Vous êtes sur la page 1sur 3

Degradación de suelos.

Es el proceso degenerativo que reduce la capacidad de los suelos para desempeñar sus
funciones. Esto puede obedecer a causas naturales o a consecuencias de las actividades
humanas. Ocasionada por factores y procesos naturales o antrópicos que, en casos
críticos, pueden originar la pérdida o la destrucción total del componente ambiental Es el
resultado de la interacción de factores naturales y/o antrópicos que activan y
desencadenan procesos que generan cambios negativos en las propiedades y funciones
del suelo. Entre los factores directos que inciden en la degradación de los suelos, se
encuentran los naturales que incluyen el clima, el agua, las características edáficas, el
relieve y la cobertura, y los de tipo antrópico que están relacionados con los tipos de uso
y de manejo. (siac, 2004). Es así que la degradación de los suelos se da por diferentes
causas naturales, en las que en las que interviene topografía de los suelos y del lugar
donde se encuentre, y se debe más a condiciones del climáticas del lugar.
La degradación de los suelos puede agruparse en física, química y biológica; en la
degradación física se destaca la erosión, la compactación, el sellamiento, la
desertificación, entre otras; en la degradación química la pérdida de nutrientes y a su
desbalance en el suelo, a los cambios en el pH (salinización o acidificación) y a la
contaminación; y en la degradación biológica, la disminución de la materia orgánica y el
carbono de los suelos, por factores y procesos naturales como el clima, el relieve o por
acción humana como la deforestación, las quemas, el uso y manejo no sostenibles. (siac,
2004).

Efecto de la erosión hídrica en el suelo


La erosión hídrica es un proceso que se caracteriza por la desagregación de las partículas
primarias y de los agregados de la masa del suelo, producto del impacto de la gota de
lluvia o de la abrasión, y su transporte por salpicado o escurrimiento del agua (Denoia,
2014).
Según Denoia (2014), el impacto de la gota de lluvia sobre la superficie del suelo
constituye el punto de partida del proceso erosivo, que continúa con el transporte de las
partículas del material desprendido hacia la parte baja del terreno y finaliza cuando dicho
material queda depositado en sectores bajos o es tomado por vías de escurrimiento y
transportado nuevamente. (Aapresid, 2014)
Como se dijo anteriormente, la erosión hídrica produce la desagregación de las partículas
del suelo afectando directamente la estructura del mismo. El problema principal radica en
que el horizonte más vulnerado por este proceso es el superficial, el cual presenta los
mayores niveles de nutrientes y materia orgánica. En otras palabras, la erosión degrada el
horizonte más importante que presenta el suelo.
Un factor que se ve influenciado por este proceso es el de dinámica hídrica del suelo. Al
deteriorar la estructura del mismo se dificulta el ingreso de agua al perfil, lo cual
disminuye la cantidad de agua útil disponible para los cultivos. La formación de costras
y sellos superficiales aumentan la cantidad de agua que escurre superficialmente
pendiente abajo y, por ende, potencian el proceso de erosión.
Cuantificación de la erosión y niveles de erosión según la USDA
El grado de erosión se conoce midiendo la capa superficial que queda en un predio. En
la calificación de suelos, el grado de erosión se divide en los siguientes grupos:

1. Ninguna o muy poca erosión: los suelos de este grupo muestra muy poca o
ninguna erosión. La capa que corta el arado o el suelo que cultiva el agricultor
está en el horizonte superficial (A). Se ha perdido menos del 25% de la capa
superficial.
2. Erosión moderada: en este grupo los suelos muestran pérdidas hasta el punto
que el arado corriente corta parte del subsuelo y lo mezcla con suelo del horizonte
A. Se ha perdido del 25 al 75% de la capa superficial.
3. Erosión severa: en los suelos de este grupo la pérdida del suelo ha llegado hasta
el punto que casi todo el horizonte A ha desaparecido. La capa que corta el arado
es prácticamente el subsuelo y se ha perdido más del 75% de la capa superficial.

Fórmula universal de pérdida de suelo


(Wisehmeier & Smith, 1958)
E=RKLSCP
E: Pérdida de suelo estimada como promedio anual.
R: Factor de erosividad.
K: Factor de erodabilidad de suelo.
L y S: Longitud y pendiente.
C: Factor cultivo.
P: Prácticas de manejo.
Referencias bibliográficas
Apunte sobre erosión hídrica, Cátedra de Manejo de Tierras, FCA, UNR. Año 2013.
Consultado el 7 de marzo de 2019 de http://www.aapresid.org.ar/blog/erosion-hidrica-
como-afecta-el-ambiente/

Degradación de suelos, minambiente, siac, año 2014. Consultado el 7 de marzo de 2019


de: http://www.siac.gov.co/erosion