Vous êtes sur la page 1sur 11

Manejo del presupuesto de la Universidad de Cuenca 2017-2018

El Presupuesto, la división del gran pastel (Información)

El presupuesto que maneja la Universidad de Cuenca actualmente es de


$89.363.310,21, dinero que proviene por una parte de fondos del estado y otra parte
que es generada por la Universidad a través de las maestrías..............

Según la Economista Mercy Orellana, Directora de Planificación, desde la administración


del Dr. Pablo Vanegas como Rector de la Universidad, se comienza a cambiar un poco la
concepción que se tenia con respecto a la planificación, manifestando que la
Universidad no tiene más de 10 años ejerciendo su labor como Dirección de
Planificación, pues anteriormente existían La dirección Financiera y la de Planificación,
pero no tenían relación alguna, es decir, se quería mejorar muchas cosas dentro de la
Universidad, pero no se tomaba en cuenta el costo que estas requerían, sin embargo,
desde que el Dr. Vanegas inició su administración, se comenzó a ver la necesidad de
planificar antes de gastar.

La Universidad desde el año 2018 se crea una nueva idea de planificación, en donde
nada en la Universidad se gasta sin estar planificando. Para realizar esto primeramente
lo que se hace es recoger necesidades para luego ser manifestadas dentro del
presupuesto, el cual, una vez aprobado por el Estado, se divide entre gasto Corriente,
es decir el pago de servicios básicos y de salarios, y lo restante se lo destina para
proyectos y necesidades de cada facultad y dirección.

El presupuesto Universitario se define basándose en cuatro ejes de acción, bajo los


cuales se estructura y se articulan sus estrategias y objetivos, los cuales son:

 Ciencia, tecnología e innovación = $10.006.464.65


 Docencia = $ 49.988.022.91
 Vinculación con la sociedad = $ 29.123.071.65
 Gestión Institucional = $ 245.751.00

La rebanada más grande (entrevista)


La docencia es uno de los ejes que más dinero recibe, estamos hablando del 55,9% del
presupuesto. Este eje tiene que ver con el pago de salarios y gasto corriente, pero
también con la formación de los profesores, es decir, cuando un docente viaja a estudiar
algún doctorado en el extranjero, la Universidad le continúa pagando su sueldo como
profesor durante toda su formación y además pagan a un profesor que sea suplente en
la Universidad hasta que el periodo de formación concluya.

Es por eso que tener a profesores que se están formando constantemente en otros
países implica una carga desde el punto de vista económico muy fuerte, pues no es lo
mismo lo que gana un profesor con PhD o doctorado, que uno sin estos títulos, y como
la Universidad se ha propuesto tener mas del 70% de sus docentes titulares, que es un
requisito que el estado impone para las Universidades, implica más inversión de dinero
para la Universidad.

Actualmente la Universidad cuenta solo con el 40% de profesores titulares, es decir, que
no cumple con los estándares nacionales con respecto a este indicador, esto debido a
que el Rector de la Universidad dispuso la suspensión temporal de los concursos para
profesores, pues el incremento de la tasa salarial en los años anteriores estaba
significando mucha carga económica que la Universidad no podía cumplir.

Es por eso que en el 2019 se esta presupuestando el reemplazo de conocimientos, es


decir, que se empezará nuevamente a llamar a concursos con la idea de que puedan
cubrirse los puestos que quedaron vacantes por los profesores jubilados. Esto sin
embargo implica un aumento en la inversión de dinero para salarios, pues es 40% más
caro pagar a un profesor agregado que a uno contratado, para entender esto un poco,
cada vez que un profesor gana un concurso se le aumenta $500 a su sueldo, y eso
multiplicado mensualmente con el número de profesores que entra, significa mucha
más inversión de dinero.

Otro de los gastos incluíos dentro del eje de la docencia tiene que ver con la movilidad
saliente y entrante, esto quiere decir, que cuando algún alumno o profesor gana un
concurso para estudiar en el extranjero, este viaje en su mayoría es cubierto por la Beca
Erasmus, pero hay gastos extras que la Beca no cubre y que antes los implicados debían
pagar, así que ahora la Universidad aporta para que estos viajes puedan realizarse.

Becas, la tajada especial (crónica, noticia)


Mi nombre es Génesis y para mi conseguir una Beca me fue mas difícil que entrar a la
Universidad, de hecho aún ni siquiera la tengo, y dudo que la consiga.

Apenas llega el presupuesto a la Universidad, lo primero que se reserva es el dinero del


Departamento de Bienestar Universitario, es decir, para las Becas. El dinero que viene
destinado para este fin proviene de una fuente distinta que el presupuesto general, la
Universidad informa al estado sobre la cantidad de dinero que se requiere para becas y
este se la envía por una fuente específica, con el objetivo de que dicho dinero sea
exclusivo para ese fin y mas no para cubrir algún otro gasto de la Universidad, si el dinero
no es usado en su totalidad, el estado se lo lleva.

Para obtener una Beca como estudiante en la Universidad, se deben seguir ciertos pasos
rigurosos para asegurar que eres una persona que requiere dicha Beca. En este punto la
Universidad cuenta con trabajadoras sociales, que son quienes aparentemente se
encargan de analizar el caso de cada alumno que solicita la Beca para asegurar que es
apto para la misma.

La Universidad no oferta la Beca a los alumnos, a menos que estos se acerquen a


solicitarla, la razón? Pues según estudios del Departamento de Bienestar Universitario
más del 80% de los estudiantes de la Universidad miente al momento de llenar su ficha
socioeconómica, que es la que determina la situación económica de cada estudiante,
pues si esos datos fuesen reales, todos los estudiantes de la universidad necesitarían
Beca.
Debido a esto, si un estudiante requiere de una Beca debe acercarse al Departamento
de Bienestar Universitario y solicitarla, para que posteriormente se realice un estudio
que incluye la entrega de varios documentos que certifiquen la necesidad de ese dinero.

Antes de entrar a quinto ciclo decidí solicitar una Beca, pues mi sueldo era de $100
mensuales los cuales me servían para todos los gastos de la Universidad, que incluyen
pasajes, libros, copias, etc., además de mi matrícula para cada ciclo, pues como la
carrera que sigo cuenta como segunda, mi matrícula ya no es gratuita. No pagaba
arriendo ni nada porque vivo con mi hermana y su esposo, y ellos pagan los servicios
básicos, pero cualquier otro gasto salía de mi bolsillo.

En ese tiempo me vi en la necesidad de adquirir un computador, pues el mio había sido


robado y el que me prestaron se estaba dañando y no era apto para adquirir los
programas que necesitaba para hacer las tareas que mi carrera comenzaba a exigir. No
contaba con el dinero y lo que ganaba mensualmente no me alcanzaría, razón por la
cual decidí ir a solicitar una Beca.

Me postulé en la página y luego me dieron una cita con la trabajadora social. Al llegar,
revisó mis datos y lo primero que preguntó fue el por qué vivía con mi hermana, le
comenté que mi padre hace poco tiempo había viajado a Estados Unidos con su esposa
y mis dos hermanos, y mi madre murió cuando yo era bebé, así que me quedé a vivir
con mi hermana. Creo que esa fue la peor respuesta que pude dar, pues enseguida sus
preguntas cambiaron a: cuanto dinero le manda su papá?, tiene casa? Tiene carro?; mis
respuestas fueron: no me manda dinero, la casa en que vivo es de la esposa de mi papá,
y no, no tengo carro.

Mis respuestas al parecer no fueron suficientes pues parecía no creerme, así que me
pidió que consiguiera varios documentos que aseguren que lo que yo decía era verdad:
acta de defunsión de mi madre, certificado del IESS que asegura que mi padre no debe
nada, Certificado que asegure que no tiene auto ni casa a su disposición, entre otros,
todos estos tramites me parecieron normales, pues son políticas del Departamento
asegurar que todo sea verdad.

Sin embargo, lo que me causó un problema fue que me pidieran que en mi ficha
socioeconómica cambie el “jefe de hogar”, que estaba yo, y le pusiera a mi padre, y que
también cambiara la parte de “sueldo” que estaba $100, mi sueldo mensual, y que
pusiera el de mi padre. Le comenté que no podía hacer eso porque primeramente yo no
vivía con mi padre, y él no me enviaba dinero y segundo que si cambiaba eso
automáticamente en mi próxima matricula el costo de esta subiría.

Pasaron unos días y fui a hablar nuevamente, esta vez con la directora del Departamento
de Bienestar Universitario, nuevamente le explique mi situación y le comunique que
necesitaba el dinero pues esos $100 no me alcanzarían para lo que necesitaba para la
carrera, me volvió a hacer las mismas preguntas que la trabajadora social y volví a
responder lo mismo, y volvió la incógnita: cuánto dinero le manda su papá?, y mi
respuesta era: no me manda dinero. Esto no parecía convencerla, me dijo que no era
posible que mi padre no me enviara nada, que tenía que comprobarlo, pero yo no tenía
como hacerlo, le dije que revisara en las compañías de transacción de dinero y que viera
que nunca me han enviado nada de eso, pero hacer tanto tramite por una sola persona
no estaba en su itinerario.
Nunca tuve como comprobar que no me envíen dinero, y no me convenía cambiar mi
ficha socioeconómica porque mi matricula subiría de costo pero yo seguiría con esos
$100 para pagarla, así que dejé de solicitar la Beca.

La Universidad tiene derecho a ser muy rigurosa al momento de comprobar quién


necesita dinero y quién no, pues como ellos manifestaron más del 80% de los
estudiantes miente, yo no lo hacía, pero no podía probarlo, así que el resultado fue el
no tener beca. Sin embargo he conocido a compañeras y otros alumnos que poseen
beca, y la verdad es que su situación no es tan crítica como me dijeron que debía ser
para que me den la Beca, y además la Universidad no hace un seguimiento de el destino
de ese dinero, es decir, en que termina siendo invertido.

El dinero de las Becas genera un cargo económico muy fuerte para el Departamento de
Bienestar Universitario, pues para la Universidad es importante que los estudiantes que
necesitan dinero para estudiar, alimentarse o movilidad tengan lo necesario y que no
sea un impedimento para el estudio. Razón por la cual en el 2019 la Universidad planea
crear el Edificio de la Residencia Universitaria, es decir, un lugar donde estudiantes que
vengan de otras provincias puedan vivir y por ende tengan mayor posibilidad para
estudiar, a este proyecto se le destinaran $2.000.000.000 y deberá ya ser ejecutado en
el 2020.

La Universidad tiene muy en claro que no quiere replicar los estándares de la sociedad
donde el que puede entrar a estudiar debe tener dinero, venir de un buen colegio, o
tener una buena nivelación, de hecho según estudios se puede ver que cada vez la
universidades reciben a menos estudiantes que proceden de colegios fiscales, la idea
con este proyecto es que la gente no rechace un cupo por no poder venir a la ciudad,
tratando así de romper la cadena de réplica de la sociedad clasista.

Yo sigo sin tener Beca, pero espero que el que la necesite de verdad si pueda llegar a
obtenerla, haciendo válida la inversión de ese dinero.

Investigaciones y Wifi, la tajada dulce

Para ciencia, tecnología en investigación se destina el 11,2% del presupuesto, y dentro


de esta rama entra todo lo que tiene que ver con la tecnología y con las Investigaciones
Universitarias, tanto de profesores como alumnos.
Las investigaciones tienen resultados prometedores, cada vez más se van aumentando
la publicación de artículos, pues en base a las publicaciones se mide el rendimiento de
esta área. Sin embargo, a pesar de existir tantas publicaciones, estas no son
transmitidas, no son conocidas muchas veces ni por la comunidad Universitaria y mucho
peor por la sociedad, entonces la idea es que se invierta en dar transferencia a los
estudios y laboratorios que la Universidad tiene, con la idea de potenciar el crecimiento
y el bienestar de la región.

Las direcciones de investigaciones están dirigidas por profesores de la Universidad, y


aunque se presumía que ellos ganaban otro sueldo además del de la docencia no es así,
el dinero que se les entrega esta destinado a alimentación y hospedaje en caso de un
viaje de investigación o también a la compra de maquinaria u otras herramientas que se
necesiten para realizar las investigaciones.

En cuanto a tecnología se ha invertido mucho en el recambio tecnológico, actualmente


tres de los cuatro campus que tiene la Universidad poseen el 100% de cobertura Wifi, El
campus de hospitalidad, de Yanuncay, y el campus Paraíso, mientras que el campus
Central cuenta con apenas el 60% de cobertura wifi, esto debido a que las compras o
adquisiciones de routers se los hacía individualmente según la facultad que desee
hacerlo, y al momento de intentar conectarlos no funcionaban, pues las marcas eran
diferentes, así que en el 2019 se planea lograr que este campus también posea el 100%
de cobertura wifi. La inversión para este recambio tecnológico en el año anterior
significo un total de $5.000.000, pero este año va a invertirse nada más $ 2.000.000 pues
las instalaciones están casi terminadas.

Los POA, la regla para medir las tajadas

La Universidad de Cuenca para manejar su presupuesto crea su Plan Operativo Anual


(POA) fundamentado en: El Estatuto de la Universidad de Cuenca, La Constitución de la
República del Ecuador, el Código de Planificación y Finanzas Públicas y la Ley Orgánica
de Educación Superior.

Existe un POA general, que es el que contiene los gastos generales de la Universidad, y
también existe un POA por cada facultad, pues cada facultad planifica en que es lo que
se va a invertir y lo envía a la Dirección de Planificación para ser aprobado y
posteriormente comienza su ejecución.
Cada facultad recibe un aproximado de $90.000, los cuales puede usar a libertad según
sus necesidades. Hay facultades para quienes no les resulta suficiente ese dinero, pues
los eventos o proyectos que quieren realizar necesitan más, así que se manejan también
con autogestión.

La tajadas de cada Facultad, cómo se la comen

Cada facultad presenta su POA para presupuestar sus gastos, a continuación se hará un
recuento de los gastos que cada facultad realizó de los recursos otorgados por la
Institución.

Arquitectura y Urbanismo:
Capacitación a docentes = $34.300.00
Mantenimiento de mobiliario: $14.311.00
Renovación de logística (capas de graduación) = 2.150,00
Mantenimiento y readecuación de la facultad = $28.239,00

Facultad de Ingeniería
Docentes (cursos, congresos, hospedaje y alimentación, tickets aéreos, catering) =
$21.000,00
Mantenimiento y adquisición de materiales bodega, roll up = $4.600,00
Giras = $7.500,00
Alquiler de teatro Carlos Cueva = $800
Arreglos de flores y alquiler de mesas = $ 600

Facultad de Ciencias Químicas


Compra de equipos informáticos = $20.000,00
Compra de equipos para laboratorios = $45.000,00
Obras menores y pintura = $20.000,00
Mantenimiento de equipos = $5.000,00

Facultad de Jurisprudencia
Difusión de resultados de investigación de la Facultad = $ 6, 500
Equipamiento de bienes, servicios y suministros = $ 44.000,00
Adquisición de literatura actualizada = $ 18.500,00
Eventos académicos = $ 21.000,00

Facultad de Filosofía
Adecuación de aulas y otros espacios físicos = $ 4.000,00
Desarrollo de eventos científicos y académicos = $19.000,00
Implementación y equipamiento de ambientes de aprendizaje = $ 43.100,00
Incremento y actualización de bibliografía = $ 10.000,00
Publicaciones de la Facultad = $ 3.900,00
Giras de observación y visitas técnicas = $ 10.000,00

Facultad de Odontología
Adecuación del área clínica (mantenimiento de equipos, adecuaciones clínica,
adecuaciones sala de simulaciones, adecuaciones área de limpieza, equipos
odontológicos) = $ 81.125,44
Adecuación de aulas y oficinas ( computadoras, televisores, archivadores, libros) = $
8.874,56

Facultad de Artes
Visitas académicas para formación de profesionales (transporte)= $ 5.000,00
Investigación inter y multidisciplinaria (pago de publicaciones) = $ 4.000,00
Planificación y ejecución de exposición de arte = $ 46.900,00
Adquisición de textos académicos = $ 1.500,00
Potenciar los ambientes educativos de laboratorios y aulas = $ 19.000,00
Talleres de capacitación docente y estudiantil = $ 13.600,00
Talleres para profesionales en diseño = $ 2.800,00

Facultad Ciencias Económicas


Ciencia tecnología e innovación = $ 30.000,00
Docencia = $ 53.924,00
Gestión Institucional = $ 6.000,00

Facultad de Ciencias Agropecuarias


Repotenciación de las granjas = $ 9.124,09
Fortalecimiento de los laboratorios (compra de equipos) = $ 19.253,67
Fortalecimiento de las actividades docentes y administrativas = $ 36.855,09
Implementar el equipamiento del laboratorio de microbiología = $ 24.767,15

A pesar que dentro del presupuesto se asegura el constante mantenimiento de las aulas
en cada facultad, continúan existiendo quejas en cuanto al funcionamiento de
proyectores, cantidad y estado del mobiliario como sillas y escritorios, conexiones de
corriente, luz, entre otros.

Cada facultad realiza su planificación la cual debe ser aprobada por la Dirección de
Planificación, posterior a eso si es que se necesita la adquisición de equipos o cualquier
otro tipo de compras la facultad debe realizar la cotización y cualquier otro trámite que
necesite para adquirir cada una de las cosas que requiere para que la Dirección de
Planificación realice la compra, pues toda adquisición se hace a través del servicio de
Compras Públicas.

En el año 2019, se realizará la primera evaluación de los POA de cada facultad, con el
objetivo de verificar si todo lo planificado y presupuestado se cumplió a cabalidad y
asegurar que cada inversión esté contribuyendo con el mejoramiento de la facultad.
Reducción del presupuesto, conflictos por la tajada

En noviembre del 2018 comenzó una controversia en el país por el anuncio de la


reducción del presupuesto a las Universidades Públicas. Debido a que el Gobierno
Nacional, dentro de las medidas de austeridad practicadas para poder reducir el
presupuesto fiscal que aparentemente dejó el manejo económico del gobierno anterior,
el Presidente decidió reducir el presupuesto de la Educación superior, razón por la cuál
se realizaron varias marchas y manifestaciones de los estudiantes y profesores de
diversas partes del país en contra de estas medidas.

La Universidad de Cuenca no fue la excepción, pues el 21 de noviembre del 2018 salió a


las calles en una manifestación pacífica, que muchos calificaron como un simple desfile,
con la intención de manifestar su presencia y su oposición ante las acciones que estaba
tomando el gobierno, pues se les iba a reducir el 10.11% de su presupuesto, es decir,
alrededor de 9 millones y medio.

Previo a esa marcha, alrededor de 20 rectores de las Universidades se reunieron con el


Ministro de Finanzas para discutir las medidas que se estaban tomando, y luego de seis
horas de reunión, aparentemente se acordó no realizar el recorte y mantener el
presupuesto del 2018.

Sin embargo, los estudiantes de la Universidad de Cuenca, permanecían dudosos en


cuanto a este acuerdo, pues no había respuesta aparente del gobierno, así que el 28 de
noviembre se tomaron las Av. Doce de Abril y otra parte la Avenida Solano, con el fin de
hacerse escuchar ante la Asamblea Nacional e impedir que el recorte se diera. En esta
manifestación participaron alrededor de 100 estudiantes, encabezados por Juan David
Acurio, presidente de la FEUE.

Cada vez que el Gobierno realiza la reducción de un presupuesto, lo hace en base al


dinero que se le fue entregado a la institución pero que no utilizó, así que esa parte que
quedó sobrante se les retira. La duda que surgió entre la comunidad escolar fue el por
qué no se usó dicho dinero.

Según Mercy Orellana, Directora de Planificación, la justificación para el no uso de esa


cantidad de dinero se debe a la tardanza de la llegada del dinero a la institución. La
Universidad realiza una planificación previa para el uso del dinero, pero sin embargo, es
diferente comprometer el dinero a invertir el dinero, es decir, la Universidad tiene
convenios con empresas para adquirir bienes o servicios y compromete pagar una
cantidad de dinero, pero mientras la obra no esté concluida o el dinero no llegue, ese
dinero queda en standby, dando a entender que no se utilizó.

Además, la planificación es realizada de manera anual para ser gastada en ese período
de tiempo, pero el dinero para la ejecución del proyecto, muchas veces llega apenas dos
meses antes que el año de planificación termine, dando por consecuencia la
imposibilidad de realizar dicho proyecto por la falta de tiempo, y como resultado dando
a entender al gobierno que ese dinero no se utilizó.

La reducción del presupuesto para la Universidad significaría ponerle un stop a muchos


de los proyectos que la Universidad planifica para el año 2019, afectaría a cada uno de
los cuatro ejes que maneja, especialmente a tecnología, vinculación y gestión, pues el
gasto de docencia sería dificl de reducir así que a falta de dinero para éste, se reduciría
el presupuesto para los otros, el cual de por sí ya es claramente menor.

La Universidad sin embargo aspira a que los convenios con el gobierno se mantengan y
que el presupuesto no sea reducido, al contrario, planean realizar más inversiones y
pedir un aumento del presupuesto para el año 2019. Esperamos que el dinero sea
utilizado correctamente, en el tiempo premeditado y en beneficio de la Universidad.