Vous êtes sur la page 1sur 2

CONCEPTOS

Administración Pública

La ley 489 de 1998 regula el ejercicio de la función administrativa, determina la


estructura y define los principios y reglas básicas de la organización y
funcionamiento de la Administración Pública.

La administración pública es el conjunto de órganos administrativos que


desarrollan una actividad para el logro de un fin, a través de los servicios públicos
regulado en su estructura y funcionamiento normada por el derecho administrativo.

La administración pública, como ciencia estudia la actividad gubernamental, así


mismo a la sociedad en su desarrollo, de esta manera la administración pública
contribuye a proponer modelos para administrar, proteger y distribuir los bienes y
los asuntos públicos.

Conceptualmente podríamos decir que administraciones públicas son las


organizaciones que se encuadran dentro del poder ejecutivo del Estado, más las
estructuras orgánicas que sirven de soporte al poder legislativo y al poder judicial.

El Derecho administrativo

La Ley 1437 de 2011, Código de Procedimiento Administrativo y de lo Contencioso


Administrativo, consagró en el artículo 3º los principios bajo los cuales todas las
autoridades deberán interpretar y aplicar las disposiciones que regulan las
actuaciones y procedimientos administrativos, de conformidad con lo señalado en
la Constitución Política. Es el Derecho público común y general, el verdadero
Derecho público de cuya concepción tradicional, en puridad, habría que excluir
aquellas ramas del Derecho que están por encima del Derecho público y del
privado.
Derecho Disciplinario

A partir del reconocimiento que hizo la Constitución a la Procuraduría como ente


Autónomo, se entendió que requería de la expedición de normas específicas, que
regularan la materia. Es por esto que el artículo 279 de la Constitución señala que
será la ley la encargada de determinar la estructura y el funcionamiento de la
Procuraduría General de la Nación, siendo la ley 734 de 2002 una de aquellas
leyes. En efecto, esta ley promulgó el Código Disciplinario Único, que consagra el
núcleo del derecho disciplinario, toda vez que contiene las conductas que atentan
contra la función pública y el procedimiento de control de las actividades de los
funcionarios públicos.

Al considerar que el derecho disciplinario tiene una naturaleza jurídica


administrativa se sostiene que la potestad disciplinaria se deriva de las
concepciones de legalidad, jerarquía, competencia, disciplina, entre otras, que se
extraen de la ciencia de la administración. Así entonces, de la jerarquía se deriva
el poder de mando y la correlativa subordinación, entendida como deber de
obediencia. De la disciplina se deriva la exigencia del Estado para con quienes
desempeñan funciones públicas de cumplir sus deberes de acuerdo a los
mandatos constitucionales, legales y reglamentarios.
Adicionalmente, se ve que el objeto del derecho disciplinario es proteger el
servicio público de todas las lesiones que puedan causarle como consecuencia del
incumplimiento de los deberes funcionales. Así entonces, se pone en evidencia
que su objeto es, por mucho, diferente de aquel que rige al derecho penal.

La función administrativa del Estado busca la satisfacción de las necesidades


generales de todos los habitantes, de conformidad con los principios, finalidades y
cometidos consagrados en la Constitución Política. Los organismos, entidades y
personas encargadas, de manera permanente o transitoria, del ejercicio de
funciones administrativas deben ejercerlas consultando el interés general.