Vous êtes sur la page 1sur 2

ALIMENTOS DE ORIGEN ANIMAL

 LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS

La leche y los lácteos son ricos en vitamina A, vitamina B2, vitamina B12,
fósforo, magnesio, zinc y yodo. En lo que respecta a una dieta sana, cumplen
funciones relevantes: tienen un alto contenido en proteína de alta calidad, clave
para aportar aminoácidos (componentes de las proteínas) al organismo. Sin
embargo, en recientes estudios, se ha descubierto que las proteínas de la vaca
contienen una gran cantidad de epítopos que nuestro organismo reconoce como
extraños por el sistema inmunológico y puede originar desordenes intestinales e
incluso alteraciones a nivel general de la capacidad inmune del organismo.

 CARNE

La carne es saludable cuando se ingiere en su justa medida, ya que contiene


un alto porcentaje de proteinas de alta calidad. En lo que respecta a una
alimentación saludable, estas proteínas de alta calidad desempeñan un papel
importante: aportan todos los aminoácidos esenciales que el organismo
necesita. Además proporcionan minerales y oligoelementos como el selenio, el
cinc o el hierro. También el contenido en vitaminas del grupo B, sobre
todo vitamina B1, vitamina B12 y niacina, es elevado.

 PESCADO

También el pescado debe formar parte de una alimentación sana, ya que


contiene entre un 15 y 20 por ciento de proteínas de alta calidad, así como
diversos minerales y vitaminas como vitamina B12, vitamina D, potasio, zinc,
flúor y yodo. El pescado de mar tiene un porcentaje especialmente alto de yodo.
Asimismo este alimento es rico en ácidos grasos poliinsaturados como los ácidos
grasos omega 3, que poseen un efecto beneficioso para la salud.
ALIMENTOS VEGETALES
 CEREALES Y PRODUCTOS A BASE DE CEREALES

Los cereales y los productos derivados de estos son la base de una alimentación
saludable debido a su composición nutricional. Son una de las fuentes de
energía más importantes para el organismo y aportan hidratos de carbono,
vitaminas y minerales.

 FRUTA

Consumir fruta a diario es fundamental y es muy recomendable para mantener


una dieta sana. El consumo continuado de entre dos y tres raciones diarias de
fruta puede ayudar a prevenir enfermedades. Este efecto favorable para la salud
se debe sobre todo al aporte de vitaminas, minerales y fibra que se encuentra
en las frutas. Tomar una gran variedad de frutas de diversas clases aporta el
mayor beneficio. Además la fruta es perfecta para comer entre horas, ya que
contiene azúcar en forma de fructosa, que aporta energía rápida al organismo.
Por tanto consuma al menos dos o tres raciones de fruta al día (250 a 300
gr).

 VERDURAS

Al igual que la fruta, las verduras también son ricas en componentes de gran
valor nutricional como las vitaminas, minerales, oligoelementos y fibra. Diversos
estudios científicos han constatado el efecto beneficioso para la salud que
ejercen los vegetales y sus propiedades preventivas frente a las enfermedades
cardiovasculares.