Vous êtes sur la page 1sur 2

Lepidoptera

Los lepidópteros (Lepidoptera, del griego «lepis», escama, y «pteron», ala) son un orden de
insectos holometábolos, casi siempre voladores, conocidos comúnmente como mariposas; las más
conocidas son las mariposas diurnas, pero la mayoría de las especies son nocturnas (polillas,
esfinges, pavones, etc.) y pasan muy inadvertidas. Sus larvas se conocen como orugas y se
alimentan típicamente de materia vegetal, pudiendo ser algunas especies plagas importantes para
la agricultura. Muchas especies cumplen el rol de polinizadores de plantas y cultivos.

Este taxón representa el segundo orden con más especies entre los insectos (siendo superado
solamente por el orden Coleoptera); de hecho, cuenta con más de 165 000 especies1 clasificadas
en 127 familias y 46 superfamilias.2 La mariposa diurna más grande que existe es la Ornithoptera
alexandrae hembra, que puede llegar a tener 31 cm de envergadura (el macho es un poco más
pequeño), vive al sudeste de Nueva Guinea.

Las mariposas son animales que cuentan con alas membranosas cubiertas de escamas coloreadas,
que las utilizan en la termorregulación, el cortejo y también para la señalización. El aparato bucal
que poseen es de tipo probóscide, provisto de una larga trompa que se enrolla en espiral y que
permanece de esta forma en estado de reposo, esta también les sirve para libar el néctar de las
flores que estas polinizan.

El cortejo de los machos no siempre es igual, ya que varía dependiendo de su tipo, pero consiste
en exhibiciones y en la producción de feromonas sexuales. Con las maniobras de vuelo que
realizan los machos cubren a las hembras con el olor de las feromonas. Luego del apareamiento
los machos pueden evitar que la hembra tenga una nueva cópula taponando su genitalita y
propagando una secreción pegajosa.

La alimentación de las mariposas siempre es variable, siempre va a depender de la etapa


desarrollo en que se encuentren. Cuando se encuentran en forma de larva u orugas estas
presentan un aparato bucal masticador, por lo tanto tienen la capacidad de devorar todo tipo de
material vegetal como las hojas, flores, frutos, tallos, raíces. Por esta razón es que orugas son
consideradas las plagas importantes en cuanto a los cultivos.

Las mariposas adultas, en cambio de la familia Micropterigidae (que mantienen la capacidad


masticatoria por esta razón se alimentan principalmente de polen, esporas de hongos, etc), se
abastecen de libando. Estas absorben el néctar que contienen las flores o también de otras
sustancias líquidas mediante su aparato bucal lamedor-chupador. También existen especies que
tienen un ciclo vital corto y durante la fase adulta no llegan a alimentarse ni abastecerse, sino que
destinan todas sus energías a reproducirse antes de fallecer.