Vous êtes sur la page 1sur 15

17

LA
PSICOPATÍA Y SU
DIAGNÓSTICO
Mariela Yesuron
Licenciada en Psicología en Universidad Nacional de Córdoba, Mg en Psicología Clínica de
la Universidad empresarial siglo 21. Docente de la Facultad de Psicología de la Universidad
Nacional de Córdoba. Investigadora Secyt y Mincyt. marielayesuron@gmail.com

Resumen Abstract

El presente artículo tiene como objetivo The aim of this article is to shed light on the
esclarecer el diagnóstico diferencial de diagnosis of psychopathy. First we present
psicopatía. Para ello en primera instancia a historical review of the concept and then
se muestran los antecedentes históricos del we describe the Hare Psychopathy Checklist
concepto y luego se realiza una descripción Revised; the PCL-R is the single best predictor
de la Escala de Valoración de Psicopatía of violent behavior currently available. In
Hare Revisada (PCL-R), instrumento con el addition, we offer a summary of the research
que actualmente se cuenta para predecir Latin American that used this instrument.
la conducta violenta. Además, se indican Finally we considered the diagnosis of
las investigaciones empíricas que se han psychopathy in relation to international
llevado a cabo en América Latina con este classifications (DSM-CIE).
instrumento. Por último se considera
el diagnóstico diferencial respecto a las Keywords: Psychopathy, diagnosis, Latin
clasificaciones internacionales (DSM-IV y America.
CIE-10).

Palabras claves: Psicopatía, diagnóstico,


América latina.

recordado como un siglo marcado por la

Sobre la violencia, que alcanza desde la intimidad de


la familia hasta las relaciones internacionales,

violencia y sus por lo que plantea que este es un fenómeno


que va más allá de un problema de naturaleza

manifestaciones ética o jurídica y debe ser considerado con otra


mentalidad para que su tratamiento, en el siglo
XXI sea exitoso. Por ello es que debe producirse
En el documento Violencia y salud en un cambio en el enfoque de la problemática de
el siglo XX de la Organización Mundial de la la violencia, considerándola desde el enfoque
Salud (OMS; Concha-Eastman y Krug, 2002) de la salud; y para ello debe producirse
Nelson Mandela afirma que el siglo XX será también un cambio de paradigma, desde el

Estudios Sociohumanísticos
18

enfoque jurídico/penal a la consideración de De la misma manera sucede con la


la salud /bienestar, lo que a su vez implica psicopatía, concepto que habitualmente
pasar de una política del castigo/corrección a aparece ligado a los fenómenos de violencia.
la prevención/predicción. Ya en 1996 la OMS Pozueco Romero, Romero Guillena y Casas
consideró que la violencia, por su extensión y Baqueros (2011), Moltó y Poy (1997) y Hare
consecuencias en la salud y el bienestar de las (1996) señalan que aunque los psicópatas son
personas, debe entenderse como un problema responsables de un sinnúmero de crímenes
de salud pública. violentos y distrés social, no se debe aceptar
la idea lombrosiana del psicópata como un
Desde esta perspectiva, la violencia ya criminal nato, o en potencia. Se conoce la
no es solamente un problema moral, ético o existencia de los denominados psicópatas
jurídico-legal, sino que se está convirtiendo integrados, es decir de aquellos individuos que
en un problema de salud pública, en un no llegan a tener contacto formal o problemas
elemento comparable a las epidemias de con la ley, por lo que no todos los psicópatas
naturaleza infecciosa o a los sucesos naturales son delincuentes, como así también no todos
devastadores. En este contexto las medidas los delincuentes son psicópatas. Se estima
de castigo a los agresores, de reparación de que en la población general la presencia de
las víctimas, no serían suficientes; por lo que psicopatía oscila entre el 1 y 2 % (Torrubia
se deberían complementar con medidas de y Cuquerella, 2008). No obstante, a lo largo
prevención, educación y de predicción. De esta de todas sus investigaciones, Hare (2000)
manera se ha empezado a utilizar los términos ha demostrado científicamente una relación
propios del campo de la epidemiología y la entre la violencia y la psicopatía, indicando
salud pública, lo que sitúa el nuevo paradigma que muchas de las características que
para abordar la violencia y la predicción del son importantes para la inhibición de las
comportamiento violento. La violencia es conductas violentas y antisociales, como lo son
entonces, un fenómeno previsible y predecible, la empatía, la capacidad de establecer vínculos
por ello el cambio para la intervención de los profundos, miedo al castigo y sentimiento de
profesionales está abierto (Yesuron, 2014a). culpa; se encuentran seriamente disminuidas
o simplemente ausente en los psicópatas
En este sentido, Pueyo (2007) indica (García-Pablos de Molina, 2003; Patrick,
que la violencia ha tenido un tratamiento 1994).
científico muy limitado, y no ha sido hasta

Antecedentes
muy recientemente, más o menos 20 años
atrás, que se ha convertido en objeto de

históricos de la
análisis y estudio científico. Los científicos
se están interesando por este fenómeno y
está recibiendo mayor atención en la última
década. Para el autor, una de las mayores
dificultades para el estudio científico de la
psicopatía
violencia, es su delimitación conceptual, ya que En el año 200 AC, Teofrasto, discípulo
es muy frecuente encontrar bajo la etiqueta de Aristóteles, en sus escritos introduce la
de la violencia, diversos fenómenos análogos, idea de un hombre sin escrúpulos que llama
pero que son distintos, tales como: el delito, la atención porque realiza actos extraños
la agresión, y el comportamiento antisocial. y de extrema violencia, que más bien eran
Desde esta perspectiva, la confusión tiene propios de enajenados mentales. Sin embargo,
que ver con la falta de integración conceptual este hombre sin escrúpulos tenía intacta su
que ayude a clarificar el significado de estos inteligencia, por lo que se consideraba que
términos.

Estudios Sociohumanísticos
19

Imagen : www.mystudios.com

padecía una enfermedad mental provocada de esta definición reside en las consecuencias,
por causas sobrenaturales o demonológicas ya que hasta ese momento se creía que toda
(Millon, 1998). locura debía serlo de la mente, esto es de la
fuerza razonadora, del intelecto, implicando
Esta concepción se mantiene hasta el además la confusión. Este autor destacó
siglo XVIII y con la Ilustración se comienza a entonces que, no era sorprendente encontrar
entender a este hombre sin escrúpulos -con muchos maníacos que estaban bajo el dominio
una enfermedad mental de corte mágico-, de una furia instintiva y abstracta, pero que
como una enfermedad mental con basamento no mostraban evidencia alguna de tener una
somático y es tratada en consecuencia con esto. lesión en su capacidad de comprensión, como
Precursor de esta idea es el médico francés si fueran sólo las facultades del afecto, las
Philip Pinel (1745-1826) quien hablaba de que hubieran sido dañadas. Especificando
locos que no presentan lesión alguna del que no se advierte ninguna alteración en las
entendimiento y que están dominados por el funciones del entendimiento, en la percepción,
instinto de furor. en el juicio, en la imaginación, en la memoria,
pero sí cierta perversión en las funciones
Así en 1801, Pinel describe una afectivas, un ciego impulso a cometer actos
particularidad diagnóstica de extraordinaria de violencia, o también un furor sanguinario,
relevancia: manie sans délire o locura sin y esto sin que se pueda señalar ninguna
delirio; es decir, sin confusión de la mente, una idea dominante, ni ninguna ilusión de la
locura razonante, sin delirio. La importancia imaginación que sea la causa determinante de

Estudios Sociohumanísticos
20

estas funestas inclinaciones (Garrido Genovés, la presencia de ilusiones anómalas o de


1997; Pozueco, Romero y Casas, 2011). alucinaciones; esto es, sin que aparezca ningún
trastorno o defecto en la inteligencia. En la
Ahora bien, aunque “Pinel no empleó locura moral lo que aparece es una perversión
expresamente el término psicopatía, su ya mórbida de los sentimientos naturales, de los
clásico concepto de manía sin delirio fue una afectos, las inclinaciones, el temperamento,
auténtica revolución conceptual adelantada los hábitos, las disposiciones morales y los
a sus tiempos y que sentó parte de las bases impulsos naturales.
teóricas de lo que actualmente entendemos
por psicópata” (Pozueco, Romero y Casas, En este mismo sentido, Garrido (1997)
2011, p. 125). subraya que, tanto Pinel como Pritchard,
luchaban contra la idea imperante del filósofo
Poco tiempo después, Esquirol (1772- John Loke, que no podía haber psicosis sin
1840) le dio el nombre de monomanía pérdida del intelecto, razón por la cual, los
instintiva o impulsiva señalando que la jueces no declaraban insanos si no había
voluntad se encuentra ofendida, el enfermo es delirio, es decir, un compromiso intelectual
arrastrado a cometer actos que la razón o el manifiesto. Así, la tesis que postula que existen
sentimiento no determinan, que la conciencia insanias afectivas y volitivas, sin compromiso
reprueba, la voluntad no tiene fuerza para intelectual; responde a la revolucionaria
reprimir, las acciones son involuntarias, idea que las funciones mentales -intelecto,
instintivas e irresistibles. afectividad, voluntad- se podían enfermar de
manera independiente (Pozueco, Romero y
De esta manera, la mayoría de los Casas, 2011).
psiquiatras del siglo XIX concibieron a la
psicopatía como una anomalía congénita del Garrido Genovés (1997), siguiendo a Coid,
instinto (Ey, Bernard y Brisset, 1980). señala que fue en Francia donde se originó
el concepto de personalidad anormal como
En 1835 el médico psiquiatra británico, sinónimo de desadaptación social (esa “furia
James Cowels Pritchard (1786-1848) en su instintiva y abstracta” de la que habla Pinel),
obra Treatise on insanity and other disorders desarrollándose luego en Inglaterra, lo que
affecting the mind, -Un tratado sobre la insania ha dado lugar a la noción común que tiene el
y otros trastornos de la mente-, introduce una sistema jurídico del trastorno psicopático.
concepción de la psicopatía que sigue siendo
muy relevante, porque captura la esencia de Emil Kraepelin (1856-1925), creó una
la personalidad psicopática. Este alienista clasificación de las enfermedades mentales que
británico fue quien legó su concepto de moral publicó en 1883, que siguió perfeccionando
insanity o locura moral y, a diferencia de Pinel hasta su muerte (8va. Edición) y que aún
quien presentaba una actitud neutra hacia hoy, con algunas variantes es el marco
estos trastornos, postula la idea de que estos clínico donde se asienta el conocimiento
comportamientos significaban un defecto del psiquiátrico. Introduce el concepto de Estados
carácter que había que reprender y merecía psicopáticos y luego propone el término
condena social pero otorgaban un mayor personalidad psicopática para referirse a
poder a los afectos, que les impulsaban a aquellas personalidades pobremente dotadas
llevar a cabo comportamientos socialmente por influencias hereditarias, dañadas en sus
reprobables. procesos germinativos y otras influencias
Garrido (1997), siguiendo a Pritchard, físicas tempranas del desarrollo; remarcando
señala que trata de una enfermedad sin además que esta condición es parte de un

Estudios Sociohumanísticos
21

proceso irreversible. En esta concepción bondad, maldad, amor, horror y humor no


amplia del término psicópata incluye a los tienen significado para él, no le motivan. Le
criminales congénitos, los homosexuales, falta, desafortunadamente, la capacidad de
los que padecen estados obsesivos, la locura ver que los demás se conmueven. Es como si
impulsiva, los embusteros, los farsantes y los estuviese ciego para ver el color, a pesar de su
pseudolitigiantes. Pozueco, Romero y Casas inteligencia y su apariencia humana. Además,
(2011) destacan que Kraepelin fue quien todo ello no se le puede explicar porque no hay
primero advirtió que los psicópatas, no se nada en su órbita de atención que se lo pueda
encontraban recluidos dentro de los sanatorios hacer entender. Puede repetir las palabras
mentales, ni tampoco sólo se circunscribían al y decir que sí lo entiende, pero ni siquiera él
submundo delincuencial. puede darse cuenta de que, en realidad, no
entiende (Cleckley, 1941, p. 90).
En 1923, Kurt Schneider (1887-1967),
otro psiquiatra alemán y discípulo de De esta manera, Cleckley (1941) unificó
Kraepelin, con su obra Las personalidades diferentes características conductuales y
psicopáticas, señala que los psicópatas no rasgos de personalidad que sentaron las bases
sólo se hallaban en las prisiones e institutos para el diagnóstico de dicho trastorno, y que
psiquiátricos, sino en toda la sociedad, ya que se exponen a continuación:
muchas veces eran personas que tenían éxito
en los negocios y en la vida social mundana, 1.Encanto superficial e inteligencia normal
ostentando incluso posiciones de poder en la
política. De este modo se separa el término 2.Ausencia de delirios y otros signos de
psicopatía de la delincuencia -ya que un pensamiento irracional
sujeto psicópata no necesariamente es un
delincuente- y se diferencia de la definición 3.Ausencia de nerviosismo y manifestaciones
sociológica funcional. psiconeuróticas

Pero fue en 1941 cuando el psiquiatra 4.Informalidad


americano, Harvey Cleckley (1941), dio la
primera exposición detallada de la psicopatía 5.Falsedad e insinceridad
y con su obra La máscara de la cordura,
desarrolla un tratado extraordinario sobre 6.Incapacidad para experimentar
este tipo de psicópata no criminal y define remordimiento o vergüenza
sus rasgos esenciales -los que posteriormente
son considerados por el profesor canadiense 7.Conducta antisocial irracional
Robert Hare para crear su Escala de Valoración
de la Psicopatía. 8.Falta de juicio o dificultad para aprender de
la experiencia
El [psicópata] no está familiarizado
con los hechos o datos que definen lo que 9.Egocentrismo patológico o incapacidad de
podríamos llamar valores personales. Tiene amar
una gran incapacidad para entender tales
temas. Por ejemplo, le es imposible dedicarle el 10.Pobreza en las relaciones afectivas
más mínimo interés a la tragedia o a la alegría
humana representada en la literatura o el arte. 11.Pérdida específica de la intuición “insight”
También permanece indiferente a esas mismas o comprensión social
emociones en la vida real. Belleza y fealdad
(excepto de una manera muy superficial),

Estudios Sociohumanísticos
22

12.Poca respuesta a las relaciones (PCL:SV; Hart, Cox y Hare, 1995), abriendo de
interpersonales este modo la evaluación a psicópatas integrados
a la sociedad (Garrido Genovés, 2000) ya no
13.Conducta desagradable y exagerada, a solo a los delincuentes encarcelados.
veces con consumo exagerado de alcohol

14.Amenazas de suicidio no consumadas Robert Hare


15.Vida sexual impersonal, frívola y poco
estable
(1998) describe
16.Dificultad para seguir cualquier plan de
al psicópata de la
vida siguiente manera:
Para López (2013) en la obra de Cleckley
se presenta al psicópata con una inteligencia …un depredador de su propia especie que
intelectual intacta, pero con una conciencia emplea el encanto personal, la manipulación,
moral menoscabada; no obstante puede imitar la intimidación y la violencia para controlar
la moral y los sentimientos sutiles humanos, a los demás y para satisfacer sus propias
pero le faltan las emociones asociadas a necesidades egoístas. Al faltarle la conciencia
ellas. Asimismo, este autor ubica en Cleckley y los sentimientos que lo relacionan con los
una primera diferenciación entre psicópatas demás, tiene la libertad de apropiarse de lo
funcionales y psicópatas criminales. que desea y de hacer su voluntad sin reparar
en los medios y sin sentir el menor atisbo de
culpa o arrepentimiento (Hare, 1998, p. 196).

La Escala de Los desarrollos acerca de la psicopatía

Evaluación de fueron sistematizados en el Manual de


Aplicación, cuya primera versión fue editada

Hare el año 1991, de reciente publicación en


español por TEA (Hare, 2010). En este manual
propone una concepción de la psicopatía
Cuando en 1991, R. Hare publica que está a la base del PCL-R, que hace
Psychopathic Check List Revised (Escala alusión a un patrón interpersonal, afectivo,
revisada de valoración psicopática de estilo de vida y conductual caracterizado
-PCL-R) recupera la esencia del trastorno por: encanto superficial, egocentrismo y
de personalidad definido por Cleckley, grandiosidad, engaño, manipulación, falta de
operativizando y actualizando las remordimientos o culpa, afectos superficiales,
características conductuales, interpersonales, desapego, egoísmo, falta de empatía, renuencia
afectivas y cognitivas propias de la psicopatía, a aceptar responsabilidades, forma de vida
desde un modelo dimensional de la misma. parasitaria, necesidad de excitación, falta de
Mediante la evaluación de 20 ítems, se evalúa planificación vital realista y a largo plazo, falta
la psicopatía a través de una entrevista semi- de control de impulsos, irresponsabilidad,
estructurada, junto a la información objetiva bajos controles conductuales y agresividad,
complementaria del propio sujeto. Luego, tendencia a cometer actos delictivos en la
en 1995 publica una versión reducida, la infancia y adolescencia, que se hacen más
Psychopathy Checklist: Screening Version versátiles en la adultez. Esta definición

Estudios Sociohumanísticos
23

conceptual se acompaña de una definición El Factor 1: incluye el área interpersonal


operacional que determina la presencia de la y emocional, es decir, todos aquellos
variable psicopatía a partir de un puntaje de atributos personales que hacen que el
30 puntos, según lo establecido por el autor de sujeto se desentienda de su componente
la escala y por diversos estudios que lo avalan más básicamente humano: su capacidad
(Hare, 2003). para tratar bondadosamente a los otros, su
capacidad de sentir pena o arrepentimiento
En América latina se han llevado a cabo y su potencial para vincularse de una manera
estudios para validar el instrumento, entre realmente significativa con quienes le rodean.
ellas se encuentran en las investigaciones Esta variante no necesariamente debe ser
desarrolladas en Argentina por Folino y antisocial, es decir, se puede obtener una alta
Hare (2005) y Folino y Mendioca (2006), en puntuación en ellos sin ser un delincuente.
Chile por León Mayer, Asún-Salazar y Folino De esta manera, representaría una variante
(2010) y en Colombia por García Valencia et narcisista del patrón psicopático, que
al. (2008).Se pueden señalar también algunas muestra tendencias al egocentrismo, a la
investigaciones en las que se aplicó la PCL-R superficialidad, a la manipulación, al egoísmo,
a los delincuentes sexuales, entre las cuales a la crueldad y a la falta de remordimiento y
se encuentran Costa rica (Saborío Valverde, de empatía.
2005) y en Argentina (Yesuron, 2014b).
El Factor 2: está relacionado con las
La escala de valoración propone dos tipos personas que presentan un estilo de vida
distintos de constelaciones de rasgos o factores claramente antisocial y agresivo, que cometen
correlacionados, es decir, características actos delictivos desde la infancia, buscan
personales y conductuales (Hare, Harpur, sentir tensión y excitación, y manifiestan una
Hakstian, Forth, Hart, y Newman, 1990; baja tolerancia a la frustración, un frecuente
Harpur, Hare y Hakstian, 1989; Windle y abuso de sustancias, una forma de vida
Dumenci, 1999), a saber: parasitaria, impulsividad y con frecuencia
comportamientos ilegales o criminales (Millon,
• El primer factor está relacionado 1998). La persona resultante se comporta de
con un conjunto de características de modo absurdo, sin que parezca obtener nada
personalidad que, según la mayoría de valioso de sus actos, con poco autocontrol
los clínicos, constituyen la esencia de la y ninguna meta que parezca lógica a la vista
psicopatía (Hare, Harpur, Hakstian y Neuman, (Garrido Genovés, 2000).
1999; Harpur, Hare y Hakstian, 1989; Windle
y Dumenci, 1999). Las características a las Así, variables como edad de abandono
que hace referencia este factor son: crueldad, del hogar, edad de la primera relación sexual,
insensibilidad, manipulación cruel y callosa variedad de abuso de sustancias, edad del
de los otros, falta de empatía, egoísmo, falta de
primer arresto, número de ingresos en
afecto, etc. prisión, número total de penas cumplidas, o el
número total de condenas por año de libertad
• El segundo factor hace referencia a correlacionan significativamente con el factor
características conductuales, relacionadas II (conducta persistentemente antisocial,
al proceso de socialización, tales como estilo crónica e inestable).
de vida crónicamente inestable y antisocial,
necesidad de estimulación, bajo nivel de En la práctica, no es fácil separar uno de
control conductual, falta de objetivo a medio y otro factor, y distinguir las múltiples variantes
largo plazo y delincuencia juvenil. fenomenológicas que pueden exhibir los

Estudios Sociohumanísticos
24

psicópatas. Es de suma importancia la F 2 – dimensión afectiva: corresponde a


valoración clínica y el juicio clínico del experto, la falta de remordimiento o culpa, los afectos
pero es más importante aún la recolección superficiales, el egoísmo y la renuencia a
de los datos colaterales (revisión de legajos aceptar responsabilidades.
personales y prontuario, entrevistas con
personal de contacto, con profesionales que lo - Falta de sentimiento de culpa y de
asisten, etc.). arrepentimiento: falta de interés por las
consecuencias de sus actos y que no ofrece

Ítems de la PCL-R
demostraciones convincentes de culpabilidad
o remordimiento por su conducta.

Factor 1: mide los aspectos de la - Emociones superficiales: individuo que


personalidad clásica del psicópata, también se muestra incapaz de expresar emociones
denominado factor caracterológico: intensas.

F 1 - dimensión interpersonal: abarca - Insensibilidad/ falta de empatía:


el área interpersonal, incluyendo aquellos describe una falta de empatía profunda, carece
rasgos más representativos de la psicopatía y de interés por los sentimientos o emociones
con mayor capacidad predictiva. ajenas, siendo indiferente ante el efecto que su
conducta tiene sobre los demás.
- Encanto superficial y locuacidad:
mucha labia, voluble, falto de sinceridad con - Incapaz de reconocer la responsabilidad
capacidad de ser entretenido y convincente. de sus actos: sentido de atribución al externo,
Logra presentarse muy bien a sí mismo, excusándose de su propia responsabilidad
mostrando rasgos de seducción poco genuina mediante la racionalización o culpabilizando a
y superficial que lo hacen aparecer muy los otros, al sistema, etc.
adulador y cortés.
Factor 2: mide la conducta antisocial y la
- Sentimiento de grandiosidad personal/ impulsividad (es la que correlaciona con TAP):
egocentrismo: sensación grandiosa de
autovalía, con una visión sobrevalorada de F3 – estilo de vida: corresponde a la
sus habilidades. Usualmente se muestra muy forma de vida parasitaria con necesidad de
seguro de sí mismo, obstinado, jactancioso, excitación, falta de planificación vital realista y
con una presunción que revela un sentido a largo plazo, falta de control de los impulsos e
desmesurado de la autovalía. irresponsabilidad.

- Mentira patológica: la mentira y - Necesidad de estimulación/ tendencia


el engaño forman parte de su esquema al aburrimiento: individuo que demuestra
una necesidad permanente y excesiva por
interaccional. Es mentiroso por naturaleza, no
importándole demasiado si le hacen ver que la estimulación nueva y excitante (por ej.
cae en contradicciones. Uso de drogas), y una inusual propensión
al aburrimiento (tendencia a abandonar el
- Manipulación: hace referencia al uso colegio, trabajos y actividades rutinarias).
del engaño como medio para manipular y
estafar al otro, sin importarle mínimamente - Estilo de vida parasitario: individuo
quiénes son sus víctimas (por ejemplo su para lo cual la dependencia económica de
propia familia) con la intención de obtener otros es parte de su estilo de vida.
ganancias personales.

Estudios Sociohumanísticos
25

- Falta de metas realistas a largo plazo: Ítems que no pertenecen a ningún factor
ha demostrado incapacidad para formular ni faceta
y cumplir de forma realista planes o metas a
largo plazo. - Conducta sexual promiscua: frecuentes
relaciones casuales, selección indiscriminada
- Impulsividad: la conducta es de compañero sexual, varias relaciones
frecuentemente impulsiva y evidentemente sexuales al mismo tiempo, frecuentes
carente de reflexión o previsión. infidelidades, relaciones con la prostitución,
etc.
- Irresponsabilidad: habitualmente - Varias relaciones maritales breves:
falta al cumplimiento de sus obligaciones y menores de 1 año, incluye los matrimonios
acuerdos con los demás. legales como las relaciones de convivencia,
tanto heterosexuales como homosexuales.
F4 – dimensión antisocial: corresponde
a sujetos con pobre control conductual y A partir de las facetas que componen el
agresividad, que cometen actos delictivos concepto de psicopatía utilizado en el PCL-R,
desde la infancia, presentando con frecuencia se podría hablar de subtipos de psicopatía.
comportamientos ilegales o criminales Considerando que este instrumento tiene 20
variados en la adolescencia y la adultez. ítems, existen distintas combinaciones que
pueden llevar a que se obtenga un puntaje
- Falta de control conductual: Individuo elevado (igual o mayor que 30) debiendo
con control comportamental inadecuado, obtener a lo menos 2 puntos en 10 ítems y
respondiendo a conductas violentas y/o 1 en los demás. En consecuencia, no todas
agresión desproporcionada en relación al las personas que delinquen y que tienen un
contexto en el que ocurren. puntaje elevado son iguales. Hervé, Yong Hui
Ling y Hare (como se cito en Hare, 2004)
- Problemas conductuales precoces: hicieron un análisis de los resultados obtenidos
antes de los 12 años tuvo problemas serios en reclusos con puntajes elevados en el PCL-R.
tales como mentiras persistentes, trampas, De acuerdo al puntaje obtenido por ellos en
robos, fugas del hogar, problemas escolares, cada una de las 4 facetas, identificaron tres
abuso de sustancias, vandalismo, violencia, grupos o “subtipos” de psicopatía y un cuarto
actividades sexuales precoces, y contacto grupo de pseudopsicópatas o sociópatas:
policial.
• Clásico o prototípico: Puntaje elevado en
- Delincuencia juvenil: describe un las cuatro facetas.
individuo que ha cometido delitos graves
antes de los 17 años (asesinatos, violaciones) • Manipulador: Puntaje alto en la Faceta
teniendo un contacto con el sistema de justicia 1 Interpersonal y Faceta 2 Afectiva y más bajo
criminal, ya sea acusaciones o delitos aunque en las otras.
no haya sido necesariamente encarcelamiento. • “Macho”: Puntaje bajo en la Faceta 1
Interpersonal, y alto en las demás.
- Revocación de la libertad condicional:
o que ha fracasado en el cumplimiento de las Los resultados que obtuvieron fueron que
condiciones de libertad bajo fianza. del total de la muestra, un 32% correspondía
al psicópata clásico o prototípico, un 25% al
- Versatilidad criminal: indica una manipulador, un 27% al “macho” y un 16% al
carrera criminal que incluye acusaciones o pseudopsicópata o sociópata. Sin embargo, el
condenas por variados tipos de delitos.

Estudios Sociohumanísticos
26

hallazgo más importante fue que los 3 primeros del Trastorno de Personalidad Antisocial
habían obtenido un alto puntaje en la Faceta 2 del DSM-IV habría sido elaborado bajo dos
Emocional, en cambio los pseudopsicópatas criterios diagnósticos: la conducta antisocial y
o sociópatas eran completamente distintos, las inferencias acerca de la personalidad, pero
obteniendo un puntaje significativamente no indicaría cómo realizar estas inferencias.
inferior en esta faceta.
Ahora bien, si se toma como punto de
Asimismo, Hare (2010) sugiere una referencia únicamente el comportamiento
estrategia para interpretar la puntuación antisocial y se excluyen los rasgos
total de acuerdo a los niveles o categorías interpersonales y afectivos, la mayoría de
descriptivas que se detallan en la siguiente los psicópatas cumple con los criterios del
tabla: Trastorno de Personalidad Antisocial del DSM-
IV. Por otro lado, la mayoría de los delincuentes

Diagnóstico
también clasifica en la categoría de Trastorno
Antisocial de la Personalidad. Sin embargo,
no todos los psicópatas son delincuentes y
diferencial no todos los delincuentes son psicópatas, si
consideramos la evaluación mediante la PCL-R.
A partir del DSM-III se pone énfasis en En este sentido, R. Hare (2004) ha señalado
los patrones de conducta antisocial, dejando que del total de la población penal, más de un
de lado los aspectos de la personalidad, que 50% de los internos pueden ser diagnosticados
son los que recogen la esencia del concepto. como Trastorno de Personalidad Antisocial
De esta manera, el diagnóstico que se emplea según el DSM-IV, y solo un 10-20% de los
desde este manual para hablar de la psicopatía sujetos pueden ser diagnosticados como
es el Trastorno Antisocial de la Personalidad psicópatas con la PCL-R.
(TAP), sin embargo muchas de las conductas
allí descriptas como antisociales e impulsivas,
pueden ser llevadas a cabo por individuos no ¿Cuál es la
psicópatas. El DSM-IV (American Psychiatric
Association, 1996) y el CIE 10 (Manual de especificidad de la
Clasificación de Enfermedades Mentales,
OMS) continúan en esta línea. psicopatía?
Ambas clasificaciones estadísticas, según
DSM IV o CIE-10, hasta el día de hoy, son las más Hare (2010, 1990ª, 1990b) examinó la
utilizadas para el diagnóstico, también para vida familiar de algunos psicópatas, aunque
la evaluación de la psicopatía. Sin embargo, no encontró nada significativo en ello. Si
es necesario tener claridad de que el término bien es cierto en alguno de ellos la infancia
psicopatía no es sinónimo de sociopatía ni se caracterizaba por carencias emocionales
de Trastorno de Personalidad Antisocial o y materiales o abusos físicos, por cada uno
Disocial. A pesar de esto, muchos lo ocupan de los psicópatas adultos con una infancia
como si fueran conceptos intercambiables, lo penosa, encontramos otro con una vida
cual es un error. hogareña aparentemente cálida, con familiares
El Trastorno de Personalidad Antisocial normales, capaces de amar y cuidar a los
(TAP) o la sociopatía (León, 2007) indican una demás. Más aún, la mayoría de los que han
condición histórica. En cambio, la psicopatía tenido infancias terribles no se convierten en
podría hacer referencia a factores estructurales psicópatas o asesinos.
y/o constitucionales. Además, el diagnóstico

Estudios Sociohumanísticos
27

Siguiendo los desarrollos de Garrido de vínculos afectivos con los padres, de atención
Genovés (1997), Adrian Raine y José Sanmartin materna, y el padre con características propias
(2000) han investigado la psicopatía con las de este trastorno. En este sentido, Pincus
técnicas de neuroimágenes aplicadas a los (citado en Garrido Genovés, 1997), aporta
delincuentes violentos y psicópatas. En un mayores certezas en cuanto a la relación entre
estudio en 1994 compararon la actividad las patologías cerebrales con la psicopatía y
de la corteza pre frontal de 41 asesinos con el crimen proponiendo como mecanismo que
41 sujetos no delincuentes y los resultados explica esta conexión a la a la violencia que
indicaron que los asesinos mostraban una sufre el niño y que daña su cerebro. Este autor
actividad menor en dicha zona del cerebro. postula que muchas alteraciones infantiles,
Para Raine, la baja actividad de la corteza representativas de lesiones o desajustes
pre frontal predispone a la violencia, e indica cerebrales, no son diagnosticadas a tiempo.
las razones (Raine y Sanmartin, 2000). En el
plano neurocomportamental las lesiones pre- Por su parte, Lykken (2000) ha realizado
frontales se traducen en comportamientos numerosos estudios de laboratorio señalando
arriesgados, irresponsables, transgresores el sustrato biológico de la psicopatía,
a las normas, con arranques emocionales y diferenciando además en el psicópata primario
agresivos, que pueden pre-disponer a actos (que de acuerdo a la visión de Cleckey de
violentos. En el plano de la personalidad, las personalidad psicopática incluiría a gente
lesiones frontales en pacientes neurológicos extremadamente egoísta y manipulativa, que
se asocian con impulsividad, pérdida de utilizan a los demás de una manera cruel e
control, inmadurez… que pueden predisponer insensible) quienes parecen tener un débil o
a la violencia. En el plano social, la pérdida insensible Sistema de Inhibición Conductual
de flexibilidad intelectual y la habilidad (BIS), que está asociado con miedo, inhibición
para resolver problemas, así como la merma conductual y conductas de evitación pasiva.
en la capacidad para usar la información Respecto del psicópata secundario (concepto
suministrada por los indicadores verbales que que se amplía a conductas antisociales,
nacen del mal funcionamiento pre-frontal, impulsivas y desviadas) exhibirían un exceso
pueden deteriorar seriamente las habilidades en el Sistema de Activación Conductual (BAS)
sociales necesarias para plantear soluciones que se asocia al premio, la recompensa, la
no agresivas a los conflictos. Finalmente activación de conductas de acercamiento y
en el plano cognitivo, estas lesiones causan evitación del dolor.
reducción de la capacidad para razonar
y de pensar que pueden traducirse en En síntesis, la especificad del diagnóstico
fracaso escolar, problemas económicos, de psicopatía se sitúa en el plano del sistema
predisponiendo así a una vida criminal y nervioso central, en el encéfalo, tanto en
violenta. Ahora bien, los autores no dejan de estructuras corticales –preferentemente-,
remarcar que se requiere la existencia de otros pero también subcorticales como la amígdala.
factores ambientales, psicológicos y sociales El cerebro de los psicópatas mostraría una
que potencien o reduzcan esta predisposición disfunción, ya sea por causas ambientales
biológica. (maltrato) o causas genéticas innatas.

Las anomalías del cerebro, para Raine Asimismo, Garrido Genovés (2004)
(citado en Garrido Genovés, 1997) provienen refiere que son incapaces o les resulta muy
de un ambiente de crianza caracterizado por difícil de procesar o emplear los significados
el caos y los malos tratos, así se han visto como semánticos profundos del lenguaje; el proceso
productores de la psicopatía adulta, la ausencia lingüístico parece ser superficial, de modo tal

Estudios Sociohumanísticos
28

que las sutilidades del lenguaje se les escapa. el campo jurídico –forense o penitenciario-. No
Esto implica que son superficiales en el plano obstante, cada vez más son las manifestaciones
semántico y emocional. El autor se pregunta que se observan en otros ámbitos, como lo son
entonces ¿porque no nos damos cuenta de el laboral o educacional, y que requieren de los
eso en el contacto? Y responde, por el encanto profesionales valoraciones e intervenciones
superficial, su contacto ocular y sus gestos; adecuadas que den cuenta del conocimiento
es decir que, prestamos más atención a cómo teórico especializado y de estándares mínimos
dicen las cosas que a lo que dicen. en la práctica -dados por la utilización
de los instrumentos cuya confiabilidad y
Por último, se destaca la existencia de valor predictivo ha sido establecido por las
vacuidad interna en el psicópata, que tiene investigación científica.
que ser llenada por la excitación y la activación
fisiológica. La triste vacuidad que con frecuencia De esta manera, la elucidación del
se esconde detrás de la insensibilidad y de diagnóstico de psicopatía tiene repercusiones
la conducta cruel del psicópata ha de ser a nivel teórico pero fundamentalmente
reconocida y comprendida empáticamente interesan las repercusiones a nivel de la
por el profesional. Muchas veces el encuentro práctica de aquellos profesionales que se
con este tipo de personalidades nos provoca encuentran con estas manifestaciones sin
rechazo, no obstante el profesional debe poseer mayores criterios de especificidad
comprender las razones del rechazo, y no y diferenciación teórico-clínicos, como
perder el interés que pueda tener el caso para de herramientas o instrumentos para su
evaluación (Autor y Autor, 2013). En esta
poder así realizar la valoración clínica (Craig,
Gannon y Dixon, 2013; Hemphill y Hart, 2002). misma línea se subraya que en algunos países
de América latina -Chile, Colombia y Argentina-,

Conclusión
se cuenta con la validación de la Escala de
Evaluación de Psicopatía revisada (PCL-R).
Asimismo, se destaca la utilización de dicho
Debido a la extensión de la violencia y a instrumento para la evaluación de psicopatía
las consecuencias que provoca en la salud y en muestras de delincuentes sexuales en Costa
bienestar de las personas, la Organización Rica (Saborío Valverde, 2005) y en Córdoba
Mundial de la Salud propuso considerarla Argentina (Autor, 2014b; Ahumada, 2014),
como un problema de salud pública. De esta ambas investigaciones arrojaron similares
manera, la violencia no es solamente un resultados, un 35% de la muestra en el primer
problema moral, ético o jurídico-penal, y su caso y un 31% en el segundo, que puntúa 30 o
tratamiento debería contemplar medidas de más en la escala de psicopatía.
prevención, educación y predicción. Por último, la evaluación de la psicopatía
se hace necesaria también a los fines de la
Se ha demostrado científicamente la valoración del riesgo de futura conducta
relación entre la violencia y la psicopatía, violenta. La psicopatía es uno de los
por ello es que el diagnóstico de psicopatía indicadores de riesgo de violencia que está
resulta de suma importancia, no solo por la presente en las guías de juicio profesional
trascendencia social y el alto impacto que estructurado para la evaluación del riesgo de
este tipo de conductas tiene –en su mayoría violencia en general (HCR-20), de violencia
delictiva-, sino también por la necesidad de sexual (SVR-20) y de violencia contra la
evaluación del riesgo de futuras conductas pareja (SARA). Estos instrumentos, aunque no
violentas, por ello su diagnóstico es sustituyen el juicio clínico o profesional, son
fundamental tanto en el campo clínico como en herramientas útiles al servicio del mismo para

Estudios Sociohumanísticos
29

la fundamentación en la toma de decisiones. La Folino, J. y Hare, R (2005) Listado


estructura de recolección de datos y valoración revisado para verificación de la psicopatía: su
de los mismos indica los datos que hay que estandarización y validación en la Argentina.
identificar, coadyuvando así a la construcción Acta Psiquiátrica y Psicológica de América
de un juicio clínico y que este no solo dependa Latina. 51 (2): 94-104.
de la experiencia y/o habilidad del clínico.
Folino, J & Mendioca, G. (2006): La
Referencias psicopatía, el MMPI y la Hare PCL-R. Alcmeon,
Revista Argentina de Clínica Neuropsiquiátrica,
Ahumada, C. (2014) Agresores sexuales: vol. 13 (2): 43-54.
estudio revela un sobrediagnóstico de
psicopatía. UNCiencia Agencia Universitaria León-Mayer, Elizabeth, Asún-Salazar,
de comunicación de la ciencia, el arte y Domingo, & Folino, Jorge óscar. (2010).
la tecnología. Recuperado el 2 de julio de Confiabilidad y validez de la versión chilena
2014 dehttp://www.unciencia.unc.edu. de la Hare PCL-R. Revista de la Facultad de
ar/2014/agosto/agresores-sexuales-estudio- Medicina, 58(2), 103-114. Recuperado el 30 de
revela-un-sobrediagnostico-de-psicopatia/ noviembre de 2013 de http://www.scielo.org.
agresores-sexuales-estudio-revela-un- co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0120-
sobrediagnostico-de-psicopatia 00112010000200002&lng=en&tlng=es.

American Psychiatric Association (1996). Leon Mayer, E.; Asún-Salazar, y Follino, J.


DSM-IV Manual Diagnóstico y Estadístico de (2010) Confiabilidad y validez de la versión
los Trastornos Mentales. Barcelona: Masson. chilena de la Hare PCL-R. Revista de la Facultad
CIE-10 (1992). Trastornos mentales y del de Medicina de la Universidad Nacional de
comportamiento. Madrid: Meditor. Colombia, 58 (2): 103-114.

Cleckley, H. (1976) The Mask of Sanity García-Pablos de Molina, A. (2003).


(6ª ed.) St. Louis, MO: Mosby, (Original works Tratado de criminología (3ª ed.). Valencia:
published 1941). Tirant lo Blanch.

Concha-Eastman, A. y Krug, E. (2002). García Valencia, J., Arango Viana, J. C.,


Informe mundial sobre la salud y la violencia Correa Rico, O., Pérez González, A. F., Agudelo,
de la OMS: una herramienta de trabajo. V. H., Mejía Mosquera, C. A., Casals, S., López
Revista Panamericana de Salud Pública, 12(4), Calle, G. J., Patiño López, J. D. & Palacio
227-229. Recuperado el 30 de noviembre Acosta, C. A. (2008). Validación de la Lista de
de 2013 de http://www.scielosp.org/ Chequeo de Psicopatía-Revisada (PCL-R) en
scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020- población carcelaria masculina de Colombia.
49892002001000002&lng=en&tlng=es. Revista Colombiana de Psiquiatría, 37(4)
10.1590/S1020-49892002001000002. 564-579. Recuperado el 30 de noviembre de
2013 de http://www.redalyc.org/articulo.
Craig, L., Gannon, T. y Dixon, L. (Eds.). oa?id=80637407
(2013) What Works in Offender Rehabilitation:
An Evidence-Based Approach to Assessment Garrido Genovés, V. (1997) El delincuente
and Treatment. UK: Wiley-Blackwell psicópata. REME Revista Electrónica de
Motivación y Emoción. Vol:XII Numéro:32-33.
Ey, H., Bernard, P. y Brisset, CH. (1980) Recuperado el 30 de noviembre de 2013 de
Tratado de psiquiatría. (8ª ed.) Barcelona: http://reme.uji.es/articulos/numero32/
Toray-Masson Ed. article4/texto.html

Estudios Sociohumanísticos
30

Garrido Genovés, V. (2000) El psicópata. Hare, R. D. (2000). La naturaleza del


Alziria, Valencia: Algar psicópata: Algunas observaciones para
entender la violencia depredadora humana.
Garrido Genovés, V. (2004) Una prioridad En A. Raine y J. Sanmartín Esplugues (Eds.),
en la Ley de Responsabilidad Penal del Menor: Violencia y psicopatía (pp. 15-58). Barcelona:
los jóvenes con personalidad antisocial y Ariel.
psicopatía. En Peréz Alvares ed. Serta in
memoriam Alexandri Baratta. (pp. 359-378). Hare, R. D. (2004a). Psychopathy and
España: Ediciones Universidad de Salamanca. risk for recidivism and violence. En Criminal
justice, mental health, and the politics of risk
Leon Mayer, E. (2007) La psicopatía: (pp. 27-47). London, UK: Cavedish.
Diagnóstico diferencial con el trastorno de
personalidad antisocial y el trastorno límite de Hare, R.D (2010) Escala de Evaluación de
personalidad. Recuperado el 14 de noviembre Psicopatía de Hare Revisada PCL-R. Manual
de 2010 de http://www.depsicoterapias.com/ Técnico. Madrid: TEA Ediciones, S. A.
articulo.asp?IdArticulo=241
Hart, Cox y Hare. (1995) Pychopaty
Hare, R.D., Harpur, T.J., Hakstian, A.R., Checklist: Screening version (PCL-SV).
Forth, A.E. Hart, S.D. y Newman, J.P. (1990). The Toronto: MultiHealth Systems Inc.
Revised Psychopathy Checklist: Descriptive
statistics, reliability, and factor structure. Harpur, T.J., Hare, R.D. y Haskstian, A.R.
Psychological Assessment: A Journal of (1989) Two-factor conceptualization of
Consulting and Clinical Psychology, 2, 338-341 psychopathy implications. Psycchological
Hare, R. D. (1990a). The Hare Psychopathy Assesment: A Journal of Couseling And Clinical
Checklist –Revised. Toronto: Multi-Helth Psychology, 1, 6-17.
Systems, Inc.
Hemphill, J.F y Hatr, S.D. (2002) Motivating
Hare, R. D (1990b). Manual for the Hare the unmotivating: psychopathy, treatment and
Psychopathy Checklist Revised. Toronto: change, in Motivating Offenders to Change: A
Multi-Helth Systems, Inc. Guide to Enhancing Engagement in Therapy.
(ed- Mc Murran) Jhon Wiley &Sons, Ltd,
Hare, R. (1993) Sin conciencia: el Chichester, pp. 193-219
inquietante mundo de los psicópatas que nos López, S. (2013) Revisión de la
rodean. Bs. As.: Paidos. psicopatía: pasado, presente y futuro. Revista
Puertorriqueña de Psicología. 24 (2), 1-16
Hare, R. D. (1996). Psychopathy: A clinical
construct whose time has come. Criminal Lykken, D. (2000) Las personalidades
Justice and Behavior, 23(1), 25-54. antisociales. Barcelona: Herder.

Hare, R. (1998). Psychopaths and their Millon, T. (1998) Trastornos de


nature: Implications for the mental health personalidad. Barcelona: Masson
and criminal justice systems. En Theodore
Millon, E. Simonsen, M. Birketsmith y R. D. Moltó J, Poy R. (19997) La psicopatía: un
Davis (Eds.),Pscyhopathy. Antisocial, criminal constructo necesario en la Psicología Jurídica.
and violent behavior (pp. 188-212). N.Y.: The En: Clemente M, Núñez J, editores. Psicología
Guilford Press. jurídica penitenciaria (Vol. II). Madrid:
Fundación Universidad-Empresa; p. 291-317.

Estudios Sociohumanísticos
31

Patrick, C. J. (1994). Emotion and Yesuron, M. (2014a) De la peligrosidad a


temperament in psychopathy. Clinical Science, la valoración del riesgo de violencia. Ponencia
5-8. premiada en el Congreso Nacional de Ejecución
Penal, organizado por el Centro de Estudios
Prins. H. (2001) W(h)ither psychopathic de Ejecución Penal. Facultad de derecho de la
disorder? A view from the UK Psychology, Universidad de Buenos Aires. Junio de 2014.
Crime and the Law, vol. 7: 89-103 Buenos Aires, Argentina. (Inédito)

Pueyo, A. (2007) Evaluación de riesgo Yesuron, M. (2014b) Perfil psicopatológico


de violencia. Recuperado el 30 de noviembre de delincuentes sexuales. Un estudio sobre la
de de 2013 de http://www.ub.edu/geav/ correlación entre psicopatía y delito sexual.
contenidos/vinculos/publicaciones/ Anuario de Investigaciones de la Facultad de
public1_6/publicac_pdf/1_8%20 Psicología. Universidad Nacional de Córdoba.
Andr%C3%A9s%20Pueyo,%20A%20 En prensa.
%282007%29.pdf

Pozueco, J.M., Romero, S.L., y Casas, N.


(2011) Psicopatía, violencia y criminalidad:
un análisis psicológico forense, psiquiátrico-
legal y criminológico (Parte I). Cuadernos de
Medicina Forense, 17(3):123-136

Raine, A. y Sanmartin, J. (2000) Violencia


y psicopatía. Barcelona: Ariel.

Schneider, K (1923) Las personalidades


psicopáticas. Ediciones Morata.

Saborío Valverde, C. (2005) Psicopatía y


violación: un estudio con ofensores sexuales
costarricenses. Med. leg. Costa Rica [online].
2005, vol.22, n.1, pp. 17-39. ISSN 1409-0015.

Torrubia, R. y Cuquerella, A. (2008).


Psicopatía: Unaentidad clínica controvertida
pero necesaria en psiquiatríaforense. Revista
Española de Medicina Legal,34(1), 25-35.

Windle, M. y Dumenci, L. (1999). The


factorial structure and construct validity of
the Pscychopaty Checklist- Revised (PCL-R)
among alcoholic inpatients. Structural
Equation Modeling, 6, 372-393.

Yesuron, M. y Rostagnotto, A. (2013) ¿El


psicópata es un perverso? Revista de Psicología.
Segunda Época. Facultad de Psicología. UNLP.
Vol. 13/2013 ISSN 0556-6274

Estudios Sociohumanísticos