Vous êtes sur la page 1sur 24

BUSTAMANTE Y GUERRA, JOSÉ (1759-1825).

Marino español, director general de la Armada, nacido en


Ontaneda (Santander) el 1 de abril de 1759 y muerto en
Madrid el 10 de marzo de 1825.

Ingresó como guardiamarina en Cádiz el 7 noviembre de 1770.


Participó en algunos combates con los berberiscos e hizo un
viaje a Filipinas en la urca Santa Inés. A su vuelta fue hecho
prisionero por los ingleses, que le llevaron a Cork. Volvió a
Cádiz en 1780, embarcado en el navío Triunfante. Tomó parte
en el combate de 20 de octubre de 1782 con la escuadra de
Howe, en el estrecho de Gibraltar. Viaja a Veracruz en 1783
con el navío Septentrión. Y en 1784, al mando de la Atrevida,
formó parte de la Expedición Malaspina.

Capitán de navío en 1791 y brigadier en 1795, se le confió en 1796 el gobierno militar y


político del Uruguay y la jefatura de las fuerzas navales del Plata. En 1804, al mando de una
división formada por 4 fragatas, condujo 4 millones de pesos a la Península, pero, atacado
por los ingleses -no obstante hallarse España en paz con Inglaterra - tuvo que rendirse. Al
llegar a España, fue sometido al dictamen de una Junta de Generales, cuyo veredicto
favorable fue aprobado por S.M. por Real Orden de 10 de enero de 1806. En 1807 se le
nombró vocal de la Junta de fortificaciones y defensa de las Indias.

En 1808, no obstante las seductoras propuestas que le hacía Mazarredo, se negó a jurar a
José Bonaparte. Salió de Madrid el 25 de julio de 1808, y se presentó en Sevilla a la Junta
Central, la cual le nombró Presidente de la Audiencia de Charcas y luego de la de Cuzco,
cargos que no llegó a desempeñar, pues recibió el nombramiento de Capitán General de
Guatemala en 1810 (tomó posesión el 24 de marzo de 1811). Allí se ganó al principio fama
de ilustrado, con sus reformas en la ciudad y en la administración, con el establecimiento de
un Colegio de Cirugía, y su lucha contra el alcoholismo, a medias, ya que los dueños del
aguardiente eran en su mayoría españoles.
Preparó la defensa de Guatemala contra la revolución de Hidalgo y Morelos en México, y
creó unidades de Voluntarios llamados de Fernando VII. Aunque hizo proclamar la
Constitución, resistió ponerla en práctica, y se vio enfrentado rápidamente con los
constitucionalistas locales.
A partir de 1812 se habla en América Central del "terror bustamantino". Denunciado ante las
Cortes, éstas en enero de 1813 decepcionaron a los guatemaltecos, pero el Consejo de
Estado decidió su remoción en 1814. Para Bustamante esta política implicaba la
Independencia, no dándose cuenta de que el negar todo derecho a los americanos
forzosamente tenía que llevarlos a la separación. El cambio de régimen en 1814 le permitió
seguir en su puesto, convertido en un buen puntal del absolutismo monárquico. Pero sus
excesos no gustaron en Madrid. En agosto de 1817 fue sustituido por Carlos Urrutia,
regresando después a España.

En 1819 ingresó de nuevo en la Junta de Indias. De 1820, y recibiendo el mismo año la Gran
Cruz de la Orden Americana de Isabel la Católica, a 1822 se encargó de la Dirección General
de la Armada. En 1823, vocal de la Junta de expediciones a América, y en 1824, de nuevo
en la Dirección General de la Armada.
CARLOS URRUTIA Y MONTAYA

Fue hijo de Bernardo de Urrutia y Matos y Felipa de


Montoya. Casó con María Hidalgo Gato y Fernández de
Zaldívar, con la cual tuvo un hijo llamado Pedro Vicente.

Cursó estudios en las academias militares de Barcelona


y Ávila e ingresó en el ejército como cadete en 1765.
Participó con distinción en los sitios de Mahón y
Gibraltar y otras acciones militares.También combatió
en la guerra con Francia y viajó a sus propias expensas
por el Sacro Imperio Romano Germánico para mejorar
sus conocimientos militares. En 1789, cuando era ya
teniente coronel, solicitó su traslado a Nueva España,
donde sirvió durante varios años. En el ejército llegó a
alcanzar el grado de brigadier.

Combatió en 1810 a los insurgentes encabezados por


Miguel Hidalgo y Costilla y en 1811 fue nombrado como gobernador intendente y capitán
general de Santo Domingo, cargo que ejerció hasta 1818.

(Carlos Luis de Urrutia y Montoya; La Habana, 1750 - Guanabacoa, Cuba, 1825) Militar y
administrador español. Hermano del historiador Ignacio José Urrutia y Montoya, siguió la
carrera militar hasta alcanzar el grado de cadete del regimiento de infantería. Tras ello fue
destinado a España, donde alcanzaría el rango de capitán; estudió matemáticas y táctica en
la academia de Barcelona e ingresó en la escuela militar de Ávila como instructor de cadetes.

Participó en el bloqueo de Gibraltar (1779-1783) y posteriormente se trasladó a México,


donde, a las órdenes del virrey Revillagigedo, combatió entre 1810 y 1811 contra el cura
Miguel Hidalgo, líder del movimiento independentista. Ascendido a mariscal de campo ese
mismo año, pasó a ocupar la capitanía general de la isla de Santo Domingo, donde ejerció un
gobierno autoritario.

Desempeñó este cargo hasta que fue elevado a capitán general de Guatemala en 1817.
Desde 1818 presidió asimismo la Audiencia de dicho país, pero su mala salud le obligó
renunciar al puesto en 1821. Al proclamarse el 21 de septiembre de ese año la
independencia de Guatemala, fue encarcelado por los independentistas mexicanos, pero
logró escapar a Cuba, donde falleció.
MOLINA, PEDRO (1777-1854).

Patriota, político e ideólogo guatemalteco, nacido el 28 de abril


de 1777 y muerto el 21 de septiembre de 1854. Después de
estudiar Humanidades y adquirir amplios conocimientos de latín
y algo de francés, continuó con la carrera de Medicina y ocupó
una cátedra de dicha facultad en la Universidad de Guatemala.

Activo defensor de la independencia de su país, fue contrario a


la integración de Guatemala a México cuando se proclamó la
independencia en septiembre de 1821. Fue elegido diputado
para el Congreso Constituyente en 1823, formó parte del
ejecutivo poco después y, vuelto al seno de la Asamblea
Constituyente, contribuyó a la aprobación de la Constitución de
1824. Lo nombraron ministro plenipotenciario de Colombia y
firmó en 1825 el primer tratado que celebró su país. Regresó a Guatemala y representó a su
patria en el Congreso de Panamá junto al canónigo Larrazábal.

Durante la Guerra Civil (1827-1829) se trasladó a Honduras y consiguió el apoyo del general
Francisco Morazán, cuyos triunfos obligaron al ejército de San Salvador a capitular en
septiembre de 1828. Mientras tanto Molina, que para entonces era ministro de Hacienda y
Guerra en San Salvador, fue llamado a ocuparse de la cartera de Relaciones de la
Federación tras la ocupación de Guatemala en abril de 1829; influyó decisivamente en la
expulsión del arzobispo Casaus y de los clérigos regulares, ya que se les consideraba a
todos ellos implicados en las luchas de Centroamérica.

En agosto de aquel año y durante seis meses desempeñó el cargo de jefe del Estado de
Guatemala hasta que se vio implicado en una serie de acusaciones de las que, finalmente,
resultó absuelto. Le entregó entonces el poder a Francisco Morazán (1831) y éste nombró a
Molina ministro de Relaciones. En 1833 asumió la presidencia de la Academia de Ciencias.
Se estableció durante un tiempo en San Salvador, donde fue elegido diputado de la
Asamblea Constituyente en 1840. Ocho años más tarde, en Guatemala, lo nombraron primer
presidente de la Asamblea convocada por el general Rafael Carrera.

Además de su habilidad en la gestión de asuntos relacionados con el derecho público y la


economía política, se le reconocen diversos escritos: colaboró en El Editor Constitucional,
donde manifestó sus ánimos independentistas; también fue redactor de La Aurora de la
Libertad, El Federalista, La Gaceta Federal, el Manual de Medicina y El Álbum, entre otros, y
publicó El Ave de Minerva, El Procurador de la Ley, El Semidiario de los Libres y El
Demócrata.
BARRUNDIA, JOSÉ FRANCISCO (1784-1854).

Político guatemalteco nacido el 12 de mayo de 1787 y muerto en


Nueva York el 4 de agosto de 1854. Fue defensor de la
independencia de Centroamérica y líder ideológico de los liberales
radicales durante el incipiente período de independencia de
Guatemala.

Hijo de Martín Barrundia y Teresa Cepeda y Coronado, José


Francisco Barrundia nació en el seno de una familia criolla
importante de Guatemala. Educado en Guatemala entre la élite
intelectual del último período colonial fue un brillante abogado,
orador y escritor. En 1811 tradujo al español Los paraísos
perdidos de John Milton, además de muchos clásicos italianos.
Como concejal del ayuntamiento de la ciudad de Guatemala,
demostró su punto de vista liberal en lo concerniente a la política. Participó en la malograda
conspiración de Belén de 1813, pero no consiguieron encarcelarle. Se escondió y se libró de
la sentencia de muerte que el capitán general José Bustamante y Guerra dictó sobre él.

Como miembro de la Tertulia Patriótica, junto a José María Castilla, Pedro Molina, Manuel
Montúfar, Marcial Zebadúa y José Beteta, conspiró para conseguir la independencia de
Guatemala. Además, participó con Pedro Molina en la edición de dos periódicos
proindependentistas: El Editor Constitucional y El Genio de la Libertad. Cuando Barrundia se
opuso a la anexión con México, el capitán general Vicente Filísola lo calificó de terrorista y
persona peligrosa. Después de la separación de América Central de México en 1823,
Barrundia sirvió en el Consejo del Gobierno entre los años 1823 y 1825; además fue coautor
del texto de la Constitución de 1824. En 1825 fue elegido como el primer vicepresidente de la
Federación Centroamericana, pero renunció al cargo.

Los escritos de investigación de Barrundia editados en numerosas publicaciones periódicas


le convirtieron en uno de los más influyentes liberales de su tiempo. Durante un breve
período de tiempo, entre el 26 de junio de 1829 y el 16 de septiembre de 1830, fue
presidente de la Federación Centroamericana, pero fue en la legislatura de Guatemala donde
su liderazgo fue más determinante. En las elecciones de 1830 para la Presidencia de
Centroamérica fue derrotado por Francisco Morazán. Prefirió permanecer en la legislatura
antes que aceptar el cargo de gobernador de Guatemala. Bajo el mandato del gobernador
Mariano Gálvez, entre 1831 y 1838, Barrundia sirvió como ministro de Educación, y fue el
principal abogado de Guatemala. En 1836 adoptó para su país el Código Livingston de
derecho penal, traducido por él mismo. La división existente en el país le condujo a oponerse
a Gálvez en 1837 y colaborar brevemente con Rafael Carrera, el campesino líder de la
guerrilla, que derrocó al gobierno de Mariano Gálvez en 1838. Barrundia fue incapaz de
controlar a Carrera una vez que éste llegó al Gobierno, y pasó el resto de su vida en el exilio,
desde donde conspiró activamente contra el régimen conservador de Carrera. Tuvo un
importante papel en la Revolución Liberal de 1848 en Guatemala, pero una vez más tuvo que
exiliarse.

Vivió sus últimos años en Washington, donde sirvió desde 1852 hasta su muerte en 1854
como ministro de Honduras en los Estados Unidos.
JOSÉ FRANCISCO CÓRDOVA

José Francisco Córdova -Cordovita- (Nueva


Guatemala de la Asunción, 10 de octubre de 1786
– 9 de marzo de 1856) fue un abogado, periodista
y Prócer de la Independencia (Diccionario Histórico
Biográfico de Guatemala, 2004).

Córdova fue hijo de José Antonio Córdova y María


Luisa González. Se casó con María Manuela del
Camino Mella y tuvieron ocho hijos. En 1811 fue
procesado por haber manifestado ideas
independentistas. Se graduó de abogado en 1815
(Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala,
2004).

Fue síndico del Ayuntamiento. A mediados de


agosto de 1821 presentó a Gabino Gaínza, presidente de la Audiencia, un extensor
memorial, suscrito por más de 400 firmas -principalmente por universitarios-, en el que se
demandaba la proclamación de la Independencia. Participó en la Junta del 15 de septiembre
de 1821, como representante del Colegio de Abogados y en ella sostuvo la necesidad de
proclamar la emancipación aquel mismo día (Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala,
2004).

En la Asamblea Nacional Constituyente, por oponerse al sistema federal y defender el


unitario, se distanció de los liberales recalcitrantes y se pasó al Partido Moderado, del que
llegó a ser uno de sus principales exponentes. Redactó el Acta de Independencia de Centro
América, el 1 de Julio de 1823 (Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala, 2004).

En el Congreso con sus sátiras y burlas, fustigaba constantemente a José Cecilio del Valle,
hasta hacerle perder la paciencia. Trabajó en El Editor Constitucional, fue uno de los
redactores de El Indicador, periódico que en 1824, defendió por medio de artículos
sarcásticos y satíricos, el centralismo y las propuestas políticas del partido servil, en rechazo
al sistema federal del gobierno (Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala, 2004).

Córdova fue secretario de Mariano de Aycinena de 1827 a 1829, en éste ultimo año salió
desterrado a San Cristobal de las Casas. En 1834 trabajó como secretario del Gobernador
de Chiapas. Murió en Ciudad Real -hoy San Cristobal Las Casas-, el 9 de marzo de 1856
(Diccionario Histórico Biográfico de Guatemala, 2004).
VALLE, JOSÉ CECILIO DEL (1780-1834).

Nació el 22 de noviembre de 1777 en la Villa de Xeres de la Choluteca


(Honduras).

Sus padres fueron José Antonio Díaz del Valle y Ana Gertrudis Díaz
del Valle.

Su familia se trasladó a Guatemala, donde cursó estudios de Filosofía,


Derecho Civil y Canónico en la Universidad de San Carlos de
Guatemala.

En 1820 fue nombrado alcalde de la ciudad de Guatemala. En 1820


fundó el periódico El amigo de la patria, donde destacó como
ensayista.

Aunque el 15 de septiembre de 1821 redactó el Acta de Independencia, algunos


historiadores consideran que tuvo una actitud vacilante. Tras la independencia de América
Central de España, dio su apoyo para que la región formara parte de una confederación con
el Imperio mexicano de Agustín de Iturbide. Fue representante de la provincia de
Tegucigalpa en el Congreso mexicano (1822), convirtiéndose en secretario de Asuntos
Exteriores en el gobierno de Iturbide.

Tras la disolución del Imperio en 1823 vuelve a Guatemala, y en 1824 presenta su


candidatura a la presidencia de las Provincias Unidas del Centro de América (Costa Rica,
Guatemala, Honduras, Nicaragua y El Salvador). Le faltó sólo un voto para conseguir la
mayoría absoluta y el Congreso le negó el cargo.

Posteriormente ganó las elecciones presidenciales en 1834, aunque falleció el 2 de marzo,


en Corral de Piedra camino a Ciudad Guatemala antes de tomar posesión de la presidencia.
Sus restos descansan en el Cementerio General de Guatemala.

Abogado y periodista, nacido en 1780 y muerto en 1834. Fue representante de Nicaragua en


la Junta Suprema de España (1809), miembro de la junta independentista de Guatemala de
1821, donde actuó como jefe del partido conservador, miembro de la Junta provisional
Consultiva por Honduras y ministro de Relaciones Exteriores con Iturbide (1823).
Desempeñó varios cargos en el gobierno de las Provincias Unidas de Centroamérica
(separadas éstas de México), y llegó a ser candidato a la presidencia de las mismas, puesto
que obtuvo José de Arce (1825).
ITURBIDE, AGUSTÍN DE, EMPERADOR DE MÉXICO (1783-1824)

Agustín de Iturbide nació en Valladolid (hoy Morelia) en 1783


y murió en Padilla en 1824. Era hijo de un acaudalado
español, José Joaquín lturbide y Arregui, bautizado en la
iglesia de Peralta, Navarra, el 6 de febrero de 1739, que vino
a México y contrajo matrimonio con la criolla michoacana
María Josefa de Arámburu y Carrillo. De esta unión nacieron
tres hijos: Agustín, Islariano y Francisco, y dos hijas: Josefa
y Nicolasa. Agustín, el primogénito, futuro emperador de
México, nació el 27 de septiembre de 1783 y fue bautizado el
uno de octubre en la catedral por su tío el canónigo don José
de Arregui, con los nombres de Agustín, Cosme y Damián.
Se casó el 27 de febrero de 1805 con Ana María Huarte y
tuvo seis hijos: Agustín Gerónimo, que murió en Nueva York
el 11 de noviembre de 1866; Sabina, muerta en Filadelfia el
15 de julio de 1871; Josefa, que nació en Irapuato el 22 de diciembre de 1814 y murió en
ciudad de México el 5 de diciembre de 1891; fue princesa con rango en la corte de
Maximiliano I. Angel, que nació en Querétaro el 2 de octubre de 1816 y murió en México el
21 de julio de 1872, casado con Alicia Green y cuyo hijo Agustín fue adoptado por
Maximiliano I como presunto heredero del imperio mexicano; Juana, que murió el 2 de
octubre de 1828 en Washington, siendo novicia en el Convento de la Visitación de
Georgetown, y finalmente Salvador, que se casó con Rosario Marzán, y tuvo un hijo,
Salvador, nacido en México el 18 de septiembre de 1849, que fue enviado a París a
educarse, permaneciendo en Europa posteriormente. El padre de Agustín de Iturbide, D.
José Joaquín, fue nombrado durante el gobierno de su hijo Príncipe de la Unión, adquiriendo
el título el 22 de junio de 1822. Las armas del título eran escudo cuartelado sobre campo azul
con tres bandas de plata; campo de gules, un palo de plata y empinantes a dos leones al
natural, con dos fajas de plata.

El Plan de Iguala

En 1820, y por peregrinos caminos, el proceso emancipador resurgió de sus cenizas. En la


metrópoli, el pronunciamiento de Rafael de Riego contra el absolutismo de Fernando VII
daba inicio al trienio liberal (1820-1823); el monarca español se vio obligado a jurar la
constitución de Cádiz. En el virreinato, la oligarquía absolutista veía peligrar sus privilegios;
los conspiradores del llamado Plan de la Profesa querían impedir a toda costa la deriva
liberal, llegando a plantearse el establecimiento en México de una monarquía independiente,
cuyo cetro sería ofrecido a un príncipe borbón. El virrey Juan Ruiz de Apodaca nombró a
Agustín de Iturbide comandante general del Ejército del Sur y le encomendó la tarea de
someter o ganar para su causa a las tropas de Vicente Guerrero.
GUERRERO, VICENTE (1783-1831).

Militar mexicano, presidente de la República en 1829, nacido en


1783 en Tixtla (Guerrero) y muerto en Cuilapán en 1831. De
familia humilde, tuvo una escasa instrucción y se dedicó a las
actividades agrícolas. Comenzó su carrera militar a las órdenes de
Galeana en 1810. Ya como capitán fue reclutado por José María
Morelos, a cuyas órdenes combatió por la Independencia en el sur
del país. Se enfrentó al virrey José de la Peña, que mandaba 700
hombres, a quien derrotó haciendo 400 prisioneros. También
obtuvo una gran victoria, apenas sin hombres, en Jocomatlán,
donde derrotó al realista Lamadrid. Marchó sobre Ometepec y
fortificó Tlamajalcingo. Estas y otras victorias se sumaban en una
brillante carrera militar en la que demostró un gran valor en el
combate, al que se enfrentaba en numerosas ocasiones con
inferioridad de hombres y armamento, llegando, incluso, a luchar cuerpo a cuerpo con arma
blanca.

Después de otras tantas batallas, a partir de 1816, tras la muerte de Morelos, la lucha
insurgente declinó y pocos jefes siguieron combatiendo, entre ellos Guerrero. El virrey
Apodaca intentó por todos los medios que abandonara la lucha, incluso utilizó la mediación
de su padre. Guerrero se negó y fue entonces cuando pronunció su conocida frase "La Patria
es lo primero". Siguió combatiendo, venció a Armijo y batió a diversas partidas españolas en
Axuxchitlán, Santa Fe, Tetela del Río, Huetamo, Tlachapan y Cuautlotitlán.

Mantuvo un fuerte foco de insurrección junto a Pedro Ascensión Alquisiras, por ello, cuando
Iturbide puso en ejecución sus planes para la independencia, marchó al sur para derrotar a
los dos insurgentes, algo que no logró. Finalmente Iturbide decidió ganarse a Guerrero
mediante el diálogo y el acuerdo con el fin de la que Independencia pudiera llevarse a cabo.
Guerrero aceptó luchar al lado de sus antiguos enemigos.

En 1821 había logrado el grado de General de división. A la caída de Iturbide fue miembro
suplente del Supremo Poder Ejecutivo, en 1824, hasta que tomó las riendas el nuevo
presidente constitucional Guadalupe Victoria. En 1828 figuró como candidato a la
presidencia, pero perdió ante Gómez Pedraza. Sin embargo un movimiento subversivo
declaró nula la elección de Pedraza, lo que alzó a Guerrero a la Presidencia. Tomó posesión
del cargo el 1 de abril de 1829 y fue su vicepresidente Anastasio Bustamante. En 1829 dejó
el poder después de que el Congreso le declarara imposibilitado para gobernar. Esto provocó
su marcha al sur y un nuevo levantamiento que degeneró en un guerra civil. La guerra se
prolongó durante todo el año de 1830. El gobierno de Bustamante le hizo preso en Acapulco
en enero de 1831 y lo ejecutó el 14 de febrero de ese año. En la actualidad un estado
mexicano lleva su nombre.
GAÍNZA, GABINO (1753-1829).

Militar y político de origen español nacido en Pamplona,


España, el 20 de octubre de 1753 y muerto en México en
1829. Tras desempeñar el cargo de subinspector general
del Ejército en la Capitanía General de Guatemala, fue
enviado en 1780 a Perú para hacer frente a la rebelión del
líder mestizo José Gabriel Condorcanqui Noguera, más
conocido como Tupac Amaru II. En 1814 ocupó el cargo de
jefe del ejército realista en Chile y como tal tuvo que hacer
frente a la guerra que enfrentaba a los partidarios de la
independencia con los realistas.

Por medio de la mediación del virrey del Perú Gaínza firmó el 3 de mayo de 1814, con
O'Higgins, el Tratado de Lircay, por el que se acordaba el tipo de gobierno que debía regir los
designios de Chile. El tratado de Lircay constaba de 16 artículos, y en él Chile reconocía la
soberanía de Fernando VII y de la autoridad de la Regencia, a cambio del reconocimiento por
parte del Virrey del gobierno chileno con todas sus facultades políticas. El tratado facultaba al
gobierno chileno a promover el comercio libre con las naciones aliadas o neutrales, al tiempo
que daba al ejército realista un plazo de treinta horas para evacuar la ciudad de Talca y toda
la provincia de Concepción. Otro aspecto importante del pacto era el restablecimiento de la
comunicación comercial de Chile con las provincias de la península. Entre el 1 y el 2 de
octubre de ese mismo año se produjo la trascendental batalla de Rancagua, donde las tropas
realistas salieron vencedoras.

Un año más tarde Gaínza sustituyó a Mariano Osorio como capitán general y gobernador de
Chile. El 15 de septiembre de 1821 fue nombrado gobernador y capitán general de
Guatemala, al tiempo que proclamaba la independencia de Centroamérica. Ocupó este cargo
hasta el 23 de junio de 1822; también fue presidente de la Federación Centroamericana.

Desde que se hizo cargo de la dirección de la nueva República de Guatemala y de la


Federación, presionó al Congreso para que aceptase la anexión con México. En 1822 logró
su objetivo y Guatemala pasó a incorporarse al territorio del Imperio Mexicano de Agustín de
Iturbide. Los problemas surgidos tras la anexión desembocaron en la revuelta armada de los
independentistas en San Salvador, a la que Iturbide respondió enviando un poderoso ejército
bajo las órdenes de Vicente Filísola para reprimir a los salvadoreños y hacerse cargo del
gobierno de las Cinco Provincias Centroamericanas (véase Provincias Unidas de América
Central). Gaínza entregó el gobierno al general mejicano y posteriormente marchó a
refugiarse a México, ante las presiones internas de los independentistas.

Nada más se sabe de Gaínza hasta el año 1829, cuando falleció en México, sumido en la
más absoluta de las pobrezas.
JOSÉ LORENZO DE ROMAÑA

José Lorenzo de Romaña fue un terrateniente y político español, Secretario del Gobierno de
Centro América previo a la firma del Acta de la Independencia de Guatemala y de los países
de la región con respecto a España. Era propietario de tierras y trapiches de caña. Votó en
contra de la independencia, aunque fue uno de los 13 firmantes de la misma (Mobil, 2013).

Tras la declaración de la Independencia, fue nombrado Jefe del Regimiento y también se le


ascendió a coronel (Memoria a prueba, 2010).

Otro de los firmantes del acta de independencia es De Romaña, designado también


secretario de Gobierno. Gainza lo nombra también jefe del Regimiento del Fijo y se le
encarga recibir el juramento de los individuos de la Secretaría de Gobierno y Capitanía
general en los días siguientes a la declaración de independencia.
MARIANO ANTONIO DE LARRAVE

El licenciado Mariano Antonio de Larrave, formo parte de los 13


“Próceres de la Independencia” de Centroamérica (Firmantes del
Acta de Independencia), sin embargo fue un poco contradictorio
puesto que también era partidario de la anexión a México.

Próceres de la Independencia de Centroamérica: Mario de


Beltranena, Mario Calderón, José Marías Delgado, Manuel
Antonio de Molina, Mariano de Larrave, Antonio de Rivera, J.
Antonio Larrave, Isidro del Valle y Castriciones, Mariano de
Aycinena, Pedro de Arroyave, Lorenzo de Romaña, Domingo Diéguez, José Cecilio del Valle,
Pedro Molina y Brigadier Gabino Gaínza.

http://www.deguate.com/artman/uploads/34/Mariano-2.jpgLuego de la firma de la declaración,


la primera en demostrar su alegría gritando “¡Independencia!” fue María Dolores Bedoya.

Durante el periodo de independencia de Guatemala (15 de septiembre de 1821), ocupo el


puesto de Alcalde Primero del Ayuntamiento de Guatemala, cargo que lo convirtió en el
primer funcionario municipal, correspondiéndole tomar el juramento de lealtad a la nueva
nación al jefe político, brigadier Gabino Gaínza. Así que se le asigno la responsabilidad de
organizar administrativamente la nueva patria.

Fue una persona servil a la nueva clase que dominaba y también continuaba en contacto con
las antiguas autoridades españolas.

El día viernes 30 de noviembre de 1821, se encontraba comandando una patrulla. Se


encontró con un grupo de liberales, los llamó al orden sin embargo no tuvo éxito alguno. Por
lo que ordeno a su patrulla disparar contra los civiles, saliendo muertos Mariano Bedoya
(hermano de María Dolores Bedoya de Molina) y Remigio Maida.
MARIANO DE AYCINENA Y PIÑOL

Fue presidente del Estado de Guatemala del 1 de marzo de


1827 al 12 de abril de 1829 y jefe del clan Aycinena que tenía
el monopolio comercial durante la última etapa de la colonia
española de Guatemala mediante el Consulado de Comercio.

Nacimiento: 16 de septiembre de 1789, ciudad de Guatemala


Fallecimiento: 29 de marzo de 1855, Guatemala
Ocupación: comerciante y político
Predecesor: José Domingo Estrada
Sucesor: Mariano Zenteno

Antecedentes
Fue prócer de la Independencia de Centroamérica y promovió
la anexión de esta al imperio mexicano de Agustín de Iturbide,
pues era lo que más convenía a los intereses del clan
Aycinena.

Tras ser expulsado junto con su familia y correligionarios en 1829 por Francisco Morazán,
regresó a Guatemala tras el triunfo del general Rafael Carrera en donde dejó los asuntos
políticos del Clan Aycinena en manos de Juan José de Aycinena y Piñol. En 1821, con el
debilitamiento de Fernando VII y la declaración del Plan de Iguala en México, formó parte del
grupo criollo que conminó al Capitán General Gabino Gaínza a proclamar la Independencia
de Centroamérica. Fue uno de los firmantes del Acta de Independencia de Centroamérica del
Imperio Español. Aycinena fue diputado y consejero de los gobernantes guatemaltecos
después de la Independencia.

Jefe de Estado de Guatemala

Aycinena fue designado el 1 de marzo de 1827 como gobernador del Estado de Guatemala
por el presidente de la Federación de las Provincias Unidas del Centroamérica, Manuel José
Arce y Fagoaga.

Cuando Aycinena se hizo cargo del Estado guatemalteco, la ciudad de Guatemala estaba en
peligro de ser tomada por los mercenarios franceses Isidoro Saget y Raoul, que servían a los
liberales centroamericanos. Guatemala no tenía ejército, pero el jefe de Estado logró reclutar
a doscientos voluntarios y así repeler el sitio, la gobernatura de Aycinena entonces tuvo que
ser de índole dictatorial, prohibió la libertad de Prensa y el ingreso de libros de tipo liberal a
Guatemala.

También decretó la pena de muerte con efecto retroactivo y formó el decreto “fatal” de 1827
para juicios sumarios. Como miembro del partido conservador, restituyó los diezmos
obligatorios para la clero secular de la Iglesia católica.

Tras su victoria contra las fuerzas salvadoreñas, Arce y Fagoaga emprendió una ofensiva
contra El Salvador, llegando a sitiar la capital salvadoreña en marzo de 1828 con un ejército
al mando del general Manuel de Arzú y del coronel Montúfar, quienes no pudieron avanzar y
se quedaron en el poblado de Mejicanos, en las afueras de San Salvador.
LIC. JOSÉ ANTONIO LARRAVE Y VELASCO

(1773 Santiago de Guatemala – 1857 Nueva Guatemala )

Jurisconsulto prestigioso y catedrático de leyes en la Real y Pontificia Universidad de San


Carlos. Síndico Municipal. Ferviente promotor independentista firmo el acta de soberanía de
las Provincias Unidas de América Central. Fomentó la industria y las bellas artes como
director de la Sociedad Económica de Amigos del País. Estuvo entre los fundadores del
Colegio de Abogados. Presidente de la Academia de Derecho.

“…en su espíritu elevado predominaban ideas de progreso y de adelanto. Con sus propios
fondos,… comenzóse a levantar el edificio de la extinguida Sociedad Económica de Amigos
del País, y se sostenían muchas veces las clases nocturnas que … Era el jurisperito,… de
aquellos hombres chapados a la antigua, en el molde de la honradez, de la lealtad …”

José Antonio de Larrave y Velasco fue un político guatemalteco y uno de los firmantes del
Acta de Independencia de Guatemala en 1821 (Móbil, 2013).

De Larrave y Velasco firmó el Acta de Independencia en su calidad de Regidor del


Ayuntamiento de Guatemala. También fue Alcalde Mayor de Suchitepéquez y fundador de la
Academia Teórico-Práctica de Derecho, entre otros cargos (Móbil, 2013).

Se distinguió como funcionario en la organización de los negocios de Guatemala (Memoria a


prueba, 2010).
ISIDORO DEL VALLE Y CASTRICIONES

Isidoro del Valle y Castriciones fue un político español y uno de los firmantes del Acta de
Independencia de Guatemala en 1821 (Móbil, 2013). Fue uno de los tres próceres de origen
español que firmó el acta (Memoria a prueba, 2010).

Del Valle y Castriciones nació en Santander, España, y fue Regidor y Tesorero de la Junta
de Caridad en los Hospitales San Juan de Dios y San Pedro. También era diputado provincial
(Móbil, 2013).

La diputación provincial fue creada por la Constitución de Cádiz para encargarse de la


administración de cada provincia del reino español (Móbil, 2013).

Por disposición de Gabino Gaínza, el 27 de febrero de 1821 tomó posesión como Regidor del
Ayuntamiento de Guatemala (Memoria a prueba, 2010).
MARIANO DE BELTRANENA Y LLANO.

Fue un político guatemalteco miembro de la Junta


Provisional Consultiva y uno de los firmantes del
Acta de Independencia de Guatemala en 1821.

Síntesis biográfica
Nació en Choluteca, Honduras, el 22 de noviembre
de 1780.

Destacó siendo miembro activo de la diputación


provincial. La diputación provincial fue creada por la
Constitución de Cádiz para encargarse de la
administración de cada provincia del reino español.

Ocupó varios cargos durante la colonia, entre ellos Auditor de Guerra, Regente a la cátedra
de Economía Política y Ministro de Relaciones Exteriores durante la época de Iturbide.

El 15 de septiembre de 1821 redactó el Acta de la Independencia de Centroamérica del


antiguo Reino de Guatemala e integró la Junta Provisional Consultiva, en representación de
Choluteca.

Fue presidente de las Provincias Unidas de Centro América y presidente de la República


Federal de Centro América.

De 1821 a 1822 formó parte de la Junta Provincial Consultiva que comandaba Gabino
Gaínza.

Destierro y muerte
Fue desterrado, por lo que residió durante varios años en Cuba, lugar donde falleció el 27 de
mayo de 1866.
JOSÉ MARIANO CALDERÓN

El Presbítero y Doctor José Mariano Calderón y San Martín,


nació en una hacienda cercana a la ciudad de San Vicente, en
una fecha indeterminada entre 1778 y 1783, en el hogar de
Mariano Antonio Calderón de la Barca y Teodora de San
Martín.

Con estudios primarios y secundarios realizados en territorios


salvadoreño y guatemalteco, ingresó al Seminario Tridentino y
a la Real y Pontificia Universidad de San Carlos Borromeo, en
la ciudad de Guatemala. El 9 de octubre de 1803 fue ordenado
Presbítero por el Arzobispo Monseñor Luis Peñalver y
Cárdenas y poco después se doctoró en Derecho Civil y
Canónico, lo que le permitió presentarse a los trámites y
exámenes correspondientes para ser abogado de la Real Audiencia.

Reconocido por sus altas capacidades intelectuales, religiosas, legales y humanas, rechazó
un alto puesto que le fue ofrecido en el Obispado guatemalteco, así como la Mitra que le
ofreció la Corte madrileña, en agradecimiento por su defensa local del imperio español
durante la invasión de las tropas napoleónicas.

Coadjutor del párroco de Metapán durante algún tiempo, en junio de 1810 pasó a
Zacatecoluca como cura beneficiado, cargo que obtuvo por oposición frente a otros
candidatos, que buscaban sustituir al también Presbítero y prócer independentista Mariano
Antonio de Lara y Aguilar. Estimulado por los sucesos emancipadores de noviembre de
1811, se adhirió al ritmo de los tiempos y predicó entre sus feligreses a favor de la libertad, a
lo que le dió continuidad en los años venideros.

Devoto de la Virgen de Dolores y de San Bernardo, el 13 de julio de 1820 fue nombrado cura
colado de la zona de los Texacuangos, plaza religiosa en la que laboró, con algunas
interrupciones, desde septiembre de ese año hasta el día de su muerte.

Al año siguiente fue electo, por el partido electoral de Chiquimula, como integrante de la
Diputación Provincial del Reino de Guatemala, en cuyo carácter fue la suya la tercera firma
que se estampó en el Acta de Independencia del 15 de septiembre de ese año. Después, se
convirtió en integrante del primer gobierno de la Centro América independiente, presidido por
el último capitán general de España en el Reino de Guatemala, Gabino Gaínza.

Del 5 de marzo al 17 de abril de 1824 se desempeñó como presidente del primer Congreso
Constituyente del Estado de El Salvador, al que llegó electo como diputado por San
Salvador.
JUAN ANTONIO CABEZAS

Juan Antonio Cabezas Canteli (Peruyes, Margolles (Cangas de


Onís), 16 de marzo de 1900 - Madrid, 10 de diciembre de 1993)
fue un escritor y periodista español.

Sus primeros trabajos se centran en el diario asturiano El


Carbayón desde 1927 a 1932. Posteriormente fue redactor del
diario socialista Avance en el periodo de Guerra Civil (1936 y
1937). Fue colaborador de El Sol y de España de Tánger,
miembro de la redacción de ABC y corresponsal de la "America
Literary Agency", de Nueva York

Nacido en una familia campesina asturiana, en la aldea de Peruyes, dentro de la parroquia


de Margolles, concejo de Cangas de Onís, Juan Antonio emigró a Cuba con diecisiete años,
pasando en aquella isla un lustro, trabajando en el negocio de unos familiares. A su regreso
a España se colocó como simple redactor en un periódico de Oviedo el diario El Carbayón,
llegando dos años después al puesto de director.

Durante la Guerra Civil española, una vez tomada la ciudad de Gijón, fue detenido por su
condición de redactor jefe del diario socialista asturiano Avance y llevado como prisionero al
campo de concentración de Cedeira (La Coruña). Fue juzgado un año después en consejo
de guerra en Camposancos (Pontevedra) y sentenciado a muerte, condena cuya ejecución
se fue aplazando (al parecer gracias a gestiones de amigos suyos jesuitas, también
periodistas). En 1944, caído en desgracia el principal inductor de su condena, el general
Aranda, Cabezas fue amnistiado, al no haberle sido imputados delitos de sangre.2

Se reintegró al trabajo periodístico como redactor de España de Tánger y, desde 1966 hasta
1990, del diario ABC, donde llegó a dirigir la sección "Madrid al día".

Perteneció a la Sociedad Cervantina de Madrid desde su fundación en 1953 por Luis Astrana
Marín, de la que fue presidente desde 1980 hasta su muerte en 1993.
JOSÉ MATÍAS DELGADO

José Matías Delgado y de León (San Salvador, 24 de


febrero de 1767 - ibídem, 12 de noviembre de 1832)
fue un eclesiástico y político salvadoreño. Realizó sus
estudios en el Seminario Tridentino de Guatemala y
en la Real y Pontificia Universidad de San Carlos de
Guatemala, donde obtuvo el grado de Licenciado y
Doctor en Cánones. En San Salvador, participó como
uno de los principales líderes del fallido movimiento
independentista del año 1811, y el año 1821 fue uno
de los firmantes del Acta de independencia
centroamericana como miembro de la Diputación
Provincial de Guatemala.

Con la anexión de las provincias centroamericanas al Imperio mexicano de Agustín de


Iturbide, también encabezó la oposición a la anexión incondicional de la provincia
salvadoreña. Tras la abdicación de Iturbide, Delgado fue elegido como el presidente de la
Asamblea Constituyente de las Provincias Unidas del Centro de América, y posteriormente
logró ser investido como nuevo Obispo de la Diócesis de San Salvador por parte del gobierno
de su país, hecho por el que sostuvo una fuerte polémica con el arzobispo de Guatemala
Ramón Casaus y Torres.

Durante la presidencia de Manuel José Arce en la República Federal de Centro América,


Delgado, aparte de disputar contra las autoridades federales junto a los liberales
salvadoreños y guatemaltecos, tuvo un papel determinante en la solución pacífica de la
primera guerra civil de la región. Después de su fallecimiento fue reconocido como
«Benemérito de la Patria» por parte de la Asamblea Legislativa de El Salvador, y también es
considerado como un Prócer centroamericano.

La Independencia y las Provincias Unidas del Centro de América


Para el año 1820, la Constitución de Cádiz fue puesta nuevamente en vigencia, debido a los
acontecimientos provocados por Rafael del Riego en el mes de enero; además, se
reinstalaron las diputaciones de Guatemala y León el día 13 de julio de ese año. José Matías
Delgado integró la Junta Consultiva Provincial junto a José Simeón Cañas, Mariano
Beltranena, José Valdez, José Antonio Rivera Cabeza de Vaca, y José Mariano Calderón,
previo al establecimiento de la constitución en la región el día 26 de ese mes.
PEDRO DE ALVARADO

(Badajoz, 1485 - Guadalajara, actual México, 1541)


Conquistador español. Tras haber participado en la
ocupación definitiva de Cuba, se unió a la expedición
de Hernán Cortés a México. El 8 de noviembre de
1519, ambos conquistadores entraban en
Tenochtitlán, donde fueron recibidos por el rey
azteca Moctezuma Xocoyotzin, quien los alojó en
uno de los palacios de la ciudad.

Cuando Cortés salió a combatir a Pánfilo de


Narváez, que tenía órdenes de deponerle del mando y apresarlo, dejó en la capital azteca
una pequeña guarnición al mando de Alvarado (1520). Días después se celebraba la fiesta
del Toxcatl. Alvarado sospechó que se preparaba una insurrección, y para evitarla atacó a
traición a los mexicas. Cuando Cortés regresó, después de haber derrotado a Narváez,
decidieron abandonar sigilosamente la ciudad, pero en la retirada fueron acometidos por un
gran número de hombres, en el episodio que se conoce como la «Noche Triste».

En 1523, ya consumada la conquista de México, se dirigió a América Central al frente de un


pequeño ejército y se apoderó de Guatemala (donde fundó la ciudad de Santiago de los
Caballeros de Guatemala en 1524) y El Salvador, una vez derrotada la resistencia de los
diversos señoríos que por aquel entonces, extinta ya la hegemonía de la cultura maya,
rivalizaban entre sí por el control del territorio. En 1527 regresó a España; el rey y emperador
Carlos V lo nombró gobernador, capitán general y adelantado de Guatemala.

De nuevo en las Indias, en 1534 las noticias de las fabulosas riquezas de Perú le incitaron a
participar en su conquista, pero después de un encuentro en los Andes con Diego de
Almagro, desistió de ello a cambio de una importante compensación económica. En 1539
desembarcó en Puerto Caballos (Honduras), y pasó después a México para preparar una
expedición a las islas de Poniente, que nunca se llevó a cabo, pues en los preparativos se
produjo en Nueva Galicia una insurrección indígena que tuvo que acudir a sofocar. Murió a
causa de las heridas recibidas en el curso del asalto a Nochistlán.
FRANCISCO MARROQUÍN

Francisco Marroquín (¿ ? – 9 de abril de 1563) fue un


sacerdote diocesano y primer Obispo de Guatemala
(Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán lo consideró


originario de Toranzo –Santander-. Antes de ser ordenado
sacerdote fue casado y tuvo un hijo de nombre Alonso. En
1527, por invitación de fray Juan de Zumárraga, Obispo de
México, pasó a Nueva España y con el propósito de organizar
el trabajo eclesiástico de Guatemala, a fines de mayo de 1530
se unió a la comitiva que traía Pedro de Alvarado.

En 1533, la Corona lo nombró Protector de Indios y encargado del “hierro” de marcar a los
esclavos, a fin de que impidiera el maltrato de los naturales. En 1534, Paulo III lo eligió
Obispo de la Provincia de Guatemala. Fray Juan de Zumárraga lo consagró en México, el 7
de abril de 1537. Gracias a su esfuerzo llegaron a Guatemala los primeros frailes
mercedarios, dominicos y franciscanos, así como algunos curas seculares. En 1541, después
de la destrucción de la ciudad asentada en Almolonga, el Ayuntamiento nombró
gobernadores a Marroquín y a Francisco de la Cueva, responsabilidad que desempeñaron,
conjuntamente, hasta mayo de 1542 (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Como parte de su labor pastoral, levantó la primera Catedral, en el Valle de Panchoy, hizo
imprimir un catecismo en cakchiquel, y se le atribuye otro en lengua utatleca –quiché-, fundó,
en 1556, el Hospital Real de Santiago, dedicado a españoles y, 1563, estableció un colegio
para niñas mestizas huérfanas.

En lo referente a la organización de los pueblos de indios, logró que la Corona ordenara la


creación de cabildos. En reiteradas ocasiones solicitó a la Corona que las encomiendas
fueran cedidas en forma perpetua, a fin de promover el arraigo de los españoles en estas
tierras. Uno de los principales aportes de Marroquín al desarrollo educativo de Guatemala
consistió en su manifiesto interés por la fundación de un centro de estudios superiores. No
pudo ver hecha realidad su aspiración, pero en su testamento dejó 2,000 pesos y ciertas
tierras que poseía en Jocotenango para la creación de un Colegio, éste fue el de Santo
Tomas, establecimiento que, con el tiempo, llego a ser la Universidad de San Carlos. Murió el
9 de abril de 1563, un Viernes Santo. Fue enterrado en la Catedral, en la capilla del lado del
Evangelio. La biografía más completa y la reproducción de su correspondencia se
encuentran en la obra de Carmelo Sáenz de Santa María, El Licenciado don Francisco
Marroquín, primer obispo de Guatemala -1499-1563- (Diccionario Histórico Biográfico, 2004).

Una universidad privada del país centroamericano lleva su nombre.


MANUEL JOSÉ ARCE

El General Manuel José Arce y Fagoaga, Diputado por San


Salvador, vino al mundo en la ciudad de San Salvador, el primer día
de 1787, en el hogar formado desde el 8 de mayo de 1782 por
Antonia Fagoaga de Aguilar (San Salvador, 12 mayo 1862/30 junio
1805) y Bernardo José de Arce y León (San Salvador, 20 agosto
1754/diciembre 1812), primo hermano del Presbítero y Doctor José
Matías Delgado.

Enviado en 1801 para que se educara con esmero en la capital de la antigua Capitanía
General de Guatemala, se bachilleró en Filosofía del Colegio de San Francisco Borja. Inició
estudios de medicina en la Real y Pontificia Universidad de San Carlos de Borromeo, los que
interrumpió hacia 1807, debido a que la salud de su padre le demandó hacerse cargo de la
administración de las haciendas familiares “San Diego” y “San Lucas”, en las cercanías de
Suchitoto. Familiares y amistades lo apodaron “El chato”, irónico término para alguien cuyo
apéndice nasal era prominente.

En diciembre de 1808 y en la urbe san salvadoreña, contrajo matrimonio con su prima María
Felipa de Aranzamendi y Palomo, con quien procreó a José Bernardo (nacido en San
Salvador, en septiembre de 1812), Salvador (fallecido en México, hacia 1830), Jacinta, Juana
Josefa Francisca (nacida en la ciudad de Guatemala, el 3 de octubre de 1827), Isabel, Clara
(fallecida en Guatemala, el 15 de agosto de 1826, a los cuatro años de edad), José María
(nacido en Guatemala, el 20 de marzo de 1826), casado con Ana Roca, procreó a su vez a
Manuel José y Juan José), Bernardo (muerto en el hospital santaneco, hacia 1932), Teresa,
Delfina y Ana.

Formó parte de los organizadores de las conspiraciones libertarias del 5 de noviembre de


1811 y el 22 de enero de 1814. Debido a esas acciones, se le abrió proceso judicial el 5 de
mayo de 1815, por el cual fue capturado y condenado a cinco años de prisión, los que lo
afectaron en su salud e intereses económicos, pero no en su ánimo por la libertad
centroamericana.

Libre a partir de 1818, luego de la independencia, formó parte de los opositores a la anexión
al imperio mexicano (1822-1823), al grado tal que no solo cumplió con su papel militar en la
defensa de San Salvador frente a las tropas imperialistas mexicanas del brigadier napolitano
Vincenzo Filisola, sino que formó parte de la delegación diplomática salvadoreña que marchó
al puerto de Boston y a Washington D. C. para solicitar la unión de El Salvador a los Estados
Unidos de América. El 18 de octubre de 1823 salió de Nueva York rumbo al puerto mexicano
de Tampico, donde se entregó con furor a organizar una expedición militar para lograr la
independencia de Cuba, la cual finalmente se vio frustrada por falta de personal adecuado y
recursos financieros
VICENTE FILISOLA

Vicente Filisola (n. 1789 - † 1850) nació en Ravello, Italia. Se


incorporó al ejército español en 1804, y fue mandado a
servir a la Nueva España en 1811, en plena guerra de
independencia de México. Como simpatizante de Agustín de
Iturbide, fue elevado a brigadier general en el ejército
imperial, y por orden del monarca, Gabino Gaínza dejó el
poder de Guatemala en manos de Filisola y abandonó el
país con rumbo a México.

Cuando las provincias de Centroamérica declararon su


unión al Imperio, El Salvador denunció la anexión como
ilegítima, se declaraba en rebeldía y bajo la dirección de José Matías Delgado y Manuel José
Arce y Fagoaga se preparó para la lucha armada. Las tropas mexicanas y salvadoreñas
trabaron combate en la zona de El Guayabal y Guazapa el 14 de enero de 1823. El mismo
Filísola mandó una nota al comandante Arce para reconsiderar la anexión al Imperio, pero
Arce rechazó la propuesta.1

El 7 de febrero, las tropas mexicanas tomaron la población de Mejicanos. Tras las batallas
los salvadoreños acabaron debilitados. El remanente de esta milicia abandonó San Salvador
con Arce gravemente enfermo.2Filísola entró a la ciudad el día nueve y declaró anexada a la
provincia la siguiente jornada. Sin embargo, en vista de la abdicación de Iturbide el 19 de
febrero, abandonó el territorio el 6 de marzo. Al retirarse dejó a Felipe Codallos como
Intendente y Gobernador.2 después convocó a elecciones en las provincias
centroamericanas para elegir Diputados a un Congreso.

En 1833 fue nombrado comandante de las Provincias Orientales Internas, y años más tarde
consiguió la concesión de tierras en Texas para establecer a seiscientas familias de colonos
no anglosajones. Antonio López de Santa Anna comisionó a Filísola como su segundo en la
campaña para impedir la independencia de Texas. Cuando Santa Anna fue capturado en la
batalla de San Jacinto, quedó comisionado de la retirada del ejército mexicano del territorio
de Texas.

Aunque Filísola fue acusado de cobarde y traidor, fue exonerado por el gobierno mexicano
dos años después. Más tarde publicó una defensa de su imagen, que fue traducida y
publicada por la República de Texas en 1837. Años más tarde, durante la intervención
estadounidense, Filísola estuvo al frente de una de las tres divisiones del ejército mexicano.
Murió dos años más tarde (1850), de cólera, en la Ciudad de México.
PEDRO DE ARROYAVE
Fue un político guatemalteco y uno de los firmantes del Acta de Independencia de
Guatemala en 1821. Al momento de la firma era Síndico Segundo del Ayuntamiento de
Guatemala. Se le atribuye la solicitud de destierro de quienes se oponían a la anexión a
México (Móbil, 2013).

JOSÉ DOMINGO DIÉGUEZ

Fue un abogado y escritor guatemalteco y uno de los firmantes del Acta de Independencia de
Guatemala en 1821 (Móbil, 2013).

Diéguez, padre de los poetas Juan Diéguez Olaverri y Domingo Diéguez Olaverri, firmó el
acta en su calidad de Secretario de la diputación provincial (Móbil, 2013).

La diputación provincial fue creada por la Constitución de Cádiz para encargarse de la


administración de cada provincia del reino español (Móbil, 2013).
MANUEL ANTONIO DE MOLINA

(El Salvador, 1 de enero de 1772 – 24 de agosto de 1827 en la Ciudad de Guatemala,


Guatemala) fue un sacerdote diocesano salvadoreño y uno de los firmantes del Acta de
Independencia de Guatemala en 1821. Fue un defensor del origen divino de la monarquía
española (Móbil, 2013).

Al momento de la firma, de Molina era miembro de la diputación provincial. También fue


doctor y maestro, además de Caballero de la Real y Distinguida Orden de Carlos III de
España (Memoria a prueba, 2010).

Centres d'intérêt liés