Vous êtes sur la page 1sur 9

REPÚBLICA DE CUBA

MINISTERIO DE SALUD PÚBLICA


Centro Latinoamericano de Medicina de Desastres “Dr. Abelardo Ramírez Márquez”

Tema: Cuidados pediátricos en situaciones de desastres.


Cuidados del niño en condiciones difíciles?

Autores: Dra Estrella Roca Ortiz .Especialista de Primer Grado en Pediatría.


Medico Intensivista. Profesora Instructora del CLAMED.

Dr. Guillermo Mesa Ridel


Especialista de Primer Grado en Epidemiologia. Máster en Filosofía
Profesor Auxiliar del CLAMED.

Contenidos:

-Concepto y tipo de desastres


-Impacto de los desastres sobre la salud general y la niñez.
-Objetivos de Desarrollo del Milenio y Derechos bajo la Convención de los
Derechos del niño.
-Medidas de actuación del pediatra en el manejo de desastres: prevención
preparativos, respuesta y recuperación.
-Bibliografía.

Introducción

El incremento constante del número de desastres y de sus víctimas hace que


se constituyan en un importante problema de salud pública. La importancia de
los desastres como problema de salud ya es ampliamente reconocida, todos
los años más de 200 millones de personas resultan afectadas por las sequías,
inundaciones, ciclones, terremotos, incendios forestales y otras amenazas.
Sumado a esto la pobreza, la creciente densidad de la población, la
degradación ambiental y el calentamiento global están logrando que el impacto
de las amenazas naturales empeore aún más.

El término desastres entonces, suele usarse para describir un acontecimiento


o serie de sucesos de gran magnitud, que afectan gravemente las estructuras
básicas y el funcionamiento normal de una sociedad, comunidad o territorio,
ocasionando víctimas y daños o pérdidas de bienes materiales, infraestructura,
servicios esenciales o medios de sustento a escala o dimensión más allá de la
capacidad normal de las comunidades o instituciones afectadas para
enfrentarlas sin ayuda, por lo que se requiere de acciones extraordinarias de
emergencia.(1)

Los desastres se clasifican en naturales, tecnológicos y sanitarios, según lo


establecido en la Directiva No1.de Junio del 2005 del Vice Presidente del
Consejo de Defensa Nacional, y que el cual es un documento que rige la
Planificación, Organización y Preparación del país ante situaciones de
desastres.(2)

¿Como influyen los desastres sobre la salud?

Los desastres pueden afectar la salud pública por varias razones primero
causando un número inesperado de muertes, lesiones o enfermedades, que
exceden las capacidades de los servicios locales de salud, pueden dañar o
destruir la infraestructura local de salud, como los hospitales, unidades de los
ministerios de salud publica, alteran la prestación de los servicios rutinarios y
actividades preventivas, con graves consecuencias a corto, mediano y largo
plazo, en términos de morbilidad y mortalidad, pueden generar efectos
adversos sobre el ambiente y la población al aumentar el riesgo de
enfermedades transmisibles y los peligros ambientales , afectar el
comportamiento psicológico y social en las comunidades, pueden causar
escasez de alimentos con severas consecuencias nutricionales, como un déficit
de micronutrientes - deficiencia de vitamina A, pueden causar grandes
movimientos de población, espontáneos u organizados, a menudo hacia áreas
donde los servicios de salud no pueden atender la situación y aunque la
literatura indica que las epidemias son raras después de los desastres de
origen natural ,éstos desplazamientos poblacionales pueden aumentar el riesgo
de brotes de enfermedades transmisibles en las comunidades desplazadas y
anfitrionas, por el hacinamiento, condiciones insalubres o agua contaminada .
Un elemento relevante en el impacto de los desastres, es su mayor y peor
impacto en los países pobres, y la salud de grupos vulnerables, dentro de
ellos los niños y niñas, las embarazadas o madres lactando. (3)

En el caso de las implicaciones sobre la salud infantil que tienen eventos como
los desastres o conflictos armados , la ruptura de servicios básicos como
abastecimiento de agua puede ocasionar contaminación hídrica y la aparición
de enfermedades diarreicas, los daños en abastecimientos de alimentos
influyen sobre el estado nutricional de grupos susceptibles como los
desnutridos o bajo peso, alteran la dinámica normal de las necesarias
campañas de vacunaciones, los desplazamientos en masas exponen a los
niños a ambientes físicos y sicológicos no saludables , producen también
dificultades o entorpecimiento en el cuidado de los niños por sus familiares o
tutores , separación de sus seres mas cercanos, de las actividades escolares ,
incluyendo la afectación de la salud mental, apoyado en la afirmación aceptada
universalmente de que estos grupos de edades son más sensibles y más
vulnerables, pero también más receptivos y moldeables .

Aunque los Objetivos de Desarrollo del Milenio abarcan a toda la humanidad,


se establecen prioridades para la infancia, seis de los ocho objetivos se
refieren directamente a la infancia, por lo que la conquista de éstos reviste la
mayor importancia en ella. Los niños son más vulnerables en la medida en que
la población en general carece de elementos esenciales como alimentos, agua,
saneamiento y atención de la salud. También son los primeros que mueren
cuando sus necesidades básicas no son satisfechas. Porque además la
infancia tiene derechos: Todos los niños y niñas nacen con derecho a la
supervivencia, a la alimentación y nutrición, a la salud y la vivienda, a la
educación y a la participación, la igualdad y la protección. Se trata de derechos
consagrados, entre otros, en la Convención sobre los Derechos del Niño el
tratado internacional de derechos humanos de 1989.(4)

Debido a que las labores de lucha contra la pobreza comienzan con la


infancia, ayudar a que los niños y niñas desarrollen su pleno potencial también
constituye una inversión en el progreso de toda la humanidad. Esto se debe a
que, en esos años iniciales y fundamentales, la asistencia que se le puede
prestar a la infancia logra los mejores resultados con respecto al desarrollo
físico, intelectual y emocional de los niños y niñas. Y, cuando se invierte en la
infancia, se conquistan más velozmente los objetivos del desarrollo, ya que los
niños y niñas constituyen un importante porcentaje de los pobres del mundo.(5)

Por estos motivos, tema muy especial de esta guía lo constituyen las
recomendaciones para los niños y las niñas, los adolescente y mujeres
(especialmente embarazadas y las que se encuentran lactando).

-Medidas de actuación del pediatra en el manejo de desastres: prevencion


preparativos, respuesta y recuperación.

El pediatra debe estar preparado y presente con su actuar en cada una de las
etapas. Estas guías para la atención en desastres se adaptan a cualquier tipo
de evento o situaciones de crisis como las guerras , pero se sugiere modelar
aquellas situaciones extremas posibles como un sismo de variable
intensidad ,accidentes tecnológicos masivos o desastres sanitarios de gran
envergadura que puedan producir desestabilización de los sistemas de
respuesta incluyendo los servicios pediátricos .
En condiciones normales el pediatra planifica y realiza actividades de
prevención y promoción de salud en la infancia, éste es el momento ideal para
comenzar la prevención de riesgos de desastres donde juega un papel
preponderante la planificación para la atención pediátrica durante el desastre ,
la cual exige ser llevada con responsabilidad por las instituciones de la Salud
Pública, gremiales, y científicas, teniendo en cuenta lo que implica tener la
perspectiva de atender un gran numero de niños afectados, labor que debe ser
llevada por personal especializado.

Para una mejor comprensión del Qué y Cómo hacer ante situaciones de
desastres es preciso tener en cuenta un orden lógico para las medidas a
tomar.

Durante la Prevención y Mitigación: es una medida permanente, las


medidas que se deben tomar van dirigidas fundamentalmente a estudiar los
riesgos y vulnerabilidades y cómo reducirlos, al fortalecimiento de los sistemas
de vigilancia y alerta temprana.
El pediatra deberá participar en:

-Realización de la planificación del manejo pediátrico ante situaciones de


desastres siguiendo un diseño que abarque todos los peligros posibles
(naturales, sanitarios y tecnológicos) que pueden ocurrir en un área o
comunidad determinada, teniendo en cuenta los antecedentes históricos y la
caracterización del área o institución donde trabaja, y que garantice la
continuidad del funcionamiento de Programas como vacunación, consultas a
recién nacidos, puericultura.

-Incluirá estudios de riesgos de accidentes, y enfermedades trasmisibles en


las viviendas, escuelas y círculos infantiles, tendrá en cuenta la existencia en el
área de alguna industria o almacenes que constituyan un riesgo para la
aparición de desastres tecnológicos.

-Mediante el análisis de situación de salud, tendrá en cuenta las condiciones


higiénico-epidemiológicas del área, el número de niños y niñas expuestos, y
dentro de ellos aquellos que presenten mayor riesgo de afectación a la salud.

Por ejemplo los recién nacidos , desnutridos, enfermedades crónicas


asociadas ,discapacitados ,deficiencias en el cuidado del familiar hacia el niño,
condiciones físicas riesgosas del inmueble donde vive, habitantes de zonas de
alto riesgo de inundaciones, derrumbes , accidentes tecnológicos ya sea del
transporte ,por industrias cercanas de alto riesgo o zonas de alta probabilidad
de enfermedades trasmisibles.

-Trabajo comunitario e intersectorial: Preparación de la comunidad en primeros


auxilios y rescate a la población pediátrica, medidas antiepidémicas , fomentar
los cuidados y prioridades de la niñez en estas situaciones de conjunto con la
FMC, y las Casas de atención a la mujer por ser éstas las mayoritariamente
encargadas de el cuidado de sus hijos.

-Participación en la selección de locales con condiciones higiénico–sanitarias


adecuadas para alojar temporalmente a niños evacuados con sus madres,
incluyendo áreas de juegos, aseguramiento médico y la atención higiénico-
epidemiológica ,alimentación.
-Participación conjunta con el resto del personal de salud, la comunidad, FMC
en la educación sobre prevención de desastres, de la futura madre o puérpera
sobre como manejar la lactancia, alimentación, cuidados del bebe en
situaciones de desastres, u otras crisis.

-Identificar los pacientes propensos a desarrollar alteraciones


psicoemocionales durante y después de un desastre y brindar especial
atención multidisciplinaria.
Análisis de la situación nutricional y planificación de estrategias de
aseguramiento nutricional y suplemento así como carencias que se puedan
esperar en la comunidad.

-Planificar la superación profesional en la temática de salud y desastres,


teniendo en cuenta que se deben incorporar conceptos de prevención,
vulnerabilidades y reducción de riesgos de desastres en todas sus
actividades, debe incluir además entrenamiento en manejo del traumatismo en
niños
-Incorporar en las temáticas de educación para la salud, los problemas del
medio ambiente y los desastres y su protección integral: la atmósfera y los
desastres; la flora, la fauna y los desastres; los asentamientos humanos y
los desastres.
-Elaborar teniendo en cuenta todos los peligros el plan de recepción masiva de
heridos, lesionados, enfermos e intoxicados.

Durante los Preparativos


En esta etapa el pediatra debe trabajar para garantizar una respuesta óptima y
eficiente ante los desastres, elabora las decisiones teniendo en cuenta las
actividades planificadas antes de producirse, para reducir o mitigar su impacto.

Incluyen:

-Planificación efectiva de la atención medica de urgencia para salvar vidas;


recepción masiva de heridos, intoxicados o enfermos (triage)

-Preparación de un equipo móvil de atención medica especializado en


urgencias pediátricas (SIUM)

-Organización del sistema de aseguramiento material y humano (especialistas


en pediatría de todos los niveles de atención).

-Vigilancia en salud (información /acción) y medidas de control de las


enfermedades infectocontagiosas.

-Organización del aseguramiento higiénico–epidemiológico, vigilancia en la


comunidad y el hospital.

-Control sanitario del abastecimiento de agua en cantidad y calidad sanitaria,


de la disposición de residuales líquidos y excretas en la comunidad, policlínicos
y hospitales.

-Transportación y disposición final de basuras, así como el control de


artrópodos y roedores de importancia sanitaria.

-Supervisar la distribución y aporte de alimentos requeridos (raciones) para


cada grupo de edades, ofrecer requerimientos especiales en casos de
desnutrición, así como la higiene adecuada en el manejo de alimentos para
los niños.

-Fomentar y garantizar la continuidad de la lactancia materna en menores de


meses y adecuada ingesta alimentaria a la madre que lacta evacuados o no.

-Supervisar y garantizar las condiciones vitales para el bienestar y salud de los


niños, niñas y adolescentes en los albergues de evacuación, promover
espacios para el esparcimiento acorde a los diferentes grupos de edades
-Evitar bajo cualquier circunstancias que los sean separados de sus padres
durante la evacuación, garantizando el albergue común (preferentemente
con las madres), en caso de ausencia de los padres serán custodiadas por
el personal asignado.

-Se deberá valorar la posibilidad de garantizar un pequeño porciento de camas


pediátricas en Hospitales Generales caso que los Hospitales Pediátricos estén
muy alejados o puedan quedar incomunicados (sismo de gran intensidad)

-Activar el Sistema Integrado de Urgencias Médicas (SIUM) con participación


de especialistas en cuidados Intensivos y politraumatizados pediátricos.

-Participar en el Plan de liberación de camas de hospitales, liberar entre el


20% y el 30% de las camas de aquellos pacientes que su condición de salud
lo permita, mantener servicios vitales.

-Participar en la organización del plan de evacuación de aquellas unidades de


salud pediátricas vulnerables a los factores destructivos.

Durante la Respuesta
El pediatra de conjunto con los directivos de la APS, o el hospital deberá
aplicar las medidas concretas y planificadas de respuesta en dependencia
del tipo de desastre que se trate, y su intensidad, diferenciándolas de las que
se aplican en situaciones extremas.

Aseguramiento médico

-Se ha de garantizar la atención medica de urgencia para salvar vidas;


recepción masiva de heridos, intoxicados o enfermos, con un equipo
multidisciplinario especializado (función del triage)

-Deberá inicialmente hacer una evaluación del número de niños y niñas que
atenderá durante el desastre según grupos de edades y enfermedades
crónicas asociadas que puedan descompensarse, o cuadro clínico especifico
presente (en caso de intoxicaciones masivas) o epidemias

-Se dispondrá del personal especializado, para la atención medica de


urgencia pediátrica, el cual deberá disponer de todos los aseguramientos
necesarios, equipamiento , medicamentos(incluir sales de rehidratación oral),
según necesidades tanto para servicios vitales hospitalarios, como los
evacuados en albergues y aquellos que acudan a otros niveles de atención
policlínicos.

-Se tendrá en cuenta el aseguramiento médico en los albergues, para no


interrumpir el tratamiento a enfermos crónicos (diabéticos, asmáticos,
cardiópatas, IRC, inmunodeficientes y otros). Tener en cuenta necesidades
esenciales de enfermedades como HIV.

Agua y saneamiento
-Se garantizara la calidad y cantidad de agua potable para los niños de todas
la edades , puérperas , madres lactando, embarazadas tanto en la comunidad
, hospitales y albergues ,para evitar la propagación de enfermedades diarreicas
(fundamentalmente al paso de eventos hidrometeoro lógicos), manteniéndose
las medidas de saneamiento ambiental, disposición del agua potable en
recipientes adecuados.

-Se garantizara agua, y jabón, para la higiene personal, así como detergentes
desinfectantes para el lavado del vestuario y ropa de cama, especialmente en
recién nacidos.

- Alimentación: se realizara teniendo en cuenta el criterio establecido por


Especialistas en Nutrición e Higiene de los alimentos, deberá garantizarse el
acceso y disponibilidad de los alimentos.
Minimizar los riesgos de alimentación artificial manteniendo la lactancia
materna exclusiva en los más pequeños, se rechazara el uso de biberones,
tetes y sustitutos de la leche materna para alimentación en menores de 6
meses tanto en albergues como en hospitales, se acondicionarán espacios
para la lactancia, en caso de los menores de 3 meses se hará la búsqueda de
soluciones alternativas (vigilar las nodrizas que se desconoce el estado
serológico del VIH)

-En niños con esquema de ablactación y mayores de 1 año se mantendrá el


mismo teniendo en cuenta los hábitos o prácticas de alimentación
predominantes, aporte de ración suficiente según estudios de cálculos calóricos
en estos casos.

-Vigilancia y control de los manipuladores de alimentos para prevenir la


aparición de enfermedades por esta vía.
Identificar y evaluar personal de apoyo, madres que amamantan, personal de
salud capacitado (enfermeras), mujeres experimentadas de la comunidad.

-En caso de ocurrencia de un parto durante del desastres el pediatra debe


tener prevista y preparada la atención inmediata al neonato en ese momento y
garantizada la de los próximas 72 horas con optimas condiciones higiénico
ambientales, apoyo sicológico a la puérpera.

Apoyo psicoemocional

-Ofrecer apoyo psicoemocional a los niños y niñas, según grupo de edades, y


madres que están lactando lo que permitirá el menor impacto psicoemocional,
propiciando las mejores condiciones sicológicas, ambientales y de espacio para
ello.

Durante la recuperación En este momento el peligro o amenaza deja de


afectar, y el pediatra debe trabajar en el restablecimiento de servicios
importantes y en la reconstrucción. El tiempo de duración de estas acciones
dependerá de la magnitud de los daños.
El pediatra participara como miembro del grupo multidisciplinario en:

-La evaluación de daños en la comunidad, e institucional, que será integral


donde hará énfasis en determinar las afectaciones a los locales o instituciones
de atención médica pediátrica.

-Dara prioridad al reinicio o continuación de servicios priorizados (vacunación,


Consulta de evaluación del Recién Nacido, seguimiento del bajo peso o
desnutrido, pacientes pediátricos con enfermedades crónicas asociadas que
puedan estar descompensadas.

-Prestara asistencia a las familias damnificadas fundamentalmente aquellas


con niños, puérperas, y madres lactando; participará en la evaluación del
alojamiento temporal de las mismas con optimas condiciones para los niños y
niñas en caso necesario.

-Promover el reinicio de las actividades escolares de todos los niveles y otras


formas de aprendizaje, actualización de los temas que se han dejado de dar,
reintegración de niños y profesores y promover las actividades recreativas,
incentivando el debate de lecciones aprendidas después del desastres,
pesquizaje en colaboración con los profesores de niños con posible
afectación de la salud mental post desastre.

Bibliografía Citada

1. Bello Gutiérrez y coautores. Medicina de desastres. La habana: Editorial


ECIMED ; 2002 ISNB 959-212-110-9, disponible en :
www.bvs.sld.cu/libros_texto/medicina_desastre/

2. Cuba DC. DIRECTIVA No. 1 del Vicepresidente del Consejo de Defensa


Nacional para la planificación, organización y preparación del país para las
situaciones de desastres. 2005:81

3.Noji EK. Impacto de los desastres en la salud pública. Colombia: Instituto


Nacional de Salud,Bogotá,Colombia;2000 [cited 2009].Available from:
http:paho.org/bvs.

4. ONU. Objetivos de desarrollo del milenio. New York; Informe 2007. Publicado
por Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas
[cited mayo 2009] Available from: www.un.org

5. ONU. Protocolos facultativos de la Convención sobre los Derechos del Niño.


Convención de los derechos del niño, New York, 2008 [cited mayo 2009].
Available from: www.unicef.org
Bibliografía consultada

1. UNICEF.Core Commitment for children in emergency. Fondo de las Naciones


Unidas para la Infancia. New York; 2005 [cited mayo 2009]..Available from:
www.unicef.org/emerg/