Vous êtes sur la page 1sur 3

Como poner una Reparadora de Calzado

¿Estas interesado en iniciar tu propio negocio? Conoce los beneficios al iniciar este negocio,
el mercado potencial y la mejor ubicación

POR QUE UN TALLER DE REPARACIÓN DE CALZADO?

Es imprescindible que la persona que decida iniciar un negocio de este tipo posea habilidad
manual para ejercer el oficio. Además, debe tener conocimientos y/o experiencia en el
sector.

En el sector del calzado hay que distinguir dos tipos de profesionales: los maestros
zapateros, que confeccionan los zapatos; y los zapateros que se dedican a la reparación del
calzado usado.

Ambos han ido desapareciendo con la revolución industrial al ser sustituido el hombre por la
máquina. Existen grandes fábricas de calzado, donde la maquinaria corta el cuero, cose,
pica, clava, etc. Además, la población tiende sustituir los zapatos antes que a repararlos.

Por otro lado, aún existe hueco de mercado para estos profesionales principalmente en el
segmento del calzado de calidad puesto que si una persona gasta más en calzado, luego
estará dispuesto a mantenerlos en buen estado y alargar su vida útil.
FORMATOS DE NEGOCIO EXISTENTES

Respecto al modo de operar en el sector, destaca la existencia de pequeños talleres


artesanales donde únicamente se prestan servicios de reparación de calzado a la vez que
proliferan en el sector tiendas que, dedicadas a la reparación, han ampliado sus servicios
completado su oferta con copia de llaves, venta de artículos para conservación, etc.

En este proyecto se describe en la creación de un taller exclusivo de reparación de calzado


de forma artesanal.

QUIENES SERÁN TUS CLIENTES

El negocio se dirigirá al público general, por tanto, los clientes podrán ser todas aquellas
personas que residan o transiten frecuentemente por la zona de influencia del local y que
necesite algún arreglo para su calzado, bolsos o carteras de piel, etc.

Es importante que antes del inicio de operaciones se defina el perfil de cliente al que se
desea dirigir la oferta, esto no significa que tengas que "olvidarte" de aquellos que no
cumplan tu perfil.

La idea es comprender bien qué segmentos atendemos y qué segmentos no se han


trabajado. Los compradores difieren en sus deseos, poder adquisitivo, procesos de decisión
de compra, y en su actitud hacia la compra. Esto hace necesaria la labor de segmentarlos y
así poder evaluar. Hay que dividir los grandes y heterogéneos mercados en segmentos más
pequeños y homogéneos, para hacer coincidir las capacidades de la empresa, de sus
productos y servicios con los valores que buscan los clientes.

De entre todos tus clientes, ¿quiénes son los que te compraran más seguido? ¿Qué
características comparten? Tal vez son más hombres que mujeres. ¿Qué edad tienen? Pero
ojo: no son sólo los datos demográficos los que importan.

Es vital analizar los psicográficos (estilos de vida y conductas de compra), ya que estos datos
nos darán información mucho más detallada sobre la relación de los clientes con nuestro
negocio. ¿Cuáles son los valores de estos clientes? ¿Qué hábitos culturales tienen?

Pregúntales qué libros leen, qué revistas hojean, qué programas de televisión no se pierden.
¿Cuáles son sus patrones de compra? ¿Qué opinan de tu servicio y de la competencia?
Todas estas preguntas son pautas para que evalúes tu mercado y verifiques que tu producto
o servicio se integra armoniosamente a su estilo de vida. No es necesario que inviertas en un
estudio de mercado (aunque no estaría de más realizar uno). Lo más importante será que te
acerques a platicar con algunos de tus clientes. Así tendrás la mitad del camino recorrido.
Debes tomar en cuenta todo lo que te digan, especialmente si son cosas que no quieres
escuchar. Tal vez solicitan tu servicio por necesidad y no por gusto.

O puede ser que te estén eligiendo por comodidad o cercanía, no porque realmente te
prefieran.

Como ejemplo, piensa en los lugares donde comes en horas de trabajo o en tu manera de
decidir a qué cine ir. La mayoría de las personas escogen estos servicios debido a la
cercanía o la comodidad, aunque les disguste la opción. Nadie te asegura que tus clientes no
te estén usando como su "peor es nada".

Busca y encontrarás La información sólo sirve si se procesa, analiza y ayuda a tomar


mejores decisiones. Una vez realizada la recolección de información y el primer análisis
podrás identificar de manera más clara quiénes serán tus clientes ideales, aquéllos que
desesperadamente buscan lo que tú vendes.

En este punto es posible que necesites un estudio de mercado (cuantitativo y cualitativo)


para descubrir en dónde se encuentran, cómo son, cómo compran, cuánto y cuando gastan,
cómo pagan, y muchas cosas más. Si no quieres o no puedes invertir en un estudio formal,
busca información en el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi) o en
la Secretaría de Economía (SE).

Si descubriste un nuevo segmento, el objetivo es investigar todo lo posible y crear un perfil


de estos prospectos. Cuando sientas que los clientes potenciales cobran vida a través de las
estadísticas y puedas visualizarlos en tu mente, es hora de acercarse para conocerlos en
persona. Todo esto te permitirá conquistarlos con tus productos y servicios como si fuera
"amor a primera vista".

Para conocer mas detalles sobre Como Poner una Reparadora de Calzado haz
clic https://www.comoponerunnegocio.org/Como-Poner-una-Reparadora-de-Calzado-,114_14