Vous êtes sur la page 1sur 10

Primeros Auxilios

Psicológicos
Taller presencial

Stephanie Garcia Monroy & Carlos Intervención en Crisis y


5/18/18
Eliseo Guerrero Aceves Emergencias Psicosociales
Taller primeros auxilios psicológicos

Justificación
A lo largo de la historia de la humanidad y de la vida de un ser humano se han producido
situaciones calificadas como crisis que interrumpen o ponen en riesgo la salud física y mental.
Estas situaciones tienen diferentes características, se presentan en las diferentes etapas
vitales o bien en las circunstancias más diversas, dando como resultado una amplia gama de
reacciones y sentimientos en cada individuo.
La presentación de una crisis en jóvenes aparece con más frecuencia en los últimos años
gracias a los distintos cambios a los que son sometidos; cambios sociales e individuales. Las
tecnologías forman parte de estos cambios, donde la exposición a la violencia ajena o
extranjera ya se considera una cotidianidad.
Debido a esto y a la poca información que tenemos de lo que son los primeros auxilios
psicológicos en las aulas, es necesario impartir este taller, que tiene como objetivo analizar y
proporcionar herramientas que puedan servir de ayuda al docente para desarrollar técnicas
básicas en abordar a un adolescente que presente una crisis en el aula. Según Gómez del
Campo “la intervención psicológica en crisis está orientada hacia los sucesos internos de la
persona que se relaciona con el evento o los eventos causantes del desajuste emocional, es
una herramienta que se puede utilizar para los procesos de duelo, o para eventos traumáticos”
(1994).

Marco referencial
Según Caplan y Erickson, las crisis son entendidas como “una respuesta distorsionada en la
organización mental del individuo, en la que los mecanismos de afrontamiento habituales
carecen de impacto ante el estímulo externo que se está experimentando, provocando
consecuencias conductuales, emocionales, cognitivas y biológicas desorganizadas en la
persona” (Lorente Gironella, 2008).
Sin embargo, Erick Erickson propuso que el concepto de la crisis no es solamente una
situación patológica sino una oportunidad de crecimiento y desarrollo. El hecho de superar una
crisis representa un reto donde se realiza un cúmulo de aprendizajes de afrontamiento y la
ampliación del conocimiento personal.
Según (Benveniste, 2000) postula la definición de crisis psicológica ocurre cuando “un evento
de carácter traumático es tan potente que el individuo pierde la capacidad de manejarlo en su
modo usual”. Por otra parte, Caplan argumenta que la crisis representa “un período
trascendente que sirve para poder desarrollar la personalidad del individuo, poder analizarse,
sin embargo, si no se tiene las herramientas para poder solventar y equilibrar su ser, puede
tener secuelas preocupantes, y presentar una mayor vulnerabilidad al trastorno mental”.
Por otra parte, se le denomina Primeros auxilios psicológicos,” al conjunto de técnicas y
estrategias útiles para afrontar un problema psicológico en personas que están pasando por
una situación emocional crítica” (Gómez del Campo, 1994). Se trata de recibir ayuda durante
las primeras horas que sigue al hecho traumático.
Objetivos

Que los participantes logren:


• Conocer la importancia de la obtención de conocimientos de los Primeros Auxilios
Psicológicos.
• Identificar y desarrollar sus habilidades para dar un primer auxilio psicológico
efectivo
• Fortalecer sus habilidades y destrezas, según sus capacidades y conocimientos
para desarrollarlas y utilizarlas en su cotidianidad.
• Describir los principios básicos de la implementación de un auxilio psicológico.

Temas
Tema 1. El primer auxilio en el aula.

El apoyo psicológico se muestra necesario durante un acontecimiento brusco en la vida de un


individuo. El papel del voluntario es colaborar para el alivio de un sufrimiento emocional y a la
vez ayudando al desarrollo de las habilidades de afrontamiento del individuo. El entorno
escolar no queda excluido de las situaciones de crisis. Las escuelas son un entorno cotidiano
para la sociedad donde conviven jóvenes en formación. Estos jóvenes pasan una gran parte
de su tiempo en el aula con sus maestros y sus compañeros, así como con sus propias
familias. Esto significa que el personal de la escuela tiene la oportunidad de aplicar sus
conocimientos y habilidades para identificar si un joven está en una posible situación de crisis.
Además, tiene la ventaja de estar en constante contacto con el joven y ayudarlo con la crisis.
Según varios autores en cada crisis de un individuo hay una oportunidad para aprender,
oportunidades que no podrían volver a suceder. La intervención en crisis no debe de
considerarse como una obligación por parte del personal escolar.
Las crisis en el joven son variadas y su naturaleza, a pesar de ser distinta a la que se sufre en
otros entornos, representa una amenaza para la salud y bienestar de las personas
involucradas. Una crisis puede logra un total estado de parálisis emocional y social en el
individuo que la sufre.
Estas consecuencias pueden incluir:
● Pérdida de seres queridos
● Pérdida de bienes materiales
● Separación de sus padres
● Mudanza
● Violencia familiar
Las crisis que aparecen en entornos escolares abarcan el rango de los incidentes
circunstanciales y del desarrollo. No es extraño tener en el aula a alumnos que están
enfrentando crisis o algún trastorno psicológico provocado por la enfermedad física. La
identificación de la presencia de una crisis en algún alumno suele ser nato de los profesores
ya que estos pueden reconocer los síntomas y situaciones que derivan de una crisis:
ausencia, desmotivación, incapacidad de concentrarse, descenso en el desempeño
académico, aislamiento, agresión, confusión, etc. Lo que no es nato es qué acciones realizar
para apoyar a estos jóvenes a superar los acontecimientos de tal manera que el resultado sea
un crecimiento personal.
“Sólo porque has experimentado un desastre no significa que esto te va a producir un daño,
pero sí que te va a producir un cambio” (Weaver, 1995)
Lo ideal dentro de cualquier sistema escolar sería que los empleados sin importar su rol dentro
de la jerarquía logren desempeñar un papel en el tratamiento de las crisis. El conocimiento de
la teoría de la crisis y el uso de las habilidades para manejar crisis no es solo una carga más
sino de ayuda para manejar problemas que se presentan con menor intensidad que una crisis
en el aula.

Actividad: ¿Qué pasaría?


● Repartir a cada persona tres tarjetas verdes y tres blancas. Cada persona recibe en
total 6 tarjetas. Los participantes deben escribir:
• En cada tarjeta verde: el nombre de una persona allegada (uno diferente en
cada tarjeta)
• En cada tarjeta blanca: una de las cosas favoritas que posea (una diferente en
cada tarjeta)
● Luego, cada persona debe poner sus 6 tarjetas boca abajo y con los ojos cerrados
mezclarlas y extraer tres.
● Estas serán tres cosas que se habrán perdido en un desastre o guerra imaginaria.
● Discutir con el grupo cómo se sienten acerca de esas pérdidas
Véase detalles en la carta descriptiva

Afrontamiento:
La búsqueda de salud mental en las situaciones de crisis es distinta a la salud mental de
personas en circunstancias “normales”. La salud mental en situaciones de crisis no categoriza
a las personas dentro de un marco patológico, sino que reconoce que las reacciones son
normales dado a lo anormal de la situación
La salud mental en crisis apoya a los individuos en crisis a retomar sus niveles de
funcionamientos antes de la crisis. Es decir, el trabajo de un primer auxilio psicológico no alivia
ni trata la patología psicológica que exista desde antes de la crisis. Sin embargo, sí se
categoriza o prioriza la atención a aquellos individuos que reaccionan de una forma distinta a
los demás. Para esas personas que necesitan servicios de Salud Mental más intensos, se
requiere la intervención de profesionales de Salud Mental y de respondientes de Salud Mental
con entrenamiento. Para casi la mayoría de las personas que reaccionan de una forma normal
ante la crisis, el voluntario puede brindar los primeros auxilios psicológicos. Algunas de las
actividades son:
· Brindar apoyo social
· Educar acerca de las reacciones normales y anormales de estrés
· Entrenar en técnicas de manejo de estrés
· Movilizar recursos de la comunidad
Los tres objetivos de brindar apoyo psicológico son:
1. Aliviar el sufrimiento, tanto emocional como físico
2. Mejorar el funcionamiento de las personas en el corto plazo
a. Inmediatamente luego de la crisis, las personas pueden tener reacciones o tomar
decisiones con serias implicaciones a largo plazo. Ayudar a las personas a funcionar
bien en el corto plazo puede prevenir futuros problemas.
3. Acelerar el curso de la recuperación del individuo
a. El apoyo psicológico temprano puede ayudar a reducir o aliviar el estrés, y así
disminuir la probabilidad de que la persona desarrolle reacciones de estrés de largo
plazo, tales como ansiedad o depresión.
Aquellos que ofrecen apoyo psicológico deben tener habilidades sociales y mostrar
preocupación, interés y voluntad de ayudar a quienes lo necesitan.

Tema 2: Comunicación de apoyo

Durante una crisis, se emplea una comunicación de apoyo. Este estilo de comunicación brinda
información concreta que expresa empatía, respeto y confianza en la situación de la persona
que ha sufrido la crisis. El individuo que apoyará al afectado deberá de usar cada herramienta
disponible para asistir y dar lo que se necesita. Puesto que no se conoce las circunstancias en
las que sucederá la crisis se dan sugerencias dadas por el entorno en el que se encuentran.
Sin embargo, en la práctica en crisis aparecerán situaciones inesperadas y es por esta razón
que se requiere ser flexible, seguro y creativo.

Cualidades deseables en la comunicación


La expectativa no es que los maestros tengan completa responsabilidad de las problemáticas
del aula, sino que, junto con el orientador, al hablar con el alumno en el aula o en el patio de
componentes de los primeros auxilios psicológicos que pueda el alumno utilizar como guía
hacia el afrontamiento de la crisis. En una crisis los respondientes o el individuo que dará el
apoyo tendrá que comunicar efectivamente y de la manera más segura la información esencial
al afectado.

Habilidades de comunicación interpersonal


La comunicación puede ser un reto en cualquier circunstancia. Ser consciente de los
siguientes tres componentes de la comunicación puede ayudar a que mejores tu capacidad
para entender y apoyar a las personas afectadas:
● Comunicación no verbal
● Escuchar y responder
● Retroalimentación

Pasos para revertir o prevenir una crisis:


1. Establecer una relación con la persona. • Preséntate si no te conoce
• Pregunta como le gustaría que le
llamara
• No use diminutivos del nombre o
muestras de confianza.
2. Emplea preguntas concretas. Es decir, preguntas cerradas. Si la persona
no está exaltada explícale el motivo de tu
pregunta de forma breve. Ejemplo:
“quisiera contar con alguna información
básica de usted, para ayudarle rápidamente
¿Dónde vive?”.
3. Acuerdos • Establecer un punto de acuerdo va a
ayudar a fortalecer la relación y a
construir confianza. El acuerdo
puede ser acerca de algo pequeño.
Por ejemplo, puede ser acerca del
calor que hace afuera o de que la
espera por la ayuda es ridícula.
• El lenguaje positivo es más
poderoso que el negativo
• La escucha activa te va a facilitar
encontrar un punto de acuerdo
4. Dirigirse a la persona con respeto El respeto se comunica a través de:
• Palabras
• Comunicación paraverbal
• Comunicación no verbal
• Uso de fórmulas como “por favor” y
“gracias”
5. No hagas declaraciones globales acerca Decir “usted es una persona agradable” a
de la personalidad o el carácter de la alguien enojado, desesperado o
persona, especialmente si no la conoces. desesperanzado no va a ayudar
especialmente si no lo conoces. El
comentario solo sonará como una mentira.
6. Evita expresiones condescendientes o Emplea declaraciones en primera persona
paternalistas en primera persona del plural del singular cuando sea posible.
(“parece que necesitamos calmarnos”)
7. La lisonja excesiva no es creíble Emplea, en cambio, elogios pequeños y
concretos: “Me doy cuenta de que está
tratando de disminuir su tono de voz y valoro
eso.”
Trata de no sonar condescendiente, como
en la frase “Buen intento”. La clave está en
tratar a la otra persona como un igual.
Actividad ¿Tú qué harías?
Esta actividad es un juego de roles.
· Que los participantes se agrupen de a tres. Pídeles que en cada grupo cada persona
tome uno de los siguientes roles:
• Respondiente
• Destinatario
• Observador
· Durante unos 5 minutos, que el destinatario hable a partir de alguna de las siguientes
situaciones, mientras el respondiente pone en práctica las habilidades discutidas hasta
ahora. El observador debe comunicar sus impresiones al respondiente.
• Desde el tornado, tus hijos no duermen bien, y tú piensas que tu hijo
adolescente ya debería haberlo superado.
• Toda la ropa de tu familia se arruinó en la inundación y te sentís abrumado/a.
• La compañía de seguros se demora en responder luego del incendio y estás
estresado/a porque tu familia se tuvo que mudar a la casa de tu cuñado.
· Discusión: en plenario, comenten el juego de roles, cómo se sintieron y qué aprendieron
del ejercicio.
· Véase más detalles en la carta descriptiva

Carta descriptiva
Objetivos terminales: Que los participantes adquieran conocimientos básicos de primeros
auxilios psicológicos logrando a su vez resaltar la importancia de estos mismos en vida
personal y laboral.
Primera sesión
Tema Objetivo Procedimiento Material Tiempo
Presentación Que los El coordinador se presentará Presentación, 15
participantes ante el grupo y les dará a cañón, minutos
conozcan el conocer el objetivo del taller. La laptop.
objetivo coordinadora expondrá acerca
general del del tema de “Primeros auxilios
taller. psicológicos”.
Además de
facilitar la
comprensión
del tema de
“Primeros
Auxilios
psicológicos”.
Actividad: Que el Dar a cada persona 6 tarjetas. 3 tarjetas 15
¿Qué pasaría? participante Estas tarjetas deben de blancas minutos
desarrolle repartirse en dos colores donde 3 tarjetas
empatía por escribirán en 3 de ellas verdes
aquellos personas que quieren y en las Lápices
sujetos en otras 3 cosas materiales que
una situación quieren.
de crisis y
reconozca la Al finalizar esto anterior
importancia deberán de mezclar las
de la tarjetas. Elegirán 3 de estás e
utilización de imaginar que son las cosas o
un auxilio personas que han perdido en
psicológico. un desastre, evento o guerra.

Al finalizar se realizarán las


reflexiones.
Continuación Dar a La coordinadora continuará la cañón, 10
de la conocer al exposición dónde se aborda el laptop, y minutos
presentación: participante tema de “Comunicación de presentación
Comunicación el tema de apoyo” preparada.
de apoyo comunicación
dentro de
una crisis.

Actividad ¿Tú Que los Se dividirán en grupos de 3 ** 20


qué harías? participantes personas donde cada uno minutos
pongan en tomará un rol, ya sea de
práctica respondiente, destinatario u
algunas observador.
técnicas de El destinatario actuará como un
comunicación individuo en cierta situación de
ya dadas a crisis. Mientras tanto el
conocer. respondiente pondrá en
práctica sus habilidades de
comunicación y técnicas
aprendidas. El observador
deberá de dar a conocer sus
impresiones al respondiente.
Al terminar se dará una
reflexión en grupo sobre sus
experiencias.

Bibliografía
American Psychiatric Association. (2004). Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos
Mentales DSM-IV-TR. . Barcelona: Masson.
Benveniste, A. D. (2000). Intervención en crisis después de grandes desastres. Revista de
Psicoanálisis., 1(1), 137-48.
Caplan, G. (1978). Principios de psiquiatría preventiva. Buenos Aires: Paidós.
Erikson, E. (2000). El ciclo vital completado. Barcelona: Ediciones Paidós Ibérica.
Gómez del Campo, J. (1994). Intervención en las crisis: Manual para el entrenamiento.
México: Plaza y Valdés Editores.
Lorente Gironella, F. (2008). Asistencia Psicológica a Victimas: Psicología para bomberos y
profesionales de las emergencias. Madrid: Arán Ediciones.
Márquez, L. M. (2010). Modelo de intervención en crisis: en busca de la resilencia. Master en
Terapia para Adultos del grupo Luria.
Slaikeu, K. A. (1996). Intervención en crisis: Manual para práctica e investigación. México : El
Manual Moderno .
Zagurski, R., Bulling, D., & R. C. (2005). Programa Nebraska de Primeros Auxilios
psicológicos. . Nebraska : University of Nebraska Public Policy Center.