Vous êtes sur la page 1sur 8

Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016 • ISSN 1666-8987 • Nº 14.

067 • AÑO LIV • ED 270

Director:
Guillermo F. Peyrano
Consejo de Redacción:
Gabriel Fernando Limodio
Daniel Alejandro Herrera
Nelson G. A. Cossari
Martín J. Acevedo Miño
D i a r i o d e D o c t r i n a y J u r i s p r u d e n c i a

la inhibición general de bienes, no debiéndose consagrar


JURISPRUDENCIA
por conducto de medidas cautelares perjuicios excesivos
la necesidad de mantener la igualdad de las partes en litigio,
Medidas Cautelares: evitando que se vean perjudicadas las sentencias que ponen
al deudor, tal como es bien sabido (art. 204 del Código
Procesal).
Inhibición General de Bienes: finalidad; re- fin al proceso. F.T.A.
Las medidas cautelares deben respetar el principio de
quisitos; comunicación de la inhibición gene- 59.289 – CNCom., sala C, septiembre 22-2016. – T., L. P. c. P., J. P. s/ proporcionalidad, a fin de no provocar perjuicios innecesa-
ejecutivo. rios a la persona afectada (Rivas, Adolfo A., Medidas cau-
ral dispuesta; pedido de libramiento de oficio telares, LexisNexis - Abeledo-Perrot, Bs. As., 2007, p. 52).
Buenos Aires, 22 de septiembre de 2016
al Banco Central; rechazo. Corrobora lo expuesto la contingencia de que no se ad-
Y Vistos: vierte cuál sería el impedimento para el embargo de cuen-
NF Con nota a fallo I. Fue apelada en subsidio por el actor la resolución de
tas que el actor pudiera identificar como de titularidad del
demandado, lo cual requiere la previa individualización
fs. 108. El recurso fue fundado a fs. 112/4.
1 – Corresponde confirmar la sentencia de la anterior instancia por parte de él de cuál –o cuáles– serían las cuentas que
que rechazó el pedido de libramiento de oficio al Banco Cen- II. La parte accionante cuestionó el rechazo de su pe- puedan afectarse sin provocar perjuicios innecesarios al
tral de la República Argentina, con objeto de que se comu- dido de libramiento de oficio al Banco Central de la Re- afectado (v. Rivas, ob. cit., p. 338).
nicara a las entidades financieras bajo supervisión de aquel pública Argentina con el objeto de que se comunicara por Sin necesidad de ingresar en otras consideraciones, se-
la medida de inhibición general de bienes dispuesta en las medio de dicha entidad oficial a las entidades bancarias y rá, pues, confirmada la decisión recurrida, sin perjuicio de
actuaciones, sin perjuicio de que lo dispuesto no implica anti- financieras bajo supervisión de aquél la medida de inhibi- que lo que aquí se dispone no implica anticipo de juzga-
cipo de juzgamiento acerca de cuanto corresponda decidir en ción general de bienes dispuesta en estas actuaciones. miento acerca de cuanto corresponda decidir en materia
materia cautelar en caso de presentarse otras circunstancias, cautelar en caso de presentarse otras circunstancias, to-
III. A juicio de la Sala, ha sido bien desestimada la pre-
toda vez que son provisorias las decisiones en este terreno da vez que son provisorias las decisiones en este terreno
tensión del aquí recurrente.
(conf. art. 202 y concs., cód. procesal). (conf. art. 202 y concs. del Código Procesal).
El oficio que el actor pretende que sea cursado al
2 – La pretensión del actor –que tendría por finalidad requerir B.C.R.A. tendría por finalidad requerir de éste que haga IV. Por ello, se resuelve: rechazar la apelación, sin cos-
al Banco Central que haga saber a todas las entidades ba- saber a todas las entidades bajo su control –mediante co- tas por no haber habido contradictorio.
jo su control la inhibición general de bienes– podría causar municación circularizada a todas ellas– la inhibición aquí Notifíquese por Secretaría.
daños al destinatario en la medida en que se excederían las dispuesta. Oportunamente, cúmplase con la comunicación ordena-
afectaciones normales que provocan la inhibición dispuesta, Una comunicación con esa finalidad podría tener el da por el art. 4º de la Acordada de la Excma. Corte Supre-
por lo que no se debe coronar –como lo indica el art. 204 del mismo resultado que una afectación de la generalidad de ma de Justicia de la Nación 15/13, del 21.5.2013.
cód. procesal de la Nación– perjuicios desmesurados al deu- cuentas bancarias del demandado, y por vía de ese arbi- Hecho, devuélvase al Juzgado de primera instancia. –
dor, ya que la finalidad más importante de las medidas cau- trio, podrían generarse daños al destinatario de la medi- Eduardo R. Machin. – Julia Villanueva. – Juan R. Gari-
telares es ser un remedio procesal cuyo fundamento reside en da que excederían las afectaciones normales que provoca botto (Prosec.: Manuel R. Trueba).

NF
Razonabilidad y proporcionalidad en el resguardo cautelar Cuando hablamos de proporcionalidad, en realidad nos
estamos refiriendo a una especie en particular de la razo-
por Luis R. Carranza Torres nabilidad jurídica, lo que se entiende como la equivalencia
debida, en las circunstancias particulares del caso concre-
to, que deben guardar los medios empleados con el fin
Sumario: 1. Un fallo y un principio. – 2. El resguardo 1 perseguido.
cautelar. – 3. La “proporcionalidad cautelar” en la sen- Un fallo y un principio Recordemos que la razonabilidad es un juicio concreto
tencia en comentario.
Lo decidido con fecha 22-9-16 por la sala C de la Cáma- sobre la correspondencia en cuanto a los medios escogidos
ra Nacional de Apelaciones en lo Comercial, en los autos: para resultar tanto hábiles para la obtención de un determi-
Nota de Redacción: Sobre el tema ver, además, los siguientes tra-
bajos publicados en El Derecho: El sistema cautelar en la ley 26.854, “T., L. P. c. P., J. P. s/ejecutivo”, Expediente Nº 7580/2012/ nado fin como congruentes respecto de los valores consti-
por Laura Oviedo, EDA, 2013-587; La democratización de la justicia CA1, gira en derredor de un principio tan importante co- tucionales en juego(1).
y la potestad cautelar, por Romina S. Moreno y Jorge A. Rojas, ED, mo poco citado judicialmente respecto de la ponderación Adoptada constitucionalmente en los arts. 28 y 99, inc.
253-824; Dos aspectos estructurales del nuevo régimen cautelar de la ley de las cautelares: la proporcionalidad de la medida solici- 2º, de nuestra CN, se encuentra incorporada a nuestro de-
26.854: la amplitud de las potestades procesales del Estado y la inciden- recho no solo respecto de los producidos por autoridades
cia del interés público como presupuesto de fundabilidad negativo, por
tada.
Martín R. Espinoza Molla, ED, 253-859; Notas sobre el efecto de los públicas(2), sino que también alcanza a los particulares,
recursos dirigidos contra medidas cautelares dictadas contra el Estado Fabián Rizzi, EDA, 2013-859; La Corte Suprema de Justicia de la Na-
(con especial referencia a la ley 26.854), por Juan Antonio Stupe- ción frente a la “democratización de la justicia”. Los alcances del ca-
nengo, EDA, 2013-701; Las cautelares que no cautelan. Un análisis de so “Rizzo”, por María Gabriela Ábalos, EDCO, 2014-295; Medidas (1) Cfr. Sagüés, Néstor, Elementos de derecho constitucional, Bue-
la ley 26.854, por Carolina I. Guerra Bianciotti, EDA, 2013-681; cautelares (ley 26.854) vs. dimensión convencional del derecho procesal, nos Aires, Astrea, 1993, t. II, pág. 887.
Medidas cautelares frente al Estado. Continuidades y rupturas, de Car- por Carlos Enrique Llera, ED, 264-644. Todos los artículos citados (2) Art. 7º, inc. f), ley nacional 19.549 de Procedimientos Adminis-
los A. Vallefín (colaboración a cargo de José I. López), por Guillermo pueden consultarse en www.elderecho.com.ar. trativos.

CONTENIDO
NOTA
Razonabilidad y proporcionalidad en el resguardo cautelar, por Luis R. Carranza Torres................................................................................................................................. 1

DOCTRINA
Reflexiones acerca de la autonomía de la voluntad y el rol de los jueces en la nueva legislación, por Hugo D. Maciel....................................................................................... 2

JURISPRUDENCIA
Comercial
CUENTA Nº 13.547

Medidas Cautelares: Inhibición General de Bienes: finalidad; requisitos; comunicación de la inhibición general dispuesta; pedido de libramiento de oficio al Banco Central;
rechazo (CNCom., sala C, septiembre 22-2016)................................................................................................................................................................................... 1
Contratos: Rescisión incausada y unilateral: preaviso; efectos; contratos de plazo indeterminado; servicio de catering en partidos de fútbol. Prueba: Mera negativa
de los hechos: buena fe procesal (CNCom., sala F, septiembre 15-2016)................................................................................................................................................ 5
Provincia de Buenos Aires
CASA
ARG Sucesión: Derechos hereditarios: exclusión de herederos; proyecto de vida en común; ausencia de voluntad de uno de los cónyuges; separación de hecho. Matrimonio:
Disolución: fallecimiento del causante; extinción de la acción de divorcio (C1ªCC San Isidro, sala I, septiembre 13-2016).......................................................................... 7
CO
2 Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016

que deben ejercer sus derechos en forma debida para no situación de ejercicio de este, hasta tanto exista una sen- la aplicación judicial, al adoptar medidas, en este caso de
caer en el denominado “abuso del derecho”(3). Ello, pues tencia jurisdiccional sobre ella, “carecen de autonomía resguardo provisorio de una determinada situación, de
el principio o regla adoptado constitucionalmente es un y, por lo mismo, son solo el presupuesto de las definiti- “salvaguardar el interés público comprometido y propor-
principio general aplicable a toda la actividad jurídica, vas, que se adoptan en el pronunciamiento que pone fin al cionado a los fines que se procura alcanzar, de tal modo de
tanto estatal como privada(4). pleito”(7). Por lo que, al haber sentencia definitiva firme, coordinar el interés privado con el público y los derechos
Si bien hay quienes entienden que puede utilizarse cesan aquellas. Ya sea porque en la sentencia sea desesti- individuales con el de la sociedad”(11).
indistintamente la noción de razonabilidad como la de mado lo pretendido con la acción y porque, al admitirse la
proporcionalidad, pues mientras la primera proviene del pretensión, se impongan nuevas medidas o se confirmen
3
derecho anglosajón, la segunda es originaria del derecho las adoptadas cautelarmente. Aun en este último supuesto
La “proporcionalidad cautelar” en la sentencia
público europeo(5), de nuestra parte preferimos reservar el cesan en su calidad de tales para convertirse en contenido
en comentario
término de proporcionalidad para la puntual situación de de sentencia.
adecuación entre la actividad que se dispone y el efecto Por ello se ha señalado que “las medidas cautelares son Razonabilidad es una noción cuyo origen etimológico
que genera. Se trata, pues, de una equivalencia o, mejor actos procesales del órgano jurisdiccional adoptadas en el se encuentra en el vocablo latino rationabilitas. El término
aún, concordancia entre la situación tutelable y la medida curso de un proceso de cualquier tipo o previamente a él, refiere a la condición de aquello que resulta acorde a la
que pretende resguardarla, sin entrar en otros criterios de a pedido del interesado o de oficio, para asegurar bienes o razón, es decir, al sentido común de la experiencia en las
eficiencia (mejor resguardo, menor intervención estatal, pruebas o mantener situaciones de hecho o para seguridad cosas.
menor perjuicio transitorio que causar, entre otros). de personas o satisfacción de sus necesidades urgentes, En el particular de la resolución que nos ocupa, cuando
En estos casos, se impone no solo que el medio sea como un anticipo que puede o no ser definitivo, de la ga- la sala habla de proporcionalidad, en realidad realiza un
adecuado, sino que también resulte el más moderado den- rantía jurisdiccional de la defensa de la persona (artículo análisis integral de razonabilidad mucho más amplio que
tro de aquellos igualmente eficaces y el con mayor respeto 18 de la C.N.), para hacer eficaces las sentencias de los la mera proporción entre la medida y el efecto deseado.
al contenido esencial de los derechos involucrados en el jueces”(8). De las propias expresiones allí consignadas surge cla-
particular. Podríamos decir que la razonabilidad resulta, Las medidas cautelares son, asimismo, “la garantía que ramente que se ha efectuado una valoración de “racionali-
así, el nivel más estricto y exigente respecto de cualquier ofrece el Derecho frente a la inevitable lentitud de los pro- dad” de la medida y no de simple adecuación. Se percibe
proporcionalidad jurídicamente apreciada. cesos judiciales. Como señaló Calamandrei, el interés es- una línea decisoria que merita prudencialmente el nivel
pecífico que justifica la emanación de una medida de este de impacto de la medida respecto de la actividad de su
tipo es la existencia de un peligro de daño jurídico, deriva- destinatario, merced a los principios de última ratio, sub-
2 do del retraso de una decisión jurisdiccional definitiva, es sidiariedad, mínima intervención y menor gravamen. No
El resguardo cautelar decir, la razón de ser de la tutela cautelar es el denominado se trata, pues, de una simple valoración formal de relación
La materia cautelar ha sido conceptualizada como la periculum in mora”(9). entre medio y fin.
“actividad preventiva que, enmarcada en la objetiva posi- Resultan, pues, actos instrumentales, es decir que no En tanto el uso del parámetro de la proporcionalidad
bilidad de frustración, riesgo o estado de peligro, a partir tienen per se sustantividad propia y que se justifican, en responde a la idea de evitar una utilización desmedida de
de la base de un razonable orden de probabilidades acerca cuanto a la razonabilidad, con un doble parámetro: uno de las medidas cautelares generando perjuicios o restriccio-
de la existencia del derecho que invoca el peticionante, admisibilidad, consistente en la existencia de un proceso, nes no justificadas, la razonabilidad supone un abordaje
según las circunstancias, y exigiendo el otorgamiento de ya que el proceso, trámite o incidente cautelar no consti- más integral y exigente del asunto, poniendo en el centro
garantías suficientes para el caso de que la petición no tuye un fin sino un medio, un instrumento en pos del pro- de la valoración el establecerlas e imponerlas exclusiva-
reciba finalmente auspicio, anticipa los efectos de la deci- ceso; el restante parámetro es en cuanto a su procedencia mente para resguardar bienes jurídicos valiosos, en la justa
sión de fondo ordenando la conservación o mantenimiento y se halla dado porque exista una “situación tutelable”, en medida de dicha valía.
del estado de cosas existente o, a veces, la innovación del función de los rasgos que asume en particular, la preten- Resulta, pues, clara su importancia en la valoración de
mismo según sea la naturaleza de los hechos sometidos a sión que se está ejercitando en el proceso(10). la adopción de medidas cautelares. Por lo que, más allá de
juzgamiento”(6). Es por eso que también a ellas les resulta aplicable la no concordar con la denominación empleada, entendemos
Las medidas cautelares, en razón de ser provisiona- doctrina que la Corte Suprema exige en la legislación y que resulta valioso que se fundamente lo decidido con re-
les, vienen a resguardar de modo precario un derecho o lación a dicho principio y lo que implica para la correcta
(7) Salgado, Alí J. - Verdaguer, Alejandro C., Juicio de amparo
actuación de nuestro derecho.
(3) Art. 1071 del anterior cód. civil y art. 10 del actual cód. civil y y acción de inconstitucionalidad, Buenos Aires, Astrea, 1987, pág. 109. VOCES: MEDIDAS CAUTELARES - DERECHO PROCESAL -
comercial. (8) Podetti, Ramiro, Tratado de las medidas cautelares, citado por
(4) Carranza Torres, Luis R., Práctica del amparo, 2ª ed., Córdo- Gallegos Fedriani, Pablo O., Las medidas cautelares contra la Admi- CONSTITUCIÓN NACIONAL - SENTENCIA - DERE-
ba, Alveroni, 2004, pág. 47. nistración pública, Ábaco, 2002, pág. 24. CHOS Y GARANTÍAS CONSTITUCIONALES - INHI-
(5) Cianciardo, Juan, El conflictivismo en los derechos fundamenta- (9) Chichilla Marín, Carmen, La tutela cautelar en la nueva justi- BICIÓN GENERAL DE BIENES
les, Pamplona, Eunsa, 2000, págs. 287/288. cia administrativa, Madrid, Civitas, 1991, pág. 31.
(6) De Lázzari, Eduardo, Medidas cautelares, pág. 4, citado por (10) Carranza Torres, Luis R., Medidas cautelares respecto de la
Camps, Carlos E., Medidas cautelares en el amparo, JA, 1999-I-946. Administración pública, Córdoba, Alveroni, 2005, pág. 91. (11) Fallos: 136:161, 204:195, 297:201, 312:496.

Reflexiones acerca de la autonomía de la voluntad y el rol actuante. Le ha otorgado mayores tareas y atribuciones
que las que tenía en los Códigos anteriores. Seguidamente,
de los jueces en la nueva legislación señalaré la manera en que lo referido anteriormente re-
percute en distintos institutos contractuales esenciales del
por Hugo D. Maciel(*) Código.

II
Sumario: I. Introducción. – II. Los temas en concreto. I Los temas en concreto
El modo del ejercicio de los derechos. – III. Las normas Introducción
legales. El Título Preliminar. Los contratos y la forma- El modo del ejercicio de los derechos
Estos comentarios tienen por objeto poner de resalto
ción del consentimiento. – IV. En el derecho procesal.
cómo el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación Comenzaré recordando que, al egresar de la Facultad
– V. Conclusiones.
le confiere a la autonomía de la voluntad de las partes un de Derecho, nos quedaron grabados ciertos principios
significado y alcance muy distinto de aquel consagrado fundamentales respecto de la fuerza incuestionable de la
Nota de Redacción: Sobre el tema ver, además, los siguientes traba- por Vélez Sarsfield, morigerado este luego por la Reforma autonomía de la voluntad como rectora de las relaciones
jos publicados en El Derecho: Algunas reflexiones sobre la autonomía
de la voluntad en la contratación internacional (Con particular referen- Civil de 1968, tal como será explicado seguidamente. jurídicas.
cia al Mercosur), por María Elsa Uzal, ED, 179-1184; Autonomía de En este entendimiento, observo que se ha producido Ahora bien, con la reforma del Código Civil de 1968,
la voluntad y derecho concursal: Notas para su estudio, por Gustavo A. un giro desde una concepción jurídica de corte puramente este principio fundamental se tornó discutible mediante
Esparza, ED, 179-1097; Un nuevo avance de la autonomía de la volun- individualista, centrada en la persona física y en la propie- la aplicación de los institutos morigeradores de dicha au-
tad en el derecho de familia, por Osvaldo Onofre Álvarez, ED, 181-
507; Las personas jurídicas como árbitros y los límites a la autonomía de
dad privada, aferrada a las corrientes de pensamiento pro- tonomía. Por su parte, el nuevo Código va un paso más
la voluntad en un curioso caso de arbitraje, por Roque J. Caivano, ED, pias de la época de su sanción, hacia una regulación civil allá, les da un lugar preponderante en su texto y los coloca
184-521; Aproximación histórica al voluntarismo jurídico y su influencia que consagra una verdadera igualdad entre las partes, que desde el inicio en el Título Preliminar sobre el ejercicio de
en la formación del dogma de la autonomía de la voluntad, por Daniel toma la equidad como principio rector de las relaciones y los derechos. Así, cuando se comprobó que las circunstan-
Guillermo Alioto, ED, 195-917; Donación de órganos entre vivos: reconoce todos los adelantos tecnológicos en materia de cias esenciales habían cambiado en forma extraordinaria e
¿nueva conquista de la autonomía de la voluntad?, por Leonardo L.
Pucheta, ED, 250-1016; La modificación de las fuentes y el modo de las relaciones humanas, empresarias y contractuales. Es- imprevisible, nació la teoría de la imprevisión contractual
aplicación de la ley en el proyecto de código unificado: la incorporación pecialmente, en materia de formación del consentimiento contenida en el art. 1198 del cód. civil, la cual justificó
de la jurisprudencia y la transferencia de poder político del Congreso a contractual entre las partes. Asimismo, en su adaptación a que se adoptara alguna solución legislativa frente al men-
los jueces, por Enrique Hidalgo, ED, 252-582; Autonomía de la volun- esta nueva visión de la sociedad civil, se han explicitado y tado cambio de circunstancias (cf. principio rebus sic stan-
tad en materia de salud de niños, niñas y adolescentes (en la ley 26.529,
texto según ley 26.742), por Luciano A. Ballarini, ED, 257-725. Todos
concentrado distintas instituciones dispersas a lo largo de tibus, “mientras las cosas así sigan”). Más difícil se plan-
los artículos citados pueden consultarse en www.elderecho.com.ar. los Códigos Civil y Comercial. De la misma manera, esta teó la cuestión cuando el accionar de alguna de las partes
(*) Con la colaboración de María Belén Maté. transformación ha acentuado el rol a cargo del magistrado respondía a lo específicamente pactado y escrito, pero el
Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016 3

ejercicio del derecho pactado resultaba abusivo e injusto III


para la cocontratante. Ello dio lugar a la incorporación del Las normas legales FONDO EDITORIAL
art. 1071 del Código mencionado, que instituía la teoría
del abuso del derecho, tal como ocurrió en todos los países El título preliminar NUEVOS TÍTULOS
de sistema legislativo codificado. El nuevo Código se acerca más a los principios funda-
Ello, sin perjuicio de otras medidas, denominadas co- mentales de los países con sistemas no codificados y apun-
rrectoras, que autorizaron el apartamiento de la letra escri-
Colección “Código Civil
ta directamente a la aplicación lisa y llana del principio de
ta en forma clara y categórica. Recuérdese que el art. 218 equidad, lo que permite a los jueces avanzar aún más sobre y Comercial de la Nación”
del viejo cód. de comercio, inc. 1º, establecía: “Siendo lo pactado por las partes e, inclusive, con la posibilidad de
necesario interpretar la cláusula de un contrato, servirán modificar cláusulas contractuales o, simplemente, decidir Directores
para la interpretación las bases siguientes: 1º Habiendo que son inaplicables por ser contrarias a tal principio o por Dr. Gabriel F. Limodio
ambigüedad en las palabras, debe buscarse más bien la otras razones que la misma ley autoriza. En efecto, se han Dr. Guillermo F. Peyrano
intención común de las partes que el sentido literal de los introducido, desde el mismo comienzo del texto, ciertas
términos”. normas que seguidamente explicaremos. “Concebida con rigurosa metodología y un criterio
El art. 218, inc. 2º, establecía: “Las cláusulas equívocas En el art. 1º autoriza a los jueces a aplicar los usos, práctico, procurando brindar un instrumento
o ambiguas deben interpretarse por medio de los términos prácticas y costumbres en situaciones no regladas legal- de consulta ágil que armonice la preocupación
claros y precisos empleados en otra parte del mismo escri- científica con la problemática que plantea diariamente
mente siempre que no sean contrarios a derecho. Esto ya
to, cuidando de darles, no tanto el significado que en gene- la actividad profesional, ante la reforma más importante
desde el inicio otorga al juez una carga que podríamos
ral les pudiera convenir, cuanto el que corresponda por el del Derecho Privado argentino desde la sanción
calificar de genérica o sumamente amplia, ya que deberá
contexto general”. del Código Civil de Vélez Sarsfield”.
decidir según su buen saber y entender si dichas prácticas
Sobre el particular cabe advertir que nuestros Tribuna- son o no contrarias a derecho. La amplitud del término
les ya han sentado pacífica jurisprudencia que indica que contrario a derecho otorga al juez y le impone una carga •••
si el texto no es ambiguo, sino, por el contrario, claro y y las consiguientes facultades para decidir conforme a lo
concreto, debe predominar el texto del contrato por sobre que él entiende es el contexto general del derecho y los
cualquier otra interpretación que se pretenda otorgar a lo hechos del conflicto a resolver. Seguidamente, el art. 2º Ursula C. Basset
escrito y firmado, con las salvedades de que se trate de reitera que la interpretación de la ley debe efectuarse de Eliana González
cláusulas abusivas o que lesionen el orden público. conformidad a sus palabras, sus finalidades, leyes análo- COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
A todo esto debe agregarse que los jueces debían dictar gas, los tratados internacionales sobre derechos humanos, Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
sentencia de acuerdo a lo alegado y probado por las partes, los principios y los valores jurídicos, de modo coherente Régimen patrimonial
lo que implicaba que no podían introducir de oficio defen- con todo el ordenamiento. del matrimonio
sas o argumentaciones que las partes no hubieran incorpo- Como puede observarse, nuevamente el juez deberá ISBN 978-987-3790-36-2
rado al proceso. considerar cuáles son los valores jurídicos coherentes con 262 páginas
En la actualidad el art. 1061 y sigs. del Código nos todo el ordenamiento, lo cual constituye una tarea de la
otorga las pautas de interpretación de la voluntad de las mayor importancia y reposa en la formación jurídica del
partes, en forma clara y precisa, lo que importa una gran magistrado.
ayuda al magistrado en la interpretación de los contratos(1). El art. 9º establece el principio de buena fe, pues al •••
Al encontrarse en vigencia el anterior Código Civil, decir “Los derechos deben ser ejercidos de buena fe” esta-
no fue fácil para los jueces defender la equidad, pero se blece una pauta fundamental para el ejercicio de todos los
las arreglaron para que en los contratos las cláusulas y derechos de las personas físicas y jurídicas.
situaciones injustas puedan ser corregidas. Como ejem- El art. 10, referido al abuso de derecho, establece que Cecilia Cabrera de Gariboldi
plos pioneros de nuestra jurisprudencia pueden citarse los el juez debe ordenar lo necesario para evitar los efectos Ana Ortelli
casos en que el concesionario que llevaba más de 10 años del ejercicio abusivo o de la situación jurídica abusiva COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
en su desempeño era despojado de tal carácter por deci- y, si correspondiere, procurar la reposición (se entiende
sión unilateral del concedente (en el caso, una terminal la situación) al estado de hecho anterior y fijar una in- Derecho sucesorio
automotriz) con un preaviso de escasos 20 días. En tal tipo demnización. Para ello señala Lorenzetti que “deberá ISBN 978-987-3790-36-3
de situaciones abusivas, las instituciones correctoras del determinar si existió abuso de un derecho subjetivo o en 362 páginas
Código fueron habitualmente aplicadas en defensa de la relación a un derecho de incidencia colectiva o un abuso
equidad e igualdad de los derechos de las partes. Existe de situaciones jurídicas, la buena fe, la moral o las buenas
infinidad de ejemplos en este mismo sentido, que segura- costumbres”. Y agrega que “los efectos del acto abusivo
mente son de conocimiento del lector(2). son: despojar de toda virtualidad al acto desviado, pri-
vándolo de efectos; impedir el ejercicio de una acción •••
judicial que se funde en el abuso; dar origen a la tutela
(1) Art. 1061. Intención común. El contrato debe interpretarse confor- preventiva o resarcitoria”(3).
me a la intención común de las partes y al principio de la buena fe. Como puede observarse, lo resaltado en el texto cons-
Art. 1062. Interpretación restrictiva. Cuando por disposición legal o Julio César Capparelli
convencional se establece expresamente una interpretación restrictiva, tituye un agregado del nuevo Código que pone en cabeza
COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
debe estarse a la literalidad de los términos utilizados al manifestar la vo- del magistrado una nueva carga y es precisamente la de Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
luntad. Este artículo no es aplicable a las obligaciones del predisponente colocar a las relaciones en un estado de equidad, para lo Uniones no matrimoniales
y del proveedor en los de consumo. cual deberá ejercitar una vez más su criterio sobre lo que
Art. 1063. Significado de las palabras. Las palabras empleadas en el
es equitativo según su propio pensamiento. ISBN 978-987-3790-38-6
contrato deben entenderse en el sentido que les da el uso general, excepto 192 páginas
que tengan un significado específico que surja de la ley, del acuerdo de Lo dispuesto por este artículo es complementado lue-
las partes o de los usos y prácticas del lugar de celebración conforme con go por el Libro III referido a derechos personales, Título
los criterios dispuestos para la integración del contrato. Se aplican igua- III, Capítulo 4 –en el que el art. 1117 y sigs. brindan las
les reglas a las conductas, signos y expresiones no verbales con los que el pautas de interpretación de los contratos–, que se refiere
consentimiento se manifiesta.
Art. 1064. Interpretación contextual. Las cláusulas del contrato se expresamente a las cláusulas abusivas. Cabe destacar que
interpretan las unas por medio de las otras y atribuyéndoles el sentido dichas normas se refieren a supuestos de desequilibrio sig-
•••
apropiado al conjunto del acto. nificativo, por lo que el juez puede declarar como no escri-
Art. 1065. Fuentes de interpretación. Cuando el significado de las tas las cláusulas abusivas y, en caso de declarar la nulidad
palabras interpretado contextualmente no es suficiente, se deben tomar
en consideración: a) las circunstancias en que se celebró, incluyendo las
parcial de un contrato, simultáneamente lo deberá integrar
negociaciones preliminares; b) la conducta de las partes, incluso la poste- sin comprometer su finalidad. Eduardo C. Méndez Sierra
rior a su celebración; c) la naturaleza y finalidad del contrato. Seguidamente, este Título Preliminar en su art. 11 dice: COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
Art. 1066. Principio de conservación. Si hay duda sobre la efica- “Abuso de posición dominante. Lo dispuesto en los
cia del contrato, o de alguna de sus cláusulas, debe interpretarse en el arts. 9 y 10 se aplica cuando se abuse de una posición do- Obligaciones dinerarias
­sentido de darles efecto. Si esto resulta de varias interpretaciones posi-
bles, corresponde entenderlos con el alcance más adecuado al objeto del minante en el mercado, sin perjuicio de las disposiciones ISBN 978-987-3790-34-8
contrato. específicas contempladas en leyes especiales”. 285 páginas
Art. 1067. Protección de la confianza. La interpretación debe proteger A fin de comprender el concepto de posición dominan-
la confianza y la lealtad que las partes se deben recíprocamente, siendo te, resulta indispensable examinar la ley 25.156 de Defen-
inadmisible la contradicción con una conducta jurídicamente relevante,
previa y propia del mismo sujeto.
sa de la Competencia, que en su art. 4º dice: “Se entien-
Art. 1068. Expresiones oscuras. Cuando a pesar de las reglas conte- de que una o más personas gozan de posición dominante
nidas en los artículos anteriores persisten dudas, si el contrato es a título cuando para un determinado tipo de producto o servicio
gratuito se debe interpretar en el sentido menos gravoso para el obligado es la única oferente o demandante dentro del mercado na-
y, si es a título oneroso, en el sentido que produzca un ajuste equitativo cional o en una o varias partes del mundo o, cuando por el
de los intereses de las partes. Venta telefónica: (11) 4371-2004
(2) Sobre el particular ver: Espinoza, Juan, La responsabilidad civil Compra online: ventas@elderecho.com.ar
precontractual, publicado en DCCyE 2014 (abril), 221. Cita online: AR/ (3) Lorenzetti, Ricardo L., Código Civil y Comercial comentado, www.elderecho.com.ar
DOC/2882/2013. Buenos Aires, Rubinzal-Culzoni, 2015, t. I, pág. 57.
4 Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016

grado de integración vertical u horizontal está en condicio- “(ii) Un conjunto de principios e instituciones que se conducta de las partes que sea suficiente para demostrar la
nes de determinar la viabilidad económica de un compe- consideran esenciales en la organización social de un país existencia de un acuerdo. Aquí nuevamente el juez deberá
tidor o participante en el mercado, en perjuicio de estos”. y que sostienen su ordenamiento jurídico. (iii) Los princi- analizar cuidadosamente el accionar de las partes y deter-
Lo cierto es que, por tratarse justamente de un prin- pios generales del derecho. (iv) El orden público ha sido minar en qué momento considera que el contrato quedó
cipio que ha recibido múltiples acepciones y difícil de utilizado con múltiples acepciones, como límite de la au- celebrado y cuáles son sus condiciones. El indicio más
definir, ello nos lleva a afirmar que nos encontramos una tonomía de la voluntad privada; un conjunto de principios claro suele configurarse cuando el destinatario de la oferta,
vez más con una carga que deberá recaer en el magistrado eminentes a los cuales se vincula la digna subsistencia de con conocimiento del oferente, comienza a dar cumpli-
interviniente en el conflicto. A tal efecto, será muy útil la organización social establecida; los principios que no miento a sus obligaciones contractuales. Ello suele ocurrir
al magistrado tener en cuenta la detallada descripción de pueden ser dejados sin efecto por las partes, etc.”(6). en los contratos de locación de obras y servicios, cuando
conductas inadmisibles en el art. 2º de la misma ley, que Es decir que, de conformidad con lo dispuesto por el el destinatario de la oferta comienza a trabajar y el ofe-
establece: art. 12, nuevamente será el juez quien determinará cuándo rente recibe los servicios o los trabajos correspondientes
“Las siguientes conductas, entre otras, en la medida que se encuentra interesado o afectado el orden público, lo que al contrato. En la misma línea de ideas, cabe mencionar
configuren las hipótesis del artículo 1º, constituyen prác- importa endilgarle una vez más una delicada tarea, en la el art. 989, el cual dispone: “La aprobación administrativa
ticas restrictivas de la competencia: a) Fijar, concertar o que deberá expresar su impronta o conceptualización de lo de las cláusulas generales no obsta a su control judicial.
manipular en forma directa o indirecta el precio de venta, que debe entenderse por orden público. Cuando el juez declara la nulidad parcial del contrato, si-
o compra de bienes o servicios al que se ofrecen o deman- Sobre el particular, en el comentario de la obra dirigida multáneamente lo debe integrar, si no puede subsistir sin
den en el mercado, así como intercambiar información con por Ricardo Luis Lorenzetti(7) se brinda una serie de comprometer su finalidad”.
el mismo objeto o efecto; b) Establecer obligaciones de supuestos de tutela del orden público mediante la tutela al
producir, procesar, distribuir, comprar o comercializar solo consumidor, la adecuación a los valores esenciales del or-
IV
una cantidad restringida o limitada de bienes, o prestar un denamiento jurídico y los que denomina orden público de
En el derecho procesal
número, volumen o frecuencia restringido o limitado de dirección, poniendo de relevancia la justicia distributiva.
servicios; c) Repartir en forma horizontal zonas, merca- Por ejemplo, el art. 960 del cód. civil y comercial otor- El Código Civil y Comercial, en oportunidad de regu-
dos, clientes y fuentes de aprovisionamiento; d) Concertar ga al juez la facultad de introducir modificaciones en los lar los principios generales que regirán los supuestos de
o coordinar posturas en las licitaciones o concursos; e) contratos a pedido de parte cuando lo autoriza la ley y responsabilidad civil, introduce mediante el art. 1735 la
Concertar la limitación o control del desarrollo técnico o también puede introducir modificaciones de oficio cuando función que deberán asumir los jueces para determinar la
las inversiones destinadas a la producción o comercializa- existe una cláusula que de modo manifiesto afecte el orden distribución de la carga de la prueba. Esta norma pertene-
ción de bienes y servicios; f) Impedir, dificultar u obsta- público. De esta manera, el juez está obligado a asumir un ce al derecho procesal y no a la legislación de fondo. Cabe
culizar a terceras personas la entrada o permanencia en un rol activo dentro de la relación contractual que debe exa- aquí recordar que, bajo el régimen adoptado en la Cons-
mercado o excluirlas de este; g) Fijar, imponer o practicar, minar, de modo tal que, frente a los supuestos descriptos titución Nacional, el dictado de las normas procesales no
directa o indirectamente, en acuerdo con competidores o en el art. 960, tiene no solo ya que determinar la validez ha sido delegado al Gobierno Federal. No obstante ello,
individualmente, de cualquier forma precios y condiciones o invalidez del contrato, sino que, en el último supuesto, señalamos que existe un consenso respecto a la necesidad
de compra o de venta de bienes, de prestación de servi- debe introducir las modificaciones que él crea pertinentes de aplicación de un sistema de carga dinámica de la prue-
cios o de producción; h) Regular mercados de bienes o a fin de conservar la validez de dicho contrato. Es decir, ba por razones de equidad y celeridad y economía pro-
servicios, mediante acuerdos para limitar o controlar la el art. 960 supone no solo que el juez deba interpretar en cesal. Queda una pregunta importante por contestar y se
investigación y el desarrollo tecnológico, la producción de qué consiste, a su parecer, el orden público lesionado por refiere al momento en que debe ofrecerse la prueba que el
bienes o prestación de servicios, o para dificultar inversio- el contrato, sino que, además, debe corregir su contenido juez haya impuesto a cada una de las partes. El problema
nes destinadas a la producción de bienes o servicios o su según su criterio personal. se plantea porque al presentar la demanda y contestación
distribución; i) Subordinar la venta de un bien a la adquisi- de la demanda las partes ya han ofrecido su prueba, por
Los contratos y la formación del consentimiento
ción de otro o a la utilización de un servicio, o subordinar lo que en la audiencia prevista por el art. 360 del cód.
la prestación de un servicio a la utilización de otro o a la En este sentido, resulta conveniente tener presente lo procesal civil y comercial, el juez deberá tener muy en
adquisición de un bien; j) Sujetar la compra o venta a la previsto en el art. 970 del cód. civil y comercial, ya que claro y haber analizado pormenorizadamente el contenido
condición de no usar, adquirir, vender o abastecer bienes establece que los contratos pueden ser nominados cuando del pleito y los puntos medulares de la controversia para
o servicios producidos, procesados, distribuidos o comer- están regulados en la ley a la que se someterá su inter- así distribuir la carga de la prueba a las partes. En otras
cializados por un tercero; k) Imponer condiciones discri- pretación o innominados en cuyo caso están regidos en palabras, para que el juez pueda distribuir la carga de la
minatorias para la adquisición o enajenación de bienes o el siguiente orden: la voluntad de las partes, las normas prueba entre las partes de conformidad con el art. 1735,
servicios sin razones fundadas en los usos y costumbres generales sobre contratos y obligaciones, los usos y prácti- deberá haber estudiado y comprendido de antemano los
comerciales; l) Negarse injustificadamente a satisfacer pe- cas del lugar de celebración y las disposiciones correspon- antecedentes completos del caso. Obviamente, como la
didos concretos, para la compra o venta de bienes o servi- dientes a los contratos nominados afines que son compati- prueba ya fue ofrecida, entendemos que deberá fijar un
cios, efectuados en las condiciones vigentes en el mercado bles y se adecuen a su finalidad. nuevo plazo para ofrecer pruebas de conformidad a lo re-
de que se trate; ll) Suspender la provisión de un servicio Es decir que, en buen romance, si el contrato no está re- suelto al respecto.
monopólico dominante en el mercado a un prestatario de gulado en el Código Civil y Comercial, será el juez quien Otro ejemplo que demuestra el protagonismo que debe-
servicios públicos o de interés público; m) Enajenar bie- deberá realizar una importante tarea de interpretación y, en rán afrontar los jueces puede verse en el art. 1713, referido
nes o prestar servicios a precios inferiores a su costo, sin su caso, identificar con elementos probatorios producidos al deber de prevención, que establece que “el juez que ad-
razones fundadas en los usos y costumbres comerciales por las partes o hechos notorios cuáles son los usos y prác- mite la acción preventiva debe disponer, a pedido de parte
con la finalidad de desplazar la competencia en el mercado ticas del lugar de celebración del contrato y las normas o de oficio, en forma definitiva o provisoria, obligaciones
o de producir daños en la imagen o en el patrimonio o en aplicables. de dar, hacer o no hacer, según corresponda; debe ponde-
el valor de las marcas de sus proveedores de bienes o ser- Con relación al art. 971 y siguientes, relativos a la rar los criterios de menor restricción posible y de medio
vicios”. formación del consentimiento, nos encontramos con una más idóneo para asegurar la eficacia en la obtención de la
Por otra parte, debe entenderse también que el art. 14 regulación sumamente útil y práctica, ya que se identifi- finalidad”.
del cód. civil y comercial, al reconocer los derechos de can las distintas etapas que llevan al intérprete a decidir
incidencia colectiva que pueden ser afectados por el abu- cuándo quedó formalizado el contrato. El desarrollo de
V
so de una posición dominante, exige al juez procurar una la publicidad y los medios de comunicación han permiti-
Conclusiones
solución razonable y reponer las cosas al estado anterior y do que en la práctica diaria se utilicen entrecruzamientos
fijar una indemnización. entre ofertas, contestaciones a ofertas con modificaciones Las conclusiones son las siguientes. El nuevo Código
En otro orden de ideas, el art. 12(4) también impone al o aceptaciones parciales, ofertas luego modificadas o di- Civil y Comercial se hace cargo de la realidad actual y de-
juez la obligación de determinar cuál es su concepto de rigidas al público en general, invitaciones a hacer ofertas, ja de lado normas arcaicas absolutamente inaplicables(8),
orden público. Al respecto debemos tener presentes las los contratos informáticos, etc., todo lo cual exigía la nor- y, en general, podemos decir que se avanza desde una
siguientes conceptualizaciones que la doctrina y la juris- mativa implementada por el Código Civil y Comercial. concepción individualista que buscaba seguridad absoluta
prudencia han elaborado con el correr de los años. En efecto, muchas veces nos hemos encontrado con con- en el texto contractual o legal hacia una visión más amplia
Así, se ha dicho que “el orden público es la situación de flictos que derivan en reclamos posteriores o relaciones y actual en la que ingresan otros valores y bienes colec-
normal funcionamiento de las instituciones públicas y pri- que son resueltas o rescindidas por una de las partes y no tivos que los jueces deberán aplicar con mayor libertad
vadas, en las que las autoridades ejercen sus atribuciones resulta fácil determinar el momento en que el contrato y criterio propio. Por ese motivo, considero positivo que
propias y las personas ejercen pacíficamente sus derechos quedó formalizado y cuáles fueron sus condiciones. Aho- se haya comenzado con el texto legal del Capítulo 1 y
y libertades”(5). ra el magistrado tiene un texto expreso en la ley que le especialmente el Capítulo 3 sobre el ejercicio de los de-
facilitará dicha tarea. rechos. Esto, ya desde el inicio, advierte cuál es la mirada
Para empezar, la norma aludida establece que el contra- que deberá tener el lector sobre las distintas situaciones
(4) Art. 12. Orden público. Fraude a la ley. Las convenciones particu- to queda celebrado (así debe entenderse cuando la ley dice o relaciones jurídicas que posea. En general, el Código
lares no pueden dejar sin efecto las leyes en cuya observancia está inte-
resado el orden público. El acto respecto del cual se invoque el amparo
“los contratos se concluyen”) cuando el oferente recibe Civil y Comercial nos envía un mensaje actual llamán-
de un texto legal, que persiga un resultado sustancialmente análogo al la aceptación de la oferta, lo cual puede constituir en una donos a hacernos cargo de la realidad en la que vivimos
prohibido por una norma imperativa, se considera otorgado en fraude a como sociedad y en la buena fe con la que deben ejercerse
la ley. En ese caso, el acto debe someterse a la norma imperativa que se
trata de eludir. (6) Rabbi-Baldi Cabanillas, Renato - Sola, Ernesto, Comenta-
(5) Bercovitz Rodríguez Cano, Rodrigo, Manual de derecho ci- rio, en Código Civil y Comercial de la Nación comentado, Julio C. Ri- (8) Pueden verse algunos ejemplos extremos en Código Civil y Co-
vil: derecho privado y derecho de la persona, 5ª ed., Madrid, Bercal, vera y Graciela Medina (dirs.), Buenos Aires, La Ley, 2015, t. I, pág. 90. mercial de la Nación comentado, Julio C. Rivera y Graciela Medina
2011. (7) Lorenzetti, Ricardo L., Código Civil y..., cit. (dirs.), La Ley, t. I, pág. 33.
Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016 5

todos los derechos, para preservar el funcionamiento justo I. El relato de los hechos
y pacífico de las relaciones humanas y empresariales. El 1. Se presentó a fs. 32/35 J. D. promoviendo demanda FONDO EDITORIAL
Código Civil y Comercial busca acercar la materia con- contra Club Atlético Boca Juniors Asociación Civil por el
tractual a la realidad social por medio de un imperativo cobro de la suma de pesos ochocientos mil ($800.000), o RECOMENDADOS
de solidaridad que cuestiona el dogma de la autonomía de lo que en más o en menos resultase de la prueba de autos,
la voluntad, dando primacía al valor del equilibrio entre con más los intereses y costas.
las partes, mediante los principios de proporcionalidad, Explicó que fue contratada por la reclamada para pres-
Colección “Código Civil
coherencia, cooperación y buena fe y, especialmente, al tar el servicio de catering que se ofrece en los partidos de y Comercial de la Nación”
introducir el derecho del consumidor(9). En conclusión, fútbol de la entidad accionada. Indicó que, después de más
entiendo que existe consenso en el sentido de que el nue- de dos años de brindar su servicio, el día 25.07.2014 la Directores
vo Código otorga a los jueces mayor protagonismo y ma- demandada rescindió el contrato de forma intempestiva, Dr. Gabriel F. Limodio
yores obligaciones en las que deberán aplicar sus propios unilateral e inconsulta, por lo que resultaba responsable. Dr. Guillermo F. Peyrano
pensamientos y conceptos en la interpretación de la ley Precisó que tal decisión le fue comunicada a tan sólo una
y los contratos con la gran guía del nuevo Código Civil semana del inicio del segundo semestre del 2014, cuando •••
y Comercial. De la misma forma señalamos que este ha ella ya había efectuado compras, preparativos y el diagra-
introducido importantes restricciones a la autonomía de la ma para su labor. Practicó liquidación. Solicitó una indem-
voluntad de las partes. nización por daño material de $150.000 y otra por daños Mauricio Boretto
VOCES: CÓDIGO CIVIL Y COMERCIAL - CÓDIGOS - JUE-
y perjuicios de $400.000. Asimismo, pretendió un resar- COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
CES - DERECHO - LEY - JURISPRUDENCIA - PO- cimiento por daño moral de $250.000. Todo ello con más Y COMERCIAL DE LA NACIÓN

DER JUDICIAL - DERECHO CIVIL - CONTRATOS los intereses y sujeto a lo que en más o en menos resultara La persona jurídica
- DERECHO PROCESAL de las probanzas de autos y del criterio del magistrado. ISBN 978-987-3790-19-5
Ofreció prueba. 161 páginas
2. Impreso el trámite de juicio ordinario (v. fs. 36/37) y
(9) Tambussi, Carlos, Implicancias de las convenciones en moneda corrido el traslado de la demanda, a fs. 45/48 se presentó
extranjera en los contratos de consumo, RCCyC, 17-9-15.
la Asociación Civil Club Atlético Boca Juniors solicitando
el rechazo del reclamo, con costas.
En primer lugar, negó ciertos extremos fácticos y deter-
JURISPRUDENCIA minada documental acompañada al libelo de inicio. Asi- •••

Contratos: mismo, postuló su versión del caso.


Indicó que en agosto de 2012 la actora comenzó a pres-
Rescisión incausada y unilateral: preaviso; tar un servicio de catering para los palcos VIP del sector C Walter F. Krieger
efectos; contratos de plazo indeterminado; y D de “la Bombonera”, sólo en aquellos partidos en que Sergio S. Barocelli
el equipo de fútbol de primera división jugaba en dicho COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
servicio de catering en partidos de fútbol. estadio. Y COMERCIAL DE LA NACIÓN

Prueba: Mera negativa de los hechos: bue- Aclaró que las partes no celebraran contrato alguno ni Derecho del consumidor
se estableció la duración del servicio, y que la accionante ISBN 978-987-3790-26-3
na fe procesal. cobraba una suma fija por partido disputado. Detalló que 133 páginas
1 – Si bien en los contratos de plazo indeterminado las partes la actora practicaba periódicamente un ajuste del precio,
gozan del derecho de rescindir el acuerdo incausada y unila- que su parte podía o no aceptar. Explicó que el pago se
teralmente en cualquier momento, esa facultad resolutoria no realizaba contra la presentación de la respectiva factura;
puede ser ejercida abusivamente, por lo que, en caso de veri- precisó que la primera de ellas fue emitida el 13.08.2012 y
ficarse dicho proceder sin que medie un preaviso razonable, la última el 27.04.2014. •••
deben repararse los perjuicios causados. De seguido, manifestó que en julio de 2014 –varios días
antes del primer partido del “Torneo Final 2014”, que se
2 – A mayor plazo de duración del contrato –en el caso, pres- jugó el 10.08.2014–, notificó a la contraparte la disconti-
tación del servicio de catering en los partidos de fútbol de la nuación del servicio, debido al elevado costo presupues- Guillermo F. Peyrano
entidad accionada– corresponde mayor tiempo de preaviso; Jorge N. Lafferrière
tado.
de esa manera, en tanto la peticionada anotició a la actora la Sostuvo que su mandante nunca se comprometió a ga- COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
rescisión del vínculo con una antelación de quince días, debe rantizarle a la actora un plazo de duración del servicio ni
resarcir a su contraria por la suma equivalente a los cuarenta Restricciones
una cantidad determinada de partidos, sino simplemente a la capacidad civil
y cinco días restantes. a pagarle ante cada factura. Así, afirmó que el servicio
ISBN 978-987-3790-25-6
3 – La mera negativa de los hechos con el propósito de provo- de gastronomía mantenido no establecía fecha de venci-
197 páginas
car de esa manera la carga probatoria de la contraria im- miento y, por ello, no existió una rescisión injustificada ni
porta la transgresión de un elemental principio de buena fe intempestiva de su representada.
procesal, pero lo que es aún peor, de falta de colaboración Por último, impugnó los daños alegados y todos los ru-
que se concreta en no expresar al Tribunal, a través de for- bros de la liquidación presentada en autos.
mas positivas, cuáles han sido las reales circunstancias, a fin Ofreció prueba. •••
de que la litis pueda tratarse sobre pautas de verdad que po- 3. En la audiencia de fs. 69, ante el pedido de las partes,
sibiliten una sentencia justa. Y, en la medida en que ello no se se declaró la cuestión como de puro derecho.
cumpla, deberán aplicarse en la sentencia las consecuencias
II. La sentencia de primera instancia Marcelo Eduardo Urbaneja
de la admisión procesal que prevé el art. 365 del cód. proce-
Mediante el pronunciamiento dictado el 2 de diciembre COLECCIÓN CÓDIGO CIVIL
sal. M.R.P.
de 2015, a fs. 71/75, el juez de grado admitió parcialmen- Y COMERCIAL DE LA NACIÓN
59.290 – CNCom., sala F, septiembre 15-2016. – D., J. c. Club Atlético te la demanda y condenó al Club Atlético Boca Juniors Propiedad horizontal
Boca Juniors Asociación Civil s/ordinario. Asociación Civil a pagar a J. D. la suma de $34.058,73, ISBN 978-987-3790-28-7
con más los intereses a la tasa que cobra el BNA para 181 páginas
En Buenos Aires a los quince días del mes de septiem- sus operaciones de descuento a 30 días, a contar desde el
bre del año dos mil dieciséis, reunidos los Señores Jueces 25.07.2014 –fecha de rescisión contractual–. Asimismo,
de Cámara en la Sala de Acuerdos fueron traídos para co- impuso las costas a la accionada y difirió la regulación de
nocer los autos: “D., J. c/ Club Atlético Boca Juniors Aso- los honorarios.
ciación Civil sobre Ordinario” (COM 8714/2015; Com. 10 Para decidir como lo hizo, el magistrado destacó que el
Sec. 20) en los que al practicarse la desinsaculación que servicio de catering no goza de ordenamiento normativo
ordena el artículo 268 del Código Procesal Civil y Comer-
específicamente organizado. Y que, por tanto, se trata de Venta telefónica: (11) 4371-2004
cial de la Nación resultó que la votación debía tener lugar
un contrato innominado, asimilable a la locación de servi- Compra online: ventas@elderecho.com.ar
en el siguiente orden: Doctores Juan Manuel Ojea Quinta-
cio y de obra. www.elderecho.com.ar
na, Alejandra N. Tevez y Rafael F. Barreiro.
Sostuvo que, contrariamente a lo afirmado por la ac-
La Dra. Alejandra N. Tevez no interviene en el presente
tora, las características del vínculo que unía a las partes
Acuerdo por hallarse en uso de licencia por motivos aca- la eventual finalización de la relación con la demandada,
y la forma en que se desarrolló la relación no permiten
démicos (art. 109 Reglamento para la Justicia Nacional). lo cierto es que en el caso el preaviso resultó insuficiente.
concluir que existió una dedicación casi exclusiva al cum-
Estudiados los autos la Cámara plantea la siguiente Sobre el punto, estimó prudente un anuncio previo de dos
plimiento del acuerdo mantenido con la demandada.
cuestión a resolver: meses, dado que el vínculo se extendió durante aproxima-
Por otro lado, explicó que el contrato de autos, cuyo
¿Es arreglada a derecho la sentencia apelada de fs. damente dos años.
plazo de duración fue indeterminado, no puede ser reputa-
71/75?
do como eterno o de plazo infinito. Y que, si bien la accio- A fin de cuantificar la falta de tal preaviso, el a quo to-
El Dr. Juan Manuel Ojea Quintana dice: nante debió haber provisionado aquellas contingencias por mó en cuenta el monto semestral que la actora adujo haber
6 Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016

percibido –$100.000–, el cual dijo no fue categóricamente giano, A. “El poder normativo del caso”, publicado en La dirigidas a demostrar sea la existencia del daño o la inexis-
negado en la contestación de demanda. En consecuencia, Ley del 6.03.89). tencia del mismo. Por ello solicitan que la cuestión sea
justipreció una indemnización de $33.333. En el sub examine, no se encuentra debatido que la ac- declarada como de puro derecho” (fs. 69). En esa lógica
Asimismo, toda vez que la peticionante aportó 2 tickets tora prestó servicios de catering a la demandada durante el juez acogió oportunamente el pedido, mas al momen-
que acreditaron compras efectuadas para la realización de un año y nueve meses. No obstante, resulta necesario se- to de dictar la resolución definitiva sostuvo que “(…) en
la frustrada prestación de su servicio, el magistrado estimó ñalar que la relación comercial desarrollada por las partes tanto, como dije, no fue formalmente rebatido el monto
que correspondía el reembolso de $725,73. no goza de una normativa contractual determinada; mas por la retribución del catering, no aparece necesaria, por
Por último, rechazó la pretensión de la actora por daño dada su naturaleza, semejante a la locación de servicios o consiguiente, la producción de la prueba en la etapa de
moral. de obra, corresponde aplicarle analógicamente las normas ejecución de sentencia tendiente a demostrar los daños;
de este contrato. quedando zanjada la cuestión en la medida ya considera-
III. El recurso
En ese contexto, considero que en el caso lo razonable da” (fs. 75). Tal punto del decisorio no fue atacado por las
De esa sentencia apeló la demandada a fs. 76 y el re-
y prudente hubiera sido que la accionada diera a la recla- partes, por lo que ha quedado firme.
curso fue concedido libremente a fs. 77. Su expresión de
mante un preaviso de un mes por cada año de duración del Consecuentemente, el caso deberá resolverse sobre la
agravios luce a fs. 90/93 y mereció réplica de la accionan-
vínculo contractual. Ello concuerda con el criterio soste- base de los escasos elementos acreditativos arrimados a la
te a fs. 101. Por su parte, la demandante apeló el decisorio
nido en el Código Civil y Comercial de la Nación (v. art. causa.
a fs. 78. El recurso fue concedido de forma libre a fs. 79
1219 relativo a las “Normas especiales para los servicios” Sentado lo anterior, tal como se estableció en el punto
y su expresión de agravios de fs. 95 fue contestada por la
y art. 1492 y sigs. referidos al preaviso correspondiente en “b)” del presente decisorio, la demandada debe indem-
contraparte a fs. 98.
el marco de un contrato de agencia por tiempo indetermi- nizar a la actora por la suma correspondiente a cuarenta
La accionada se agravió de la extensión del plazo de
nado). y cinco días de falta de preaviso. Cabe aclarar que la ba-
preaviso fijada por el sentenciante y del monto indemni-
De esa manera, conforme lo desarrollado hasta aquí, se idónea para ponderar tal resarcimiento sustitutivo debe
zatorio reconocido con tal cuestión. Asimismo, objetó el
en tanto la peticionada anotició a la actora la rescisión del estar conformada por las ganancias netas y no por el in-
modo en que fueron impuestas las costas.
vínculo con una antelación de quince días, debe resarcir a greso bruto de la reclamante (CNCom., Sala D, Calderón
La actora se quejó por cuanto consideró reducida la
su contraria por la suma equivalente a los cuarenta y cinco Osvaldo c/ Peñaflor S.A., del 26.03.1998; íd., Sala C, in
suma determinada por el a quo a fin de resarcir el daño
días restantes. re: “Organización Gómez Paez S.R.L. c/ L’oreal Argen-
material; y discutió también que no fuera reconocida su
c) Recuerdo que la accionante alegó percibir $100.000 tina S.A. s/ ordinario”, del 17.3.2006; íd., Sala A, in re:
pretensión por daño moral.
semestrales mientras duró el negocio jurídico y que el a Tommasi Automotores S.A. c/ Ciadea S.A. s/ordinario, del
IV. La solución propuesta quo, en virtud de que la demandada no había negado cate- 14.12.2007; íd., Sala B, in re: Sakai Laboratorios S.A. c/
(i) Preliminarmente, cabe señalar que la demandada no góricamente tal suma, tomó dicho importe para calcular la Establecimiento las Marías S.A., del 25.06.2013; íd., Sala
ha atacado la responsabilidad que se le endilgó por la falta indemnización del caso. D, in re: “Sola Andrés Valentín c/ Diageo Argentina S.A.
de preaviso suficiente en la rescisión unilateral del contra- La accionada se queja en tanto entiende que la esti- s/ ordinario”, del 01.03.2016). Así, a fin de cuantificar este
to de servicio de catering que unió a las partes, ni objetó mación efectuada por el magistrado resulta antojadiza, en parámetro, deberá tomarse en cuenta que:
tampoco la suma de $725,73 reconocida por el anterior tanto su parte sí rechazó el valor pretendido por la actora y i) la actora adujo facturarle a la contraria por semestre
sentenciante en concepto de reembolso de gastos efectua- fue ella quien no demostró el sustento fáctico que la habi- la suma de $100.000.
dos por la actora. Por ello, dichos asuntos han adquirido litara al resarcimiento reclamado. ii) a tal importe debe sustraérsele el costo que razona-
fuerza de cosa juzgada. Ante tal escenario, vale aclarar que la Asociación Civil blemente insumió a la accionante la prestación de tales
Así, en los términos en que ha quedado ceñida la cues- Club Atlético Boca Juniors efectivamente negó y rechazó servicios, que –ante el silencio de las partes– estimativa-
tión litigiosa, corresponde revisar: lo atinente a la exten- “la procedencia de los rubros y (...) la actualización mone- mente ha de fijarse en un 30 % del ingreso bruto semestral
sión del plazo de preaviso y el quantum de una eventual taria que reclama la actora en el capítulo ‘liquidación’ de citado; esto equivale a $30.000.
indemnización con tal causa; el rechazo del reclamo por la demanda” (fs. 46). Sin embargo, lo cierto es que sólo iii) la aplicación de las pautas liquidativas propuestas
daño moral; y la materia vinculada a los gastos causídicos. expresó genéricamente el mencionado desconocimiento permiten establecer aquí el ingreso neto semestral que ob-
(ii) Daño material sin hacerse mínimamente cargo de brindar en su responde tuvo la actora durante el lapso temporal que llevó la re-
a) La Asociación Civil Club Atlético Boca Juniors en- una versión plausible de los hechos; postura que resulta lación contractual entablada con la demandada, a saber:
tendió excesivo el plazo de dos meses de preaviso esti- insuficiente a los fines de satisfacer la manda del Cpr. 356, $70.000.
mado por el magistrado. Señaló que el a quo no descontó 1. iv) sobre tal resultado deberá obtenerse la suma equiva-
el tiempo de aviso efectivamente otorgado por su parte; Ya tiene dicho esta Sala que una correcta interpretación lente a la indemnización sustitutiva de los cuarenta y cinco
razón por la cual, en el peor de los escenarios para su re- del Cpr. 365, en lo que hace a la forma de contestación de días de preaviso que debieron darse a la pretensora antes
presentada, el cómputo debió limitarse a 45 días. la acción, debe contener necesariamente la posición de la de finiquitar el servicio.
Asimismo, enfatizó que la actora no obtuvo ganancias parte respecto de cada una de las afirmaciones. La mera v) consecuentemente, el monto de resarcimiento por
a lo largo de su actividad, de manera que no corresponde negativa de los hechos con el propósito de provocar de daño material debe estimarse en $17.500.
hacer lugar a resarcimiento alguno. Y agregó que, en todo esa manera la carga probatoria de la contraria, importa la Con tal alcance, se hace lugar al agravio de la acciona-
caso, una eventual indemnización debería calcularse sobre transgresión de un elemental principio de buena fe pro- da en lo que a esta cuestión respecta.
las ganancias netas y no sobre lo facturado. cesal, pero lo que es aún peor, de falta de colaboración (iii) Daño moral
b) Ahora bien, corresponde discernir si en función de que se concreta en no expresar al Tribunal, a través de a) Se queja la actora por cuanto el anterior sentenciante
las circunstancias del caso resultó razonable el plazo de formas positivas, cuáles han sido las reales circunstancias, no hizo lugar a su reclamo por daño moral.
preaviso de quince días –desde el 25.07.2014 hasta el a fin de que la litis pueda tratarse sobre pautas de verdad b) El agravio moral importa una lesión a las afeccio-
10.08.2014– otorgado por la demandada. que posibiliten una sentencia justa. Y en la medida que nes legítimas; entre otras, la paz, la tranquilidad de espíri-
En anteriores pronunciamientos he sostenido que en los ello no se cumpla, deberán aplicarse en la sentencia las tu, la libertad individual, el honor, la integridad psíquica,
contratos de plazo indeterminado las partes gozan del de- consecuencias de la admisión procesal que prevé la cita los afectos familiares, etc. (conf. CNCom., Sala B, in re:
recho de rescindir el acuerdo incausada y unilateralmente da norma instrumental (conf. esta Sala, voto preopinante “Katsikaris A. c. La Inmobiliaria Cía. de Seguros s. or-
en cualquier momento. Pero que, sin embargo, esa facul- del Dr. Barreiro, en autos: “Actimat SA c/ Medicus SA s/ dinario”, del 12.08.86). No se reduce al pretium doloris,
tad resolutoria no puede ser ejercida abusivamente (conf. ordinario”, CIRCULANDO y antecedentes allí citados: pues involucra todo daño a intereses jurídicos extrapatri-
doc. CCIV.: 1071); por lo que, en caso de verificarse di- CNCom., Sala B, “López Areán, Héctor c/ Alberto J. Ar- moniales (conf. CNCom., Sala B, in re: “Galán, Teresa
cho proceder sin que medie un preaviso razonable, de- mando SA” del 5/7/1974; esta Sala, “ABN AMRO Bank c. Transportes Automotores Riachuelo S.A. s. sumario”,
ben repararse los perjuicios causados (v. CNCom., Sala N.V. SUC. ARG. Fiduciario del FID. Laverc c/ Balbi SA y del 16.03.99). Se trata de una lesión susceptible de cau-
C, in re: “Laboratorios Kron S.A. c/ Elvetium S.A. s/ or- otros s/ ordinario”, del 6/9/2011; “Peri SA c/ Club Atlético sar lo que una aguda fórmula ha llamado “modificaciones
dinario”, del 12.03.2010; Sala F, in re: “Sicurezza S.A. c/ Independiente s/ ordinario” del 22/11/2012; “Alfavinil SA disvaliosas del espíritu” (v. Pizzarro Daniel, “Reflexiones
Acindar Ind. Argentina de Aceros S.A. s/ ordinario”, del c/ Molfa Fernando Gustavo s/ ordinario”, del 22/11/2012). en torno al daño moral y su reparación”, JA del 17.09.86,
04.06.2015, y doctrina allí citada). Sobre el particular, la Alzada del fuero ha sostenido en especialmente pág. 6 y doctrina allí citada).
Es lógico que quien desea dejar sin efecto el contrato reiteradas oportunidades que la irrestricta negativa de la Tampoco puede dejar de tenerse en cuenta que el agra-
otorgue a la otra parte un plazo razonable de preaviso, accionada sobre los extremos en que se funda la demanda vio moral debe ser entendido en su doble función, como
tendiente a compensar las legítimas expectativas que de puede presentarse como un proceder contrario a la regla de sanción ejemplar al proceder reprochable y como repa-
dicha relación se derivan (conf. Lorenzetti, Ricardo Luis, buena fe, según la cual es dable exigir frente a afirmacio- ración a quienes padecieran las aflictivas consecuencias
“Contratos, Parte Especial”, T. I, Buenos Aires, Rubinzal- nes concretas del actor al menos una explicación fundada de dicho proceder (conf. C.N.Com., Sala C, in re: “Ló-
Culzoni, 2003). (CNCom., Sala D, “Palermo Autopartes SRL c/ Julián Ál- pez, Carlos c/ Banco Roca Coop. Ltda. s/ordinario”, del
Nótese en este sentido que en los precedentes jurispru- varez Automotores SA s/ ordinario” del 26/8/1999); pues 12.10.94; in re: “Rodrigo, Juan Carlos y otros c/ Esso
denciales se ha afianzado el criterio de que a mayor pla- no es suficiente, como principio, una cómoda negativa que S.A.P.S.A. s/ ordinario”, del 23.3.99; in re: “Porcel, Rober-
zo de duración del contrato corresponde mayor tiempo de comúnmente sólo tiende a poner a cargo de la contraparte to José c/ Viajes Futuro S.R.L. s/ sumario”, del 28.3.03; in
preaviso (CNCom., Sala B, in re: “Austral S.R.L. c/ Nes­tlé la prueba de los extremos que, por un elemental deber de re: “Albín Gabriel F. y otro c. Club Vacacional S.A. –Rin-
Argentina S.A.”, del 31.05.2000; íd. Sala D, in re: “G. de lealtad en el proceso, corresponde sean inicialmente pro- cón Club– y otros s. ordinario”, del 20.04.2007).
C. c/ Disco S.A.”, del 15.02.2005; Sala C, in re: “Organi- puestos por las partes con claridad y veracidad. De seguido diré que, encontrándose decidida su proce-
zación Gómez Paez S.R.L. c/ L’Oreal Argentina S.A. s/ Resulta pertinente aclarar que en la causa existió una dencia, en el caso concreto la determinación del quantum
ordinario”, del 17.3.2006; y citas allí precisadas; íd. esta notable orfandad acreditativa. Y ello se debió a que en la puede quedar librada al prudente arbitrio judicial (conf.,
Sala, in re: “Caiquen S.A. c/ Aguas Danone de Argentina audiencia preliminar (Cpr. 360) las litigantes acordaron entre otros, CNCom., Sala B, in re: “Aibrecht c. Estímu-
S.A. s/ ordinario”, del 6.12.2011; en igual sentido, v. Bog- que “las pruebas ofrecidas por ambas partes se encuentran lo”, del 06.07.90; “Muzaber c. Automotores y Servicios”,
Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016 7

del 23.11.90; ídem, “Kofler c. David Escandarami”, del trascendencia de lo admitido y lo desestimado, pero eso
26.02.91; ídem, “Villacorta de Varela c. Plan Rombo S.A. sí, tomando en su conjunto y no contemplando el aspec- FONDO EDITORIAL
de Ahorro”, del 15.11.91; ídem, “Greco c. Círculo de In- to cuantitativo exclusivo y aisladamente de cada una de
versores S.A.”, del 10.02.92). las cuestiones decididas para de tal modo apreciar pru- Novedades
Cabe señalar, asimismo, el carácter restrictivo que la dentemente cuál será a juicio del magistrado, el apropia-
jurisprudencia asigna a la reparación de esta clase de daño do y equitativo prorrateo de la admisión del rubro (CN-
en materia contractual, criterio que tiende esencialmente Com., Sala B, in re: “Wattman S.A. c. Kanatu S.A.” del Daniel Bautista Guffanti
a excluir de este ámbito las pretensiones insustanciales, 14.8.1987 y jurisprudencia allí cit.; Sala C, in re: “Peralta
basadas en las simples molestias que pueda ocasionar el Ramos Carlos A. c. Franco Joaquín y otro s. ordinario”, OBLIGACIONES
incumplimiento del contrato (conf. Guillermo A. Borda, del 15.6.2007). Sobre los derechos
“La reforma de 1968 al Código Civil”, p. 203; Ed. Perrot, Corresponde, pues, receptar en parte y con el alcance de acreedores y deudores
Bs. As., 1971). Sin embargo, esa razonable restricción no señalado supra este aspecto recursivo planteado por la de-
ISBN 978-987-3790-3-4
puede erigirse en un obstáculo insalvable para el reconoci- mandada.
675 páginas
miento del agravio moral cuando el reclamo tiene visos de
V. La conclusión
seriedad suficientes y encuentra base sólida en los antece-
Por los fundamentes expuestos, si mi criterio fuera
dentes de la causa (conf. C.N.Com., Sala C, in re: “Gior-
compartido por mi distinguido colega en el Acuerdo que
getti Héctor R. y otro c. Georgalos Hnos. S.A.I.C.A. s.
se celebra, corresponde admitir parcialmente los agravios
ordinario”, del 30.6.93; in re: “Miño Olga Beatriz c. Caja
introducidos por las partes y modificar la sentencia apela- Venta telefónica: (11) 4371-2004
de Seguros S.A. s. ordinario”, del 29.5.2007).
da conforme lo determinado en los puntos “IV. (ii) y IV. Compra online: ventas@elderecho.com.ar
Es aquí perceptible, a poco que nos emplazamos en la
(iii)”. Las costas de ambas instancias se imponen según lo www.elderecho.com.ar
situación de la actora, que la Sra. D. padeció una injuria decidido en el punto “IV. (iv)”.
moral y una afectación de la tranquilidad de espíritu. Es
que resulta razonable la frustración que le produjo la uni- Por análogas razones el doctor Rafael F. Barreiro 4 – La separación de hecho indica la falta de afecto presunto
lateral e intempestiva rescisión de la relación comercial adhie­re al voto que antecede. entre los cónyuges, el que configura un presupuesto del de-
–de un año y nueve meses–, con el mínimo preaviso de Y Vistos: recho hereditario conyugal que explica claramente que, ante
quince días de antelación al inicio del torneo deportivo en I. Por los fundamentos expresados en el Acuerdo que tal hipótesis de quiebre de la unión matrimonial, no opere el
virtud del cual prestaría servicios a la demandada. A mi antecede, se resuelve: admitir parcialmente los agravios llamamiento hereditario. M.R.P.
modo de ver, ello superó sin dudas la frontera de las sim- introducidos por las partes y modificar la sentencia ape-
ples inquietudes o incomodidades, para tornarse en una 59.291 – C1ªCC San Isidro, sala I, septiembre 13-2016. – M., S. J. s/
lada conforme lo determinado en los puntos “IV. (ii) y IV. sucesión ab intestato.
situación en la cual se causó a la demandante un disgusto (iii)”. Las costas de ambas instancias se imponen según lo
que trasciende las molestias que han de tolerarse en el co- decidido en el punto “IV. (iv)”. En la Ciudad de San Isidro, Provincia de Buenos Aires,
tidiano plano contractual. II. Notifíquese (Ley nº 26.685, Ac. C.S.J.N. nº 31/2011 a los 13 días del mes de septiembre de 2016, se reúnen
De modo que, dentro de los parámetros de prudente art. 1º y nº 3/2015). Fecho, devuélvase a la instancia de en Acuerdo los señores Jueces de la Sala Primera de la
discrecionalidad que deben orientar la labor judicial en grado. Cámara Primera de Apelación en lo Civil y Comercial del
estos casos, estimo adecuado fijar la indemnización por La Dra. Alejandra N. Tevez no interviene en la presente Departamento Judicial de San Isidro, Dres. Hugo O. H.
este concepto, en función de los antecedentes de autos, en decisión por hallarse en uso de licencia por motivos aca- Llobera y Carlos Enrique Ribera (artículos 36 y 48 de la
la suma de $5.000 (Cpr. 165). démicos (art. 109 Reglamento para la Justicia Nacional). ley 5827), para dictar sentencia interlocutoria en el juicio:
(iv) Costas Hágase saber la presente decisión a la Dirección de “M. S. J. s/sucesión ab-intestato” y habiéndose oportu-
Resta atender la queja de la reclamada concerniente a Comunicación Pública de la Corte Suprema de Justicia namente practicado el sorteo pertinente (arts. 168 de la
la distribución de las costas generadas por el trámite del de la Nación (cfr. Ley nº 26.856, art. 4 Ac. nº 15/13 y Ac. Constitución de la Provincia de Buenos Aires y 263 del
juicio. La recurrente sostiene que, en tanto el a quo re- nº 24/13 y nº 42/15). – Juan M. Ojea Quintana. – Rafael Código Procesal Civil y Comercial), resulta que debe ob-
conoció un porcentual ínfimo del reclamo de la actora y F. Barreiro (Sec.: María F. Estevarena). servarse el siguiente orden: Dres. Ribera y Llobera, resol-
rechazó mayoritariamente los rubros pretendidos, no cupo viéndose plantear y votar la siguiente cuestión:
condenar a su parte al pago de la totalidad de los gastos ¿Es justa la resolución de fs. 52?
causídicos.
Al respecto, en el sub lite resultaría de aplicación el in- Sucesión: A la cuestión planteada el Dr. Ribera dijo:
veterado criterio asumido por este tribunal en el sentido de Derechos hereditarios: exclusión de herede- I. Los hechos
que, en principio, en los reclamos por daños y perjuicios, S. I. P. en su calidad de cónyuge de S. J. M. inicia la
las costas deben imponerse a la parte que con su proce- ros; proyecto de vida en común; ausencia de ­sucesión de su marido ante el Juzgado Civil y Comer-
der dio motivo al pedido resarcitorio, de acuerdo con una voluntad de uno de los cónyuges; separación cial Nº 15 Departamental, cuyo fallecimiento data del
apreciación global de la controversia y con independencia
que las reclamaciones del perjudicado hayan progresado de hecho. Matrimonio: Disolución: falle- 14/9/2015. Atento no existir descendencia, peticiona que
se cite a los progenitores del causante (fs. 15).
parcialmente respecto de la totalidad de los rubros o mon- cimiento del causante; extinción de la acción Por otra parte, J. D. M. y A. S. G., en su calidad de pro-
tos pretendidos, sin que quepa sujetarse en esta materia a genitores del causante iniciaron su sucesión, la que quedó
rigurosos cálculos aritméticos (esta Sala, 14-II-1991, in re de divorcio.
radicada en el mismo Juzgado. Denuncian la existencia
“Enrique R. Zenni y Cía. S.A. c/Madefor S.R.L. y otro s/ 1 – Dispone el art. 435 del cód. civil y comercial que el ma- de un juicio de divorcio que tramita ante el Juzgado Na-
ordinario”; 11-II-1992, in re “Martín, Oscar C. c/Toyo- trimonio se disuelve, entre otros supuestos, por la muerte de cional en lo Civil nº 86, entre su hijo y la señora S. I. P.,
parts S.A. s/sumario”; 23-III-1994, in re “Levi, Raúl Jaco- uno de los cónyuges. En el caso de autos, al dictarse la sen- con sentencia dictada el 14/10/2015; entienden, que allí
bo c/Garage Mauri Automotores s/ordinario”; 29-III-1994, tencia de divorcio, el matrimonio ya se encontraba disuelto manifestaron su voluntad inequívoca de dar por concluida
in re “Alba de Pereira, Victorina c/Morán, Enrique Alberto por el fallecimiento del causante, por lo que no puede hablar- su relación conyugal, por lo que sostienen, no opera el
s/daños y perjuicios”; 2-II-1999, in re “Pérez, Esther En- se de los efectos retroactivos de la sentencia de divorcio. Ello
carnación c/Empresa Ciudad de San Fernando S.A. y otro sin perjuicio de dirimir en el proceso sucesorio la cuestión
s/sumario”, entre otros). relativa a la exclusión hereditaria del cónyuge.
EDICTOS
Sin embargo, aun cuando en el plano conceptual llevó
2 – Con el fallecimiento de uno de los cónyuges debe enten-
sustancialmente razón la actora, es perceptible que en el CONCURSOS lución obrante en fojas 613/4 y Ia
derse extinguida la acción de divorcio por sustracción de la El Juzgado Nacional de Primera consecuente conclusión del proceso,
orden cuantitativo se verifica una diferencia entre lo recla- Ley de Concursos y quiebras, artícu-
materia litigiosa, sin que se justifique la prosecución del pro- lnstancia en lo Comercial nro. 23,
mado y lo admitido. Así, una ponderación prudencial de a cargo de Ia Dra. María José GiGy lo 59, párrafo 6to. Ciudad Autóno-
ceso con fines exclusivamente patrimoniales, puesto que nada ma de Buenos Aires, 12 octubre de
esas dos órbitas de evaluación, me conduce a concluir que Traynor, Secretaría nro. 45 a cargo
2016. Alejandro Butty, sec.
impide que en su oportunidad el juez del sucesorio decida, en del suscripto, comunica por cinco
las costas deben ser impuestas del siguiente modo: 70 % días en autos “Transportes Santa I. 21-10-16. V. 27-10-16 5758
el pertinente incidente de exclusión, respecto de los derechos
a cargo de la demandada y 30 % a cargo de la accionante. Fe S.A.C.I. s/concurso Preventivo” - SUCESIONES
hereditarios derivados del vínculo disuelto por la muerte, aun expediente nro. 87.361/1996, que
En tal sentido tiene dicho la jurisprudencia que si bien con fecha 14-09-16, se declaró el El Juzgado Nacional de Primera Ins-
valorando las pruebas existentes en el juicio extinguido.
es exacto que el Cpr. 71 determina que las costas se com- cumplimiento del acuerdo homolo- tancia en lo Civil Nº 20, Secretaría
gado el 14-11-97, mediante reso- única a mi cargo, sito en Talcahuano
pensarán o distribuirán prudencialmente por el juez en 3 – Es suficiente que la voluntad de uno de los cónyuges falte
lución dictada en fojas 1071/3 de 550, 6º piso de esta Ciudad, cita y
proporción al éxito obtenido por cada litigante, tal dis- para que el proyecto de vida en común no pueda llevarse ade- tales autos por parte de Ia concur- emplaza por treinta días a herederos
y acreedores de ESTER JOSEFINA
tribución no implica un exacto balance matemático en el lante y, como consecuencia de ello, se produzca la exclusión sada, Transportes Santa Fe S.A.C.I.
BAIER a efectos de hacer valer sus
inscripta en Ia lnspección General
resultado alcanzado respecto de las pretensiones aduci- de la vocación hereditaria de los cónyuges; la pérdida de de Justicia el 20-9-62 bajo el nume- derechos. Publíquese por tres días
en El Derecho. Ciudad Autónoma
das, para que se considere cumplido el mandato norma- vocación es de ambos, porque resultan absolutamente irre- ro 2144 Folio 261, Libro 56 Tomo
de Buenos Aires, 13 de octubre de
“a” de Estatutos nacionales, con-
tivo aludido. La ratio legis impone una exégesis racional levantes las causas que llevaron a esa separación, así como vocatoria de acreedores que fuera 2016. Juan Carlos Pasini, sec.
de la norma, lo que conlleva inexorablemente a valorar la cuál de ellos tenía voluntad de unirse y cuál no la poseía. abierta el 27-12-96, mediante reso- I. 24-10-16. V. 26-10-16 5760

Interior: Bahía Blanca: Notas Jurídicas: Tel. (0291) 4527524 / La Plata: Eliana Roca Tel. (011) 1522570080 / Mar del Plata: Jorge Rabini Tel./Fax (0223) 4893109 / Córdoba: Alveroni Libros Jurídicos (0351) 4217842
Mendoza, San Juan, San Luis: José Graffigna Tel. (0261) 1534849616 / S. S. Jujuy: Librería Universitaria Tel./Fax (0388) 4237963 / San Miguel de Tucumán: Bibliotex Tel. (0381) 4217089
Noreste: Jorge Thea Tel. (011) 1564660335 / Patagonia: Nelson Ramírez Tel. (011) 1564629553
Buenos Aires, martes 25 de octubre de 2016 Nº 14.067 AÑO LIV

Primer Director: Jorge S. Fornieles (1961 - 1978)

Propietario Universitas S.R.L. Cuit 30-50015162-1


Tucumán 1436/38 (1050) Capital Federal
Redacción y Administración:
Tel. / Fax: 4371-2004 (líneas rotativas)
e-mail: elderecho@elderecho.com.ar • www.elderecho.com.ar
D i a r i o d e J u r i s p r u d e n c i a y D o c t r i n a
llamado hereditario en favor de su esposa. Peticionan que trinarias que se habían suscitado en relación a la interpre-
sean declarados únicos herederos (fs. 35/37). tación al art. 3575 del Código Civil derogado (texto según
­COLUMNA LEGISLATIVA
A fs. 40 se acumulan ambos procesos. ley 23.264). Legislación Nacional
En el nuevo ordenamiento legal, no puede invocarse
II. Lo decidido Decreto 1101 de octubre 17 de 2016 - Derecho del
ni analizarse la culpabilidad, sea cual fuere la causa de la
El señor Juez analizó el planteo de los progenitores; Trabajo. Empresas. Programa de Recuperación
separación.
entendió que atento que el causante falleció con ante­ Productiva. Carácter permanente. Tratamiento im-
El art. 2437 del CCCN establece que el divorcio, la se-
rioridad al dictado de la sentencia de divorcio, no co­ positivo especial para el fortalecimiento de las Mi-
paración de hecho sin voluntad de unirse y la decisión ju-
rresponde hacer lugar a la pretensión de los progenitores cro, Pequeñas y Medianas Empresas. Fomento a
dicial de cualquier tipo que implica cese de la convivencia,
(fs. 52). las inversiones. Financiamiento. Reformas de las
excluyen el derecho hereditario entre cónyuges. El artículo
III. El recurso y sus argumentos concuerda con el último párrafo del derogado art. 3574 del leyes 24.467 y 25.300. Financiamiento para las
J. D. M. y A. S. G., cuestionaron dicha decisión e in- Cód. Civil, en cuanto a que el divorcio “vincular” decreta- Micro, Pequeñas y Medianas Empresas. Dispo-
terpusieron recurso de revocatoria con apelación en sub- do por sentencia judicial hace cesar la vocación hereditaria siciones Generales. Reglamentación. Aprobación
sidio. Dicen que el 10/8/2015, su hijo y la señora S. I. P. de los cónyuges y con el primer párrafo del art. 3575 del (B.O. 18-10-16).
presentaron el divorcio en forma conjunta, manifestando citado Código, que se refiere al cese de la vocación heredi- Próximamente en nuestros boletines EDLA.
ambos su voluntad efectiva e inequívoca de concluir la taria de los cónyuges separados de hecho.
relación conyugal. Que si bien el fallecimiento de S. J. M. El fundamento de dicha exclusión radica en la idea que
52 y en consecuencia declarar excluida la vocación heredi-
se produjo antes de la fecha del dictado de la sentencia, ar- el matrimonio se encuentra en forma inescindible ligado
taria de S. I. P. en la sucesión de S. J. M.
gumentan que tiene efecto retroactivo a la fecha de la pre- al compromiso de desarrollar un proyecto de vida en co-
sentación conjunta. Interpretan que de conformidad con lo mún (art. 431 CCCN); ante el quiebre de este proyecto el VIII. Las costas de la Alzada
dispuesto por el art. 2437 del Cód. Civil y Comercial de matrimonio podrá disolverse a pedido del cónyuge que así Atento la solución esbozada, propongo que las costas
la Nación, la señora P. perdió su vocación hereditaria (fs. lo requiera, aun a petición de uno solo de ellos (art. 437 de Alzada, se impongan a S. I. P., atento a su calidad de
54/55). citado). Es suficiente que la voluntad de uno de los cónyu- vencida (art. 68 del CPCC).
El Juez desestimó el recurso de revocatoria y concedió ges falte para que el proyecto de vida en común no pueda Por todo lo expuesto, voto por la negativa.
en relación el recurso de apelación interpuesto en subsidio llevarse adelante y como consecuencia de ello se produzca
(fs. 56), cuyo traslado fue evacuado por S. I. P., mediante la exclusión de la vocación hereditaria de los cónyuges; la Por los mismos fundamentos, el Dr. Llobera votó tam-
la presentación de fs. 64. pérdida de vocación es de ambos, porque resultan absolu- bién por la negativa.
tamente irrelevantes las causas que llevaron a esa separa- Por lo expuesto en el Acuerdo que antecede, se revoca
IV. Los antecedentes y la norma aplicable
ción, así como cuál de ellos tenía voluntad de unirse y cuál lo decidido a fs. 52 y en consecuencia se declara excluida
El causante falleció el 14/9/2015 (fs. 4); había contraí-
no la poseía. la vocación hereditaria de S. I. P. en la sucesión de S. J. M.
do matrimonio con S. I. P. el 30/1/2015 (fs. 7). Conforme
El eje para la interpretación acertada es evaluar si en el Las costas de esta Alzada se imponen a S. I. P.
se desprende del informe del Actuario que luce a fs. 73,
caso concreto existe o no un proyecto de vida en común. Regístrese, y devuélvase. – Carlos E. Ribera. – Hugo
la demanda de divorcio fue iniciada el 9 de septiembre de
La voluntad unilateral de uno de los cónyuges, es su- O. H. Llobera (Sec.: Mariano A. Bonanni).
2015 y se dictó sentencia el 14 de octubre de 2015, es de-
ficiente para obtener una sentencia de
cir, con posterioridad al fallecimiento de J. S. M.
divorcio. Del mismo modo una única
La sucesión fue iniciada por S. I. P. con fecha 3/12/2015
voluntad de no reanudar la conviven-
(fs. 1) y por sus progenitores el 29/12/2015 (fs. 20).
cia para que se produzca la exclusión
Conforme la reciente entrada en vigencia del nuevo Có-
de la herencia también es suficiente
digo Civil y Comercial de la Nación producida el 1º de
(conf. Lía Castells, Lucrecia Fabrizi,
agosto de 2015 (Ley 26.994) entiendo que corresponde
“La separación de hecho y la exclu-
dejar desde ya asentado que el conflicto planteado en au-
sión de la vocación hereditaria entre
tos, y en consecuencia la apelación deducida, habrán de
cónyuges”).
ser resueltos a la luz de las disposiciones que emergen del
En el caso la presentación efectua-
vigente Código.
da por ambos cónyuges solicitando su
V. El dictado de la sentencia de divorcio y sus divorcio vincular, más allá del dictado
efectos de la sentencia refleja su clara volun-
Dispone el art. 435 del CCCN que el matrimonio se tad de no continuar con una vida en
disuelve, entre otros supuestos por la muerte de uno de los común.
cónyuges. En el caso de autos, al dictarse la sentencia de La separación de hecho indica la
divorcio, el matrimonio ya se encontraba disuelto por el falta de afecto presunto entre los cón-
fallecimiento del causante, por lo que en mi parecer, no yuges, el que configura un presupuesto
puede hablarse de los efectos retroactivos de la sentencia del derecho hereditario conyugal que
de divorcio. Ello sin perjuicio de dirimir en el proceso explica claramente que, ante tal hipó-
sucesorio la cuestión relativa a la exclusión hereditaria de tesis de quiebre de la unión matrimo-
la cónyuge. nial, no opere el llamamiento heredita-
Con el fallecimiento de uno de los cónyuges debe en- rio (CNCiv., sala A, 6/5/2009, LL del
tenderse extinguida la acción de divorcio por sustracción 31/3/2010, p. 5, con nota de Néstor E.
de la materia litigiosa, sin que se justifique la prosecu- Solari; DFyP 2010 [mayo], p. 128, con
ción del proceso con fines exclusivamente patrimoniales, nota de Alejandra Massano, Eduardo
puesto que nada impide que en su oportunidad el juez del G. Roveda; DFyP 2010 [abril], p. 126,
sucesorio decida, en el pertinente incidente de exclusión, con nota de Graciela Ignacio, AR/
respecto de los derechos hereditarios derivados del víncu- JUR/15209/2009; CNCiv., 2/10/1990,
lo disuelto por la muerte, aun valorando las pruebas exis- LL 1991-D-418, citado en dictamen
tentes en el juicio extinguido (CACCC Bahía Blanca, sala 50.170 del fiscal de Cámara, Dr. Car-
II, “A. de A., E. c. A. F., C. C.”, 25/03/1986; public. en La los R. Sanz, del 28/5/2001; CNCiv.,
Ley 1987-E , 478; AR/JUR/666/1986). sala E, 22/8/2007, DJ Online, AR/
JUR/4876/2007; CCCom. Minas Paz
VI. Las causales de divorcio y la exclusión de
y Trib. Mendoza, 9/11/2010, DFyP
herencia de la cónyuge
2011 [mayo], p. 164, con nota de Gra-
Las modificaciones del Código Civil y Comercial de
ciela Medina, AR/JUR/76675/2010;
la Nación, en materia de relaciones familiares eliminan la
CNCiv., sala M, 14/6/2012, el-Dial.
separación personal y lo referente al análisis de la culpa en
com AA 7824, del 30/7/2012).
la ruptura de la relación matrimonial, como causal para el
divorcio vincular (art. 435 del ordenamiento legal citado); VII. La propuesta
ello repercute notablemente en el ámbito del derecho su- De conformidad con lo analizado y
cesorio y más específicamente en la sucesión del cónyuge, normas legales citadas, entiendo que
simplificando el régimen y evitando las discusiones doc- corresponde revocar lo decidido a fs.