Vous êtes sur la page 1sur 9

Señor:

JUEZ CIVIL MUNICIPAL DE YOPAL (Reparto)

E. S. D.

REFERENCIA: ACCION DE TUTELA.


ACCIONANTE: VICTOR ULLOQUE PEREZ
ACCIONADO: WEATHERFORD COLOMBIA LTDA.

Yo: VICTOR ULLOQUE PEREZ, mayor, identificado como aparece al


pie de mi firma, residente en la ciudad de Yopal, y actuando en mi
representación con fundamento en el artículo 86 de la Constitución
Política de Colombia, Decreto Ley 2591 de 1991 art. 42 núm. 2,4 y
demás normas pertinentes, formuló ante usted ACCION DE TUTELA, en
contra de la empresa privada WEATHERFORD COLOMBIA LTDA. En
cabeza del Representante Legal o quien a la vez al momento de la
notificación, para que se me garantice por parte de Estado Colombiano
mis derechos Fundamentales a la dignidad, la igualdad, Trabajo, vida
por su conexidad con la salud y acceso a la justicia, lo anterior
fundamentado en lo siguiente:

I. HECHOS.

1. El día 23 de Julio de 2007, se me realizó por parte de la firma


WEATHERFORD COLOMBIA LTDA. El examen de ingreso a la
empresa, mediante el cual se me califico como APTO para cargo
OPERADOR DE TUBULARES, igualmente se me realizaron
estudios de Rx de tórax y Rx de columna lumbosacra que
arrojaron resultados en límites normales. (Anexo 1)

2. El día 1 Mayo de 2008, firme UN CONTRATO DE TRABAJO A


TERMINO INDEFINIDO DE CONFIANZA Y MANEJO CON
BONO, con la empresa WEATHERFORD COLOMBIA LTDA, para
desempeñar el cargo de OPERADOR DE TUBULARES, en
cualquier parte del país, teniendo como sede principal Villavicencio
el Departamento de Meta y Casanare. (Anexo 2)

- DESCRIPCION DEL OFICIO: Realizar labores de alineación de


tubería, Operar las herramientas usadas en las corridas de
revestimiento, fracturas, completamiento y workover, tales
como equipo de manejo, llaves y unidades de potencia
hidráulica, Participar activamente del mantenimiento de la
herramienta en la base, Actuar como representante de la
compañía ante el cliente cuando la situación lo amerite, en
su calidad de jefe de la cuadrilla reportando las actividades a
su jefe inmediato en el inicio, finalización y novedades de los
trabajos asignados.
3. Como consecuencia de las labores diarias realizadas en la
empresa, desde el año 2009, desarrollé espasmos musculares
para lumbares persistentes y sin mejoría, que en seguimiento
continuo en la EPS. SANITAS, y a la toma del examen como:
RNM DE COLUMNA LUMBOSACRA el 14 de octubre de 2009, se
obtuvo como resultado del examen: 1. EXTRUSION DISCAL
INTRACANALICULAR EN L5-S1 CON DESVIACION DORSAL DE LAS
RAICES EN EL INTERIOR DEL CANAL DE PREDOMINO DE LADO
DERECHO. 2. CAMBIOS DEGENERATIVOS TIPO MODIC III MAS
IMPORTANTES EN LA UNION TORACOLUMBAR y 3.
ESPOCONDILOSIS DEFORMANTE MÁS IMPORTANTE EN L5-S1 y
L1-L2. (Anexo 3).

4. De acuerdo a mi estado de salud, la empresa WEATHERFORD


COLOMBIA LTDA. Me realizó una valoración 8 de octubre de
2009, y emitió unas recomendaciones respecto a mis labores
realizadas en la empresa y mi puesto de trabajo, por parte del
grupo medico ocupacional de la Compañía. (Anexo 4).

5. Con base a la historia, los exámenes realizados, el seguimiento a


mi caso y la normatividad vigente en la materia, el Grupo
Interdisciplinario de Medicina Laboral de la EPS. SANITAS, calificó
mi Patología como de origen PROFESIONAL, el día 22 de abril de
2010 (Anexo 5).

6. El día 22 de Abril mediante Oficio la EPS. SANITAS, me informa la


calificación dada a mi Patología y comunica que mi estado de
salud a la será notificado a la empresa WEATHERFORD
COLOMBIA LTDA. (Anexo 5 y 6).

7. El día, 29 de abril de 2010, la EPS SANITAS, envió comunicación a


la empresa WEATHERFORD COLOMBIA LTDA. poniendo en
conocimiento la calificación dada a mi patología. (Anexo 6).

8. No obstante, es de resaltar que la empresa tenía pleno


conocimiento de mi situación de salud laboral, peses a ello el día 2
de abril de 2013 recibí por parte de la WEATHERFORD
COLOMBIA LTDA, carta de terminación de mi contrato
laboral sin justa causa, donde se me informa que se me
indemnizará por ello de conformidad con el artículo 64 del C.S del
Trabajo, sin que se haya tenido en cuenta por parte de la
empresa, que durante el tiempo laborado con ella, adquirí una
enfermedad de carácter laboral- Profesional, según lo estipulado
por el Grupo Interdisciplinario de Medicina Laboral de la EPS.
SANITAS, Al despedirme sin juta causa y en condiciones de
enfermedad profesional, no existe para mi posibilidad alguna de
reintegrarme a mis labores en otra empresa similar y se está
privándome de esta forma mi derecho al trabajo. (Anexo 8).
9. El día 12 de Abril de 2013, se me realizó el examen de egreso por
parte de la empresa, en el cual queda registrado que al momento
de mi retiro de la Compañía, padezco una Discopatia Degenerativa
L5-S1 y L1-L2, enfermedad PROFESIONAL que adquirí en el
desarrollo de las labores realizadas en la empresa. (Anexo 9).

10. Preocupado por mi situación de Salud al salir de la Empresa,


las obligaciones que como padre de familia tengo, y mi nuevo
estado de desempleo, acudí al ministerio de Trabajo y solicite una
cita con la empresa WEATHERFORD COLOMBIA LTDA, les
expuse mi situación de salud adquirida en la empresa, y les
solicite el REINTEGRO, ya que mi estado genera una situación de
PROTECCIÓN LABORAL REFORZADA, petición a la cual la
Compañía se negó aduciendo:

“… la WEATHERFORD COLOMBIA LTDA, no está en posición de


llegar a un acuerdo por considerar que la totalidad de sus
acreencias laborales fueron reconocidas oportunamente. Al
momento de la terminación del contrato no teníamos conocimiento
que el ex trabajador contara con restricciones médicas que le
brindara protección legal alguna para terminar el vinculo laboral…”

De lo aducido por la empresa WEATHERFORD COLOMBIA


LTDA, en lo referente a que no tenían al momento de la
terminación del contrato de trabajo, conocimiento de mi estado de
salud, no es cierto, pues COMO DEMUESTRO CON DOCUENTACIÓN
ADJUNTA, el 8 de octubre de 2009 el mismo médico de la
empresa coordinador de salud ocupacional había dado
recomendaciones específicas a mi caso, para evitar el deterioro de
mi salud, igualmente la EPS. SANITAS, el 22 de Abril de 2010, a
califico mi patología como de origen profesional y mediante
comunicado, con fecha 29 de abril de 2010, puso en conocimiento
de la empresa, mi estado de salud, y la calificación dada a mi
caso, por el Grupo Interdisciplinario de Medicina Laboral de la
EPS, y teniendo presente que la empresa no se pronunció frente a
lo dicho en el dictamen en el término señalado, tal decisión quedo
en firme. (Anexo; 5, 6 y 10).

Así las cosas, La actitud de la empresa tutelada, es claramente


amenazadora de mis derechos fundamentales, que en la
eventualidad de no ser protegidos por el señor juez constitucional,
sufrirán un grave, eminente y notorio perjuicio irremediable, toda
vez que mi condición de salud laboral me impide ejercer mi
trabajo y lograr con ello el sustento personal y el de mi familia, y
de mis menores hijos; VICTOR DAVID ULLOQUE, ANGEL ANDRES
ULLOQUE y JUAN DIEGO ULLOQUE (anexo 11) quienes se han
visto perjudicados desde la fecha de mi despido injusto, y hasta
el momento, a pasar situaciones de necesidad económica, ante la
imposibilidad que tiene el suscrito de conseguir empleo, en el
área que manejo, toda vez que al realizarme examen de ingreso
se detecta inmediatamente mi delicada condición de salud lo que
impide que se me contrate.

Es esta misma condición de salud, la que indujo al médico


coordinador de salud ocupacional de la empresa Dr. RICHARD G.
HERNANDEZ G, a solicitarle oportunamente a la empresa se me
cambiara de labores en lo físico, toda vez que puede seguir
ejerciéndola misma función desde labores de oficina, y teniendo
en cuenta que la enfermedad se adquirió al servicio de la
empresa.

II. PETICION.

1. Solicito al honorable Juez, de manera respetuosa que atravez de


la presente ACCIÓN DE TUTELA, ampare mis derechos
fundamentales vulnerados y en consecuencia, ordene a la
empresa WEATHERFORD COLOMBIA LTDA, en el término de
48 horas, mi REINTEGRO A LA EMPRESA, toda vez que fui
despedido, sin que se me tuviera en cuenta la enfermedad
PROFESIONAL que adquirí en el tiempo laborado en la empresa, y
que genera en mi favor un estado de SEGURIDAD LABORAL
REFORZADA.

2. Se ordene a la empresa WEATHERFORD COLOMBIA LTDA, el


pago de la indemnización a la que tengo derecho, de acuerdo a lo
estipulado en el art. 26 de la ley 361 de 1997. Por cuanto la
empresa jamás contó con permiso del Ministerio de Trabajo para
mi despido.

3. Se ordene a la empresa WEATHERFORD COLOMBIA LTDA, el


pago de los salarios dejados de percibir desde el día de mi despido
hasta el día de mi reintegro a la empresa, por cuanto dicho
despido en las condiciones de precaria salud laboral conque salí de
la empresa, se torna ilegal a la luz del ordenamiento jurídico de
nuestro país.
II. FUNDAMENTOS DE DERECHO.

El artículo 25 de la Constitución Política, consagra: "El trabajo es un


derecho y una obligación social y goza en todas sus modalidades de la
especial protección del Estado. Toda persona tiene derecho a un trabajo
en condiciones dignas y justas".

Cuando el Constituyente de 1991 decidió garantizar un orden político,


económico y social justo, creo para el Trabajo como requisito
indispensable una protección especial del Estado para este Derecho,
quiso significar con ello, que la Materia Laboral, en sus diversas
manifestaciones, no puede estar ausente en la construcción de la nueva
legalidad.

El trabajo como factor fundamental de los procesos económicos y


sociales, resulta de principal importancia en razón de que posibilita los
medios de subsistencia y la calidad de ésta para el mayor número de
población y de él depende de manera general el crecimiento y desarrollo
económico. También de él se desprenden varias y complejas relaciones
sociales concurrentes y divergentes en puntos a los intereses que en ella
se traban; esta naturaleza física del trabajo, reconocida por el
Constituyente de 1991 desde el Preámbulo de la Carta, también
manifiesta en su contenido el propósito de asegurarlo de manera
prioritaria, ante otros objetivos del Estado.

El principio de Seguridad Laboral Reforzada; exige considerar como


hecho relevante en términos constitucionales, la situación que rodea al
empleado que ha adquirido como consecuencia de las labores diarias
realizadas en la empresa, una Enfermedad Profesional. La relevancia del
estado de salud representa la primera consecuencia de
constitucionalización del principio de protección al trabajador, puesto
que la pérdida del empleo y la terminación del contrato laboral en lo
que concierne al trabajador que padece una enfermedad como
consecuencia del trabajo, en la mayoría de los casos genera la
inmediata extinción de la fuente material de subsistencia y de los
correlativos medios de cuidados y atención médica. A lo anterior se
agrega la relativa, discriminación de las oportunidades de trabajo que
sufre el trabajador por el estado de salud que adquirió en la empresa.

La pérdida de la oportunidad del empleo, de la que se origina un salario


y un conjunto de derechos a la Seguridad Social Integral, está
directamente relacionada con la terminación del contrato laboral que
venía desempeñando y se manifiesta en grave daño o sacrificio puesto
que se me está violentando mi derecho fundamental al trabajo, y por
otra parte, se está desconociendo mi estado de salud actual, el cual
adquirí en el desarrollo de las actividades diarias que me asigno la
empresa WEATHERFORD COLOMBIA LTDA, desde el momento del
ingreso.

Si bien es cierto la Acción de tutela es por regla general improcedente


para exigir el REINTEGRO LABORAL, no es menos cierto que la
H.Corte Constitucional ha señalado también, que existe la salvedad de
su procedencia, cuando ella es necesaria como único medio idóneo
para la protección del trabajador en discapacidad, ya que los medios
ordinarios de defensa de estos derechos no son suficientes y expeditos
para la protección de los mismos y es por ello que con carácter de
obligatoriedad como lo es su jurisprudencia (Sentencia C-648 de
2011 y artículos 10 y 102 de la ley 1437 de 2011) la honorable
Corte en la sentencia T-198 de 2006 ha manifestado: “Debe observarse
que la acción de tutela no es el mecanismo idóneo para obtener el
reintegro laboral frente a cualquier tipo de razones de desvinculación.
En efecto, esta Corporación ha sostenido que solamente cuando se
trate de personas en estado de debilidad manifiesta o aquellos
frente a los cuales la Constitución otorga una estabilidad laboral
reforzada, la acción de amparo resulta procedente.”(negrillas y
subrayas fuera de texto).
Es claro, según los medios probatorios, que mi condición física de salud
laboral se encontraba deteriorada al momento de mi despido, y se
seguirá deteriorando, con mayor razón cuando ya no tengo acceso a
servicios especializados de salud a la que estaba afiliado y a todo lo cual
la empresa hizo caso omiso, a sabiendas de la Enfermedad Profesional
diagnosticada por la E.P.S SANITAS y notificada oportunamente a
WEATHERFORD COLOMBIA LTDA el día 29 de abril de 2010, y
teniendo presente que la empresa no se pronunció frente a lo dicho en
el dictamen en el término señalado, tal decisión quedo en firme.

En este mismo sentido el coordinador de salud ocupacional de la


empresa, Doctor Richard G. Hernández G, señala a la gerencia de la
misma, una serie de recomendaciones laborales con el fin de no agravar
mi enfermedad, puntualizando lo siguiente: “El Sr. Víctor Ulloque
Pérez Operador de TRS, cuenta con 33 y le queda una vida una
vida laboral de treinta años más, con el fin de no agravar la
Hernia Discal incipiente e Hipertensión Arterial que presenta, se
recomienda realizar las siguientes actividades como operador de
TRS:” .

La información anterior, que repito era previamente conocida por la


empresa antes de mi despido injusto y demuestra claramente, que
contrario a lo sostenido ante el Ministerio del Trabajo, la empresa si
tenía conocimiento de mi condición precaria de salud por Enfermedad
Profesional.

La Honorable Corte Constitucional ha desarrollado el concepto de


Discapacidad reiterando una definición para quienes gozan de una
Protección laboral reforzada, la cual reza: “la protección especial de
quienes por su condición física están en circunstancia de debilidad
manifiesta se extiende también a las personas respecto de las cuales
esté probado que su situación de salud les impide o dificulta
sustancialmente el desempeño de sus labores en las condiciones
regulares, sin necesidad de que exista una calificación previa que
acredite su condición de discapacitados o de invalidez.” T-198-06.

Por otra parte, si bien es cierto WEATHERFORD COLOMBIA LTDA, al


momento de mi despido sin justa causa aparentemente, cumplió con lo
establecido legalmente en el artículo 64 del Código Sustantivo del
Trabajo, también es cierto que no se me tuvo en cuenta mi situación de
Seguridad Laboral Reforzada teniendo previo conocimiento de ello e
ignorando el artículo 26 de la ley 361 de 1997 que consagra:” En ningún
caso la limitación de una persona, podrá ser motivo para obstaculizar
una vinculación laboral, a menos que dicha limitación sea claramente
demostrada como incompatible e insuperable en el cargo que se va a
desempeñar. Así mismo, ninguna persona limitada podrá ser despedida
o su contrato terminado por razón de su limitación, salvo que medie
autorización de la oficina de Trabajo.

<Inciso declarado CONDICIONALMENTE EXEQUIBLE> No obstante,


quienes fueren despedidos o su contrato terminado por razón de su
limitación, sin el cumplimiento del requisito previsto en el inciso
anterior, tendrán derecho a una indemnización equivalente a ciento
ochenta días del salario, sin perjuicio de las demás prestaciones e
indemnizaciones a que hubiere lugar de acuerdo con el Código
Sustantivo del Trabajo y demás normas que lo modifiquen, adicionen,
complementen o aclaren”. (Cursiva fuera de texto)

En este mismo sentido la Honorable corte constitucional en la sentencia


T-198-06 ha desarrollado la jurisprudencia dejando claro que no
obstante el pago de la indemnización, no da eficacia al despido sin justa
causa si no se cuenta con el permiso explícito del Ministerio de trabajo,
al cual hace referencia el artículo 26 de la ley 361 de1997 y como se
puede inferir del acervo probatorio WEATHERFORD COLOMBIA LTDA,
jamás conto con dicho permiso, pronunciándose en tal sentido la corte
de la siguiente manera:” De otra parte, dentro de lo que puede
denominarse protección laboral negativa, la Ley 361 de 1997 ordena
que ninguna persona limitada podrá ser despedida o su contrato
terminado por razón de su limitación, salvo que medie autorización de la
oficina de Trabajo. No obstante, quienes fueren despedidos o su
contrato terminado por razón de su limitación, sin el cumplimiento del
requisito previsto, tendrán derecho a una indemnización equivalente a
ciento ochenta días del salario, sin perjuicio de las demás prestaciones e
indemnizaciones a que hubiere lugar de acuerdo con el Código
Sustantivo del Trabajo.

Así mismo, debe tenerse en cuenta que, la Corte Constitucional en


sentencia C-531 de 2000 declaró la exequibilidad condicionada del
artículo 26 de la Ley 361 de 1997, bajo el entendido de que el pago de
la indemnización al trabajador discapacitado no convierte el despido
eficaz, si éste no se ha hecho con la previa autorización del Ministerio
del Trabajo. En este sentido, la indemnización se constituye
simplemente como una sanción para el empleador, más no como
una opción para éste de despedir sin justa causa al trabajador
discapacitado.”

Bajo este entendido se reitera que la empresa WEATHERFORD


COLOMBIA LTDA, no solo está en la obligación de reintegrarme a al
trabajo, teniendo en cuenta las condiciones de mi Enfermedad
Profesional, que genera en mi favor en estado de Protección Laboral
Reforzada, sino que también está obligada a cancelarme la
indemnización a que tengo derecho de acuerdo a lo estipulado en el
artículo 26 de la Ley 361 de 1997, así como a retribuirme los salarios
dejados de percibir por cuanto mi despido fue contrario a las nomas
legales.

IV. PRUEBAS.

1. Examen de ingreso a la empresa WEATHERFORD COLOMBIA


LTDA, fecha 23 de Julio de 2007.

2. Copia Contrato de Trabajo a Término Indefinido Empleados de


Confianza y Manejo Con Bono, para desempeñar el cargo de
Operador de Tubulares, con fecha 1 de Mayo de 2008.

3. Historia clínica y exámenes de seguimiento a la patología,


realizados por la EPS. SANITAS.

4. Certificado de Aptitud y recomendaciones a mis labores y mi


puesto de trabajo por parte del especialista en Medicina
Ocupacional de la Compañía, con fecha 8 de octubre de 2009.
5. Oficio Mediante el cual, la EPS SANITAS, me informa que el Grupo
Interdisciplinario de Medicina Laboral de la EPS, con fecha 22 de
abril de 2010, califico la Patología como enfermedad de origen
Profesional.

6. Copia guía mediante la cual, 29 de abril de 2010, la EPS SANITAS


envió comunicación poniendo la decisión en conocimiento de la
empresa WEATHERFORD COLOMBIA LTDA.

7. Exámenes especializados de seguimiento a la patología


practicados por la EPS. SANITAS.

8. Carta de terminación del Contrato laboral sin justa causa, a partir


del 2 de abril de 2013.

9. Examen de Egreso practicado por la empresa WEATHERFORD


COLOMBIA LTDA. Con fecha 12 de abril de 2013.

10. Acta de no conciliación ante el ministerio de Trabajo, Con


fecha 17 de Junio de 2013.

11. Registros civiles de nacimiento de mis hijos; VICTOR DAVID


ULLOQUE, ANGEL ANDRES ULLOQUE y JUAN DIEGO ULLOQUE.

V. COMPETENCIA.

En usted señor Juez competente para conocer del asunto, por la


naturaleza de este y conforme a lo preceptuado en el decreto 2591 de
1991.

VI. JURAMENNTO.

Bajo gravedad de fundamento manifiesto, que no he instaurado otra


Acción de Tutela con fundamento en los mismos hechos y Derechos
materia de acción.

VII. ANEXOS.

Los documentos referidos como pruebas (32) folios.

VII. NOTIFICACIONES.

A la Accionada: WEATHERFORD COLOMBIA LTDA. Carrera 7 N°71-52,


Piso 18 torre B, Bogotá D.C. Colombia. Telefax (571)3134713. Pág.,
www. weatherford.com.

Al Accionante: Calle 26 N°16-20, Barrió altos de guacava piso 1, Yopal


Casanare. Cel. 3132137056, correo electrónico:
victor.ulloque@hotmail.com.

Atentamente,
VICTOR ULLOQUE PEREZ
cc. 91.489.134