Vous êtes sur la page 1sur 3

J. de Sahagún Lucas Hernández, Fenomenología y Filosofía de la religión, Madrid, BAC, 1999.

CAP. II, FENOMENOLOGÍA DE LA RELIGIÓN

Hay dos formas de abordar el hecho religioso. La fenomenología de la religión, que presenta
el hecho religioso en su especificidad. La filosofía que reflexiona racionalmente sobre la
fenomenología. Sahagún comienza explicando el concepto y ámbito que tiene la fenomenología
de la religión.

I. CONCEPTO Y ÁMBITO DE LA FENOMENOLOGÍA DE LA RELIGIÓN.

La FR surge con la necesidad de unificar las áreas del conocimiento acerca de lo religioso. Las
ciencias positivas auxiliares son insuficientes para abarcar todo el hecho religioso, por ello el
método fenomenológico es propuesto como una oportunidad para obtener los resultados
deseados del conocimiento de lo religioso. Se hará mediante dos pasos: descripción e
interpretación del hecho religioso.

1. La descripción

El método fenomenológico no es un saber especial, aunque haya quienes intenten transformarlo


en doctrina. La observación del hecho que se le muestra al sujeto es el punto de partida. Kant y
Hegel son los precursores del término que designa una base de una forma de saber. Se ha
definido la FR como saber descriptivo de la actitud religiosa.

2. La interpretación

La descripción es insuficiente. La vivencia aparece como la manifestación de una actitud


profunda. Dumézil refiere que la religión no es una colección de ritos, prácticas… sino que es
un pensamiento articulado que define una experiencia vivida, la relación hombre-divinidad. Al
interpretar los hechos los fenomenólogos logran identificar la religión como fenómeno humano
originado por el encuentro con la esfera de la realidad designada como lo sagrado. Una
definición previa dice que la FR es una ciencia que busca comprender el fenómeno religioso a
partir de su aparecer histórico individual-colectivo.

3. Objeto y contenido

La relación sujeto y objeto de la FR se basa en la intencionalidad de la conciencia del sujeto. El


objeto se identifica con lo sagrado y el sujeto es el hombre creyente. Van der Leeuw dice que
la ciencia no puede decir nada de Dios, pero si de la relación del hombre respecto de Él. Scheler
define la FR como ciencia que explica el sentido de la relación del hombre con Dios.
El fenómeno es lo que se muestra, es un objeto relacionado con el sujeto y éste con el objeto.
La mostración aparece en tres niveles distintos: vivencia, comprensión y testimonio. La FR se
ocupa de los dos últimos y la vivencia la trata de comprender y justificar haciendo ver su
estructura constitutiva y sentido último.

La FR debe cumplir con dos condiciones: Distinguir la ocasionalidad del hecho de su eidos.
Sistematizar tipológicamente los datos religiosos en su necesario desarrollo histórico. Van der
Leeuw acota el campo de aplicación de manera negativa diciendo que la FR no es poesía,
tampoco es historia, se distingue de la psicología y dista de identificarse con la filosofía y
teología.

4. Definición

Se define entonces a la FR como la ciencia que trata de la personalidad de la esencia de la


religión a través de sus manifestaciones. La FR destaca del hecho religioso su estructura
constitutiva y significación específica, el elemento común determinante de su esencia. M.
Velasco define a la FR como la interpretación descriptiva y no normativa del hecho religioso a
partir de sus múltiples manifestaciones.

II. MÉTODO DE LA FENOMENOLOGÍA DE LA RELIGIÓN


1. Presupuestos metodológicos
a) La religión como hecho humano específico.

La FR se apoya en hechos concretos, localizados en un tiempo y espacio, que se distingue de


cualquier otro fenómeno humano. El objeto de investigación es la esencia o quid sit. El método
fenomenológico se apoya en el dato empírico auténtico su peculiaridad. Así elabora una
interpretación de lo observado sin distorsionar su sentido. El fenomenólogo establece una
comparación sistemática de las diferentes formas del hecho a lo largo de la historia y en los
diversos contextos socioculturales.

b) La religión como hecho humano complejo y significativo.

El segundo elemento del hecho religioso es complejo; atiende a la intencionalidad del sujeto
humano. En esta tarea de comprensión interviene siempre un factor subjetivo imprescindible,
la empatía. En el hecho religioso se reporta todo un proceso de génesis, desarrollo y
configuración dentro de un contexto cultural determinado. El método de la FR se caracteriza
por estas dos cosas, la actitud mental que adopta y el concepto clave que emplea.

2. Representantes de esta disciplina: P. D. Chantepie de la Saussaye


Los cultivadores de la FR se inspiran en Husserl, Brentano, Spranger, Jaspers y Heidegger, así
como reasumen las aplicaciones hechas por Otto, Dumézil y Caillois.

Saussaye ofrece por primera vez un estudio fenomenológico de la religión en 1887. Define la
FR como la ciencia que se propone el estudio de la religión, de su esencia y de sus
manifestaciones. Para evitar la yuxtaposición entre manifestación y esencia, Saussaye emplea
una serie de hechos mediadores que permiten establecer una conexión entre éstas.

3. Síntesis histórica de la fenomenología de la religión


a) La ilustración. Este período estudia la religión desde un carácter más etnológico y
etnográfico que fenomenológico propiamente. Los dos representantes de esta época son:
C. Mainers, “primer fenomenólogo consciente”, y Benjamin Constant, el más influyente
de este período.
b) El romanticismo. La fenomenología recibe un impulso importante por dos pensadores:
Crauzer, que profundiza en datos históricos, y Hegel. Schleiermacher confiere un puesto
privilegiado situando la FR frente a la metafísica y la ética.
c) La filología romántica. Mediante recursos lingüísticos, Max Müller y A. Kuhn,
contribuyeron de forma eficaz al desarrollo del procedimiento fenomenológico.
d) El positivismo Romántico. Aparecen figuras relevantes junto a nombres como Hermann
Usener y A. Dieterich, se coloca a P.D. Chantepie de la Saussaye, también
investigadores como Wund en Alemania y Lévy-Bruhl en Francia.
e) Filosofía actual. Partiendo de las obras de Dilthey y, sobre todo, E. Husserl, la época
actual trata de entender los fenómenos en su modo de manifestarse al observador según
las leyes del método fenomenológico: reducción fenomenológica, eidética y
trascendental. Seguidores de esta forma son: M. Scheler, J. Wach, N. Sönderblom así
como el mismo G. van der Leeuw
4. Tres formas actuales de fenomenología de la religión
a) Se entiende el término “fenomenología” en el mismo sentido de E. Husserl. Aquí más
que FR debería ser filosofía porque se reflexiona a la vez que se interpreta.
b) La otra manera de aplicar la fenomenología al campo religiosos es comprender lo
mostrado con el fin de captar su estructura profunda y su razón formal, su especificidad.
c) Finalmente, una corriente protagonizada por protagonistas anglosajones partiendo de
presupuestos comparativistas intenta destacar los rasgos comunes de las distintas
religiones con el fin de detectar su naturaleza.