Vous êtes sur la page 1sur 1

Lunes 8 de abril del 2019 TEMA DEL DÍA -3-

ALESSANDRO CURRARINO
ción. Se dejaba cortejar, pe- Las fuentes literarias
ro tenía claro que no debía
entregar más...
La Perricholi, un ícono del Perú al mundo
Así es. Hay muchas leyendas Son muchos los libros de- 1829; su paisano Jacques
en torno a ella. El virrey era dicados a la colonia y sobre Offenbach compuso la ópe-
un personaje con mucha au- Micaela Villegas que han ra ‘bouffe’ en dos actos “La
toridad, incluso se le conocía pasado por las manos de Périchole”, en 1868; mien-
como sanguinario. Manda- Alonso Cueto para escribir tras que el novelista esta-
ba en el Perú, pero la Perri- su más reciente novela. El dounidense Thornton Wil-
choli mandaba en el virrey. autor reconoce una deuda der se inspira en la peruana
Al mismo tiempo, ella man- con las investigaciones de para su novela “El puente
tuvo su dignidad y su auto- profesores de la PUCP, co- de San Luis Rey”, de 1927.
nomía. Con los años encon- mo Paul Rizo Patrón o Scar- Años después, Jean Re-
tró un esposo, Fermín Echa- lett O’Phelan, y la biblioteca noir adapta al cine la obra
rri, con quien se casó pasados del Instituto Riva Agüero, de Merimée en el filme “Le
los 40 años. donde encontró el funda- carrosse d’or” (1952) con
mental “El arte dramático Anna Magnani en el papel
— ¿Ese poder de seducción en Lima durante el virreina- de Micaela Villegas. “La Pe-
manteniendo su autono- to”, de Guillermo Lohmann. rricholi es el gran mito de
mía le permitió abrirse un Tras su muerte, hace 200 América Latina que entra
espacio en un mundo ma- años, empezaron a gestar- en el imaginario europeo.
chista? se en Europa ficciones so- Es una imagen que el Perú
Micaela Villegas era un per- bre la audaz dama lime- le ofreció al mundo y este la
sonaje muy libre y muy au- ña: el dramaturgo francés aceptó con enorme entu-
tónomo, que quería triun- Próspero Merimée la con- siasmo, por su capacidad
far en la sociedad. Yo te diría virtió en personaje teatral de ser, al mismo tiempo,
que los dos más grandes re- del sainete “La carroza del fascinante y misteriosa”,
presentantes de la Colonia santísimo sacramento”, en señala Cueto.
son mujeres: Santa Rosa de
Lima, en el siglo XVII, y la
Perricholi en el siglo XVIII.
Cada una moviliza la socie-
dad peruana y representa su
siglo. La religiosidad del si-
glo XVII y la libertad y aper-
tura del XVIII. Según Jean
Descola, la Perricholi es una
precursora de la indepen-
dencia, antes que cualquier
jefe militar en alguna bata-
lla. Ella alteró la visión de la
sociedad limeña a través de
su comportamiento.

— En la novela muestras
que Micaela y Amat se pa-
recen más de lo que cree-
mos.
Así es. Ella es hija de un pa-
dre que ha perdido todos
sus privilegios, que murió
maltratado por la socie-
dad limeña porque era un
hijo natural. Por su parte,
el virrey Amat también fue
desdeñado por su padre y
sus hermanos. Hay en su
relación un encuentro de
dos personas que quieren
salir adelante. Asimismo, Afiche original del filme “La carroza de oro” ( 1999 ) de Jean Renoir.
Ventura García Calderón di-
ce que otro de los vínculos
entre la Perricholi y Amat es
que el virrey, al ser catalán, Perricholi se amaron real-
no fue aceptado del todo por mente? ¿O se aprovecha-
la sociedad limeña, que en ron uno del otro?
esa época era muy prejuicio- “Creo que el Creo que el virrey sí la quiso
sa. Eso lo cuenta el historia-
dor Paul Rizo Patrón: los no- virrey Amat sí a ella, aunque no estoy segu-
ro de si ella lo quiso a él. Son
bles se casaban entre ellos, quiso a Micaela, preguntas que en una novela
en una ciudad donde abun-
daban los condes y los mar- aunque no estoy se pueden hacer.

queses. Ellos establecían su seguro de si ella — ¿Ahora que cerraste el


presencia en las casas, en las
calesas y en sus trajes. Una
lo quiso a él”. libro, te despediste de la Pe-
rricholi?
mujer era capaz de llevar 60 He terminado mi historia de
mil pesos entre pendientes, amor con ella y espero que
telas, zapatos o chales. el amor siga a la distancia.
Creo que los escritores de-
— La imagen en la novela beríamos dedicarnos más a
de mujeres que hacen tinti- las novelas históricas. Hay
ha comprobado que ella no nos. Tuvo mucho éxito entre near sus joyas para llamar que no se resigna. Hay que una gran historia en el Perú
vivió allí, pero de todas mane- los hombres, varios novios y la atención en la calle es ver también que es una pre- y no un número de novelas
ras yo ya tenía mi primer en- una relación con el virrey. Y, al muy potente... destinada: su padre enviuda históricas que les correspon-
cuentro imaginario con ella. “La Perricholi mismo tiempo, era una mujer Es muy fuerte porque así de una mujer a la que adora da. Lima fue y sigue siendo

— El lector termina enamo- fue una mujer muy religiosa, devota del Se-
ñor de los Milagros y entró al
competían con las otras. Y y a la primera hija que tiene una ciudad fascinante por
en eso, a lo mejor no hemos con su segunda esposa le po- sus contradicciones, por la
rándose de un personaje inteligente y convento de los Carmelitas cambiado. La Perricholi ne el nombre de su amada multitud de etnias, de len-
muy real…
Es un ser lleno de misterio y
calculadora, al final de su vida. Es una per-
sona tan llena de contrastes
quiere romper eso, pero al difunta. ¡Desde su nacimien- guas, de clases sociales. Para
mismo tiempo busca ser co- to estaba predestinada a ser un escritor, la mayor riqueza
contradicciones.Fueunamu- pero también que despierta la atención de mo ellas. Al mismo tiempo alguien! Y lo logró. Micaela es la diversidad. La nuestra
jer inteligente, sabia, calcula-
dora, pero también arrebata-
arrebatada, cualquier escritor. Igual que
en la vida, en la literatura pre-
que las niega, las afirma. Villegas no se define por sus es una sociedad siempre en
relaciones sino por su con- secreta ebullición. Los pe-
da, vehemente, caprichosa. vehemente y ferimos a los personajes que — ¿Podríamos acusar a la ducta, por ser quien es. Nun- ruanos estamos siempre ru-
Fue una actriz que destellaba
en el escenario, pero también
caprichosa”. nos interrogan. Perricholi de oportunista? ca fue “la esposa de” o “la no- miando deseos, esperanzas
Ella crea oportunidades para via de”. y frustraciones. La tarea del
una empresaria muy exito- — La Perricholi sabía admi- ella misma. No se aprovecha escritor es bucear en esas se-
sa en el negocio de los moli- nistrar el poder de la seduc- de ellas. Es una buscadora — ¿Crees que el virrey y la cretas turbulencias.