Vous êtes sur la page 1sur 4

HIDRONEFROSIS PRENATAL

Dr. Sandalio Duran Álvarez.

Aunque las dilataciones del tracto urinario deben separarse en pielectasias e


hidronefrosis, por lo general esto no se ha hecho en distintos reportes de la
literatura y se utiliza el término "hidronefrosis" prenatal o
"hidronefrosis" fetal. La pielectasia es la dilatación de la pelvis y la
hidronefrosis es la dilatación de pelvis y cálices. En el segundo y tercer
trimestre del embarazo la pelvis renal no debe medir más de 4 mm de
diámetro anteroposterior.

No todas las dilataciones del tracto urinario superior son obstructivas.

La obstrucción del tracto urinario superior puede estar localizada en la


unión urétero-pélvica, la unión urétero-vesical o en la uretra (valva de uretra
posterior en los varones).

Si se demuestra que la dilatación pélvica no progresa en estudios


ultrasonográficos evolutivos y en los estudios radioisotópicos la función
renal del lado afectado no se deteriora, el tratamiento conservador de las
anomalías estructurales de la unión urétero-pelvica está justificado. La
indicación y el mejor momento para la pieloplastia, permanecen sin
definición exacta.

El resultado de una anormalidad o disfunción de la unión urétero-vesical es


la dilatación del uréter (megauréter). Se define como megauréter una
dilatación mayor de 7 mm de diámetro. La mejoría espontánea del
megauréter es frecuente por lo que el manejo conservador
está indicado cuando la dilatación y la función renal se mantienen
estables. La reimplantación ureteral está recomendada cuando la
dilatación progresa y la función renal comienza a deteriorarse.

Los ureteroceles se asocian frecuentemente al doble sistema excretor,


aunque pueden verse en sistemas simples. En los dobles sistemas se asocia
a inserción anormal del uréter dentro de la vejiga (ureterocele ectópico) en
75% de los casos, aproximadamente. Si el ureterocele es grande puede
producir obstrucción ureteral bilateral y la punción endoscópica transuretral
puede ser la intervención inicial en algunas ocasiones.

Las valvas de uretra posterior, que se presentan solamente en varones, es


la obstrucción congénita más frecuente de la vejiga. La obstrucción por
valvas de uretra posterior puede tener distintos grados y puede producir
vejiga trabeculada y gran dilatación del sistema urinario superior uni o
bilateral y daño parenquimatoso renal prenatal, o una dilatación más ligera
sin manifestación imagenológica prenatal. Debe sospecharse en todo feto de
sexo masculino que presente dilatación del tracto urinario superior y sobre
todo si aparece megavejiga o vejiga trabeculada. En los casos de dilatación
hidronefrótica por valvas de uretra posterior debe procederse a la incisión
transuretral de la valva como tratamiento de elección.

Una causa de dilatación del tracto urinario superior es el reflujo


vesicoureteral de alto grado por lo que en toda dilatación uni o bilateral es
necesario descartar esta anomalía mediante la uretrocistografía miccional.
Esta investigación está justificada en ambos sexos si la dilatación prenatal
es severa (15 mm o más de diámetro anterioposterior de la pelvis) o
moderada (10 - 14 mm). En las dilataciones ligeras (5 - 9 mm) no existe
criterio unánime. En casos de dilataciones prenatales ligeras sólo
recomendamos la uretrocistografía miccional si la dilatación aumenta en los
ultrasonidos evolutivos, el paciente presenta una infección urinaria o en un
varón aparecen signos clínicos de obstrucción vesical postnatal.

El estudio imagenológico evolutivo es muy importante en todos los casos


de dilatación del tracto urinario superior y en cualquier niño en que se
demuestre obstrucción mediante gammagrafía dinámica, si el diámetro
anteroposterior de la pelvis aumenta en estudios ultrasonográficos de
seguimiento o la función renal relativa del riñón afectado disminuye más del
10% debe valorarse con Urología por la posibilidad de tratamiento quirúrgico.
PROPUESTA DE SEGUIMIENTO DE LA HIDRONEFROSIS PRENATAL_

ULTRASONIDO MATERNO FETAL (semanas 20-22 y después de las 28)

HIDRONEFROSIS PRENATAL

ULTRASONIDO POSTNATAL (entre 3 y 7 días de edad)

NORMAL HIDRONEFROSIS →Profilaxis (Cefalexina o


Amoxicilina)
US EVOLUTIVO URETROCISTOCRAFÍA
(3-6 meses) MICCIONAL

NO RVU RVU (seguimiento según el


caso)

HIDRONEFROSIS HIDRONEFROSIS Gammagrafía estática


Grado ligero Grado moderado o severo (DMSA)

US RENAL GAMMAGRAFIA
Cada 6 meses DINAMICA
(MAG 3 + FUROSEMIDA)

PATRON NO PATRÓN PATRÓN DUDOSO


OBSTRUCTIVO OBSTRUCTIVO

US RENAL cada REPETIR MAG 3 + REPETIR MAG 3 +


6 meses FUROSEMIDA FUROSEMIDA
(A las 4- 6 semanas) + US (A los 3 meses)+ US

si

PATRÓN OBSTRUCTIVO O DUDOSO


CON
DISMINUCIÓN DE FRR (+ 10 %)
AUMENTO DEL DIÁMETRO PELVIANO

VALORAR CIRUGÍA
Leyenda:
US: ultrasonido renal
RVU: Reflujo vesicoureteral
FRR: Función renal relativa
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

- Durán S,: Prenatal hydronephrosis: Proposal for study & follow-up, MEDICC
Review, 2005; VII(6): 12-16.

Durán Álvarez S, Jústiz Hernández L, Álvarez Díaz S, Vázquez Ríos B, Rivas


Cristo I,: Hidronefrosis prenatal secundaria a reflujo vesicoureteral,Rev Cub
Pediatr, 2003; 75(3): EN LINEA: jun-sep 2003, vol 75, Num 3 pp 00
Disponible en: htpp://www.bus.sld.cu/revistas/ped/vol75-3-03,htm

Durán Álvarez S, Calviac Mendoza R, Durán Menéndez R, Marrero García Y,:


Hidronefrosis prenatal en doble sistema excretor, Rev Cub Pediatr, 2007;
79(4), EN LINEA, oct-dic 2007, vol 79 No 4 pp 00, Disponible en:
http://www.bus.sld.cu/revistas/ped/vol 79_04_07/ped04407/htm

Guignard J-P, Fine RN,: Fetal hydronephrosis, En: Zelikovic I, Eisenstein I.


(Eds) "Practical Algorithms in Pediatric Nephrology", Basel, Karger, 2008:
26-27.

Hellstrom M, Hjalman K, Jackobson B., Normal ureteral diameter in infancy


and childhood, Acta Radiol, 1985; 26: 433-439.

Peters CA,: Prenatal urology, En: Walhs PC, Retik AB, Vaughan ED, Wein AJ.
(Eds), "Campbell´s Urology", 8th Edition, Vol III, Chapter 51, Philadelphia,
Saunders, 2003 (Versión Electrónica).