Vous êtes sur la page 1sur 1

CALIDAD EN EL PROCESO Y ESPECIFICACIONES

Al ser encajadas, los ladrillos deben tener el nivel de encaje adecuado. Tienen que poder estar
unidas hasta ser separadas voluntariamente. Por tanto, no pueden ser muy fáciles de separar
porque entonces las construcciones de nuestro producto terminarían siendo inestables ni muy
difíciles de desunir, pues gran parte de la diversión de los monitos de este tipo de material reside en
la posibilidad de desarmar una construcción para montar algo nuevo. Para tener el grado adecuado
de enganche, los ladrillos de plastico son hechos con un nivel de tolerancia de dos milésimas
de milímetro, esto es 0,002 mm.
Uno de los métodos que ayuda a mantener el alto grado de calidad es la reducida capacidad de los
moldes de la empresa.
Otras compañías jugueteras se sirven de moldes capaces de sacar hasta 70 piezas por estampado
para ahorrar en costos de fabricación. Los moldes de la nuestra empresa normalmente poseen una
capacidad mucho menor y son elaborados con máquinas con máxima precisión. Los moldes de
inyección incorporan sensores para detectar variaciones de presión y temperatura que pudieran
degradar la calidad del ladrillo o pieza resultante. Las piezas de cada molde son revisadas
meticulosamente por inspectores para garantizar que no haya grandes desajustes en color o grosor.
El proceso de moldeado de las piezas es tan preciso que apenas 17 de cada millón de ladrillos o
pieza producidos tiene niveles por debajo de los estándares establecidos de calidad. Cuando las
piezas llegan al área de calidad se mide con sensores la altura, el grosor y el embalaje de los
bloques que es la parte más importante. Este cuidado y mimo en el proceso de fabricación de las
piezas explica porque las fabricadas hace 30 años continúan siendo encajables con piezas
fabricadas actualmente.
Los moldes envejecidos de la empresa son mantenidos en los cimientos de los edificios para evitar
que vayan a parar a manos de la competencia. Los procedimientos de calidad se establecen en el
sistema global de gestión de la calidad.
Un sistema global de la gestión de la calidad nos dice:
“Es una forma de trabajar, mediante la cual una organización asegura la satisfacción de las
necesidades de sus clientes. Para lo cual planifica, mantiene y mejora continuamente el desempeño
de sus procesos, bajo un esquema de eficiencia y eficacia que le permite lograr ventajas
competitivas”. Todos los materiales de juego fabricados por la empresa para el mercado europeo
disponen del marcado CE de la Unión Europea. Este marcado indica que la empresa garantiza que
el producto cumple todos los requisitos de la Directiva europea sobre seguridad de los juguetes.

Los productos fabricados para el mercado estadounidense cumplen los requisitos especificados en
la ley de mejora de la seguridad en los productos para el consumidor (CPSIA) del Código de
Reglamentos Federales y en la norma ASTM F963.En la práctica, esto significa que todos los
materiales de juego de la empresa deben cumplirlos requisitos normativos más exigentes del sector.