Vous êtes sur la page 1sur 9

SECRETARÍA : CRIMINAL (LIBRO PROTECCIONES)

PROCEDIMIENTO : RECURSO DE PROTECCIÓN


RECURRENTE : Manuel Esteban Maiza García
RUT : 2.390.364-4
ABOGADO PATROCINANTE : JOSÉ LUIS BARO RÍOS
RUT 13.638.886-K
RECURRIDO : ISAPRE CONSALUD S.A.
RUT Nº 96.856.780-2
REPRESENTANTE LEGAL : Marcelo Dutilh Labbe

En lo principal: interpone recurso de protección; en el primer otrosí: acompaña documentos; en el segundo otrosí:
solicita orden de no innovar; en el tercer otrosí: patrocinio y poder.

Iltma. Corte de Apelaciones


de Santiago.

JOSÉ LUIS BARO RÍOS, abogado, domiciliado en Huérfanos 1160 Oficina 1208, comuna de
Santiago, Región Metropolitana, compareciendo, al tenor de lo establecido en el numeral 2º del Auto Acordado de la
Excma. Corte Suprema, sobre Tramitación y Fallo del Recurso de Protección (el “Auto Acordado”) en beneficio de
Manuel Esteban Maiza García, pensionado, con domicilio en Nicolás Gogol Nº 1386, comuna de Vitacura, Región
Metropolitana (en adelante, indistintamente el “Recurrente”) y dentro del término establecido en el numeral 1º del
Auto Acordado, a S.S. Iltma. con respeto digo:

Que vengo en interponer recurso de protección en contra de Isapre Consalud S.A., rol
único tributario Nº 96.572.800-7, representada legalmente por don Marcelo Dutilh Labbe, ignoro profesión u oficio
y cédula nacional de identidad, ambos domiciliados en Pedro Fontova N° 6650, comuna de Huechuraba, Región
Metropolitana, a fin de que S.S. Iltma. adopte las medidas tendientes para cautelar el legítimo ejercicio de los
derechos constitucionales establecidos en el artículo 19 Nºs 9 y 24 de la Constitución Política de la República, de
cuyo legítimo ejercicio se amenaza a esta parte a consecuencia del proceder arbitrario e ilegal de la Isapre recurrida,
por los antecedentes de hecho y de derecho que a continuación paso a describir.

I. LOS HECHOS.

Actualmente, Manuel Esteban Maiza García se vincula con Isapre Consalud S.A. mediante
un plan de salud llamado ALERCE - CONSALUD 47- PR05 (CODIGO ). Con fecha 28 de septiembre de 2012, la
recurrida ha despachado carta de adecuación notificada con fecha 1 de octubre de 2012, informando al recurrente
que, de manera unilateral y sin fundarse en antecedentes objetivos comprobables, ha decidido aumentar el precio
base de su plan de UF 1,27 a UF 1,31, lo que determina un aumento del precio final de UF 6,514 a UF 6,714. Junto
con ello la recurrida ha señalado que, dentro de los tres meses siguientes a la recepción de esta carta, Manuel
Esteban Maiza García debe optar por alguna de las siguientes alternativas:

1) Aceptar el incremento de precio base: conservando la misma cobertura actual en virtud del antes mencionado
plan ALERCE - CONSALUD 47- PR05 (CODIGO ), pero obligándole a soportar en su patrimonio un aumento
importante en el precio total de su actual plan de salud. Dicha alza, que parece bastante discreta al día de hoy,
determinará un aumento exponencial en el precio del plan, cuyo precio fue establecido en unidades de fomento,
considerando la reajustabilidad propia de los niveles de inflación de nuestra economía. Por otro lado, este aumento
de precio no lleva aparejada mejora alguna en las prestaciones propias del contrato de salud suscrito con la
recurrida, dejando en letra muerta la voluntad del recurrente claramente manifestada al momento de optar por este
plan de salud, cuyo precio base forma parte integrante de los términos y condiciones conocidos y aceptados al
momento de contratar con ella.

2). Optar por un plan alternativo de la Isapre: denominado como PLAN ELECCION TOTAL 15-ET1000, cuyas
coberturas son sustancialmente inferiores a las de su actual plan de salud, determinando a la larga significa un
mayor gasto para el afiliado por concepto de prestaciones médicas no bonificables.

3). Desafiliación: la tercera alternativa planteada es la desafiliación de la Isapre, dando término al respectivo plan de
salud, haciéndolo renunciar a los derechos adquiridos al suscribirlo.

II. EL DERECHO.

1. Artículo 19 Nº 24 Constitución Política de la República: de la libertad contractual y del principio de la


“cosificación de los derechos”.

En ejercicio de su libertad contractual, el Recurrente ha optado por la cobertura brindada


por Isapre Consalud, libremente elegida, en atención a los beneficios ofrecidos y al precio por ellos pedido, al
momento de contratar con ella. Este contrato no sólo es ley para las partes contratantes no pudiendo ser
modificado sino por mutuo acuerdo, como dispone el artículo 1545 del Código Civil, sino que, además, es fuente de
derechos que han ingresado al patrimonio del recurrente efectivamente, en virtud del principio de la “cosificación
de los derechos” que se encuentra acuñado en el artículo 583 del Código Civil y, para los fines que interesan al
presente recurso, en el inciso primero del numeral 24 de la Constitución Política de la República. El proceder de la
recurrida, en ese orden de ideas, no sólo va en abierta contradicción a la invariabilidad de los términos del contrato
sino que, además, priva al Recurrente del legítimo derecho a la bonificación de los gastos en que incurra por
concepto de prestaciones médicas, en la modalidad, con los topes y al precio originalmente pactados con ella.

2. Artículo 19 Nº 9 de la Constitución Política de la República: del derecho a la protección


de la salud y de la limitación de su ejercicio a consecuencia del proceder de la recurrida.

Como se ha expresado con anterioridad, de no optar por soportar el aumento del precio
base, ni por el plan alternativo ofrecido a coberturas inferiores, la única alternativa posible sería la desafiliación y la
búsqueda de un nuevo plan de salud, sea en el sistema público o privado, situación que desconoce abiertamente el
derecho de toda persona a elegir el sistema de salud al que desee acogerse, sea éste estatal o privado, establecido
de esa manera en el inciso final del Artículo 19 Nº 9 de la Constitución Política de la República, situación agravada
por la circunstancia de que si el plan de salud del Recurrente sigue incrementándose de esta manera,
derechamente, será imposible financiarlo, debiendo cambiar forzadamente al sector público de salud.

2
Como se expondrá y demostrará a continuación, la privación, perturbación y amenaza del
legítimo ejercicio de los derechos constitucionales antes señalados, ha sido consecuencia del proceder arbitrario e
ilegal de parte de la Isapre recurrida.

3. Ejercicio abusivo por parte de la recurrida, de la facultad establecida en el artículo 38


de la Ley de Isapres.

La doctrina y jurisprudencia adoptadas universalmente, por esta misma Iltma. Corte y que
ha sido ratificada por la Excma. Corte Suprema, en la totalidad de recursos que los afiliados han entablado, frente a
esta situación, es la de sostener que la facultad de las Isapres de adecuar los planes de salud, acogiendo en cierta
forma la llamada “teoría de la imprevisión”, puede ser ejercida sólo de forma excepcional: “si bien la Isapre tiene
una facultad legal para hacer tal adecuación, de acuerdo con lo previsto en el artículo 197 inciso tercero del D.F.L. 1
de 2005 del Ministerio de Salud tal facultad resulta excepcional frente a la regla general establecida en el artículo
1545 del Código Civil y, por consiguiente, sólo puede ser aplicada por la Isapre en forma restringida. Por lo anterior, y
como se ha dicho por esta Corte, la facultad revisora de la entidad de salud previsional debe entenderse
condicionada a un cambio efectivo y verificable del valor de las prestaciones médicas, en razón de una alteración
sustancial de sus costos, de lo que se sigue que la recurrida, al disponer el aumento del Plan de Salud ha actuado en
forma arbitraria, pues su conducta no aparece revestida de la necesaria racionalidad y fundamento, pues ni siquiera
ha informado ni mucho menos acreditado frente a esta parte, los factores que han influido en el alza1”.

En el caso de marras, la recurrida fundamenta el alza en el precio base del plan de salud
antes referido fundamentalmente en el supuesto aumento de precios de las prestaciones médicas, lo cual ha
determinado un aumento en sus costos y resultados operaciones negativos, argumentos que en criterio de esta
parte adolecen de falta de razonabilidad y verosimilitud y, por lo tanto, la decisión adoptada no puede sino ser
declarada como arbitraria y, por lo tanto, no la habilita para ejercer la facultad excepcional establecida en su favor
en el artículo 197 de la Ley de Isapres, debiendo este Tribunal adoptar las medidas tendientes al reestablecimiento
del derecho.

Efectivamente, no es razonable invocar un aumento de precios de clínicas y prestadores


médicos por cuanto las Isapres se encuentran facultadas en virtud del artículo 189 de la Ley de Isapres para poner
término a sus contratos con prestadores preferentes y la terminación de dicho convenio resulta vinculante para el
afiliado, quien sólo puede optar por poner término al contrato. Asimismo, en esta materia S.S. Iltma. como en las
materias de mercado, en general, existe competencia. Existen varios prestadores médicos en el mercado, cuyos
precios presentan grandes variaciones. Si la recurrida estima que sus costos de operación están aumentando
excesivamente por este concepto bien puede cambiar de prestador preferente. Ahora, en la práctica ¿qué ocurre?
Las Isapres al hacer convenios con prestadores médicos preferentes creando sus planes cerrados, celebran
convenios marco estratégicos que les aseguran en la práctica la mantención de un costo durante un tiempo
determinado. Ello es así por cuanto de otra manera, no se justificaría en modo alguno, la celebración de estos
convenios marco. ¿Es razonable entonces traspasar un eventual aumento de costos que de por sí ya están cubiertos
para la Isapre por estos acuerdos marco y relaciones corporativas al afiliado? Finalmente, cabe plantear la siguiente

1
Ver Sentencia 26 de enero de 2009. Cristian Soto con Isapre Banmédica. Ingreso Corte Nº 11.702-2008
3
interrogante ¿no es de la esencia de todo el sistema de salud previsional el financiamiento de las prestaciones y
subsidios de los afiliados sobre la base de las leyes de los grandes números, del mismo modo como operan los
seguros en general? A mayor abundamiento, la cobertura brindada por las Isapres no constituye sino un seguro
médico en su esencia toda vez que cubre las contingencias que puedan ocurrir al afiliado – asegurado en materia de
salud, bonificando o reembolsando a la manera de la indemnización derivada de una póliza, los costos en los que
pudiere incurrir por ese concepto

Ahora, en cuanto a la falta de verosimilitud dicho vicio resulta evidente respecto de


ambos motivos invocados por la Isapre, esto es, respecto al supuesto aumento de precios y resultados operacionales
negativos –sin que se detallen las partidas correspondientes ni los gastos de administración, remuneraciones de
directores y ejecutivos y otros- por cuanto dichas afirmaciones no aparecen asociadas a antecedentes documentales
serios y verificables por el afiliado que los hagan verosímiles ¿cuántas licencias médicas son rechazadas por la Isapre
y por el COMPIN? ¿cuántas prestaciones médicas quedan excluidas y motivan necesariamente la interposición de
reclamos ante la Superintendencia del Ramo? Todos esos antecedentes son omitidos y la recurrida en su anexo no
da sino una cifra general sin partidas o asientos comprobables por el afiliado quien sólo puede confiar en la buena fe
de la entidad que año a año le sube el precio de su plan sin mejorar en modo alguno las coberturas del mismo. Los
resultados económicos de los 2 últimos ejercicios contables de estas entidades y de los cuales se ha dado cuenta en
detalle a través de los medios de comunicación, dejan en evidencia esta situación.

De esta manera, aún cuando la recurrida haya seguido para la determinación del ajuste de
precios, el procedimiento y márgenes establecidos en la Ley Nº 20.015, la falta de razonabilidad y verosimilitud de
los argumentos esgrimidos para ejercer esta excepcional facultad, determina que su proceder deba ser declarado
como arbitrario, debiendo esta Corte adoptar las medidas tendientes al restablecimiento del imperio del derecho:
“Que las disposiciones introducidas por la ley Nº 20.015 a la ley Nº 18.933, para nada eximen a las Isapres a justificar
el alza de precio en sus planes. Lo que las nuevas disposiciones hacen es regular la forma de cómo ellas han de
efectuarse, pero dado a que se trata de un contrato bilateral, que en principio sólo puede ser modificado de común
acuerdo, la circunstancia espacialísima de poder unilateralmente hacerlo, ha de ser del todo justificada, de manera
que, tal como se ha dicho, no es aceptable que simplemente se afirme que ahora tiene un mayor costo, si es
imposible saber a cual de todos se está refiriendo, y por que motivos es que ello ocurre”.2

Tanto el derecho de propiedad (art. 19 Nº24) como el de protección de la salud (art. 19


Nº9), se encuentran incluidos dentro del catálogo de derechos amparables por la vía de la acción protectiva
constitucional, por lo cual el presente recurso resulta plenamente procedente.

POR TANTO:

RUEGO A S.S. ILTMA, tener por interpuesto recurso de protección en contra de Isapre Consalud S.A. a consecuencia
del acto arbitrario e ilegal representado por el alza unilateral e injustificada del precio base de mi plan de salud, para
que, conociendo del mismo, lo acoja, adoptando las medidas necesarias para el reestablecimiento del imperio del
derecho, ordenando a la Isapre recurrida la mantención del actual plan de salud ALERCE - CONSALUD 47-

2
Sentencia “Jorge Basso con Isapre BANMEDICA S.A.” N.I.C. 6724-2008. Novena Sala Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago. Fecha 16 de octubre de 2008.
[en línea] http://www.poderjudicial.cl/index2.php?pagina1=estados_causas.php [consulta: 19 de octubre de 2008]
4
PR05(CODIGO ) de Manuel Esteban Maiza García en las mismas condiciones de cobertura y precio vigentes al día de
hoy, todo lo anterior con expresa condena en costas.

PRIMER OTROSÍ: a fin de acreditar los presupuestos fácticos en los que se sustenta la presente acción, sírvase S.S.
Iltma. tener por acompañada copia de la Carta de Adecuación por la cual la recurrida comunica a Manuel Esteban
Maiza García alza en el precio de su plan de salud, emitida con fecha 28 de septiembre de 2012 y notificada con
fecha 1 de octubre de 2012, según da cuenta el timbre de Correos de Chile adjunto.

SEGUNDO OTROSÍ: a fin de cautelar en lo inmediato, la integridad de los derechos fundamentales invocados en el
cuerpo del presente libelo, sírvase S.S. Iltma., en tanto se resuelve el fondo del presente recurso, decretar orden de
no innovar, instruyendo a la Isapre recurrida a mantener el precio actual del plan de salud de Manuel Esteban Maiza
García, bajo las mismas condiciones de cobertura.

TERCER OTROSÍ: sírvase S.S. Iltma. tener presente que en mi calidad de Abogado Habilitado para el ejercicio de la
profesión, patrocinaré el presente recurso, compareciendo en representación de la recurrente, en mérito de lo
dispuesto en el numeral 2 del Auto Acordado de la Excma. Corte Suprema, sobre Tramitación y Fallo del Recurso de
Protección.

______________________________________
José Luis Baro Ríos
13.638.886-K

5
6
7
8
9