Vous êtes sur la page 1sur 8

Número 171 www.menonitas.

org Noviembre, 2017

«El Furor» y las autoridades de gobierno


por Dionisio Byler
Elkhart (EEUU), 17 de octubre — documenta ampliamente la idolatría con todo el mundo. 19 Queridos, no
Escribo desde la distancia de estar inherente a la política de aquellos pretendáis vengaros sino permitid que
pasando unas semanas en EEUU con tiempos, a la que la iglesia se oponía intervenga «el Furor», ya que pone:
mi esposa Connie. Ante nuestra declarando Señor, es decir soberano Mía es la venganza, ya me hago cargo
jubilación inminente, nos estamos político, al Cordero, a Jesús resuci- yo —dice el Señor—. 20 Al contrario:
despidiendo de las iglesias menonitas tado. Si tu adversario tiene hambre, dale de
e individuos y parientes, que nos han Ante las tensiones de estos días, comer; y si tiene sed, dale de beber.
venido apoyando con sus oraciones, hallo los siguientes pensamientos del Porque haciendo esto le enfrías su
interés y donativos durante nuestros apóstol Pablo en su Carta a los roma- acaloramiento.
años de servicio con la Red Menonita nos: 21
Así que no dejes que la maldad
de Misión. 12,9 te domine, sino domina tú la maldad
Que el amor sea sincero.
Nunca he creído que la fe cristiana Rechazad la maldad, sumaos a la mediante la bondad.
deba vivirse a espaldas de lo que bondad. 10 Haya entre vosotros un 13,1
Que todo el mundo obedezca la
sucede en la sociedad que nos rodea. afecto fraternal entrañable, ante- autoridad superior que gobierna, por-
Este mes de octubre de 2017, la socie- poniendo a todo, el honrar cada cual que no existe autoridad que no tenga
dad española vive conmocionada por al prójimo. que rendir cuentas a Dios; y las que
el enfrentamiento que se venía anun- están, por Dios están controladas.
[…]
ciando desde hace tiempo, entre los 14
2
Entonces, el que opone resistencia
gobernantes de Cataluña y los de toda Hablad bien de los que os perju-
se subleva contra ese control divino; y
España. dican; hablad bien, no habléis mal.
15
los que se sublevan serán juzgados.
Comenté a alguien aquí —supon- Alegraos con los que están con- 3
Porque los que gobiernan no
go que a un menonita— que tengo la tentos, llorad con los que se lamentan.
16 asustan al que actúa con bondad sino
impresión de que todos los naciona- Consideraos así mutuamente entre
al malhechor. Así que si quieres no
lismos son como la religión: un senti- vosotros, sin pensar nadie que es
tener miedo de la autoridad, actúa
miento inexplicable, generador de superior sino adhiriéndoos a los más
con bondad y te acabará reconocien-
identidad personal, capaz de provocar despreciados. Que nadie piense que
do, 4 ya que está al servicio de Dios
una lealtad suprema superior a todo. su opinión es la que más importa.
17
para lo bueno. Pero si eres malhechor
Me contestó que no, que el nacionalis- Que nadie responda al mal con siempre tendrás miedo, ya que dispo-
mo no es que parezca una religión, es otro mal. Proponeos conseguir el bien ne de medios de castigo eficaces: es el
una religión. Adora el falso dios de la como respuesta a todas las personas. vengador del «Furor» contra los mal-
18
nación soberana como solución a Si es posible, por lo menos en lo hechores.
todos los males, exigiendo que sacri- que de vosotros dependa, vivid en paz
fiquemos en su altar cualquier otro
vínculo humano.
En la era del Nuevo Testamento
faltaban muchos siglos para que se
inventase la ideología del nacionalis-
mo. Sin embargo había un cierto
equivalente en el culto al emperador y
devoción a la diosa Roma. Nelson
Kraybill, en Apocalipsis y lealtad
(Ediciones Biblioteca Menno, 2016)

También en este número:


Estética evangélica 2
El testimonio de la resurrección 5
Noticias de nuestras iglesias 7
Diccionario: gracia 8
2 El Mensajero número 171
5
Por consiguiente no hay más sabía bien Pablo —o lo podía adivinar exagerados e injustos que ejecutan las
remedio que obedecer. Y no solamen- en cuanto a sí mismo— cuando escri- autoridades. A Dios no se le escapa
te por «el Furor» sino también en bió estos renglones. nada, por supuesto; pero «el Furor»
conciencia. 6 Por esto mismo pagáis Así que es imposible que aquí no es tanto un enfado monumental de
impuestos, ya que están al servicio de quiera decir que toda la autoridad que Dios, como una facultad que Dios ha
Dios para dedicarse a esto mismo. se impone por la fuerza sea en sí activado en el mundo, que hace que
7
Pagad entonces a todos lo que benigna y deseable. Lo que sí quiere sea imposible que ningún régimen
corresponda: al que impuesto, im- decir es que la sensatez y el espíritu humano se eternice.
puesto; al que tasa, tasa; al que pacífico de los cristianos nos llevará a Al margen de ello, sin embargo,
respeto, respeto; al que honores, pagar nuestros impuestos y obedecer los seguidores de Jesús nos regimos
honores. 8 No dejéis a deber nada a las leyes —aunque no sean de nuestro por nuestras propias reglas, que son
nadie, además de estar amándoos agrado— porque sabemos que opera claras, sencillas, transparentes y lumi-
unos a otros, ya que quien ama al en el mundo un ente que Pablo tipifica nosas como el sol. A nadie devolve-
prójimo obedece la ley divina. 9 Por aquí como «el Furor», que aplasta a mos mal por mal. Anteponemos la
cuanto aquello de: No cometas los que actúan por otros principios felicidad del prójimo a la propia, y
adulterio, no mates, no robes, no que el amor al prójimo y el devolver consideramos con respeto y predispo-
envidies y si es que hay algún otro siempre bien por el mal que nos sición favorable sus opiniones aunque
mandamiento, en esta idea se resume: hagan. «El Furor» castigará a los que sean contrarias a las nuestras. Ama-
Amarás a tu prójimo como a ti mismo. se sublevan, pero también castigará a mos al prójimo como a uno mismo, y
10
El amor es incapaz de hacerle las autoridades siempre que se suble- entendemos que la quintaesencia del
mal al prójimo. Es por eso el cumpli- ven ellas contra el control divino del amor es su incapacidad de provocarle
miento perfecto de la ley divina. ejercicio de su potestad de gobierno. ni desearle ningún mal a nadie.
Esto lo escribe Pablo sin ilusiones En las traducciones habituales, a Pagaremos nuestros impuestos y
ingenuas acerca de ningunas presuntas las palabras «el Furor», que vienen en obedeceremos las leyes de cualquiera
bondades del régimen romano, paga- el texto griego, se suele añadir «de que sea que mande, por supuesto.
no, idólatra, imperialista y colonialis- Dios», con el resultado de que ponen Pero sobre todas las cosas, seremos
ta, cruel hasta el colmo de organizar «la ira de Dios». Viene a ser tal vez lo conocidos como un pueblo de amor y
espectáculos de muerte humana para mismo, aunque creo que la forma que de paz, que no refunfuña ni se queja
diversión de masas embrutecidas. lo expresó originalmente Pablo es más sino que confía felizmente en el
Esas autoridades «que no asustan al sugerente del carácter impersonal de control que ejerce Dios sobre la
que actúa con bondad» habían cruci- cómo operan a lo largo de la historia humanidad.
ficado a Jesús y acabarían también humana la violencia, los tumultos, las
con la vida del propio Pablo. Esto lo guerras, y los castigos frecuentemente

Estética evangélica
por Félix Ángel Palacios
El filósofo español López Arangu-
ren, en su ensayo titulado Catolicismo
y protestantismo como formas de exis-
tencia (1952), realiza una interesante
comparativa sobre cómo entienden la
vida y a Dios los católicos y los pro-
testantes. Para él, la Iglesia Católica
es la portadora del espíritu latino
histórico de la Roma clásica, la
heredera cultural de la Antigüedad.
Censura el insigne pensador «la
ausencia de imágenes y metáforas, de
toda poesía» que caracteriza al protes-
tantismo en general, principalmente a
los calvinistas, a quienes ve como
«gentes tristes, graves y secamente
austeras, hostiles al goce». Por el
contrario, afirma, el alma del católico
es figurativa, disfruta de la vida por-
que se siente tranquilo con el mundo y
con Dios, protegido por la Iglesia e El órgano de tubos, un elemento embellecedor frecuente en iglesias evangélicas.
Noviembre, 2017 El Mensajero 3

identificado con esa belleza formal Nuestro hermano


del rito y los templos católicos, cuyo Miguel Vieira,
atractivo es tan sumamente poderoso, licenciado en arte
que artistas y estetas corren el riesgo dramático y técnico
de «un catolicismo vivido desde un de cultura en la Junta
punto de vista puramente estético». de Castilla y León,
No soy artista ni experto en el cree equivocada la
tema, pero esto me hace pensar en los elección de la iglesia
aspectos estéticos del cristianismo al arriar la bandera del
evangélico: Arte. Vieira afirma,
además, que el artista
1. ¿Qué comunican nuestros
cristiano refleja la
templos?, y
cosmovisión cristiana
2. ¿Qué inspiramos como evangé-
en lo que crea, y que
licos?
haciéndolo practica la
«El arte es la forma primaria de la verdad. Si en el
vida, y sin belleza no hay verdad», corazón del creyente
afirmaba el poeta alemán Stefan habita el Espíritu
George 1. «La belleza conduce al Santo, el Artista por
bien», intuía Platón, quien veía en el antonomasia, ¡en algo
amor la búsqueda activa de la belleza se tendría que notar!
y la verdad. Para Fromm, psicoanalis-
Todo lo que Dios
ta que se consideraba a sí mismo un
hace manifiesta sabi-
místico ateo, el amor es un arte y
duría y ciencia, armo-
como tal requiere disciplina, concen-
nía y equilibrio, sensi-
tración, paciencia y excelencia.
bilidad y delicadeza
«Todos están sedientos de amor —
en grado sumo, pues
sigue diciendo— […] Para la mayoría
traduce lo que Él es.
de la gente, sin embargo, el problema
Hay tanto amor verti- En iglesias evangélicas sin vidrieras de color, las ven-
del amor consiste fundamentalmente
do en la Creación, tanas suelen permitir admirar las copas de los árboles.
en ser amado, no en amar» 2. Si amar
tanta belleza, que con-
es comprometerse con el arte y la
templarla nos coloca Tiene razón Aranguren: la Iglesia
verdad, buscar la belleza y donarla,
inevitablemente ante el compromiso Católica ha creado una ingente canti-
este mensaje no debería pasar inad-
de reconocer en ella a su Autor, una dad de arte, asombroso y emocionan-
vertido para los discípulos de Cristo.
gratitud que no siempre estamos te, y no solo en lo que se refiere a esa
La estética refleja la ética 3. Las dispuestos a dar (Ro 1,20-21). Por si iconografía tan aborrecida por judíos
formas derivan de un porqué. El fuera poco, la entrega del Hijo para y protestantes. Israel supo crear un
significado está ligado al significante. salvar a un mundo perdido es de una arte propio en lo arquitectónico y lo
Los gestos expresan tanto o más que hermosura moral sobrecogedora, decorativo, el arte judío, en conso-
las palabras. De la abundancia del inigualable, infinita. nancia con el Dios que diseñó perso-
corazón habla la boca (Lc 6,45). Yo nalmente su lugar de culto, su liturgia,
El aprecio de Dios por la exce-
te mostraré mi fe por mis obras (Stg
lencia espiritual y material resulta sus fiestas, etc. Conscientes de que
2,18). Todo esto habla de una realidad contenido y continente van de la
evidente a lo largo de toda la Biblia.
invisible manifestada en lo material. mano, los hebreos han sabido expresar
Las formas deliciosas del arca de la
Los protestantes, sin embargo,
alianza, el tabernáculo y su contenido, estéticamente desde hace más de tres
embebidos tradicionalmente en «la mil años una realidad espiritual senci-
las vestiduras sacerdotales, etc.,
iconoclasia de la pura interioridad» 4,
apuntan a una realidad espiritual. Yo lla pero única, demostrando que se
todavía no lo hemos entendido.
he llamado a Bezaleel, y lo he llenado puede mantener el equilibrio entre el
del Espíritu de Dios, en sabiduría y en arte y el aniconismo, el rechazo a las
1
inteligencia, en ciencia y en todo arte, imágenes como objetos de culto tal
Citado por JL López Aranguren en para inventar diseños… (Ex 31,2-4). como ordenó Dios a Moisés.
Catolicismo y protestantismo como
Las leyes que instruían al pueblo y lo También las primeras iglesias nos
formas de existencia. Biblioteca Nueva
(Madrid, 1998), pág. 176. preservaban, trasudaban igualmente el legaron el arte paleocristiano:
2 atractivo del Espíritu divino. Incluso catacumbas y domus ecclesiae eran
Erich Fromm, El arte de amar.
Ediciones Paidós (Barcelona, 1980), pág.
la forma de acampar Israel en el embellecidas con crismones, panes y
13 (cap. I: ¿Es el amor un arte?). desierto asombraba al espectador: peces, representaciones del Cordero,
3 ¡Cuán hermosas son tus tiendas, oh etc., que expresaban su fe y otras
Wittgenstein, lingüista y matemático
austríaco (1889-1951). Jacob, tus habitaciones, oh Israel! muchas cosas tan hermosas como
4 (Nm 24,5-6). reales. Era un arte para el consumo
Werner Jaeger, op. cit. de JL López
Aranguren, pág. 174.
4 El Mensajero número 171

interno, y su estilo impresiona por armonía del lugar. La minimalista espiritual en la que vivimos.
recatado, sencillo, intenso y sincero. sencillez de los lirios del campo, Somos lo que parecemos, lo que
¿Por qué nosotros no hemos hecho lo ensalzada por el Señor Jesús, contiene nos debería preocupar como evangéli-
mismo? más alegría y elegancia que los vesti- cos. Nuestra renuencia a utilizar el
Aún no entendemos que el arte, en dos del propio Salomón (Mt 6,28-29), lenguaje visual no se reduce única-
todas sus manifestaciones, no es y nos recuerda que lo magnífico y lo mente a lo arquitectónico o lo decora-
incompatible con el mensaje del majestuoso no siempre se corresponde tivo de nuestros templos. Las otras
Evangelio y que lo comunica de con lo caro. Es más, la sobrecarga áreas de nuestro vivir diario, aquellas
manera magnífica en sintonía con la estética y la ostentosidad pueden ser tan enfatizadas como «el testimonio
estética divina. Lamentablemente, tan desagradables a la vista y estar tan del creyente», discurren a menudo por
cinco siglos de Reforma Protestante alejadas de la virtud como el mayor estos mismos parámetros de pobreza
no han sido suficientes para que los de los vicios. gestual, descortesía y mal gusto aun
evangélicos demos con un estilo que Como señalábamos al principio, la entre hermanos en la fe, una dureza de
nos defina como pueblo que se alegra iconoclasia de la pura subjetividad, el formas totalmente contraria a la ter-
en su Dios, que se relaciona con Él énfasis en la interioridad, nos ha aleja- nura y la exquisitez del corazón de
prescindiendo de boatos e interme- do históricamente a los protestantes Cristo, pero acorde con la escenogra-
diarios, y que celebra existencial- del contacto con la esfera del arte fía en la que nos envolvemos. Por tal
mente la Redención efectuada a su como forma de expresar nuestra fe y motivo, muchos creyentes dudan
favor por Cristo. esperanza. En consecuencia, nuestros seriamente a la hora de invitar a
Pese al elevado número de artistas lugares de culto no comunican ni la alguien con un mínimo de sensibili-
nacidos en el seno del protestantismo mínima parte de lo que somos ni lo dad a acudir a su iglesia.
desde el siglo XVI, principalmente que tenemos por la gracia de Dios, es Renunciar a izar la bandera del arte
músicos y pintores, nuestros lugares más, muchos de ellos evidencian más supone crear entornos eclesiales poco
de culto dejan en general mucho que el poco atractivo de una condición inspiradores, por decirlo de manera
desear desde el punto de vista estético humana alejada naturalmente de Dios suave. A veces son estéticas hereda-
o, lo que es peor, transmiten un que la belleza de la nueva vida en das de situaciones pretéritas difíciles,
mensaje de austeridad y sequedad Cristo. pero por lo general siguen lo que mar-
visual que asusta. «¡Oiga, que no Resulta paradójico proclamar la ca el mejorable gusto de la organiza-
somos Salomón!», y es verdad, pero presencia de Dios entre nosotros, ción a la que pertenece la iglesia, del
no debemos confundir limitación de enfatizar una relación personal con Él, pastor y su señora, etc. Tristemente,
medios con pobreza de ideas o mal desatendiendo al mismo tiempo el cuando algún templo evangélico llama
gusto, y ejemplo de ello nos lo dan lenguaje estético con el que nos co- la atención, lo hace por lo recargado y
aquellas personas de condición humil- municamos con los demás. Podemos estridente, una estética absurda en
de pero enormemente dignas en su entender la reacción pendular en los consonancia con la megalomanía de
porte. Lo sencillo no es sinónimo de inicios de la Reforma contra el abuso sus pastores. Este panorama nada
feo, ni lo funcional tiene por qué ser de la Iglesia de Roma en este sentido, alentador traduce un desequilibrio
triste o burdo. o el énfasis en que la virtud moral está interno, un alma empobrecida, alejada
El minimalismo, esa corriente por encima de los adornos externos, pavorosamente de una de las facetas
artística que considera que «menos es pero prescindir de toda licencia más atractivas y asombrosas de nues-
más», nos sirve también de ejemplo: estética en aras de una pretendida tro Padre: la belleza de las cosas. Eras
prescindiendo al máximo de los obje- sobriedad evangélica y para dejar perfecta a causa de mi hermosura que
tos decorativos, utiliza solo aquello claro que rechazamos lo vano, no yo puse sobre ti, dice Jehová el Señor
que realza la pureza de líneas y la parece ajustarse a la exultante realidad (Ez 16,14).

¿Y estética anabautista? La tradición evangélica siempre pero con una particularidad: la


dio protagonismo a la predicación de disposición de las sillas o bancos ha
Me encanta que Félix haya deci- la Palabra, por lo que el púlpito desde sido muchas veces semicircular o en
dido compartir las reflexiones a que le donde se predicaba se ha encontrado «U». Se conseguía así que todos los
inspira la lectura de este libro sobre habitualmente al frente y centro de asistentes pudiesen ver las caras del
estética cristiana. las iglesias. Ha sido también habitual, máximo posible de los hermanos y las
La tradición anabautista ha resul- al frente, un «altar» o mesa donde hermanas. «La iglesia» se entendía
tado muy diversa en cuanto al tipo de desplegar los elementos de la Cena ser la comunidad humana. Hallarse de
lugares de culto. Empezando como del Señor. Y en algunas iglesias, detrás frente unos a otros, entonces, resul-
movimiento clandestino, en muchos del púlpito, ha habido dos o tres filas taba tan interesante y atractivo, que
lugares, y a veces durante siglos, no de bancos donde se sentaba el coro, nadie echaba a faltar otros puntos de
pudieron tener edificios propios para de frente a la congregación reunida. interés visual o «estético» que la
el culto. Se reunían en casas parti- Muchos de estos elementos han propia belleza de las personas
culares o en edificios propios pero sido imitados en iglesias menonitas, presentes. [Dionisio]
disimulados.
Noviembre, 2017 El Mensajero 5

Esta estética evangélica, llamé- En resumen, y volviendo a las 3. Nunca hay una segunda oportuni-
mosla así, por demás anodina, no hace preguntas del inicio, podríamos decir dad para causar una primera
justicia a un pueblo en cuyo corazón que: impresión. Nuestros entornos
hay un tesoro colosal, una fuente ina- 1. La estética habla de ética, las for- eclesiales son escaparates que
gotable de vida que transforma cuanto mas del fondo, un lenguaje que los confirman o contradicen lo que
toca y embellece todo el abanico de la evangélicos deberíamos saber tenemos en Cristo. Plasmar en
existencia. El hombre bueno, del buen manejar. ellos las verdades que proclama-
tesoro de su corazón saca lo bueno 2. La Iglesia posee una realidad espi- mos exige utilizar un lenguaje
(Lu 6,45). Somos imagen de Dios y ritual única, un mensaje extraordi- visual que nos haga justicia como
templo del Espíritu Santo, por lo que nario incompatible con lo burdo, lo pueblo de Dios.
la presencia del Eterno se halla por seco, lo triste y lo displicente que ¡Cuán grande es su bondad!
partida doble en el alma del creyente, transmiten nuestros templos o ¡Cuánta su hermosura! (Zac 9,17).
una realidad que, sin embargo, es nuestra forma de ser y de relacio-
desdeñada visualmente entre nosotros. narnos.

Ahora entiendo el evangelio (9/20)


El testimonio de la resurrección
por Antonio González
Pacto. El pueblo hebreo siempre
esperó que la fidelidad de Dios se
mostrara en la historia. A diferencia
de otras religiones, que se enfocan en
algún tipo de supervivencia del alma
después de la muerte, la religión
hebrea se centró en la historia.
Desde el Éxodo, el Dios de Israel
es un Dios que actúa poderosamente
en la historia humana. Israel no espe-
raba un consuelo individual para
después de la muerte, sino la libertad
y la supervivencia del pueblo. Por eso
son tan escasas las referencias a la
supervivencia individual que podemos
encontrar en el Antiguo Pacto.
Sin embargo, en la religión de

E
Israel se fue desarrollando una espe-
n los capítulos anteriores Jesús, difícilmente podríamos enten- ranza que, de alguna manera, unifica-
hemos hablado de la afirma- der que el evangelio sea una buena ba la restauración del pueblo en la
ción cristiana de que Dios noticia. Es más, el pasaje sobre el historia con la restauración de los
estaba en Cristo reconciliando el sufrimiento del siervo del Señor, que difuntos. Los profetas de Israel fueron
mundo consigo. Sin esta afirmación, era la continuación de las «buenas proclamando magníficas visiones del
difícilmente podríamos pensar que la noticias» profetizadas por Isaías, futuro, en las que se incluían también
muerte de Jesús signifique una victo- culmina justamente afirmando la a las generaciones pasadas, incluyen-
ria sobre el pecado. De hecho, más exaltación del siervo del Señor (Is do a quienes habían sido oprimidos,
bien se podría ver a Jesús como 53,10-12). ¡Algo anunciado cientos de derrotados, y humillados a lo largo de
alguien que simplemente fue abando- años antes de Jesús! la historia.
nado por Dios. El mensaje gozoso de los primeros Un buen ejemplo es el capítulo 37
Ahora bien, ¿de dónde sacaron los cristianos consistía precisamente en el del libro de Ezequiel. Allí el profeta
primeros cristianos la idea de que «testimonio de la resurrección» de ve un valle lleno de huesos secos a los
Dios estaba en Cristo, reconciliando el Jesús (Hch 4,33). Podemos preguntar- que el Espíritu vuelve a dar vida,
mundo consigo? Para entender esta nos ahora en qué consiste la resurrec- restaurando la carne, y para unirlos al
afirmación, tenemos que ver el segun- ción. pueblo redimido por Dios. Otro ejem-
do elemento del evangelio. Se trata de 1. El adelanto del fin plo es el libro de Daniel, donde se
la resurrección de Jesús. profetiza una liberación del pueblo
La resurrección se ha de entender
De hecho, sin la resurrección de que incluirá a los difuntos, que brilla-
desde su trasfondo en el Antiguo
6 El Mensajero número 171

fiables? ¿No se podría tratar de una de Ezequiel 37), ni tampoco brilla


La resurrección de Jesús especie de engaño hecho por los como las estrellas (al estilo de
fue entendida por los primeros cristianos para ocultar el Daniel 12). En lugar de seguir
primeros cristianos como fracaso de Jesús en la cruz? ¿No patrones usuales, los testigos
podrían ser alucinaciones o ensoña- hablan de un cuerpo extraño, que
una especie de adelanto de ciones con las que muchas personas se reconoce y no reconoce, que se
la resurrección final. Los lidian con la pérdida de un ser queri- puede tocar, pero al mismo tiempo
do? Hay varios motivos para pensar aparece y desaparece súbitamente.
primeros cristianos que esto no era así. Un relato inventado hubiera
«anunciaban en Jesús la 1. Desde el principio hay una multi- utilizado los patrones disponibles.
resurrección de entre los tud de testigos. No es algo que 9. Las ideas sobre el destino de los
haya experimentado una sola difuntos suelen ser muy estables en
muertos». Jesús sería las persona. las culturas, incluso cuando otras
«primicias» o primeros 2. Las presuntas «contradicciones» ideas cambian. Los primeros cris-
en los relatos que encontramos en tianos se vieron obligados a trans-
frutos de la resurrección los distintos evangelios muestran formar sus ideas sobre la muerte y
general, el «primogénito» esta pluralidad de testigos. No se la resurrección, entendiendo la
trata de un mismo relato de un resurrección de Jesús como un
de entre los muertos. adelanto de la resurrección final.
testigo, luego copiado por otros.
3. Los relatos de la resurrección no Esto no es una «demostración
contienen citas del Antiguo Pacto, científica» de la resurrección. Tampo-
algo que se podría esperar si los co se puede demostrar científicamente
rán como las estrellas (Dn 12,1-3). que compusieron los relatos estu- que la resurrección no tuvo lugar. A lo
La resurrección de Jesús fue enten- vieran inventado sus historias. Los sumo, se podría mostrar su suma
dida por los primeros cristianos como relatos todavía están frescos, y no improbabilidad. Sin embargo, de eso
una especie de adelanto de la resurrec- están adornados con citas. exactamente habla el cristianismo: la
ción final. Los primeros cristianos resurrección como un hecho altamente
4. Entre los testigos de la resurrec-
«anunciaban en Jesús la resurrección improbable, solamente posible como
ción que aparecen en los cuatro
de entre los muertos» (Hch 4,2). Jesús una nueva creación, iniciada por el
evangelios destacan las mujeres.
sería las «primicias» o primeros frutos mismo Dios que creó el universo
Pero las mujeres no eran testigos
(1 Co 15,20.23) de la resurrección entero.
válidos en el mundo judío ni
general, el «primogénito» de entre los gentil. Si los relatos hubieran sido La resurrección sigue requiriendo
muertos (Col 1,18). inventados, se hubieran buscando la fe en un testimonio. Jesús le dice a
¿Por qué anunciaban esto? testigos varones.
2. Los testigos 5. Nadie esperaba la muerte y resu-
rrección del Mesías. Desde el
Mientras que la idea de una inmor- punto de vista usual de Israel, un
talidad del alma es algo más o menos Mesías muerto prematuramente
común en la historia de la humanidad, sería un falso Mesías. Simple-
la afirmación de la resurrección de un mente habría que esperar a otro.
difunto es algo que rompe con toda la
experiencia humana sobre la muerte. 6. Para hablar de alucinaciones
Es algo que solamente se podría expli- propias del duelo, existentes en
car como una acción de Dios. El mis- todas las culturas, los primeros
mo Creador de los cielos y de la tierra cristianos podrían haber recurrido
habría decidido comenzar algo así a relatos sobre sueños o espíritus.
como una recreación, una nueva crea- Sin embargo, usaron un lenguaje
ción, de la humanidad. concreto, referido al cuerpo.
El cristianismo primitivo basaba su 7. En las alucinaciones propias del
afirmación en la existencia de testi- duelo, los difuntos suelen aparecer
gos. No testigos del hecho mismo de dando consuelo y despidiéndose de
la resurrección, sino testigos de las los seres queridos. Jesús, por el
apariciones del resucitado. Pablo, en contrario, da una misión a sus
su presentación del evangelio, habla discípulos: anunciar el evangelio.
de la existencia de cientos de testigos, 8. Las experiencias con el resucitado
incluido él mismo, a los que todavía no entran en los patrones disponi-
se les podía ir a preguntar por lo que bles para los judíos. El cuerpo de
habían experimentado (1 Co 15,4-8). Jesús no se presenta como un
¿En qué medida estos testigos son cuerpo físico revivificado (al estilo
Noviembre, 2017 El Mensajero 7

Tomás, en el evangelio de Juan: «¡Di-


chosos los que no vieron y creyeron!» Se considera el legado de la «reforma radical»
(Jn 20,29). La fe nos pone en una
relación nueva con Dios, que no está
Congreso de «iglesias de creyentes». Reforma y renovación
basada en lo que podemos controlar, Goshen (EEUU) 25 de
sino en la confianza. Mientras que septiembre — Cincuenta
«Adán» solamente acepta lo que está años después del primer
bajo su control, la nueva relación con congreso de «iglesias de
Dios se funda en la fe, es decir, en la creyentes» Believers Church
confianza hacia él. De ahí que sean Conference, más de 150
más bienaventurados los que creen sin personas, en representación
«pruebas». de casi una docena de deno-
Por otra parte, la resurrección se minaciones, se reunieron en
refiere a la realidad completa de la Escuela Universitaria de
Jesús, incluyendo su cuerpo. En el Goshen los días 14-16 de
mundo hebreo no se esperaba la septiembre. Fue la 18ª con-
inmortalidad del alma, sino la resu- vocatoria de los congresos Musa Mambula, del seminario Bethany Theological
rrección del cuerpo. Esto no quiere Believers Church Confe- (izq.) conversa con Leonard Gross, de la Escuela
decir que el cuerpo resucitado sea rence, y el tema fue «La Universitaria de Goshen.
igual que nuestro cuerpo físico actual, Palabra, el Espíritu, y la
como en la visión de Ezequiel. Todo renovación de la Iglesia».
lo contrario. El Nuevo Pacto habla recuperar su identidad auténtica y
El concepto de «iglesias de creyen- «regocijarse con los que se regoci-
justamente de un «cuerpo espiritual» tes» se entiende con referencia a las
(1 Co 15,44), sin explicarnos más en jan». La ponencia de Volf atrajo una
que solo bautizan a creyentes, no a asistencia próxima a las 400 personas.
qué consiste tal cuerpo. Es algo que bebés.
pertenece a la realidad del nuevo Diferentes mesas redondas dieron
mundo, inaugurado por el Mesías. Auspiciado por la Escuela Univer- protagonismo a 75 personas cuyas
sitaria de Goshen y el Anabaptist ponencias trataron temas como «La
Ahora bien, la resurrección, por Mennonite Biblical Seminary, el
muy adelantada que esté en Jesús, no Biblia y las reformas», «El Espíritu
congreso trató el legado de la Refor- Santo y la misión de la Iglesia»,
significa por sí misma que Jesús sea ma protestante desde la perspectiva de «Política y ética», y «Ecumenismo y
alguien divino. Israel esperaba la los grupos relacionados con la tradi-
resurrección de todos los seres huma- las Iglesias de Creyentes hoy».
ción anabautista, «la reforma radical».
nos, o de todos los justos. Esto no los Nancy Bedford, profesora de
También fue ocasión para adorar
convertía en seres divinos. Sin em- teología en Garrett-Evangelical Theo-
juntos al Señor y para conversar sobre
bargo, el evangelio afirma que Dios logical Seminary opinó, en una sesión
la utilidad que pueda tener el término
estaba en Cristo reconciliando el plenaria, que el legado de la Reforma
believers church, «iglesia de creyen-
mundo consigo. ¿De dónde sale esta ha sido secuestrado por «un racismo
tes», y el futuro de esta serie de
afirmación? Es lo que tenemos que blanco tóxico» norteamericano, que
congresos. Entre las familias deno-
ver a continuación. ella describió como «una apostasía
minacionales asociadas con esta
autrodestructiva». «El protagonismo
3. Para la reflexión tradición se encuentran los bautistas,
del Espíritu Santo es indispensable —
Hermanos en Cristo, Iglesia de los
• Lee Ezequiel 37. ¿Qué te llama la expuso— si es que vayamos a ser
Hermanos, Iglesia Cristiana (Discí-
atención del texto? transformados por el camino de Jesús,
pulos de Cristo), amigos (cuáqueros),
• ¿Qué significa que en Jesús se para pasar por esa puerta estrecha que
menonitas, pentecostales y otros.
adelanta la resurrección de los cuestiona esas formas tóxicas de cris-
muertos? Miroslav Volf, un teólogo renom- tianismo que se encuentran presentes
• ¿Te parece que el testimonio de la brado que enseña en la Divinity en nuestra cultura hoy día, para abrir-
resurrección es un testimonio School de la Universidad de Yale, se a una generosidad que abraza a
creíble? retó a los asistentes a recuperar las todos los que se encuentran en condi-
• ¿Se puede demostrar científica- ideas de humildad y regocijo que ciones de vulnerabilidad».
mente la resurrección? «inspiraron al joven Martín Lutero».
Los próximos congresos de «igle-
El sentido moderno de identidad,
• Lee Juan 20,19-29. ¿Por qué son sias de creyentes» serán en 2019 en
alegó Volf, se basa en una noción
más bienaventurados los que creen Washington, y 2021 en Ámsterdam.
precaria de competición y logros
sin ver? Fuente: mennoworld.org
personales, que produce un sentimien-
to de ineptitud, fracaso y depresión,
todo lo contrario del regocijo. La idea
de humildad que esgrimía Lutero,
donde la propia existencia es en sí un
don divino, permite a los cristianos
8 El Mensajero número 171

Diccionario de términos bíblicos y teológicos


gracia — Amor y misericordia de nos hacen reír, son los que desembo- Pero esto nos puede ofrecer, tal
Dios, predisposición favorable por la can en una sorpresa, en un final que vez, un atisbo de esperanza de que en
que Dios juzga con longanimidad y de tan inesperado u ocurrente, nos nuestro padecer injusticias, maldades,
paciencia a la persona, con compren- provoca una explosión espontánea de odio y rencor, hasta violencia, quién
sión y bondad antes que con dureza y carcajada. Así de inesperada y ocu- sabe si no se nos está presentando en
rigor para castigar a la primera. El rrente le tiene que parecer al pobre ser bandeja la oportunidad de con ello dar
redescubrimiento de la gracia, por humano que cree previsible tener que expresión a la gracia de Dios, que
parte de Martín Lutero, fue uno de los vérselas con Dios en un juicio eterno, podemos regalar a nuestros enemigos.
hitos de la Reforma protestante y está cuando se entera que Dios nos ve con ¡Oh aspiración maravillosa! ¡Oh
en el ADN del luteranismo hasta el el tipo de benevolencia que se en- esperanza sublime! ¡Quién no lo daría
día de hoy. Hoy día el concepto de la tiende cuando pone que «Noé halló todo para lucirse como digno discí-
gracia divina es esencial en la teología gracia a los ojos de Dios», por lo cual pulo del Maestro de toda gracia!
de todos los cristianos, sean protes- salvó la vida y la de sus descendientes —D.B.
tantes (evangélicos), católicos, o cuando el Diluvio.
anabautistas. Las actitudes y conductas humanas
Existe siempre una cierta tensión tienen consecuencias, sin embargo,
entre el concepto de la gracia divina y consecuencias que son muchas veces
el de la justicia de Dios, la ira de harto perversas y malignas y que
Dios, por la que juzga intolerables desencadenan toda una secuencia de
determinadas conductas y actitudes de violencias, maldades y sufrimientos.
la humanidad, en particular las que Como las olas de expansión cuando
provocan sufrimiento y muerte en el tiramos una piedra al agua, la maldad
prójimo u ofenden la santidad y la humana provoca una reacción de
majestad de Dios. Esa tensión es útil y males en cadena que llegan a afectar a
necesaria. No se puede resolver en otras muchas personas que nada
dirección a enfatizar demasiado la ira tenían que ver. La gracia de Dios se
divina y sus justos castigos como si muestra también, entonces, cuando
Dios fuese un juez imparcial que interviene para refrenar la maldad,
ignora la fuerza de afecto que le une a para vengar a los inocentes, para dar
la persona juzgada. Tampoco se puede fin, con efectos ejemplarizantes, a la
resolver en dirección a enfatizar maldad de quienes provocan sufri-
demasiado una manga ancha y todo miento y violencia. Esto también es
vale, donde acabaríamos pensando gracia. Es la gracia que interviene,
que Dios carece de seriedad y que sus que se interpone, que estorba, limita y
mandamientos no son de cumpli- castiga la perversidad, trayendo alivio
miento obligado. y sosiego a sus víctimas.
En castellano existe otro sentido de Es por eso también que decíamos
la palabra «gracia» que no tiene por que no es justo eliminar la tensión
ejemplo en inglés. Decimos que algo entre gracia y castigo divinos. Porque
tiene gracia o que nos resulta gracio- bien puede ser que el castigo de unos,
so, cuando nos hace reír. Tal vez otros lo vivan como gracia y libera-
deberíamos rescatar este sentido de la ción y alivio. Desde luego Dios es el
palabra también al meditar en la único que tiene la capacidad y sabidu-
gracia de Dios. ría para gestionar las exigencias de
gracia de todos nosotros, los seres
Desde luego no es descabellado
humanos que él creó y ama, exigen-
imaginar que quizá Lutero, que vivía EL MENSAJERO es una publicación
cias de gracia que serán muchas veces
hasta entonces agobiado por una de AMyHCE (Anabautistas, Menonitas y
contrarias e incompatibles entre sí. Al
escrupulosidad malsana y en terror al Hermanos en Cristo – España).
final su amado Hijo Jesús obtuvo la
castigo de Dios, se echase a reír de c/ Estrella Polar, 10
gracia de la resurrección, pero no sin
puro alivio y alegría incontenible 09197 Quintanadueñas (Burgos)
antes, «desgraciadamente», haber Director: Dionisio Byler
cuando el Espíritu Santo consiguió
padecido los horrores del odio y el Las opiniones aquí vertidas no son
hacerle comprender que Dios le
rechazo y la crucifixión del Calvario. necesariamente las mantenidas por las
amaba y estaba dispuesto a abrazarlo
Padecimientos que fueron, a su vez, la Iglesias de AMyHCE ni por el director.
en su divino seno por pura gracia, de
máxima expresión de la gracia de De distribución gratuita en las Iglesias
puro amor incondicional de Padre. de AMyHCE.
Dios para cada uno de los demás.
Los mejores chistes, los que de verdad www.menonitas.org