Vous êtes sur la page 1sur 5

Como poner una Tienda de Instrumentos Musicales

¿Estas interesado en iniciar tu propio negocio? Conoce los beneficios al iniciar este negocio,
el mercado potencial y la mejor ubicación.

¿Por qué una Tienda de Instrumentos Musicales?

La música es un lenguaje universal que no pasa de moda. Su mercado potencial no distingue


edades, sexo y mucho menos clases sociales. Así que si tocas uno o varios instrumentos o
simplemente eres un amante de la música, no dudes en arrancar una tienda de instrumentos
musicales.

Existe un amplio abanico de productos que puede comercializar una tienda de música, los
cuales se pueden agrupar en las siguientes líneas:

Instrumentos musicales:

– Guitarras (eléctricas, acústicas y españolas), Bajos (eléctricos, acústicos y


electroacústicos) y Accesorios (cuerdas y pastillas para guitarra y bajo, enganches de correa)
– Percusión (cajones flamencos, timbales, panderetas, congas, djembes).

– Baterías y accesorios (parches, platos, baquetas, adaptadores, banquetas, kits de limpieza,


escobillas, herrajes, pads de impacto, fundas, tornillos).

– Teclados, pianos (acústicos y digitales), sintetizadores y órganos litúrgicos.

– Instrumentos clásicos de cuerda, viento y percusión, y sus accesorios (cañas, correas,


cuerdas, parches).

– Amplificadores y efectos (pedales de efecto).

– Equipos de sonido: micrófonos, pantallas, cableado, mesas de mezclas, ecualizadores,


convertidores, procesadores.

– Equipos de iluminación.

– Partituras, libros de texto, manuales y estudios sobre música en general, compositores e


intérpretes.

Comienza sólo con los instrumentos más comunes: guitarra eléctrica y acústica, bajo, teclado
y batería. Después los mismos clientes son quienes hacen crecer este negocio, al solicitar
refacciones u otros instrumentos musicales, logrando con ello ampliar la venta y el inventario.

Para efectos de rentabilizar más aún tu tienda de instrumentos musicales, es importante que
además de la venta de instrumentos ofrezcas el servicio de afinación de los instrumentos o el
cambio de cuerdas de instrumentos.

También debes considerar el dar clases de los instrumentos más populares en la misma
tienda, es decir, abrir una escuela de música en tu local. El negocio de la venta de
instrumentos y las clases de música van de la mano.

En esta última opción puedes obtener utilidades superiores al 30% desde el primer año de
operación. La clave es contar con una oferta integral de cursos mensuales, bimestrales y
semestrales. Además de clases a domicilio y cursos de verano para aprender a tocar
instrumentos musicales como guitarra acústica y eléctrica, bajo, batería, piano, saxofón,
chelo, violín, entre otros.
También puedes incorporar clases de canto y solfeo, servicio de balance y afinación de
equipo, así como venta de instrumentos, libros, discos y accesorios. Lo importante es
proporcionar atención integral a tu cliente. La inversión requerida en este esquema es de
$220,000 pesos aproximadamente.

Considera que será necesario adaptar una habitación como salón de clases para atender de
forma profesional a tus clientes, mostrarles los instrumentos con los que cuentas y el material
didáctico necesario para tus enseñanzas.

Para elevar tu éxito, la recomendación es instalar una línea telefónica para el negocio,
además de crear una página de Internet para promocionar tus servicios y publicitarte por un
bajo costo.

Respecto a la mejor ubicación para este tipo de negocios, sorprendentemente, una tienda de
instrumentos musicales funciona mejor junto a otra. En muchas ciudades existen calles que
la totalidad de las mismas cuentan con tiendas de este rubro. Dado que el público no es alto,
permite apalancarse de la identificación de la calle para comprar instrumentos musicales por
parte de los clientes.

También puedes iniciar en ubicaciones aisladas, procurando que sea una zona muy
concurrida por niños y jóvenes, como un centro comercial.

Para tener un negocio rentable en este giro debes innovar. Aquí algunas recomendaciones:

1. Integra clases de software musical. Éstas van en ascenso debido a que les permite a los
alumnos componer, grabar pistas, producir, etc.

2. Monta un pequeño estudio de grabación. La mayoría de los clientes lo usarán para grabar
sus propios demos. La inversión que requieres es de $100,000.

Considera también tener una imagen corporativa antes de arrancar. Define el nombre de tu
empresa, su slogan y un logotipo –elaborado por un diseñador de acuerdo a la identidad del
negocio– para la impresión de carteles y volantes. Incluso debes pensar en uniformes para tu
personal, por lo menos una playera que identifique al equipo. Por supuesto, no olvides las
tarjetas de presentación.

Entre las ventajas que ofrece este negocio es que no requieres demasiadas licencias para
operar. Únicamente necesitas la licencia de funcionamiento como establecimiento mercantil
(en caso de que abras un local) y el registro de tu empresa en la Secretaría de Hacienda y
Crédito Público (SHCP), para la impresión de facturas y el pago de impuestos.
El permiso de bomberos es fundamental y la recomendación es tener una infraestructura con
buena ventilación. No olvides realizar la apertura de una cuenta bancaria a nombre de la
empresa para hacer y recibir pagos. Recuerda que los padres de familia muchas veces
prefieren este tipo de transacción por seguridad y comodidad.

Mercado Potencial

El mercado de la música tiene amplias perspectivas de crecimiento, ya que de acuerdo con


el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el país residen 11 millones de
menores de cinco a nueve años.

¿Qué tan atractivo puede ser el ramo? Lo suficiente si consideramos los resultados de la
Encuesta Nacional de Hábitos, Prácticas y Consumo Culturales, realizada en 2010 por el
Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta). Ahí se señala que 11.2 millones de
personas (13% de la población) está muy interesada en la cultura.

Dicha investigación revela un franco interés en las artes por parte de los encuestados de
entre 13 a 18 años. El 20.7% señaló desear estudiar música; el 13% danza; el 7.1%, teatro; y
el 12.9%, artes plásticas. El resto está dividido entre arqueología, cine y artes visuales.

Pese a ello, el 66% de los encuestados jamás ha asistido a un espectáculo de danza. El 45%
nunca ha ido a un concierto de música en vivo, y el 67% no ha visto una obra de teatro. ¿Los
motivos? Falta de tiempo y dinero, así como ausencia de conocimiento acerca de los
mismos.

Lo anterior, abre las oportunidades para escuelas o academias con una propuesta
innovadora, precios razonables y una promesa de instrucción acorde a las necesidades e
intereses de un mercado infantil y juvenil que muestra un interés natural por aprender.

Además que gasta gran parte del presupuesto familiar, que influencia a los padres al
momento de hacer las compras y, que al mismo tiempo, constituye un mercado en
crecimiento. Considera que según una de las últimas encuestas nacionales de ingresos y
gastos de los hogares, realizada por el INEGI, el 13.9% del gasto monetario de las familias
mexicanas es destinado a la educación. Este presupuesto considera a las actividades
extracurriculares para los niños, donde las clases de arte (junto con las deportivas) son de
las de mayor demanda.

Este sector ha venido manifestando un importante y constante crecimiento. Tanto sea porque
nuevas bandas surgen permanentemente para probar suerte en el mundo del espectáculo o
porque aprender a tocar un instrumento musical es una de las actividades preferidas por los
niños, una tienda de instrumentos musicales tiene todas las de ganar en el mercado de
actividades y productos de entretenimiento.
Los principales consumidores de los productos que una tienda de estas características ofrece
son: integrantes de bandas musicales, profesores de música, institutos privados de
enseñanza musical, escuelas que impartan Música como asignatura, y aficionados.

Tocar música ayuda a desarrollar la creatividad, las habilidades analíticas, el lenguaje, las
matemáticas, las habilidades motoras finas y más. Aunque estas son grandes ventajas,
algunas personas afirman que los deportes en equipo tienen los mismos efectos. Sin
embargo, además de eso, tocar instrumentos musicales ayuda a fortalecer el cuerpo calloso,
que conecta los hemisferios del cerebro, mediante la creación de conexiones. Un cuerpo
calloso fortalecido ayuda a mejorar las habilidades ejecutoras, la memoria, la resolución de
problemas y el funcionamiento del cerebro en general, sin importar la edad.

El primer paso es definir el mercado meta que atenderás. Toma en cuenta que aunque el
80% de los clientes son niños y adolescentes de entre cinco y 17 años, son cada vez más los
jóvenes y adultos que se interesan por aprender a tocar algún instrumento.

Y no olvides que se trata de un giro que funciona durante todo el año, pues los padres de
familia están dispuestos a invertir en capacitación extracurricular para sus hijos, que les
permita desarrollar capacidades artísticas y educativas. Los niños pueden acudir a tomar
clases diariamente como una actividad extra, incluso lo fines de semana, pero en vacaciones
el negocio aumentará debido al tiempo libre que tienen los menores. Los involucrados en
este negocio estiman que la demanda de servicios se incrementa hasta 200% en estos
periodos del año. Así que diseña cursos especiales en verano, invierno y primavera de por lo
menos dos horas diarias.

Para encantar a tus clientes, organiza además conciertos en los que se presenten los
alumnos que se gradúan o los más destacados. Esto le dará a tu servicio un toque de
distinción.

Para conocer mas detalles sobre Como Poner una Tienda de Instrumentos Musicales haz
clic https://www.comoponerunnegocio.org/Como-Poner-una-Tienda-de-Instrumentos-
Musicales-,1784_16