Vous êtes sur la page 1sur 5

Etapas del proceso

diagnóstico
Pasos

▪ Primer paso: tiene lugar desde que se produce el pedido del


consultante hasta el encuentro personal con el profesional.

▪ Segundo paso: consiste en la o las primeras entrevistas en las que se


trata de esclarecer el motivo latente y el manifiesto de la consulta, las
ansiedades y defensas que muestra la persona que consulta (y sus
padres o el resto de la familia), la fantasía de enfermedad, curación y
análisis que cada uno trae y la construcción de la historia del
individuo y la familia en cuestión.
▪ Tercer paso: es el que dedicamos a reflexionar sobre el material antes
recogido y sobre nuestras hipótesis presuntivas para planificar los pasos a
seguir y los instrumentos diagnósticos a utilizar: hora de juego individual
con niños y púberes, entrevistas familiares diagnósticas, tests gráficos,
verbales, lúdicros, etcétera. En algunos casos es imprescindible incluir
entrevistas vinculares con los miembros más implicados en la patología del
grupo familiar.
▪ Cuarto paso: consiste en la realización de la estrategia diagnóstica
planificada. Muchas veces puede hacerse de acuerdo con lo planeado.
Otras, en cambio, hay que introducir modificaciones sobre la marcha. Por
eso insistimos en que no puede haber un modelo rígido de psicodiagnóstico
que se pueda utilizar en todos los casos y la experiencia clínica y el nivel de
análisis personal del profesional es lo que mejor le orienta en cada caso.
▪ Quinto paso: es el dedicado al estudio de todo el material recogido para
obtener un cuadro lo más claro posible acerca del caso en cuestión. Es un
trabajo arduo que a menudo despierta resistencias, aun en profesionales
bien formados y que trabajan con seriedad. Hay que buscar recurrencias y
convergencias dentro del material, hallar el significado de puntos oscuros o
producciones estrafalarias, correlacionar los distintos instrumentos
utilizados entre sí y con la historia del sujeto y la familia. Si se han
administrado tests hay que tabularlos correctamente e interpretar estos
resultados para integrarlos al resto del material.
▪ Lo más difícil en este momento del estudio es comprender el sentido de la
presencia de algunas incongruencias o contradicciones y aceptarlas como
tales, es decir, renunciar a la omnipotencia de poder entender todo.
▪ Sexto paso: entrevista de devolución de información. Puede ser una
sola o varias. Generalmente se hace por separado: por un lado con el
individuo a quien se ha traído como principal protagonista de la
consulta y. por otro, con los padres o el resto de la familia. Si la
consulta comenzó como familiar, la devolución de nuestras
conclusiones se hará también a toda la familia. Esta última entrevista
está impregnada por la ansiedad del sujeto, de su familia y, por qué
no, muchas veces por la nuestra también, especialmente en los casos
más complejos.
▪ Séptimo paso: confección del informe psicológico, si es que se nos lo
ha solicitado.