Vous êtes sur la page 1sur 8

^St4*a a MADRID K9W»% W^ masatttítSS t8 1>B FEBRERO DE »^o

eriad
SUSCRIPCIONES Joikg ia correspondencia debe dirigirse ai

Wt.efrfd, u n m e s i pt« Director de La Libertad


^ • • o v l r » c l « « , t r l m e s t r o . . S ptai« Apartado de Correos, 98i

25 DiiB 6 0 ma hn smiptints. n te libreril di ta}). fi Imd, i

Loa anuncios se reciben en la Admínistraei^


que despacha hasta la madrugada
M U3ERTAD señala a sns lectores y amnicfantea
' < ípe es el periódico de más grandes tiradas 11 Número suelto, 5 céntimos;

CONTRA LA SEDICIÓN IMPERANTE La Redacción de LA L I B E R T A D está


formada por Luis de Oteyza, Director;
espero de su recto sentido que no lo podrá
apreciar así, sino para dar m á s relieve, para
palabras uniformes—cosa rara de los repte-
sentantes de la Unión Monárquica Catalana
Antonio de Lezama, Redactor-jefe; Alejo que se destaque m á s la falta cometida al no y de la Liga Regionalista Catalana en fde-
concurrir a la despedida del general Weyler. n o Parlamento, demostraban e s o : que ellos
García Góngora, Secretario de Redacción;

Discurso
Y luego asistimos a otra manifestación se lamentaban del traslado del general Mi-
Antonio Zozaya, Luis de Zulueta, Pedro de exactamente igual. Llega el capitán general lans del Bosch, porque la política del general
Répide, Manuel Machado, Maximiliano Weyler a Barcelona; no comparecen las re- Milans del Bosch era, según su punto de vis-
Miñón, Alejandro Pérez Lugín, Ezequi«l presentaciones de la guarnición que estaban ta, la m á s apropiada para la represión y f a r a
obligadas a concurrir a su recepción, y es la terminación de los conflictos sociales en
Endéríz, Ricardo Marín, Francisco Hernández
más: por la Prensa habréis visto cómo del Barcelona, y, por lo tanto, era evidente

de Indalecio Prieto
Mir, Ricardo Hernández del Pozo, Luis seno de los Cuerpos de aquella guarnición se (quien no lo hubiera visto desde el fomlo del
Salado, Manuel Ortiz de Pinedo, Víctor destacaron algunos oficiales con la misión de Gobierno erraba completamente la puntería)
Gabirondo, Heliodoro Fernández Evangelista controlar si el acuerdo de la abstención era que el relevo del capitán general Milans del
unánimemente cumplido; y cuando alguien, Bosch tenía un significado plenamente, com-
' rezca el Sr. AHendesalazar a los diputados redactores de El Liberal o inadvertido del acuerdo, o creyendo que su
deber estaba en desacatarlo, concurre al an-
pletamente poOtlco, y es evidente, desde el

La voz esperad I congregados en es.te instante en el salón, han


debido de ser indudablemente los que hayan
dén, son oficiales del Ejército los que le ad-
vierten que su obligación está en omitir todo
punto de vista y desde las doctrinas que sos-
tiene el presidente del Consejo, que t a n t o hi-
zo resaltar en la sesión del viernes en el
..La r e p u l s a u n á n i m e del p a í s a e s a s e - contenido una carcajada de excepticismo ante Quedamos en que no son las Juntas de de- acto de sumisión, respeto y simpatía a la Senado, que la destitución del general Mi-
las palabras de su señoría. Porque, yéndonos fensa, sino las guarniciones, el Ejército. Yo personalidad del capitán general. Y p a r a que lans del Bosch en la Civpitanía general de
Qición-—crónica y a y t a m b i é n m á s a g u d i -
a lo fundamental, la explicación de su seño- no tengo inconveniente en aceptarlo, lo acep- esta omisión se destaque m á s fundamental- Cataluña estaba en contradicción con la p o -
? ^ a cada d í a — d e las J u n t a s m i l i t a r e s , n o ría es é s t a : la crisis, la sus-titución, separa-
to, para decir que, desde luego, al jugar yo te, llega después el general, creo que jefe del lítica de su señoría.
Ijabía s i d o r e c o g i d a a ú n p o r q u i e n e s d e - ción, dimisión del Sr. Gimeno se ha produ-
este vocablo, al enunciarlo, descarto de la Estado Mayor de aquella Capitanía, general • _ El insitrumento de la política de sus seño-
paran s e r s u s a m p a r a d o r e s . I n ú t i l m e n t e cido por una divergencia entre el Sr. Gimeno Tourné, que personifica toda la política de re-
personalidad colectiva del Ejército todos aque- rías era el anterior capitán general Sr. Mi-
'os ó r g a n o s d e o p i n i ó n liberal v e n í a m o s y el resto del Gobierno en la apreciación de presión desenvuelta desde la Capitanía gene-
llos elementos que están militando en su filas lans del Bosch, y no pudieron sus señoría®, y
Protestando c o n t r a s e m e j a n t e a t r o p e l l o del la política social; que su señoría el jueves o ral, en estado de guerra, y sin estado de
por eJ cumplimiento de un mandato imperati- este e s el error, calcular que aquellas maSas
^ ^ e r civil. H a s t a l l e g á b a m o s a creer q u e el viernes último en el Senado condenó con vo de la ley, y que dejo para esta denomina- guerra, contra las organizaciones obreras ca- políticas y sociales, que opinaban, en cuanto
^•"a vana n u e s t r a labor, p u e s t o q u e c u a n - palabra dura la política que siguió algún Go- ción de Ejército, aun siendo totalmente im- talanas; llegan con el general Tourné los re- al dominio de los conflictos sociales en C a -
^ acusaciones h i c i é s e m o s n o h a b í a n d e bierno anterior, y ese algún Gobierno era el propia, todos aquellos elementos que, por ra- presentantes de la Junta superior del Arma taluña, de la misma manera que el general
' i n s t i t u i r s i n o lo q u e los figurones g u b e r - que presidió el señor conde de Romanones, zón de su vocación, están militando actual- de Infantería, y otra vez, con el mismo carác- Milans del Bosch, produjesen, en torno de
•jamentales—alusión directa al S r . A l l e n - y del cual formaba parte el Sr. Gimeno. N o mente en las filas del Ejército. ter plenario de indisciplina, se produce la ma- srn destitución, esa marejada que han pro-
^^salazar—califican d e « r u m o r e s d e la c a - cabe ahí el eufemismo. La intervenoión del Sr. Fanjul m e da pie nifestación colectiva de la guarnición de Bar- movido y la cual ha ido alentada, coadyuva-
"«». N i n g u n a v o z a u t o r i z a d a , con legíti- Seguramente, su señoría no ha querido t e - para disertar de esta manera, y así como celona, en iguales términos que la guarnición da o asistida, quizá dirigida por el elemento
^^ r e p r e s e n t a c i ó n , recogía, p a r a d a r l a s la jer esa s o m b r a ; pero hechos recientes no se otras veces yo he cuidado de una manera de Madrid, para destacar que si no habían militar.
^Sonancia necesaria, n u e s t r a s p a l a b r a s . habían producido en forma tal que ocasiona- hasta sutil de separar la personalidad de las acudido a rendir sumisión al representante ¿ Y cuál es la política preconizada y prac-
de la Milicia a quien enviaba como delegado
"^ '-^•'^i n o s r e s i g n á b a m o s a callar a s i m i s - ran esa divergencia de un modo fulminante. Juntas de defensa de la personalidad del Ejér- ticada por el general Milans del Bosch, unas
Si esa divergencia existía en la manera de el Poder público, recibían, con la plenitud n»á- veces en funciones propias, y otras por aque-
mo, m u r m u r a n d o con Q u e v e d o : cito, consignando esta salvedad yo no tengo
apreciar los problemas sociales, el Sr. Gime- xima de los honores que les eran permitidos, llas irradiaciones, que yo califiqué de ilícitas,
inconveniente en hablar 'del Ejército, y en
, ¿No ha de haber un espíritu valiente? no, como r e p r e s e n t a n t e ' ¿ e ' l a fx>lítica del se- dada su discreción, a quien podía significar desde el despacho del capitán general de C a -
discutir al Ejército, y en criticar al Ejército,
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice? ñor conde de Romanones, en cuanto a la apre- la personificación de una política totalmente taluña cuando el estado de guerra en la re-
y en analizar aquí la acción del Ejército, con contraria a la que pudiera representar el g e -
¿Nunca se ha de decir lo que se siente? ciación de esas cuestiones que eran una con- relación a estos últimos acontecimientos po- gión no estaba declarado? Pues la política <iel
tinuación de las rnismas planteadas en tiem- neral Weyler. , general Milans del Bosch e s el encarcelamien-
líticos.
. ^ e r o a y e r , al fin, la v o z e s p e r a d a se pos del señor conde de Romanones, esta di- to en masa de ciudadanos pacíficos, sin pre-
El ministro de la G U E R R A : Lo pruaente Se persigne la sumisión dei Parla>
p o . I n d a l e c i o P r i e t o fué el e s p í r i t u v a - vergencia debió apuntar desde el mismo ins- es que su señoría n o continuara por ese ca- sunción alguna de delito sobre ellos; e s e l
^ n t e de c u y a existencia d u d á b a m o s , v, tante que se formó el Gobierno; no había mentó
mino. (Fuertes rumores.) destierro de obreros por el simple hecho de
^'" temor de sentir lo q u e dijera, dijo !o compatibilidad posible desde el primer día Y tenemos este fenómeno, señores diputa- militar en los Sindicatos; es la prisión de quie-
El Sr. S Á N C H E Z G U E R R A : El selk>r
3 " * sentía. E l d i p u t a d o socialista p o r B i l - entre el Sr. Gimeno y la política social, tal dos: un Gobierno plena y totalmente desaca- nes van a cobrar las cuotas de los Sindicatos,
Prieto está en su derecho, en el que yo le
^ ó habló a y e r en el C o n g r e s o . como su señoría la entiende. (El señor con- tado por el Ejército, por la oficialidad del que, cualesquiera que sean vuestras declara-
amparo, confiando mucho en su prudencia
de de Romanones pide la palabra.) Ejército; un ministro de la Guerra (ya se lo ciones aquí, en la ley, dentro de la ley, son
• •En cu d i s c u r s o c o n t r a la a c t u a c i ó n d e El Sr. P R I E T O : Yo agradezco al señor
Luego existiendo esa incompatibilidad des- anunciaba yo lealmente al señor ministro de perfectamente legales; es el almacenar a los
'^ oficialidad del E j é r c i t o en la política presidente de la Cámara, tanto como su au-
de el primer instante, o era evidente la sumi- la Guerra) falto de toda autoridad, sin lograr hombres sedientos de justicia en las bode-
^•^pleó el f o r m i d a b l e p a r l a m e n t a r i o t o d o xilio en la defensa de mi derecho, su conse-
respeto alguno para sus decisiones, con que- g a s del «Barceló», y es el dlsitribuidos por
*^ talento, t o d a su h a b i l i d a d y t o d a su sión del Sr. Gimeno a la política social ex- j o ; pero yo soy un espíritu un tanto contra-
branto, no ya de su autoridad ministerial, sino las cárceles del Alto Aragón; es la política del
«Hervía, d a n d o asií la a c o m e t i d a m á s fiera puesta por 9U señoría en tardes anteriores en dictorio, señor presidente de la Cámara, y
de su propia autoridad personal, y estamos
el Senado, o era evidente que sus señorías sin desaca^tar su consejo quiero pJegarme a terror, de la represión injustificada. Esa es la
'Z:"'^as d e s d e ñ o s a a la p a r , m á s i m p l a c a b l e ante un espectáculo de disolución que, natu- política del general MMans del Bosch; e s a
habían llegado a un pleno acuerdo respecto a él de una manera absoluta; pero comprende-
y ^ á s ligera j u m a m e n t e , m á s a c u s a d o r a y la política social a desenvolver. N o ha habi- ralmente, hemos de examinar, porque todos es ahora la política del Ejército, y eso es lo
rá su señoría que ya no puedo hacerlo con
^ ^ sarcástica d e c o n s u n o . d o ningún episodio en estos momentos en que los atisbos son, y est oes lo que nos importa que tenemos interés nosotros en examinar.
tanta libertaid des<le ed momento que me ha
S u p o llegar a la e n t r a ñ a del p r o b l e m a , la divergencia se pudiera producir; la diver- preferentemente esclarecer, que asi cMno se
interrumpido, en la forma que ío ha hecho, ©I ¿ Y cuál es la posición del Ejército? Pues
**acando, n o sólo a los g o b e r n a n t e s q u e gencia, si existía, estaba producida desde el han sometido Gobiernos, como se han doble-
señor ministro de la Guerra. simplemente, que el Ejército, que si algo h a
• ^ dejan m a n e j a r p o r los m i l i t a r e s m a n e - primer instante, y como esto es i>erfectamente g a d o Gobiernos, se someta y se doblegue tam-
El señor ministro de la G U E R R A : H e que- de ser, p>ara conquistar todos aquellos respe-
I^Mores, s i n o a é s t o s m i s m o s , a b o m i n a n - lógico no precisa hacer resaltar más lo di- bién el Parlamento a esa misma voluntad, por-
rido decir... (Rumores y protestas.) tos a que quiere hacerse acreedor, tiene que
cho por el señor presidente del Consejo y es que cuando ix>r ahí se anda gesti<Kiando un
^^ de s u s m a n e j o s s o l a p a d o s . El Sr. P R I E T O : Me levanto hoy un tanto ser en esitas luchas un elemento neutral; por
voto de confianza al Gobierno que vive esa
. ^ a s í , d e n u n c i ó la c o b a r d í a q u e c o n s t i - necesario examinar las verdaderas causas de exaltado, con la única aspiración de cumplir vida y que está pasando por estos momentos,
abstenciones de unos (que yo bien sé que co-
^yp el a b u s o d e u n m a n d o i r r e s p o n s a b l e , la crisis. Presente está el señor conde de Ro- mi deber, de creer que cumplo mi deber, y, eso no es un voto de confianza al Gobierno,
metería una injusticia notoria si negara la
^ g a n d o a i n v i t a r a la franca s u b l e v a c i ó n , manones y su petición de palabra es indicio naturalmente, yo fio de un moób extraordi- eso es un voto de sumisión cobarde y suicida
existencia de elementos liberales en el seno del
PSra s e ñ a l a r q u e , si n o la p r a c t i c a n los ofi- de que aquí se van a aclarar muchas c o s a s ; nario en la experiencia dei señor presidente del Parlamento a las fuerzas militares. (Gran-
Ejército); pero f>or las abstenciones de unos, o
pero, ¿cómo atenemos a la explicación de su de la Cámara. por las debilidades de unos, o por las compla-
j'^les, es p o r t e m e r q u e n o les s e c u n d e n I des rumores.)
señoría, si el señor conde de Romanones, jefe cencias de unos, el Ejército tiene por política
°s s o l d a d o s . Y a s í , s e ñ a l ó el a b s u r d o d e ; del partido en que milita el Sr. Gimeno, se Decía antes- que agradecía tanto como su El Sr. S Á N C H E Z G U E R R A : N o debe su
auxilio su consejo; pero cuando vienen cier- visible la que cristaliza en esa adhesión in-
HUe p u e d a existir el m i l i t a r i s m o d o m i n a n - : apresuró a rectificar la explicación que &c la señoría discurrir sobre hipótesis y hacerlo
t a s interrupciones que parecen intirnaciones, condicional, en cuya incondicionalidad llegó a
'^n un p a í s d o n d e el E j é r c i t o n o ^ e s t á \ crisis daba su señoría, diciendo que el señor en forma que constituye una injuria p a r a el los limites mayores de la indisciplina al su-
preolado p o r las refulgencias del t r i u n f o , ^ Gimeno había prestado un asentimiento ex- figúrese su señoría cómo he de vacilar en Parlamento.
atender su consejo, porque al atenderlo, no m a r s u adhesión al general Milans del Bosch.
^^ o b s c u r e c i d o p o r n e g r u r a s del fracaso. plícito y tácito a las palabras pronunciadas El Sr. P R I E T O : Si yo, por la dureza de
sé si atiendo de una manera esipontánea el Y ved vosotros el probtema que sie plantea
P / ^ ^ p e c t o a la labor, m á s q u e fiscal, eje- por su señoría en el Senado, y si el Sr. Gi- mis palabras, hubiese proferido una injuria a homibres como quienieis sie sientan en estos
1., Ora, del e l o c u e n t í s i m o o r a d o r ; c ó m o d e s - meno además ha hecho público su perfecto consejo de la autoridad presidencial de su se- para el Parlamento, créariie su señoría, señor
ñoría, o me rindo ante una intimación que no bancos, que tien;eíi sobre sí, pasajeramente,
, ' 2 o al g e n e r a l Villa!ba, r e c o r d á n d o l e q u e disentimiento con la explicación de su seño- presidente de la Cámara, que si, aun siendo por fortuna, ki ne^XMísabiKdad de la direc-
tolero... injuria, yo hubiese prestado el servicio de di-
. ?^'a j u r a d o p o r su h o n o r , ofreciendo su ría, que es la misma que nos viene a dar esta oióini de granriíesi masas proletarias; y ved
y"^^ en p r e n d a , q u e las J u n t a s c o n s u l t i - tarde, y además tenemos la referencia oficiosa El Sr. S Á N C H E Z G U E R R A : Esté seguro sipar y desvanecer ese proyecto, me sentiría cuál es nuestra situación, porque la lógica d e
^ s no i n t e r v e n d r í a n en política j a m á s , y del «Diario Universal», diciendo que lo mis- su señoría que no hay ni habrá intimaciones. muy complacido, aun a cuenta de la falta de los hechos es tan aplastainitc que esta vez, esa
El §r. P R I E T O : Volviendo a mi comen- respeto que, en la fofma, yo hubiera cometido
¿P^ no sólo vive a ú n , s i n o q u e vive d e m i - m o , en el Senado que cuando su señoría lo suma de artificios que conistituye el nervio de
participó en Consejo de ministros, el señor tario, señores diputados, decía que habíamos con el Parlamento. la oratoria del señor presidiente del Consejo
"'^¿ro d e la G u e r r a . . . de partir de aquella conclusión según la cual
Gimeno asintió a aquellas palabras pronuncia- de miini'srtros, no será capaz de desvanecerlos.
d T "^^ ^^ v a m o s a c o m e n t a r el d i s c u r s o das por su señoría? Luego en esto que p a r a esta era mi deducción, mi juicio honrado: El Ejército y los conflictos sociales
^ Indalecio P r i e t o . ¡ N o ! S u ciclópea p i e - calificarlo con justeza hemos de calificar de que la expulsión del Sr. Gimeno del Gobierno Entre una~'pollítica (no sabemos cuáJ es to-
Pero vamos a examinar, desde nuestro punto davía) que {xxiía siginificar la actuación del
"^ oratoria n o necesita del c o m e n t a r i o . C o n expulsión del Sr. Gimeno, no pueden servir- que preside el Sr. AHendesalazar era una de vista y aparte de ese primordial deber que
ofrenda al Ejército, era un dohleg-amientc general Weyier—y no oreo que nadie pueda
onocerla n u e s t r o s lectores la t e n d r á n c o - nos de guía en nuestras deducciones y comen- acabamos solamente de enunciar, algo que,
ante las exigencias de quienes )ioy usurpan considerar al gencraJí Weyler un d e m e n t o
j ^ n t a d a . Y p a r a ello recogenios en n u e s - tarios las palabras de su señoría, tejidas con por la característica de nuestra representación Mando, propicio a sugesitionies para la hfai-
c o l u m n a s — h o n r á n d o l a s — e l d i s c u r s o el más puenl e inocente dé los artificios. la dirección del Ejército. política, nos interesa, y e s la actitud del Ejér-
kl * g r o . diuna y la debüiidaid—; pero enitre esa políti-
cito ante los conflictos sociales, ante las lu>. oa, hoy desconocida, ^ i z á animada por un
Las manifestaciones militares de Ma- chas sociales, ante la personalidad de las co-
r» ^ ^ d i s c u r s o , q u e e s , d e c u a n t o s h a n El generalato, nido de cucos , espíritu de ruda justicia d« soldado, y esa
drid y Barcelona lectividades obreras, ante los anhelos del pro-
^ . ^ n a d o en el P a r l a m e n t o e s p a ñ o l , a c a s o Estamos ante este problema, que es el Testimonios en la realidad de los hechos otra política de sumisión, a las instrucciones
letariado ante las aspiraciones de la clase tra- de los elleimeinitos capitaliisitas de C a t a t ó l a ,
^ u e se h a h e c h o s i n t i e n d o m á s h o n d o , mismo que hemos examinado en otras oca- que justifiquen y apoyen mis palabras los te- bajadora, porque aun siendo todo lo dramá-
. 'asando m á s alto y h a b l a n d o m á s c l a r o . siones en el P a r l a m e n t o ; estamos en que al nemos a borbotones; los tenemos en esa so- destinvueSta sin ninguna olaise de pudores por
ticos que queráis los actuales episodios que éí señor general Mslams del Bosch, hoy el
Sr. Gimeno se le ha expulsado (de la forma led-ad con que partió el capitán general señor- estamos examinando, a los que consagráis
de la expulsión quizá traten otros), simple- marqués de Tenerife para tomar posesión de Ejército e^jafiol ha optado p o r la pditJca
vuestra atención, el hecho es que el estado
El discurso mente como un homenaje a las Juntas mili-
tares de defensa del ejército.
un cargo como el de capitán general de Ca- de cosas actual es exactamente el mismo que
del general Milans del Bosch. Esto es Ib evi-
dente y asto es lo esienoial ;i. todo lo demás
taluña, sin que concurrieran a la estación del se produjo en Mnrzo, cuando las coacciones
Desnudando al muñeco Por una exigencia de las Juntas miütanes Mediodía a rendirle el obligado tributo de plei- pudieran ser divagaciones que nos entretuvie-
del Ejército obligaron al señor conde de Ro- ran aquí en pleitos, en realidad, de poca
*nte todo, tengo qu^ dar excusas al se- tares de defensa del ejército. (AJgunos dipu- tesía, de respeto y acatamiento a su jerar- manones a abandonar el Poder, es conse-
iüf quía los jefes y oficiales de la guarnición de monta.
presidente de la Cámara por la pre- tados del centro interrumpen al orador.) cuencia de la posición del Ejército ante los
jjjPtación con que pedí la palabra al Por ceder una exigencia de las Juntas mi- Madrid, tanto m á s cuanto que es evidente conflictos sociales, de la política del Ejérci- Los rumores de Alleíodesalazar
l^ ' " ^ ^ que leer, musitar al señor secretario litares de defensa del ejército. (El Sr. F A N - que para esta omisión se desacató de una ma- to ante los conflictos sociales, de la intromi- Pero cuando el señor presideníe del C a v
jj^Oínunlcación oficial dando cuenta de ia y U L : Esta vez n o han sido las Juntas de de- nera pública una real orden dictada por el sión del Ejército en la vida pública española. seyo insinuaba la nieoesidad de exptonar hasita
¡foración del Sr. Gimeno de la cartera de fensa.) señor ministro de la Guerra y cursada ai se- Porque, en último término, ¿qué significaba qué grado contaba con la confiaíiea del Par-
y /nento y su sustitución por el Sr. Ortuño, , Luego lo examinaremos, Sr. Fanjul, por- ñor capitán general de Madrid, sin que los el relevo del general Milans del Bosch? Nos- lamento para Ja realización de aquella s u o b r a
U^j 9ue temía, al ver el banco azul en aque- que a mí no se me ocuilta el fenómeno que se jefes y oficiales de la guarnición concurrieran otros dijimos, cuando examinamos esa reso- que constituye la única finalidad de ese Go-
1)¡- ''^Omentos casi abandonado, que el CJO- está dando en la actuación actual de las Jun- a aquel acto obligado de respeto y cortesía; lución del Gobierno, que, a nuestro juicio, bierno, nosotros, naturalmente, espíritus ne-
4^ "o, puesto que ya la regla fundamental de tas, de ver sumados a siu iniciativa y a su y por si la omisión no tuviera en si bas- el general Milans del Bosch debía de haber ceáoaos y desconfiados, advertimos en si^?ui-
^i^j.^^'''ategia política es huir, no compare- actuación a elementos que no son los compo- tante elocuencia, los mismos oficiales y jefes sido relevado de su pues.to mucho antes; da una ooincidencia entre esas palahras de
tftjjj^ aqui a dar explicaciones de la crisis. Mis nentes mismos de las Juntas, pero que, des- aquella misma noche concurrieron a la esta- que no nos interesaba el episodio de la lec- su señoría y los rumores de fuera, siegúni los
^ e n T ^ eran, como se ha visto, completa- de luego, son subordinados a ellas, y que es- ción del Norte a despedir a otro general, al tura aquella de las c a r t a s , que todos conocéis, cuales se ha concedido un plazo {Miidencáal
^¿ te infundados; pero dado el aspecto que tán procediendo por la coacción de las mismas general Cavalcanti, que marchaba a tomar del señor conde de Limpias; pues para nos- a virtud de ciertos ruegos para: que esto se
pa^^^l^^llos momentos ofrecía el banco azul, Juntas. Yo sé que en estos momentos hay posesión del Gobierno militar de Vitoria. otros lo fundamental era el relevo del enton- arregle... (El Sr. AHendesalazar: Esos s o n
«1 .'^n espíritu desconfiado y receloso como generales que están con las Juntas, que pre- Yo nada he de decir de las p e r r i n a s , ces capitán general de Cataluña, porque este rumores.)
Sjj 'o estaba plenamente justificada la peti- siden las reoliamacioncs de las Juntaé, que porque en este pleito entiendo que jue- capitán general, el mismo que después de
Rumores de fronda. Eiso era lo q«e en hi-
' g °e la palabra. las apoyan, que las secundan, hasta que las gan muy poco los nombres de las per- salvar él el peligro de ser embarcado, embar-
pótesis quería yo examinar, porqi.e ahora,
W '•^a''<lad, yo no me propongo hacer un dirigen, y no se me oculta éí fenómeno curiosi- sonas, y podemos desentendemos y desinte- có a los Sres. Montañés y Doval, significa-
concluido eJ somero amálists que y o quería
^ ""So. Creo que mi labor en estos momen- simo de que miembros de ese generalato, que resarnos de ellos; pero simplemente se- ba una política en los conflictos sociales de
hacer en aquello que contsidieraba l o m á s e s -
Pei|A"^a reducida a arrancar unas cuantas en otros tiempos, cuando las Juntas eran un ñalo el síntoma de que a un acto ofi- Cataluña.
pecial de mi representaciói», por t a n a t o r ^ e z a
^e 1 ^* escayola al muñeco y dejar al s*ir naciente, constituyendo un enigma su pu- cial, que era obligado por un mandato Yo no tengo que remontarme a testimonios de mi significacióni poJitica, cyueda á exmaen
*^na trapos y la madera de su trabazón in- jainza y su vitalidad, se atrevieron a jxmerse del ministro de la Guerra, no se concurriera, y muy pretéritos para acreditarlo; por ahí han de lo qpue me compete oonio padbníeatario, ,
enfrente de ellas, ahora se ven sometidos; y a cierto otro acto, como la despedida del gene- andado rodando — yo he hecho mención de exdiusivameníe como padamnemitario.
es que as'istimos a u n o de esos fenómenos de ral Cavalcanti, se le da aquella espontanei- ellas en otra ocasión—unas decíaraciones que
^ y^"«) naturalmente, la explicación dada Parece que se nos ha coocodido un plazo;
cobardía, a virtud de los cuales, en vez de dad de manifestación realizada por la guarni- el general Milans del Bosch hizo publicar en
'%yr' "^^ñor presidente del Consejo no puede que se nos concede un p8iazo paira que ^jmo-
un generaÜato dignamente altivo, t«n«mos na- ción de Madrid, sencillamente, no por afecto «Blanco y Negros^ pero por si testimonios
í<ln^°"cer a n a d i e ; a nadie s ^ u r a m e n t e ha bemos los Presupuestos y o t r a s leyes que eS
d a m á s que un nido de cucos. a la persona del general Cavalcanti, que y o m á s recientes se cfol^era evidenciar esto, las
" ^ d o . Respetos que personalmente m e - Gobienio e ^ i m a máisgeáeabk» p a r a \m me»
t«A L-iBERTAD
I jcsiídades giubcrnaimenitaks dti día, y se so- poracione.s eieiinenitq'S que .ístáu rpaciionando de que (¡le i e coijílidoi .sailiera d Geijire.rno • En siendo de Zaragoza, la proposidón de confiamaia presantada por «
I lucióme de iiuavo i', p.uilo eci !a. íorm;i que i^ lionradamente comitra lo^.> ( x.jeMj's (h' :-u pí'opio preseiiidiend de s'U' señoría, yo he dicho: que rne llamen como quieran. Sr. Dato, no vemos más que una sanaort
} IKI {}#erm«-nÉido pur lai. JUÍIIUÍ; militares dt ijiipuiso; j 5 r o si no en.(.:uei!:ra'n ariipar;) en el «No hay (ieretho ho a (¡so(isn; porque est hom- indirecta de ese hecho con su natural conse-
.I* úe.í&n&a, y qut ha q'utdiwlo }.a de un.a n;;;,'!!.-- J\jdie,r, si no encuentran auxJiio en el Poder, bne, clav'iúo aeituaírneate (in- tíse puesto, es Es una influencia seguramente de las ron-
cuencia, la crisis. Se ha debatido por eí se*
I , ra -wLeimne pactado, y del cuai pa' .o pa.ri ce si ven al IVüicr sometido a los excesois y de- quien más amargamente cumple con él que dallas de e.stos días, y, además, el resto de ñor Villanueva acerca de qué soJucióin podría
qut: sus señoTÍais \an a ser Jos !;i::s:rcurifn'!os. 'masías de eí.e caciquismo m>!litar, es natural estima su debrir; es el braizo ejecutor de ins- su discurso es algo asi como tirar serpenti- veu'ir detrás de esa.. Nosotros, al aottmciiai'
(El Sr. Allendeí>alazar: Todo eSo son rumo- que clk;;> se encuentren f:dt;:s óe independen- ti'tueiones desgaisitaidas, de poíííicas acaba.das, nas; ahora, que lo único que lamentarnos que votaremos en contra dte esa propostcáJ".
re^-.)^ cia para dar la batalla en pro dtí decoro de de Poder púb.ico sin .aiuíoridad.» Poír eso, nosotros es que las serpentinas no las hubie- decimos que no nos int'Cresa; pero qtiC cwB**
¿Es un rumor que el sieflor iniíiistro dt' la Siu propio C u e r p j , que no puede ser otro quis líonradainenite, no babí% deriecho a hacer de ra confeccionado su señoría con el papel de q'uier solución, la que sea, será mejor qfue esa
Gu'ürra dictó unía real orden al capitán gcme- la ceinsagi'acion de he discipílina a que dijeron SU ' ;-:eñ:>rha ia única víctima de todo este iX.m- sus numerosas y bien saneadas credenciales. (señalando al Gobierno); esa, por estar ca-
ra! de Madrid para que ¡os jefes de la guar- sf>;Tieterse. flioto. Jis SIU .'ícfloría, quizá p o r g a s amargu- Respecto de eso de sacudirse el polvo v ras- t>ie!rta de oprobio y de ridioirio. Ja '
nición oor.ciunrieran a dftsipedir al gentTal Adem.ás, ¿no tisisiimo'S a co«a,s Ion porfec- nn'S iraten'sa,m'(?nte paesa^da-s, quien más justo carse la levita, señor presidente del Consejo, mos.
Weyler? (Rumores.) ¿ E s UIIT rumor que aqué- tamente gráíieais co^mo esta? Está a la cabe- fííu'lo lie:nt' a nuestra bencvoilencia \' a nues- le diré que cuando la frase, la postura o el
llos jefes y ofiaiates que, desacatando una or- cera d d banco azuil efl Sr. Allendesalazjar, y tro respeto. gesto es original y hay en ello cierta gra- -'@/®/@/®r-
den superior, no rcücurrieron a la estación unos días antes de ser Poder, el Sr. Allendt- cia elegante, se aplaude, naturalmente; pero
d d Mediodia aquella tarde, por !a noche, pa- sa'Lazar, como ingeniero agrónomo, firmó un mentaria, señores diputados, es que, eviden-
Lo que digo al criticar la situación parla- cuando eso se quiere repetir, es una parodia,
r a haocr más ossensiible sni falta de aciata- mensaje, en que se pedia la restitución al temente, estamos bajo el peso de una coac- yo' no sé si su eseñoría se ha sacudido poá;VO
míewto a. la orden m-imi.sterial, co^ncurricron a Cuerpo de los a.iuiinno'S expulsados de la Es- ción que ese Gobierno no se atreve a disipar, d d camino o picadura de tabaco.
Los teatros
despedir ai gamrai Cava'canti? cuela Superior de Guerra? Ha habido una manifestación profundamen- fUENCARRAL
porque carece de arrestos suficientes para ir
¿ E s también uu ru-vior que al capitán ge- El Sr. A L L E N D E S A L . V Z A R : ¿Lo ha visto te simpática en este debate, y es la que ha Estreno del drama policiaco en cuatro oe-
contra ella. Yo entiendo que la dignidad del
nwaj de Caiai'.uña no se te rindieron los ho- su señoría? hecho el Sr. Ortuño, replicando a! Sr. La
Parlamento obliga a levantarse confia esa tos, de Hamilton Thuesday, traducido y
noroS dfeWdiOs a su jerarquía o a su cargo, a Eíl Sr. P R I E T O : Lo han visto personas coacción, y quien aquí, a título 9e ser uno Cierva, cuando ha dicho, con una esponta- adaptado a la escena española con el título
pesar de h a t e r una ordtfn term-inante de reav que me merecen entero crédito. neidad y una lealtad dignas de loa, que el
u otro el iniciador de la causa principal de "¡Una voz en la nochel>\
diri«s? j El Sr. A L L E N D E S A L A Z A R : No vale !a este conílicto, separe responsabilidades, se hecho de ocupar la cartera de Fomento en
estos momentos constituía para él la inhabi- Este señor Hamilton nos h u e k a la l e ^ *
¿ E s taoiibién un rumor que los jefes obliga- pena. desvincule por empañar un éxito, por man-
dos a cxwrcurrir a rec.ij-ir all gener;!]! \\'e_\ler, y El Sr, P R I E T O : ¡ Vava si vale !a p e n a ! char un triunfo o por agravar una si uación litación para aspirar a cargos como el de di- a Linares Becerra, a quien su complicado e*"
píritu de autor le lleva por esas graciosísimas
que no comourrJeron, acudieron en manifesta- Su seño'ia, como ciudadano, sii-ntió todo el peligrosa, ese no tiene derecho a llamarse rector de la Compañía del Norte, que públi-
suplantaciones. ^.
ción oaíeoiiva a recibir au general Tourné y peso de .aquella injusticia ; pero ya Poder, no hombre liberal ni parlamentario digno. Yo, camente se sabía que le había sido ofrecido.
al pncsiideníe de la Junía de defensa del Ar- j se atrevió a repararla. ¿ P e r o tiene imitadores en el resto de! Gq- «¡ Una voz en la noche!» es una obra dC
en mis funciones de parlamentario, podré
m^ de Infantería? ! bierno? Esta es la pregunta. La minon^a con- palpitante emoción, que tiene al público, *
asistir dolorido, f>rofundamente dolorido, al
El estado que re\-don todos estos hechos | E! miütarisoio de un Ejército fra- servadora ha desfilado en apretado haz a es- ese ingenuo y bien dispuesto público, que s*
espectáculo de que los Gobiernos caigan ba-,
e s profundamente le' «i'^.íabíe, más que la- casado trechar la mano del Sr. Ortuño, ha mostrado «sorfje» m á s que escucha este género teatral»
jo la presión de la amenaza del Ejército; lo
mentable, es pf.nofit). ; • un Goljierno ese sin ' su calurosa adhesión a la postura dignísima pendiente de una escena a otra.
Pe-o, adem/e señorc''. estamos en víspe- que yo quisiera salvar, si la salvación es po-
aiitoirídad, y d mo! no -. itá on que e! ' obier- ' ras de acontecimientos de una desdichada sible, es el prestigio del Parlamento. A mí del Sr. Ortuño; pero ¿va a i.mitar esa postu- Hay en la trama, que es larga, muy larg^-
no carezca d^.- auiSoridod, ni en que el (jobier- transcendencia, cuyos resultados no es po- me interesaría más niie en vez de la continua- ra e! Sr. Terán, subdirector de la Compañía toda la flora y toda la fauna del crimeo. Y
no perezca por f:'!''¡ de autoridatl ; el mal está sible medir; porque si Ja de M. Z. A.? ¿ V a a imitar ese gesto también hay un buen «detective», de fino crffato, q"*
la claudicación pacta- ción indefinida de este estado de insubordin:i- el señor conde de Bugalla!, presidente del Co- a la postre da con la clave y devuelve al ai*"
en que \-ues! • :•.•'•..irri'iíi, vuestra, co-twciia la da, si la olaudi-acitjn del Parlamento se op*^- ción, que está corroyei'do los organismos to-
extendáis a^ \ seamos nosotro'S, ribsjiu'ta- ra, iiabrá em¡piei:ado el caos político en lis- dos de la patria, que acaba con toda la fuer- mité ejecutivo de la misma Compañía? ¿ V a a ditorio la tranquilidad que tenia perdida.^
menite todo 'j trni.as de vuestra debilidad y peña ; y lo rriás triste es que no se vislumbra za mora' de la nación, viniera con toda la ra- imitarlo el señor presidente del Consejo de La Empresa ha puesto con mucho lujo '^
ví<itirnas áe. -ira (xjbardía, y que las sa.ipi- ÍK>r ninguna parte la corpulencia de organi- pidez que quisiera !a sublevación militar, que ministros, unido por vínculos de familia a al- obra, y éste es un aliciente más para que e*®
cad uras de :ndi.gni(iad nos ailcancen pnr zaciones políticas suficientemente robustas instituyera un nuevo régimen al cual nos tu- guna personalidad de la alta banca, que lioy teatro se llene en cuantas representaciones ^
representa la alta dirección de la 'acometida están dando en el amplio teatro que lleva «
Igual todos l'or eso nos knantamois para para evitar que trauS el caos ^-enga un nuevo viéramos todos que someter. Todo, m.enos
í sa'.var, <^mo podamos, nuestro propio y pe- régimen al cual todos puedan prestar acata- estol ¡La sublevación, venga la sublevación! que se da conira el Parlamento para obtener nombre de su calle.
I ciílwr prestigio, y x'enlmo'S a \ e r hasita qué miento. Porque es un signo de descom¡x)si- La indisciplina es int.olern!)lc; porque se po- la elevación de las tarifas ferroviarias? La Srta. Nicuesa, que tiene condiciones "*
ji punto podemois dejar a sal-, o d decoro ád cic>n evidente el rnilitarisirio que es la peor de drán someter los Gobiernos y podrá estar do- Pues hacen falta imitadores; según dice, y actriz de las buenas, y el Sr. Socías, que lle-
t P a r k m e n t o , porque vemos que en su quie- las lacras; para mí, la más repulsiva de todas. blegada con el Gobierno la Corona; pero el su señoría lo sal>e perfectamente, una inscrip- va el peso de «¡ Una voz en la noche!», f^"^'
í, branto están los ge'írmenes de una inmensa Tiene una explicación en países donde el Parlamento no debe estarlo, c<jmo expresión ción de! monumento a los Mártires de la Li- ron aplaudidos muchas veces y muy justa*
mente.
í desdicha. Ejército torna vencedor, con los laureles de la voluntad del pttís. ¡Sucumba el rey y bertad en e! cementerio de Mallona, en Bil-
frescos para la adoración de la patria ; pero bao, « ¡ N o los lloréis, imitadlos!» El resto de la compañía ha estudiado co^
No hay que parapetarse tras los pe- sucumba el Gobierno, pero no el ParlameiT^
yo, que soy hombre de esta generación, con to! (Grandes rumores y protestas.) cariño el desempeño.
'•• . leles Lo que ocurrió en Madrid y Barcelioma
honradez digo que de mis recuerdos vivos,
En los episodios ocurridos últimamente
I A mí no me asustan las sublevacio'ncs mii- sin tener que pasar la vista por las páginas ROMEA
íiitares; ni las ansio ni las temo; yo he dicho muertas de la Historia, yo del Ejército espa- La rectificación han sucedido cosas de relieve, señores dipu-
tados, que voy a referir, aunque' no sirvan pa- Nuevo programa
en otra ocasión que la splucióu. ló-gica de ese ñol no sé más que fracasos. (Grandes pro-
; estado de indisciplina en c! Kjt'rcito es que te.stas en todos los lados de La Cámara, a las
Replicando al Sr. Alba ' ra nada, ya que ha visto eJ Sr. Lerroux que Ayer renovó Romea su cartel.
ha sido una tentativa frustrada la suya d'L Lo constituye la malabarista Bella NuV;
' gobernaran ellos, que x'inieran ellos a gober- cuales replican los bancos de la extrema iz- El Sr. P R I E T O : Están tan lejos del mo-
arrancar de su puesto al señor ministro de la la cancionista Pilar Jienense, Luz and Ata
» nar, que asumieran la respionsabiilidad del quierda en medio dfe un tumulto <^ue impide mento del debate las manifestacicnes que vo
Guerra; se ha estado como queriendo arran- Trío, acróbatas saltadores sobre balanza,
4 mando para que o 1<'S nimbara la aureola oír bien las palabras con que el señor presi- quería rebatir hechas por el presidente del
car una lapa del peñascal, soplando. (Risas.) verdaderas eminencias del acrobatismo; 1^
I drl prestigio o les encenagara el i-id!cu- dente rechaza toda apreciación malévola con- Conisejo de JMinistros, que, en realidad, me
Pero dejemos esto para la Historia. danzarina Minerva y la «estrella» Carmen
« lo. A lo que no hay rlerecho es a man- tra el Ejército.) inclino a prescindir de todas o de casi todas
i tenor constantemente, meses y años, esta ellas, porque, de otra form.a, mi intervención No se sabe de reales decretos, de órdenes Flores.
El Ejército es, simplemente, una burocra-
1 insubordinación para gobernar a tra\-cs de cia militar con todos los apetitos abiertos, acaso sería un poco extensa, y aunque con ni de disposiciones que hayan sido desobede- La última no pudo debutar ix)rque sufr^
¡.' una ficción de ministros, para coger un que con la burocracia civil constituye un cán- ello realizaría una obra perfectamente ajus- cidas por la oficialidad del Ejército; pero en una ligera afonía; pero hoy hará su prese""
¿ grupo de peleles y ponerlos por delante, no; cer que amenaza devorar a España entera. tada a mi posición, voy a hacer el servicio al el sitio (y voy a hablar con todo respeto) a t a d ó n . Su puesto fué ocupado por la «estf^* _
,; que den ellos el pecho y que gobiernen ellos. Eso es el Ejército español. (Nuevas protes- Gobierno de ser breve; pero voy a invertir el donde concurre el capitán general de IVladrid, Ha» que cesaba, Maruja Lopetegui, bella y
••i Lx) que se está haciendo ahora es una g r a n tas.) orden, porque de la mayor parte de las pala- según su obligación, a recibir el santo y seña, triunfadora en toda su actuación de Romea-
•• cobardía. (Grandes protestas.) bras que yo había de pronunciar replicando una personalidad (no voy a referirme a ella, «Minerva» vuelve a nosotros llena de en-
EÍl mimiistro de la G U E R R A : Eso es una
/ El Sr. S.VXCHÉZ G U E R R . \ : No es ad- villanía. al primer discurso del presidente de! Con- sino al señor capitán general de Madrid) pre- cantos y con un dominio absoluto de sus dan-
,"i misil)le q«e su señoría, que tantos recursos sejo voy a prescindir, y el orden en que he guntó a éste si estaba noticioso de la manifes- zas. Es la «bailaora» españolísima de figura)
El Sr. P R I E T O : H e oído perfectam^enite lo tación que se había hecho poco antes, a la arte y gracia, el tipo perfecto de nuestras bai-
•'! tien<% se exprese asi. Su^señoría explicará esa que ha dicho- su señoría: que lo que he dicho de contestar ha de ser el contrario.
palabra. H e oído un poco aeom'brado al Sr. AJlba. Eí llegada de! general Tourné, en la estación de! larinas clásicas. Toda ella es voluptuosidad,
es una villaniía. Mediodía. El señor capitán genera! contestó celos, fuertes pasiones. La mujer de la le-
l-;i Sr. T R I E T O : Pero, ¿para qué, señor Lo ha dicho, ¡>ero no me importa. Créame Sr. Alba es hombre que de ordinario discu- que, aunque no la había autorizado, estaba yenda española.
,' pre"-!den!te; vov a cx],\'car¡a, si con la explá- su señoría que acepto toda la magnitud del rre con perfecta lógica, pero hoy la posición
caol(;n quedará peer? agravio. suya era completamente falsa, y la lógica enterado de ella; y se l.e pidió entonces por «Minerva» fué aplaudidísima.
ha huido de su'disertación. Sin entretene.- aquella personalidad que, ya que se había he- También el resto del programa fué del agf;'^-
' Hl Sr. S Á N C H E Z G U E R R A : Le ruego H a sido pronunciado, peiro no me conmue-
me yo a medir si el conde de Romanones cho eso, por lo menos, el señor capitán ge- do del público.
; quü la explique. ve, señor ministro de la Guerra. No he de neral de Madrid interpusiese su autoridad pa-
Kl Sr. r ' R l E T O : La cxpiicación está per- ser yo quien mida los deberes de discreción estuvo oportuno o inoportuno al plantear el ra que la oficialidad acudiera a despedir al ABEL AMADO
4 íeeramente olara, señor presidente de la Cá- de su señoría en ese banco. Me gustan los conflicto que planteó, si fué iniciativa de la señor, general Weyler. Y el señor cap::án ge- '@/®/®/®r-
jí niara, \ ' o creo que esas instituciones, a las Itombres francos como su señoría, siéntense minoría ro'manonista en el Senado o no lo neral de Madrid dijo: «¡Ah, eso, no!»
,; ciialt s hemos dado en denominar, dcs^yués de donde se sienten. Si su señoría entiende que fué el planteamiento del debate que dio ori-
•* aquellas s a h e d a d e s previas, el Ejército, están lo que yo he dicho es una villanía, bien di- gen a este incidente, si el conde de Roma- Por lo que respecta a Baraelona, tengo INCENDIO DE UN-BARCO
2 gobernando actuaiinicnte; son ellas los facto- cho está. Por el agravio, yo no he de supli- nones atenc|íó a una maniobra o era más aquí uina informiacióm detalladísima. En ell Las Palmas, i6.—Cuando descargaba. 1>^-
l' res de todos eito« acóntecimicmíos que esta- car ni pedir ninguna clase de reparaciones. alta su finalidad, todas las consideraciones Circulo del Ejército y de la Armada se reunie- tróileo del vapor americano «Cauto» se incen-
:> mos examinando, y gobiernan con la irres- Uíia v o z : ¡ Q a r o ! del Sr. Alba caen por su base. Si el Sr. Alba ron los jefes y oficiales de la giuarnición y dió una gabarra que contenía i-,Soo cajas d«
, porfeabíládad del anóniíuo, desenvoilviemdo im estimaba que era una maniobra y una cosa acordaron notificar al capitán general inte- petróleo y bencina.
poder misterioso que se escapa a nuesitra crí- Si ese ¡ claro! asiente a que h a g o una ma- completamente inoportuna el relc-.o del ge- rino que, a pesar de lia ordien ya circulada, ni Los tripulantes de la g a b a r r a pudieron sal"
tica, y no^solro® entendemos que si esas ins- nifestación de cobardía personal, _ soy cobar- nerad Sr. Milans del Bosch, lo que debió ha- ellos acudiríian a la estación a recibir al nue- varse arrojándose ail mar, menos uno de ello*''
; tiluciones creen que el país ostá desgoberna- de de nacimiento. ¡ Claro! Lo que digo es cer su ministro en el Gobierno es votar en vo capitán gemenaJ, ni mandarían formar la llamado Rafad Noute, de cuarenta y *^'*
|; do, que esos hombres, o los oitirois, no sir-ven que eso no me conmueve, ni siquiera va a contra de esa destitución. La posición del se- tropa paira rendirlie honoreis. Por sorteo en- años, casado y con siete hijos, que tuvo qi"^
i' para gobernaír, lo gallardo es que gobiernen estorbar mi pensamiento. Porque, señorp.s, coratra de esa destitución. La posición del se- tre lo'S oonourrenteis se desig-nó la Comisión ser sacado de la embarcación con graves q^C'
|, el!<?s y que eil no gobernar elios con su pro- en otras ocasiones lo he dicho: ¿ a qué esos niistro en el seno del Gabinete hubiera sido enioargada de noti-fiícaír directamieinte aü señor maduras.
fña responsabilidad, lo m.Ls.mo aspirando aJ clamores, esas adoraciones tan. exageradas contraria a aquella medida; pero si el mi- Ceballos, capitán gemeraJl interino de Cátale- Después de muchos trabajos se Ibgró t ^ '
nim.bo y a la aureola del edogio que ai cieno al Ejército? Vo he dicho que la generación nistro de Instrucción pública, que represen- ña en a q u d l o s momentos, tal decisión,, y el molcar la g a b a r r a a alta mar, donde estií^'^
d d ridícuOo, en un a e^obardía. presente no tiene del líjército español más ta la política del Sr. Alba en el Gobierno, sorteo decidió que quedainain designados ('no ardiendo más de doce horas dando a la ba-
que el recuerdo de sus fracasos. asintió con su voto a aquella destitución, doy nombres porque, auinque es absoluta la hía un aspecto fantástico.
Nada de sublevación; hut'ga de bra- Eil .'••. F A N J Ü L : Esa será la opinión de esas lamentaciones plañideras del Sr. Alba se- impunidad de estos hechos, sentiría mucho
zos caídos su sir;ñ- ría. rán sinceras, pero son tardías, porque el re- que nadie viera en mis palabraiS un carácter -'W^/^/^ír-
E3 Sr. P R I E T O : ¡ NatwrailnTenie! ¿Voy a medio del mal, lógicamente, dada la posi- de ddación) un coronel] de la Guardia civil,
El Sr. P R I E T O : Pero, además, ]>uesto
que su wñoría me evoca el tema, antes, en, exponier yo las oplniomcs de su señoría?
• los tiempos clásicos de movimiientos, de in- .Ahora bien; fundamemíalmente, ¿quiere es-
ción en que se encuentran los señores que un comandante de lotendencia y uar capitán
ocupan actualmente el banco azul, era desde de infantería. En eil Gobierno mititar estuvie-
El oro
' subordínacionies militares, éstais cristal izaban to deiear aSgo en coíitra de vj^'-ludes de la raza el primer instante negarse al relevo del ca- ron reunidos, a altas horas de la noche, los
I «n sublevaciones armadas, en levantanueiiios que cristalizan en d mi'Smo Ejército? Y haigo pitán general de Cataluña si lo eistimaba in- nición de Barcelona, para saber ia. decisión
ayudantes de todos los Cuerpos de la guar- de LA LIBERTAD
admisible, si estimaba que La petición que
'. airmados, tras cada uno de los cuales se juga- un esfuerzo paira olvidarme del concepto ver-
b e a la carrera y la vida.»Ahora no se i^uega tido por el Sieflcr miinistro de la Guerra, por- en este sentido formuló públicamente el con- se trasiladaron los comisionados aJ G<?ibiemo
y transmitirla a sus resp6Qti\-oii Cuerpos, y CAhJE DE CUPONES
nada, absoCutamente nada. ¿Qué quiere su que en e¡l fonido, on donde .se debaten las an- de de Romanones no tenía justificación en Terminada la publicación de la serie dé
sias de am.or propio, p a r e c e que lo,que quie- el interés público o en la necesidad de man- militar; d gobernador militaír estaba en aque- cupones que dan derecho a aspirar a un n"''
siefSon'a, que exalte como gallardas esas ape- llos instantes en Capitanía, conferenciando
iacioines constantes de la oficialidad de! Ejér- re ser espontáneo jamás se presta a la clau- tener y conservar la dignidad de! Gobierno; con d general! Ceballos. Pbr un ayudante de- mero para la posesión de una de las codicia-"
cito, r ^ a la sublevación, sino a la huelga? dicación ante una presión. En el Ejército es- pero asentir primero al relevo del general das
gobernador militar, Sr. Martínez Anido, se
Porqiie es curiosísima la transición: en el pañol, como en la raza cúpañcla, si hay un Sr. Milans del Bosch y luego atribuir la pe- telefoneó a Capitanía general si podían re-
caso de los aliumnois de la E s c u d a Superior de defecto es, precisamente, el exceso de vailor, tición de ese relevo a una maniobra polkica, cibir a los comisionados, o sá esperaban en CIEN ONZAS DE ORO
Guerra, con lo que se anien.azaba—^)'o leí aquí eil calor de nuestro vaHor español, y el fra- son cosas, como comprenderéis, que no hay el Gobierno militar a que re'gtresaise d señor se ha señalado el
e! texto de los acuerdos adoptados por las caso del Ejercito censaste eirij no haber sa- manera de compaginar. Martínez Ainido'. El general Ceballos les dije
Juntas de Defens;)—era con no prestar ser- bido C'-ganizar, coordinar y aprovechar ese
De manera que esto no tiene explicación que fueran a Capitanía gomeiral, y en seguida CUPÓN NUM. 27
vicios, con no acudir al cumpli<miento de de- • \ ;;í'Oir. ILx es el fracaso del Ejército; por
eso las prineépailieíS fracaiSados son^ aquellos posible. Hay ahí una solidaridad perfecta, (lamento mucho en este instante la ausencia que podrá ser canjeado por un bono nuffl*^''
terminadas obligaciones. Y eso, más que una ;
estreclia, que alcanza a todos, por igual, en ác] señor ministro de la Guerra) llamó por rado para d sorteo.
evdlución en d propio espíritu, más que la que, detrás de ia eiJipada, mellada por la de-
la destitución del genera! Sr. Milans del teJléfono al Sr. Villalba, y Le dijo lo que ocu- Los suscriptores de LA L I B E R T A D , f C '
aspiración a que las luchas sean incnjtíntas, rrota, trat;m de impcnersie al Gobierno, a¡
P-arlnimento y a'! país. Bosch; ese es un acuerdo de! Gobierno, y rría. Ell señor ministro de la Guerra, en ese sentando el cupón número 27 y los recibos
es que no híiy confianza en que lois clementois
responsables del acuerdo son todos por igual. tono im.perioso que a veces suele usaír, aun- de los meses de Enero y Febrero, tienen áe-'
sutxírdinados a esas Jnstitur.iones obedezcan a (Eil ministro de la G U E R R A interrumpe.) Por eso yo antes quise prescindir, a pesar de que con resultado' negativo, dijo por teléfono:
recho a tres bonos niimerados de los que hafl
^a sublevación, ruando la sublevación va en
Invocación al Parlamento determinado incidente, de un modo delibe- «Yo soy efl ministro de la Guerra y ordeno a de entrar en el sorteo.
'' oonitra de los fundamentos de las institucio-
rado, de atacar personalmente al ministro usted que mañana formen las tropas a la lle- Eli canje de los cupones, que comenzó el
nes liberales del país. Por eso hoy el fantasma ¿Quiere su señoría que yo remece sus re- de la Guerra, porque lo estimaba quizá el g a d a de! capitán general de Caí aluna.» Y eí
se debate no amenazando con la sublevación, cuerdos cqji textos de palabras proinunciadas día 13, seguirá los días 19, 20 y 21, de nue-
m.enos responsable de todos. genieral Ceballos contesitó m;Ly dignajnenrte: ve de la mañana a s d s de la tarde, en el des-
a la cu ai! no se atre\-en, de la cual no son ca- pa;r su señoría desde ese mismo sitio, hace
paces, sino amenazando con la huelga, con nvuy pocas semanas, poniendo una mano' so- El ministro de la Guerra habrá ido aho- «Si V. E.. lo ordona, coniSte que las tropas pacho de billetes de la Plaza de Toros, es-
cruzarse de brazos y poner las armas a la fu- bre el puño de la espada y obra sobre las con- ra, seguramente, a confeccionar las parale- form airan, porque seré yo quien las saque d t tablecido en la calle de Arlaban.
los ouartdes, e iré a formarlas arrostrando
nerala. decoraciones que pendían de su pecho? Nos las de su gimnasio o a comprar poleas San- sobre mi persona las responisabiilidades de to- Para canjear los cupones no será precisa'
dow para los gimnasios en que se va a aten- presentar toda la colección; basta con llevaf
Esa es la principal! variación observada en b <!:iló entonces siu señioría de cómo, no la vi- der a la educación física del soldado; pero do lo que pueda ocurrir.» ¿Cuál' íué la répli-
estáis pseudo-suWevaciones, que au^rt cuando da, sino el honor, que era aigo má* para su
a pesar del exceso retórico con que nos can- ca deil si^or ministro de la Guerra? No lo
andan bordeando los lii:deros de la tragedia, Sicfioí-ía, comipromifitía a que no existían las tó la necesidad de los gimnasios en los Cuer- sé; peiro es fácil adivinarla. Pocos momentos CUPÓN NUM. 27
para méJ é* ellos y para mal de todos, puede j u n t a s de dieíénisa, ya que su señoría, ponien- por militares, si entiende que es esa su fun- después, eí gol>emador militar notifioatxa a para recibir, en cambio, un bono para eJ sor*
axte qtreden dentro d d recinto de la gracia y d o en la promesia todo eH valor de su vida ción ministerial, nos tiene arreglados el mi- los representantes de los Cuerpos de la gnjair- teo, y que el que tenga los recibos de Encr
de !a pHOsrdía de un sainete bufo. Ptorque yo y el m á s alto de su honor, n o toJHs'aría im- nistro de la Guerra. nición que podían no concurrir a la estacióin y Febrero recibirá tres bonos.
e&tw afe^utaimente «xive'nciido de que divor- posición alguna de esos eleraientos. D«ntro de ni íamvatr las tropas. Y amte estos hechos, qiue De este modo es más fácil que toque a u"
ciada como está la cipinión del país de esos la conciencia de su scñoiría, allí, donde faiti- Las coplas y las serpeotinas del se- efl señor mAmistro de la Guerra sería incapaz suscriptor una de las
dern*fit«3« (y d diviorcío se produjo por aque- mamonte no puede ocukarse su señoría a si ñor AUeudesalazar de megar, queda paítente un estado de imidis-
lla sKiberaría ifljusticéa de la expulsión de 1<» mismo, ¿no cree su sfcftoiría> en estos momen- oipílinia qiue no haiy maiueira d e atemuar con CIEN ONZAS DE ORO
alumnos oficiiSiies de ia Escuela Suiperior de tos, que esa promesa tan solemnemente foe- Ni el presidente del Consejo ni el minis- airtificioiS retóricos ni' con serpenitinas de elo- que siguen expuestas en d escaparate ^^^ '_
GüfiíTp), un geisito de gallardía, de homibrfa miu.Lada, está incumpíida? tro de la Guerra han contestado a nada a b - cuencia. casa Sucesores de Palacios y Compañía, ^ '
e n aqtiellos mocnentos, por parte de los repre- Yo me doy cuenta de la a m a r g u r a y de la solutamente, y la síntesis de lo dicho por villa, 16, causando la admiración de los i W '
senitanícK del Podeí pdbüco, huibiera dewvan&- tri.steza de 9u señwía. iVüinJutois antes, en lo6 el presidente del Consejo es aquella media E s t a s son verdadiess episódicats de los he- I drüefios.
Jito é fantaame. Aéwnés, hay «i «me Cop> pa Alias, ciJ^mdo ae hab^^ba ^:¿ le poáibiíídad copia que noe dtó: dxw. Fuente a esta aitvaaáa, nosotros, uObt ¡Coa qae al canje, y baeaa suoiM
I_A LIBERTAD
Tánger, ciudad española ciudad d déí9g^áo d d gobernador, Sr. Ro- I
selló, para tratar de resolver los confliatos so- 1 El Gobierno Como eran murhos los diputados que ha-
bían abandonado d sailon de Stóiones, y lo n^.'-- Los problemas sociales
en Marruecos daJes. mo hicieron los periodistas, se esfXTaba con
en el. Extranjero
Mientras las Juntas militares sig-uen des-
pojando al Poder público de la escasa autori-
AiSÍ ío ha c o n a e ^ i d o .
Recibió a unía Comisión de fabricantes, que
aceptó las indicaciones d d d-degado, acordan-
y los militares I gran interés conocer el resultado de la vota-
! ción.
Una vr;; conocido, se suscitaron animadlas
ha nacionalización de las minas en
(¡recia
dad que te resta, esta cuestión de Táng^er, do abrir hoy fábricas y talleres. Una Jornada desastrosa para comenta ríos, estimándose por casi todos que Aterías, 17.—Se ha presentado en la Cá-
^ue tiene un valor imponderable para Espa- Se publicó un baínilo haciéndolo púbJico. la \ota<,'i('in constituía p'ira eil Crobierno un rk-s- mara nn proyocto de ley p.ira la nacionaliza-
•^^1 ya acercándose, en momentos tan poco Esta mañana fueron abiertiis las fábricas, el Gobierno calabro grande, un verdadero desastre. ( ':ón il;^ las Hiinas,
propicios para nosotros, al plano en que debe preisentándowe la mayoría de los obreros. Los rostros compungidos de los rinitgt>s d d
resolverse. En el Congreso.-Animación y comentarios Sei;iin d: 10 prv)yi'cto, ei Estado griego
Se han practicado variosi registros en los Gobierno demostraban bien claramente el efec- tendr:) derecho a pr<x-eder a una revisión ge-
Véase a continuación el adjunto telegrama Centros obreros y en d Aíeneo SJJidicalisita, Desde primera hora la animación fué ayei to que les habia producido la jornada. nera! de las declaraciones mineras, a negarse
« l a Agencia F a b r a : siiondo detenidos varios hombres v mujeres. extraordinaria en el Congreso. Inmediatamente comenzó a circular el ru- a admitir toda nueva declaración y a reser-
Londres, i6.—Hablando esta noche el se- También dicen de Mataró que se ha resiuel- Como era natural, se oomeníaba la úlitima n-.or de que el Consejo de ministros iba a varse, si lo cree oportuno, la explotación de
W» Merry del Val en la real Sociedad de crisis y se hablaba también del anuiticiado vo- reunirse y que el Sr. Aliendcsalazar iría a Pa- las minas deciaradas. (Radio.)
to el conílioto en las fábricas de cartón y pa-
"**>8Tana acerca de la zona española de Ma- to de confianza que permitiera al Gobierno e- lacio a presentar la dimisión del Gobierno.
peles pintados. Los marinos del H a v r e reanudan ia
rfuecos, hizo especial mención de la piosición desenivoJvimienito de su labor en Jas Cortes. -Se reconocía que si de la sesión había sa-
Conitinúan sin resoílversie los conflictos obre- huelga
de Tángier, cuya ciudad—dijo—es tan abso- Acerca de este puaito, d Sr. L;i Cierva lido quebrantadísimo el ministro de la Gue-
ros en Mainiresa, s,iendo la cauísa de que EJ Havre, ty.—-Según instrucciones de la
lutamente espafttrfa como cualquiera otra ciu- anunciaba que ni él ni ningún amigo suyo fir- rra, la votación de la proposición, apoyada
dad que se halle fuera de la frontera de su continúeni en pie que los obreros no se pres- Fedeíación de marineros del Havre, éstos
maría esa proposición. por el Gobierno, imponía la crisis total.
país. tami a firmar contratos individuales. Ad iníormainse de e^to el Sr. Villanuieva, di- han suspendido de nuevo el trabajo, reaní;-
Hullazgo de petardos jo que d hedió de no su.scribir el Sr. Ija Cier- Reunión de los ministros dándi>se la h u d g a entre todos kis oficios fe-
En Tánger todo es español—^dijo—, y, co-
™o decía ha poco un subdito británico, es Un guardia municipai encorutró en Caoba- va el voto de confianza, era u\i\ motivo más Los ministros se reuniíeron en su despache derados.
'^'^^s de preguntarse si es urwi ciudad mora na uin objeto con mecha encendida, el ciuaj para quie ál lo firma.na. de la Cámara, y en él esperaron d resuitadc La producción dei carbón en Alemania
*" España o una ciduad española en Ma- recogió, Lrasiladiknddlie ai csinipo de la Bota. EJ Sr. Allba, que, como es sabido, ha es- de la votación.
Acerca de lo ocurrido los informaron los -N^ordeich, 17.—lU canciller alemán Bauer
rruecos. También fué h;illaKÍo otro petardo en la tado afónico, fut' interrogado por los perio- se ha dirigido a Essen, a fin de negcx'iar con
.Al terminar el Sr. Merry del Val su ora- plaza de la Universidad, que tenía la dimen- distas acerca dd est^ulo de su síillud, y como subsecretarios de la Presidencia y de la Cío-
bernación. las organizaciones obreras y patricios sr>bre
r o n hizo notar que el comercio británico en sión de un palmo de torgo por cinoo oen- contestara que se encontraba muy mejorado, un aumento en la extrao:¡t>p d d carbón, lo
"barruecos representa el 33 por 100 del co- tinietros de aincho, siendo traisliadado, para su se le pne^furutó: Los ministros permanecieron reunidos has-
ta etérea de las mueve y media. cual se cree ptxlrá obtenerse únicamente SJi-
n>»rcio total y que en la zona del prolectora- recoiiocimieinto, aá mismo iugar que d an- —Entonces, ¿cantará irsted? biendo el número de las horas de trabajo.
^ espaftol tienen buena acogida el comercio, terior. —Cantaré—contestó el jefe de ki iaquierda Al salir el presidente d d Consejo, acompa-
ñado d d mi-nistro de la Gobernadón, los pe- El asunto es de s«jnia importancia, dada
'3* Empresas británicjis de toda clase y los En libertad liberal. la enorme escasez de combustible que reina
subditos de la Gran Bretaña. En d dtespacho d d presidente de la Cáma- riodistais lie p r e g u n t a r o n :
Han sido puestos en libertad 30 individiuov — ¿ H a n celebrado ustedes Consejo? en .Alemania y en vista de las desconsidera-
ra conferenciaron con éste el presidente dei das exigencias formuladas por Francia res-
-'5/®/®/®^' que se hallaban detenidos en el vapor «Bar- Consejo, que llegó muy temprano, y algunos —Consejo, no—respondió d Sr. Allendessa-
coló», y que por hallarse enf<Tmos de gript pecto a la entrega de carbones.
La firma de ayer fueron trasladados ai HospataJ de infecciosos
de San Juan. _
ministros.
Acudieron también al deispadio del presi-
lazar—. Ni siquiera hemos tenido un cam-
bio de impresiones.
—¿Y va usted, señor presidente, a Patecií,
La expropiación de la tierra
ÜUORRA dente los Sres. Dato y Cambó. ' Bucar^est, 17.—Con motivo de la proyecta-
I^cstinando al coromel óe Artillería D. Ma- También han a d o libertados doce de los Manifestó éste aíl salir que había ido única- esta niocbe? da reforma agraria se dice que las tierras
nuel Fernández Cañete aJ marido dei seg^indo que se hallaban detenidos ein d vapor «Fam- mente a informarse del orden de los debatei —-¿A Palacio? ¿Para qué he de ir? No sal- expropiadas en el antiguo reino tienen una
•asimiento de Anilleria pustida. bre». —Pero—se le preguntó—, ¿firmari usté»-. dré de mi domiciíio esta noche. extensión de dos millones oclwcientos ochen-
^Idom al coronel D. Francisco Junquera Han declarado que han sVdo objeto de ma- d voto de confianza al Gobierno? —¿ De veras, señor presidente ? ¿ N o not t a y siete mil ochocientas catorce hectáreas,
~ mando dti duodécimo regimiento de Arti- los tratos, y se proponen emprender con esitL —Nadie me ha hecho la menor indicadón despistará como hace pocas noches? que corresponde va 4.864 fincas,
l l a pesada. moti'vo una campaña contra las autoi'idades. en tal sentido. Plero creo que no Uega/iá a pre- —No; para n a d a ; no pasa nada. Tcxla la superficie expropiada kt tiene» en
—^Idem al cx>roncl D. Luis Massats T o m á s sentarse. Y con estas palabras ae despidió d jefe disfrute los aldeanos.
^ mando del noveno regimiento de Artillería El Sr. Dato dijo después que la pnetsenta- del Gobierno. Los ferroviarios porÉ^oeses
ligera. Los médicos forenses ción de la proposiición de referenda depende- Salió después d ministro d e Estado, y lo.-
periodistais le itriterroganon también:
Li.sboa, 17.—Ei úJitimo Consejo de nunis-
ría del giro d d debate. tros se ocupó de la cuestión fern>viaraa, eat.i-
-í®/®/®/®/- A pesar de las infinitas promesas hechas Había gran expectadón por saber si el — ¿ H a n cambiado ustedes impresionK so-
por los pditicos de todos los matioes, es lo rriiinando un proyecto y aprobando aá^punas
VNA CASA DESTRUIDA cierto que en d nruMiicato actjjal se encuenr-
ooncíe de Roma nones asistiría a la sesión, bre d resultado de la v o t a d ó n ?
—¡ Nada de eso!—dijo d marqués de Le-
reclamación -. El jefe dd' G«jt>i«rr«o, Domin-
pues aunque había animciado que no lo ha- g o s Pene ir a, cüó cuenta de kxs calurosos vi-
Dos heridos graves tra aún sin organizar d Cuerpo de Médicos ría, se sabía que desde por la mañana se ha- ma—. Hemos mantenido una sencilla conver- vas a la Repúbiica de qtie luí::>¡a, sido obje-
í'errol, 17.—Un incendio formidable ha de«- forenses, ouyos servidos son, de tanta util¡da<i llaba en Madrid. sación y no otra cosa. to. (Ra<&>.)
Y'Uldo una casa de tres cuerpos, situada cerca sociail en- ia administración de j.uíil.icia y re- El ex ministro de su partido Sr. Saivate- — ¿ E s t á satisfecho d Gobierno?
^ la iglesia de las Angustias. paración d d Dwocáio sodal. lla preguntó por tdéfono al jefe liberal si a s i v —.Naituralmeate. Ei resultado de la vota- <L»s Trabajadores Inéostiiales dW
Algrunc» vecinos se saívaron airirojándose a Cumpliendo gustosos d deseo d d Comité tirla al debate, contestando aquél que si. ción ha sido favorable, y asistido por esta M.uodo»
* Calle por las ventanas. de Unión y I>efeiiisa de los Cuerpos de Médi- En efecto, poco después de comenzada la muestra de confianza, el Gobierno contimiará Washington, 17.—I^>s agentes, federsíes
Se desprendió una viga, que alcanzó a dos cos tituJares y forenses, nos hacemos eco d t discusión, llegaba a la Cámara el conde de, su labor, procurando cumplir su deber. han detenido ayer esi Paterson {New.- Itsitey)
*«>reros, hiriéndoles gravemente. su's trabajos, p i r a que a los Poderes públicos» Romanones y l>^netraba rápidamente en e< Los demás ministros no hicienyn ninguna a 2<j mí.-mbros de la •Xi^xriación tc-rroritoa co-
ligiresaifoft en d hospitai. llegue d malestar de esta suírida d a s e . salón, pidiendo la palabra apenas comenzó su manifestación de Interés. nocida con d' nombre de «l.xis Tnabajaduiw»
Creemos que cwaretas mejoras se hagan a discurso d Sr. Prieto. Industriales d d Mundo». 1
esta d a s e redundarán en bonefkdo de la so- El Gobierno no puede subsistir
Entre los dctetnktcjs figurabar» bastantes
Oesde Barcelona ciedad, tan necesitada de que sus funcionai-
rios, y particularmente axjuellos ouya misióri
es tan delicada como la administracdón de jus-
La proposición de confianza El Gobierno intenta mantenerse en d Po-
der el tiempo que tarde en legalizar La situa-
El texto de la proposición de confianza al ción económica.
agitadores peligrosos. Tanibién. se han neoo-
gido importantes do^rajneníos de los «Traisa^-
jadores Indusitrialbs del Mundo».
Intento de asalto Gobierno, que aptoyó el Sr. Dato, es el si-
t i d a , tengan una retribudón decorosa que les Procurará conseguirlo en d menor número
guiente: .-•• -^^/@/W®/~
En ta maxln>^fada aanterior, d sereno dei ta- permita ejercer con cariño e independencia sii posible de sesiones ; pero se duda que vea con-
«Los diputados que suscriben piden al Con-
'*'• de auiioinó'vik"s Elizalde, situado en ei pa- delicada misión.
greso se sirva declarar que, oídas las expli-
vertidos en realidad sus propósitos. La sentencia dei capitán Sanz
* ^ de Saii Juan, observó que dos sujetos tra- Quedan oompJaddos los seftoires deJ Comi- No cuenta el Gobierno con votos, aun ha- Zaragoza, 17.—El cap-tán gencr.al no ha
taban de escalar la tapia. caciones del Gobierno acerca de la última cri-
té, y, por nuestra parte, sepan qoie este pe- sis ministerial, procede reiterarle su apoyo llándose representadas en él distintas fuerzas firmado aún la semencia dictada pctf el Con-
Les dio el alto, y los individuos entonces riódico tiene siempre una gran coinipllaoenda.
para que pueda realizar la obra de manteni- políticas; carece de autoridad. Con los actos sejo de guerra contra e' capitán de Artilleffia
^^•spaTaron contra el sereno dos tiros. E(! se- en atender demandas tan just;is como ésta.
miento del orden y legalización económica, d d ministro de la Guerra ha fomentado la .Sr. Sanz, acusado de negligencia eti el ctini-
**"<) corítestó a ia. agresión de que fué objet<j
-^•'®/®/@^ que s<ui la primera y más importante exigen- indi'scipáina; frente a él se encuentran dife- plimiento de su deber durante la noche erí
^ igual forn»a, y ninguno de los cuatro dis-
cia del interés público en los pre^sentes mo- rentes minorías. que se desarrollaron los sucesos en el cuartel
I^fos hicieron blanco.
Lo« individuos q^ue initemtaban e4 asalto de.
LA SALUD EN MADRID mentos. En estas condiciones, ¿puede un Gobierno del Carmen.
Según «E5 Sigilo Médico», sigue mejorando Palacio del Congreso, 17 de Febrero subsistir? Se asegura que el capitán general no csti.
**ller, lograron evadirse. El plazo breve, que gravita amenazador so- de acuerdo con la sentencia recaída y que el
d estado de la salud pública, siendo menor la de 1920.»
Estalla otra bomba dfra de mortalidad y habiéndose mitigado la La firmaron los Sres. Dato, Goicoechea, Vi- brefiiUvida, pudiera acortarse aún máss. asunto irá al Consejo Supremo de Gucrim y
En u i » tahoíia situada en la calle de la intensidad y d número de los [XidecimientOi. llanueva, Alba, Alcafá Zamora, vizconde de Siguen las idas y venidas Marina.
^•egria, de que es propittLanio Francisco Car- agudos respiratorios de tndolle grip'd, asi co- Eza y conde de Peña |Ramiro. Barcdona', 17.—Ha regresado de Madrid
"**nell, pres.iden'te dei gremio de panaderos, mo la de los infeodosos intestiníiJes. Los Sres. La Cierva, Pedregal, Señante, el gobernador militar, general Martínez Ani-
^ t a l l ó en la mañana de hoy una bomba, q^c Los f>adeoimientos crónicos de ¡xxiho a-
<X5a.sionó desperfectos en las ventainas y en loe» guen con Las oomplicadones propias de su ín-
Cambó y Gasset fueron consultados; pero se do, que descendió del tren en d apeadero de
negaron a suscribirla. Grada.
Los partidos políticos
*^iJitaíes del estabJeoimiento. En votación nominal, la proposición fué Solamente lie esperaban allí un c o r o n d de
Los republicanos
dole y de la estadón.
Por fortuna, no ha habido que lamesítar des aceptada por 120 votos, contra 13 de las ex- infantería, otro de caballería y su ayudanite. L a . decoión para la re ;iov ación, de cargos»
-'@/®/@/®r- vacantes en la j u n t a directiva d d Centro Ins-
gracias. tremas izquierdas. También han. regresado-en d mismo trer.
Con el Gobierno votaron los conservado- el comandante de infantería D. Luis Zararu- tructivo RepubJica.no de ios r..iíít ritos Hos>¡.ii-
La .detonación se oyó a larga distancia;.
El artefacto parece que fiué arrojado des- CARNET DEL DÍA res, algunos mauristas, los demócratas y los rra y d capitán de caballería D. José Gutié- :al-Oongreso, se cdi'hrará h<>y 18, de s d s dit
•la tarde a once de la noche. Ix^ cftie se pone
<w la reja de los só'tanois, que d a a la oueva CASA D E L P U E B L O RADICAL.—A las albistas. rrez, que fueron a la corte a cumjxlir una mi-
en conocimiento de los señores socios.
*" la que se d a b o r a eJ pan. cuatro, baile de niños. Después de la votación sión esjjecial.
Et juez d d disitrito de Atarazanas estu-vo Acto de simpatía -'©/©/S/®^
* Los pasillos d d Congreso se poblaron ape-
^"^ la tahona donde hizo explosión la bomiba,
y ha comprobado que el artefacto abrió un C O L I S E O I M P E R I A L . — A las diez y me- nas terminó la votación de la proposidón ele El Sindicato de servicios públicos había Un tren descarrilado
dado ordien paira que sus aisociados fueran es-
°*^uetie de un meíro de diámetro, destrozan- dia, «debut» de Gloria Tornea, con «Ma- confianza al Gobierno.
ta tarde a realizar un acto de simpatía al ge- se precipita en el agua
•~^ la cañería y oaiusando desperfectos en. e- riana». ríeraJ Weyler, y respondiendo a ese llama-
LARA.—^A las diez, reposidón de «jr«mniy Mitán, 17.—Un tren de mertrancías ha des-
norno de la tahona. inñento, se reu.ni)eron ante Capitanía genera carriÜado en el puente de Ronita, pnerapitán-
SanKson». Advertimos á los colaboradores e«"ontáner
Varías noticias Z A R Z U E L A . — A las tnes y a las diez, bai- qne no se de"up'ven los originales >ii sosíe unos 500 obreros, sin que oct-rrieran wioidf'n- dose al agoíi, y r-suítando gra.vemente heri-
'Ccwnuftican de Ma.iaró qi«e Uegó a dicha les de máscaras. uemos correspondencia sobre U ^ sismo» tes. dos los siete einple:idos que iban en el tren.

nn
í ' O L í . É T O N DE «LA LIBERTAD^ 38 Andando de medio lado, inclinándose ante me dejarán bajar de vez en cuando a la cate- y ahí tienes al buen «Piporríno» desgañitán- i tan intensa, que el madrileño st conajovió
todos los altares y saludando con cumplidas dral a oir una mi&iña y el órgano?» Y al con- dose y pasando frío por dos dncuenta. hondamente, sintiéndose objeto de aquella ple-
cortesías a todo el mundo, pasó junto a kjs testarle afirmativamente, Jesusiño, con su Pero Gerardo no le oía, fija su atención en garia. Estuvo tentado de acercarse a la de
estudiantes, envuelto t n un largo gabán, un «fagot» y sus p a p d e s de música bajo el bra- una figura de mujer que, después de orar Castro; pero fué discreto, y supo contenerse;

u cm DE LA nm
señor, cuya cara todo eran patillas rubias, zo, entrábase por la gloria haciendo corte- brevemente ante el Apóstol, dirigióse hacia Dejó que terminasie sus oraciones, y asi que
nariz y gafas. sías a todos los santos... ¿ N o estaban mal, la nave de la Soledad. la vio partir, recogida y grave, fuese en bus-
—Ahí tienes a Jesusifio «el Fagot»—dijo verdad? Pero no me atreví a publicarios y ¿ H a s visto, Casimiro? Juraría que es Car- ca de Barcala, a quien oía taconear en el Pór-
los- rompí. men aquélla. tico de la Gloria, distrayendo de sus rezos a
Casimiro a su camarada—. Un alma de Dios,
que se pasa aquí tcxla la mañana oyendo mi- Asomábanse a las puertas de las capillitas — E s muy posible. Como hoy e s domingo, una aldeana, que, con los dedos metitk«s e d
sas, hasta que llega la hora de regalarse con los acólitos, todavía soñolientos, repicando muchas de las rapazas que anoche estuvieron los cinco hoyos labrados en la marmórea 00-
U a pidaia por la Eeal fitadda EspaSola) el concierto de órgano que acompaña a la Las campanillas para avisar a los fieles que allí en el baile, antes de acostarse, y después de I lumna de la Virgen por los millones de m a o o s
cambiar las galas con que nos deslumhraron allí posadas en tantos piadosos siglos, envia-
conventual, y la tarde, leyendo papdes de iba a oeLebrarse el Santo Sacrificio. Casi to-
música en el almacén de Berea. He aquí una das las personas que oraban ante los altares • por otras vestiduras más humildes, vienen _a ba al c i d o sus cinco Avemarí.as.
POR cumplir con el precepto. Es una costumbre —(Chico!—dijo el poeta extasiado a su
vida lisa, igual, feliz, envidiable, reducida a d d Apóstol y de la Virgen de la Soledad le-
sus misiñas, su órgano, su «fagot», sius pa- vantábanse presurosas y se dirigían al lugar de .comodidad. Así, luego pueden dormir m á s amigo—. Yo no me canso dt; admirar este
peles de música y sus saludos. 1Y la gente donde el llamamiento había sonado. tiempo. Precisamente al entrar vi a las de prodigio. Dan g a n a s de ponerse a g r i t a r : ¡ V i -
I^ndoiro. va Mateo! ¡Mira esos ropajes! ¡Mira qué
Alejandro Pérez Lugín matándose por las vanidades! Yo le hice una
vez, {x>r Inocentes, unos versos en gallego.
Cruzaron los estudiantes el ábside, obscu- —Vamos a la Soledad. expresión la de esas figuras! ¡ Q u é ddicade-
Jesusiño se había muerto, y, totlo tembloroso,
ro siempre y más a aquella hora. En una de —Vamos, y, de paso, saludaremos al in- z a ! ¡ Qué colorido!
las capillas decía misa un cura. Apoyado el signe Mateo. Dígote que es un pecado entrar Y señalando a los ancianos del Apocalip-
acercábase a la puerta del cido con su «fa- cuerpo en un enorme arcón ornado con pre-
Por las amplias naves iban y venían mu-
got» y sus papeles de música bajo el brazo. en la CaT:edral y no ir a extasiarse ante la sis, los maravillosos tíiñedores cjue rodean
p^*s figuras, borrosas en la indec\ión de la ciosas tallas, sobre el que tenía un viejo mi- maravilla del pórtico de la Gloria, que alza- al Salvador, púsose a recitar, entusiasmado,
^'jz matinal que cata de las altas policromas «—Ahí viene Jesusiño»—decía alegremente sal que iba leyendo, entonaba un socliantre el los versos de la inmortal Rosalía, con escán-
San Pedro. Jesusiño llamaba, muerto de mie- ron las manos excelsas del maestro.
^«Irieras y no f)ermitia distinguir con clari- canto gregoriano, y de vez en cuando se er- dalo de las beatas que hacían cola junto a K«
do. San Pedro abríale, poniendo una cara guía, ceñíase la capa que llevaba puesta sobre Ante el altar de La Virg-en, arrodillada al
^3<1, al primer golpe de vista, los objetos, confesionarios de Jos jesuítas.
«feroclie», que concluía de acongojar al in- un paludo gabán, apretábase la bufanda que pie de una de las altísimas columna?, clava-
^ ' • ' ^ i l l a d a s ante el altar mayor, donde lucen
feliz. «—¿Qué traes, Jesusiño?»—•preguntaba le abrigaba d cm'llo, soplábase los dedos m w - dos los ojos suplicantes en la imagen de la ¡ V é d e o s ! Parece
^^^^tinuamente en colosales y argénteas lám-
el portero celestial. «—Pecados, señor.» La cilludos que enicroian de unos gruesos mito- Dolorosa, estaba Carmina. ¿Qué pediría? Q ' o s labios moven, que falan quedo
Paras las débiles mariposas que alumbran
portería regxxijábase con un acorde wagne- nes de lana, y, sin dejar el canto, golpeaba el Llevaba el mismo .sencillo traje obscuro de os uns c'os oustros, e ató n'altura
''** y noche la imagen de plata del Apóstol
I riano de campanitas de cristal y plata, las suelo acompasadamente con los pies para en- la antevís'pera, y medio escondía la cara en d ' o ceo a música vai rkir comenzó,
^p^oedor de moros, adivináSanse una por-
i risas de los ángeles, que hacían la tertulia trar en calor. Una estatua orante sobre la el tul de la mantilla. ÉS'taba totlavía m á s g u a - pois os groriosos concortadores
'^«in de mujeres. Rezaban unas con los bra-
\ al portero. El pobre Jesusiño tenía un mo- tumba de un arzobispo oía en éxtasis la misa. p a que con las gasas y las sedas del baile, tempran risoños o s instrumentos.
cos en cruz, colgíindo de la mano derecha el
mento de f>avor. «—Pasa, bendito, pasa»— o al menos parecióselo a Gerardo, quien pa- ¿ Estarán vivos? ¿ Serán de pedra
'•osario, que pasaban lentamente. O t r a s de- Casimiro explicó a Gerardo:
decíale, por fin, San Pedro. Entonces Jesusi- ra no ser visto se incrustó en la pared, cer- aqués sembrantes tan verdadeiros,
clan en voz alta sus oraciones. Algunas^ al
ño vacilaba y preguntaba tímidamente al pes- —Esta es la capilla de Nuestra Señora de ca de un conefsionario cerrado, y ordenó im- aquelas tuñecas maravillosasi,
^ n d u i r stis p i c a r l a s , besaban humildemen-
cador de Tiberiades: «—¿Puedo entrar con ia Azucena, del Magistral o de Doña Men- perativo a Barcala, que obedeció sin replicar: aqueles olios de vida che<w?
•* el 8U0I0. Una aldeana vieja arrastrábase
tinosamente de rodillas, dando asi la vuelta mi «fagot» y mis papeles de música? Son los cía, que de estos tres modos se la llama. Do- —No sigas. ¡ V e t e !
^ crucero en cumplimiento de algún voto. De 1 cuartetos de Beethoven, santiño.» «—Puedes, ña Mencia de Andrade, que fué su fundadora, Carmina no reparó en ellos. Tenía los ojos —¡ Mira! ¡ Mira aqiici de carita, de Qíflcs
^ rincón salió un hondo suspiro, con qu« un ' homb..:, p-s^des^; y ha*ta te «ii-aremos permiso dejó una renta de trescientos ducados fwra y el corazón puest'>s en la Virs-:"n. Desde su que se ríe con es;i risa ingetraa, candorosa!
~ * ^ acongojada api>yaba una petición, que ¡ pura que des unos cCnciertos.» «—¿V...—- t|ue le dijesen aquí una misa (.¡¡aria y seis observatorio, \<:kúz Gi.'rarii,, i::;, ¡lar íarvo- Es San Daniel. San Danieúño. Una tradi-
• « o podian resolver ea la aJtura. i tornaba a oregruntar co» trémolos eo la voz— cantadas al a ñ o . Hov es día de una de éütas rosa a la Madre de todos, con un.^,, •s»,ti¡ñ'is> iión bárbara supone que .se reta de la o ^ ^ V
LA LIBERTAD
CRÓNICA g i o q u e d e un bailarín puede hacerse e s
a p u n t a r q u e c o n o c e , p o r serlo, t o d o s l o s
hechos acaecidos desde d Caos hasta Q e o -
Los poetas del día dé considerar conio enemágoa a m á s de 300
millones de hombres, aunque con los boidie-
vistas, que ocupan media Europa, no esta-
Cuentistas
Al compás patra.
— P u e s m i r e u s t e d : será c a s u a l i d a d ; p e -
Efh
fimera
Botón que muere en la rama
mos ni en paz ni en gneira.
Quiebra de ana Casa de bamca aiemana
Viena, 17.—Se amunda la qcéeiira de la
extranjeros
r o su p a r e j a va disfrazaífa ¿íe C l e o p a t r a ,
del ''Fox-trot,, la d e la n a r i z i n m o r t a l , sin c o y a facción
h u b i e r a c a m b i a d o el d e s t i n o del m u n d o .
sin haber llegado a flor;
suspiro preso en los labios;
Casa de Banca Alemana, cuyo pasivo se h a
evaluado en 40.000.000.
Los laureles eortados
— E s p r o d i g i o s o q u e n o d e c a i g a la afi- —J A h ! S í ; conozco a e s a C l e o p a t r a ; n o nota que no tuvo son. Es posible que esta quiebra sea la cansa Sof ia estaba páUda y tríete, a pesar áe sos
ción aJ b a i l e . r e c u e r d o s u n o m b r e d e p i l a ; p>ero sé q u e de varias otras. veinte a ñ o s ; la anemia había consumido sa
— ¿ P o r qué ha de decaer? Los que de- la l l a m a n . . . Con el ritmo de la hoja El gravamen a los aumentos de fortuna sangre y pialidecido sus labios. Ei cartílago
que él viento otoñal llevó, de su nariz estiraba la piel hasta haceria
caemos, a m i g o mío, somos nosotros; pero —¿ C ó m o ? Londres, 17.—La Cámara de los Comunes
transparente, y s u s pómulos salíao como dos
el fcaile e s l a d i v e r s i ó n p e r d u r a b l e . U n a — L a Chata de Cabestreros. la pena de vuestra pena ha designado la Comisión que ha de dicitarai- aristas aiüadas.
vez c r e a d a s e n el U n i v e r s o l a s p r i m e r a s * pondré en doliente canción. nar 9otM-e d grajiíamen qnje ha de imponerst
p a r e j a s h u m a n a s y s o n a d o el a c o r d e i n i - — A q u d m u c h a c h o l o tiaoe m u y m a l j a los aumenjtos de fortuna expeómenínda.» Había conservado de su heúexa. muerta B"
cial d e la m ú s i c a d© los m u n d o s , l o q u e duranite la guerra- soberbio bosque de cabellos negros que, «o
baila a c o n t r a t i e m p o . Y en esa canción, la historia
La miseria financiera em ^Uemania su despreocupación de desdiohada, anudaba
i n m e d i a t a m e n t e d e b i ó o c u r r í r s e l e s fué, s i n — N o h a b r á leído t o d a v í a a E s p i n d ; p e - ' de aquel desdichado amor; de cualquier modo. Su a b u d a , viejecita do-
duda, ponerse a baüar. ¡ E s tan natural ex- r o n o h a g a u s t e d c a s o : d e s p u é s del R e y Nordddchs, 17.—La miseria financiera es blada en ángulo recto—una máscara de bru-
p r e s a r la a l e g r í a con s a l t o s y p i r u e t a s ! Y , botón que murió en la rama
S o l , el a S a e r a n o q u e h a b a i l a d o con m á s boy la cailamiriaid m á s grande que padece Ale- ja en un armazón viejo—, pretendía, en so su-
í u ^ o , la atracción d e los s e x o s p a r e c e i n - g a l l a r d í a y d e s e m b a r a z o Ha s i d o F e l i - sin haber üegado a flor. mania. perstición de lugareña ap>egaida a la tradicióo,
completa sin músJca. —— 'S/®/@/^
—Pero Adán y Eva...
p e I V , y fué el r e y d e los c o n t r a t i e m p o s .
A d e m á s , e s e b a i l a r í n d e q u e usted m e h a -
La pena negra que ei pelo había consumido la salud de 1*
niña y la cbup>aba s a i ^ r e y vida con sus ior
LOS PRESUPUESTOS
— A d á n y E v a t a m b i é n b a H a r c m ; n o le bla s e h a e c h a d o d o s o tres veces la m a n o La pena negra cantando numerables tentáculos.
c¡íiepa a u s t e d d u d a , al bolsillo d d c h a l e c o y p r e s u m o n o ¡e pasa bajo rrñ ventana.
— ¿ A l son de qué i n s t r u m e n t o ? q u e d a u n c é n t i m o . ¡ F i g ú r e s e si ese deta- Muere la tarde al oiría
La protesta de los autores —iBondad divina, ¿ n o es una maMcióo ufl*
cabellera semejante? A estas fechas, si t*
— A l c o m p á s del s i l b i d o d e la s e i p i e n í e . lle e s p a r a llevar m u y bien d c o m p á s 1 con una humedad de lágrinua^ y actores hubiera cortado esa mala hierba, serías uO*
hermosa muchacha, y r » te costaría traba-jo
* — H a a c a b a d o d «fox-trot». ¿ Q u é vie- El ministro de Hacienda ooovieireó a y w con. trastornar Ja cabeza de los buenos mozos.
— M u y bien q u e s e b a i l e ; s e d a n z ó en La Uuvia cayendo gime;
ne a h o r a ? los periodistas acerca de la aiprobacíón deii ' Se había intentado meter la tijera; pero la
Menfis, b a i l ó D a v i d , hicieron c a b r i o l a s l o s —El tango. soUoea el viento en las ramas; proyecto de utilidades y de la protesta de k » ! enferma, hecJia un m a r de lágrimas, había
sacerdotes de Apis y compitieron en bati- — j A i h ! S í : de « t a n g o » « t a n g í s » « t á n - suspiran en un arpegio autores y actores en contra de la tríbuitación suplicado que no se la quitasen los ú n i c *
manes y trenzados Orfeo y M u s e o ; pero g e r e » ; f>or «lego» «legis» « l é g e r e » . T o - las cuerdas de la guitarra. que se les impone. i restos de su hermosura perdida.
¿ p o r q u é n o se h a d e b a i l a r e n el p r o p i o car. J El conde de BugallaA no enouentra justifi- ' La vieja se aferrab>a a su idea como ei
i d i o m a ? ¿ A qtié v i e n e e s o d e « F o x - í r o t » , «¡Quién pudiera verte, niña! cada la protesta de los autares, pues en ei único medio de arrancar de la muerte a su
— P u e s creo l l e g a d o el mcwnento 'ñe t o -
«One-steep», «Pase a quatre» y demás proyecto primitivo se estaibüecía el tiipo del 7 nietíi. Además, ¿ no había consultado a la
c a r r e t i r a d a . P a r a d i v e r t i m o s e n e s t e sitio, ¡Quién pudiera ver tu cara!...» por 100, que más tarde fué rebajado all cua-
acompasamientos exóticos ? ¿ N o sería n » - y a tales h o r a s , c o n t a m o s m u c h o s a ñ o s y tuerta María, afamada en ei país como echa-
Asi cantando su pena tro y medio, quedando reducido ai dos en la dora de cartas, comadrona y saludadora?
j<w b a i l a r j o t a , m u i ñ e i r a , b o l e r o , z a r a b a n - sabemos demasiado latín. —pena negra—un ciego pasa. Alta Cámara. ' Esta Voisin, ¿ n o había vaticinado que si So-
da, pavana, pasacaDe y cachucha ?
ANTONIO ZOZAYA Respecto aí pileito de los aotores, el m.inis- fía consentía en el sacrificio, salvaría su vida?
— ¡ A h ! P e r o , ¿ u s t e d c r e e q u e s e ptiede
b a i l a r en u n o u o t r o i d i o m a ?
7rebol rojo tro reconoce que no Les falta razón- en su pro- La triste criatura, para asegurar la escasa
testa, por lo que se propone estudiar las so- alimentación de su abuela, que era todo par*

todo.
— E s t o y s ^ u r o d e e l l o ; el b a i l e e s n n
lengtiaje ooo el c u a l p u e d e e x p r e s a r s e La buena sociedad Trébol rojo, trébol rojo,
trébol que la dicha da.
Yo buscaba el trébol rojo
luciones que tienen presentadas, inspiírado en
un espíritu de franca sámpaitia hacia la caiusa
que defienden. No deja de comprender eJ se-
ella en eí mundo, sacrificó su fuerza y su
juventud trabajando desde d amanecer hasta
Reunión intkna la noche, y vio desarrollarse en ella el g**""
— E s o d e c í a P e t i p á ; b a s t a q u e u n d í a le y no lo podía ht^üar. ñor Bugalla! que los actores no deben contri- men de la tuberculosis.
dijo un simple aficiojiado: a—Hágame us- .A5«er se oeftebró e o casa de los señaros de
buir oon amegilo a la misma patente, pues los .Pero ahora estaba decidida a conservar S8
Romeitx) Giró» (D. Mairaief) una reunión in-
t e d el favor d e e x p l i c a r b a i l a n d o q u e m a - sueildos varían en gran proporción, segTjn bello adorno, que Ja haría una mullida almo*
tima, «n qiiue krcienon pnecdasos trajes de más- Corrí todos los caminos,
ñana l l ^ a un primo mío d e Toledo». presten los servicios en Madrid o en provin»- ha<la dentro de la caja dura y fría. ¿ N o ex*
c a r a s varias muchachas bonitas d e la buena todos los que al dolor van;
—Siquiera los nombres... cias. un ser maldito? Había costado la vida a *•*
socáedad.
—¿ P,ara q u é ? F í j e s e u s t e d en la m a n ^ y cogí todas las flores, E!l ministro de Hacienda se propone resol- m a d r e ; había recibido muchos golpes de sO
Entre las sefioribas, a m á s de las de la ca-
'Je d a n z a r d e a q u e l l a m u c h a c h a . ¿ S e sa, Hortensáa Romero Girón, beJlísima oon sti todas las flores del mal. vier este asunto a la mayor brevedad. p>adre, borracho. Un solo rayo, de alegría har
\ KÍtevería u s t e d a t r a d u c i r l a el n o m b r e d e «káinoino» bordaido de oro y sus cabellos re- — '@/®/®/®> i bia atravesado la nada de su existencia. OuaO-
;Í> <ijae e s t á t o c a n d o la o r q u e s t a ? do al principüo de su enfermedad conservaba
— ¡ Y a k) creo I ¿ Q u é a g n i f i c a e n c a s t e -
oogidois graciosamente con agujas d d mis-
n » tnekú., dismdo \a> aemisación iegitáma de una
Al fln, mis labios, tus lahios
consiguieron encontrar...
Un estudio del ex kronprinz todavía Ja apariencia de salud, conoció en »
l l a n o «fox-trot» ? jírgpnesa adínárahle; reoordaínos a COoiciiéta
Trébol rojo, trébol rojo,
sobie la característica de los largo trayecto de su casa a la fábrica a i**
muchacho rubio; de mirada franca, bien plan-
— L a carrerilla d e la z o n a . L ' ^ a n d e r , deüciosamientc vestida de zianga-
ta, con na traje óe vivos colores y un pi»- trébol que la dicha da. soldados \ tado, fuerte oomo un toro y dulce como u*
* Berlín, 17.—La «Taeglische Randzau» fni- cordero.
ñuek> rojo que hacia oantraote oon sus ca- LUIS DE OTEYZA
— A n o d r i e e s t i r w en d fiDamxng-FuT- beflos de a e a b a d i e ; las señoritais de Monisál- blica un corto estudio hecho por el ex kron-
'^/®/®/®> • ¡ Su Jorge! ¡ C u á n t o le había amado la inf^
cien». vez n o s transiportaroo ai. «Pestit-TniaiKMi», prinz sobre las características de los soldados
TRIANERIAS liz! Había concentrado en este amor toda*
— Y ¿ q u é tal ? ¡ S e r í a d e l i d c i a o ! oonfuntameate oon las aeñotitas María P a z de la Entente y de los Imjjerios centrales. s u s fuerzas afectivas, exasperadas por faita
— ¡ Y tanto I T a p á n d o l e los ojos, p a r e - Caamafio y Aaageies Crespo, todas con sms Ese estudio, que fué entregado al periódi- de empleo. No era para ella solamente *•
cía u n a feria d e g i t a n o s ; p o n i é n d o s e l o s peiuoas bláacats y sus faldas ampdiias a d e m a - El padre, el hijo, los guardias co por un ayudante del ex heredero del trono amante cuya caricia estremece, sino un b ü s a -
d e d o s en l o s oído», u n a c a s a d e l o c o s ; c o - das c o a encaje, eran d a m a s dignas de los ptor- aüemán, va acompañado de Ja sigTiiente ano-
m o s e p o d í a tolecar e r a tapájodose l a s n » - oetes de Waiüteau. La sefioriita Efea Bas ves- y tres más tación: ;
mo para su corazón lastimado.
Pero un día, desíallecida, cayó al lado áei
rioes. tía d traje ncfwnai gallego, su disfraz, sesn- Sevilla, 17.^-En d barrio de Tciaaa pronao- «Este estudio debía ser a g r e g a d o a una c a m i n o ; un alma caritativa llamó a su wv
cáUo y exxacitador, sentaba a su rostro de una vieron esta tarde un gran escándaSo, eofcre obra sobre la guerra que había de publicarse vio apaite, y con una indiferencia p>érfida 5*
—j C ' ó m o ! ¡ D o ñ a ConsofacKSTi e n a q u d manera adnjinabile, y sería harto difíoiJ de un individiuo que iba aoon>pañado de su hijo, más tarde; pero las acusaciones formuladas. dijo:
enumerar a todas fefcS que prestafx»)^ su ocm- y tres sujetos más, que insul'fcaron a los pri- por la Entente han provocado la prematura
palco! ourso a tan brjllarvte y si«npática fiesta. pnblicación del adjunto estudio, en el cual —Si sigues ooa tu Sofía, pwdria forzarte
maros por una cuestión .sin irruportamcia.
— S í : h a venido con s o h i j a : aquella quedan demostrados los nobles sentimientos a acomfxiñarla a allá abajo—y señalaba a»
La bdja señora de Romiero Girón (nacida Cluando los d n c o individuos llegaron a las camposanto del pueblo.
«Colombina» q u e baila «encarnizadainen- manos imterviaio una pareja de guardias de del ex kronprinz.» .
María Luisa A5tó») agasajó con uní bien ser- El mozo no respondió ; palideciendo, se es-
ten con u n l a n c e r o . Seguridad, y tres de los comtiendieniíjes apeÜa- En el referido estudio el autor hace gran-
vido té a los dástingiuidos oonournentes. tremeció. Un día desapa necio muy lejos; se
— E l la l a n z a r á . S i n e m b a r g o , n o m á s le- Bautizos ron a la fuga- des elogios del cañón de 75 francés.
jos q u e ayer, se lamentaba D o ñ a Conso- Pero entonces d padre y d hijo, enardeci- Dice que el infante francés tiene grandes fué a las Indias, en busca de Ba fortuna y de*
ES marqués de P o r t a g o y la baronesa de pronto olvido de la tísica. E>e9de su marcha^
lación del i m p u d o r d e l a s n i ñ a s del d í a . MaMa han aparirína<lo en la pila bautismal dos de furia y armados de ¡argas naivaijas, facultades para adaptarse al terreno, pero que
«—¿ H a v i s t o u s t e d — m e d i j o — , q u é m o d o acometieron a Jos agentes de la a.utoridaid. en el cuerpo a cuerpo resulta inferior al in- Sofía veía llegar con indiferencia el tértnmo'
al hijo de la baronesa de Seg.ur (nacida Car- de su miserable existencia. ¿ Q u é tenia q**
d e b a i l a r tan g r o s e r o y t a n i n d e c e n t e ?» men Portago). EJ&tos hubieron de a p d a r a los machetes fante alemán y que además es m á s impresio-
nable que éste. j f>erder? Un poco de carne amarillenta, un*
— P u e s a h í la t i e n e u s t e d , t a n satisfe- El recién nacido h a recibido eí nombre de para defenderse, y oomo resbflttado de la oon- respiración que cortaba incesantes ahog'D*
c h a con q u e P u r i t a «fox-trotée». José Luis. tieoda cfuedaron hforidos padre e hijo, d pri- Deduce que el soldado alemán y el soldado ^
francés se complementan. 1 ¿ Q u é g a n a b a ? Nada, tal vez. Acaso el r&-
— N o v e o la lógica e n este caso. —^La hija de los condes de Velayos rec&i- mero en una pierna y d segundo en la ca- poso eterno.
— A m i g o m í o ; h a y en este p l a n e t a , b a i - beza. Los gTjardias no sufrieran herida algu- También hace elegios del servicio francés
rá en la pila baiitísmaJ d nombre de Casidida, Una noche Cfue la pesaáHh. la. dejó aig'o, p**"
lable y g i r a t o r i o , d o s c o s a s , a q u e e s inútil na y pudieron al fin r e d u d r a los furiosos de informaciones.
y será a^jadrinada por s u tía Ja duqajesa de do conciliar un sueño letárgico que precedí*
b u s c a r la l ó g i c a : el b a i l e y l a s m a m a s d e Pastrana. combatientes, qne después de auxiliados en -'®/®/©/®/-
la Casa, de Sooonro han ingresado en la cár- a las crisis vitjlentas. La vieja, obsesionada
niñas casaderas. Además, D o ñ a Consola- Viajes UN NEGOCIO FALLIDO p)or su desif'f), se levantó como movida p C
odl.
ción h a q u e r i d o esta n o c h e e n l a z a r el p a - La marquesa de Zarco saldrá en breve para un resorte, • g:ió las tijeras que, según día,
s a d o y el p o r v e n i r , s u s r e c u e r d o s y s u s Algeciras, en donde pasará una temporada -'a/©/®/®^— debían re; . a la muchacha.
La maleta del "Chato
perspectivas, s u s bailes de joven y los q u e
e! d e f i n o le p r e p a r a ; h a q u e r i d o e m p a l -
oon su madre, la condesa de Valmaseda.
— E s esperada eai esta corte la princesa de El problema Antonio Sanz López (a) «el Chato de Lo-
f> Luego, st.mejante a una bruja que se pi*"
para para el sáibado, a la d a r i d a d de la luna»i
m a r , d u r a n t e u n a s h o r a s , la «redowa*) con
la « D a n z a m a c a b r a » , d e S a i n t S a e n s .
Mettemich.
—Se encuentran «rn Londres., y pronto re-
gresarán a Madrid, los condes de Catres.
ccoiómíco mundial
La riqueza dic tos Estados Unidos
reto», es un individuo que se ingenia y tra- j
baja horrorosamente para no trabajar. |
se arrastró, replegada sobre si misma. .YÍ ^
nocturna espigadora emp>ezó su oficio.
Al día siguiente se supo en el puebío «*•*
* Como prueba de está afirmación, vamos a j
Noticias varias dismionye •relatar escuetamente una de sus aventuras- doble rvoticia, que hizo acudir en busca <¡^
— Y esos q u e se duermen b o r r a d í ó s en Se armncia la boda de una bellísima seño- Nueva York, 17.—El inspector de la cir- Abusando de la confianza que en «el Chato» más amplia información a los viejos y a la*
k)s p a l c o s , ¿ a q u é d i a n t r e v i e n e n ? rita que estuvo en Madrid durante la tempo- comadres: la lechera, por la mañana, al **"
culación, Mr. Williams, en su ponencia tienen los empleados de la Compañía de Ma-
— S o n los m á s felices, p o r q u e s u e ñ a n rada de invierno, con un distinguido y ciato aruual, dedajra que la disminución de.Ja pro- drid, Zaragoza y Alicante en Albacete, fac- zar ol picaporte de la humilde habitación de *
q u e s e divierten ; c u a n d o despierten, vol- abogado, empareatado con. varias familias ducción de materias ha hecho que disminu- turó una maleta vacía, haciendo constar en «Lechuza»—^mote de la vieja—, había dejado
yerán a beber, y Dios quiera que, para aristocráticas. ya la producción de te. riqueza, aunque se el talón un peso de 28 kilos. caer sus jarras, asustada-
' e l l o s , el b a i l e n o a c a b e e n d a n z a p í r r i c a Enfermos oculte la situación con el atimento <te pre- Requirió el auxilio de un vecino de Albaoe- | La vieja, con la cara cootraida con hert*'
guerrera. E n t r e tanto, ven en sueños a Se encuentra enferma la señora de D. Sal- cios. te, llamado Pedro González Gómez, de vein- ble gesto, enseñando su boca desdentada*
u n a bella y d e s l u m b r a d o r a p r i n c e s a , q u e vador Muntatn. Aunqiie las disponibilidades de los Bancos tiún años, fundidor, domiciliado en la c d l e bailaba en d cuarto de su nieta. Tenia eo 1*
les d e c l a r a su j>asión y l o s lleva a un p a - —Se encuentra awmismo enferma la señori- no Hayan .»ido nunca tan elevadas, la pro- d d Sol, 13, y le t r ^ a Madrid, pagándole mano derecha las tijeras, que abría y cerraba
lacio e n c a n t a d o , e n q u e h a y n i n f a s y d a n - ta de Bajamar. ducción de carbón ha dismirLuído ciento cua- el viaje, como era iiaturaL encima del cadi^ver de Sofía. A veces se p*"
z a n t e s y g u a r d i a s , y q u e s e p a r e c e a la D e - BRUMMELL renta millones de toneladas en 1919. E] hie- Una vez en la corte, buscó a su tío, Juan raba en su loca carrera, y, triunfante, cal»'
legación. rro en barras b á disn>inuído MI un 84 por Antonio López Herrero, zapatero de oficio y taba. '
* 100; los lingotes de acero, en cenca del 20 domiciliado en la calle del Salitre, 30 y 32, La muerta estaba extendida en medto *
— I A ) q u e m e l l a m a la a t e n c i ó n e s q u e
Después de la Conferencia por 100. E l cobre, eJ algodón, la avena y y acompañado de éste y de su paisano, acudió la pieza; de sus labios se escapaba un W*'
otros productos acusan también disoiinucio- a la estación de Atocha, negándose a retirar de sangre, y como para vengarse después *
la m a y o r p a r t e d e los b a i l a r i n e s p o n e n u n a interaliada oes importantes. la maleta «por falta de peso», disponiéndose muerta d d mal que había ooosumklo su bf"
c a r a m u y s e r i a , c o m o si e s t u v i e r a n c i u n - Se p u b l k a n las notas ES Sr. Williams hace resaltar la necesidad a presentar la oportuna reclarhación, valoran- lleza, siu caca rocupxeró eJ co4or de espléndida
pliendo un rito. Pfeirfe, 17.—Se han publicado las notas ín- de proporcionar materias primeras a Euro- do el contenido de la maleta en i.ooo pese- saiud. ^ ^
— Y lo c u m p l e n . ¿ I g n o r a u s t e d q u e )a tegras enviadas por los aliados a Alemania y pa, e insiste eí% el hecho de que el balance tas. Sus manos sujetaban so hernioaa c a b O T »
d a n z a h a r e v e s t i d o e n t o d o s los p a í s e s ca- Holanda- comercias debe ser equilibrado en mercan- Ya en la calle, «el Chato» se «confesó» a de diosa, énioo lazo que la atai»a a la vw»-
r á c t e r s a g r a d o ? R e c u e r d e u s t e d el c a r n e r o Las periódicos franceses e ingleses ias co- cías y no en oro. s u s acompañantes, para demostrarles la agu-
ANDRÉS HAGUENAÜER
d e o r o d e los h e b r e o s , las d a n z a s b á q u i - mentan. Agrega que k prosperidad actual de Amé- deza de su ingenio y a la vez para prometer-
c a s , P i l a d o y B a t i l o , el baile d e los O b i s - La nota de Wüson rica puede transformarse en desastre, y pre- les por su intervención, si el éxito coronaba -'9/^/^/^r-
p o s , d e s p u é s del C o n c i l i o d e T r e n t o ; a h o - París, 17.—Los peri<Sdicos comentan la no- dice que Europa, una vez entregada al tra- su obra, una merienda, en la cual ¡jensaba
ra m i s m o , y e n n u e s t r o p a í s , los «seises», ta de Witeon a los aliados, declarando inacep- bajo, reparará rápidamente los desastres de gastarse 100 pesetas. ASAMBLEA MERCAN7IL
de Sevilla... table el apremio dirigido a Yugoesilavia. L a s la guerra. Pero como el hombre sólo propone, se ció Convocada por la Federación Gnenuol E*-
—¡ P o r piedad ! opiniones son diversas. Mientras unos dicen Habla d presidente asi Consejo de el caso de mediar en este asunto el comisario I>añola se celebrará en Granad* a n a in^'*'**'
q;ue se df'be dar una satisfaoción a WUson ministros italiano de la estación, D. Adolfo de Miguel, quien, tante Asamblea nacional de las clases me**'
— V e a usted, cerca del e s c e n a r i o , a P e -
p i t o : e s d o c t o r en D e r e c h o y e n Filosofía, para evitar una ruptura entre América y E u - Roma, 17.—El Sr. Nitti ha hecho las si- en unión de dos de s u s subordinados, aclaró cantrles durante los días 7, 8, 9 y l o de Ma*^
ropa, otros creen que el presidente busca la guientes declaraciones: el enredo, destruyendo el plan de Antonio 2SO próximo.
c o n p r e m i o e x t r a o r d i n a r i o . F í j e s e u s t e d en
lo bien (|ue t o m a las v u e l t a s , i n c l i n á n d o s e
ocasión de romper con el Tratado. Francia e «La situación es muy clara y esperamos Sanz, haoienido confesar a Pedro y a Juam Promete revestir dicho a c t o g t m í importai*"
h a c i a la i z q u i e r d a , q u e p a r e c e q u e va a le-
Inglaterra han enviado una respuesta muy recibir de América socorros, pues parece in- Antonio. cia, ya que el fin primordial del mismo e s ^ ^ *
firme. creíble que en Ja situación tan precaria en Aun cuando «el Chato» h a marchado a Al- ñaJar la norma que pana lo futuro deba «»*'
v a n t a r u n a cosa del s u e l o , y d o b l a n d o las El Tratado de paz en el Senado nor- bacete, no tardará en volver a la corte, pa-
que se encuentra Europa no se haya dado p i r a r l a actuación de las clases rocrcaiitfl*
r o d i l l a s e n u n a leve y g r a c i o s a g e n u f l e - teamericanu todo el mundo cuenta de que es preciso que ra ingresar en la cárcel. y pequefios industriales en loa problemas * ^
x i ó n . Bien s e g u r o e s t o y d e q u e baila p o r W a s h i n g t o n , 17.—El senador Lodge, al re- todos los europeos se dediquen a trabajar. '®/©/@/@r- ciales planteados y en los que puedan SJce-
a d e l a n t a r en s u s p r o f u n d o s e s t u d i o s cien- anudarse los debates sobre el T r a t a d o de paz, H e m o s vivido hasta ahora sin considerar derse.
tíficos. invitó aJ Scnaido a estudiar una enmienda por que los trescientos millones de alemanes, Un mensaje de Poincaré Son en número ya ocmsidenaUe las Asoa*"
— ¿ Q u é m e dice u^ted ? la que se permite a los Estados Unidos el austríacos, rusos y turcos, por su trabajo y París, 17.—El Sr. Poincaré ha leído un d o n e s de comerciantes que h a n ofrecido e**-
— r S e g u r a m e n t e p i e n s a e n el g r a n L u - retirarse de la Liga de las Naciones. (Radio.) por el producto de mi suelo, son los colabo- mensaje en las Cámaras haciendo historia de viar representadón a la a t a d a Asaínbl**^!
c i a n o el S a m o s a t a , q u i e n m a r c ó los d e b e - La Conferencia de embajadores radores indispensables de la restauración de la laibor realiíM^da por la nación durante los En la secretaría de la Federación Gttxaa»*
r e s d e nn b u e n b a i l a r í n y afirmó q u e él París, 17.—La Cxxnferencia de embajadores Europa. cuatro años de guerra. Reoomiendó la unión Sagasta, 17, se facilitarán a todas la* ^ * ^
s ó l o , a s e m e j a n z a del C a l c a s , d e H o m e r o , Se reunió esta mañania en el Qíuai d'Orsay, América nos niega wa crédito y sólo dis- p a r a soJucionar Jos graves problemas hoy en ciaciones o comerciantes particulares V'^'^
p u e d e conocer el p a s a d o , el p r e s e n t e y el acordando favorecer «9 r»nacimeinito de Aus- ponemos de nuestro propio esfuerzo. H a y litigio y la confianza en el porvenir de F r a n - deseen los ant&oedenites necesarios jj k * OO"
¿porvenir. T o d a v í a dijo q u e el m a y o r elo- triiu <jue poner fin a la poiítica, que persiste aim. cia. naespondienígs «camete» de
LA LIBERTAD
REPORTAJES MUNDIALES ramieatos, fingiendo tknideaes q t » son hipM-
creslas. Por eso las tnato... TEA TRO REAL primer premio de coches adornados al que
lle\ cba por lema «Alargarltas».
El desfile fué brillante.
INTENCIONES
El hombre «
—En d ddirio de mi jajvemtud, soberbia y
Un acto d i «riernam»
Creemos en la bueaiii i-e y en iia malla suerte
desordenada'—empezó dioieodo—, recorrí 'as ' die la iimpresa dü nucsiiro' p^rini-cr leairo iiri-
En Z r r a g o z a
Za-.-i-K'-oza, 17.—El tercer día de Carnaval
Sermón de Carnestolendas
Que mataba a las ciudades del pdacer con la tormenta de nii.s I co, que ¡iiu oomisrg'uc reajizar niinguiio de suis
pasiones desatadas, arrojando la riqueza <!c I bu'L'nois planes y lic.ini que reclilicar ioo anun-
ha pas<ido casi desapercibido, contribuyendo
a la ilcsanímacíón la lluvia y el tiempo des-
El C a r n a v a l es h o y u n a fiesta a n a c r ó n i -
ca, desa{>acible e i m b é c i l .

mujeres mi vida y de mi oro en los abismos sin fon ;Ü ! cios que Lanza. E n t r e los últimos fracasos d t
d d pecaído. • organizadón Sic hallan las depiorabJes detec-
apacible.
Tiros en B^bao
N a d a d e e s t o c o n s t i t u y e , es v e r d a d , un'
delito, y m u c h o m e n o s u n c r i m e n q u e m e -
La muerte de la estrella Lumen Lux.-La rezca la p e n a c a p i t a l . A s í , p u e s , los q u e
La canchón de ta vida arrulló mis o í d o s ; ciones de líi BüiFÍ }• de la Párelo. Esta úlitima Bilbao, 17.—Lo-s Carnavales han transcu-
Wü'a del aventurero Juan Antonio-La men- pero d engaño, la traiición, la hipocresía, ibi'i debiera recordar el luuclio faxxsr que debe lu p r o p u g n a n la a b o l i c i ó n del C a r n a v a l p e -
rrido con ,í.>;.-ir¡i animación. can tai vez d e u n a s e v e r i d a d e x c e s i v a .
"'•a del arnor.-La venganza del enumora- persiguiénuc.me, rodeándom-e con su man'*; público madriílcfio, ai que con, su arbitrarla En la calle cic Z::halbide se encontraron dos
asfixiante, odioso c implacable. ausencia ha podido privar de oír «Los Purita- grupos de n;!cion.ilist.is y españolistas, cru- Con todo, u n a s u p r e s i ó n t e m p o r a l p a r e -
do.-La señal de los diez dedos
Odio la íCf núrn con t<xia la fuerza de mi nos», que debía cantar oon Borgiolí, quien, zándose entre ambos Isandos bastantes dis- cía b a s t a n t e i n d i c a d a en i r . o m e n l o d e g r a v t i
Acaba de morir en Niza, donde baiiscó un carne y de n i sangre. Es una ofensa a la dig- m á s formal que ella, había ya regresado a paros. preocupación y de inquietudes serias.
remaaso para su vida inquieta-, atormenta.da, nidad d d hombre. No lo tolero. Al descu- Madrid con ese objeto. S e m e dirá q u e la m á s s a n a y fuerte a l e .
''•^éica, el hombre que mataba a las mujeres. No hubo que lamentar d e s g r a d a s perso-
brirla alreder'or sentí como un mazazo en ti Es muy de desear que, puesto que la Em- nales. g r í a , la m á s m e r i t o r i a e i m p o r t a n t e e s
En la tibieza defl d i m a , en la éuJce q u k l u d cerebro. Todos los refinaimieratos, todas las presa tiene preparacia esa tan interesante y aquella q u e no SíSlo n o r e s p o n d e a u n a
En Barctí'ona
°e aqueJ ambiente, aJ m-ismo tiempo que un artes eran r n a hipocresía. bella ópera de li.e!li;;i¡, no deje de ofrccériiO'S- c a u s a fausta, s i n o q u e s u b s i s t e y p e r s i s t e ,
consuelo para las heridas de la guerra, busca- B;¡rce'ona, 17. — El día ha estado muy frió
Los suspiros amorosos, los tibias perfu- la, pues que ya ha buscado sustitución a la y lluvioso. Por esta causa la desanimación en á p e s a r de mil m o t i v o s d e d i s g u s t o , a p©.
•^ un sedante para su alma, herida por los re- mes, las suaves caricias... failsos... ; los be- Pareto, a La cual, lo mismo que a la Bori,
cuerdos. las Ramblas ha sido muy grande. s a r , en fin, de t o d o s los p e s a r e s .
sos, los cucr¿>os blandos d rojo de los labios, ha llevado a los Tribunales, y ha hecho per- Apenas si se ha visto alguna máscara, y B u e n o ; p u e s s o b r e q u e h a y mil maiMM
Jijan Antondo Marcñ, eü español íventure- la negrura de los ojos, merutína... Todo en- fectamente.
í^i que hizo de su vida una roja llama que Le las pocas que han salido a la calle eran de un r a s de a l e g r a r s e y d i v e r t i r s e m á s s'javies y,
gaño, falacia, hipocresía... Entretaiiito, hay que organizar funciones de gusto detestable. decentes, a l g ú n respeto d e b e m e r e c e r t a m -
*''**ndió todo, desde su cxxrazón, pletórioo de Es inútil que te hable d d proceso de m-í retazos, que son las más ajenas a! teatro y a¡i
dudadas, hasta los corazones temblorosos que bién a las m á s livianas y d e s o c u p a d a s t e s -
ideas. Me vi arruinado y, lo que es más tris- Ai^te. Asi anoche, después de «Payasos», ¿pe- -^/®/^,'^/-
®^ le rindieron, acaba de pagar su tributo a la ras !a tristeza j u s t a y la lógica s e r i e d a d d q
te, vilipendiado. Demasiado orgulloso para ra en la que ya es sabido d éxito d d baríto-
''''*'*e. No sabemos si arrepentido, o, como
^9f^ hermano de aventuras—Lope die Agui-
tender mi m.ano a quien enriqued, quise o c . i - no Montesanto, oon la Nieto y Toscani, se Asociación de Caridad .os q u e p i e n s a n y reflexionají un pQco.
L a estulticie es libre, en efecto, c o m o
tar mi derrota, pero «ellas» se encargaron de nos ofrecía uina sing'uJar atracoióni d d ter-
*''*) el vasco loco—, en un gesto soberbio de
«Sescreido.
propagar mi descenso y de rekise de mi mu- cer acto de «Hernani». Cierto que lo deseable Escolar a s e g u r a el lema de a n a d e e s t a s t i l t i m a s
seria. hubiese sido la ópera entera, porque todíi En la Memoria reglamentaria, escrita por c a r r o z a s . P e r o ¡os t i e m p o s , ¡ a y ! , n o e s t á n
» muerto Juan Amtonio,. podemos descubrir 1 Qué o d i o ! 1 Qué tormento maldito, de as- otra clase de combinaciones es confusión y la señora Monreal, se ponen de manifiesto p a r a g a n s a d a s , y n a d i e vería, creo y o , con
" negtxj misterio 3e su vida ,qiue casualmente co y rabia ! Hice un juramento que en mí ^e- a b s u r d o ; pero fué menester contentarnos cori las dificultades con que lucha esta Asociación i n d i g n a c i ó n u n a p r a g m á t i c a — c o m o las >de
conoQJnios. nía toda la fuerza de una ranzón. V e n g a r m e ; ese trozo de gran lucimiento para d artista para proseguir su benéfica obra. Su autora l(3s hítenos revés de a n t a ñ o — p r o h i b i e n d o
pero fríamente, siniestramente. De d í a s , de que sepa ser dignamente en la escena d nue- se lamenta de no encontrar todo el apoyo ne- el ejercicio de la " n o b l e b u r r a d a » p o r e s a s
Jiao Antonio, «d bomibre que mataba a í a í todas... vo emperador. cesario en aquellas entidades que, por su ca- calles^y p a s e o s , h a s t a q u e las c i r c u n s t a n -
'"'ujenes», ¿era um loco o un primitivo? Esta Huí a América. H e n a d d o triunifador. .A «Hernani» es una ópera de evocación, de rácter, son las llamadas a fomentar las ins- cias m e j o r a s e n un {wco, o bien e m p e o r a -
P i ^ u n t a me la hice un dia—pocos antes de mi p a s o ' s e abren todas las puertas y d o t o las que a su valor nídódico y dramático, unen tituciones complementarias de la escuela, y sen d e tal m o d o q u e el s e n t i d o c o m ú n , la
f^UíS en fj^ ¿1 sentii plaxa. en la Legión ex- surge cálido y rojo como la Uaima de un in- ya cierto interés arqueodógico. Estrenada es- se dude también de no contar con la coope- d e l i c a d e z a y el b u e n g u s t o e m i g r a s e n d e -
° ^ j e n a para ir a linahar en los campos fran- cendio en ofrenda de un dios. Yo, rico, son- ta obra de Verdi en el teatro la Fenioe, de ración de los niños de familias adineradas pa- finitivamente de E s p a ñ a .
**^*s—, cuando me conAó su vida, diciéndome Trei... Vendavaí deshecho en campo de lirios, Venecia, d 2 de Marzo de 1844, fué conod- ra alimentar a la infancia desvaJida, a pvesar
**** un gesto soberbio: El b u e n s e n t i d o , la d e l i c a d e z a , el g u s -
muchas cayeron ai impuiso feroz de mis m i- da en Madrid d mismo año, estrenándose eri del hermoso ejemplo dado por algunos, co- t o . . . A l g ú n día tal vez s e l e g i s l a r á en n o m -
~~Corre por mis venas sangre de semidiós. nos. d teatro del Circo d 25 de Noviembre, y re- mo los de los señores marqueses de Amboage, b r e de esa t r i n i d a d s a g r a d a , ú n i c a d i g n i -
, Era fuerte, hermoso, lleno de juiventud y de Un día se habló de una d e g a n t e troncha- presentándose en d de la Cruz d 4 de Marzo Cejuela y algunos otros, que con sus trabajos
^ S ^ . Parecia im hombre con alma de héroe, da en su lecho; otro, una dama linajuda fué de 1845, es d e d r , triiunfando aquí antes que d a d h u m a n a . L o s a t e n t a d o s a esas s a n t a s
y donativos contribuyen a sostener las canti-
^^tsieexcitado por todas las emociones deü ar- encontrada sin vida entre los encajes de las en París, donde no se estrenó hasta d 6 de nas escolares. cosas s e r á n q u i z á s c a s t i g a d o s t a n s e v e r a -
** y de la belleza ; un g'i^ranite que siguiera una hoCandas; ai poco tiemif», una jovéncita e n i Enero de 1846, con d título de «H prosorit- m e n t e c o m o los d e h o y a la p r o p i e d a d , a
Se presentaron las cuentas, que fueron apro-
^*^ luminosa, un triuinfador que conocía to- morada... Su cuello de nácar presentaba la to», porque Víctor H u g o se había opuesto a la a u t o r i d a d y al o r d e n . A l g ú n d í a se p r o -
badas, y la presidenta, doña Carmen Rojo,
'^^ los goces y todas las voJuptiuosidades. mancha negra de diez dedos... Lo misimo qve su representadón, aunque no tardó en volver c l a m a r á q u e lo feo es p e o r q u e lo m a l o , y
manifestó que la junta directiva tenía que ce-
T, ^ conocí, oasualmenibe, en d Exceisior, de las otras. de su extraño acuerdo. sar por haber terminado d plazo reglamenta- la imbecilidad el ú n i c o p e c a d o m o r t a l , v e r -
ff^'^olona. Surgió aJ m.ismo tiempo que llega- E3 mundo se escandaüizó. Entre nosotros, domide la escuda romántica daderamente mortal. Pero mientras esa
rio de su actuación.
r a * un ooncierbo de aquella capitaí una c é k - —Un bestia, un anormal, un sádico—di- era gfloriosa, la versión mui^ical d d drama i ni- é p o c a lejana llega, en q u e se a h o r q u e p r e -
Por aclamación fué reelegida nuevamente.
^ cupletista francesa. Lumen Lux. Los que jo—, recorre los gabinetes perfumados sem- dal! d d romanticismo habla de tener un éxi- Dnrante d año 1919 los ingresos fuero*) f e r e n t e m e n t e a los t o n t o s ( n o t a d bien q u e
T ' ^ ^ k vida pintoresca, absurda y grotesca brando la flor de la muerte entre los aromas to inmenso. de 10.672*30, y los gastos, de 6.577'25; ha- n i n g ú n t o n t o lo es en p e r j u i c i o p r o p i o y
p la c a n d ó n , hablaban de amores, Lumen de la vida. Cuando se inai|guró la primeara de dos tem- biéndose servido 101.433 raciones. t o d o s tienen la pillería del a d o q u í n : la d e
^ ^ y Juan Aiítonio eran amantes. ¡ T o n t a s ! . . . Era la única verdad entre tan- poradas de ópera (no muy afortunadas), que El capital de la Asodación es actualmente q u e tropecéis con él) ; m i e n t r a s n o a d v i e -
ta mentira. Yo huí... dirigió Skoczdopoie en el teatro d d Museo, 17.072*20 pesetas. n e la e r a feliz en q u e la g r o s e r í a y la i n -
l^«imcs grandes anwgos. Niuestra amistad, que se hizo en d convento de las Vallecas, delicadeza y la b r u t a l i d a d b a s t e n p a r a s e r
-"S^^/S/S^
^ * * a de admiraciones y deferencias, adquirió Pasé a F r a n d a . . . ¿Piara qué coistarte mi donde ha sido luego la casa de F o m o s , eiigió- s e p a r a d o , « m a n u m i l i t a n » , d e la s o c i e d a d
*^ grado intimo, que fraix}ueó nuestros se-
*otos. Nos hicimos pequeñas confesiones;
P^ro nunca la franqueza le llevaba a declarar
vida, que se repitió? &e «Hernani» para esa solemnidad. Y des-
EJ escándalo de la guerra favoreció m". pués, en la primera temporada d d teatro
obra, hasta que tropecé con esta mujer que Real, fué una de las obras que debían hallaa
LA POLÍTICA h u m a n a , bien p o d r í a m o s d a r u n p>asito e n
ese c a m i n o s a l u d a b l e , s u p r i m i e n d o e s t a s
®^ apellido, no a habtam:^ de su familLa. Su-
í* de él que oonoda cJ miundo, que fué rico
y Se arrmnó muciías -veaes, y que odiaba a
acaba de morir. Ella me ha traído a Espa- su sitio en la escena d d nuevo y esplléndido
ña, mi piatria, y aquí quiero dar por termi- coliseo, donde se representó d 13 de Marzo
nada mi venganza. Voy a la guerra. Acaso de 1851.
DEL DIA fiestas c h a b a c a n a s y e s c a n d a l o s a s , e n q u e
p u e d e p r o c l a m a r s e b o n i t a m e n t e «la b u r n u
d a libre».
de esta lucha épica surja una Humanidad Confieso que visitando el monasterio del El nuevo ministro de Fomento.-Jura y H a c e d e m a s i a d o tiempx) q u e la H u m a -
' ' ^ miujeres...
meijor y no h a g a n faJta los hombres oonio Puig, que es como el Escorial valenciano, he posesión n i d a d a b u s a d e su d e r e c h o a s e r idiota, ú
Un día... U o <)ki ae conmovió la ciudad de
"^Tcelona. Loman Lux apareció en a i lecho, yo...» sentido una honda emoción al ver la tumba E n Palacio, y con d ceremonial de costum- c u a l , p a r a la paz y el <(Confort» d e la v i d a
•^vuelto y sucio, golpeada bárbaramentie, ma- de un duque de Cardona. En aquel panteón bre, prestó juramento ayer por la maftaía el m o d e r n a , se v a haci'^ndo un t a n t o c u e ^ i o -
""^^da, tronohada como un lirio. glorioso y abandonado, el recuerdo de «Her- nuevo ministro de Fomento, Sr. Ortuño. nable.
N o voéví a tener noticias did hombmeí que nani» me ha llegado con una singular emo-
^s<jué a Juan Autonio, aurujue injitülmen- Después de la jura conferenció con d presi- MANUEL MACHADO
mataba a las m^ujeres hasta que se firmó el ción. El alma, la e s e n d a del romanticismo
í*- Me ensombrecía un pensamáeoto doJoroso. a r m i s t i d o . Entonces recibí una c a r t a :
dente d d Consejo, y a las doce fué a tomar -'®/®/®/®/-
que Víctor H u g o se llevó de España, se nos jxjgesión de la cartera de Fomento.
^ acordaba de su odio a las mujeines. Ya
^desesperaba de baUarle, cuando, a aütas ho-
" ^ de la madrugada, id retirarme a casa, en
«Tengo un balazo en d pecho, sin reme- muestra poderosa al conjuro del nombre del
dio. Voy a Niza. La guerra no hace mejor héroe de «El honor castellanos.
d mundo. La mu]er seguirá siendo una men- Of>era la de Verdi que tan especial luci-
AJ acto de la toma de pasesión de D . Emi-
lio Ortuño asistieron los directores generales
SUCESOS
'"'^ calle solitaria, fui sorprendido oon so pre- del departamento y d ministro de Abasted- Denuncia
tira. Veré cómo mienten mientras llega la miento proporciona a los barítonos, los que
sencia. mientos. Don Daniel Inclán Martínez, dueño de rani
única verdad. EJijo esta población porque pueden mostrar todo su talento y todo su ar-
Ven. Tenemos qfue hablar. me parece que es el escenario donde mejor te s u d e n elegirla. Así, era de esperar que tan Le hizo e n t r e g a d d ministerio d Sr. Allen- joyería establecida en la caJle Mayor, núme-
. ^ , colgándose de mi brazo, me arrastró ha- se representa la fansa humana.—Juan Anto- admirable artista como Luis Montesanto no desalazar, que p r o n u n d ó un discurso enco- ro 37, denunció en d Juzgado de guardia a
^ las afueras. Fuimos oaimino de Casa de nio, d legionario número 6.354.» miando los méritos del nuevo ministro. un individuo, llamado Isidoro de Blas, por
P^únez, a la playa que duerme bajo la cus- dejaría de ofrecernos ahora su interpretación El Sr. Ortuño, al dar las gracias ai pre- haberle amenazado de muerte {xw negsuse ei
^ a de los cañones de Morrtfuioh. de Carlos V. sidente del Consejo, dijo que aunque sabía joyero a entregarle 1.800 pesetas.
• Es mi último crimen—empezó—. No te ...Y ahora, un amigo de Juan Antonio, a' El acto de Aquisgrán, con la coríjura, que que la vida de este Gobierno era limitada, y Isidoro de Blas ha sido detenido.
^^^tes. Crimen para tí, para ellos, para to- que éste seguraimente le dio d encargo, me ha conmovido a varias generaciones, y el per- conocía la misión qué tenía encomendada, d , Robos, hurtos y otras cosas
**: para mí, n o ; para nú, venganza. Y es la envía dos letras participándome la muerte dón generoso del flamante César, sigue te- que era reformista de toda la vida, sin que Una joven llamada Victorina García Matf*
últiuí-
MUa. Esta madrugada me emibaroo para d d aventurero. Y con la carta llega un oua niendo todo su prestigio tradicional. esto quisiera decir que milite en d partido so, de veinte años, y qué habita en el paseo
H®raella. Lucharé en Francia, buscancfo la derno. Son las memorias d d hombre que ma- Montesanto, perfecto de manera de ha- de este nombre, gondrá toda su voiuntad al del Rey, 8, ha denunciado j ^ e en la plaza
? * í t e . Estoy harto de engaito», falSsias y taba las mujeres. cer y de decir y de cantar, volvió anoche por servido d d cargo y de España. de la Armería, mientras se e m b d e s a b a admi-
*^'ciones. los fueros de la escena del Real, un tanto —Procuraré—agregó—dejar un g r a t o re- rando la Parada, le sustrajeron una c a r t e r a
VÍCTOR GABIRONDO
descuidados esta temporada. Con toda su cuerdo de mi paso por esta casa.
Habüabr loiredpiítadamenite, un poco e x d - en la cual guardaba dos billetes de 50 pese-
maestría nos volvió a hacer oir
La dimisión delSr. Rodrígnez tas, uno de 25, algimas monedas de plata y
^T"ú confcciais a Lwme»...
_ •^ la ewxacáón s u r ^ ó eJ recuerdo de la
Noticias breves «Oh, sommo Cario! Piu d d tuo nome»,
después de haber sido aplaudido en el monó- El presidente de la Comisión dictaminadora
cobre, además de algún objeto.
—De la jaula nijmero 3 del g a r a g e de la
"J'Ueíte trágica. Y vi a la artista, bellísima,
S''<*iasa de luz, sedas y arte.
de todo el mundo logo y volviendo a serlo ruidosamente a la
terminación del acto. Que habría sido exce-
del proyecto de ley de elevación de las tarifas calle de Diego de León, 4 y 6, han sustraído
ferroviarias ha manifestado que su dimisión una rueda metálica de automóvil, con cáma-
E n el pais de Somalí lente si los coros hubiesen estado bien y e¡ es irrevocable.
"~~En medio die su grandeza—siguió—, era ra y cubierta, propiedad de doña E n g r a c i a
^ ^ mujer vuHgar, esoLava del placer sin mira- C a m a r v o n , 17.—Inglaterra e Italia em- el Sr. Becucci no sacase un sombrero que no —Al ser elegido—dijo—, acepté en la Palacios, valorada en 600 pesetas.
"'^'«ntos. Bajo la' pureza de stts líneas, bajo la prendieron una aodón contra MuUah Maho- se conocía todavía cuando la elección de Car- creencia de que el proyecto tendría dos im- — E n la Castellana, doña R a l a d a Nieto
P*^*^ y delicadeza de su cuerpo, se escondía m e d Addujllah, d d país de Somalí, que ha los V. pugnadores, que claramente habían definido Villanueva, que vive en CampoamcM", 6, pa-
^ ainia deforme. E n una paáabra, ora una dado por resultado la destrucción de la po- Y para el jueves, si esta nueva combina- su actitud: los ciervistgs y los socialistas; pero seaba ayer tarde en un carruaje, y fué sor-
^^^tradiccLón monstruosa. t e n d a de MuiUah. ción de la Empresa no fracasa, nos espera al advertir que de otros sectores de la C tá- prendida por una mano misteriosa, que vio-
. Nos encoiítrainos hace un año y cedí a sus Portugal suprime sus agregados mi- también la emoción verdaderamente inefable mara con representación en el Gobierno s^íen lentamente se a g a r r ó a una onza de o r o (|ue
^ p u l s o s , porque, vanidosa, se rebelaba oon- litares de volver a oir los viejos «Puritanos». durísimas impugnaciones, yo no puedo con- llevaba, a r r e b a t á n d o s d a . . .
^ los hombres qu« se la resistían. He sido Lisboa, 17.—EJ ministro de la Guerra se P E D R O DE R E P I D E tinuar en ese guesto, en el que creía defender —^La puerta d d piso segundo izquierda de
j a m a n t e ; pero ai conseguir su objeto, ya no propone realizar grandes economías. una obra de gobierno. la casa número 42 de la calle de Jesús del
^ amaba. Yo lo noté y pensé en una -venn Presentará ai Pariamento un proyeato de Menos podría continuar ahora, después de Valle, fué violentada ayer tarde, como t a m -
^ • ^ a ; en a n finai horroroso que terminara
** historia de triunfos y su vida de mentiras.
ley suprimiendo los agregados militares en
Londres, París, Madrid, Río Janeiro, Roma, De la Rusia roja la salida del ministro de Fomento.
Proyectos de Hacienda
bién lo fueron algunos muebles de la habi-
tación.
A,nocihe aposté alrededor dte su finca a unos Washington y Berna. París, 17.—Las tropas ukranianas han em- —De la azotea de la casa número 11 de kl
j a u t o s má'serables, hamibrientos de oro y ca- La futura CooS'trtución austríaca prendido una ofensiva contra los bolchevikis. Los ptioyeotos de ley que leyó ayer en la Avenida del Conde de Pefialver se han lleva-
ricias. Estok<>lmo, 17.—'El Gobierno rumano ha Cámara popular d ministro de H a d e n d a , sorj do ayer 84 piezas de ropa blanca. Así, al me-
Viena, 17.—Las A.sambleas regionaáieís auis-
^^ cuando ella se durmió, abrí la ventana y los siguientes: nos, lo ha denunciado el pxortero de la finca,
triacas, reunidas en Saizburgo, han deddido decretado la movilización general de todos los
^ ' " e g u é a mi amada a Ja ooncupisaéncia de Declarando de utilidad púWioa, para ios añadiendo que lo robado era propiedad d s
que la futura Constitucióm de Austria dé ai ciudadanos de dieciocho a cuarenta y dos
*^«lfes bestias. años, con el fin de contestar al ataque bolche- efectos de la expropiadón, los terrenos afec- tres inquilinos de la misma.
país la forma de un Estado federativo.
Lo demás, ya lo sabes... vikL. tados jxw e! proyecto de install.ación definitiva Intento de suicidio
Refuerzos italianos
d d puerto franco de Barceflona. Ambrosio Fernández Fernández, de tíri-
A * . París, 17.—'Los italianos refuerzam los Concediendo un suplemento de crédito dt cventa y nueve años, domiciliado en General •
f^penais si tuve fuerzas para artiouJar unas
Palabras.
•~-I*ero tú, tú...
Cuerpos de ocupación de DaJmacia y Trieste.
Contra un general yanqui
Washimgton, 17.—Se ha presienitado una
EL CARNAVAL I . g i s . 2 7 0 peisetas a la Secdón 12.", Acción Ricardos, 70, salió ayer de su casa d e d d i d o
en Marruecos. a suicidarse, haciéndose acompañar ¡jara ello
ídem de 18.901 pesetas al presupuiesto dt de una navaja barbera.
tiifta •^o, s i ; no te exitrafies. Esta es la úl-
demanda de enjuidamiento en la Comisiión
j'u'rídica de la Cámara contra d general! Pal-
Tercer día Gobiernaciónu Sin duda pensó otra cosa, pK>rque al vex pa-
ídem de 16.406 pesetas a la Seooión 10.*, sar por el Puente de Toledo al tranvía 157,
-I>e modo que antes... mer, ail quie se acusa de abuso en sus funcio- Con fuerte viento, que levantaba nubes de
polvo y algunos papelillos, transcurrió el ter- Ga-stos de las contribuciones y rentas públi- que conducía el empleado 313, se arrojó a la
-/^"'Aintes...—se sonrió irónico. Siguió:—AM nes de dictador de víveres, p a r a hacer subía ca!;.
a k - . ^ castigado la mentira del amor, come cer dia de Carnaval sin pena ni gloria para vía f>ara ^ser arrollado; no logrando sino ser
d azúcar. ídem de 93.334 pesetas y otro de 947.467 lesionado de pronóstico reservado en la cabe-
los entusiastas-—¡que aún quedan !f—de esta
U n a enfermedad desconodda fiesta, que languidece de año en año. al pnesitpuesto de Marina. za y en el cuerpo.
^ " ^ o es aberración, no... En un sentimicn-
Copenhague, 17.—Una enfermedad, que si, En la Castellana hubo las mismas carrozas, ídem de 3.423.201 pesetas al presupues-o Un nrarido cariñoso
egoísta, noblemente justiciero, .saludable- parece a la peste, hace grandes estragos en de Fomento.
" ^ t e moml. los mismos coches y las mismas máscaras, Todavía no ha podido ponerse en d a r o cuál
todo lo largo de la costa murmana. aunque ya las gaia,s ajadas y la economía en ídem de 127.067 pesetas al presupuesto de
^ s mujeres mienten aJ llorar; fingen al P'am'ilias enteras son arrasadas por la epi- Gobernación. fué el origen de las «caricias» que un panade-
^^••^r; engañan d besar... Hay que matar- d glasto de «confetti» y serpentinas pregona- ro de veintiocho años, llamado Fernando V ¡ -
demia. I--a población,, debiliitada, carece de ban el fuiaü de 'las fiestas. Los Presupuestos
sc^ un S|ádico ni un desequilibrado. alímenitaoíón y no postee ninguna fuerza de zoso Díaz, prodigó a su esposa María L<^>ex
¿ ^ hay inmoralidad en mis acciones. Mis ac- Por la festividad del día hubo mayor afluen- El ministro de Hacienda habló ayer de las López, de diecinueve; pero lo que se sabe d e
resj'Stencia. '. cia de público en el paseo.
J * son impulsivos, violientos; pero francos, dificultades que representan para la aproba- cierto es que Fernando arrojó a María cuan-
"lertos. Odio d embuste, eso es todo. -'©Z®/®/®/- No ocurrió, por fortuna, incidente alguno. ción de los Presupuestos, que no son sólo pa- tos cacharros y objetos halló a mano, hasta
E n Gijón
K, ? he encontrado una mujer cuyo espíri-
^ v i v a de sueños. T o d a s son Elenas unié'i- El autor de un robo Gijón, 17.—Se ha cdebrado con gran ani-
ra e1 de ingresos, sino también para el de que falto de proyectiles se enredó a puñetsiao»
gastos, pues I4 Comis'ón genera! de Presu- basta magullarla.
^ * a viejos. fiOósofos. Ni una Lsoida, que Zaragoza., 17.—La Policía ha detenido hoy mación y tiempo espléndido el tercer festi- puestos propone importantes aumcnlos f ara María protestó de los mimos de su esposo
^ ^ sobre el mundo el goce infinito de vo- a un suieto llamado Félix Alonso, el cual se val de los Carnavailes. el ministerio de Gracia y Justicia'que no en- ante el juez de yuardia.
^ transfigurada; ni una Margarita perdien- ha declarado autor del robo de alhajas come- Se adjudicó el primer premio de carrozas ca;:in .'MI 'a v'ú" a que sujetó sus cálcViIí» al La escena se üesai rolló en el domicilio COii!>
» razófl,. Son esdavaí» del placer, sin .li- tido en Madrid en la calle de los Mancebos. a la denominada «Triunfo de Cupido», y ú coiiíeccíonar el presupuesto de ingresos. yugal, Hortaleza, 106.
L.A LIBERTAD

EL PARLAMENTO
pues de su aprobación, no ae sentirá muy sa- t a s no erren qpue d orden púWico * * T ^ ^
tisfecho el Gobierno. la cuesjtión social, y sobre esto d Gobi** <
Para manicner d orden público no habrá no ha expu^esto s*i' criterio d a r o . ^^ *
quien deje de dar su voto de confianza aJ Por lo tanto, en. esíe punto no pueden cmi
Gobierno. su voto aJ tíobierno.
pronuncia el discurso que hvtegmmenite publi- meno, no por sus dotes personales, sino por- Ahora, para nuevas fórmulas económicas, En lo económico tampoco 'esrtá conio
EN EL CONGRESO camos en otro lugar de este número.) que se presentaba sin política.
Se extraña de que se hable de la política de
ya es otra cosa. '
Si la proposición lo pidiera para aprobar
con la poJitica del Gobierno, y además cr«
que no tendrá tiempo de ap¡olxir d P*"*"
Un Gobierno sin autoridad Nueuas explicaciones del Jefe del Gobierno Cataluña; porque las autoridades n o pue- las leyes económicas presentadas, pero per-
maneciendo aquí hasta el 31 de Marzo, la
puesto de aquí al i de Abril
El Sr. G A S S E T (D. Rafad) dice que
El Sr. ALLEN D E S A L A Z A R contesta, ca- den tener ninguna política.
y sin votos lificando de detnoilcdof eJ discurso d d seño» ¿Qué se quiere decir cuando se afirma que
volaría. y sus amigos tampoco votarán, la proposiOO
Aparte él discurso interesantísimo de Inda- Prieto; pero le dice que se ha equivocado. el capitán general de Cataluña tenía una po- Como parece que se va tras de ima fórmula
lecio Prieto, que en otro lugar reproducimos H a hablado contra los Gobiernos, haciendo lítica contraria a la mía? económica, anuncia que sus amigos se abs- Intei vención del ¿r. Lerroux,
taquigráficamente y comentamos concedién- muy bien saJvedades de ciertas cosas. tendrán de votar. El Sr. L E R R O U X se remonta a lo
dole la importancia que merece, ofreció la se- Comprende que el Sr. Prieto, entusiasta Aiás vale prevenir que castigar El Sr. Cambó Interviene do en I de Junio de 1917 y dice que en*'
sión de la Cámara popular diversas notas de parlamentario, h a g a una calurosa defensa del ¿Qué significó el viaje dej Sr. Moróte a comenzó un estado de indisciplina univi
El Sr. CAMBO manifiesta que mientras es-
interés. Parlamento, en la cual le acompaña el Go- Barcelona? ¿ E s que éste trató con crimi- en España qiue todavía no ha berminanlo-
te Gobierno viva, contará con su apoyo; pe-
No las hubo, ciertamente, en la explica- bierno. nales? ro, salvando los respetos a las personas, cree Lamenita que el movimiento de J " ' " ' " ^ .
ción de la crisis última dada por el presidenti Lo que no puede aceptarse es la existencia El lo ha explicado claramente. Habla pre- que será una gran suerte para España el mo- 1917 no haya dado kns resultados qu* * ^ |
del Consejo, desmayado remedo ile la políti- de coacciones señaladas por el Sr. Prieto. sos obreros gubernativamente, contra los que mento en que se vaya este Gobierno. peraban, debido a que las Jumtas de d<í**
ca vieja, sin alma y sin esencia ninguna, ar- No hay homenajes a nadie, sino cosas bien no había ninguna prueba de culpabilidad. E.\|>lica cómo nació, en la desconfianza de lo han adulterado. ,j
tifxiosa y vacua; no las hubo tampoco en La claras, pues la crisis se ha tramitado a la luz Muchos detenidos de entonces fueron luego todos, representando las mismas ambiciones Lamenta también la auisencia d d j ^ % ^
intervención de otros oradores, jue uada di- del día. puestos en libertad por la autoridad militar. de todos. Ck>bierno y del mJriiist.ro de la Guerra. (P*'^
jeron transcendental. > Lo que se diga en contrau^io es querer bus- Pues esa era mi política ; la de no tener en Dice que en estos momentos difíciles para después llega éste.) ^^
En cambio, ti discurso del conde de Ro- car dificultades. la cárcel a quien no fuera delincuente. España, a un Gobierno de fortalezu se le ha Dice que la out-stión pJamiteada por eí <*"**
manones, en respuesta también al del prest- I-'uerzas civiles son las que se han pro- La huelga general revolucionaria se ahogó su.stituído por una comisión de ceremonial. de Romunones presentó un dilema aJ 1***^ j
dente del Consejo, llevó a la Cámara la emo- nunciado en el Senado. por la mediación del Sr. Moróte, y siempre (Rumores.) p<MÍfan sustraerse d Gobierno ni d P****" ]
ción al afirmar que, si se planteira en estos E s nniural que los militares, como hom- que pueda hacerlo así lo haré. Nosotros no haremos nada contra el Go- mentó.
momentos una crisis, declarará iinte el rey lo bres, si(-ntan las necesidades de su patria; No soy partidario de dejarla estallar para bierno; pero tampoco haremos nada para EJI ese diltema, d jefe d d Gobierno ha p » ^
mismo que declaró en 28 de Octubre de 1917. pero de esto al clamoreo colectivo hay una luego con medidas severas corlar la cabeza mantenerlo. ticado tan conlradictoniamemte como * Í ^ *
acerca de la incompatibilidad de las juntas gran diferencia. (El Sr. S A B Ü R I T inte- aj .sindicalismo. Todo a lo que ha aludido d Sr. Prieto es can los actos de siepiración d d capitán g**
rnilttares de defensa con el funcionamiento rrumpe.) ¿Entiende el Gobierno que esta minoría, y verdad y ocurre, porque la nación tiene la 'v«-a¡' de CataJ«ufia y de la dimiisión áá * * "
norma] de un régimen parlamentario. El Gobierno hace una política social de principalmeri'te yo, hemos realizado una po- sen.sación de que no hay Gobierno. Gimeno. , . ,
Apoyó drspués el Sr. Dato la proposición acuerdo con las necesidades de los obreros, lítica distinta a la que nos caracterizó a prin- Este Gobierno no ha (xxiido tener política 1.. rapitán genera! de Cataluña no <^'"''
que, con él, suscribían los Sres. Alba, Goi- y así lo recoiKKCiéis si no representáis el Sin- cipios de 1919? propia, y en el momento en que ha querido tió hast.i haber recibido un telegrama de
coechea, Villanueva, conde de Peña Ramiro, dicato único, el del asesinalo y el desorden Si no lo entiende tendré que relaoionar lo tenerla, ha venido la crisis. quien, aJ interponerse, significa que d "^
Alcalá Zamora y vizconde de Fuá, y entre Yo he practicado toda mi vida el amor al ocurrido con otras cosáis. ftarcelona, al protestar ahora, «o ha he- bierno no tenia autoridad' alguna. j ^
discursos y discursos de unos y de otros se proletariado, demostrándolo con ac:os. Yo no puedo refcrirn>e a uno de los aspec- cho una manifestación militarista, porque no As!, los encargados de defenderlo son K*
invirtió el resto de la sesión. En cuanto a los rumores recogidos por el tos de este problema, quiicás el más impor- es, ni ha sido, ni espero que será jamás mi- que más perjudican al poder trresponsable|^
Como resultado de las expUcicumes de vo Sr. Prieto sobre plazos e mcumplimicnto de tainte, porque no tengo la libertad que ei litarista. Alude a las manifestaciones del Sr. Can»*
tos, los señores conde de Romannnes. Cam- su deber de algunos elementos, hay que co- Sr. Prieto; pero sí diré que en ese a.specto Es que I3arcelona ve cómo se desatienden de no dificultar la vida deJ Gobierno, c " . ^
bó y La Cien'a anunciaron la abstención de locar puntos suspensivos y comprender que siempre he pensado lo mismo y no pienso sus problemas. La protesta ha sido civil. aún está fresca la tinta de las Informacií^*^
sus respectivas minorías. las autoridades militares cumplen siempre con rectificar. El Parlamento ha de reconciliarse con d que atribuyen a 'a minoría regionalista "^
Notas interesantes hubo varias. Una la dio su deber. Alude a las con.<íultas escritas que se eva- país si quiere hacer obra útil. Senado el propósito de obstrucción si tiO *
el .Sr. Cambó, quien rectificando sus antiguas Agrega que el Gobierno tiene una misión cuaran en Uijs oriisis de Octubre de 1917 y \vx. Termina dicientlo que los regionalistas no daba una satisfíicción a Cataluña por el í*"
predicaciones favorables a la política de gru- que cumplir, y la cumplirá, pese a quien pese. ío que éfl con«jstó aJ rey, en la qiie dioe que la defienden a este Gobierno; pero tampoco rea- levo del Sr. Milans del Bosch. v
pos y a los Gobiernos circunstanciales, se de- Termina diciendo que el Gobierno estima actuación de las Juntas de defensa no es com- lizarán acto alguno que pueda entorpecer su
claró enemigo de esta política que -.nene prac- que para mantener la disciplina iodos los me- patible con su régimen poJítioo norma). vida.
ticándose en estos últimos años, y partidario, dios son lícitos, y como dice la copla de una Esto v<^ería yo a -decirle a S. M si en
en cambio, de los viejos partidos de antaño, zarzuela: día próximo se planteara otra crisis y su La opinión de La Cierva a otros elementos poAiticos. ..j.
compactos y homogéneos, con una sola vo- «En siendo de Zaragoza, majestad me preguntase. El Sr. LA C I E R V A manifiesta que cuando Recuerda que d ministro de la Guerra ^ r
luntad directora. que me llamen como quieran.» el Sr. Allendesalazar le pidió su apoyo al Go- por su honor que las Juntas de defensa " ?
Otra nota la pro*>orcionó el Sr. La Cierva Continúa el debate
bierno que tenía d encargo de formar, le bian dejado de existir. ^ i
con su actitud de ruda, de clara y franca hos- (Risas y rumores.) El P R E S I D E N l E dice que aunque han
anunció que iba a un fracaso. (Toma asiento en el banco azuJ el j«^* j
tilidad al Gobierno. transcurrido la.«: horas reglamentarias, como
Habla el conde de Romanones Por eso no le ,dió ningún representante Gobierno.) :
Y los Sres. Pedregal y Lerroux, desde sus el Gobierno ha declarado que necesita además
suyo. Me consta, agrega, que esas JuntaS "^
posiciones respectivas, dieron también notas El conde de R O M A N O N E S dice que ha de la de la Corona la confianza del Parla-
Nunca le ha faltado su apoyo y se propo- podían desaparecer en el a c t o ; pero qu« "^
interesantes a esta sesión, que tendrá, segu- guardado silencio mucho tiemfx) cumplienJo mento, no interrum(>e el debate.
ne seguírselo prestando en aquellas materias bían comenzado a transformarse despu¿*
ramente, consecuencias en la política. con su deber, y hoy cree que su deber es ha- Ei Sr. ALLEN DESALAZAR dice que tie-
que sean de interés público. los sucesos del cuartel d d Carmen, de *
Porque se vieron precisados a hablar to- blar, aunque con la mayor prudencia. ne razón el conde cuando dice que no es fá-
Pero se ve precisado a decir que sus ami- ragoza. j^.
dos los representantes o jefes de grupos, y No sé si estoy o no conforme con las ex- cil gobernar sin Gcvbiernos homogéneos y que
es necesaria la colaboración de tiílas las fuer- gos personales no volarán esta proposición; Las Juntas se encontraban en t r á m i f * ^
por eüo lo hicieron también, de seguro que plicaciones de la crisis dadas por el jefe del pues si la votaran, significarla que aprobaba transformación para adaptarse al decreto *^
contra su voluntad, los SreS. Villanueva y Gobierno. (Risas y rumores.) zas parlamentarias.
El conde de R O M A N O N E S : Yo no lo vol- los actos realizados por este Gobierno. actual ministro de la Guerra. ¿ E s cierto'
Alba. Esta es la primera prueba de mi pruden- Es indudable que votar esta proposición El ministro de la G U E R R A : ' E s cierto! ^
No los acompañó a ambos la fortuna, no cia. veré a olvidar.
sig,nifica aprobar la crisis y todos los actos se estudia la transformación'^ tal como yO "^
podia acompañarlos, cuando de tal suerte vol- Su señoría ha dicho una parte de la ver- EJ Sr. ALLENDESAIJKZAR dice que re-
que la han precedido, y eso yo no puedo ha- ofrecido aquí.
vían las espaldas a la realidad y ¡orraban dad; pero decir una parte no es decir la Ver- servaba para d Sr. Gimeno las primicias de
su respuesta; pero el conde de Romanones cerlo. El Sr. L E R R O U X : Pero es d caso q"*^
con tanta presteza antiguas predicaciones de dad. El jefe del Gobierno ha dicho que el ca- después del relevo del capitán general de C^
un liberalismo fingido. Mañana hablará el S r . Gimeno en el Sena- deja a su amigo en mal trance adelantando
hoy el debate. pitán general de Cataluña dimitió por enfer- taluña, su señoría dio órdenes acostumb''aoa^
Bien pudo observarlo el Sr. Alba, numdo, rio, y ron cuanto él diga estoy absolutamente medad, y sabe toda España que fué releva- en casos análogos, que no se c u m p l i C ^
dirigiéndose a los Tcforntisias, repuZT.canos de acuerdo» Deja para mañana lo relativo a la lealtad,
do por imposición del conde de Romanones. para despedir al general Wpvler. J
y socialistas, donde esperaba etitontrar la sim- En cbias graves circunstancias no hay más y agrega que no podía toJerar la constante
(Rumores.) El ministro de la G U E R R A : La real ord«f
patía de otras ocasiones, halló sonrisas de es- camino que decir toda la verdad. amenaza d d conde, que le repetía: «] Que yo
retiro a Gimeno!» Inmediatamente después, se buscó la sali- llegó tarde y por eso no se pudo curopl"'
cepticismo o de desdén. Hoy sólo me ocuparé del aspecto de 'as le- da del Gobierno del Sr. Gimeno. pero no hubo desobediencia, porque no la ""^^
laciones entre su señoría y yo. ¡ Retínelo su señoría de una vezi (Risas.) biera tolerado el Gobierno. ^
Siendo esto notorio y estando enterada Es-
No fui yo quien buscó a su señoría cuando Yo nunca dejaré de calificar los hechos co- paña de la situación creada, ¿cómo vamos, El Sr. L E R R O U X : Diga lo que quiera «i?
S e atone la sesión a la» tres y media, bajo formó Gobierno; fué su señoría el que vino a mo son, y por eso califiqué la conducta de lisa y llanamente, a votar la proposición? señoría, como ministro ha quedado en ri<l'*'"'
la p r c ^ d e o t ^ úd Sr. banotM;z ütiurra. mi casa a pedirme un ministro, sabiendo cuál una autoridad; pero no he sido yo quien ha El Gobierno no ha procedido oon sinceri- lo. (Rumores.) ,
Ha el Uuioo a^id, k » n)uui>iruii de H£W3Íea- había sido mi política en Mayo úliimo, cuan- planteado el debate ni el dilema. dad y no quiero contribuir a mantener esa También es público que su señoría orde"^
d a y de la Guerra. do también era ministro de la Goberni^uión Su señoría habla de la pol'itica d d 17 co- insinceridad. por tdégrafo que se rindieran honores al ^,
G r a a oo«ourreiiicia en esoaños y tribunas. el Sr. Gimeno. mo podría hablar de la del 18 y d d \c). Un Gobierno constituido por una caracte- neral VVeyler a su llegada a Barodona, y ^' >
Se aprueba d aicta de la aMcrior. ¿Creia su señoría que iba yo a hablar de rística de debilidad, ha traído la gravedad de desobededdo.
El conde cont, a él Gobierno los hermanos Roca?
Se lee la oamualuacióin del Gobierno dlando la situación por la heterogeneidad del Go-
No dudé en prestarle mi colabíM-ación; pe- ^ Qué tengo yo que ver oon esas cosas? Eso es una manifiesta insubordinación- J
cuenta de la dinuitij'ón del Sr. Uuneoo. bierno.
Eá Sr. P R I E T O pide la píiíabra. ro no lo hubiera hecho si hubiese podido adi- Yo en lo que tengo que fijarme es en la Y en esta situíición, su señoría, salva^^
Tal vez mañana, por la necesidad fisiológi- los prestigios personajes, no puede ^^^.^
EJ P R E S I D E N T E : La Ujndrá luego su se- vinar que su señoría iba a proceder como lo realidad, y en ca<ia caso haré lo que como ca de vivir, nos traerá otra dificultad. (Ru-
fioria. ha hecho con mi representación en el Gobier- hombre de gobierno me aconsejen las cir- corosamente en ese sitio, y diría que P*''!'^''
mores. ) caba a sus compañeros si no fueran t"*^
El nwnistro de H A C I E N D A k e un p r o y e o no. (Grandes murmullos.) cunstancias. Fuera á% eso, para mantener d orden y
to de ley. Un jefe de Gobierno puede permitirse cier- EXe actos nuevos míos no se puede hablar, igualmente cadáveres. (Risas.)
para dificultades económicas, cumpliremos
(Llegan al banoo arul ol jefe dei Gobierno tas libertades cuando dirige fuerzas homogé- porque yo no he hecho más que atender ai Ya la insubordaiación no se disimula. ^
con nuestro deber.
y k>s imnistroé de Gracia y Justioia, Fomen- neas, pero no cuando preside un Gabinsie de mantenimiento del orden público cuando se Yo no diré si las Juntas existen o n o ; f^,^4
En las n<?cesi<iades eoonónrucas r » incluimos
to, IniSitruodóa, Abaatecii mieatos, Marina y concentración. ha temido su alteración. sí que el culpable de su subsistencia ^ 135 í'
d proyecto de tarifas forroviflrias, y sin em-
Gabemacáán.) Su señoría fué quien eligió al Sr. Gixnnno, Asegura que por mucho que entre d señor señorí.i mismo, cuando para transforma/
bargo, el Gobierno seguramente es en lo que
conociendo su significación. ¿ Q u é ha pasado Gimeno y él diftcutan no saldrá a relucir nada primordialmente jjieJisa, Ordenó al Sr. Martínez Raposo y demás cO'" ;
Explicación de la crisis después? pañeros de las Juntas que visitaran las S^
que signifique deskaitad. Prueba de ello es que ha llevado a Fomeni-
m Sr. A L L E N S A L A Z A R expüca 9a crisis ríe la lealtad del Sr. Gimeno en sus dos El conde de R O M A N O N E S rectifica, y di- niciones para reaillzar los trabajos. .-^
to a un iliustre pioJíiioo; pero cuva sign/ifioa-
áá Sr. Gúneoo y su ÍWJU<IÍ1IUCÍÓ>U y^x eá señui meses de ministro no podrá dudar su se'^oriu. ce que hrry no entra en otros extremos, pre- oión a faivor del proyecto está bien conoci- Se ha subvertido el orden, alterando 1^ °¡.
Este Gobierno vino sólo a aprobar el l ' n - cisamente porque aguarda a que mañana ha- da. (Grandes niurinoll')» ) ciplina, tolerando marchas y coturamard'
Conúenea aludiendo aS ambicio de o b » t r u o supuesto; pero su señoría comprendió que ha- ble d Sr. Gimeno. de Comisiones, que unas veces lo han h'^*' ^
¿ l^iro es un seorelo O'ie d Sr. Ortuño ha
«idn qiie en el Scaa.üo le bitíivrun algfunus e l o bía que resolver el problema de los li-troca' estado indicado para la Direocióu de la Coun- a las inmediatas órdenes de su señon* ^
BM^nuw por boca .del Sr. Sedó, en la sesióa rriles también. Se pide un voto de confianza utras a las de más dedada personalidad- ad.
puiiu del Norte?
dea jueves últinio. El Sr, Gimeno accedió, sabiendo a 'o que Yo estoy seguro de que a tal punto ha" ne-
Se lee la proposición pidiendo lui voto de
Sigbe refiriéndose a ias que este señor pro- nos exponíamos.
Nosotros anuncñaimos qaie persistiremos en gado las cosas, que si se pregiwUara '"'idiV
confianza al Gobierno. niutstra oposición al proyi'cto, aunque no ne-
nunció e n la aeaión siguiente, auamdo ¡e re- Llegó un día, hace ocho, en que, c j n mo- dualmente a^muohos militares, dirían que P j
El Sr. DATO la apoya. garemos las facüiidaides para su discusión.
qxmió para que dijera si este Gobierno seguía tivo de una discusión plan>teada en el Senado, ferian dar la cara noblemente a seguir tra* ^
Dice que se pide ese voto para dos cosas: (Se repiten los murmullos.) equívoco de un poder oculto y misterio*" •
la poiliiioa de otro, presidido por eil ooode de yo, sin contar con nadie, plaiíteé aquí un di- para el mantenimiento d d orden y para la
Rúinanones. lema. El Gobierno y las tarifas ferroviarias irresponsable. ^^.
aprobación de las leyes económicas.
Añade que él conitesjtó que nada tiene que No creo que saliese ninguna ofensiva pnla- Su señoría ha sido quien, con su proce<*"
EJ Sr. T E J E R O : ¡ Y para las tarifas fe- Eü Sr. A L L E N D E S A L A Z A R manifiesta ha resucitado las Juntas. '^:
ver este Gobierno c»n a^quél, puesto <|ue h a bra para nadie. rroviarias! (Risas y rumores.)
d e seguir podkica oomtraria. Fué el Gobierno el que planteó el . i d o pre- que eü proyeoto de tarifas ferroviarias se dis- Es*.; puesto yo sé que para su señoría ^
EJ Sr. D.^ITO sigue diciendo que, habien- cute normalmente, a pesar de que se amenaeu un ix>tro de dolor; pero ve que detrás " ^ ^ J
Entonces, los elaiventos répreseantados poi cursor de la crisis, diciendo su señoría que no do ocurrido una crisis en la que ha sailido del por los empleados femoviarios con la b u d g a señoría no hay otro militar que pueda s"*^ j
<i Sr. Sedó depusieron su actitud de hostili- merecería su confianza la autoridad que hu- Gobierno un ministro que representaba un nú-
biese dado una carta a la publicidad. p:iira d I de Marzo. i luirle. ^;
dad. cleo panlaméntario, es. necesario que d Go-
Esto daba lugar a una divergencia oon ei Su señoría se tomó el respiro de los tres AgiPfga que d Sr. Ortojfio no ha sido nom- Dice que no tienen derecho a inv<3C»r_
bierno sepa los votos con que cuenta en el brado director de la Compañía d d Norte,
Sr. Gimeno en á seno defl Gobierno, y en vis- días de vacación parlamentaria estando au- concepto de la supremacía d d Poder c i * " ' ^ ,
Parlamento para continuar su obra. y que una cosa es que los jjeriódicos hayan
t a de esa divergencia convoqué a Consejo. sente el Sr. Gimeno. que habiendo gobernado han convivido <^^
Recogiendo manifestaciones d d Sr. Prieto, publicado d ofrecimiento y otra que sea ver- la ley de Jurisdicciones. ^;
Eil Sr. Gimeno mianifestó que eji mis pala^ Este vino a mi Casa y yo nada le aconsejé;
dice que todos son amantes del prestigio del dad.
b r a s no había nada incorrecto; pero de las sólo le dije que leyera el «Diario de Sesiones» Parlamento y están dispuestos a defenderlo. Por. eso sóío pueden invocardo los de 1*
ddiberaoiones d d Consejo res-uiltó que si en en el Congreso y en el Senado y que proce- El Sr. O R T U Ñ O proni^incia breves pala- tremía izquierda. -r^
(Aplausoí de los conservadores.) bras para decir que, en d e c t o , se le ha ofre-
ias palabras no, la div€rgencia existía en ei diese en consecuencia. El .Sr. S E Ñ A N T E dice que él no tiene con-
Agrega que los que han firmado la P'^*'r\^'
fondo, ya que los hechos lo demostraban. Se celebró el Consejo y se acordó no estar d d o d c a r g o ; pwro aún no había dado una ción que s e va a votar, han incurrido en " j ^
fianza en este ni en ningún Gobierno de los respaiesita categórica. (Grandes rumores.)
Todos los mimstros pusieron en mis ma- conforme con la conducta del capitán gene- que vienen sucediéndose.
gran, contradicdón, tratándose de hombre*
nos su dimisión y oon ellas fu!, a la mañana ral de Cataluña. Agrega que dcílle este momento se consi- beraJes. _ ^(,
siguiente, a P a l a d o . Este contestó que la carta y otros docu- Se lamenta de la falta de sinceridad en ex- dera inha.bidiiitado para siem'pre para d des- La proposición se refiere, en primer "y^
La solución es c o n o d d a , y d rey me ratifi- mentos los había facilitado él fK>rque d Go- plicar la dimisión del capitán general de Ca- empeño de ese cargo. (Apliaiutsos de los oon- a la ayuda ai Gobierno para d mantenimí*
có 9U confiania para reorganizar ei Gabinete, bierno le había dejado indefenso. taluña y la del Sr. Gimeno. servadores.) d d orden. , .^
y d Sr. Gimeno quedó separado. Se le relevó, y hasta entonces nadie se ha- El primero fué destituido por cbmplacer al EJ Sr. LA C I E R V A rectifica brevemenite Pero, ¿qué se entiende por el mamten'*"^
(Voces: ¿Separado?) bla acordado de la política seguida anterior- conde de Romanones. para expresar que no había sido lui rumor to d d orden ? ¿ Es d concepto expresado P ^
SI, separado, porqn» se retiraba de nos- mente por el conde de Romanones. Esto provocó una explosión de indignación cogñdo al azar lo dicho por él,, y cree que d Sr. La Cierva? y^
o t r o s ; pero oon d sentimicnlo de quien ha En la sesión del jueves del Senado dijo.el que ha motivado la última crisis. con haiber traído aquf la especie, a qu'ren md.^ ¿Cómo es posible que los Sres. AJba ^.^,11-
cXMívivido coa nosotros dos meses «1 la mejoi jefe del Gobierno que no trataría con d Sin- Pero como abomina de fa poJítica átí conde ha favorecido es al Gobierno y, principaümen- Ikinueva firmen una proposición enoom**' ^
armonía. dicato único, con criminales. de R^omanones y es amante d d orden, votará te, al Sr. Ortuño. do la custodia del orden a un Gobier»'*' ' ' i ^
El Gobierno, separado d Sr. Gimeno, se* A estas palabras df mi asenso, porque yo a favor de la proposición. EJ Sr. L A Y R E T anuncia que su* minoría no quiere reconocer d Sindicato único "
mmrá en MI puesto, gobernando y {Mxxurando tampoco habla tratado con criminales. El conde de R O M A N O N E S dice qtje él no votará en oorutna, fwrque se pide apoyo jxuíi persigue? ¿FMensan asi estos señores? .•f.hoi
^fftslar. ¿A qué Gobierno M refiere tu señoría en ha firmado esa proposición porcfue no se la un Gobierno que quiere resolver la cuestión El Sr. V I L L A N U E V A : Eso no lo h« <^
P a r a tilo neeeiitft ki oonfiaiwft d d Parla» la alusión? han presentado. aoniai maitatido a loa Sindicatoa y persignaen- d Gobierno. ^ ^ W
m e n t ó , pues la necasita, ad«m¿s de ta de la Porque después hubo otro Qoblemo qut EJ Sr. D A T O : Pofque he leído en la Pren- do a la d a s e obrera. (Varias vocea de la iaquierda: ¡P**^
COrotMt. trató con los presos en la cárcel de Barceio» sa que sil señoría seguía v e n d o defensor d d De paso expresa su exirañeza de que ftrmcn hace!
£ a t e puesto e s d e sacríRdo y dqXMítirlo dk na. (Rumores y signos de denegación de aJ- G<ibiemo. la proposidón eitemontx» tiberoks que han m Sr. L E R R O U X : ¿Cree el Sr. ^ Ü S Ü Í i
l i confianza de los d e m á s ; pero no la pide. gunos ministros.) El conde de ROMANONES cree que el mantenido la pcdMica contraria. va que son smónimos smdicalisita y c**!'^^*
P l SK. HOEXO hMi w» é l Ift frfié» i ¿ SH MiMte w tal éMOMB^Bdlo <M 8I& Qk' w^B dafioafiaiiiftea taxk limifeMlOk úue* des» 1 £1 Sré PED&JaíiAL áke qm k» nefonais- (MimmiUM / jvoteatas. N<««ciOM0 » ^ñ

•i . . l i _ i M , . L . i i i i. .1 * • ' * í.
LA LrOERTAD rf •ü^tiT'.-Í^TWBB

víttaíKieva y palabras de excolpadón d e Los señores Vükmaeoa g Alcalá 2km«jra SodBdad Oftaimofógka o b r e s en que m á s trñznfos alcanza, se p o e - to....—^A l a s <fiea5. E l a*a«ico de lady W i o -
m Sr. VILLiANUEIVA dice que s» «4 Sin- CeJebiará sesión deatifica y jtóblica maña- drá Jimtwy Samsdn, celebrándose s«i pi'imera dernícre. <
le n^ "** ™* moJestsm las interrapcdoaes; k> dicato único e s urna Aisociaciióia í^afl., n o se na jueves, a las seis y media de Ja tarde, en representación hoy miércoJes, a l a s djez. C O M E D I A . — A k s cinco y a las diez y
í ° « molesta son los equivocos. (Bdea, cti expJica qtuie se preguinlie a los demóoraitass, d CoJegio de Médicos. Por la tarde, a las seis. La rriMchacka que Cuarto, L o s caciques.
• "ajiuerdas.) que han votado la actual ley deAsocJaorones, El profesor doctor Fuciis tratará sotore todo lo tiene, en la que Irene López Hiere- L A R A . — ^ l a s seis, La muchacha que
iau» w f '^'^^^^ t>ien las posácáones. Q e r t o ai estáffii o no coníonmes comí él. «Cierta oíase de micropsia» y sobre «Quera- dia, Ernesto Vilches y todos los demás ac- todo lo tiene.—^A l a s diez, Jimmy Samson.
i ^ todos, después de haber dedairado fax> Nosatros quieremoe ed exacrto oumpHm;ieinito titis posteriores». Con proyecciones^ tores están inimitables. C E N T R O . — N o h a y fundón.
estas Cortes, nos enoorutramos regular- de la ley de Aisooiacionies. Doctor Márquez: «Sobre ciertas asociacio- A P O L O . — H o y miércoáes, a laá seis y mee ESLAVA.—A las seis. L a s grandes fot -
j ^ avemados oon ellas; pero hay que ren- El Sr. S w ^ O R I T : Pfero apoyáis a los qu*. nes musculares en el a p a r a t o visuai». día, El capricho de una reina, y a l a s diez timas y Esíava Concert.—A las diez y n * -
Por^ «xigendas de la realidad. y cuarto, Pepe Conde ,0 El mentir de las es- dia, La rosa d d m a r .
no la cumpíenu Ahí está d bando deil gober- Instituto. Rubio trellas.
feeoí^L,^ TUe tiene que deoir que gran nador cá'vil de BaiToeilona). (Protestas y oasn- CERVANTES.--.A l a s .seis y media, ¿Tic-
b aU- ^^ llevado a fijimínr la proposii- panillazos.) Maüana jueves, a las once, dará una con- I N F A N T A I S A B E L . - - H o y miércoles y ncn razón las mujeres?—A las diez v me-
ferencia el director del Instituto Rubio, doc- m a ñ a n a jueves, a l a s seis, se representará la dia, U n a lectura y E l pobre Rico (gran éxito
EJ Sr. V I L L A N U E V A sigTie diciendo q u t
j t I*°P<^cióin nada resoSverá y, en; cam- ha sobreveonjdo una crisis por hechos que no tor Sola y Sota. comedia de éxito extraordinario El mundo de risa).
1P05. *í'*^<iado m á s enrarecido el amibienite. son de actuaí-ínlad, y en. estos instantes !<)«> Banquete a u n torero es un pañuelo. I N F A N T A ISABEL. A las seis y a 1as
tj(),jj^ banco h a n pasado ya todas las so- demócratas, menos que nunca, se retirarían En el popular restaurant de Sotero, en Toda.'s l a s noches, con el teatro hasta !os diez y cuarto, El mundo es un pañuelo,
Es (j^i_, __. de la posición que adoptaron al comstituAr este Amanifl, se celebró la comida con que va- topes, se representa la última obra de Sera- ZARZUE^LA.—.4 las rte'= dr ]« tarde v a
^ " l a r a ^ ' "israindo a la presidencia de la Gobierno. rios aficionados y amJgos obsequiaban aí va- fín y Joaquín Alvarez Quintero titulada El la.s diez de la noch'e, g-randio.-íos Kailes de
• ""*""
El ni,J?""P»"endo """ que
— n o he sido exacto. Respecto a, las Juntas de defensa, dice, qut, liente torero Julio.Díaz (Morenito), para c d e - mundo es un pañuelo, grandísimo éxito de máscaras.
,?PRESIDENTE: Ha ¡sado su señoría ya han dedarado que las oon:sid€rani fiuera d t brar sus éxitos en la última temporada. los autores y de la admirable compañía que . \ P O L O . — A las seis y media, EJ capricho
g^ -no. (Risas.) Ja lev y en ello no han rectificado. • Unos ochenta comensales asistieron a la co- tan prodigiosamente interpreta esta obra. de una reina.—A las diez \- c u a n o , íVpo
,e hfd- K ^ ^ " ^ '• ^ ^ a eso y o digo lo Considera como una herejía constitucioma- mida, que fué espléndida, y en la que hubo María Gámez ob-tiene un éxito definitivo. Conde o El mentir de las estrellas.
*'•eooS • ^ Sr. Ortuño antes, cuya frast. lo que aquí se dice frecuentemente de que buen humor y gran animación. Al final se C Ó M I C O . — H o y miércoles, a las seis y R E I N A - VICTORIA.---A los seis (espí-
D i ^ ^ ' ^'"^'-q^ie subrayo. (Más risas.) e*! Pnei?upuiesto es lo menos importante. brindó por-que en la presente temporada Ju- cuarto, se représen.íarán las muy apilaudidas cial), Los molinos ctintan.—A las diez v cuar
staj. ' ' ' * s " cxwiciencia le obiliga a mani- Con esto se le da un maí ejemplo' aS país, lio Diaz sea uno de los novilleros que m á s zarzuelas nuevas Los brazos cuidos y La Liga to (extraordinaria"!, El as.
r, La"Í!5 ''**y ooáncJdia con lo dicho por e^ pues no obedeoeirá tes demás leyes si ve qu; corridas sumen. de las naciones, y a las diez y cuarto. La COiVUCO.—.\ las seis y cuarto, Los bra
s.) ^^T^-va. ¡ T o d o llega! (Risas y rumo- el Parlamento empieza por faltar a la Cons- Eso de él depende. del alba seria... y Los brasas caídos. zos caídos y La Liga de las naciones.—A las
tiitución. CERVANTIiS.—La excepcional interpre- diez y cuarto. La d d alba .sería... v Los bra-
1 sil s p í l _ * cnerto k> que düoeo los amigos -W^/W^ tación, la hermosura del decorado y lo gra- zos caídos.
El Presupuesto, pues, hay que aprobarlo
^OíBhat^ de que podríamos coincidir. Exi por encima de todo.
(riin . ' ^' )• pero en la colaboración de Go- Después vendrá lo de enjuiciar ai! Gobierno.
VIDA SOCIETARIA ciosísimo de las situaciones y los chistes de
El pobre Rico, hace que los autoras, Anto-
nio Paso y José Rosales, hayan logrado un
C O L I S E O I M P E R I A L . — A las seis y
media. Pipióla.—.\ las diez y media, Ma-
El Sr. LA C I E R V A : ¿Pensasteis en eso SIND1C.A.TO DE LA AGUJA.—La sección ri.-Mia.
éxito enorme de risa en este liermoso tea- XOVEDADE.S,—A las d n c o , El g a b á n ,
cuando formasteis ei bloque? de (j-fici;des sastres celebrará junta ¡general los
h oirtv^lf como una gran desgracia que si- tro, donde cada día es m á s aplaudido y fes- de Edipo o No hay lucirá con el deslino.—A
Ea Sr. V1LL.ANUEVA: Siento que tengáis días 19 y 20, a las nuove de la noche, en el
fttftg jf"?^'''^*' a España los hombres cau- agravios y que los saquéis ahora. lej.ido síü último juguete cómico. las seis y mtídia, Líi romería tiel odio.—A
Círculo Federal, Pizarro, 15.
"to f_ desgracias acktales, y, por \o M.-\Ri'lN.—Hoy, miércoles de Ceniza, y las siete y a w r t o , Ui PifusiUa.—A las nueve
EÍ Sr. LA C I E R V A : Lo que hacemos es A R F E S BLANCAS A L I M E N T I C I A S . —
""«o h^ ' ^ todos, inalufio el Sr. Dato, oívidar, y lo que pnsa es que ahora vosotro;, La siec' ion de confiteros celebrará junta g e - ni.añina, jueves de giai! moda, se pondrán y cuarto, El mantón rojo.—^A las- diez y
¿1 «L> 1 *'''gpación de facilitar la goberna- estáis en ej Potier. (Risas.) en escena, a las seis, el apSaudido y gracioso cuarto, El monigotillo.—A las once y tres
neral hoy miércoles, a las seis de la tarde, pasatiempo I^ exposición de la (¡loria, y a
._ ^ ^'^
^ ^l a lunaca
i n i r a esperanza
«.o»»»..-,»^^ que
» . . » en
<vr. este
„ ^ + ^ régi-
..¿,^
El! Sr. V I L L U \ N ' U E V A recoge lo dicho poi en la Casa del Pueblo. cuartos. El hombre más Ijarato de España
las .';íete y cuarto, la divertidísima humora- (gran éxito de risa).
el Sr. C a m M sobre lo' heterogéneo de este Reuniones en la Casa d«l Pueblo da l i ' .a, de éxi:i-) gandioso. Las cosarias.
M J * ^ ? * * en fes derechas.) Gobierno y dice que lo mismo era el Gobier- F U E N G A R R A L . — A la.s seis, El diabJo
In a T^':^Pnci<-nt«i sus señorías, q^e ya no nacioniai. Día 18.—En d saJón g r a n d e : A las nueve de C O L I S l ' O IM.l't;R!AL.—Aplaz-amiento y ne;rro.—A las diez, ¡ Una voz en la noche!
'ti satí f sitos cargos, y cumndo se los la noche. Mutualidad Obrera. debut. Con motivo de los incidentes surgi- .MARTIN.—A las seis, La exposición de
FA Sr. C A M B O : En g r a n parte, sí, y lo
ia, p l r ^ ^ ? sus deseos de servir a la rua- proclamarnos noso4Tos. En el salón pequeño: A las cuatro dos a causa de la d<'\.ación de tributos a los la Gloria.—A las siete y cuarto, Las corsa-
* los H ^ ^ a guardián a que se los den loi (te la tarde, Repartido.res de paJí ; a !e.!tros, y a m e el anuncio de cierre genera] rias.—A las diez y cuarto (doble), Las r o r -
Bl Sr. LA C I E R V A : P o r eso fracasó. (Más
Tem,j^''^'?^.' para rato tienen;. fRisas.) las nueve de la noolic, Herradores. de ](>s mismos para el próximo lunes, se ha .sarias y La perfecta casada.
risas y rumores.)
Gije,f_^^^"®'.''*ieindo en que a! m.inistro d t decidido a.pi'azar b¡ estreno de la bonita co- LATINA.—A las seis. De mala raza.—A
El Sr. VILLA .NUEVA se dirige al señor -'WW^/^r- media .'Írd-Has y lirones hasta solucionar d e -
aruj^j . ™ sido desobedecido, y en oue en- Lerroux para decirle qué liaría' si él golaer- las diez y cuarto, Tierra baja.—Butaca, una
Xv 1^ ^ - Raposo a pomerse en contíioto nara. Llegada de Licenciados firii'iv.•.monte el conflicto.
Hoy luiéreoícs, en la sección de las diez
peseta ; general, 0*20.
«ñas ?*^™'ciones, han sido resucitadas ]a¿ E!l Sr. L E R R O U X : N o estoy tan Jejos. Almería, 17.—En el vapor «Vicente Larro- ROMEA.—Cinema y varietés, lecciones a
¿1 S *'^«"sia. (Risas.) y media, hará su presentación la aplaudidi- las seis y media y diez y nwdia.—Carmela
daii lia llegado de McHlla la primera exp>edi- sima primera actriz Gloria Torrea con d her-
ilt5<J' "^^LENDESALAZAR: N o le ha re- Eü Sr. V I L L A N U E V A advierte que un ción de soldados lioenctados d d reempiazo España, Bella Nnty, Püaír Jienense, Luz and
moso drama en tres actos y un epílogo Ma- Ara trio, gran éxito de Minerva y de Car-
Gobierno piresidído por eú Sr. Lerroux ten- de 191b.
riana, original de D. José Echegaray. men Flores.—Lunes y sábados, aristocrá.ti-
cho cua^^^ *' "i'nistro de la Guerra ya ha dría q'ue atemperarse a lar reaJidades. Han llegado 379, pertenecientes a los Cuer- , La obra tendrá el siguiente reparto: cos.—Miércoles, de moda.
Udo íp"'** tenia que decir, porque no es El Sr. L E R R O U X : ¿Pero es que sus se- pos de Ceriñala, Mélillví, Alicántara, África,
*ha'j- u ^' y voces d e : «¡Que hable! ¡Si ñorías han construido ailigo? Mariana, Gloria T o r r e a ; Clara, Guad^Ki-
brigada disciplinaria, I n t e n d e n d a , Sanidad pe Muñoz Sampedro; Trinidad, Mairia Co- C I R C O DE P R I C E . — C a t e d r a l de las va-
El Sr. V I L L A N U E V A : Hemos cons- Militar, Regulares y Comandancia de Arti- rieda-des.—'A las seis y a las diez y media,
mendador; Claudia, Mercedes Muñoz Sam-
'' se ij^™*^'endo el Sr. Allendeaalazar que él truido. llería. p e d r o ; Daniel Montoya, Manueí S o t o ; Don momumentaies atoacciones, despedida de la
Iro W /'^S'sdo a pactar oon los Sindicatos; El Sr. L E R R O U X : Habéis, en todo caso, —_ y^/W^/^ ' Bella Emilia, gran éxito de Emilia Benito,
Pablo, Francisco C e j u d a ; Dor% Joaquín,
CQ,^ hay de muchas clases. reconstruido, pero es la patria que rosotros troupe Faiacfos, The Smarts, Eloisa Albé-
Constante V i ñ a s ; Don Cástulo, M a n u d Vi-
I lo
queh
Qiu>*^sybuenos, que fomentarlos.
n o sólo hay que pactar,
mismos habéis destruido.
El Sr. V I L L A N U E V A : Pero, en.tonces,
PUBLICACIONES g o ; Luciano, Maximino F e r n á n d e z ; Felipe, niz, Jesusa Gástalo, Pippo y Seiffert y Jesu-
Ah,lora. Desde ía grada.—Con este titulo acaba de Carlos D u l a c ; Un criado,, Julián Pérez d e sa Lazcano,
toiunis' *^" ^^^ 9"^ ^ ^ " ^ terrorismo, al ¿qué queréis? ¿ E s que no fiáis en la Lbor publicar el inteligente aficionado y autorizado Avila. C I N E IDEAL.—A l a s cuatro y media y
'rot(;sf ^ y ^ crimen, no podemos pactar. del Parlamento? revistero Enrique Minguet, «Pensamientos», P A R A LEER.—'Ha sido puesta a la ven- a l a s nueve y media, EJ monte Trueno (de-
E] j^.^? en las izquierdas.) El Sr. L E R R O U X : Pero si lo que hay que el anuario taurino correspondiente al a ñ o úl- cimotercero y decimocuarto episodios), Su-
ta la comedia de gran éxito titulada ¡Por
! n i a n ' ? ^ ' ^ ^^ ^^ G U E R R A interviene pa- hacer es barrer estas Corte» y traer otro Go- timo. jugar con el amor!, original de Juan Pérez puesto traidor (creación de la gentil Mae
tio nuvff'^ ^"^ ^1 Ejército ha cumplido en bierno. (Risas y protestas.) Desde la grada es un compendio impar- Zúñiga y Manuel de L'HoteUerie, q u e estre- Marsli), Ei demonio la enreda y otros es-
!i W e i ^"^^^ '^'-'^ ®" deber, y que el gene- El señor P R E S I D E N T E ; Vamos al voto, cial y completísimo de la labor realizada por nó recientemente en Madrid la compañin de trenosi.
''«do sigue en su puesto acatado y res^ que hay que terminar este debate. todos los diestros, grandes y pequeños, du- Emilio Portes, y que h a sido ya pedida para
El S r . V I L L A N U E V A : ¡Acabáramos! El rante 1919. R O Y A L T Y . — D o s seccione*.—A las cin-
su repiresentadón en varias provincias, en co y siete de la tarde.—^E! denjonio la en-
iJi f^,*^ *l'Uie las Comisiones informativas se Sr. Lerroux adopta una nueva postura. P u e s Se vende el ejemplar al precio de tres p e - donde es de esperar que sea t a n favo«ial]de-
HO Se'**^'^*^ con arreglo al decreto dictado si pensáis así, derribad al Gobierno; pero yo setas, y por esta modestísima cantidad no reda, Cocinero ¡oofírovisado, decimotercero y
mente a c t ^ i d a como en la corte- decimocuarto episodios de El nwnte Traeno,
'rales. ^'^^'P^n m á s que de sus coriietidos na- creo que lo que se necesita es un Gobierno habrá buen aficionado, que siga con interés —<%>^/^/^
fuerte, y para eso lo que hay que hacer e s la historia taurina, que no lo cuente entre SPIK Timoteo se tima y El supuesto traidor (por
a u g u r a n d o que el Ejército está empezar por apoyar a este Gobierno.
s ^L "'apuesto a proceder impulsado por El Sr. ALCALÁ ZAMORA interviene bre-
libros favoritos. OCURRENCIAS Mae Marsh, colosal éxito).
P R O Y E C C I O N E S . — H o n d i n í y Hl tan-
Ej Sr ""^ para con el rey y con Ja patria, vemente para afirmar la existencia de las Jun- -'©/©/®/®/ —'Pero, hombre, Juan, saempre «pie te que htioiano (dédnootercero y decimocuarto
mando llamar me dicen que estás en la t a - eipósodios), Aventuras de Chariot (por Char-
ffía . " i ^ E R R O U X : Ponga primero su se- tas de defensa y su perjudicial actuación para
'EJ ^ la patria.' "^ • la patria, t a n perjudicial como lo sería un
'stano^T^''** de^ la G U E R R A : El rey es con- Sindicato único, ya fuese patronal, ya obrero.
Correo de teatros berna. ,.- v^-.- les Caiaplin, segundo episodio), H guante
—:¡ E s d a r o ! SI el señor m e bicáera socio rojo (ipor Maria W a i c a m p , primer ef»sodio)
REAL.—Mañana jueves se pondrá en es- del Casieo de M a d d d , y a vería OÍXDO n o s a - y otras odmicas.
V o ^ ^ o n la patria. (Se prorroga la sesión por • menos de dos cena la ópera Puritanos, dirigida por ,el
'"^'^tfo^ baber cumplido con mi deber como horas.) lía nunca de allí. . ^ . ^ P R I N C I P E A L F O N S O y CINEMA E S -
maestro Saco del Valle, y con la que hará
fetia, d^ la Guerra, y me entrego a la Cá- (El Sr. P R I E T O habla para rectificar en la su reaparación d eminente tenor EHno Bor- PAÑA.—Empresa Sagaira.—Orden del pro-
Una mujer joven y bonita se pone de r o -
¡Qüe ^11 forma cuyo texto, tomado también taquigrá- gioíi, debutando la señorita Duaming, que g r a m a : U n a excursión a California, Robus-
dillas ante un confesonario.
lítitíLu ^ ">« juzgue si no estima que he ficamente, damos a continuación de su dis- se ha prestado a ello galantemente, en vista tiana, peKcwlera; El lobo (americana), .'\c-
^ ^ con mi deber. —¿Cómo'?—dice el sacerdote—. ¡ Si hace tualidades Gaumont, La derrota de las fu-
curso.) ', del inoumpáimiento de contrato de la señcara media hora que he confesado a ustied!
Se aprueba el voto de confianza rias (por Pina Menichelli) y Charlot, tramo-
^a actitud del Sr. Alba Pareto, completando d reparto los señores —Sí, p a d r e ; pero me h a encai^:iado qaie yista (por Charles Chapflin).
&1 s Al preguntar un secretario si se aprobaba Molimari y Bettoni. volviese cuando me sántierá acometida de al-
..^ ^'^ ALBA GRAN VIA.—Continua de cuatro a una.
ti2¿ ^l-^^ dice que si no ti .
la proposición., republicanos y socialistas soli- Pasado m a ñ a n a viernes «e 4 a r á la función guna mala idea, y al salir de la iglesia me
Estreno El genio alegre (por la Bertini),
'ÍB'ÍV ? 5I Gobierno, dice que nosiestaría
no tuviera en él con-su citan votación nominal. su.spendida el lunes, con la primera repre- ha sucedido al ver a mi es^xiso.
éxito U n a ley p a r a todos (primera jornada)
C,¿S'-- Rivas. Abandonan el salón el Gobierno y todas las sentación de Tristan e Iseo. * y otras.
Se r^**® ^^^ la cuestión planteada hoy fracciones políticas que han anunciado su abs- P R I N C E S A . — H o y miércoles, a l a s cinco, Gedeón explica a s u s alumnos.
Hoa 5"^re a una política general, de l a que tención. M U S I C H A L L PALACE-—A k s cinco,
se representará la comedia de magia, orig^i- Plrocuren ustedes siempre evitar en ía pno- gran haEe infantil. Concurso de disfraces.
Se t ^ 'anegado, ni tiene por qué renegar. Votan, pues, conservadores, mauristas, de- nal de D. Jacinto Benavente, titulada Y va nunciadón la cacofonía. E s decir; eviten u s - EXiez gtrandes premios. Regajos a todos los
titiQj de un acto de Gobierno. Nosotros mócratas, albistas, los jaimistas y las extre- de cuento..., y a las diez, décimo miércoles
tedes que vayan dos aes segiuidas. Asi e s niños.—A las diez y tres cuartos, varietés.
fe desa ' ? ° ° * '^ la política que en Barcelo- mas izquierdas. de moda, El abanico de lady Windermere. que ai decir voy a Almería, es mejor que Éxito de Esperanza Benito, Luccy, EHana
''*'íia^ *^ el conde de Romanones, y no Han votado en pro 120, y en contra, 13. ESLAVA.—Pasado mañana viernes, a las
Xti Q y P ^ ^ " ¿ discutirla ahora. digan ustedes voy a Constantinopla. Berard y Carñaelita Caballero.
Queda aprobada la proposición, y se levan- diez y cuarto, estreno del nuevo espectácido 'S/g/®/®/ • M A D R I D C O N C E R T , Atocha, 68.—Mu-
^bijf^^ '^cisotTos creemos es q-ue no debe Kwrsaal.
ta la sesión a las nueve.
• Catai - ^^ política del capitán general
!Si j '^pa> porque éste no puede tenerla.
A continuación el Congreso se, constituye Primera p a r t e : Variedades de Torres de]
.Álamo, Asenjo y el maestro Font.—Prime-
SECCIÓN RELIGIOSA sic-hall de primer orden. Varietés selectas.
Restaurante. T h e tango a las seis y media
en sesión secreta. ** Santos de hoy.—San Simeón, obisfX) y de la tarde. Souper tango después del e s -
\ ^ sindicalistas no fueron delincuentes, ro, Dueto.—Segundo, Wisky and soda, in-
' i l ' o ^ * ' ^ ir a la cárcel, y si fueron a eEa, -^1/®/®/®/- m á r t i r ; Santos Max i 10 y Qaoidio, ináarti- pectáculo. Éxito grandioso.
termedio cómico.—Tercero, La cigarrera mo-
Di^ *" P'^blioo DO podrá pactar con ellos.
L^'^Wft?"^ no se ha explicado todavía el
' Rom'"^'***' de este incicknte p o r el conde
NOTICIAS Centro Cnjtural
derna, canción.—Cuarto, Triemerías
escena y canción.—Quinto, La noya cañi,
canción. — Sexto, ¡Miserable!,
vascas,

canción. —
res, y San Eladio, arzobispo de Toledo. I D E A L ROSALES.—-Todos los días ame-
Cultos para hoy.—Se gana jubileo de las nas variedades. Casino, restaurante, cinco
Cuarenta H o r a s en la parroquia de Ntiestra pesetas cubierto. Souper tango.
Señora de Covadonga: a las ocho, exposi-
^'^líianones. Séptimo, Sonrisas, canción y baile.—Octa- ción de S. D . M. ; a las nueve, bendicióni de SALÓN C H A N T E C L E R . — A las siete y
^^a ^ ^ 1 ^ " ^ " pasar dfas desde que por pri- La directiva del Centro Cultural de las iz- vo, Rag time Eslava, baiJe. ákz y media, éxito de Chelito. Sugestivos
la ceniza y misa cantada, y a las seis, santo
-.^ •* trató la cuestión de Barcelona y quierdas del Puente d e Toledo ha acordado Segunda parte: Primero, Colombina está rosario y soflemne reserva. vodeviles. A la una, grandes §estas en el
^'"^ttW ^ '^'^^ de L^npias leyó s u s do- poner al cobro los recijx)s del mes de F e - rabiosa, farsa de Lorde y Marsile, adapta- La misa y oficio divino son de la domini- cabaret Chélito.
*at>Qj^'> no creyó cqx>rtuno el conde de R o - brero, condonando los que se adeuden.
f 'jo 1 *'^^*'' ^^"^ ^1 incidente. Desde el próximo mes de Marzo se admi- ción de Gregorio Martínez Sierra, con deco- ca, con rito simple y color moeíado. BARBIERI.—Dfe t r e s de la tarde a seis
rado nuevo de Junyet.—Segundo,, Cómo llo- Adoración nocturna.—Turno, Santa Isa de la mañana, gran baile monstruo de más-
^'«Os .*"• Doval que los documentos eran tirá la inscripción de niños de ambos sexos ran las mujeres, canción de Torres d d Ála- b d de Hungriia. caras. Entrada de señora, g r a t i s . Guardarro-
, 's, ¿^?' ^ . embargo, el conde de Romano- para las clases del Centro, que comenzarán
mo, Asenjo y maestro Font.—Tercero, de- Corte de María.—De la O ^n San Luis, p a de señora y caballero, gratis.
l'^ti; jj, "^ esos documentos, plantea la cues- a funcionar en i.° de Abril. but de Baldomcro, imitador áe estrellas.— de la Expectación en el ocatorio del Espíritu MADRID CINEMA, Malasaña, 6.—
i:Ej gT^Otros no podemos asociarnos a eso. Conferencias de CnareSma Cuarto, Jota, maestro Font.—Quinto, Arte Santo, del Perpetuo Socorro en s u santua- Quinto baile de máscaras, desde l a s diez de
" • ^ J ' . ^ ^ l ^ O T E : Sólo calificó de falsa la
Hoy, a las seis y media de la tarde, tendfá de amar, comedia de payasos, adaptación de rio y en la iglesia Pontificia. la noche a la madrugada. Mujeres bonitas.
Ej |*'"ibuida a él.
lugar en el salón de actos de la iglesia del Re- Gregorio Martínez Sierra, interpretada por R E P R E S E N T A N T E S se necesitan en to-
Gran orquesta. Luz y alegría.
\ e i / " •'^LBA: Aquí está el «Diario de Se- dentor, Beneficencia, 18, la primera conferen- la Argentinita y M a n u d Collado. Caricatu- F R O N T Ó N M A D R I D . — A las cuatro y
V ^^Cini*^'^ corroborar mis palabras. da Espaifta para la fábrica de licores de
cia de Cuaresma, de la que está encargado r a s de Barradas. A. de Burgos Mae&so (S. en C ) , Málaga.—
media, Encarnita y Joaquina contra Enri-
L'^'^Uin ' ^^ ""ecibido fotografías de cartas D. Constantino Alcaráz. Tercera p a r t e : El bene de Celestino, saine- queta y Marichu.—A las diez, Asunción y
' " \ ^ n t o s qiue permiten una discreta re- Propietarios deff anís «Alharabna», de fama
T e m a : «¿Es el hombre un pecador o sólo te con música, en dos cuadros, original de Fermina contra L d i t a y Ascensión.
íj^'^Por lo m e n o s ? miundiall.
un enfermo?» Ángel Torres d d Álamo y Antonio Asenjo, F R O N T Ó N M O D E R N O . — P o r la tarde,
h^*^ ^ * P l i c a cómo l a s izquierdas ge com- La entrada es pública. interpretado por Catalina Barcena, la Argen- Navarro y Uria contra Ángel y Maño, y
h" llené ^^'^^l'^tir al Ejército, cuando son tinita y principales partes de la compañía. Fernández y Zabaia ocmtra Lequeitio y T a -
*V í p ^ ^ < ^ con otras instituciones nacio- * Decorado de Brunet, P o n s y Molla.
El Comité español d d Congreso de la lavera.—Por la noche, Mallavia contra .^n-
Se despacha en contaduiría de cuatro a 20 dosis, 5u céntimos. En toaas las fuñada dreu y Chüquito de Madrid.
[•'^*%r ^^^ ^' ^^ quiere ser dirigido, siino Alianza Internacional para el sufragio feme- ocho. K U R S A A L D E LA MAGDALENA, M a g -
** ^ion?' ^''^ ^^^ bay que sobreponerse a nino. Se reunirá mañana jueves 19, en la LARA.—Con objeto de ir preparando el d a k n a , 30, y Cabeza, 33.—Grandes atrae-
, (i'C^¿r^ y a los prejuicios. Escuela Normal Central de Maestros (San decorado delicado y valioso que requiere la
I j * ' ^ sallif?"^ derribaiido- esta noche aJ Go- Bernardo, 80), a las cinco de la tarde- obra en ensayo Um Li Cliang, cuyo estreno
Teatro de la Zarzuela d o n e s . Treinta lindisrmas artistas. ¿Dónde
Grandes bailes de máscaras, a las tres de se pasa m á s a^radaMemente d rato? En
' ^ - ^ ^ w í ^ ^ mañana otro que responda a * se verificará en ia próxima semana, la di- este Kursaal, en el q u é actúan artistas de
la tarde y diez de la noche.
X ^^¿P'*^'"'®® ^^' que todos coincidimos? El mozo del café Español, Emiliano D o - rección de este teatro se ha visto obáig-ada todos los géneros. Después de k s varietés,
caL *» que no. H a y que ayudarle a llevar mínguez, encontró ayer junto al teatro Real a suspender las representaciones de Kit cuan- grandes bailes por todas l a s artistas, y de
un sobre que contenía once resguiardos de do s u éxito era mayor y con e4 teatro lleno ESPECTACULOS cuatro a siete y de una de la madrugada en
í'^^^'da^'^ llamamiento ail patriotismo de l'as una casa de compraventa mercantil, exten- de un público que aplaudiía roaravillado de la
J * * ^ 5 para q u e eia las difíciles oircuns- didos a un nombre cuyas inici-ales son M. M. labor que Ernesto Vülches realiza en la cele-
PARA HOY adelante.—Entrada, por la consumación.

i^^''heirf ®^ "«* difiouteni eü' tránsito a Emiliano Domínguez nos ruega q u e haga- brada comedia ing^lesa. En su lugar, y con líSP.'VÑOL.—A las seis y a tas diez (po-
^ « a . ? ^ ^ . P ^ * l'i libertad. (Murmullos de mos público el hallazgo y que lo conserva pa- objeto de que los señores abonados vean a pular), La Cenic" ntn. Imp, de L A CORRESPONDENCIA DB ESPAÑA,
, '''gmaificadón.) ra devolverlo a quien acredite .^ar su dueño. esta admirable compañía en otra de las PRINCIÍSA.—A las cinco. Y va de cuea- Factor, 7.
L-A LIBERTAD
i>C>C>g>C>C>C»X>C>CXXt COMPRA PAPELETA? DCL MOIITE. ALHAJA?. MAHTOIJ BE MOHlLi y AríIiSSED ¥ E MIIH I ¥©Est2i s©Iar,
gran paíti-.!,-i do tiiDena capa 40. J i.ie^, Alma,n38 (esq^
P L A Z A D „ L Á N G E L , N U m E K O 2 C ^ s q r a m a a € r u z ) para comidoción de agua, airo i na I e 1ro Barre)'»). Tratar-
Pfspíipiiila ñ la Prensa de Essaia No dejar de visitar esta Casa p a r a v e n d e r o comprar O « O •
y vapoí'. Cava Baja, H. ALVAríO OCADAÑO.
AMAiVlSL, Kü.aEBOZ»'

AGENCIA m PUBLICIDAD Liis mejores que se fabr-c^*


ÜRGOITI, SALAS Y PORRERO las vende la Ortopedia Ing'?^;,
»a. Victoi-ia, X Catálogo grít»|

L
P r i n c i p e ^ 18 y 20 : : T e l é f o n o 5 4 - 6 1 M enviando seilo.
MADRID
ímdrá fos
K > c ^ < * < >«®:>c X X FSMEWINO
Señoras y señoritas obW
Para c v i l a r d drán una fiieil e in™E"l'.***/'jg
da a sus gastos disponieO"''
', contagio de l a dos horas diarias para 1» ''^_
feo ion (en cualquier '^^TV
dad) do nuestras novedad» J
artículos de e e o n o i n l a *
mestioj. Pedid catálO-O U"f:

¿eivar.f^ des vetrcs atdia


leeiá. este anmcicf trudo g r a t i s . Apartado w
Madrid.

la boca
fiss-as nosai^f/tor
fiwingey
aietiio
en ef^ue rtciMenáaBief fcif CURACIÓN
RABJCAL y RiÍPífl*
con un anttj-p/iticcf tiaerc„
j)^ JHtwañón »

I
-< 1 m e j o r p a r a
•* e s t o s u s o s
por su
enérgico
poder bactericiíía
j^isto agradable
y a c c i ó n l a r g a es ka C^iX&^lal^ de los Flujos Recientes
6 Persistente» ^
Eligir la
ilits usa Firma:

miibí'iiÜcc bu4Ml ifLne/iei'íai/h PASIS, 8, rat VlrilMlf * %


y en todas Its F«rni«C'«''

'UAMBERT
Ú n i c o s F^l^r'caote5;
PHARMACALCOMP/ÍN>
. flSE MlltllM
# S! Louib' U.S.A,

/&.A NenraiirliM y J»»<I''*"Í


deaa p a r e c e n e n d***
m l n n t o e coa i*
HEMICRANINA
d e l Dr. M. CALD0RO
¡lio preocuparse!
DE «)Al.I-OS mi l'XAS ««Kf»,%S
La célebre »:.S€<iFISíA LOSA,")*, de 1,10 y sSe ocasiéss, c o m p r o . Essaáa: em l a s
1,65, los destruye en el a r t o sfn d o l o r . So devuelvo su im-
porte a fjuien no sat!sf?i<ía el resultado. Ku dro-,uerias y orto- o.fieñisas d® Lil LMBESTAE&, C a r r e - tBIA UEap Bi ? o i u n i ^ »
OUOJ9PJ ' b l A VI t ^ j r i
pédicos. Depósito central do Espai'ia, \'alverde, 14, Madrid. zz=z í a s , núsn. 4 —'
Viuda de R. Losada. Gran rebaja por mayor. CÉLEiüE REMEDIO FRANGES U3n_ij 'vuttuo¡oppp**^Q
81 B epuBáedoad n a 0 P ^ ¿
i
MAS EFICAZ contra los F l u j o s A n t i g u o s
6 recientes. -jBoua BjJBasdnaiJ °^\¿\
Suprime S á n d a l o y C o p é l b a q u e ocasiooaq BJoqY tBiaiuaip ]^ ^ ^ 3
opipiadaqjBpixnuB onV"

INCIOS
dolores de ríñones, fatigan el estomago y s e
Obras literarias i e s c u b r e n por su olor.
Züa Rué Richeliea, P A R Í S . — Todas FcoTnacieM,
snb
OOjp B79»S¡JJ UOfl
de OTan éxito Keclamos y noticias para los periódicos
d e M a d i i d , P r o v i n c i a s y K x t r a n j e i d , s e reci- SE CeATIFICARA
y q u e s e r e c o m i e n d a n p o r si s o l a s ben en la S o c i e d a d G e n e r a l d e A n u n c i a s

E L A M O R D E L O S A M O N E S , por Ri-
d e E s p a i í a , calle d e la CON
MONTERA. 19, PRAL.
cardo León. 4 pesetas,
LA E S F I í N ü E M A R A G A T A , p o r Concba
Espina, 4 pesetas.
Re r e i n i t e n tarifas á q u i e n l a s p i d a , con
coinbinac'tones d e v a r i o s p e r i ó d i c o s r e u n i d o s ,
253 PESETAS
LA C A S A D H L A T R O Y A , p o r A . P é r e z
Lugín, 5 péselas, .á prficlos m u y económicos. a persona que facilite piso que
C O R A Z O N E S SIN RUMBO, por PeJro
Mata, 4 pesetas.
TamiiSén s e r e c i b e n satisfaga, con cuarto de baño, CON ALEGR A VEO
LAS GAFAS D E LDIABLO, por W , Fer- Esquelas de defunción y aniversario calefacción y que rente de 2.000 aumentar
ná"'1ez F l ó r e z , 4 p e s e t a s , r á p i d a m e n t e las ventas de
o

iWWMmWI—J!
E L S O B R E E N B L A N C O , p o r G, Díaz MONTERA, 19, PRAL. a 3.@00 pesetas anuales. Ofer- mi Establecimiento, g ^
d a s a la eficaz propag*'\jj
Caneja, 4 peseta;.
P e d i d o s a la E D I T O R I A L P U E Y O . A r e -
( a n t e s AlcaSá, 6).
tas a "Tipográfica Renovación" realizada p o r la Ag*f

I MiOeUBI liTOUCiilU n a L 6 , M A D R I D , y a t o d a s l a s b u e n a s li-


b r e r í a s de E ? p ' ' ñ a y Anrérica.
MADRID
LARRA, 8.-MADRID
d e anuncios Colotn^^V^.
F u e n c a r r a l , 13 y iS- ^ .
fas y p r e s u p u e s t o s gr*™f

iaai--'ia»arhf*.fl^!J^

SECCIÓN POR PALABRAS


e una a ocho pal I a casa que más paga alhajas,
alabra más, 10 cts. delantando gastos traspaso
E s t o s a n n i n e l o s s e r e - treaillo, objetos de o 'as cla-
e i b o n e n n u e s t r a s of i e i « ses, tiuna, 2.1; Eslrcl a, . O, piso
n a s i C a r r e í K S , 4 , p i f i m e - y tienda. El rey de los colcho-
OFERTAS l-'aU.'in camarer! agrá ^adas r f t l f P f í 4 C¡
f con sueuio. o;<.lo, uam. ü. t u J i l Í L i O Ut .Vti cha, 7, A establecimientos. C o m
pra lores adquiérenlos bueui-
U
09 domÍTigo8, seis posta*
2 pesetas. MonterSi S-
ustitutos para África se a l
r o , d e o e h o úo l a m a ñ a ' nos. Maiesanz.
n» a d o e e d e l a n o e h e ,
S raiteu; bueu premio. En
comienda, 17, priuci^ al.
^ o m p r o a l h a j a s , papeletas r efior pariicu'ar compra toda
\.) ;>!onte, dentaduras. León, "^ clase muebles. Hortaleza, O positores. Cuestionarios, to-
das y programas. -La En-
simas coudiciones. Palatox, 12,
cacharrería. M antones de Manila, '^^'lij
alquUo.Colón, 15. Tel«<^
^ en las siguientes
/ , ' e n c í a s ú(3 P u b l i e l -
Í:OMADÍU)NAS 37, platería. 13!, teléfono 34-4,iM. señanza», Huiz, 2o, Madrid.
raspase local esquina Gran
no 37-32. ^^_^^
hico para recados se necesi-
« lis
.«.geneia H a v a s , P r e -
ALtílJILEllES C ta. Ijarex), Ití, tra-isportes,
MAKIRAS C ompro mobiliar'o; p a g o
ompro mobiliario-f, a l t o s
C
p r e e i ' s ; colchones, má-
bien. Luciuma, 28, tienda. quinas, pianos, objetos. Val- B ai es salón, enseflanza rápi-
da, l'laza .-íanta Ana, 17.
1 Vía, Montera, 24, I." ., aparejadas, baratas, """J
•' pietas o incompletas P»^, .
ciados, 0. raspaso t a b e r n a barata, m u í a s carro. Méndez Al»»
Agencia Keyes, Fnen-
earral, 13 y 15. S e ceden habitaciones exte-
riores, caballero o d o s B uenoB oficiales hojalateros
se prefisaa. Zurbano, ,")!
Teléio, o J 12-/0.
arlos. Asimción (iarcia. Hos- -j elojes. C o m p r o dcseom-
ver.le, 30. f, cailemia «títyl-, ensoüaiiza
r'. rápida de eup-.íS. Leccio-
T próxima mercado. Car- •10, 12,
denal Cisneros, 24, ultrama-
» ^ ^

C e s t t r a l A n n n c i a U o - amigos, üaiói!, 1, tercero. 'alta corlador de calzado.- f


peJaies, consultas, euíua- > iitiestos. composturas eco-
razo, üran reserva. lvlosti.u- nómicas.
nes totalmente .^raiia. Exten.iO rinos. enta de vacas lecheras,*JJ
V
ra, Pelayo, 52.
Centre G e o n r á f i e o , tfiáscarris.
I Alijuilo disfraces í'ar-dii.as, 40. ses 19. Plaza Carmen, 2. (I^SIITAS y variado re.jcri irio. Jesús
uel Vall'í, ., tercero.
sos holandesas, recién P»
P u e r t a del Sol, 6 . fl desde peseta. :-^an .Martin,
C o r t é s ( O . E m i l i o ) , a {cutre Arenal y Descalzas).
ecesiio chico de quince a
N
d<ucisiete aílos con bue-
artos, .Juana Molinít. Con-
sultas reservadas, tíor>;e
ompro alh.aias, papeletas
C
del M o n t e , dentaduras líiEDfCAS C
ontabilidad, clases particu-
B uena taberna, fr-nle esta- Hdas, en plena p r o d u c c l ^
ción, cualquier precio. que acaban de U e g a r . y / T
Paseo Pontones, 19. lote de pocos mo.ses, cubie''"*p
¥ a l v e r d e , S. nas retercicias para acompa- Juan, !);;. usadas. Santa Isabel, 34. ia¡-es, oíicial üan.jo Espa- propias p ira tenerlas ®O,Í?J¿Í
^Cosmos ( S . ' e n C ) , desea arrendar monte dei5ar a ronisiouista <'ie¿o. D.ri- do y doblar su importe- r l ' l j
ubercuios's ó s o n s . Enfer- ña. V e u i u r i Kodriguez, Ití.
Montera, 21.
D o m i n g u e z (O. J o s é ) ,
caza. Pr<"i;;re!)0, 9. Anuii-
girse Juan de UÜas, i, bajo
(Cuati'O Caminos).
artos, liospedajo. Ro'relia
P ompro • vendo de ocasión
C T
niodalesdel pecho, ane- Bt-naigcs. de Paulino López. Plwa ? ¿
Progreso, 14, primero dereCD»
p l a z a M a t u t e , S.
D o m í n g u e z ( D . B a - uartos desalqu'Iados, próxi-
riamos. Consuííafi res r- alli.<ijas, relojes, gramófo- mia; se curan i-adiraímente en
vadas. líay especialista. iMon- nos, (Jiscos, gabanes, gabardi- liuchana, S.'j, Po iclinica. Con- VARIOS
móa). Barquillo, 39. C eüoriías quieran d Mlicarse teleóii, 16.
rrios ídeni. Agi'ncia, tían
S
opereta, zarzueía, decía
nas y otros objetos. Colón, 15. sulta, ciuco a ociio uooiie.
C arrillo, . Vistas de B u r o p ^
E n r i q t i e d e £ . a g u n o . Lorenzo, .".; tres-seis.
N a v a s d eTolosa, á.
mación, faltan, Garcés, Couii-
«ental Express, Carrera Üau
IIlilíSPEDES
rtiz, pintor papelista, pre-
cios económicos, Jesús,O . Carrere, «La C o t r a m » ^
la pirueta»; Besteroy, '°^^A
irieie.log para reparto a do- 12, port, ría. ris.; Ibsen, «Un enemigo^J,
La P r e n s a , Carenen,
n ú m e r o i'S. T Jerónimo, 1.").
micilio. Caños, 1 triplicado. f e admiten huó^-prdes. Ve-
1,5 larde, (i, s e s u d o izqda.
pueblo», Benoit, «La Atianj,
d.i». Cada tomo, 3,.50 y < R®!!
La Publicidad, León, prendiza modista fajta. Por- 'arnaval, disfraces sin igual.
20 y 22. A utomovilistas, Por 80 pese-
tas bonito euai'to y espa-
L a S o i n e i ó n , p l a z a C e - ciosa c o c h e r a . Economato,
L nández de la Hoz, 4. I Mantones Manila. Horta-
leza 22
C tas. Yagües, Caballero de or» •
cia, 28. >,

LIS iraiiBis
lenqne, 1.
L e s T i r o l e s e s , C o n d e dromo.
Circulo, l i a r a g e d e l Hipó-o y ros, se necesitan muy
J
buenos oficiales y medios PERDIDAS ndulad >ra domicilio. Ra- C.'4, iervo, hermoso ejemp'^'
vendo. Razón: Cari»»*
Románones, 7 y9.
P é r e z ( D . V a l e r i a n o ) , Q e codo abo lo berlina a tron- ofleiales de joyería lina en
platino. Mombiela, plaza de
O
món de la Cruz, 6, bajo. pajarería. ^
El m e j o r jsitoóri d e t c a c a d o r erra foxterrier blanca, ore-
plaza Progreso, 8. i O co o limonera. Itazón: San
P r a d o T e l l o , P l a n t ó n - i Ricardo, 1. I>e d<iee a tres, de
te, lO. I nueve a once de ia noche.
•¡Bilbao, núm. 7. \
UNA PESETA LA PASTILLA ca, sin rabo. Atiendo «Doriía».
P
ja* ne,.;ras, ca-tafla blan-
V endo 2.001 p'es terreno,
lonia San Antonio- V^,
Sociedad General d e j
Anuncios, Montera, 10.
"altan doncella y chica cuer-
líjullo gabinetes. Zurita, 8,
po casa, l'elayo, ."12. CÜN MO:SEDAS DE UKO Y PLATA DENTRO DE LA PASTA
(íi-atidcarán, liorna, ^ l , Ma-
drl I Moderno. \EMAS z''n: Martín Soler, 2. Saao»**
Fer lández. ' ^
Urgoiti, Salas y P o - A entresuelo derecha. i 40 pesetas. a Marquesina: TetuSn, 16.
rrero, PrineiiJe, 13 y 20. |
Q eñora cede gabinete inde-
hico oficina, recados, falta.
C
I'elayo, 52, principal iz-
quierda.
M O N E D A S D E <QRO D S { 2 0
I 10 >
ratificarán, Goya, 6, devo-
G
luciór) perrita ne; ra. pa-
tas blanra.i, manchas grises; Aviles,
Jamón serrano, Jauu¿o y L
pumas y codillos. Pre- V endo mesa comedor, "ijjje.
da, maniquí, otros ^ Í -
•' pendiente, elegante a:iiue- cios económicos. tos. Divino Pastor, 2o, " ^
blado, céntrico. Kazón:Barbie- I 2 atiende Eüsa. do derecha. ^„-.
altan aprendizas adelanta-
ALMONEDAS
ri, ;i, portería.
édese gabinete a caballero máquina,
F
das y oficialas que sepan
ropa blanca fina.—
1HONE19AS D B PLATA D S { 1
/ ll2
J u -vos frescos, una peseta
1 media docena. Almirante, Í
—7, á-
lmoneda: comedores, alco-
C o dos a m i g o s . Novicia- San Buenaventura, 7.
do, 6. . E n p r o p o r c i ó n d e u n <tJ.O p o r 1 0 0
TRASPASOS
Id, huevería. Teléfono 37-53 M Vcalleéndese caldera •aP°,irtK),
lindro, puertas n'e¿jro
A bas, muebles sueltos, ar- altan ayudante y apreniiiz
F o tomar ni traspasar esta- % e vendé carro ballestas, mu Caminos.
Artistas (tinte), ^ " '
_„«-
BUirios, sillerías, espejos, lava-
bos, camas con somier, 37,r>0;
mecánico automóviles.—
Velázquez, 40.
DESPACHO CENTRAL: N
blecí mié- ty ni locaíes "" la, cuba o 'lio a dio/, arro- oldado cuota Ingeniero, gj^
eolohoues de to ias clases, de COLOÜCIOAES La Flor de Azahar c a r m e n . 10. Bropería sin artes vi.'-itir riolsa, 3. Casa bas. Fernanoz ae los Ríos, 9.
seria. Intórm,:s gi-Atis.
_> de equipo. Atoen»!
principaL ^^__,.*.
12, O a 1.^0 pesetas; mantas de amareras cafés provincias
lana a 10, lana blanca de ve-
llón a hO arroba. Bicicletas,
DEMANDAS C
necesito cuarenta p a r a
distintos puntos, único repre-
endo dos vacas lecheras pa-
ridas do «uatro y seis V
.alhajas, r o as, escritorio de
lunas, cuatro depariamentos, O frécese taquígrafa mecanó- sentante que garantiza serie-
grafa meritoria. S a n t a . dad y utilidades. Oso, 17, pri-
clon, buena vivienda, pro- días, segundo parto, raza ho-
xima meriíado. Fúcar, 9, s«fior landesa. Cuarenta Faaedas,
F igurines, P a t r o n » ^ - ^ e V
qules y toda clase <>e
tlculos para modisuw. * i"""^,
iMacos de oficinas, mesas d e Engracia, 45, panadería. j mero. Pozuelo, ' Tiuda de Pinches. rral, 43, primero. ^