Vous êtes sur la page 1sur 3

 1Siente amor por la interpretación.

Cine, series de televisión, teatro... El medio poco importa, lo crucial es sentir pasión
por el mundo del espectáculo. Ariel Lois lo tiene claro: "El bicho de la
interpretación se lleva dentro y empieza a llamarte más y más". Este joven gaditano,
de 28 años, se inició en el mundo del teatro desde el 2003. Entre sus logros destaca
su papel protagonista en los musicales de 'Abrazos' y 'El bosque de Mon'.

Para Ariel, el amor por el escenario es la noción más importante que todo actor debe
tener. "Ansías que se encienda un foco o que se descorra el telón para descubrir las
caras que están sentadas mirándote", asegura.
 2La vergüenza no es un problema.

¿Eres tímido y te gusta la actuación? No te preocupes, también puede haber sitio


para ti en el mundo de la interpretación. "Cuando un actor abandona el camerino
deja toda su vida atrás y se convierte en el personaje". Ariel Lois, que lleva más de
una década dedicado al mundo del teatro, asegura que la vergüenza y la timidez
acompañan a un actor "siempre".

Sin embargo, una personalidad más introvertida no tiene por qué suponer una traba
para lograr tu sueño. "En el escenario abandonas tu verdadera persona, si tu
personaje no es tímido tú tampoco lo serás", explica el actor.
 3Supera tus miedos.

 "Un actor es una persona que disfruta compartiendo, no hay que tener miedo".
Pablo Baldor, director de la escuela Acción-Escena, se enfrenta a diario a los miedos
de muchos de sus alumnos. ¿Cómo superarlos?

Baldor recuerda que un actor no se sube a un escenario para ser juzgado sino para
conseguir que el público"empatice" con él. Por este motivo lo importante es pensar
en el "aquí y ahora" y no en el qué dirán. No hay nada por lo que avergonzarse.
 4No hay edad para ser actor.

"La edad no es un factor determinante para ser un buen actor". El director de la


academia Acción-Escena, considera que no hay edades mínimas ni máximas para
dedicarse al mundo del espectáculo.

Baldor comenta que hay muchos niños que se dedican a la interpretación. "No son
conscientes realmente de lo que hacen, es más un juego, pero con el tiempo
adquieren la madurez necesaria de todo actor", afirma. Además, en cuanto a las
edades máximas para la actuación su idea es tajante: "hasta que el cuerpo aguante".
Aunque herramientas como la voz pueden perder facultades, un buen actor siempre
sabrá utilizar la mirada, los gestos etc.
 5La formación es muy importante.

Voz, verso, literatura, danza, técnicas de actuación... Son algunas de las materias
que se ofrecen en los Ciclos Superiores de Arte Dramático. Nuria Alkorta, profesora
de Interpretación de la Escuela Oficial de Teatro de Madrid (RESAD) considera que
estos estudios son muy"exigentes", pero también muy importantes.

A su entender no solo descubres la técnica necesaria, también adquieres


una"madurez física e intelectual" crucial para esta disciplina.
 6¿Por dónde empiezo?

El camino de un actor puede iniciarse muchos años antes del comienzo de la


educación formal en arte dramático. Desde pequeño puedes comenzar con pequeñas
actuaciones amateur en la escuela o curos sencillos de canto o danza.

"Leer es también muy importante para desarrollar la imaginación", remarca Nuria


Alkorta. Esta profesora de la RESAD aconseja leer y ver teatro. "Predispones tu voz,
tu mente y cuerpo a ese futuro que intentas labrarte", apostilla. El objetivo es
desarrollar un pensamiento crítico y crear referentes en el mundo del espectáculo.
 7¿Cine, televisión o teatro?

Para el director de la escuela Acción-Escena la respuesta a esta pregunta es muy


fácil. "Lo ideal es que primero seas actor y que luego utilices el medio que más te
guste para mostrar tu potencial".

Pablo Baldor pone el ejemplo de Blanca Portillo. Ella y otras personalidades de


renombre son válidas para un abanico tan amplio como una serie de comedia hasta
un monólogo teatral o una película dramática. Sea como sea, el consejo es el
siguiente: "trabaja, trabaja y trabaja".
 8Cada casting es un desafío.

Las pruebas de selección son una larga carrera de fondo. Sin embargo, Ariel Lois
mira el lado positivo de los castings. "Más que ayudarte a encontrar trabajo, te
ayudan a superarte a ti mismo". Evidentemente conseguir el papel es aún más
gratificante si cabe, pero, según cuenta, lo importante es seguir "superándose" a uno
mismo.

En la misma línea apunta Pablo Baldor, quien considera crucial "prepararte


psicológicamente" para estas batallas del día a día. A su juicio, muchas veces no
depende de tí. "Si buscan un chico alto y de ojos azules y tu eres más bajito y de
ojos marrones lo tienes complicado". Por ello, lo relevante es estar preparado para
cuando llegue tu oportunidad.
 9¿Más información?

Si quieres conocer más, visita la sección 'No te lo pierdas en juegos y hobbies'.


También puede que te interesen los siguientes practicograma:

- 'Cómo tener el estilo de Hugh Jackman'.

- 'Cómo hacer de extra en una película'.

- 'Cómo es el estilo de actuación de Javier Bardem'.

Centres d'intérêt liés