “Si Dios nos amó de esta manera también nosotros debemos amarnos unos a otros”
FORMA:

21
22 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

Esta charla ha de ser muy vivencial, porque el amor no se aprende a base de conceptos, sino
desde la propia vida entregada del apóstol. El apóstol ama al discípulo con la ternura de un padre y
una madre, ejerciendo su paternidad-maternidad espiritual con los mismos sentimientos de Cristo (Cfr.
Fil 2, 1ss; 1 Cor 4, 15; 1 Tes 2, 7 - 11; Fil 1, 20; Col 1, 24; 2 Cor 4, 10). Conscientes del valor que tiene
la vida del hermano, hemos de estar dispuestos no tanto a contentarle, dándole lo que él quisiera, sino
lo que le conviene, lo que verdaderamente necesita según Cristo. El verdadero amor es exigente. “El
amor sin exigencia me entristece. La exigencia sin amor me envilece. El amor con exigencia me
enaltece”. No nos debemos de contentar con un amar a un nivel meramente humano y social. Por
amor a nuestros hermanos, no podemos exigirles menos de lo que Jesús nos pide para su plenitud o
perfección: rindiendo todos sus talentos en el Proyecto de Dios. Sólo el amor atrae a amar. Sólo el
que ama mueve a amar. No se trata de imposiciones externas, sino de despertar en ellos el amor de
Cristo, jugándonos la vida por Cristo. Si prende este amor harán locuras por él, más allá de lo que uno
pudiese intuir.
ENLACE:
Se me ha regalado un nuevo ser, una nueva vida que ha de nutrirse y cuidarse para su
desarrollo. El amor divino es difusivo por sí mismo, esto es, el amor es ejercicio de amar. Desarrollas
tu vida divina en la medida que amas, porque Dios es Amor.
CONTENIDOS E IDEAS FUNDAMENTALES:
AMAR NO ES OPCIONAL: ES CUESTION DE VIDA O MUERTE. Tu vida es amor. Al no amar
te atrofias. Amar es vivir. La actividad propia, vital del hombre es amar. Si la persona no ama y no se
ejercita en amar no alcanza su talla de hombre, se deshumaniza, se degenera.
LA MEDIDA DEL AMOR DETERMINA TU DESARROLLO Y CRECIMIENTO. Dios busca tu
perfección en el amor, que te puedas desarrollar plenamente conforme la Imagen de su Hijo. Por eso
nos invita a vivir su mismo gozo amando como él porque “hay más alegría en dar que en recibir”, y
amando es como se recibe, dilatándose nuestra capacidad en la medida que amamos (cfr. Sal 119,
32; Lc 6, 36 - 38). Llega el tiempo de la madurez en el amor, de dejar de ser niños buscando siempre
el recibir, centrados en sí mismos, para pasar al darse, al entregarse, a ser fecundos engendrando un
Hogar en el Amor de Dios.
SI NO AMAS ERES UN ASESINO. Nadie nos impide amar, si no amamos no sólamente nos
dañamos a nosotros mismos, sino que dañamos a los hermanos. El que no ama permanece en la
muerte, y un cadáver no puede propagar vida, sino al contrario, corrupción y muerte. Quien no ama a
su hermano, le priva de la vida. Dado que todo lo hemos recibido de Dios, conscientes de que somos
administradores del Amor de Dios, al no amar negamos a los hermanos lo que les pertenece o lo que
ya era suyo. El que no convive, no vive; el que no comparte no participa; el que no comulga no
establece la comunión; el que no ama es un asesino. No podemos desentendernos del hermano
diciendo a Dios: ¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano?. Si alguno dice amo a Dios y aborrece a
su hermano es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano a quien ve no puede ama a Dios a
quien no ve (cfr. Gen 4, 9; 1 Jn 3, 15; 1 Jn 4, 20).
AMAR ES HACER LA VOLUNTAD DE DIOS. Amar es desear el máximo bien no según el
gusto o interés de la persona, sino según su auténtico desarrollo, según el querer de Dios. Amar es
ayudar al prójimo a que sea fiel al Proyecto que Dios tiene sobre él. Sólo él con Dios puede
desarrollarlo y perfeccionarlo hasta la plenitud del amor. La voluntad de Dios es nuestra santificación,
la perfección en el amor: ser Cristo. El amor se concreta en ayudar al otro a ser discípulo de Cristo. El
hombre ha sido creado para amar a lo Dios como Cristo. El nos ha enseñado y manda amar a todos
como él nos ha amado. La ignorancia teórica y práctica de este mandato es mortal. Si no amamos a lo
Cristo traicionamos, engañamos y drogamos al hermano, podemos satisfacer sus gustos pero a fin de
cuentas le matamos.
LA META E IDEAL ÚNICO DE TODAS LAS VOCACIONES (cfr. 1 Cor 12, 31). Amar no
consiste sencillamente en dar cosas, ni siquiera únicamente darse a sí mismo, si detrás de esta
entrega no se da a Dios. De ahí que el mismo Jesús en el Evangelio ponga el acento más en la
intención y en la radicalidad-fidelidad del corazón que en los actos externos. El auténtico amor no va
en la línea de la “limosna” o del “donativo” que tranquiliza nuestras conciencias, sino que busca
solucionar de raíz la necesidad ajena. No se trata de hacer tan solo actos de misericordia sino de ser
misericordiosos como el Padre es misericordioso, de ser perfectos en el amor como el Padre es
perfecto. No se trata sólo de actos, sino de un estado en el amor perfecto en convivencia con el Amor.
La meta e ideal único de todas las vocaciones y estados de vida es la perfección en la caridad. Aquí
está el grado de santidad y el desarrollo de mi ser sobrenatural. La persona es feliz y se realiza en la

22
23 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

medida y calidad de su amor; el amor es el mayor recreo y realización para la persona. Nadie nos
priva de amar, ni siquiera el no sentirnos correspondidos, o más aún perseguidos. Esa será la
verdadera prueba y paga del amor. La paga del amor gratuíto está en el mismo amor. El amor con
amor se paga.
AMAR ES DAR LA VIDA DE DIOS POR LA PALABRA. Ante el sufrimiento del mundo, ante el
cual todos somos sensibles, en esta Verdad se descubre la forma más profunda y eficaz de respuesta
que es amar al hombre en su raíz, devolviendole su identidad. Amar con el Amor de Dios es vivir la
vida eterna y dar la vida eterna. Amar es engendrar el Amor divino en todas las gentes, enseñándoles
a guardar el mandamiento del amor. Amar es ayudar al prójimo a escuchar, guardar y anunciar la
Palabra de Vida. Amar es dar a conocer a Dios por medio de la Palabra. Amar es ayudar y
promocionar al hermano a formarse y capacitarse cada vez más para desempeñar fielmente la misma
misión de Jesús.
IMPLICACIONES
Amar y el ejercicio de cruz.
La vida nueva supone un amor nuevo que engendra un Reino nuevo. La vida nueva
supone la muerte y renuncia al yo, al hombre viejo nutrido por la soberbia, avaricia, lujuria, ira, y el
nacimiento al hombre nuevo creado según Dios en la justicia y santidad verdadera. A la vida nueva
corresponde un amor nuevo diametralmente distinto y opuesto al amor carnal y sensual. Se trata del
Amor de Dios: Amor derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que se nos ha dado y
que se distingue por su ímpetu arrollador en nuestro compromiso de matrimonio fiel, para siempre,
definitivo e irreversible con el Esposo. Por este Amor de comunión nos vinculamos a Cristo, a todo su
Cuerpo, en dedicación exclusiva a su misión. Este grado máximo de consagración y disponibilidad
total no es más que una actitud coherente del que quiere andar en verdad. La razón de alejarnos de
nuestros amores de carne y sangre, para vivir en una fraternidad de vida evangélica, está en
reproducir en nosotros el misterio pascual de Cristo de muerte y resurrección iniciado en nuestro
Bautismo, y vivir una nueva calidad de amor. Buscaremos pues, ayudarnos y amarnos con un amor
completamente distinto al amor con que se ama el mundo, para vivir y anunciar el nuevo Reino de
Amor a un nivel de radicalidad afín. La revisión de vida será el mejor ejercicio de esta caridad fraterna,
buscando el despojo de nuestro hombre viejo, para revestirnos del hombre nuevo; para vencer con los
frutos del Espíritu, los frutos de la carne; y conseguir el triunfo del Reino de Cristo sobre todos y cada
uno.

23
24 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

TRANSFORMACION EN EL AMOR. SER CRISTO


OBJETIVO:
Convencer que la vocación suprema de todo hombre es reproducir a Cristo en su misma
misión. Que la persona se decida a vivir los mismos valores y criterios de Jesús histórico, nacido en
Belén, muerto y resucitado. Para esto se abajó el Hijo de Dios y tomó nuestra condición, para que
nosotros llegásemos a reproducirle con la mayor fidelidad. Él se convirtió para todos en el único
Camino, Verdad y Vida. Esta es la razón primera y fundamental de nuestra oración y diálogo con él.
CITAS BÍBLICAS:
El hombre Imagen de Dios
-Gen 1, 26 “...Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza”
-Sal 8, 4-7 “...hechura de tus dedos... ¿Qué es el hombre ...? Le hiciste, Señor de las obras de tus
manos, ...”
-Sb 2, 23 “...le hizo imagen de su misma naturaleza”
Jesús, Imagen Perfecta del Padre
-Col 1, 15 “El es Imagen de Dios invisible, primogénito de todo lo creado”
-Hb 1, 3 “Resplando de su gloria e impronta de su sustancia”
-Col 1, 19 “...pues Dios tuvo a bien hacer residir en él toda la plenitud”
-Col 2, 9-10 “...porque en él reside toda la plenitud de la divinidad corporalmente, y vosotros alcanzáis
la plenitud en él”

Creados en Cristo Jesús


-Ef 1, 4 “...El nos ha elegido en él ... para ser santos ... eligiéndonos de antemano para ser sus hijos
adoptivos por medio de Jesucristo”
-Ef 2, 10 “En efecto, hechura suya somos, creados en Cristo Jesús, en orden a las buenas obras que
de antemano dispuso Dios que practicáramos”
-Rom 8, 29 “...pues a los que de antemano conoció, también los predestinó a reproducir la imagen de
su Hijo”
-Col 2, 6 - 7 “Vivid, pues, según Cristo Jesús, el Señor, tal como lo habéis recibido; enraizados y
edificados en él ...”
Ser Jesús: Único y mayor proyecto de mi vida
-Jn 14, 6 “Yo soy el camino, la verdad y la vida”
-Fil 1, 21 “Para mí la vida es Cristo”
-Gál 2, 20 “y no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí...”
-Fil 3, 7 - 10 “...pero lo que era para mí ganancia, lo he juzgado una pérdida a causa de Cristo. Y más
aún: juzgo que todo es pérdida ante la sublimidad del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por
quien perdí todas las cosas, y las tengo por basura para ganar a Cristo, y ser hallado en él... y
conocerle a él ... hasta hacerme semejante a él...”
-Cfr. Ef 3, 17.19 Que Cristo habite por la fe en nuestros corazones para que arraigados y cimentados
en el amor podamos conocer el amor de Cristo que excede a todo conocimiento para que nos
vayamos llenando hasta la total plenitud de Dios.
-Ef 4,13 “... hasta que lleguemos todos a la unidad de la fe y del conocimiento pleno del hijo de Dios,
al estado de hombre perfecto, a la madurez de la plenitud de Cristo”
Seguirle supone un cambio de valores
-Ef 4, 20-24 “Pero no es este el Cristo que vosotros habéis aprendido, si es que habéis oído hablar de
él y en él habéis sido enseñados conforme a la verdad de Jesús, a despojaros, en cuanto a vuestra
vida anterior, del hombre viejo que se corrompe, siguiendo la seducción de las concupiscencias, a
renovar el espíritu de vuestra mente, y a revestiros del Hombre Nuevo, creado según Dios, en la
justicia y santidad de la verdad”
-Rom 13, 14 “Revestíos más bien del Señor Jesucristo...”
-Col 3, 9 “Despojaos del hombre viejo con sus obras y revestíos del hombre nuevo que se va
renovando hasta alcanzar un conocimiento perfecto, según la imagen de su Creador, donde no hay
griego ni judío ... esclavo, libre, sino que Cristo es todo y en todos”
-Hb 12, 1- 2 “... sacudamos todo lastre y el pecado que nos asedia y corramos con fortaleza la prueba
que se nos propone, fijos los ojos en Jesús”
-Fil 2, 5 “tened entre vosotros los mismos sentimientos que Cristo”
-1 Cor 2, 16 “Nosotros tenemos la mente de Cristo”

24
25 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

-Jn 13, 34 “Que como yo os he amado así os améis también vosotros”


-1 Jn 2, 6 “Quien dice que permanece en él debe vivir como vivió él”
-Gal 6, 14 “Dios me libre de gloriarme sino en la cruz de Cristo, por la cual el mundo es para mí un
crucificado, y yo un crucificado para el mundo”
Seguirle en su misión: formar otros Cristos
-Jn 20, 21 “Como el Padre me envió también yo os envío”
-Gal 4, 19 “hijos míos por quienes sufro de nuevo dolores de parto hasta ver a Cristo formado en
vosotros”
-1 Cor 4, 15 “pues aunque hayáis tenido diez mil pedagogos ... he sido yo quien por el Evangelio os
engendré en Cristo Jesús”
-Col 1, 28 - 29 “Cristo ... al cual nosotros anunciamos, amonestando e instruyendo a todos los
hombres con toda sabiduría, a fin de presentarlos a todos perfectos en Cristo. Por esto precisamente
me afano, luchando con la fuerza de Cristo, que actúa poderosamente en mí”
-1 Cor 11, 1 “Sed mis imitadores como yo lo soy de Cristo”

FORMA:
En entrañable coloquio con la Trinidad y María descubrir la llamada a ser Cristo como la más
sublime vocación y el mayor don que nadie nos pudiese ofrecer. Se me consideró digno de confianza
de llamarme por su gracia a tomar el puesto de Jesús con su misma misión con el encargo de
anunciar el Evangelio, ocupando su papel de Redentor, revelándome y poniendo en mis manos todo
su designio de amor sobre la humanidad. Es el obsequio, regalo y don más querido que hoy quiere
Dios ofrecer al mundo. No cabe mayor gloria o dignidad que ser enviado en nombre del Hijo para
revelar y anunciar su mismo amor entre los hombres. Es la vivencia y convivencia de quien se siente
en comunión y fidelidad perpetua con la Trinidad y María la que despierta al apóstol la conciencia viva
de su misión, quien perfectamente acoplado al gusto e interés de las divinas personas se decide con
agradecimiento infinito a dar la mayor gloria a Dios. El apóstol se presentará humilde como quien no lo
alcanzado todavía en su plenitud y por eso corre tras él pero siempre señala a Cristo el ideal de todo
hombre y no lo rebaja. La gente no se tiene que quedar con el apóstol sino con Cristo, actuando así
como Juan Bautista. Todo apostolado empieza por la imitación, las palabras que digamos se
entenderán según nuestra vida. Hemos de poder llegar a decir como Pablo: “Sed imitadores míos
como yo lo soy de Cristo”. El apóstol debe presentarse libre de sí mismo, del mundo y de la mirada de
los hombres seducido solo por Cristo, viviendo la vida nueva del Reino como claro preludio de
eternidad.
ENLACE:
Hemos visto que nuestra vida es para amar, y que amar es realizar la voluntad del Padre sobre
nosotros y los demás. Esa voluntad nos la expresa Dios en su Palabra “y la Palabra se hizo carne”,
nos la expresa en Jesús de Nazaret. Lo que Dios quiere de mi vida me lo revela en Jesús.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES:
EL PADRE ME PRESENTA COMO PROYECTO Y MODELO A JESÚS DE NAZARET. El Hijo
de Dios se hace hombre para ser Camino, Verdad, Vida y Libertador de todo hombre. Jesús viene a
rescatar al hombre, a devolverle su genuína identidad, su verdadera talla a imagen de su Creador. La
imagen del hombre ha quedado destruída y desfigurada, Su amor corrompido y degenerado por el
pecado. Jesús viene a poner a Dios y al amor en su verdadero lugar, en el centro del hombre y del
universo. El Padre desea para su hijo la mayor gloria, el mayor honor, la mayor realización, y ésta la
pone en su perfección en el amor. El Padre nos presenta a Jesús como el modelo de hombre
acabado, despojado de todo honor y gloria y placer humano. Se nos presenta grande y poderoso en
amar y perdonar con una potencia inagotable, infinita, divina.
ANTE ESTE IDEAL, VALE LA PENA CAMBIARLO TODO. El encuentro con Jesus despierta y
despliega en el hombre sus ansias más profundas de vivir y amar, iluminando toda su vida desde una
nueva luz: es un cambio radical de valores, de nuestros sentimientos, nuestro pensar, amar, y forma
de vivir por la suya. Jesús busca convencernos de los auténticos amores, riquezas, placeres, valores
poniendo como prioritario el amor al Padre y al prójimo. Jesús se vive en referencia al Padre,
buscando complacerle y haciendo en todo su voluntad. El hombre queda totalmente bloqueado por la
apariencia y el qué dirán de los hombres. La mirada y voces del mundo quedan opacadas por la
mirada de Jesús. Despojados del mundo para vivir sólo para él, el cristiano repite en su carne el

25
26 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

misterio pascual de Cristo. Siguiendo los consejos evangélicos, la persona hace desierto de todo, de
todos y de sí mismo para, con plenitud de vida, vivir y propagar a todos su amor.
MI PROCESO DE TRANSFORMACION EN EL AMOR SOLO POSIBLE CON EL. Jesús
actualiza y repite diariamente en la Eucaristía su Misterio Pascual, esperando que nosotros no solo le
admiremos o le adoremos, sino que le imitemos. Jesús sale cada día a mi encuentro. Se acerca, se
abaja, y se adhiere al hombre hasta transformarle en sí. Acoge, consagra y diviniza a la criatura,
divino-humana y la convierte en amor, reproducción viva del Hijo, Palabra del Padre. Si no tengo la
misma intencionalidad de Cristo, que es la de reproducirle en su misma misión, no oraré ni predicaré
como conviene, y se cortará la comunicación real, vital con él. Cuando me entrego totalmente a él, él
me transforma en sí y me capacita para su misión. Oramos y comulgamos para llegar a ser lo mismo
que recibimos. Sólo permaneciendo con él, llegaré a vivir como él y a identificarme con él.
IMITAR A JESUS COMO LIBERTADOR - REDENTOR. El seguimiento de Cristo no se trata de
una imitación externa, sino que supone un proceso constante de transformación y renovación abierto
al dinamismo del Espíritu; un estar totalmente pendiente de la voluntad del Padre, dócil al Espíritu
para secundar toda su obra en la redención de los hombres. El seguidor de Cristo busca imitar a
Cristo en sus mismos pasos e intencionalidad en su misión de liberar y redimir a los hombres del
pecado y llevarlos al Padre. El apóstol lejos de avergonzarse de la cruz, no buscará otra gloria que la
de revelar y anunciar en su propia carne a Cristo crucificado; por eso cuanto más pobre, casto y
obediente, más pisoteado el mundo, incluso entre incomprensiones y persecuciones, con más claridad
y realce se expresará el amor genuíno y gratuíto de Dios. ¿Quién me podrá separar del amor de Dios?
(cfr. Gal 2, 19; 6, 14;1Cor 2, 2)
SER FORMADOR DE OTROS CRISTOS. No se trata de hacer cristos de madera o escayola,
sino con nuestras propias vidas, de carne y hueso. Consiste en construir la imagen destruída y
desfigurada que presenta el hombre de hoy dándole a conocer su verdadero rostro, imagen e
identidad. Como Cristo nos va transformando en él, nosotros con su misma pedagogía y amor, hemos
de colaborar en la formación de este ser divino en los hermanos. Jesús quiso a sus discípulos
confiarles su misión y que pronto ocupasen su lugar. De igual manera, nosotros tenemos que hacer lo
mismo con los hombres, hacerlos discípulos de Cristo para que puedan encarnar y vivir su misma
misión. Para conseguir este fruto, no hay método ni camino mejor que el que practica y nos enseña el
mismo apóstol Pablo: que nos puedan imitar, con la seguridad de que si nos imitan vivencialmente
seguirán a Cristo y se transformarán en él. María nos enseña y ayuda a encarnar a Cristo en nosotros
y en nuestros discípulos.
IMPLICACIONES
Ser Jesús: objetivo y fin de nuestra oración y predicación.
Esta verdad descubre la intencionalidad de toda nuestra vivencia de oración y
predicación. Seguir, imitar y reproducir a Cristo será la intencionalidad y meta de todo cuanto vivamos.
Conviene constantemente revisar esta intencionalidad y orientación de toda nuestra actuación. La
dificultad viene de no conectar plenamente con la intencionalidad de Jesús. Si Cristo no nos realiza y
plenifica es porque no lo seguimos de verdad sino a medias, con reservas e impedimentos. Jesús
pone sus condiciones y pide que el que le siga no vuelva la vista atrás, sino que dejándolo todo,
cojamos la cruz cada día y le sigamos a Él.
Nuestra misión: de oración y ministerio de la Palabra, rectamente entendida constituye
como dos tiempos de una misma actividad. Somos a la vez generadores y transmisores, donantes y
administradores de la misma Vida de Dios. Esto requiere traducir nuestro diario vivir en la misma
Persona de Cristo, compartiendo y conviviendo con su misma Vida-Amor. He aquí el sentido propio de
nuestra vida consagrada sólo al Cristo total convirtiendo nuestra jornada en una comunión de vida-
amor con Cristo para todo su Cuerpo plena y para siempre. Oración y misión se entrecruzan en el
mismo Cuerpo de Cristo yendo de la Cabeza a los miembros y de los miembros a la Cabeza, yendo
de Cristo a los hermanos y encontrándonos al mismo Cristo en ellos (cfr. Mt 25, 40)

26
27 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

CUERPO MÍSTICO
OBJETIVO:
Convencer a todos que la Vida Eterna, genuína identidad del hombre, no tiene otro medio de
existir que el vitalmente comunitario. Dios ha querido que cada miembro de su Cuerpo viva en
estrecha unión con la Cabeza y conviva este mismo amor divino con los otros miembros hasta ser
perfectamente uno.
CITAS BÍBLICAS:
Todos vivimos en Cristo: formamos su Cuerpo Místico
-Jn 15, 1- 5 “Yo soy la vid; vosotros los sarmientos ...”
-1 Cor 12, 12 - 27 “...vosotros sois el Cuerpo de Cristo ...”
-Hch 17, 28 “... pues en él vivimos, nos movemos y existimos”
-1 Cor 10, 16 - 17 “... aún siendo muchos, un solo pan y un solo cuerpo somos, ...”
-Jn 17, 21 “... que ellos también sean uno en nosotros...”
Somos miembros unos de los otros
-Rom 12, 4 - 5 “... nosotros, siendo muchos, no formamos más que un solo Cuerpo en Cristo, siendo
cada uno por su parte, los unos miembros de los otros”
El Cristo real es el Cristo total
-Hch 9, 3 - 6 “... Saúl, Saúl, ¿Por qué me persigues?; él respondió: ¿Quién eres, Señor?; y él: Yo soy
Jesús a quien tú persigues.”
-Mt 25, 31-46 “... ¿Cuándo te vimos hambriento... o sediento ... forastero ... o desnudo ... enfermo o en
la cárcel ...? Y el rey les dirá: En verdad os digo que cuanto hicísteis a unos de estos hermanos míos
más pequeños,a mí me lo hicísteis”
-Mt 18, 5 “El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe”
Trascendencia y responsabilidad
-Mt 5, 13 - 16 “Vosotros sois la sal de la tierra. Más si la sal se desvirtúa, ¿Con qué se la salará ? ...
Vosotros sois la luz del mundo. No puede ocultarse una ciudad ... ni tampoco se enciende una
lámpara y la ponen debajo del celemín, sino sobre el candelero, para que alumbre a todos...”
-Lc 12, 2 - 3 “Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse.
Porque cuanto dijísteis en la oscuridad, será oído a la luz, y lo que hablásteis al oído en las
habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados”
-Jn 4, 14 “... el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna”
-Mt 18, 18 “Yo os aseguro: todo lo que atéis en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que
desatéis en la tierra, quedará desatado en el cielo”
-Mt 18, 6 - 7 “...Ay de aquel hombre por quien viene el escándalo!”
Actuar en nombre de Cristo Cabeza
-Ef 4, 11 - 16 “... dio a unos el ser apóstoles ... para edificación del Cuerpo de Cristo ... realizando así
el crecimiento del Cuerpo para su edificación en el amor”
-Is 1, 5b - 6 “... de la planta del pie a la cabeza no hay en él cosa sana ...”
Is 52, 14 - 53, 12 “... no tenía apariencia ni presencia ... eran nuestras dolencias las que él llevaba ... él
llevó el pecado de muchos”
-Mt 8, 2 “... En esto, un leproso se acercó ... diciendo: ... si quieres puedes limpiarme”
-Jn 19, 28 “Tengo sed!”
-Jer 30, 17 “Sí; haré que tengas alivio, de tus llagas te curaré...”
-Sal 31, 16.17 “Está en tus manos mi destino, líbrame de las manos de mis enemigos y perseguidores;
haz que alumbre a tu siervo tu semblante, sálvame por tu amor!”
-Jn 21, 15 - 17 “... ¿Me amas? ... Apacienta!”

FORMA:
Las personas deben percatarse de la repercusión y trascendencia de sus vidas sobre el
Cuerpo Místico de Cristo. Queramos o no, Cristo nos ha unido estrechamente a él, y todos nuestros
actos positivos o negativos repercuten directamente en su Cuerpo. El apóstol enamorado de Cristo se
vive profundamente conmovido por la situación del Cuerpo, sufriendo, agonizando y muriendo en
multitud de hermanos. Este Cristo crucificado de hoy es el que polariza, acapara, encadena, aprieta,
exprime nuestras vidas con él crucificadas para aplicarnos a tiempo completo a sanar su situación en
los miembros más enfermos. Nos sentimos uno con ese Jesús Cabeza en el que repercuten y afectan

27
28 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

vitalmente los incidentes de cada uno de sus miembros. En nosotros se cobija y confía en nuestras
manos su destino en multitud de hermanos, por los que nos pide tomar la cruz cada día y continuar en
nosotros su mayor prueba de amor.
ENLACE:
Nuestro ser Cristo no es un proyecto aislado, sino que está inserto en el gran proyecto y plan
de salvación para todos los hombres. Buscando la máxima comunión, Dios ha dispuesto unirnos con
unos vínculos vitales a él y entre nosotros. Es lo que llamamos el Misterio de Cristo, o el Cuerpo
Místico de Cristo o el Cristo total. Este fue el gran deseo y punto de mira de Jesús: “Padre, que sean
perfectamente uno en nosotros”, “Aquel día comprenderéis que yo estoy en mi Padre, vosotros en mí
y yo en vosotros”.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES:
ESTAMOS, QUERAMOS O NO, VITALMENTE UNIDOS A CRISTO. El amor paterno y
materno de Dios se expresa en este gran misterio, nos ha insertado en su mismo seno, donde nos
alimenta y cuida con cariño. Se trata de una unión vital, más que la del feto en el seno de la madre.
Por amor se ha atado, Cristo, tanto a nosotros que todo lo suyo es nuestro y lo nuestro suyo: nos
repercutimos mutuamente, fomamos un solo cuerpo.(Cfr. Ef 5,32).
NUESTRA VIDA REPERCUTE EN LOS OTROS. Por lo mismo todos somos miembros unos
de los otros. El bien o mal que hacemos repercute sobre los demás. No hay ningún acto aislado ni
escondido que no afecte a nuestros hermanos. Cristo provee a todos los miembros con la aportación,
comunicación de unos miembros con otros. Unos son alimentados abundantemente y reciben la vida
de muchos para asimilarla y repartirla a los demás como la mamá procura, busca, come y asimila la
vida que da al niño cuya salud, afectividad, robustez, gozo y alegría depende de la vtalidad de la
mamá. Así es como la vida de muchos miembros del Cuerpo depende de la vitalidad y salud de los
miembros más vitales.
EL CRISTO REAL ES EL CRISTO TOTAL: CABEZA Y MIEMBROS. Los verdaderos
adoradores son los que adoran en espíritu y en verdad, esto es en el santuario del Cuerpo de Cristo,
con el amor derramado en nuestros corazones por su Espíritu. Se trata del Cristo resucitado, vivo
como Cabeza de la humanidad, Cuerpo suyo. Solo una oración así, con Cristo total nos evita caer en
respuestas parciales y falseadas, en espiritualismos desencarnados. Solo así nuestra oración se hace
interpersonal, esponsalicia y comprometida con la situación de su Cuerpo. Es este Cristo total el que
nos necesita, nos reclama, nos grita: “Tengo sed!, Tengo hambre! Estoy enfermo! Estoy muriendo!”.
Ante esta llamada, no puede volver la espalda o hacerse el sordo o desentendido. Nuestros diálogos
amorosos con él no nos pueden dejar indiferentes a su situación de gravedad, de agonía o de muerte
en nuestros hermanos. Y si esto es verdad, no por eso hemos de caer en el desánimo pues es el
mismo Cristo Cabeza, el Resucitado, el que es capaz de quitar el pecado del mundo, el que nos lanza
a vitalizar su Cuerpo, capacitándonos con su mismo Espíritu de amor para aplicarnos a curar todas
sus llagas.
NUESTRA VITALIDAD DEPENDE DE LA UNION CON LA CABEZA. La Vida que hemos de
dar a los hermanos no brota de nosotros sino del mismo Cristo Cabeza, Cristo nos llama a curar sus
miembros, pero estos precisan que les apliquemos no cualquier amor sino el amor mismo de Cristo.
Precisamos estar limpios y desenredados de cualquier otro afecto o interés para aplicar su Palabra de
Vida y Amor sin mezclas ni adherencias. Como un sarmiento no puede subsistir por sí mismo ni dar
fruto si no está unido a la vid, así nosotros dependemos totalmente de nuestra unión vital con la
Cabeza. Es la Cabeza la que sabe la situación de todos sus miembros, Ella la que nos dice dónde y
cómo debemos aplicarnos.
TRASCENDENCIA Y REPERCUSIÓN DE TU VIDA. En esta realidad todos somos
imprescindibles y necesarios. Nadie queda marginado, pues Cristo nos necesita a todos. Y a la luz de
esta verdad es donde se despliega la máxima fecudidad, capacidad, realización, trascendencia y
repercusión que una persona haya imaginado jamás. Está al alcance de todos, pues no depende de lo
que haga, tenga o sepa, sino de su ser, de su amor, de su íntima unión con el resucitado. Ante esta
realidad, hemos de plantearnos qué tipo de miembro somos y qué proyección queremos dar a nuestra
vida. Nunca meditaremos suficientemente cómo la salvación de muchos depende de las oraciones y
pequeños sacrificios de unos pocos, como Dios pensando en muchos se dirige a unos pocos.
CRISTO CABEZA TE LLAMA A OCUPAR SU LUGAR, ACTUANDO EN SU NOMBRE. Cristo
desea que ocupemos su lugar, que viéndonos a nosotros le vean a él que escuchándonos a nosotros
le escuchen a él. De tal modo es su confianza, que me confía la situación de sus miembros, y me
mueve a que, responsablemente, tome y actúe como Padre y Madre del hogar. Dios me hace

28
29 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

partícipe de su paternidad y maternidad para que colabore por medio de la palabra en la gestación,
crecimiento y desarrollo de la Vida divina de sus miembros (cfr. Lc 8, 21). Como la esposa busca
complacer a su esposo, así también nosotros hemos de vivir para él. Nuestros hermanos deben ver en
nosotros expresado el amor de Cristo que se entrega por su Iglesia como Cristo Esposo por la
Esposa, alimentándola y cuidándola con cariño (cfr. Ef 5, 25 - 30). María, Madre de Jesús y Madre de
la Iglesia, de Cristo Cabeza y de cada uno de los miembros de su Cuerpo se hace imprescindible en el
acompañamiento y despliegue de nuestra auténtica identidad. Para que la gestación, desarrollo y
crecimiento de esta Vida divina no se malogre sino que llegue a la plenitud de Cristo necesitamos
evidentemente de la Mamá.
IMPLICACIONES
Oramos y nos aplicamos al Cristo total Cabeza y miembros
Esta verdad unifica en el apóstol la oración y la predicación como las dos caras de una
misma moneda. El Cristo total será el punto de mira de toda la vida del apóstol. Toda su mente,
entendimiento, memoria, imaginación, potencias y sentidos, corazon y voluntad estarán totalmente
polarizadas por la situación del Cristo total. El Cristo crucificado de hoy acapara, encadena, aprieta y
esprime nuestras vidas con él crucificadas: sin tiempo, ni tarea, ni interés, ni gusto, ni pensamiento, ni
camino, ni objetivo alguno propio. En realidad no es otro el tema y asunto de nuestra oración. Esta es
la composición de lugar propia de nuestra oración diaria. Nos sentimos uno con este Jesús Cabeza en
el que repercuten y afectan vitalmente los incidentes de cada uno de sus miembros, que Jesús, como
íntimos amigos nos transmite y manifiesta. En nosotros se cobija y se confía, y confía en nuestra
manos su destino. Nuestra misión se hace así urgencia inaplazable, para responder a su sed de amor
y comunión en nuestro mundo de hoy. Es imposible orar con Jesús sin el mundo presente. “... No
vengo a la soledad cuando vengo a la oración, pues sé que, estando contigo, con mis hermanos
estoy; ... Allí donde va un cristiano no hay soledad, sino amor, pues lleva a toda la Iglesia dentro de su
corazón. Y dice siempre ´nosotros´, incluso si dice yo” . Orar supondrá tratar con Cristo Cabeza de la
situación de todos y cada uno de sus miembros para ver con él y desde él la mejor manera de
aliviarle. Él nos dirá verdaderamente lo que necesita cada hermano y nos proporcionará la mejor
manera de tratarle y aplicarle su Palabra para sanarle y devolverle la vida.

29
30 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

FRAGUA DE AMOR
OBJETIVO:
Convencer a los que nos escuchan que el proyecto de Dios que nos resulta imposible e
inabordable cuando nos apoyamos sólo en las fuerzas humanas, es posible, fácil y fascinante si uno
se apoya en él. Adquirir un conocimiento de Jesús de tal manera que seduzca y arranque de la
persona un sí total a él y a su proyecto, determinándose al mismo tiempo a vivir un estado de
perpetua convivencia con Dios.
CITAS BÍBLICAS:
Sin él no podemos nada
-Jn 15, 5 “Sin mí nada podéis hacer”
-Mt 26, 41 “Velad y orad, para que no caigáis en tentación”
-1 Cor 12, 3 “Nadie puede decir: ´Jesús es Señor!´ sino con el Espíritu Santo”
-Fil 4, 13 “Todo lo puedo en aquel que me conforta”
-Mc 9, 23 “Todo es posible para quien cree”
-Lc 1, 37 “Ninguna cosa es imposible para Dios”
-Lc 17, 6 “Si tuviérais fe como un grano de mostaza ...”
-Mt 7, 7 “Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá”
Dios busca el diálogo con el hombre
-Lc 19, 5 “Baja pronto; porque conviene que hoy me quede yo en tu casa”
-Ap 3, 20 “Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y me abre la puerta, entraré en su
casa y cenaré con él y él conmigo”
-Jn 4, 10 “Si conocieras el don de Dios y quien es el que te dice dame de beber, tú le habrías pedido a
él y él te habría dado agua viva”
-Mt 11, 28 “Venid a mí los que estáis fatigados y sobrecargados y yo os daré descanso”
La oración es trasvase de vida y amor
-Sal 31, 17 “Sálvame por tu amor”
-Jn 19, 28 “Tengo sed!”
-Rom 12, 1.2 “... que ofrezcáis vuestros cuerpos como una víctima viva, santa, agradable a Dios, tal
será vuestro culto espiritual”
-Ex 33, 11 “Hablaba con Dios cara a cara, como un amigo habla con su amigo”
-Jn 15, 14 - 15 “No os llamo ya siervos ... os llamo amigos porque todo lo que he oído a mi Padre os lo
he dado a conocer”
-Lc 24, 32 “¿No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba en el
camino y nos explicaba las Escrituras?”
Oramos con la Palabra
-Lc 8, 19 - 21 “aquellos que oyen la Palabra de Dios y la cumplen”
-Lc 11, 28 “Dichosos los que oyen la Palabra de Dios y la guardan”
-Jn 6, 63 “...las palabras que os he dicho son espíritu y son vida”
-Jn 6, 68 “Tú tienes palabras de vida eterna”
-Jn 5, 39 -40 “Vosotros investigáis las Escrituras, ya que creéis tener en ellas vida eterna; ellas son las
que dan testimonio de mí, y vosotros no queréis venir a mí para tener vida”
Una Palabra consacratoria
-Jn 1, 1 - 4 “En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios y la Palabra era Dios. ...y
sin ella no se hizo nada de cuanto existe. En ella (la Palabra) estaba la Vida”
-Mt 8, 7 “Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo, basta que lo digas de palabra y mi criado
quedará sano”
-Ef 5, 26 “Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla ... en virtud de la
Palabra”
-Jn 1, 12 “...a todos los que la recibieron (la Palabra) les dio poder de hacerse hijos de Dios”
-Jn 14, 23 “...Si alguno me ama guardará mi Palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él y
haremos morada en él”
-Jn 17, 26 “Yo les he dado a conocer tu Nombre y se lo seguiré dando a conocer, para que el amor
con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos”
-Jn 17, 17.19 “Santifícalos en la verdad: tu Palabra es verdad. ...Y por ellos me santifico a mí mismo
para que ellos también sean santificados por la verdad
Maestros de oración

30
31 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

-Lc 11, 1 “...Señor, enséñanos a orar...”


-Rom 8, 26 “Y de igual manera, el Espíritu viene en ayuda de nuestra flaqueza. Pues nosotros no
sabemos cómo pedir para orar como conviene: mas el Espíritu mismo intercede por nosotros con
gemidos inefables,”
-Mt 6, 9-13 “Vosotros, pues, orad así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu
nombre; venga tu reino; hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo...”
-Lc 1, 46 - 55 “Y dijo María: Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador
porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, ...”
-Jn 17, 1 - 26 “Así habló Jesús, y alzando los ojos al cielo, dijo: ´Padre, ha llegado la hora; glorifica a tu
Hijo ...”
-Ef 3, 14 - 19 “Por eso doblo mis rodillas ante el Padre, de quien toma nombre toda familia en el cielo y
en la tierra, para que os conceda...”
-Hch 4, 24 - 31 “Señor, tú que hiciste el cielo y la tierra ... concede a tus siervos que puedan predicar
tu Palabra con toda valentía ... por el Nombre de tu santo siervo Jesús”
FORMA
Esta charla más que una instrucción sobre como debe de ser la oración, debe ser un ejercicio
de la oración misma. El apóstol debe de orar delante de ellos y con su propia experiencia y palabra
provocar un encuentro vivo de Cristo-Palabra viva con los oyentes, mostrando con su testimonio el
poder transformador del diálogo afectivo y efectivo con el Señor. Su palabra debe prender el fuego de
Cristo en los corazones de los oyentes como sucedió con los discípulos de Emaús hasta el punto de
llegar a reconocer la presencia viva del Invisible.
ENLACE
Amar supone ejercitar el amor. Sólo el amor que viene de Dios es vida y genera vida. Para ser
miembros vitalizadores en el Cuerpo de Cristo precisamos la conexión vital con la Cabeza. Todo este
proyecto de Dios solamente es posible al hombre si se une a Dios por la oración. Todas las ansias y
proyectos de Dios sobre mí están listos; el Amor se me adelanta y se me declara; mirándome me
ama...pero necesita mi sí. Él me ha creado libre y solamente en diálogo con Él me podre realizar y le
podre acoger a Él.
CONTENIDOS E IDEAS FUNDAMENTALES:
DIOS ESTÁ Y SE DIRIGE AL HOMBRE: Dios nunca se separa del hombre, ha buscado
siempre su cercanía. Esta proximidad se manifiesta en el maravilloso misterio de la inhabitación de la
Trinidad en nosotros, y de nuestro estar inmersos en el Cuerpo Místico de Cristo. Dios sabe que
nuestra identidad consiste en la unión con Él. De ahí que Dios quiera llevar al hombre a solas al
desierto de todo, de todos y de sí mismo para hablarle al corazón de manera que conozca el amor con
que es amado y se confie por entero a Él. Su designio de amor pide la libre colaboración del hombre.
Dios no hará nada si el hombre no se abre y no le da paso. Dios respeta profundamente la libertad del
hombre. Dios se dirige al hombre, tomando cuerpo y palabras humanas se abaja a su altura
hablándole en su lenguaje para que le entienda. Delicadamente mendiga a su corazón pidiéndole: si
quieres, si me abres, si escuchas mi voz. (cf. Lc 9,23; Ap 3,20; Sal 94,7).
ESCUCHA: No cabe otra actitud en el hombre ante la entrega de todo un Dios que la de la
acogida con todo el ser, mente, corazón y fuerzas (“Escucha Israel...”). Dios llama y pide del hombre
la fe. La fe es la primera respuesta que el hombre da con todo el ser a Dios que habla, recibiendo la
Palabra como principio y norma de su existencia. Dios más que pedir, ofrece su VidaAmor; y si algo
pide es que acojamos su gran don para gozo y plenitud nuestra. Antes de proponer nada Dios primero
se compromete y se consagra. Él va por delante para que nos mueva el amor. Es la experiencia de su
amor la que abre al hombre al diálogo con Él.
ENTRA EN UN DIÁLOGO PERSONAL CON ÉL: La vida del hombre es convivencia con Dios,
en la cual el hombre reconoce la grandeza de su dignidad a la luz de la Palabra pronunciada sobre él.
Porque el hombre no es ni más ni menos que lo que es ante Dios, a la luz de la oración: ahí encuentra
su verdad, ahí se conoce tal cual es al saberse conocido-amado profundamente por Dios. Sólo el
hombre por encima de todas las creaturas es invitado a establecer esta relación interpesonal con
Dios. Dios habla al hombre en la calidad de amigo y confidente elevándole a su altura.
ALIMÉNTATE DE SU PALABRA: El hombre vive no sólo de “pan” sino de toda palabra que
sale de la boca de Dios. No se trata de letra sino de una palabra cargada de vida, de espíritu que
nutre vitalmente el ser del hombres, su amor, su semejanza con Dios en Cristo. El hombre vive en la
medida que acoge y guarda la palabra que recibe de Dios. El justo vive de las verdades de la fe. No

31
32 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

importa tanto que uno sienta o entienda todo lo que se le propone, sino que uno descubra quien se lo
propone y se confíe por entero como María sabiendo que nada hay imposible para Dios. La escucha
de su palabra libera, purifica, capacita y santifica al hombre. Jesús es ejemplo de comunicación
porque cuando se comunica nos derrama su amor y su vida, él no solo nos acoge, perdona, nos cura,
sino que nos levanta y nos capacita infundiéndonos su luz, su vitalidad, su dinamismo y su fuerza
para llevar a cabo su obra.
GUSTA SU AMOR Y DEJA QUE PRENDA EN TU CORAZÓN: No se trata de la escucha de
una palabra fría sino que detrás de la palabra late el corazón cálido de Dios que se dirige a mí por mi
nombre. Se trata de la relación más cercana, más entrañable, íntima y plenificante que podamos
imaginar. Mirándome profundamente me ama y me declara todo su amor con un compromiso de
fidelidad eterna. En este diálogo amoroso su palabra nos diviniza y así como la chatarra en el fuego
llega a ser una sola brasa con él. En sus manos de alfarero nos modela como el barro
configurándonos a imagen de su Hijo. Se trata de una transustanciación, una transformación total de
nuestro ser para que pasemos a ser semejantes a Aquel con quien tratamos. Su Palabra es una
palabra afectiva y efectiva, una palabra consacratoria (cfr. Jer 15, 19; Jer 18, 1 - 4).
Para gustar a Dios sin mezclas y experimentar el poder de su amor es condicion indispensable
el desierto en pobreza, castidad y obediencia donde Él nos puede hablar al corazón haciéndonos
descubrir sus inagotables tesoros, su eterna novedad, donde lo más está aún por descubrir. Ahí está
la razón fundamental de los consejos evangélicos: el cambio de mi ser todo y sólo en amor, en Cristo.
Para esto necesita Dios todo mi ser (Cf. Rm 12,1-2), la ofrenda viva de mi corazón contrito y humillado
y de mi cuerpo. Es “injerto”, “trasplante” de la Carne de Cristo en mi carne, “transfusión” de su sangre
en mis venas. “Qué gran obra hace el amor después que lo conocí ... y al alma transforma en sí”.
DESCUBRE SU VOLUNTAD Y ADHIERETE A ÉL. La oración es el medio más eficaz no sólo
para discernir la voluntad de Dios, sino para recibir de igual manera la fuerza y el deseo para
cumplirla. Se trata de comulgar con la intencionalidad de Dios. Él espera de nosotros nuestra total y
libre adhesión, nuestro sí pronto y agradecido de nuestra Madre. Sin la intencionalidad de secundar su
querer, todo tipo de oración o culto sería falso e inoperante. O le doy el sí o se corta la comunicación
vital, pues la oración auténtica compromete todo el ser. El fruto de la verdadera oración es la fidelidad
dócil y delicada a todas sus propuestas en obediencia total a la fe. Con la adhesión total de mi ser
Cristo acoge y transforma todo mi cuerpo en su mismo cuerpo, hace de mi carne su carne y sangre
para reproducir en mi vida su Misterio Pascual. (Cfr. Lc 1, 38; 22,42; ).
IDENTIFICADO CON ÉL VIVE-CONVIVE Y PROPAGA SU VIDA Y AMOR. Nuestra misión
como la de Cristo, se centra en vivir y propagar el Reino a través de fraternidades de vida evangélica
que oren y enseñen vivencialmente a orar. Por eso nuestra presencia personal y comunitaria como
Palabra viva de Dios es consacratoria, auténtica fragua donde los discípulos se van identificando con
el Maestro. A semejanza del Buen Pastor nuestra vida y palabra serán hostias de amor, el alimento y
el pasto que saciará el hambre de Dios. La persona, así transformada, se convierte en Pascua
continua, paso liberador de Dios que en continua ofrenda y sacrificio de amor se consagra para la
transformación de nuestro mundo por la fuerza del amor de Cristo que actúa en él. María, que
permanece junto a nosotros en oración como con los primeros discípulos, nos llevará a Cristo para
que hagamos lo que él nos diga, moviéndonos con su ejemplo y poniendo en nuestros mismos labios
su fiat, su hágase incondicional a los planes de Dios.
IMPLICACIONES
Fraternidades que oran y enseñan a orar.
Enseñar a orar implica haber orado en profundidad y seguir diariamente orando en toda
ocasión; mantenernos en oración, en vida orante, recordando nuestra dedicación y consagración
constante a la Trinidad por manos de María, nuestra Madre, para la misión de llevar a los hombre al
encuentro de Dios en Cristo: al encuentro con Cristo. Doble será pues, la tarea de cada día: ponernos
en contacto con Cristo, para poner con Él y desde Él a nuestros hermanos en contacto con Él y
formarlos como auténticos discípulos suyos. El fruto propio tanto de nuestra oración: conocerle, como
de nuestra misión: darle a conocer, no será otro que apuntar a esta única identidad para todos: ser
Cristo. Precisamos por ello de nuestro contacto vivencial y nuestra adhesión total con la persona de
Cristo si queremos de verdad poner a las personas en contacto con Él. Asumir responsablemente
nuestra tarea de enseñar a orar supondrá una vida de oración, de consagración y de unión con Dios,
una vida continua de diálogo y estrecha unión con Él. La dedicación de nuestras vidas a convencer y
animar a las gentes a que oren para que vivan de Cristo y que en el Amor de Cristo convivan

32
33 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

fraternalmente con los demás hombres, requiere ciertamente un enamoramiento de Jesús que
seduzca y cautive al apóstol de forma que para él Cristo lo sea todo.

33
34 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

INCONSCIENCIA DE LA VIDA Y DEL AMOR


OBJETIVO:
Más que el dolor de lo que hemos hecho mal, se trata de describir que la raíz del mal viene por
la falta de conocer, todo viene por la ignorancia vital de Dios, por habernos desenganchado de Dios.
Se corre el peligro igualmente de un conocimiento teórico, de un saberlo todo pero al no vivirlo no
sólamente nos quedamos anémicos sino terminamos convirtiéndonos en agentes de iniquidad. No
tengamos miedo de entrar en nuestra verdad, tomar conciencia de nuestra situación, hacer un
examen de conciencia que nos lleve a una adhesión total de corazón. Se trata de llevar a la persona
de la ignorancia a la conciencia de la Vida de Dios que es Amor y que sin esta Vida es imposible el
amor y todo se degenera convirtiéndose en odio y destrucción de sí mismo y de los demás.
CITAS BÍBLICAS:
Estado de inconsciencia de la Vida y del Amor
-Jn 12, 40 “Ha cegado sus ojos, ha endurecido su corazón; para que no vean con los ojos ni
comprendan con su corazón”
-Jn 9, 41 “Si fuérais ciegos no tendríais pecado, pero como decís: ´vemos´, vuestro pecado
permanece”
-Mt 7, 21ss “No todo el que me diga: ´Señor, Señor´ entrará en el Reino de los cielos, sino el que haga
la voluntad de mi Padre ... entonces les declararé: ´Jamás os conocí: apartaos de mí agentes de
iniquidad”
-Is 29, 9-12 “Idiotizaos y quedaos idiotas, cegaos y quedad ciegos; ... he pegado vuestros ojos
(profetas) y ha cubierto vuestras cabezas (videntes). Toda revelación será para vosotros como
palabras de un libro sellado, que da a uno al que sabe leer diciendo: ´Ea, lee eso´; y dice el otro: ´No
puedo porque está sellado´; y luego pone el libro frente a quien no sabe leer, diciendo: ´Ea, lee eso´; y
dice éste: ´No sé leer´.”
-Ap 3, 17 “Tú dices: ´Soy rico; me he enriquecido; nada me falta´. Y no te das cuenta de que eres un
desgraciado, digno de compasión, pobre, ciego y desnudo”
La causa de tu estado: Ignorancia vital de este Amor
-Is 1, 2.3 “hijos crié y saqué adelante y ellos se rebelaron contra mí. Conoce e buey a su dueño y el
asno el pesebre de su amo. Israel no conoce, mi pueblo no discierne”
-Jer 2, 12.13 “Pasmaos cielos ... doble mal ha hecho mi pueblo: a mí me dejaron, Manantial de aguas
vivas para hacerse cisternas agrietadas ...”
-Os 11, 2 “Cuanto más les llamaba más se alejaban de mí ... pero ellos no conocieron que yo cuidaba
de ellos”
Desconexión y corrupción del Amor
-Jn 15, 5.6 “Porque separados de mí no podéis hacer nada. Si alguno no permanece en mí es
arrojado fuera como el sarmiento y se seca”
-Ap 2, 4.5 “Tengo contra ti que has perdido tu amor de antes. Date cuenta, pues, de donde has caído,
arrepiéntete y vuelve a tu conducta primera”
-Lc 22, 3 - 6 “Entonces, Satanás entró en Judas, ... y se fue a tratar ... del modo de entregárselo. Él
aceptó y andaba buscando una oportunidad para entregarle sin que la gente lo advirtiera.”
-1 Jn 2, 11 “Quien aborrece a su hermano está en las tinieblas, camina en las tinieblas, no sabe a
donde va, porque las tinieblas han cegado sus ojos”
-Mt 15, 14 “... son ciegos que guían a ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego los dos caerán en el
hoyo”
-Mt 15, 8 “Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí”
-Rom 1, 28 - 32 “... y como no tuvieron a bien guardar el verdadero conocimiento de Dios, entrególes
Dios a su mente insensata ...”
-2 Pe 2, 17 - 22 “... Estos son fuentes secas y nubes llevadas por el huracán a quienes está reservada
la oscuridad de las tinieblas, hablando palabras altisonantes, pero vacías, seducen con las pasiones
de la carne y el libertinaje a los que acaban de alejarse de los que viven en el error. Les prometen
libertad, mientras que ellos son esclavos de la corrupción ...”
Llanto de Dios por su pueblo: “Si hoy conocieras...”
-Lc 19, 41 - 42 “Al acercarse y ver la ciudad, lloró por ella. Si también tú conocieras en este día el
mensaje de paz!, pero ahora ha quedado oculto a tus ojos”
-Is 5, 1 - 4 “... ¿Qué más se puede hacer ya a mi viña, que no se lo haya hecho yo? “
-Miq 6, 1 - 5 “Pueblo mío, ¿Qué te he hecho?, ¿en qué te he molestado? Respóndeme!”

34
35 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

-Sal 55, 13 - 15 “Si todavía un enemigo me ultrajara, podría soportarlo ...pero tú, ... mi compañero, mi
íntimo, con quien me unía una dulce intimidad”
-Lc 23, 34 “Padre, perdónales porque no saben lo que hacen!”
FORMA:
Esta charla, como la de Vida y Amor, dependerán en cuanto al contenido, casi totalmente del
público y de su nivel de fe. Si se ha dado bien el ideal, esta charla ya está prácticamente dada: es la
nostalgia de Jesús llorando sobre mí: “Si conocieras ...”, ”Si me pidieras ...”, “Si quisieras ...”. El
apóstol debe sentirse profundamente afectado por la situación de la persona y dispuesto a dar la vida
para sacarla de ella. El apóstol es el primero que debe vivir con una gran delicadeza de conciencia y
libertad de espíritu, con una vida coherente: esta verdad le interpela a no ser lobo con piel de oveja, a
salir de su tibieza en la entrega y asumir con responsabilidad la misión. Nuestro anuncio siempre es
escuela de apóstoles al vivo; nuestra palabra es para la vida, para que la guarden, no para que la
sepan. Por lo mismo, si no ven en mí un modelo a imitar, es un grave daño el que les hago,
provocando en ellos la inconsciencia. Esta verdad interpela primeramente al apóstol y pone a prueba
su intencionalidad: ¿Desempeño mi misión con conciencia y responsabilidad? ¿La sé desempeñar?
¿Animo a los que se me confían por este camino? ¿Respondo por ellos de que desempeñarán esta
tarea? ¿Les preparo adecuadamente para ella?.
ENLACE:
Si la oración es para discernir, descubrir y vivir el tesoro de la voluntad divina, el abandono
paulatino o desconexión con Dios provoca en mí la ceguera espiritual, la falta de discernimiento, de
fuerza en la voluntad y de deseos de vivir y propagar su Vida-Amor a todos mis hermanos.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES:
DIOS ME HABIA CREADO PARA CONOCER ... ¿QUÉ HE HECHO?. El hombre ha sido
creado para conocer, amar a Dios y adherirse a su designio de Amor, el hombre se vive en plenitud de
la verdad cuando reconoce líbremente este amor y se confía por entero a su Creador. Y ¿Cómo es
posible que después de conocer, de comenzar en el Espíritu termine uno en la carne? (cfr. Gal 3, 1 -
3). Mejor no haber conocido. Se ha pervertido vuestro corazón. Empezó uno por combinar otros
intereses y corrompiendo el corazón acabó arruinando su vida. Qué increíble perversión!, cambiar a
Dios por lo inútil, por las añadiduras. Este pueblo no discierne, no conoce, se pervirtió el corazón y no
entiende, no quiere obedecer (cfr. Jer 2, 3ss).
INCONSCIENCIA DE LA VIDA Y DEL AMOR. Es la inconsciencia de Dios, de mi identidad y
de quién es mi hermano, inconsciencia de mis derechos y deberes bautismales, de la grandeza y
trascendencia de mi vida. Inconsciencia de la verdad, de los medios, mandamientos, normas y
dinamismo de la vida. Inconsciencia de la vocación y misión. Estabas llamado a vivir una relación filial
de confianza como hijo, y estás lleno de miedos, desconfianzas, complejos, encubrimientos, mentiras.
Tenías una vida inmensamente rica en tus manos con una identidad eterna, y te sientes vacío, sin
sentido. Estabas llamado a desplegar toda tu capacidad de amar en una vida de comunión con Dios y
los hermanos, y te encuentras inútil, esclavo de los otros, con la afectividad totalmente rota. Llamado a
vivir siempre en compañía como Morada de la Trinidad y sientes la soledad, buscas la evasión, y vives
en el monólogo rutinario de tu superficialidad. Llamado a dar y servir la vida, y te has convertido en un
asesino. Estabas llamado a construir la civilización del amor y te has convertido en un instrumento de
muerte. Estabas llamado a ser Pastor y te has convertido en lobo. No sólamente eres víctima de tu
estado, sino causa del sufrimiento del mundo.
PROCESO DE PERDIDA DE CONCIENCIA DE LA VIDA Y DEL AMOR. No es que Dios nos
hubiese creado mal, no es que sus mandamientos sean pesados: es que optamos por tomar nuestros
propios caminos. No es que no sea una belleza nuestra vocación, no es que naturalmente nuestro ser
no aspirase a la bondad y belleza de Dios, no es que no estuviéramos inclinados a conocerle y
reconocerle como fuente y dador de todo bien: es que no quisimos reconocerle, es que no quisimos
atenderle, es que habiéndole conocido no quisimos obedecerle, glorificarle y anunciarle. Es que
quisimos más la gloria vana de los hombres, de lo corruptible. Es que cambiamos el dar gloria a Dios
por buscar el beneplácito, consuelo y alabanza de los hombres. Eramos libres para amar, pactamos
con Dios una Alianza de Amor, pero rompimos los vínculos que habíamos contraído y abusamos de
nuestra libertad para hacernos esclavos de los ídolos. Mira donde has caído empezando por la puerta
ancha de la mediocridad, de la tibieza, hasta llegar a la insensibilidad y ceguera.
LA VERDAD TE HARÁ LIBRE. Arrepiéntete y mira dónde has caído! Vuelve a tu Dios y
reconoce todo el Amor que él no ha apartado de tu lado, reconoce lo amargo que es irte de su lado, el

35
36 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

engaño y falsos espejismos que sólo dejan en ti cansancio y frustración. Sólo la Palabra practicada
nos despertará de la inconsciencia de la teoría poniendo así un cimiento sólido, la verdad, sobre el
que construir la Vida Nueva. El hombre es plenamente libre cuando adecua su vida a la verdad, a lo
verdadero, a lo que agrada a Dios (cfr. Rom 12, 2; Jn 8, 31 - 32; Mt 11, 28 - 30). No rebajes el ideal de
tu vida. No te conformes a vivir según el ambiente, arriésgate a ser auténticamente libre respondiendo
a la única Palabra de verdad.
NOSTALGIA DE DIOS. Esperabas un corazón tierno que te acogiera, escuchase y guardase
con cariño tu Palabra, un corazón bueno y recto que fructificara con hijos dóciles y obedientes que
proclamasen tu Palabra con fuego y ardor en el corazón y ¿Qué encontrastes? Un corazón frío y
endurecido que perdió el fervor y el amor primero, que le da verguenza confesar tu nombre, que se ha
desentendido del hogar. No digas: el Señor me ha abandonado, ya no se acuerda de mí, no es fiel a
sus promesas. Reconoce tu mal, a mí me dejaste, eres tú quien me abandonaste, quien te extraviaste
siguiendo tus derroteros. Pueblo mío, ¿Qué te he hecho? ¿En qué te he ofendido? Respóndeme (cfr.
Is 5, 1 - 4; Miq 6, 1 - 5).
IMPLICACIONES
La etapa de conversión
Si bien toda la predicación y todas las charlas deben apuntar a la conversión, esta
etapa especialmente supone el momento clave de la convivencia y busca crear el marco adecuado
para que pueda darse una verdadera y profunda conversión. Por eso esta etapa supone un clima de
recogimiento para ayudar a que la persona en clima de oración pueda entrar dentro de sí misma. La
charla de inconsciencia inicia esta etapa de conversión. De la misma forma que la persona ha sido
libre para desviarse y darle la espalda a Dios, de igual manera la persona debe ser libre para volver a
ÉL. Este esfuerzo de conversión si bien es verdad que no es obra humana porque parte de la
iniciativa de Dios, también es verdad que pide toda la colaboración libre del hombre. “Quien te creó sin
ti, no te salvará sin ti”. La conversión pide un conocimiento del amor de Dios, y en contraste un
reconocimiento también de nuestro propio pecado. Supone previo de todo un movimiento del corazón
contrito atraído y movido a responder al amor misericordioso de Dios que nos ha amado primero y
también un movimiento contrario de ruptura con el pecado, y una resolución de no volver a pecar. El
inicio de todo este proceso de conversión pide un tomar plena conciencia de ello, por esto que la
charla de inconsciencia busca la toma y el examen de conciencia requerida para iniciar este proceso.

36
37 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

CUSTODIA DE AMOR
OBJETIVO:
Convencer de guardar en la mente-corazón la Vida-Amor, a Cristo engendrado en ellos. Es en
el fondo un dar razón de los mandamientos y consejos como normas para la salud espiritual plena y
para dar la vida con todo su poder creador, redentor y santificador. Enseñarles a guardar, como María,
en el corazón la Palabra viva; a permanecer en el Amor de Cristo guardando sus mandamientos.
CITAS BÍBLICAS:
Nutre tu vida de Amor por la Palabra
-Dt 6, 4 - 6 “Escucha Israel ... amarás a Yaveh tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con
toda tu fuerza. Queden en tu corazón estas palabras ...”
-Mt 4, 4 “No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”
-1 Pe 2, 2 “Como niños recién nacidos, desead la leche espiritual pura ...”
-Jn 6, 27 “Obrad, no por el alimento perecedero, sino por el alimento que permanece para vida eterna”
-Jn 6, 35 “Yo soy el Pan de Vida. El que venga a mí, no tendrá hambre ...”
Guárdala como huerto cerrado en tu corazón
-Ct 4, 12 “huerto eres cerrado, ... fuente sellada”
-Lc 2, 19.51 “María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón ... su
Madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón”
-Dt 4, 40 “Guarda los preceptos y los mandamientos que yo te prescribo hoy, para que seas feliz, tú y
tus hijos ...”
-Jn 15, 10 “Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor”
Ordena y encauza el poder inmenso del Amor de Dios en ti
-Mt 6, 24 “Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se
entregará a uno y despreciará al otro ...”
-Ez 20, 7 “No os contaminéis con las basuras de Egipto...”
-Mt 15, 11.18.19 “... lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre ... lo que sale de la
boca viene de dentro del corazón, y eso es lo que contamina al hombre. Porque del corazón salen las
intenciones malas, asesinatos, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios, injurias.”
-1 Jn 2, 15 - 17 “No améis al mundo ni lo que hay en el mundo. Si alguien ama al mundo, el Amor del
Padre no está en él. Puesto que todo lo que hay en el mundo -la concupiscencia de la carne, la
concupiscencia de los ojos y la jactancia de las riquezas- no viene del Padre, sino del mundo...”
-Mc 10, 17 - 22 "... ¿Qué he de hacer para tener en herencia Vida eterna? ... ya sabes los
mandamientos ... Maestro, todo eso lo he guardado desde mi juventud... una cosa te falta: anda,
cuanto tienes véndelo y dáselo a los pobres ...Ven y sígueme...”
-Is 30, 12 - 15 “... por cuanto habéis rechazado vosotros esta Palabra, y por cuanto habéis fiado en lo
torcido y perverso y os habéis apoyado en ello, por eso será para vosotros esta culpa como brecha
ruinosa en una alta muralla cuya quiebra sobrevendrá de un momento a otro ...”
Compártela pura para propagar vida Eterna
-Prov 4, 23 “Por encima de todo cuidado, guarda tu corazón, porque de él brotan las fuentes de la
vida”
-Jn 4, 14 “... el que beba del agua que yo le dé ... se convertirá en él en fuente de agua que brota para
vida eterna”
-Zac 13, 1 “Aquel día habrá una fuente abierta ... para lavar el pecado y la impureza”
-Ez 47,1-12 “... he aquí que debajo del umbral (del templo) salía agua ... un torrente ... desemboca en
el mar, en el agua hedionda, y el agua queda saneada ... allí donde penetra este agua lo sanea
todo...”
-Col 3, 16 “Que la Palabra de Cristo habite en vosotros con toda su riqueza; instruíos y amonestaos
con toda sabiduría, cantad agradecidos a Dios en vuestros corazones...”
FORMA:
El apóstol tiene como misión llevar a las personas al encuentro con el Amado, dar a conocer el
encanto y la sublimidad del conocimiento de Cristo: venid y gustad cuán bueno es el Señor.
Precisamos el corazón limpio y puro de María que sepa irradiar y proclamar la maravilla del amor de
Dios encarnado en nuestra propia vida. A contraluz de la vitalidad y del amor pletórico del apóstol, la
persona debe darse cuenta de su anemia y debilidad. El tono del anuncio debe ser siempre coherente
con el contenido de la verdad de fe anunciada, en este caso estamos apuntando al nivel más alto de

37
38 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

perfección, pureza y proyección del amor. El orden o desorden de este poder que Dios ha puesto en
nuestras manos tiene unas consecuencias incalculables ya en esta vida y por toda la eternidad. La
persona debe tomar conciencia de su gravedad: - “no lo siento por tí solo, lo siento por la familia e
hijos que engendrarás. No condenes a tus hijos a vivir con ´enfermedades crónicas´ que son
consecuencia de tu infidelidad”.
ENLACE:
Habiendo detectado la inconsciencia de la Vida-Amor se pasa a descubrir los escapes por
donde se corrompió y perdió el amor, para también suscitar en la persona deseos de guardar, cuidar,
custodiar y desarrollar perfectamente el Amor bajo la guía de los Mandamientos y Consejos para
recuperarse de su anemia y debilitamiento.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES:
NUTRE LA VIDA CON EL AMOR PURO POR LA PALABRA. Dios quiere que vivamos
abundantemente en su amor, que tengamos su misma Vida-Amor en abundancia. Es lo que trata de
pedirnos en el primer mandamiento, la primera atención, prevención, dedicación: llenar por completo
nuestra mente y nuestro corazón del Amor de Dios. Él derrama su Amor abundante en nuestros
corazones por el Espíritu Santo hasta colmar nuestras capacidades de amar para que con su virtud y
poder podamos transformar el mundo, ser artífices del nuevo Reino de Amor (cfr. Jn 10, 10; Lc 10, 24;
Rom 5, 5). El Amor de Dios es engendrado en nosotros por la Palabra, viene de lo alto y nacemos de
lo alto. Este Amor de Dios pide ser acogido y guardado en el corazón. Es la gran insistencia de Jesús:
Permaneced en mi amor! (cfr. 1 Pe 1, 23; 2, 2; St 1, 17; Jn 15, 1ss). “...para que arraigados y
cimentados en el amor, podáis comprender con todos los santos cuál es la anchura y la longitud, la
altura y la profundidad, y conocer el amor de Cristo que excede a todo conocimiento para que os
vayáis llenando hasta la total plenitud de Dios” Ef 3, 16ss.
GUÁRDALA PURA EN TI. El hombre es libre y puede guardar o echar a perder el amor. Se
precisa por parte del hombre que lo custodie, que no lo corrompa con otras mezclas o falsos amores.
Para altos destinos quiere llenarnos Dios de su amor y pide conservarlo con pureza, a presión, sin
escapes, ni grietas ni rendijas, como las buenas esencias y perfumes, en el corazón del hombre. Es la
razón de los mandamiento prohibitivos: no cometerás actos impuros, no tendrás malos pensamientos
ni deseos impuros, no desearás ni codiciarás los bienes ajenos, etc. Para que el ánfora de tu corazón
no se vea invadida de corrientes sucias y corrompidas. Pues lo que el hombre sembrare en su mente
y en su corazón eso cosechará. Si siembra en la carne, de la carne cosechará corrupción, si siembra
en el Espíritu de Amor, del Espíritu cosechará Vida Eterna. Es la razón de por qué quiere Dios nuestro
corazón como huerto cerrado, como morada de amor delicadamente custodiada, no como cisterna
agrietada o como cloaca abierta a toda inmundicia. La entrada de toda imaginación, pensamiento o
deseo impuro es la causa de la anemia, debilidad, enfermedad y pérdida del Amor-Vida de Dios que
para nosotros y para muchos se nos da (cfr. Mt 5, 27; Dt 5, 17 - 21; Gal 6, 6 - 7).
ORDEN EN EL AMOR. Dios para garantizar la vida abundante del amor con sus facetas
copiosas en el tiempo y en la eternidad, nos da los mandamientos y consejos. El desorden en el amor
conlleva la muerte. El orden en el amor la perfección y la santidad. Son los mandamientos las normas
o leyes vitales para nuestra plena salud espiritual, vida inmortal; son como las arterias por donde pasa
la vida para dar cauce limpio al Amor de Dios. Para engendrar la Vida Eterna, aconseja una triple
defensa más del Amor, por encima de los mandamientos. Para garantizar su Amor puro, sin
adulteraciones, sin mengua ni pérdida alguna, sino con toda su virtud fuerza y dinamismo pide una
reproducción fiel y vivencia perfecta de su amor. Estado de amor perfecto, custodiado por la pobreza,
castidad y obediencia evangélicas. Tal es el sentido de entrega y consagración de nuestras vidas:
seguir así lo más de cerca posible al Cordero de Dios que se ofrece para cambiar en amor todo el
pecado del mundo. Liberar al hombre de los más fieros enemigos y mortales tumores: del amor
desordenado a riquezas, placeres y honores que son los que abren los grandes boquetes de la muerte
al Amor en toda la humanidad.
CO-CREADORES Y CO-REDENTORES CON EL AMOR. Dios ha dispuesto que el hombre
pudiera participar de sus obras maestras: la Creación, la Redención y la Santificación. Dios al crear al
hombre a su imagen le dio capacidad de transmitir su vida y de hacerlo fecundo en su amor (cfr. 1,
27.28). El colaborar en su obra creadora requiere custodiar su amor puro y limpio sin adulterar ni
mermar. Esto requerirá gran delicadeza de conciencia, gran responsabilidad y generosidad. Dios ha
querido asociar al hombre a todo su plan divino de salvación y santificación, llamándole a ser co-
redentor con él en función de la vida eterna de sus hermanos. Para tal empresa pide una total
exclusividad, la entrega y sacrificio de todo el ser asociándolo a todo su Misterio Pascual. Si el amor-

38
39 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

vida de Dios se desvirtúa y corrompe (la corrupción de lo mejor es lo peor), el poder redentor y
santificador se degenera y corrompe, transformando el falso-amor en el peor virus para la humanidad
y el hombre degenerado en el peor de las fieras. De ahí la invitación del amor a su perfecto
ordenamiento en un estado de amor perfecto defendido y blindado del amor desordenado a riquezas,
honores y placeres, a todo orgullo y egoísmo.
GRAVEDAD Y TRASCENDENCIA DE TU VIDA. Qué diferencia entre una vida fiel a una vida
infiel!. Una vida fiel a Dios tiene proyección por generaciones, deja un germen de vida incalculable y
brilla como el fulgor de una estrella por toda la eternidad, Una vida infiel aborta el amor, queda estéril,
sin fruto; aún peor, los hijos heredarán, como ocurre con el SIDA, las enfermedades de los padres,
condenándoles a sufrir sus terribles consecuencias. Nunca sabremos nada de aquel joven del
Evangelio y de tantos que como él, dieron la espalda a Cristo: es un rastro de tinieblas, multitudes sin
luz a los que tenía que llegar la vida. Dios nos interpela: Cuántos hijos han quedado sin nacer, porque
sus padres no han querido dar a luz y han abortado y corrompido el amor! ¿Dónde están tus hijos?
...”Raquel llora por sus hijos porque ya no existen”. Los que recibimos la luz, ¿Qué hemos hecho de
ella? La responsabilidad más grave la tenemos los consagrados que hemos recibido el poder para dar
la vida de Dios pura, para dar a luz a los hijos de Dios. “Sal de tu oscuridad y ábrete a la luz!. Dame
hijo, tu corazón y yo te lo convertiré en manantial de amor. Dame tu vida para generación de mis hijos
a través de ti para que vitalices el cuerpo de mi Hijo, tu familia es el mundo, tu carne y tu corazón me
pertenece. Tu ser, hostia y altar, pan de vida y bebida de salvación, manantial de vida sin fin”. -
“Acompáñame, María, con tu entrañable amor de Madre para que mi consagración a la Palabra viva
de Dios y predicación de la misma, sea propagación continua de vida de Dios por generaciones.
IMPLICACIONES
Significado y valor de la castidad.
Esta verdad ilumina la razón de ser de los consejos evangélicos. Quisieramos a este
respecto profundizar en el valor incalculable de la castidad. La castidad como los consejos
evangélicos es para todos. La castidad es concevida como un proceso de maduración en el amor que
implica gran pureza de mente-corazón y de cuerpo, liberándonos y despojándonos de todo lo que
pueda enturbiar o perjudicar el amor puro de Dios en nosotros. Más que renuncia es adquisición, es
capacidad y potencia de amor. La vivencia de la castidad afecta a los cuatro ejercicios:
-CASTIDAD Y ORACION: La castidad y la oración se correlacionan la una a la otra. Sin la oración la
castidad es imposible y la oración sin castidad no llega al grado de unión que pide la consagración.
Sólo un corazón puro puede contemplar y gustar a Dios
-CASTIDAD Y FRATERNIDAD: Conviene rescatar también la dimensión comunitaria de la castidad
puesto que se dan a la par la comunión con Dios y la comunión con los hermanos. No podemos decir
que amamos a Dios si no amamos a los hermanos, pero precisamos amarnos no con cualquier amor
sino con el amor puro y casto de Dios. La unión de la comunidad depende de la unión de cada uno
con Dios y recíprocamente la vivencia de la castidad solamente es pletórica y feliz cuando entre los
hermanos reina una verdadera caridad fraterna.
-CASTIDAD Y EJERCICIO DE CRUZ: La castidad supone la vivencia de un solo amor, el de Cristo,
amor chupado de su costado abierto. El fruto de la castidad es una vida crucificada con Cristo muerta
al mundo y a todas las seducciones de la carne que se aplica por entero a todo su Cuerpo. Como
Cristo se entrega a sí mismo por la esposa haciéndose con ella una misma carne y constituyéndola
parte de su mismo Cuerpo así la persona consagrada, se entrega en cuerpo y espíritu a Cristo para
amar con Él y como ÉL a todo su cuerpo.
-CASTIDAD Y MISION: La castidad está ordenada a la procreación. El don de la castidad, del amor
esponsal lleva consigo la máxima fecundidad. La generación, y formación de los hijos de Dios pide
personas consagradas, desposadas con Cristo que desde este amor esponsal atiendan con verdadero
amor de padre-madre a las necesidades del hogar en lo que supone el desarrollo de todos hasta la
plena conformación en Cristo.

39
40 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

QUIEBRA DEL AMOR: PECADO Y CONSECUENCIAS


OBJETIVO:
Descubrir y extirpar de raíz la causa de los pecados: desconectar de la vida-amor; romper el
primer mandamiento, ya que la vida viene de Dios por Cristo, la Palabra. Se trata de un no a Dios.
Provocar el dolor de contrición y conversión al Amor al encararlo con el crucificado y las
consecuencias de su pecado en él.

CITAS BÍBLICAS:
Raíz del pecado: no al Amor
-Jn 15, 5.6 “Porque separados de mí no podéis hacer nada. Si alguno no permanece en mí es
arrojado fuera ... y se seca”
-St 4, 17 “Aquel pues, que sabe hacer el bien y no lo hace, comete pecado”
-1 Jn 3, 6 “Todo el que peca, ni le ha visto ni conocido”
-Mc 10, 22 “Pero él ... se marchó entristecido, porque tenía muchos bienes”
-Rom 5, 19 “Por la desobediencia de un solo hombre todos fueron constituidos pecadores”
El pecado a proporción de la luz recibida
-Mt 7, 22.23 “Muchos me dirán aquel día: ´Señor, Señor, no profetizamos en tu nombre, y en tu
nombre expulsamos demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros!´. Y entonces les declararé:
Apartaos de mí, agentes de iniquidad”
-Mt 5, 13 “Vosotros sois la sal de la tierra. Mas si la sal se desvirtúa ¿Con qué se la salará? Ya no
sirve para nada, más que para ser tirada a fuera y pisoteada por los hombres”
-2 Pe 2, 21 “...pues más les hubiera valido no haber conocido el camino de la justicia que, una vez
conocido, volverse atrás del santo precepto que les fue transmitido”
-Gal 3, 3 “¿Tan insensatos sois que comenzando en el espíritu termináis ahora en la carne?
-Jn 19, 10.11 “... ¿no sabes que tengo poder para soltarte y poder para crucificarte?; respondió Jesús:
´...el que me ha entregado a ti tiene mayor pecado´.”
La gravedad del pecado se conoce por las consecuencias
-Rom 7, 5.14 “Porque cuando estábamos en la carne, las pasiones pecaminosas, ... obraban en
nuestros miembros, a fin de que produjeramos frutos de muerte. ...Yo soy de carne vendido al poder
del pecado. Realmente mi proceder no lo comprendo, pues no hago lo que quiero sino que hago lo
que aborrezco...”
-Rom 1, 28 - 32 “... para que hicieran lo que no conviene: llenos de toda injusticia, perversidad,
codicia, maldad, henchidos de envidia, de homicidio, de contienda, de engaño, de malignidad, ...”
-Gal 5, 19 - 21 “... las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría,
hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces,
orgías y cosas semejantes ...”
-Gal 6, 7 - 8 “No os engañéis; de Dios nadie se burla. Pues lo que uno siembre uno cosechará: el que
siembre en su carne, de la carne cosechará corrupción ...”
Mira la obra de tus manos: Cristo crucificado
-Hb 6, 6 “Pues crucifican por su parte de nuevo al Hijo de Dios y le exponen a pública infamia”
-Is 53, 3 - 12 “Despreciable y desecho de hombres, varón de dolores y sabedor de dolencias, como
uno ante quien se oculta el rostro, despreciable, y no le tuvimos en cuenta. Y con todo, eran nuestras
dolencias las que él llevaba ...!”
-Mt 25, 45 “En verdad os digo que cuanto dejásteis de hacer con uno de estos más pequeños,
también conmigo dejásteis de hacerlo”
-Hch 9, 5 “¿Quién eres, Señor? ... Yo soy Jesús, a quien tú persigues”
-Zac 12, 9 - 11 “... Derramaré ... un espíritu de gracia y de oración; y mirarán hacia mí. En cuanto a
aquel a que traspasaron, harán lamentación por él como lamentación por hijo único, y le llorarán
amargamente...”

FORMA
A Dios, incluso más que a uno mismo, le duele nuestra situación. Dios no quiere la muerte del
pecador sino que se convierta y viva. El apóstol debe darse cuenta del momento tan delicado que
supone tener en nuestras manos el corazón abierto de la persona dispuesto a un verdadero trasplante
de corazón. No se juega con papeles ni con charlas sino con vidas. Se opera a corazón abierto y

40
41 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

supone una enorme delicadeza y una estrecha compenetración con la Cabeza que quiere aplicar vida
a sus miembros a la luz de su Espíritu. Como Jesús ante la tumba de su amigo muerto, el apóstol
conmovido ante la muerte del pecador ora al Padre y se confia a la fuerza de la Palabra para
devolverle a la Vida. Esta es la hora en que los muertos oirán la voz del Hijo de Dios y los que la
oigan vivirán (Cf. Jn 5, 25; 11,25; Ez 37,1-14).
ENLACE
Dios no es indiferente a tu situación, no puede dejarte anémico y sin vida. Tu “no al amor” no
sólo te ha debilitado y enfermado hasta el punto de quitarte la vida sino que además ha producido
mortales efectos en los demás, en el mundo y en Cristo. Dios busca llevarnos a nuestra verdad para
estirpar de raíz la causa de los pecados.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES
LA RAIZ DEL PECADO: UN NO AL AMOR. El pecado radical es la desconexión de Dios un No
a su voluntad; no creer en Él; la ruptura con Él y con los hermanos. Se trata de la soberbia y
autosuficiencia del hombre que se endiosa poniéndose como centro y desplazando a Dios de su
verdadero lugar. Uno desobedece a Dios no atendiendo a su Palabra, a cuaquiera de sus
mandamientos. Se trata en el fondo de falta de fe: no vivir ni compartir la Palabra de Dios por eso el
mismo Dios nos alude a que recordemos como recibimos la Palabra: matamos a Cristo porque su
Palabra no prende en nosotros, no encuentra posada, “vino a los suyos y los suyos no lo recibieron”
(Cf. Ap 3,3; Jn 8,37; 1,11).
El pecado es ausencia de Dios, se trata de no ser. Voluntariamente me abstengo de Dios, lo
excluyo de mí, rompo la estrecha vivencia y convivencia con Él. Es la ruptura de la Alianza de amor
eterno que Dios por pura gracia selló ya en mi bautismo (Cfr. Os 2,7).
EL PECADO EN PROPORCION A LA LUZ RECIBIDA: La plenitud de la vida en cada persona
dependera del rendimiento de todos sus talentos en el proyecto de Dios. La responsabilidad está en
función de los talentos recibidos. No se trata solamente de ver lo mal que he hecho sino del bien que
he dejado de hacer. Aquel que sabe hacer el bien y no lo hace peca. Aquel que ve a su hermano
pasar necesidad y le cierra las puertas es un asesino. Fuimos llamados a transmitir vida-amor inmortal
que recibimos del mismo Dios, ¿qué hemos hecho de tanta vida?¿cómo la recibimos y cómo la
damos? La trascendencia de nuestros sies y noes son de un radio de acción universal y eterno. De
nuestras manos dependen innumerables vidas. (Cfr. Sat4,17; 1Jn3,15).
EFECTOS DE LOS PECADOS EN MI Y EN LOS DEMÁS: Lo que es el pecado y su fuerza
destructora se conoce por los efectos que produce. No resulta fácil penetrar en la gravedad y trágicas
consecuencias del pecado en el mundo a nivel personal y comunitario:
A nivel personal, al romper la relación amorosa con Dios y cerrar mis puertas al Amor me
encierro en mí mismo, atrofío la realización y plenitud de mi ser, renuncio radicalmente a mi propia
identidad y felicidad, pierdo la proyección de mi vida, y me conformo con la mediocridad que pronto se
torna en vacío y sin sentido. Me siento sin fuerza y anémico, con toda mi voluntad y mi afectividad
rota. Quisiera ser libre pero me encuentro esclavo: no hago lo que quiero sino que hago lo que
aborrezco Se trata de un suicidio. Es un abortar el amor en mí y en los demás. (Cfr. Rm 7,15; 1 Jn
3,14).
En los demás: La dinámica del pecado va más allá de mi vida. Al tener ésta una proyección
universal, no puedo ni llegar a imaginar el alcance de su influencia. Nuestro pecado personal termina
desembocando en toda una realidad de pecado, toda una mentalidad y cultura de muerte, de la que
son víctimas millones de hermanos. La situación de injusticia, desigualdad, violencia, miseria no es
otra que la falta de amor el clamor de millones de hermanos que me gritan: ¿qué hicistes del amor?
!Dame todo aquello que recibistes en administración y que a mi me pertenece. Por el
entenebrecimiento del corazón se pierde la capacidad de discernimiento, por lo que en lugar de
descubrir en el otro un hermano sólo veo un enemigo. Ni siquiera veo ya a alguien, una persona sino
una cosa, algo que es objeto de mi propio interés, placer, provecho o consumo. Nos
despersonalizamos y nos degeneramos convirtiéndonos en manipuladores, opresores y verdugos. El
grado sumo en la escalada del mal llega a lo que llamamos pecado de omisión que más que matar
directamente deja morir, pasando así los hermanos al olvido y la indiferencia, volviéndoles la espalda.
CONTEMPLA LA OBRA DE TUS MANOS: CRISTO ROTO: A la luz de la fe descubrimos que
el mal de nuestro mundo y de nuestros hermanos afecta directamente a Cristo. “Cuanto hicisteis a uno
de estos hermanos míos más pequeños, a mí me lo hicisteis” (Mt 25,40). Ante todas estas situaciones,
no puedo pasar indiferente, yo me debo de preguntar: ¿qué a pasado? Contempla la situación de
nuestro mundo, de nuestra Iglesia, de todo el Cuerpo de Cristo, y descubriras lo que ha pasado: has

41
42 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

pasado tú por encima y ni te has dado cuenta. “Saulo, Saulo ¿por qué me persigues? él respondio:
¿quién eres Señor? y él dijo: Yo soy Jesús a quien tú persigues “ (Hch 9,5). Contempla la situación del
Cristo total Cabeza y miembros en el mundo de hoy, contempla toda la situaión de muerte en la que
viven tantos hermanos y atrévete a reconocerla como la obra de tus manos: “Despreciable y desecho
de los hombres...no le tuvimos encuenta. ! Y con todo eran nuestras dolencias las que Él llevaba y
nuestros dolores los que soportaba! Él ha sido herido por nuestras rebeldías, molido por nuestras
culpas” (Is 53,3-5). El rostro de Cristo en mí ha quedado desfigurado sin apariencia ni presencia que
pudieramos estimar. De su amigo pasé a ser su enemigo, de su anunciador pasé a ser su
perseguidor, de su defensor pasé a ser su acusador hasta terminar dándole muerte.
RECONOCE TU CULPA E IMPLORA SU PERDÓN: Reconoce ante Él tu culpa: “contra tí,
contra tí solo pequé...” (Sal 51,6) No temas acercarte a Él en la cruz e implorar de Él misericordia: “No
tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras flaquezas...acércate
confiadamente al trono de su gracia a fin de alcanzar misericordia” (Hb 4,16). Por eso te suplico con
toda mi alma en la hora de la angustia, mi pecado ante tí reconocí y no oculté mi culpa, dije: me
confesare a mi Dios de mis rebeldías. Y tú absolviste mi culpa, perdonaste mi pecado (Cfr. 32,5-6).
IMPLICACIONES
Una opción radical
Nos encontramos en el momento más delicado y crucial de la convivencia en donde se
busca que la persona tenga una conversión radical. Por eso se va a la raíz del pecado buscando que
la persona tome una opción libre, total y definitiva por Cristo. Al ir a la raíz del pecado se pretende
descubrir no sólo la gravedad de los actos que han supuesto una directa ruptura a la Ley divina sino
su propia historia y dinámica, considerando los pecados no sólo como actos aislados sino como una
cadena de “noes” en un proceso de ruptura y de degeneración dentro de la persona. De la misma
forma la conversión partirá de un momento de opción fundamental que suponga un cambio radical en
la persona hacia Cristo (conversión a Dios y aversión al mal), y el inicio de todo un proceso de
conversión que lleve a la persona a la plena y total conformación con Cristo. Por eso que se hace
imprescindible toda la tercera y última etapa de la convivencia que culmina con los medios de
perseverancia, que ayudará a que la persona de una forma efectiva pueda seguir a Cristo y
comunicarlo.

42
43 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

MISERICORDIA
OBJETIVO
Su amor misericordioso dando la vida por mí debe despertar en mí un amor de
correspondencia dando la vida por Él en mis hermanos, la miseria convertida en misericordia. El
pecador y perseguidor convertido en anunciador y pregonero de su misericordia.
CITAS BÍBLICAS
Dios se abaja a mi miseria
-Jn 13,4-5 “Se levantó de la mesa, se quitó sus vestidos y, tomando una toalla se la ciñó. Luego echa
agua en un lebrillo y se puso a lavar los pies de los disípulos...”
-Lc 15, 3-7 “cuando la encuentra la pone contento sobre sus hombros”
-Lc 15,11-24 “estando todavía lejos, le vio su padre y, conmovido, corrió, se echó a su cuello y le besó
efusivamente”
Dios me retorna a la vida y me devuelve la herencia
-Ez 36,26 “os daré un corazón nuevo, infundiré en vosotros un espíritu nuevo, quitaré de vuestra
carne el corazón de piedra y os daré un corazón de carne. Infundiré mi espíritu en vosotros y haré que
os conduzcais según mis preceptos y observéis y practiquéis mis normas. Habitaréis la tierra que yo dí
a vuestros padres. Vosotros seréis mi pueblo y yo seré vuestro Dios”
-Lc 15, 22-24 “traed a prisa el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en su mano y unas sandalias
en los pies. Traed el novillo cebado...porque este hijo mio estaba muerto y ha vuelto a la vida”
-Lc 19, 9-10 “Jesús le dijo: hoy a llegado la salvación a esta casa, porque este es hijo de Abraham,
pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido”.
-Mc 2,5 “Hijo, tus pecados te son perdonados...a tí te digo, levántate toma tu camilla y vete a tu casa”
-Lc 7, 36-50 “...por eso te digo que quedan perdonados sus muchos pecados, porque ha mostrado
mucho amor. A quien poco se le perdona, poco amor muestra”
-Jn 8,9 -11 “...y se quedó solo Jesús con la mujer...y le dijo: Mujer...¿nadie te ha condenado? ella
respondio: “nadie, Señor” Jesús le dijo: “tampoco yo te condeno”. Vete, y en adelante no peques más”
La alegría de Dios ante la conversión del hijo
-Lc 15, 7 “les digo que de igual modo, habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se
convierta que por noventainueve justos que no tengan necesidad de conversión”
-Lc 15,32 “convenía celebrar una fiesta y alegrarse porque este hermano tuyo estaba muerto y ha
vuelto ala vida; estaba perdido y ha sido hallado”
-Sof 3,17-18 “Dios está en medio de tí como poderoso salvador. Él exulta de gozo por tí, te renueva
por su amor; danza por tí con gritos de júbilo como en los días de fiesta”
El pecador proclama la misericordia de Dios
-1 Tm 1,12-17 “Doy gracias...a Cristo Jesús...que me concideró digno de confianza al colocarme en el
ministerio, a mí, que antes fuí un blasfemo, un perseguidor y un insolente...”
-Lc 22,32 “Yo he rogado por tí, para que tu fe no desfallezca. Y tú, cuando hallas vuelto, confirma a tus
hermanos”
-Jr 15,19 “Si te vuelves porque yo te haga volver, estarás en mi presencia; y si sacas lo precioso de lo
vil, serás como mi boca”
-Sal 51,15 “enseñaré a los rebeldes tus caminos y los pecadores volverán a tí”
-Sal 116, 12-13 “Cómo podré pagar al Señor todo el bien que me ha hecho...invocaré el nombre del
Señor...cumpliré mis votos ante la gran asamblea”
-Sal 136 “...dad gracias al Dios de los cielos porque es eterna su misericordia”
-Sal 103 “Bendice al Señor alma mía, del fondo de mi ser su santo nombre...no olvides sus muchos
beneficios. Él, que todas tus culpas perdona, que cura todas tus dolencias, rescata tu vida de la fosa,
te corona de amor y de ternura, satura de bienes tu existencia...clemente y compasivo es Yahveh...”
FORMA
El apóstol es el primero que ha experimentado la misericordia de Dios y por eso es capaz de
hablar al corazón de todo hombre movido por el Espíritu de Dios para anunciar a todos que su
misericordia es eterna, para dar una palabra de aliento al cansado, para consolar a todos los que
lloran, para dar aceite de gozo en vez de vestido de luto, alabanza en vez de espíritu abatido, para
vendar los corazones rotos, para pregonar a los cautivos la liberación, para anunciar a todos la
salvación.
ENLACE

43
44 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia. Dios no nos abandona en el pecado sino
misericordiosamente nos perdona y nos devuelve la vida, “dichosa culpa que merecio tan gran
Redentor”
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES
DIOS APLICA SU CORAZÓN A NUESTRA MISERIA: La mirada de Jesús no se muda, Él es
todo y solo amor misericordioso, aunque te hayas apartado de Él, nunca se apartará de tu lado. Es el
Dios que te ha esperado, que te ha buscado, que te ha sufrido. Él conoce tus penas y tus sufrimientos
porque sobre sus espaldas las ha cargado. En tu pecado, en tu miseria Dios te ama, Dios te perdona,
Él sale a tu encuentro y te abraza y te estrecha en sus brazos como al hijo de sus entrañas. Dale a tu
padre lo único que verdaderamente es tuyo: el peso de tus pecados aunque ni tú mismo te perdones
ni te aceptes como eres, deja que Dios te perdone. Aunque tus pecado fuerán como la grana cual la
nieve blanquearán. (Cfr. Is 1,18; 54,10; Sal 117,2; Lc 15, 20).
NOS DA UN CORAZON NUEVO: EL SUYO: Dios no solamente te quita el pecado y tu
inmundicia sino que te devuelve la vida, te da un corazón nuevo su mismo corazón. La misericordia de
Dios te restituye y te renueva del todo para que estrenes de nuevo la vida como una nueva recreación.
Como el alfarero que ante vasija de barro hecha pedazos, amasa de nuevo el barro con las lágrimas
salidas de sus entrañas; así Dios te infunde de nuevo aliento de vida a tu corazón endurecido, frio y
muerto, y al roce de su Palabra viva aplicada en la carne y sangre de su Hijo derramada por tí te
devuelve la vida y el amor (Cfr. Ez 36,26; Jr 18,6; Mt 26,26-28).
DIOS SE ALEGRA POR LA VUELTA DEL HIJO Y HACE FIESTA: Verdaderamente no existe
correlación entre nuestra ofensa y el perdón de Dios que se desborda en amor derramando en nuestra
miseria, el super Don. Dios no te deja avergonzado, humillado, acomplejado sino que te ensalza y te
restituye toda tu dignidad. No deja que ninguna sombra de tristeza oscurezca la fiesta y la alegría de
su corazón: “Traed aprisa el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en sus manos...y celebremos
una fiesta”. Bastaría que me hubieras tratado como uno de tus siervos, pero tú Señor me has
llamado,y me has hecho de nuevo hijo. Me has vestido con un traje nuevo, me has revestido de gloria
y dignidad, y me has renovado por puro amor de nuevo mi vocación. Se disipa la oscuridad de la
noche y el firmamento se viste de estrellas. Mis ojos ciegos se llenan de luz bajo tu mirada y la vida
resplandece nueva como un nuevo amanecer. Tú me infundes tu luz, tu amor y tu vida para que mi
vida con el resplandor de tu mirada pueda ser reflejo de tu amor. Tú calientas mi corazón frio y lo
conviertes en un corazón ardiente para cantar y proclamar como joven enamorada tú nombre sobre
todo amor: “Tu amor es mejor que la vida, te alabarán mis labios. Toda mi vida te bendeciré y alabare
tu santo nombre” (Cfr. Lc 15, 22-23; Sal 63,3; 2 Co 3,6)
GRATITUD DEL HIJO QUE PROCLAMA LA MISERICORDIA DE DIOS: Amor con amor se
paga. Porque al que se le ha perdonado mucho queda deudor de mucho amor. Es el amor de retorno
del salmista: “¿Cómo le pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?” Como prueba de paternal
afecto y de sorprendente confianza no solo me renuevas mi vocación de hijo sino que me confias la
misma misión de tu Hijo como a su apóstol: “si me amas apacienta”. Mirándome fijamente sigues
proyectando todo tu amor y no dejas de considerarme no solo discípulo sino pastor, por infiel y traidor
que hubiera sido. El gran pecador se convierte en pastor de multitudes: “ponedle unas sandalias en
los pies”. “Ve y anuncia a tus hermanos”. Desde el conocimiento de nuestra miseria y el conocimiento
de tu amor misericordioso no tenemos otra dedicación que el darnos contigo a recoger de la miseria a
los miserables, para revelarles tu rostro misericordioso.
Tras la experiencia de tu misericordia nuestra vida la conviertes en tus brazos humanos que puedan
estrechar y abrazar de nuevo para tí a todo aquel que se encuentra perdido para devolverle al hogar, y
así proclamar con nuestra madre tu misericordia que se extiende de generación en generación.
IMPLICACIONES
El sacramento de la reconciliación
Se ha de rescatar el gran valor de este sacramento. El sacramento de la Reconciliación
consagra este proceso personal y eclesial de conversión. La persona debe tomar conciencia de la
necesidad del sacramento, prepararse convenientemente y determinarse libremente a recibirlo sin
ninguna coacción. Toda esta segunda etapa de conversión va a facilitar a la persona esta preparación.
No se debe forzar a la persona a la confesión sino más bien ayudarla a crear las disposiciones para
una buena confesión general.
La persona debe tener conocimiento que es Dios quien perdona a través del sacerdote.
Sólo Dios es capaz de perdonar los pecados. Es Cristo mismo quien por labios del sacerdote
pronunicia las palabras: “Yo te absuelvo de tus pecados”. Cuán eficaz y cuán necesario se hace

44
45 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

escuchar estas palabras de Jesús!: una sola palabra suya bastará para sanarnos. Es Cristo que a
través del sacramento con signos sensibles, visibles y audibles se acerca a la oveja perdida como
Buen Pastor, como Buen Samaritano que cura nuestras heridas y nos reconcilia con Dios y con los
hermanos.
Es necesario también rescatar la dimensión eclesial del sacramento: la confesión de los
pecados ante el sacerdote representante de Cristo en su Iglesia es esencial, pero de igual manera
también es importante que tanto la preparación como la recepción del sacramento sea dentro de la
Iglesia-comunidad, en el marco eclesial. Si la ofensa a Dios conlleva no sólo la ruptura de la unión con
Dios sino la comunión con los hermanos, también el sacramento supone el perdón de los pecados y el
restablecimiento de la comunión eclesial. Conviene, por tanto, que toda la comunidad se mantenga en
oración pidiendo unos por otros por la conversión de todos y dando gracias de igual manera
uniéndonos a la alegría del cielo.

45
46 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

LLAMAMIENTO AL AMOR
OBJETIVO
Que sigan a Jesús histórico reproduciéndole con la mayor exactitud, radicalidad sobre todo en
su intencionalidad de formar discípulos de todas las gentes. Que reconozcan que en esto consiste su
ser cristiano, su dignidad bautismal de hijo de Dios. Es el momento de extrenar e inaugurar la vida
nueva del seguimiento, la vida del Reino y las bienaventuranzas. Estamos a punto no tenemos
impedimentos, es el momento de despegar, de lanzarnos a volar alto hasta reproducir a Cristo en las
mayores pruebas de amor: la cruz y la eucaristía.
CITAS BÍBLICAS
Desde siempre Dios nos habia elejido
-Ef 1,4 “Nos ha elegido en Él (Cristo) antes de la fundación del mundo...”
-Is 49,1 “Desde el seno materno me llamó, desde las entrañas de mi madre recordó mi nombre”
-Jr 1,5 “Antes de haberte formado yo en el seno materno, te conocía y antes que nacieses, te tenía
consagrado: yo profeta de las naciones te cosntituí”
Jesús sigue llamando
-Mc 1,16 “Bordeando el mar de Galilea, vio a Simón y André el hermano de Simón ...Jesús les dijo:
venid conmigo y os haré llegar a ser pescadores de hombres. Al instante dejando las redes le
siguieron”
-Mt 9,9 “...al pasar vio Jesús a un hombre llamado Mateo, sentado en el despacho de impuestos, y le
dice: ‘Sígueme’. Él se levantó y le siguio”
-Mt 14,28-29 “Pedro le respondio: ‘Señor, si eres tú mándame ir donde tí sobre las aguas’. ‘! Ven !’, le
dijo...
-Mc 10,21 “Jesús, fijando en él su mirada, le amó y le dijo: una cosa te falta: anda, cuanto tienes
véndelo y dáselo a los pobres y tendras un tesoro en el cielo; luego, ven y sígueme”
El para qué de la llamada
-Mc 3,13-15 “Subió al monte y llamó a los que Él quiso; y vinieron donde Él. Instituyo doce, para que
estuvieran con Él, y para enviarlos a predicar...”
-Jn 15,16 “Os he destinado para que vayaís y deis fruto, y que vuestro fruto permanezca”
-Mt 14, 16 “No tienen porque marcharse; dadles vosotros de comer”
-Mt 28,19-20 “Id y haced discípulos a todas las gentes...yo estoy con vosotros todos los días hasta el
fin del mundo”
-Gál 1,15-24 “Mas, cuando Aquel que me separó desde el seno de mi madre, y me llamó por su
gracia, tuvo a bien revelar en mí a su Hijo, para que le anunciase entre los gentiles, al punto, sin pedir
consejo ni a la carne ni a la sangre...”
Somos cartas vivas de Cristo para los hombres
-2 Cor 3,3 “Sois una carta de Cristo,...escrita no con tinta sino con el Espíritu de Dios vivo; no en
tablas de piedra sino en tablas de carne, en los corazones”
-Jn 13,20 “Quien acoja a quien yo envíe me acoje a mí”
-Jn 14,9 “El que me ha visto a mí ha visto al Padre”
-Mt 10,40 “Quien a vosotros recibe a mí me recibe”
-2Co 5,20 “Somos embajadores de Cristo como si Dios exhortara por medio de nosotros”
FORMA
Como Juan Bautista somos la voz que presenta la Palabra y el dedo que apunta a Cristo para
que le sigan, anunciando que Él es la plenitud del amor, el Buen Pastor, el pasto y el cordero que se
ofrece para quitar el pecado del mundo. Hemos de despertar la llamada de su amor en todos los que
nos escuchan, pues esta vocación a seguirle es vocación sublime y derecho de todo hombre. No
debemos de dar nadie por perdido, pues de los corazones como piedras es también capaz Dios de
sacar apóstoles. Estamos en el inicio del discipulado de Jesús que quiere todos lleguen a formarse
como apóstoles suyos para el desempeño de su misión. Se debe de apuntar con más claridad al fruto
que esperamos conseguir al final de la convivencia.
ENLACE
Después de las confesiones, situado el hombre en la verdad y movido por la gracia de Dios
está a punto para iniciar de nuevo el seguimiento. No sólo me perdona sino que me llama (no he
venido a llamar a justos sino a pecadores); no solo me da la vida, me salva, sino que me invita a
colaborar con Él haciendo que muchos vivan.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES:

46
47 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

JESÚS PASANDO DE NUEVO A NUESTRO LADO: Cualquier lugar, cualquier momento


puede convertirse en momento de gracia y de salvación, si reconoces el paso del Señor. Pero este
momento no es casualidad. Dios lo había preparado delicadamente porque sin duda puede ser para ti
y para muchos el definitivo. Este momento marcara sin duda un antes y un después en tu vida. Tu
vida puede pasar, como la de tantos otros hombres y mujeres a lo largo de la historia, del anonimato a
la posteridad quedando tu nombre escrito en el cielo. Cristo cambiará tu destino, tu proyecto, tu
rumbo y de tu vida rutinaria y cotidiana te lanzara a unos horizontes insospechados con una
trascendencia infinita por toda la eternidad. Lo fatal para el hombre sería no percibir esta llamada,
contentarse con un ideal más bajo, conformarse con un proyecto caduco y terreno. Rebajar este ideal
sería no sólamente frustrar el proyecto de Dios sino la propia ruína del hombre que quedaría frustrado
al apuntar a algo o a alguien que nunca podrá hacerle feliz.
FIJA SU MIRADA EN NOSOTROS: Su mirada no es como la de los demás hombres, no mira
por curiosidad como un simple vistazo superficial que se detiene en las apariencias. Su mirada
penetra en lo más profundo de nuestro ser Jesús mirándoles les revela su ser más profundo, y les
descubre a su vez su verdadera identidad. Su mirada les seduce, les cautiva para Él, les introduce en
una corriente de participación vital de comunión íntima de amor. Después de ser mirado, la persona es
radicalmente otra con un destino totalmente nuevo. Jesús la hace nueva totalmente para Él. Su
mirada de elección tiene la fuerza del conocimiento interpesonal, esponsalicio, comprometido que
vincula la vida del apóstol a la vida-misión y destino del Maestro. Su mirada descentra mi atención de
mi mismo, de las criaturas y de las añadiduras atrayéndola y dejándola fija en ÉL.
Y NOS DIRIGE SU PALABRA: La elección divina no se queda en una relación interior sino que
la traduce en palabras de poder consacratorio. Jesús que ha “visto” eligiendo, ahora pronuncia su
palabra. Su palabra recreadora despierta en mí la capacidad de ser su auditor y su trasmisor. Aquel
que es capaz de escuchar y de transmitir. Acogiendo la vida nos hace capaces de transmitirla. El
discípulo. acogiendo su Palabra, y reconociendola salida de su Señor se dispone no solo a oirla sino
a obedecerla (ob audire) fielmente.
Me llamas porque me amas; porque sabes que te necesito; que sin tí no vivo. Esa llamada ya
estaba dentro de mí...al crearme para tí, a tu imagen, ya la sembraste. Es la sed insaciable de todo
hombre la que tu presencia y tu Palabra vuelve a revivir. Tu soplo enciende las brasas de nuestro
corazón, quizas ya escondidas bajo las cenizas de proyectos caducos. Tu palabra penetra hasta el
corazón devolviéndonos la dignidad, haciéndonos vales por lo que somos.Te has enamorado de mí! El
Rey de la esclava. Y te acercas a mí con el corazón en la mano, y me pides, !me suplicas! que te
acepte como compañero de vida, como mi único amor y esposo.
VENID CONMIGO: Tuya es la iniciativa; no te hemos elegido nosotros sino tú a nosotros, la
vocación es tuya. Porque sabes que te necesito, pero tú también me necesitas y me dices ven
conmigo. Me necesitas también porque me amas y quieres contar conmigo, por eso te haces mendigo
de mi amor. A tu llamada buscas mi respuesta, mi total adhesión a tu vida y tu destino, mi dedicación
exclusiva a tiempo completo a tu misión. No solamente me llamas a estar contigo sino que me llamas
también a colaborar en tu mismo proyecto de salvación.
OS HARÉ LLEGAR A SER PESCADORES DE HOMBRES: Para esta misión me siento
incapaz, me siento sin fuerzas pero tú me capacitas para ella con la fuerza de tu Espíritu. No temas,
yo te haré llegar a hacer obras grandes, incluso mayores de las que yo he hecho. Cree en mí, confíate
en mí y no en tus fuerzas. Nada hay imposible para el que cree. “Todo lo puedo en Aquel que me
conforta”.Jesús quiere llevar mi vida a la máxima madurez en el amor. Incluso por encima de hacer
cosas Él busca mi máxima realización en mi ser, en mi ser amor. Yo te haré llegar a ser...como Yo:
hostia de amor. Quisiera Señor llegar a reproducir para este mundo tus mayores pruebas de amor
para atraer a todos hacia tí.
AL INSTANTE DEJARON LAS REDES Y LE SIGUIERON: Es por la alegría inmensa de quien
ha encontrado el tesoro de su vida y, cautivado por tu amor, lo pone en el centro, pasando todo lo
demás al segundo plano, al nivel de añadidura. Todo merece la pena ser cambiado para vivir, convivir
y propagar el Amor. Se trata de un cambio radical de una determinadad determinación. Pues seguirle
significa, no algo externo, de cuerpo presente, de actividades hechas “por él” sino de algo interior. O le
sigo con todo el corazón o no le sigo; o le sigo en su intencionalidad, en la misión para la que fue
enviado o de lo contrario no comulgaría con Él. Por eso también la misión de propagar el Reino por la
Palabra fue la tarea a la que se consagraron los discípulos por Él personalmente formados. Sin mirar
hacia atrás ni a derecha ni a izquierda, fijaron sus ojos en Él, en Aquel que antes se fijo en ellos y se
lanzaron a seguirle a Él, para reproducir su vida y su misión.

47
48 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

IMPLICACIONES

Renovación constante de la llamada. El llamamiento, como la conversión, la consagración o el


seguimiento no es una realidad estática conseguida de una vez para siempre. Cristo nos llamó desde
antes de la constitución del mundo, nos llama y nos seguirá llamando todos los días de nuestra vida, a
cada paso, a cada momento. El seguimiento de Cristo es fruto de nuestro encuentro diario con Él, y
cada encuetro diario con Él estrecha más y más este seguimiento. Seguirle no consistirá nunca en
una forma estática de cuerpo presente, sino una acción constante actualizada y perpetuada a lo largo
de nuestra existencia. Una constante renovación de nuestra consagración a Él con todo nuestro ser,
un adherirnos a Él con toda nuestra mente, con todo nuestro corazón y con todas nuestras fuerzas.
Esto requerirá una vida de fe viva y de oración lo que supondrá un ejercicio diario de esta misma
oración prolongado durante toda la jornada y durante todos los días, un ambiente habitual de
fraternidad y de caridad que favorezca la gradual y profunda asimilación de la Palabra viva de Dios.
Toda nuestra vida la convertiremos así en un culto continuo y agradable a Dios, en una jornada
dedicada plenamente a la Palabra que oramos, vivimos, compartimos y anunciamos.

48
49 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

EL AMOR DE DE DIOS HECHO CARNE


OBJETIVO:

El objetivo es enamorar al hombre libre cautivándole a través del Amor sensible del Hijo de
Dios encarnado por nosotros y por nuestra salvación para que el hombre se decida a romper las
cadenas que le atan para seguirle. Creer en el Amor hecho carne significa dejar que se haga carne en
mí para que viviendo su misma vida en pobreza, castidad y obediencia, anuncie su Reino de Amor
haciendo de su vida camino para todas las gentes.
CITAS BÍBLICAS:
El Hijo de Dios se hizo hombre
-Jn 1, 14 “...y la Palabra se hizo carne, y puso su Morada entre nosotros, y hemos contemplado su
gloria”
-Hb 1, 1 - 3 “... en estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo ...”
-Gal 4, 4 “Pero, al llegar la plenitud de los tiempos envió Dios a su Hijo, nacido de mujer, nacido bajo
la ley, para rescatar ... y para que recibiéramos la filiación...”
-Hb 4,15 “...probado en todo igual que nosotros, excepto en el pecado”
Jesús se hizo Camino para todo hombre
-Mt 17, 5 “... y de la nube salía una voz que decía: ´Este es mi Hijo amado, en quien me complazco;
escuchadle´”
-Jn 19,5 “salio entonces Jesús fuera llevando la corona de espinas y el manto de púrpura. Díceles
Pilato: aquí teneis AL HOMBRE”.
-Jn 14, 6 “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida”
-Jn 13, 12 - 17 “...porque os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho
con vosotros...”
-Jn 12, 32 “Cuando sea levantado de la tierra atraeré a todos hacia mí”
-Hb 10, 19 - 21 “Teniendo, pues, hermanos, plena seguridad para entrar en el santuario en virtud de la
sangre de Jesús, por este camino nuevo y vivo, inaugurado por él para nosotros, a través del velo, es
decir, su propia carne, ...”
-Hb 12, 1 - 4 “... sacudamos todo lastre y el pecado que nos asedia, y corramos con fortaleza la
prueba que se nos propone, fijos los ojos en Jesús, el que inicia y consuma la fe, ...”
-Mc 1,12-13 “El Espíritu lo empujó al desierto...siendo tentado por Satanas”
Jesús se hizo pobre para darnos la verdadera riqueza
-2 Cor 8, 9 “Conocéis la generosidad de nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, por vosotros se
hizo pobre a fin que os enriqueciérais con su pobreza”
-Fil 2, 7 “... se despojó de sí mismo tomando condición de siervo ... y se humilló a si mismo...”
-2 Cor 5, 21 “A quien no conoció pecado, le hizo pecado por nosotros, para que viniésemos a ser
justicia de Dios en él”
-Gal 3, 13 “Cristo nos rescató de la maldición de la ley, haciéndose él mismo maldición por nosotros...”
-Lc 9, 58 “Las zorras tienen guaridas y las aves del cielo nidos; pero el Hijo del hombre no tiene donde
reclinar la cabeza”
-Lc 2, 7 “... y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre...”
Jesús se hizo casto viviendo sólo del Padre y para el Reino
-Mt 5, 8 “Bienaventurados los limpios de corazón porque ellos verán a Dios”
-Mt 5, 16 “Brille así vuestra luz delante de los hombres para que se vean vuestras buenas obras y
glorifiquen a vuestro Padre ...”
-Mt 5, 43 “Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persiguen para que seais hijos de
vuestro Padre”
-Jn 8, 10 - 11 “Incorporándose Jesús le dijo: ´Mujer, ¿Dónde están? ¿Nadie te ha condenado?´; ella
respondió: ´Nadie, Señor´; Jesús le dijo: ´Tampoco yo te condeno. Vete y en adelante no peques
más´”
Jesús se hizo obediente hasta la muerte para liberarnos
-Fil 2, 8 “...se humilló a sí mismo obedeciendo hasta la muerte y una muerte de cruz”

-Cfr. Hb 5, 6 siendo Hijo como era aprendió con sufrimiento lo que cuesta obedecer, convirtiéndose en
modelo de perfección para todos los que le obedecen
-1 Pe 2, 21 “...Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus huellas”

49
50 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

-Rom 5, 19 “... por la obediencia de uno solo todos serán constituídos justos.”
-Jn 6, 38 - 40 “... porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me ha
enviado ...”
Jesús crucificado pide nuestra humanidad para continuar su Encarnación
-Jn 19, 25 - 27 “... Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre:
Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego dice al discípulo: Ahí tienes a tu madre. Y desde aquella hora el
discípulo la acogió en su casa”
-Rom 12, 1.2 “... que ofrezcáis vuestros cuerpos como una víctima viva, santa, agradable a Dios: tal
será vuestro culto espiritual. Y no os acomodéis al mundo presente ...”
-Mt 10, 40 “Quien a vosotros recibe, a mí me recibe”
-Lc 10, 16 “ ... quien a vosotros me escucha a mí me escucha”
FORMA
El mundo necesita testigos más que maestros, o mejor, maestros que sean verdaderamente
testigos, a semejanza del Maestro que: “empezo a hacer y a enseñar”. Siendo el hombre libre, nuestra
anuncio y testimonio deberá de convencer de tal manera que las personas se sientan atraídas por el
Jesús que anunciamos, vivimos y seguimos. La unión con Jesús será la mayor fuente de energía que
imprimirá al apóstol una pedagogía particular para despertar y hacer asequible a todos la llamada de
Cristo de forma que cuanto antes se decidan a seguirle con radicalidad. Nuestra predicación no podrá
jamás consistir en teorías abstractas o desencarnadas, sino que buscará en todo momento la
intencionalidad misma de Jesús. Buscaremos y preferiremos ir desenredados de nosotros mismos, de
personas y cosas, sin alforja ni calzado, sin atender a la opinión de los hombres, sin miedo a no ser
sabios según el mundo o a ser odiados por él o a enterrarnos y pudrirnos como el grano de trigo para
que el fruto sea más abundante.
ENLACE
Ante la llamada de Jesús a seguirle no caben excusas ni justificaciones. Para romper con toda
cadena que nos ata, Jesús se abaja y se pone a nuestro lado asumiendo nuestra situación para desde
ahí romperlas y mostrarnos con su vida el camino que nos hará libres y libertadores.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES
JESÚS SE HACE HOMBRE PARA QUE LE IMITEMOS: El propósito de Jesús es seducir al
hombre que se encuentra encadenado por la seducción del pecado. A lo largo del Evangelio
manifiesta claramente su intención de ser modelo y camino a seguir. Pero la imitación que Él pide no
es algo externo sino en su intencionalidad, en sus sentimientos, esos que le provocaron hacerse
hombre y no de cualquier manera, sino pobre. casto, obediente y siervo. Quiero penetrar en tu
intención, en tus entrañas, en tu mente, para reproducir en mi vida tus misterios, para llegar a
comulgar realmente contigo y poder, desde mi pobre humanidad, manifestarte a tí siendo camino para
mis hermanos. Que pueda llegar a decir:quien me ve a mí te ve a tí como tú mismo nos dijiste: “quien
me ve a mí ve al Padre”. Tu carne, tu cuerpo, tus acciones y opciones son sacramento de tu vida
interior, que es tu motor y tu fuente: el Padre. Sin el Padre, fuente de la vida y del amor, riqueza
eterna, tesoro infinito, placer sumo, belleza siempre nueva, origen de todo bien, no se entendería
absolutamente nada de tu vida y mensaje, de cuanto viviste, de como naciste, viviste y moriste.
EN SU LUCHA CONTRA LAS RIQUEZAS: Los tres ídolos que destruyen la humanidad, amor
desordenado a honores, riquezas y placeres, Jesús los destruye en su propia carne, para
enriquecerme con su pobreza. Con la riqueza y la ambición vienen el orgullo y se rompe el amor. Sólo
el que ama es capaz de empobrecerse para enriquecer al amado, de despojarse de todo y de darse
del todo para hacer feliz al amado, Jesús porque nos ama se empobrece del todo para enriquecernos
de la única riqueza y yo al verlo quiero vivir como Él y decir al mundo que ante el tesoro de su amor
todo es basura. Toda criatura y todo lo creado aun siendo bueno y creado por Dios, se converitiría en
un impedimento u obstáculo si convertido en un ídolo lo antepusiéramos al Creador. “Que necios
seriamos si cautivados por su belleza los tomáramos por dioses” (Sab 3, 3) y por eso mismo que
difícil es que los que tienen riquezas entren en el Reino de Dios (Cfr. Mc 10,23). Viendo el despilfarro
de nuestro mundo consmista y materialista y ante la situación de miseria en que viven tantos millones
de nuestros hermanos, el amor al Cristo total y a todos los hombres nos exige hoy una verdadera,
real, efectiva y extrema pobreza para descubrir las auténticas riquezas del Reino.
EN SU LUCHA CONTRA LOS PLACERES: Si algún ídolo tiene hoy primacía incluso sobre las
riquezas es el placer, vivimos inmersos en la cultura del placer, del hedonismo, de confort, del relax,
del culto al cuerpo y a la imagen, lo que desfigura la auténtica identidad del hombre reduciéndolo a un

50
51 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

objeto de consumo. De ahí que Jesús vaya directo a la raíz de esta sed que sólo su amor puro podrá
saciar. Jesús revela la primacía del amor al Padre por encima de otro amor humano. La castidad más
que renuncia es adquisición, es comunión plena con el amor. Como Cristo amó a los hombres
entregándose a sí mismo por ellos hasta hacerse por todos una misma carne, costituyendonos su
cuerpo, así nosotros queremos libremente entregarnos a Él en cuerpo y alma para amar con Él y
como Él a todo su Cuerpo y dar ante el mundo el argumento más convincente que el amor de Cristo
basta y de que su Reino es lo único necesario. (Cfr. Lc 22,19-20; Ef 5,25-32).
EN SU LUCHA CONTRA LOS HONORES: Por el afán desordenado de aparentar ante los
hombres, de buscar los primeros puestos, de ser bien vistos y tenidos encuentra por el vano honor del
mundo, entra el hombre, en una carrera acelerada de poder y de dominio sobre los otros siendo capaz
de pisar a cualquiera por llegar al primer puesto. El corazón del hombre se corrompe dando origen a
toda clase de rivalidad, envidias, odios, etc. El hombre moderno queda ahogado, deprimido, hundido
ante un sin fin de fracasos, frustraciones y depresiones al sentirse humillado, explotado, oprimido o
sencillamente marginado. Sólo un amor que me valora en mi ser auténtico y no mira las apariencias
es capaz de abajarse, humillarse y hacer el ridículo ante todos con tal de rescatarme, enaltecerme y
devolverme mi auténtica identidad. Jesús siendo Dios no retuvo ávidamente el ser igual a Dios sino
que tomó la condición de siervo, humillándose a sí mismo, para que nosotros adquiramos su misma
libertad de las opiniones humanas. Y con Él busquemos servir a los hombres desde el último lugar. Tú
Señor que por mí te hiciste siervo, esclavo, prisionero para servirme tu amor, quiero por amor servirte
y amarte con todo mi ser en todos mis hermanos, para servirles las riquezas insondables de tu amor
(Cfr. 1Co 4,1; Mt 20,24-28)
SEGUIMOS A JESÚS HUMILLADO HASTA LA MUERTE DE CRUZ: Si la raíz del mal está en
el endiosamiento del hombre movido por el orgullo y la soberbia la respuesta de Jesús a la que nos
pide adherirnos, es radical: su clase magistral nos la da al vivo en carne y sangre en la cruz.
Humillado hasta el extremo acepta la muerte más ignominiosa para darnos la vida, como respuesta de
amor fidelísima al Padre. La cruz significa la humillación suprema, ella es necedad para el mundo,
pero para los que le siguen es sabiduría y fuerza de Dios. En la cruz rompe Jesús en su propio cuerpo
todo aquello que destruye la comunión y la fraterniad, dando en sí mismo muerte a la enemistad. A
imitación suya optamos por vivir la obediencia para reproducirle con la mayor fidelidad en la actitud
fundamental de su encarnación, vida y muerte en cruz. (Cfr. Ef 2,14-16; Fil 2,7-8)
PARA FORMAR OTROS CRISTOS LIBERTADORES.
Los discípulos de Cristo no nacen de la sabiduría humana, ni de la sangre ni de la carne sino
del Amor del crucificado. Si el grano de trigo no cae en tierra y muere queda solo; pero si muere da
mucho fruto...si alguno me sirve que me siga y donde yo esté, allí estará también mi servidor. ¿Por
qué entonces todavía dudamos de presentar con nuestra vida claramente al crucificado si es el Cristo
libre y libertador? Porque de eso de trata: de hacer discípulos de este Cristo en su mayor prueba de
amor. Él nos da su mismo Espíritu para liberar a los cautivos...y esta escritura se cumple hoy. Sólo sé,
Señor, que abrazando tu cruz, con tu amor crucificado seré capaz de atraer a todos hacia tí. Que no
tenga miedo a presentarme como un crucificado para el mundo para que imitándome a mí te puedan
imitar a tí. Muy gustosamente me gastaré y me desgastaré totalmente por vosotros. Hijos mios, por
quienes sufro dolores de parto hasta ver a Cristo formado en vosotros. (Cfr. Lc 4,21; Gál 6,14; 1 Co
11,1; 4,15-16; 2Co 12,15; Gál 4,19).
IMPLICACIONES
Seguimos a Cristo en estado continuo de obediencia a la voluntad del Padre.
El ideal que Jesús nos presenta, por el cual, el Hijo de Dios se encarnó, nació y murió, no es
otra realización que aquella para la que Dios creó al hombre -creado a su imagen y semejanza. Esto
es, a la medida-forma y fisonomía-rostro de Dios. “Sed, pues, -dice Pablo- imitadores de Dios como
hijos queridos” (Ef 5,1). Jesús vino, pues, para ser el único Camino, Verdad y Vida para el hombre. Su
intencionalidad, pues, está en nuestro ser cristiano. Esto es: seguir, imitar y reproducir a Cristo hasta
ser Él. La realidad vivencial del cristiano, que no sólo de nombre, sino con la vida sigue a Cristo
supone un cambio radical de valores: el cambio de la muerte por la Vida, de lo caduco y mortal por el
Inmortal y Eterno, del vacío o negación del hombre por la afirmación y la plenitud del yo limitado,
envuelto en la mezquindad y miseria, por la Creatura Nueva, el Hombre Nuevo, el Hombre
Resucitado. Este estado de vida nueva y de amor perfecto se caracteriza sobre todo por el estado de
obediencia. A imitación de Jesucristo quien dijo: “He aquí que vengo ... a hacer, oh Dios, tu voluntad!”
(Hb 10, 7), viviremos la obediencia para hacer siempre la voluntad del Padre. La obediencia
evangélica no es anulación, desprecio o pérdida de la libertad; es su mejor garantía, potenciación y

51
52 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

elevación al depositar este don, libre y voluntariamente en manos de su Autor para su mayor eficacia y
rendimiento. La obediencia constituirá la vivencia más profunda y la expresión más genuína de
nuestro amor al Cristo total, Cabeza y miembros.

52
53 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

ID Y HACED DISCÍPULOS
OBJETIVO:
Descubrir y convencernos de que nuestra identidad más profunda desde el Bautismo es vivir la
misma misión de Jesús: hacer discípulos suyos a través de la Palabra viva. Seguimos a Cristo en su
misma intencionalidad, en su misma misión. No existe seguimiento sin misión. No tendría razón de ser
un enviado que no fuera enviado a una misión. No existe misionero sin misión. La Iglesia no existe
sino para evangelizar.
CITAS BÍBLICAS:
Como el Padre me envió, así os envío yo
-Jn 20, 21 - 22 “Como el Padre me envió, también yo os envío. Dicho esto sopló sobre ellos y les dijo:
recibid el Espíritu Santo”
-Jn 17, 18 “Como tú me has enviado al mundo, yo también los he enviado al mundo”
-Col 1, 24 - 25 “Ahora me alegro por los padecimientos que soporto por vosotros, y completo en mi
carne lo que falta a las tribulaciones de Cristo, en favor de su Cuerpo, que es la Iglesia, de la cual he
llegado a ser ministro, conforme a la misión que Dios me concedió en orden a vosotros para dar
cumplimiento a la Palabra de Dios”
-2 Cor 5, 20 “Somos, pues, embajadores de Cristo, como si Dios exhortara por medio de nosotros ...”
Enviados con la misma misión de Jesús
-Lc 4, 18 “El Espíritu del Señor sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a los pobres la Buena
Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos ...”
-Lc 4, 43 - 44 “Pero él les dijo: también a otras ciudades tengo que anunciar la Buena Nueva del Reino
de Dios, porque a esto he sido enviado. E iba predicando por las sinagogas de Judea.”
-Jn 10, 10 “... Yo he venido para que tengan vida y la tengan en abundancia”
Con la mirada puesta en las mieses
-Mt 9, 35 - 38 “... y al ver a la muchedumbre, sintió compasión de ella ... entonces dice a sus
discípulos: la mies es mucha y los obreros pocos. Rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros
a su mies.”
-Jn 4, 34 - 38 “... yo os digo: alzad vuestros ojos y ved los campos que blanquean ya para la siega ...”
-Mt 14, 13 - 21 “... vió mucha gente, sintió compasión de ellos ... Jesús les dijo: no tienen por qué
marcharse; dadles vosotros de comer”
Con la fuerza de su Espíritu que actúa en nuestra pobreza
-Jn 20, 22 “... y sopló sobre ellos y les dijo: recibid el Espíritu Santo
-Hch 1, 8 “... recibiréis la fuerza del Espíritu Santo que vendrá sobre vosotros y seréis mis testigos”
-Hch 2, 17 “Derramaré mi Espíritu sobre toda carne y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas”
-Mt 10, 20 “... porque no seréis vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que
hablará en vosotros”
-2 Cor 12, 9 “Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la flaqueza”
El impulso de la misión
-Lc 12, 49 “He venido a arrojar un fuego sobre la tierra y cuánto desearía que ya estuviera encendido!”
-Jer 20, 9 “... pero había en mi corazón algo así como un fuego ardiente, prendido en mis huesos ...”
-2 Cor 4, 13 “...Creí, por eso hablé”
-Hch 4, 19 - 20 “... no podemos nosotros dejar de hablar de lo que hemos visto y oído”
-1 Jn 5, 1 - 2 “Todo el que ama a aquel que da el ser, ama también al que ha nacido de él.”
-Mt 10, 27 “Lo que yo os digo en la oscuridad, decidlo vosotros a la luz; y lo que oís al oído,
proclamadlo desde los terrados.”
Para hacer discípulos
-Mt 28, 18 - 20 “... me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a
todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñandoles
a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el
fin del mundo”
-Mt 5, 17 “... el que los observe (mis mandamientos) y los enseñe, ése será grande en el Reino de los
cielos”
-Jn 14, 21 “El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama”
-Jn 21, 15 - 17 “¿Me amas? ... Apacienta ...”
-2 Tim 2, 1 - 2 “...y cuanto me has oído en presencia de muchos testigos confíalo a hombres fieles,
que sean capaces, a su vez, de instruir a otros.”

53
54 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

Por medio de la Palabra


-Hch 6, 1 - 4 “... no parece bien que nosotros abandonemos la Palabra de Dios por servir a las
mesas... nosotros nos dedicaremos a la oración y al ministerio de la Palabra”
-1Jn 1, 1 - 4 “... lo que hemos oído y visto ... lo que contemplamos ... acerca de la Palabra de vida ...
os anunciamos ...”
-Jn 17, 20 “No ruego solo por estos, sino también por aquellos que, por medio de su palabra, creerán
en mí”
-Rom 10, 8 - 17 “...la fe viene de la predicación, y la predicación por la Palabra de Cristo.”
FORMA
Se trata pues de anunciarle y proclamarle de la forma más eficaz hasta hacer que todos los
hombres sean también apóstoles suyos: discípulos que a su vez hagan otros discípulos. Estamos en
plena escuela de apóstoles, en pleno discipulado como Jesús. Debe ser Jesús mismo inserto en
nuestros corazones que con su misma pedagogía al latir de su mismo Espíritu vaya guiando nuestra
misión, inspirando el gesto y la palabra oportuna sobre cada una de las personas con las que
tratamos. Ningún medio ni método podrá jamás alcanzar la fuerza y vitalidad de nuestra palabra viva
personal y directa estando nosotros convencidos y enamorados de Cristo.

ENLACE
Amar a Jesús nos mueve a complacerlo. El que le ama busca hacer su voluntad, su deseo. El
deseo de Jesús al final de su vida se convierte en mandato: “Id y haced discípulos”. Acoger el amor,
encarnar el amor debe llevarnos a vivir en su mismo dinamismo de amor. Hemos sido engendrados
por la Palabra anunciada para ser esta misma Palabra anunciada. ¿Hay algo mejor que dar la Vida-
Amor a todas las gentes?. Cristo no podrá hacerlo si nosotros ahora no nos disponemos.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES
ENVIADOS CON LA MISMA MISIÓN DE JESÚS. La búsqueda de la voluntad de Dios, el
seguimiento de Jesús y el sentir de su Iglesia, orientan y centran nuestra vida en la misma misión de
Jesús, en su plena dedicación al anuncio del Reino, con la entrega y exclusividad de los primeros
discípulos-apóstoles de Jesús, por él personalmente formados: sin que nada ni nadie nos aparte ni
distraiga de nuestra misión concreta de oración y ministerio de la Palabra. Libres de todo otro
compromiso con el mundo, y dejada toda afición e interés propio, nos dedicaremos a tiempo completo
a la vivencia y anuncio del Reino, por medio de la Palabra, con la intencionalidad de hacer discípulos
a su vez a todos los que nos escuchan.
LA FUENTE DE LA MISIÓN. La vivencia con Dios Padre conmovido por la situación de sus
hijos, la situación de mi Cristo total, el fuego del Espíritu que quiere prender su amor en los corazones
de todos los hombres y la mirada entrañable de la mamá nos impulsa a retomar cada día y a cada
momento la misma misión de Jesús. La Vida-Amor que estamos llamados a comunicar como fin
propio de nuestra vocación al ministerio de la Palabra no emana de nosotros sino del mismo Cristo, la
Palabra viva y verdadera. Por eso reclama insistentemente, como condición de vida o muerte nuestra
unión vital con él. Solo así daremos el fruto de discípulos que él desea. No es por iniciativa o voluntad
propia, sino por el fuego que él ha prendido en nosotros, por lo que no podemos dejar de transmitir su
vida. El que se lo ha jugado todo hasta ofrecerse y entregarse por todos pagando una y mil veces el
precio de su carne y sangre me empuja a gastar y desgastar toda mi vida en su misma misión.
LA URGENCIA DE LA MISIÓN. El anuncio y proclamación de la Palabra no constituye para la
Iglesia ni para el apóstol algo de orden facultativo, está por medio el mandato de Jesús con su
intencionalidad de que todos los hombres crean y se salven. Es cuestión de vida o muerte, es un
deber que me incumbe nacido de una urgencia de amor inaplazable. Merece que el apóstol le dedique
todo su tiempo, todas sus energías consagrándole toda la vida hasta el punto de que si fuera
necesario derramara, como Cristo, su sangre. Este SOS divino que escuchamos en lo más profundo
de nuestro ser, hace efectiva, viva y fidelísima nuestra consagración, nuestra aplicación amorosa a
sus hijos, al Cuerpo de Cristo pues es cuestión de primera necesidad, en nuestras manos está su
destino. Este “Tengo sed” de Jesús en la cruz arrebata de forma apremiante todo nuestro amor
esponsalicio, paterno y materno en favor de los miembros dolientes de su Cuerpo que más sufren en
el mundo. Así dejamos todo enredo y esclavitud de opiniones humanas y de creaturas para unir
nuestras fuerzas en el mismo querer de Dios, con tal que Cristo sea salvado, curado, desarrollado y
perfeccionado en sus miembros.

54
55 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

EL ESPÍRITU ACTUANDO EN NUESTRA DEBILIDAD. Debemos con toda justicia, anunciar la


Palabra de Dios íntegra y limpia, aún más allá de nuestra pobre vida, reconociendo humildemente que
la la luz, la fuerza, la gracia y la verdad vienen de Jesús y no de nosotros. El poder no está en
nosotros sino en aquel que nos envía nos capacita con su poder. El mismo Espíritu que resucitó a
Jesús manifestando su poder y sabiduría en la debilidad y necedad de la cruz es el que nos capacita y
nos fortalece para mostrar su poder asociándonos a su mismo Misterio Pascual para que se
manifieste así más claramente que una fuerza tan extraordinaria es de Dios y no de nosotros (cfr. 2
Cor 4 ; 12,).
HACER DISCIPULOS POR MEDIO DE LA PALABRA. Conscientes de que en la Palabra está
la Vida, de que la predicación de la Palabra viva de Dios pone a las personas en contacto con Cristo, y
de que hacemos discípulos suyos cuando le conocen, le siguen y hacen a su vez otros discípulos
concretamos nuestra misión específica en la Palabra de Dios: orada, asimilada, y anunciada de tal
forma que los que nos escuchen la oren, la vivan y la enseñen vivencialmente a otros. Nuestra
predicación debe estar centrada en la conversión y cristificación de todos los hombres
acompañándoles y nutriéndoles día a día con el alimento de la Palabra viva.
ESCUELA DE APÓSTOLES. Como Jesús a sus discípulos les enseña la fuente y manantial de
la Vida y del Amor, introduciéndoles en esta convivencia íntima y amorosa con él, con el Padre y con
el Espíritu para que con este mismo fuego de amor prendido en sus corazones puedan propagarlo por
toda la tierra, así nosotros buscaremos propagar como fuego abrasador la palabra transformada en la
Vida-Amor difusivo de Cristo ejerciendo nuestro oficio de evangelizador con la intencionalidad de
hacer discípulos de la misma Palabra a todas las gentes.
La formación de discípulos tendrá muy poco que ver con una exposición fría de doctrinas. Con
el mismo amor paterno y materno de Dios y entrañable amor de María, acompañaremos la Palabra de
Dios hasta conseguir que cada hombre la asimile, la experimente, y la haga vida para gozarla y
convivirla en el gozo y felicidad del mismo Dios.
IMPLICACIONES
La formación de discípulos y la orientación de la vida nueva en el Espíritu.
No podríamos formar discípulos seguidores de Cristo, si no nos atenemos plenamente
a la intencionalidad de Cristo, que apunta a la cruz. Es preciso discernir si verdaderamente seguimos
a Cristo o nos seguimos a nosotros mismos; pues puede que, consciente o inconscientemente, más
que buscar a Cristo, rehuyamos la cruz y pretendamos seguir a Cristo más por nuestra gloria ante los
hombres y el mundo que en el sentido e intencionalidad de Cristo. Es en esta decisión interna y
externa de Jesús, implícita y explícita de su vida y Evangelio, en donde normalmente nos perdemos.
Al no apuntar a la meta e ideal debido, no sólo nos extraviamos nosotros sino que también pronto
desviamos y perdemos a los demás. Aquí juegan un papel de primerísima importancia los formadores
de discípulos o directores espirituales. Según que tales formadores se rijan por el Espíritu de Cristo o
por el espíritu del mundo se juega la vida sobrenatural del discípulo. Aquí, “nadie aconsejará nada
más allá de lo que vive”. Si uno no tiene como centro a Cristo buscará personas que lo contenten,
valoren y aprecien según los valores humanos. Quien no tenga el ideal sobrehumano de ser Cristo,
pondrá todo el acento y esfuerzo en lo mortal y caduco. Mas quien se rija por la luz de la fe, preferirá
el triunfo del Hombre Nuevo con la consiguiente muerte del yo al estilo de Pablo: “No quise saber
entre vosotros sino a Jesucristo, y éste crucificado”; “En cuanto a mí, Dios me libre de gloriarme sino
en la cruz de Nuestro Señor Jesucristo”; “Con Cristo estoy crucificado ...” (cfr 1 Cor 2, 2; Gal 6, 14; 2,
19).

55
56 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

UN PUEBLO CUYA LEY ES EL AMOR: COMUNIDAD


OBJETIVO:
Determinarnos a vivir esta Vida-Amor en nuestro habitat propio que es la Fraternidad Cristiana,
en la Iglesia, Cuerpo de Cristo. Sólo en comunidad se puede desarrollar nuestra identidad de hijos de
Dios. Que todos nos ayudemos a formarnos y capacitarnos en la misión de Jesús, promocionando a
cada hermano, sin diferencias ni distinción, a vivir y propagar este Reino de Amor, buscando que sea
libre de todo, de todos y de sí mismo para vivir solo de él.
CITAS BÍBLICAS:
El Reino de Amor lo único absoluto
-Mt 6, 25 - 34 “...buscad primero su Reino y su justicia y todas esas cosas se os darán por añadidura”
-Mt 4, 17 “Desde entonces comenzó Jesús a predicar y decir: convertíos, porque el Reino de los
Cielos ha llegado”
-Lc 17, 21 “El Reino de Dios ya está entre vosotros”
-Lc 11, 2 “Cuando oréis decid: Padre ... venga tu Reino ...”
-Hch 1, 3 “... hablándoles acerca de lo referente al Reino de Dios”
El Amor único distintivo de la identidad cristiana
-Jn 13, 34 - 35 “... en esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los
otros.”
-Gal 5, 14 “...toda la ley alcanza su plenitud en este solo precepto: amarás a tu prójimo como a ti
mismo”
-Hch 4, 32 “La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma. Nadie llamaba
suyos a sus bienes, sino que todo era común entre ellos”

-Jn 17, 21 “para que todos sean uno como tú, Padre, en mí y yo en ti, que ellos también sean uno en
nosotros, para que el mundo crea que tú me has enviado”
Conviviendo en el mismo Amor de Cristo
-Jn 17, 26 “... para que el amor con que tú me has amado esté en ellos y yo en ellos”
-Jn 15, 9 “Como el Padre me amó, yo también os he amado a vosotros; permaneced en mi amor”
-Jn 13, 1 - 15 “... habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo ...
os he dado ejemplo, para que también vosotros hagáis como yo he hecho con vosotros”
-Mt 18, 20 “Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”
-Nota B.J. a 1 Jn 1, 3 “...la unión de la comunidad cristiana, basada en la unión de cada fiel con Dios
en Cristo”
-1 Jn 4, 11 - 12 “Queridos, si Dios nos amó de esta manera, también nosotros debemos amarnos unos
a otros. A Dios nadie le ha visto nunca. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y
su amor ha llegado en nosotros a su plenitud”
-Gal 3, 26- 28 “...todos los bautizados en Cristo os habéis revestido de Cristo; ya no hay judío ni
griego; ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer, ya que todos vosotros sois uno en Cristo Jesús”
-Ef 4, 1- 6 “Os exhorto ... a que viváis de una manera digna de la vocación con que habéis sido
llamados, con toda humildad, mansedumbre y paciencia, soportándoos unos a otros por amor,
poniendo empeño en conservar la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un
solo Espíritu, como una es la esperanza a que habéis sido llamados. Un solo Señor, una sola fe, un
solo Bautismo, un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos, por todos y en todos.”
Anunciando y propagando entre todos su Reino de Amor
-Lc 9, 1 - 2 “convocando a los doce ... les envió a proclamar el Reino de Dios ...”
-Lc 10, 1 “... los envió de dos en dos delante de sí ... y les dijo: ...id ... y decidles: el Reino de Dios está
cerca de vosotros”
-Lc 9, 60 “... tú vete a anunciar el Reino de Dios”
-Hch 2, 42 - 47 “Acudían asíduamente a la enseñanza de los apóstoles, a la comunión, a la fracción
del pan y a las oraciones ... vivián unidos y tenían todo en común ... alababan a Dios y gozaban de la
simpatía de todo el pueblo.”
Creando fraternidades que a su vez vivan y propaguen este Amor
-1 Tes 1, 7 - 10 “...os habéis convertido en modelo para todos los creyentes de Macedonia y de Acaya.
Partiendo de vosotros, en efecto, a resonado la Palabra del Señor, y vuestra fe en Dios se ha
difundido no sólo en Macedonia y en Acaya, sino por todas partes, de manera que nada nos queda
por decir. Ellos mismos cuentan...”

56
57 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

-1Jn 1, 3 “... para que también vosotros entréis en comunión con nosotros”
-Rom 12, 10 - 13 “Amaos los unos a los otros con amor fraternal; estimando en más cada uno a los
otros con un celo sin negligencia... sirviendo al Señor ... perseverantes en la oración; compartiendo las
necesidades de los santos; practicando la hospitalidad”
-Hch 5, 42 “Y no cesaban de enseñar y de anunciar la Buena Nueva de Cristo Jesús cada día en el
templo y en las casas”
-Hch 8, 1.4 “...Aquel día se desató una gran persecución contra la Iglesia ... todos, a excepción de los
apóstoles se dispersaron ... los que se habían dispersado iban por todas partes anunciando la Buena
Nueva de la Palabra”
-Hch 18, 9 - 11 “El Señor dijo a Pablo durante la noche en una visión: no tengas miedo, sigue
hablando y no calles, porque yo estoy contigo y nadie te pondrá la mano encima para hacerte mal,
pues tengo yo un pueblo numeroso en esta ciudad. Y permaneció allí un año y seis meses,
enseñando entre ellos la Palabra de Dios.”
-Hch 18, 23 “Después de pasar allí algún tiempo marchó a recorrer una tras otra las regiones de
Galacia y Frigia para fortalecer a todos los discípulos”

FORMA
A esta altura de la convivencia es fácil que todos puedan percatarse de la unidad existente
entre nosotros y de la fuerza tan impresionante de la Palabra capaz de unirnos con vínculos más
fuertes que los de la carne y los de la sangre. La propia palabra “convivencia” contiene y expresa la
identidad de nuestra vocación cristiana: convivir y comulgar todos en el mismo amor porque esta Vida-
Amor no se vive si no se convive. No se comulga si no hay comunión en el Amor. Todos en la
comunidad tenemos un lugar insustituible, por eso no podemos excluir a nadie, pues la comunión
surge de la aportación de todos y cada uno. Nuestra vida en comunidad será la constatación viva de
aquellas verdades que pretendemos propagar. Seremos testigos del Reino: testigos del amor y de la
gratuidad de este amor dando razón del origen y manantial. Sólo Dios une en fraternidad a hombres y
mujeres de distintas razas, culturas, lengua y nación.
ENLACE
La misión de Jesús de instaurar el Reino sólo es posible viviendo, conviviendo y propagando
este mismo Reino en fraternidad, este es el sentido propio de la Iglesia nacida en Pentecostés. Sólo
desde este ser sacramento vivo del Dios Uno y Trino el mundo creerá.
CONTENIDO E IDEAS FUNDAMENTALES
HE SIDO ENGENDRADO A LA VIDA Y AMOR DE DIOS EN EL SENO DE UNA COMUNIDAD.
Fue voluntad de Dios salvar a los hombres no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros
sino constituyendo un pueblo que le confesara en verdad y le siguiera santamente. La adhesión al
Reino no puede quedarse en algo abstracto y desencarnado, se revela concretamente, por medio de
la entrada visible a una comunidad de fieles. Aquellos que han sido regenerados a la Vida-Amor por la
Palabra entran a formar parte de una comunidad de Vida-Amor que es en sí misma signo de
transformación y de la novedad de vida del Reino. Nacemos en la Iglesia como comunidad de
creyentes congregados en un mismo Amor viviendo para la Iglesia, haciendo Iglesia, fraternidades
que vivan este mismo Amor, con el fin de dilatar más y más este Reino de Amor. Por eso, nuestro
sentir habitual con la Iglesia es la de una entrañable y efectivo amor filial a la Madre que nos da el ser
y la vida que compartimos en nuestra misión.
UN PUEBLO NUEVO CUYA LEY ES EL AMOR. Quienes creen en Cristo, renacidos por la
Palabra, no de un germen corruptible sino del agua y del Espíritu pasan a constituir un linaje escogido,
sacerdocio real, nación santa, pueblo de su propiedad para proclamar las alabanzas de aquel que nos
llamó de las tinieblas a su luz admirable. Los que en un tiempo no eramos pueblo somos ahora el
pueblo de Dios. Este pueblo tiene por cabeza a Cristo. La condición de este pueblo es la dignidad y la
libertad de los hijos de Dios, en cuyos corazones habita el Espíritu Santo como en un templo. Este
pueblo tiene por ley el nuevo mandato del amor y como fin el dilatar el Reino de Amor por toda la tierra
(cfr. 1 Cor 11, 25; Jn 3, 5 - 6; 1 Pe 2, 9 - 10; Rom 5,5).
CUYO DISTINTIVO ES EL MISMO AMOR DE CRISTO. La unión de la comunidad se basa en
la unión de cada uno con Dios en Cristo. No se trata de vivir juntos, sino de vivir unidos en Cristo, en
su mismo Amor y en su misma misión. Buscaremos pues, que cada uno viva de él, no permitiendo
esclavizarnos de nuevo de ningún afecto desordenado o valoración humana ya sea por motivo de
razas, clases sociales o sexo. Nos ayudaremos a que el Amor Uno y Trino de Dios tome carne en

57
58 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

nosotros. Nos ayudaremos a ser pobres, castos y obedientes, esto es a ser libres para anunciar el
amor, a formarnos y capacitarnos más y más para desempeñar fielmente su misión. El precio de la
comunión es la cruz, donde Jesús rompe todo muro que nos separa. El mismo se entregó a la muerte
para reunir en uno a los hijos de Dios dispersos (cfr. Jn 13, 34; Jn 11, 52; Ef 2, 14 - 16).
FERMENTOS DE UN MUNDO NUEVO. Este pueblo vive del amor entregado, eucarístico de
Cristo que lo alimenta, purifica, reconcilia y fortalece cada día en la mesa del pan y la Palabra. Así
comprado por la sangre de Cristo es dotado de los medios que aseguran su crecimiento y desarrollo.
Este pueblo es a su vez germen segurísimo de esperanza y salvación, fermento de comunión y de
vida, de caridad y de verdad, instrumento de redención universal para extenderse a toda la tierra. El
cristiano no vive ya solo, sino que vive en convivencia con su primer hogar, la Trinidad, para generar
convivencia y fraternidad con todos. Ya no vive para sí, sino que toda su existencia es fermento y
semilla de fraternidades. Esta es la finalidad de su oración, anuncio y entrega de su propia vida.
María, nuestra madre y madre de la Iglesia, impulsa y guía el ritmo creciente de nuestra oración, vida
y misión para que nuestra vida sea fermento de fraternidades cristianas en todo el mundo.

58
59 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

PERSEVERANCIA
OBJETIVO:
Que se determinen a tomar los medios más eficaces para vivir y dar vida por medio de la
Palabra. La comunidad se presenta como el medio primordial para poder llevar este proyecto. El
movimiento de discípulos será el marco esencial donde podrá ir creciendo, perseverando y
formándose como verdadero apóstol de Cristo. Sin duda el mejor medio de perseverancia será la
Escuela de Apóstoles.
CITAS BÍBLICAS:
A ejemplo de la primera comunidad cristiana
-Hch 2, 42 - 47 “Acudían asíduamente a la enseñanza de los Apóstoles, a la comunión, a la fracción
del pan y a las oraciones... Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común ...Acudían al
templo todos los días con perseverancia y con un mismo espíritu partían el pan ... con alegría y
sencillez de corazón. Alababan a Dios y ... El Señor agregaba cada día a la comunidad a los que se
habían de salvar”
-Hch 4, 32 - 34 “La multitud de los creyentes no tenía sino un solo corazón y una sola alma. Nadie
llamaba suyos a sus bienes, sino que todo era en común entre ellos. Los apóstoles daban testimonio
con gran poder de la Resurrección del Señor. Y gozaban todos de gran simpatía. ... todos ... lo ponían
a los pies de los apóstoles, y se repartía a cada uno según su necesidad.”
-Hch 19, 8 - 10 “... Durante tres meses hablaba con valentía, discutiendo acerca del Reino de Dios e
intentando convencerles ... formó grupo a parte con los discípulos y diariamente les hablaba en la
escuela ...esto duró dos años, de forma que pudieron oir la Palabra del Señor todos ... tanto judíos
como griegos”

El dinamismo de la Palabra y del apóstol


-1 Tes 2, 9 - 12 “...recordáis, hermanos, nuestros trabajos y fatigas... os proclamamos el Evangelio de
Dios. Como un padre a sus hijos, lo sabeis bien, a cada uno de vosotros os exhortábamos y
alentábamos, conjurándoos a que vivieseis de una manera digna de Dios, que os ha llamado a su
Reino de gloria”
-2 Tim 2, 1 - 10 “Tú, pues, hijo mío, mantente fuerte en la gracia de Cristo Jesús; y cuanto me has
oído en presencia de muchos testigos confíalo a hombres fieles que sean capaces, a su vez, de
instruir a otros. Soporta las fatigas ... la Palabra de Dios no está encadenada. Por eso todo lo soporto
por los elegidos, para que también ellos alcancen la salvación que está en Cristo Jesús con la gloria
eterna.”
-Lc 24, 13 - 35 “...Jesús se acercó y siguió con ellos ... Y, empezando por Moisés y continuando por
todos los profetas, les explicó lo que había sobre él en todas las Escrituras ... entró a quedarse con
ellos ...se puso a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando.
Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron ...se dijeron uno a otro: ¿No estaba ardiendo
nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las
Escrituras?... se volvieron a Jerusalén y encontraron reunidos a los Once ... ellos, por su parte,
contaron lo que había pasado en el camino y cómo le habían conocido en la fracción del pan.”
FORMA
En todo hemos de apuntar al fin: hacer discípulos predicadores de la Palabra de Cristo que a
su vez puedan hacer discípulos. Para este fin hemos de dar los medios más eficaces. Es a través de
la Escuela de Apóstoles como se genera todo un dinamismo de conocer y dar a conocer la Palabra,
intentando que todo el mundo vaya dando en la medida de sus posibilidades, apuntando a la
consagración exclusiva a la Palabra. Se debe fomentar una dinámica de participación: de “hacer
hacer”, donde todo el mundo colabore en todo desde lo más sencillo hasta los niveles más altos en
función de la evangelización. El misionero/a ha de saber que si no se alimenta a la persona al día
siguiente de la convivencia “se muere”. Es imprescindible suscitar en aquellos que han acogido la
Palabra que precisan de la comunidad como medio indispensable para subsistir y llevar a cabo la
misión. El fuego que no se propaga se apaga.
ENLACE
Todo el ideal quedaría utópico y sin realizar si no ponemos los medios. Quien quiere el fin pone
los medios.
LA ESCUELA DE APÓSTOLES

59
60 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

Como comunidad evangelizadora se ofrece la escuela de apóstoles como el medio más eficaz
para formarnos en la misión específica de la predicación de la Palabra de Dios. Orientaremos a las
personas para que a la luz de la Palabra aprendan a discernir la voluntad de Dios, animaremos a
todos a aspirar a la perfección en el amor y formaremos a todos como discípulos de forma que puedan
predicar la Buena Nueva del Reino en la medida de sus posibilidades. Con paciencia y constancia,
con verdadero amor de padre y de madre, les guiaremos desde lo que son y desde donde se
encuentran, hasta que estén en Jesús y con él, y sean discípulos suyos. Atenderemos a cada uno con
este amor misericordioso de Jesús. en la medida que su libertad y proceso de conversión nos
permitan, en el intento de que cuanto antes puedan formarse y conformarse a él con la guía y fuerza
de su Espíritu, de forma que se conviertan en discípulos que de verdad le sigan y le anuncien. A
través de la escuela de apóstoles buscaremos que los discípulos aprendan a escuchar, guardar,
asimilar, convivir y anunciar la Palabra, integrando a la vez el ejercicio de oración con el ejercicio de
humildad, de amor fraterno y de predicación. (Cfr. Mc 3,13; Nota B.J. Lc 9,18: “En adelante Jesús
dedicará sus esfuerzos a formar a este pequeño núcleo de los primeros creyentes...”).

LA PALABRA ORADA
Diariamente buscaremos alimentarnos de la Palabra: La Palabra viva: Cristo. Cristo es el tema
que hemos de orar y predicar. Cristo es quien debe darnos el tema cada día. Este diálogo
interpersonal con Él, será sin duda, la fuente de nuestra vida y predicación. No emana de nosotros la
vida-amor que estamos llamados a comunicar. Por eso no solo buscaremos dar lo que hemos orado
sino que oraremos aquello que hemos de dar a nuestros hermanos.
LA PALABRA ASIMILADA
La intencionalidad de responder a la misión de anunciar su palabra nos pedirá una asimilación
y preparación de la misma para que el anuncio sea ejercido con responsabilidad. Conscientes de la
tarea de llevar a todos los hombres a este conocimiento vivencial del amor-vida de Dios, nos
esmeraremos en preparar lo mejor posible la palabra que hemos de anunciar. Buscaremos por ello
que lo que vayamos a dar sea previamente no solo orado y asimilado sino a ser posible revisado.
LA PALABRA VIVIDA
Nuestra tarea implica y requiere traducir nuestro vivir diario a la luz de la misma palabra que
oramos. Contagiamos no lo que decimos sino lo que vivimos. A tal fin de acomodar nuestra vida a la
Palabra, ejercitaremos la revisión de vida y la dirección espiritual. La vida-amor que queremos
comunicar reclama una limpieza total de corazón para transmitirla sin adulteraciones ni rebajas. Por
eso será necesario una constante revisión-examen.

IMPLICACIONES
La paciente y difícil tarea de la integración.
La integración de los diferentes elementos que componen la vida nueva en el Espíritu
se va haciendo lentamente y supone una tarea de toda la vida. Somos conscientes que sólo bajo la
delicada guía del Espíritu, en una total fidelidad a la vocación y misión recibida da como resultado una
auténtica unificación interior que nos posibilite ser artífices de comunión y formadores de fraternidad.
La escuela de apóstoles debe ayudar a integrar todos los elementos constituyentes de nuestra
vocación y misión. La escuela de apóstoles supondrá una auténtica escuela de oración-vida-
predicación. En ella venceremos los miedos que nos paralizan en la predicación y nos prepararemos y
capacitaremos para realizarla de la manera más eficaz. En ella iremos profundizando los contenidos
esenciales, conscientes de que la predicación kerigmática no se improvisa sino que es fruto de una
vida interior y de una sólida preparación. En ella aprenderemos a integrar de forma unificada la
oración, la formación y toda nuestra existencia personal y comunitaria en función de vivir y propagar el
Reino de Dios a todos los hombres.

60
61 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

EL SÍ DE MARÍA
OBJETIVO:
Dar un sí al Amor significa acoger a María como Madre, ejemplo y modelo de fe, humildad y
disponibilidad para acoger el Proyecto de Dios y colaborar con ella y como ella en la gestación,
cuidado y desarrollo de sus hijos hasta que alcancen la total madurez en el amor.
CITAS BÍBLICAS:
Un sí a la escucha y acogida de la Palabra
-Lc 1, 26 - 38 “... Le dijo: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. Ella ... discurría qué
significaría aquel saludo ... No temas, María ... vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo ...
¿Cómo será esto...? ... Dijo María: He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu Palabra.”
-Lc 2, 19.51 “María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón ...”
Un sí obediente a su voluntad
-Lc 8, 19 - 21 “... mi madre y mis hermanos son aquellos que oyen la Palabra de Dios y la cumplen”
-Lc 11, 27 - 28 “... Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron! pero el dijo: dichosos más
bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan”
Un sí a la entrega de la Palabra viva
-Jn 2, 1 - 12 “... le dice a Jesús su madre: ´no tienen vino´. Jesús le responde: ´¿Qué tengo yo contigo,
mujer? Todavía no ha llegado mi hora ´. Dice su madre a los sirvientes: ´Haced lo que él os diga´”
-Jn 19, 25 - 27 “Junto a la cruz de Jesús estaban su madre ... Jesús, viendo a su madre, y junto a ella
al discípulo a quien amaba, dice a su madre: ´Mujer, ahí tienes a tu hijo´”
Un sí a la formación del discípulo
-Jn 19, 27 “... luego dice al discípulo: ´Ahí tienes a tu madre´. Y desde aquella hora el discípulo la
acogió en su casa”
-Gal 4, 19 “hijos míos!, por quienes sufro de nuevo dolores de parto, hasta ver a Cristo formado en
vosotros”
-1 Tes 2, 7 - 8 “...nos mostramos amables con vosotros, como una madre cuida con cariño de sus
hijos. De esta manera, amándoos a vosotros, queríamos daros no solo el Evangelio de Dios, sino
incluso nuestro propio ser...”
Un sí al nacimiento de la Iglesia
-Hch 1, 14 “Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía ... de María la
madre de Jesús ...”
-Hch 2, 1 “Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar... quedaron
todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar ... según el Espíritu”
FORMA
La actitud del apóstol no puede ser otra que la de nuestra Madre, la de ir repitiendo día a día,
momento a momento su mismo sí. Con su mismo amor materno no viviremos ya para nosotros
mismos, sino para el cuidado y crecimiento de la Vida de Dios en los discípulos que ya ha puesto en
nuestras manos. Como María al pie de la cruz, no nos volveremos atrás en los momentos de parto y
de dificultad, para que lejos de abortar, podamos ser causa de la alegría de Dios y del aumento
incesante del hogar. Toda nuestra vida se convertirá con Ella en un canto agradecido y feliz al que se
suman nuevos discípulos que sean a su vez fermentos de nuevas fraternidades, que extenderán su sí
por generaciones.
ENLACE
Todo lo que se nos ha dado no nos lo podemos guardar, la fe y el amor se multiplica cuando se
propaga. Es un deber sagrado de justicia, una exigencia del amor, la mejor prueba de gratitud para
con nuestro Dios el poder responder con fidelidad dándole un sí total como María para que todos los
hombres puedan llegar a conocer y vivir de su amor.
NUESTRO MAGNIFICAT
-Queremos proclamar con María la grandeza y la plenitud del Amor para el cual queremos vivir
en eterna convivencia de Amor.
-Queremos proclamar que ese Amor es Alguien, Alguien infinitamente bueno, del que procede
todo bien, que es fuente y manantial de todo amor. Él es nuestro Padre.
-Queremos proclamar que solo Él puede satisfacer todas nuestras ansias de amar y ser
amados, y por tanto el único que puede colmar nuestra vida de felicidad y dicha porque Él nos creó y
nos destinó a vivir sólo para Él.

61
62 TE MA R I O D E L B O L S I L L O 1 9 9 6

-Queremos proclamar que la vida que abundantemente recibimos de Él es eterna, es una vida
de eterno gozo y fecundidad y trascendencia, que su esencia es su mismo Amor, por eso nuestra
vocación no es otra que la del Amor, pues lo único que me manda Él es amar para nuestra perfección
y desarrollo y para la perfección y desarrollo de todos los hombres en su mismo Amor. No podría amar
si no recibieramos de Él contínuamente su Amor fresco y puro único capaz de transformarme en su
fragua de Amor en Él mismo.
-Deseamos con todo nuestro ser aspirar a la máxima perfección en el Amor siguiendo el
modelo de su hijo Jesús, única vocación, genuína y suprema para todos los hombres. Para realizar
este ideal, Él mismo ha salido a nuestro encuentro, ha tomado nuestra condición y se ha hecho
semejante en todo a nosotros menos en el pecado. Él nos llama a que le sigamos y va delante de
nosotros dándonos las mayores pruebas de Amor, llegando al extremo en la cruz y en la Eucaristía
para establecer en nosotros su Morada, y hacernos sacramentos y templos de su mismo Amor.
-Queremos ser Eucaristía, hostias de Amor, autodonación y encarnación continua para
establecer entre todos los hombres, nuestros hermanos la verdadera comunión, una auténtica
comunidad de vida en su mismo Amor, que lo propague y anuncie por toda la tierra. -Queremos
proclamar contigo, Madre, las maravillas de nuestro Dios.

IMPLICACIONES
María, Madre y Maestra de los discípulos de Jesús.
María no es sólo para nosotros modelo de discípulo, sino también madre y maestra.
María, es la persona elegida por Dios y así presentada y entregada por Jesús para ser nuestra
verdadera Madre. Las dificultades con que tropieza el hombre para nacer de nuevo a la Vida divina,
para iniciarse en su identidad cristiana sin malograr su gestación, desarrollo y crecimiento debido,
hasta la madurez y plenitud de Cristo, necesita, evidentemente de la mamá. Si no muere el “yo” no
nace Cristo, María nos acompaña en el sí a Cristo hasta la muerte más humillante del Calvario. María
es inprescindible en nuestra vida y en nuestra vocación y misión de hacer discípulos de Cristo a todas
las gentes. El orgullo, la no aceptación propia, el desánimo y derrotismo y tal vez la desesperación,
frutos propios de nuestra soberbia e individualismo dejan en nosotros llagas y cicatrices, resabios
amargos difíciles de eliminar en este mundo de ambiente enrarecido y contaminado. Mil veces
empezamos y nos levantamos y otras tantas veces sentimos la debilidad y flaqueza que nos bloquea y
la caida que nos hunde. María con su entrañable amor de madre nos acompaña en todo el proceso de
gestación, crecimiento y formación de sus hijos. Su mano suave y fuerte, acogedora y firme nos es
aliento y confianza para volvernos a su Hijo y disponernos a hacer lo que él nos diga.

62

Centres d'intérêt liés