Vous êtes sur la page 1sur 4

Bachillerato Tema 25 25 / 1

25. INFALIBILIDAD DE LA IGLESIA

.I La infalibilidad es una lucha contra las herejías nacientes, no tendrían ningún


prerrogativa de la Iglesia, querida por Jesús sentido.
mismo, para la pervivencia de la revelación Es cierto que sólo la Palabra de Cristo es infalible: «El
genuina a través de los tiempos, en orden a cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán»
la salvación de los hombres. (LG cap. 3)1 (Mt 24,35), pero, si la Iglesia goza de esa prerrogativa
en virtud de la promesa del Espíritu Santo, es sólo
porque tiene la misión de conservar la palabra de Cristo
Dispuso Dios benignamente que todo lo que había para los tiempos y situaciones. La infalibilidad no surge
revelado sobre la salvación de los hombres de la Iglesia, no emana de ella como producto suyo; en
permaneciera íntegro para siempre y se fuera el fondo, no es otra cosa que Cristo en la Iglesia, su
transmitiendo a todas las generaciones. 2 palabra conservada fielmente en la Iglesia.
Esta infalibilidad es prerrogativa de la Iglesia entera a
Para mantener en la pureza de la fe transmitida por los la hora de creer, porque la Iglesia toda, asistida por el
Apóstoles, Cristo que es la verdad, quiso conferir a su Espíritu Santo, no puede equivocarse ni fallar a la hora
Iglesia una participación en su propia infalibilidad. Por de creer. Dice así el Vaticano II:
medio del “sentido sobrenatural de la fe”, el Pueblo de
Dios se un indefectiblemente a la fe, bajo la guía del «La universalidad de los fieles, que tiene la unción
del Espíritu Santo, no puede fallar en su creencia, y
Magisterio vivo de la Iglesia. La misión del Magisterio
manifiesta esta su propiedad mediante el sentido
está ligada al carácter definitivo de la Alianza instaurada sobrenatural de la fe de todo el pueblo cuando, desde
por Dios en Cristo con su Pueblo; debe protegerlo de las los obispos hasta los últimos seglares, manifiesta el
desviaciones y de los fallos, y garantizarle la posibilidad asentimiento universal en las cosas de fe y costumbres.
objetiva de profesar sin error la fe auténtica. El oficio Con este sentido de la fe que el Espíritu Santo mueve
pastoral del Magisterio está dirigido, así, a velar para y sostiene, el pueblo de Dios, bajo la dirección del
que l Pueblo de Dios permanezca en la verdad que Magisterio, al que sigue fidelísimamente, recibe no ya
libera. Para cumplir este servicio, Cristo ha dotado a los la palabra de los hombres, sino la verdadera palabra de
pastores con el carisma de infalibilidad en materia de fe Dios» (LG 12).
y costumbres.3 Es así como es preciso comprender la infalibilidad del
Este carisma es simplemente la garantía de que la Magisterio, como un servicio a la hora de enseñar
Iglesia será fiel a la Palabra de Cristo y la transmitirá sin dentro de la Iglesia toda, que es infalible a la hora de
desviación ni error en virtud de la promesa que se le ha creer. Sin el magisterio infalible, la Iglesia no sería
dado del Espíritu de la verdad (Jn 14,26; Mt 10,20). Si infalible a la hora de creer.
la Iglesia no transmitiera con fidelidad la palabra de
Cristo, no podría cumplir con su misión.
.II Condiciones de esta
Cristo exige a los hombres que acepten el testimonio
prerrogativa de la infalibilidad y órganos a
de los Apóstoles. Los hombres han de aceptarlo con fe
través de los cuales se ejerce.4
firme, como verdadera palabra de Dios. De tal modo
que, si no lo hacen, se condenarán: «Aquel que crea y se
bautice, se salvará; aquel que no crea se condenará» (Mt
16,16). Por ello, un magisterio que yerra s un magisterio
que extravía a la Iglesia. Una Iglesia que no fuera La infalibilidad otorgada por Cristo a su Iglesia es una
infalible en sus decisiones definitivas acerca de las sola, pero se manifiesta de múltiples maneras. Él la
cuestiones esenciales y vitales, no merecería ya el confirió a Pedro y a sus sucesores y se difunde por toda
nombre de Iglesia de Cristo, ni podría ser el Cristo- la Iglesia docente (infalibilidad in docendo o activa) y
Verdad presente entre los hombres. discente (infalibilidad in credendo o pasiva). Así
distinguimos tres sujetos de infalibilidad: la totalidad
La Iglesia tuvo esta conciencia desde el principio, del pueblo fiel, el colegio episcopal unido al Papa (en
como cuando, n el Concilio de Jerusalén, afirmaba: sus formas ordinaria y extraordinaria) y el Papa cuando
«Nos ha parecido al Espíritu Santo y a nosotros» (Hch define “ex cathedra”.
15,28). De hecho, la Iglesia ha vivido el dogma de la
infalibilidad mucho antes de formularlo y reivindicarlo
expresamente. Desde los mismos inicios, ha hablado y .a El pueblo fiel
actuado con una autoridad segura de sí misma. Sin esta
conciencia de su infalibilidad, el ministerio pastoral y Todo el pueblo fiel, es decir, la universalidad de los
doctrinal de la Iglesia durante los primeros siglos, y su fieles, incluyendo aquí tanto a los miembros laicos
como a los pertenecientes a la jerarquía, es infalible al
creer una verdad como revelada por Dios y tenerla
1
Cf. J.Antonio Sayés “La Iglesia de Cristo” Ed. Palabra, 1999 como tal.
2
DV 7
3 4
CEC 889 Cf. Ibáñez-Mendoza “Introducción a la teología” Ed. Palabra 1982
Bachillerato Tema 25 25 / 2

En la primera carta de San Juan tenemos un Vemos, pues, que tres características son necesarias
testimonio: para que el colegio de los obispos actúe de modo
«En cuanto a vosotros, la unción que recibisteis de infalible:
él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que  Comunión jerárquica de los obispos entre sí y con
alguien os enseñe; sino que, como su unción os enseña su Cabeza el Papa.
acerca de todo (y es veraz, no mentirosa), permanecéis
en él, tal como os enseñó» (1 Jn 2,27).  Que actúen como maestros de fe y de moral, “de
fe y de costumbres”.
Esta unción que han recibido es el Espíritu Santo que
el Hijo junto con el Padre les ha enviado, como lo había  Concordia consciente en cuanto al contenido de lo
prometido: «Yo rogaré al Padre, y os dará otro que se define y en cuanto a su carácter obligatorio
Paráclito para que esté con vosotros eternamente: el para todos los fieles.
Espíritu de la verdad» (Jn 14,15); «Os he dicho esto Este magisterio infalible puede tener lugar de dos
mientras permanezco entre vosotros; pero el Paráclito, modos: uno es en forma ordinaria, que se da cuando los
el Espíritu Santo que el Padre enviará en mi nombre, él obispos cumplen estas condiciones dispersos por todo el
os enseñará todo, y os recordará todo lo que yo os he mundo. Pero resulta mucho más evidente el concurso de
dicho». (Jn 14,25-26). estas condiciones cuando se reúnen de modo
extraordinario en Concilio ecuménico.
Se prueba también por la Tradición, pues ya desde los
Santos Padres existe la convicción de que el Pueblo de Para que una materia sea infalible en virtud del
Dios no puede equivocarse en su fe. Es San Agustín magisterio ordinario y universal, no es preciso que se dé
quien más veces invoca la fe de la Iglesia para conocer una consulta expresa a los obispos, ni que el Papa lo
la verdad de una doctrina o conducta. declare con un acto de su magisterio solemne. Lo puede
hacer por medio de un acto de su magisterio ordinario y,
Finalmente el Magisterio lo ha reconocido como un
en este caso, dicho pronunciamento participa de la
hecho y ha llegado a recogerlo en sus documentos:
misma infalibilidad que tiene la doctrina enseñada por el
«La universalidad de los fieles que tiene la unción magisterio ordinario y universal, pues el Papa no lo hace
del Santo, no puede fallar en su creencia, y ejerce ésta como un obispo más, sino como cabeza del colegio.
su peculiar propiedad mediante el sentido sobrenatural
de la fe de todo el pueblo, cuando desde el obispo
Esta es la forma más normal de la infalibilidad de la
hasta los últimos fieles seglares manifiesta el Iglesia sobre una doctrina.
asentimiento universal en las cosas de fe y
costumbres.». (LG 12) .c El Romano Pontífice

.b El Colegio Episcopal
La doctrina acerca de la infalibilidad del Papa fue
definida en el Vaticano I (Dz 1839) y fue vuelta a
En la Sagrada Escritura aparece claramente esta proponer en el número 25 de la “Lumen Gentium”. De
asistencia del Espíritu Santo para con los Apóstoles, y estos dos textos del Magisterio podemos colegir una
ellos son conscientes de la misma: serie de condiciones para que el Papa actúe con la
«Hemos decidido el Espíritu Santo y nosotros». prerrogativa de la infalibilidad:
(Hch 15,28)  Materia de fe y costumbres: Aquello que está
Esta conciencia responde a la promesa hecha a ellos contenido en la Revelación para ser creído o
por Cristo de estar siempre con ellos y asistirles en la practicado, así como aquello necesario para
predicación, así como de mandarles el Espíritu de la custodiar, explicar, definir correctamente este
verdad. Hasta el punto que se identifica con sus depósito de la Revelación.
apóstoles:  Magisterio universal: No es suficiente que el Papa
«El que a vosotros oye, a mí me oye; el que a hable como Obispo de la diócesis de Roma, ni como
vosotros desprecia a mí me desprecia.». (Lc 10,16) Primado de Italia... Es necesario que hable como
Cabeza de la Iglesia universal, como Vicario de
Es una constante en los Santos Padres apelar a la
Cristo.
sucesión ininterrumpida desde los apóstoles para
garantizar la rectitud de la doctrina.  Magisterio supremo: Debe enseñar con el máximo
grado de su autoridad como sucesor de San Pedro.
El Magisterio así lo ha definido:
 Magisterio definitorio: Ha de tener intención de
«Aunque cada uno de los prelados por sí no posea la definir y enseñar una doctrina de modo definitivo,
prerrogativa de la infalibilidad, sin embargo, si todos
con carácter irreformable.
ellos, aun estando dispersos por el mundo, pero
manteniendo el vínculo de comunión entre sí y con el
sucesor de Pedro, convienen en un mismo parecer .d Objeto de la infalibilidad
como maestros auténticos que exponen como
definitiva una doctrina en las cosas de fe y de El objeto de la infalibilidad es la doctrina acerca de la
costumbres, en ese caso anuncian infaliblemente la fe y de las costumbres. Esta expresión es equivalente a
doctrina de Cristo. Pero esto se ve todavía más “depósito de la fe”, que es lo mismo que decir “verdad
claramente cuando, reunidos en Concilio ecuménico, revelada”.
son los maestros y jueces de la fe y de la conducta para
 Objeto directo de la infalibilidad: Todo aquello
la Iglesia universal, y sus definiciones de fe deben
aceptarse con sumisión.». (LG 25) que está explícita o implícitamente en el objeto
principal de la infalibilidad. A este grupo pertenecen
las verdades directamente relacionadas con el dogma
Bachillerato Tema 25 25 / 3

y la moral, que están reveladas formalmente y por sí también en las cosas que pertenecen a la fe y a las
mismas. costumbres como también en aquellas que se refieren a
 Objeto indirecto de la infalibilidad: Se extiende a la disciplina y el régimen de la Iglesia extendida por
una serie de verdades que, aunque no se refieren a todo el mundo» (D 3060).
dogma y moral, y no estando explícita o
implícitamente reveladas, guardan estrechísima Ordinaria significa que tal potestad le corresponde al
relación con la verdad revelada formalmente por sí Papa en virtud de su función y excluye que la ejerza en
misma, de modo que si no se salvan aquellas nombre de otro. Inmediata significa que no necesita el
verdades, tampoco se salvan estas: toda una serie de poder del obispo para intervenir en su diócesis.
verdades naturales que la sana filosofía puede Episcopal quiere decir que es de la misma naturaleza
conocer. Se incluyen aquí las verdades que, en cierto que la de los obispos: el Papa la tiene sobre toda la
modo, preceden a la verdad revelada, le sirven de Iglesia, sobre todas las diócesis; el obispo, sólo en la
apoyo racional, es decir los “preambula fidei” (por suya.
ejemplo, que el hombre tiene capacidad de conocer Y dice a continuación el Concilio: «Sin embargo, esta
la verdad) así como aquellas verdades a las cuales se potestad del Sumo Pontífice está muy lejos de
llega por deducción de una verdad revelada, es decir, menoscabar el poder de jurisdicción episcopal ordinario
las conclusiones teológicas (por ejemplo la e inmediato por el cual los obispos apacientan y rigen
distinción entre naturaleza y persona. Es una verdad como verdaderos pastores la grey que le fue asignada;
de orden natural, pero a la cual se extiende el pues, establecidos por el Espíritu Santo, suceden el
magisterio infalible por la relación que guarda con lugar de los apóstoles».
las verdades reveladas dogmáticas de la Trinidad y
de la Encarnación.) En cuanto a la infalibilidad del Papa dice así el
concilio:
También existen unas verdades de tipo histórico que
están íntimamente conectadas con la verdad revelada, «Que el Romano Pontífice cuando habla ex
cathedra, esto es, cuando cumpliendo con su encargo
como la legitimidad de un concilio, de un Papa, el
de pastor y maestro de todos los cristianos, define con
carácter ortodoxo de un autor o de un escrito... su autoridad suprema que una doctrina de fe y
Finalmente algunos decretos que la Iglesia determina costumbres tiene que ser mantenida por la Iglesia
(decretos disciplinares, canonizaciones de santos...) universal, en virtud de la asistencia divina que le fue
prometida en la persona de San Pedro, goza de aquella
Conviene finalmente hacer una precisión: las doctrinas infalibilidad con la que quiso el divino redentor
que se proponen como de fe es totalmente indistinto que estuviera provista su Iglesia al definir una doctrina de
se hayan enseñado por magisterio solemne, “definición fe o de costumbres. Y, por tanto, que tales definiciones
dogmática” o que se propongan universal y del Romano Pontífice son irreformables por sí mismas
ordinariamente como reveladas. El magisterio solemne y no por la aprobación de la Iglesia». (D 3073).
se ejercita de ordinario para superar dudas y dificultades El Concilio Vaticano II desarrolló el tema de la
planteadas por algunos. La conformidad universal del colegialidad. Viene a decir éste que el obispo pertenece
magisterio ordinario es signo de que nunca han sido al colegio episcopal justamente por la consagración
puestas en duda como verdades reveladas.5 sacramental y por la comunión jerárquica con la cabeza
y con los miembros del colegio. La colegialidad del
episcopado no es, en modo alguno, una innovación del
.III Primado e infalibilidad del Papa: concilio; la Iglesia es una en la unidad de su episcopado
Las constituciones conciliares «Pastor y, en realidad, como tal arranca del Nuevo Testamento y
aeternus» y «Lumen gentium». Primado y de la Tradición de la Iglesia primitiva.
colegialidad.6 El colegio episcopal no ha de entenderse de una forma
jurídica como si se tratara de una reunión de iguales en
autoridad al que lo preside. El Señor los constituyó a
modo de colegio. Por otro lado, el paralelismo entre
La constitución “Pastor aeternus” asigna al primado Pedro y los apóstoles, por una parte, y el Papa y los
papal la finalidad de mantener la unidad de la Iglesia obispos de otra, no es total. El colegio de los obispos
por medio del episcopado. El primado es una verdadera sucede, como tal, al colegio apostólico, sin que un
potestad de jurisdicción (D 3053-3055) que ha sido determinado obispo suceda a un determinado apóstol.
entregada a Pedro para ser entregada a sus sucesores. Y Sólo el obispo de Roma sucede al apóstol Pedro.
enseña a continuación: «que la Iglesia romana posee,
Se llega a formar parte del colegio en virtud de la
por disposición del Señor, el primado de potestad
consagración episcopal, la cual confiere los tres oficios
ordinaria sobre todas las Iglesias, y que la potestad de
sagrados, pero, para que la potestad entre en acto, se
jurisdicción del Romano Pontífice es verdaderamente
requiere la designación canónica o jurídica por parte de
episcopal e inmediata. A esta autoridad están ligados por
la autoridad legítima.
un deber de subordinación jerárquica y de verdadera
obediencia, los pastores y fieles de cualquier dignidad El colegio, que no existe sin su cabeza, es declarado
que sean, tanto individualmente como todos juntos; también sujeto de potestad plena y suprema sobre toda
la Iglesia.
5
B.M. Xiberta, “Introductio in sacram Theologiam”, Barcelona, Los obispos tienen dentro del colegio una autoridad
1964 propia en el sentido de que no son meros consultores del
6
Cf. J. Antonio Sayés “La Iglesia de Cristo” Ed. Palabra 1999.
Bachillerato Tema 25 25 / 4

Papa, sino que, orgánicamente unidos a él como su añade el Concilio: «no puede haber concilio ecuménico
cabeza, tienen una responsabilidad propia sobre toda la que no pueda ser convocado o, al menos, aceptado
Iglesia. El colegio existe siempre, si bien no actúa como tal por el sucesor de Pedro. Y es prerrogativa del
siempre con una acción estrictamente colegial, y ello Romano Pontífice convocar estos concilios ecuménicos,
con el consentimiento de la cabeza (nota previa n.4). presidirlos y confirmarlos». (LG 22).
Actúa, sobre todo, en el concilio ecuménico (LG 22). Y