Vous êtes sur la page 1sur 9
MODULO I a. NOCIONES Y DEFINICIONES DE LA CRIMINALÍSTICA i. Contextualización general El curso de

MODULO I

a. NOCIONES Y DEFINICIONES DE LA CRIMINALÍSTICA

i. Contextualización general

El curso de criminalística I proporcionará al estudiante los conceptos fundamentales y principios básicos de la Criminalística, que se ocupa del descubrimiento y verificación científica de un hecho delictivo, así como de precisar la intervención de uno o más sujetos en el mismo, resaltando su importancia como disciplina auxiliar del derecho Penal.

A lo largo del contenido de los diferentes módulos, se abordará el efectivo procesamiento de la escena de crimen, la clasificación de los indicios, su individualización, el manejo de estos dentro del proceso conocido como cadena de custodia, los alcances de ésta y la definición de planteamientos analíticos a efecto de obtener resultados útiles para el esclarecimiento de un hecho delictivo.

El curso tiene como objetivos el de introducir a los alumnos en el campo de estudio de la criminalística, destacando su importancia y utilidad como disciplina científica en la investigación y esclarecimiento de un hecho delictivo. Se espera que, al finalizar el curso, los estudiantes estarán en capacidad de definir la criminalística, su campo de acción, su relación con otras ciencias, sus alcances y limitantes; definir, identificar y dar el tratamiento adecuado a una escena de crimen; identificar y clasificar indicios, evidencias y pruebas; conocer la importancia de la cadena de custodia dentro de un proceso de investigación criminal y conocer la importancia de los principios de pertinencia y oportunidad.

Adicionalmente, las prácticas de laboratorio tienen como finalidad poner manos a la obra algunos de los aspectos vistos en clase, un factor de gran importancia si se considera que la criminalística es una ciencia aplicada, y por lo tanto su aprendizaje debe ir de la mano con su puesta en práctica. Se llevarán a cabo seis prácticas abordando diferentes aspectos y disciplinas de la criminalística relacionadas con la colecta de indicios en la escena del crimen.

ii. Historia del surgimiento de la Criminalística

Del acuerdo al español Constancio Bernaldo de Quiroz, en 1908 redujo a tres las fases de formación y evolución de la Policía Científica y la criminalística:

Hoja 1 de 9 Curso Criminalística I, código 002

MODULO I Etapa Equívoca: En esta etapa, la policía científica se constituía utilizando personal policiaco

MODULO I

Etapa Equívoca: En esta etapa, la policía científica se constituía utilizando personal policiaco quienes eran reclutados entre los mismos delincuentes ya que conocían a las personas que cometían crímenes y sus artes. Sus testimonios fueron utilizados como evidencia para así esclarecer los hechos. Las penas y las formas de enjuiciar eran menos brutales que en la antigüedad, sin embargo, la resolución de los casos era poco certera y facilitaba que se cometieran errores.

Etapa Empírica: Esta se trata de una etapa en la cual el personal a cargo de la investigación, quienes ya no eran delincuentes, resolvía los casos de forma empírica apoyándose solamente en las facultades naturales, vulgares o excepcionales, es decir, sin ningún tipo de fundamento o metodología.

Etapa Científica: En esta etapa se añaden métodos de investigación técnica. Estos fundados en la observación razonada y en el experimento científico y práctico. Mediante la aplicación de la ciencia, surge la posibilidad de utilizarla en diferentes disciplinas, lo que proveyó de mayores herramientas para esclarecer un hecho criminal y encontrar a los responsables.

a. Precursores de la Criminalística:

A lo largo de la historia se pueden ubicar eventos y personajes que de una manera u otra contribuyeron a lo que actualmente conocemos como la criminalística y ciencias forenses. A continuación, se mencionan algunos más relevantes:

Año 650 (China): Ya desde entonces se utilizaban huellas dactilares para la identificación, así como la utilización de patrones de muescas en tablas para corroborar autenticidad de contratos, ya que, si dichos patrones coincidían, significaba que su origen era auténtico.

Año 1575 (Francia): Se dan los primeros pasos de la medicina legal iniciada por Ambrosio Paré, quien en 1545 publico un tratado sobre el tratamiento de heridas por arma de fuego. Esta fue continuada en 1651 por Paolo Zacchias, quien publicó el libro “Quaestiones médico-legales”. Zacchias ayudo a agregar una base científica a la práctica legal en el sistema de corte.

Año 1643 (Florencia, Italia): El juez italiano Antonio María Cospi escribe el libro “Il giudice criminalista”, el cual es un tratado de Policía científica con gran cantidad de errores y omisiones propias de la época. En el mismo, Cospi sugiere que jueces acudan

Hoja 2 de 9 Curso Criminalística I, código 002

MODULO I al lugar de los hechos para realizar observaciones más precisas, lo que podría

MODULO I

al lugar de los hechos para realizar observaciones más precisas, lo que podría considerarse como los primeros pasos de la criminalística de campo.

Año 1684 (Inglaterra): Nehemia Grew es considerado uno de los pioneros de la dactiloscopia, ya que fue el primero en estudiar y describir las crestas, surcos y poros de la superficie de la mano y pie. En 1684 publico dibujos muy precisos de las huellas dactilares.

Año 1753: El doctor Boucher realizaba estudios sobre balística.

Año 1809 (Francia): Eugene Francois Vidocq, un exdelincuente, funda la Sureté (Seguridad), considerado el primer cuerpo de policía moderno del mundo. Vidocq fue tomado en cuenta para la fundación de dicho cuerpo debido a que se consideraba que “nadie mejor que un ladrón para detener a otros ladrones”. Sus investigaciones se basaban en las pruebas e investigación lógica y científica. Adicionalmente, creo los primeros ficheros criminales. De esta forma, Vidocq empíricamente ayudo al progreso de las investigaciones policiacas.

Año 1814 (España): Mateo Orfila es considerado el padre de la toxicología forense. Publica el primer tratado científico sobre la detección de venenos y sus efectos en los animales.

Año 1823 (Polonia): Johannes Evangelist Purkinje publica tratado donde describe los tipos de huellas dactilares y los clasifica en nueve grupos. Adicionalmente, Huschke describe los relieves triangulares (deltas) de los dibujos papilares en los dedos.

Año 1835 (Inglaterra): Henry Goddard fue uno de los primeros precursores de la balística forense. Mediante la comparación del molde donde se fabricó una bala determino que esta había sido la utilizada en un asesinato.

Año 1858 (India): Sir William James Herschel utiliza impresiones dactilares para evitar suplantación de identidades. Herschel documento sus huellas a lo largo de su vida para probar su permanencia en el tiempo.

Año 1882 (París, Francia): Alfonso Bertillón desarrollo el primer sistema de identificación personal. Para esto, utiliza el método que denominó antropométrico en el Servicio de Identificación Judicial donde se podría diferenciar a una persona de otra

Hoja 3 de 9 Curso Criminalística I, código 002

MODULO I mediante una serie de mediciones corporales. Adicionalmente, publica tesis sobre el retrato hablado

MODULO I

mediante una serie de mediciones corporales. Adicionalmente, publica tesis sobre el retrato hablado (Figura No. 1).

publica tesis sobre el retrato hablado (Figura No. 1). Figura No. 1 – Página del libro

Figura No. 1 Página del libro identification anthrométrique (1893) de Alphonse Bertillon, editado en 1914. En esta se observan las diferentes mediciones tomadas en cuenta en el método de identificación por antropometría.

Hoja 4 de 9 Curso Criminalística I, código 002

MODULO I Año 1885 (Londres): Sir Francis Galton publica el manual Fingerprint Directories , el

MODULO I

Año 1885 (Londres): Sir Francis Galton publica el manual Fingerprint Directories, el cual permite la clasificación de las huellas dactilares. Dicho libro contiene la primera prueba estadística que apoya la unicidad de este método de identificación. En 1905, en Galton modificó su sistema citado en Fingerprint Directories con otro manual publicado con

el nombre de Clasification and uses of fingerprints.

Año 1888 (Japón): Henry Faulds descubre los tres tipos de huellas dactilares, y utiliza estas para resolver un caso criminal.

Año 1896 (Argentina): Juan Vucetich logra que la policía de Río de la Plata deje de utilizar el método antropométrico propuesto anteriormente por Bertillón, estableciendo asimismo un sistema de clasificación de las huellas dactilares en 4 tipos, determinados por la presencia y número de deltas. Para el año 1904, el sistema dactiloscópico de Vucetich había sido aceptado casi universalmente como el más práctico y operable.

Año 1897 (Italia): Salvatore Ottolenghi, presentó un programa para el curso de Policía Científica, en el cual se desarrollaba sus sistemas de enseñanza aplicados en la Facultad de Medicina en Siena, desde ese año hasta después de 1915. En 1899, Alongi junto con Ottolenghi, fundaron una revista llamada Polizia Scientifica.

Año 1901 (Austria): Karl Landsteiner descubre que la sangre humana puede agruparse en diferentes categorías. Leone Lattes desarrollo un procedimiento para determinar el tipo de una mancha de sangre.

Año 1920 (Estados unidos): Calvin Goddard refina las técnicas de comparación entre proyectiles de arma de fuego mediante su comparación por microscopio

Año 1910 (Estados Unidos): Albert Osborn desarrolla los principios fundamentales del examen de documentos. Publica el libro Questioned documents, el cual todavía utilizado como una referencia por los documentoscopistas actuales.

Nacimiento de la criminalística: Se considera que la criminalística actual surgió en el año 1892 en Austria. Es aquí donde el juez Hans Gross, a quien se le considera el padre de la criminalística, escribe su obra “Manual del Juez como sistema de criminalística”. Gross fue el primero en referirse a los métodos de investigación criminal como criminalística. En este libro, realizó una serie de orientaciones que debe reconocer la instrucción de una averiguación para la aplicación del interrogatorio, el levantamiento de planos y diagramas,

Hoja 5 de 9 Curso Criminalística I, código 002

MODULO I utilización de los peritos, la interpretación de escrituras, conocimiento de los medios de

MODULO I

utilización de los peritos, la interpretación de escrituras, conocimiento de los medios de comunicación entre los participantes de un mismo delito para el conocimiento de las lesiones, etc., siendo en general un manual útil para los jueces en el esclarecimiento de cualquier caso penal. En su libro, el juez austriaco constituyo a la criminalística con las siguientes materias: Antropometría, Argot criminal, Contabilidad, Criptografía, Dibujo Forense, Documentoscopía, Explosivos, Fotografía, Grafología, Hechos de tránsito ferroviario, Hematología, Incendios, Medicina Legal, Química legal e Interrogatorio.

Más adelante, en el año 1910, El francés Edmond Locard demostró como los principios enunciados por Gross podrían ser incorporados en un laboratorio criminal adecuado. Asimismo, establece el principio de intercambio, parte de los principios de la criminalística que serán tratados más adelante.

i. Objetivo fundamental

El objetivo fundamental de la criminalística es el estudio de las evidencias materiales

o indicios que se utilizan y que se producen en la comisión de hechos. En la práctica, la

aplicación de la ciencia para la solución dé crímenes, se basa en el examen de evidencia

material (en el campo o en el laboratorio). La fortaleza de la criminalística se encuentra en

la confiabilidad y objetividad de los análisis científicos.

ii. Concepto, objeto, método y fin.

De acuerdo con el criminalista mexicano Rafael Moreno González se puede definir la criminalística como la “Ciencia aplicada, que, de acuerdo con el ordenamiento jurídico de cada país, estudia científicamente los indicios y evidencias con el objeto de convertirlas en pruebas formales que puedan ser presentadas ante las autoridades judiciales, para permitir identificación de víctimas, delincuentes y esclarecer circunstancias de un presunto delito”. Una definición más simple podría verse como la “Aplicación de las ciencias forenses en asuntos penales”.

Es importante destacar que la criminalística se encontrará relacionada con otras disciplinas, tales como el derecho penal, la criminología y las ciencias forenses. La relación con cada una de estas disciplinas será distinta.

Tal como lo indica la propia definición de la criminalística, buscará asistir el uso de la ciencia en asuntos penales, con el objetivo de esclarecer un hecho. Por lo tanto, la

Hoja 6 de 9 Curso Criminalística I, código 002

MODULO I criminalística viene siendo una disciplina auxiliar del proceso penal, y su relación será

MODULO I

criminalística viene siendo una disciplina auxiliar del proceso penal, y su relación será la de proveer de herramientas científicas para el mayor desarrollo de esta.

Adicionalmente, es de gran importancia establecer claramente la diferencia con la Criminología, la cual de acuerdo con García-Pablos De Molina, se define como la ciencia que “Estudia el crimen, la personalidad del criminal y el control social para evitar esta conducta; además, trata de suministrar información científica, contrastada sobre la génesis, dinámica y variables del crimen desde lo individual hasta lo social, así como los programas de prevención y tratamiento del ser antisocial”. A pesar de estar muy relacionadas, su objeto de estudio es totalmente distinto.

Por otro lado, es importante destacar que, en la actualidad, la ciencia ocupa un papel importante en el sistema de justicia, ya que cuenta con la habilidad de proveer información objetiva y precisa de los eventos ocurridos en una escena del crimen. Es ahí donde la criminalística entrará a colaborar, auxiliándose también de las Ciencias Forenses. En general, se puede considerar que cuando se habla de ciencias forenses se trata de todo lo relacionado a o que tiene relación con la aplicación del conocimiento científico a problemas legales. Algunas de estas serán consideradas parte de la criminalística, junto con otras disciplinas, las cuales se listan a continuación:

Biología Forense

o

Serología Forense

o

Genética Forense

Química Forense

o

Fisicoquímica

o

Toxicología Forense

o

Análisis de incendios y explosivos

o

Sustancias controladas

Lofoscopía

o

Dactiloscopia

o

Quiroscopia

o

Pelmatoscopia

Documentoscopía

Marcas de herramientas

o Balística

Adicionalmente, la criminalística se auxiliará de otras ciencias forenses, tales como la medicina forense en cualquiera de sus divisiones, patología forense, clínica médico legal

Hoja 7 de 9 Curso Criminalística I, código 002

MODULO I o psiquiatría forense, psicología forense, antropología forense, etc., así como de cualquier otra

MODULO I

o psiquiatría forense, psicología forense, antropología forense, etc., así como de cualquier otra ciencia que sea requerida para la evaluación científica de la evidencia.

iii. Principios de la criminalística

Se considera que existen siete principios de la criminalística listados a continuación:

Principio de uso: Este indica que en los hechos que se cometen o realizan, siempre se utilizan agentes mecánicos, químicos, físicos o biológicos. El agente vulnerante utilizado que puede haberse utilizado mediante un procedimiento mecánico (traumatismos, estrangulación, heridas por arma blanca o de fuego, etc.), química (intoxicaciones, envenenamientos, quemaduras con ácidos, etc.), física (quemaduras por calor, frío o paso de corriente eléctrica, etc.) o biológico (ataques de animales o enfermedades, etc.). Se requiere de un agente vulnerante para poder realizar el hecho investigado.

Principio de producción: Establece que la utilización de agentes vulnerantes genera unos resultados que pueden ser utilizados como indicios o pruebas en el esclarecimiento de un hecho criminal. El agente vulnerante puede ser utilizado en diversas formas y al cambiar la forma de uso, lo indicios producidos cambiaran, de tal manera que es posible reproducir la mecánica en la cual se utilizó el agente vulnerante al realizar el análisis detallado de los indicios.

Principio de intercambio: Este indica que cada vez que alguien entra en un ambiente, algo es adicionado y removido de este. En la escena del crimen siempre se produce un intercambio de materiales (sintéticos, biológicos, genéticos) entre la víctima, el asesino y el contexto. Por ejemplo, en caso de violación se produce un intercambio de fluidos, arañazos, sangre, restos de tejidos que facilitan la reconstrucción de los hechos e identificación del asesino, etc.

Principio de correspondencia de características: Este principio establece que la acción de un objeto sobre determinado cuerpo, superficie o región deja impresas sus características individuales. Mediante el análisis comparativo es posible la identificación del objeto que dejo la marca; la trayectoria y mecanismo de origen de las marcas; las características comunes entre las huellas dejadas y el cuerpo que las produce permitirán relacionarlos y determinar el origen de estas. Las marcas dejadas podrán quedar

Hoja 8 de 9 Curso Criminalística I, código 002

MODULO I impresas por medio de adherencias, por compresión, por estriado, o por una combinación

MODULO I

impresas por medio de adherencias, por compresión, por estriado, o por una combinación de estas, tanto en dos como tres dimensiones.

Principio de reconstrucción de hechos o fenómenos: Este principio indica que el estudio de los indicios asociados al hecho, darán las bases y los elementos de juicio para conocer el desarrollo de los fenómenos producidos y así a conocer la verdad histórica del hecho investigado. Es posible reconstruir las circunstancias mediante las cuales se obtuvieron los resultados observados y las evidencias físicas colectadas. En algunos casos, los resultados observados solamente pueden ser evaluados a través de la reconstrucción de los hechos.

Principio de probabilidad: Con base en la información colectada es posible plantear una hipótesis de los hechos. Mientras más información se tenga, más cercana estará esta hipótesis a la realidad. La admisibilidad de hipótesis se dará con base en los datos que se tienen. A más información, mayor probabilidad de que la hipótesis se apegue a la realidad más nunca se va a conocer la totalidad de los hechos.

Principio de certeza: Establece que las identificaciones cualitativas, cuantitativas

y comparativas de la mayoría de los agentes vulnerantes que utilizan elementos que se

producen en la comisión de hechos, se logran con la utilización de metodología, tecnología

y

procedimientos adecuados, que dan la certeza de su existencia y de su procedencia.

Los siete principios que se mencionan, son de utilidad ya que además de hacer válido

el

método que aplica la criminalística, coadyuvan para sustentarla como ciencia, es decir, la

criminalística se apoya en éstos siete principios, a fin de realizar su aplicación con metodología científica en las investigaciones de hechos presuntamente delictuosos y, además que cuenta con metodología propia para el desarrollo técnico de sus actividades y también con conocimientos generales sistemáticamente ordenados, y con todo ello cumple con los objetivos que se le encomiendan.

Hoja 9 de 9 Curso Criminalística I, código 002