Vous êtes sur la page 1sur 4

Según la definición de la Real Academia Española (RAE), la literatura es el «arte de la expresión

verbal»1 (entendiéndose como verbal aquello «que se refiere a la palabra, o se sirve de ella»2)
y, por lo tanto, abarca tanto textos escritos (literatura escrita) como hablados o cantados
(literatura oral). En un sentido más restringido y 'neotradicional' (ya que las primeras obras
literarias fueron compuestas para ser cantadas y/o recitadas), es la escritura que posee mérito
artístico y que privilegia la literariedad, en oposición al lenguaje ordinario de intención menos
estética y más práctica. El término literatura designa también al conjunto de producciones
literarias de una lengua, de una nación, de una época o incluso de un género (la literatura
griega, la literatura del siglo XVIII, la literatura fantástica, etc.) y al conjunto de obras que
versan sobre un arte o una ciencia (literatura médica, jurídica, etc.). Es estudiada por la teoría
literaria.

FINALIDADES

Existen también otros autores que tienen como finalidad primordial a la hora de escribir sus
obras la catarsis o la purificación tanto de él mismo como del lector. Lo que hacen para ello es
recordar momentos dolorosos de su vida para liberarlos de alguna manera y así llegar a la paz
interior. Éste suele ser el objetivo primordial de poemas que reflejan la pérdida de un amor o
un ser querido como es el caso de Garcilaso, Petrarca o Aristóteles.

Otra finalidad que puede cara caracterizar a la literatura para otros autores es la hedonista, es
decir, la del puro placer, como afirmó Horacio en alguna ocasión.

Una finalidad que realmente ha sido pocas veces utilizada en la literatura es la moralizadora o
didáctica y esto es porque al querer intentar convencer de sus ideas o encaminar la mentalidad
del lector hacia una idea concreta puede entenderse más bien como propaganda en lugar de
literatura.

El escritor y pensador Jean- Paul Sartre en su ensayo “¿Qué es la literatura?” escribió con una
finalidad del arte comprometido, es decir, utilizó su obra literaria como un método para poder
ayudar a modificar el mundo para mejor y a comprometer al lector a que haga lo posible para
evitar las injusticias manteniendo siempre el carácter estético de todo acto literario.

Por último, la finalidad primordial por excelencia de la literatura sería la de la belleza, llamado
también “el arte por el arte” y dos claros ejemplos de ella son Juan Ramón Jiménez y Oscar
Wilde.

HISTORIA

Los periodos de la historia de la literatura moderna (o literatura contemporánea) comprenden


la literatura romántica, el postromanticismo, el realismo, el naturalismo, el modernismo, el
postmodernismo y las vanguardias. La historia de la literatura moderna: no se designa con el
nombre de literatura moderna a la literatura de la Edad Moderna, sino a la de nuestra Edad
Contemporánea, definida habitualmente como el periodo iniciado con la Revolución francesa
(1789) hasta el presente, de modo que es también muy usualmente denominada como
literatura contemporánea.

PARA QUE NOS SIRVE LA LITERATURA


Para aquellos que no lo sepáis, la palabra Literatura es la unión de dos palabras latinas “littera”
y “dura” y la podríamos definir como La palabra que dura o, como me gusta definirlo en clase,
La palabra que perdura en el tiempo. Esta última definición es la que suelo dar a mis alumnos
en su primer año de instituto.

UTILIDADES

Evasión. La Literatura nos permite evadirnos de la realidad, nos permite huir del mundo que
nos rodea, de todas las preocupaciones que forman parte de nuestro día a día. La buena
Literatura es aquella que nos da la opción de desconectar del mundo real por un tiempo

Realidad. La Literatura nos permite conocer mucho mejor el mundo, si se explica desde el
punto de vista objetivo. A veces se puede optar por evadirse de la realidad a la que me he
referido en el punto anterior reproduciendo la realidad que nos rodea.

Conocimiento. La Literatura sirve como forma de transmisión del conocimiento. Gracias a las
obras literarias somos capaces de aprender un sinfín de cosas que la vida diaria es incapaz de
enseñarnos.

Fantasía e Imaginación. ¿Qué puedo decir de la relación entre Fantasía e Imaginación y


Literatura? Creo que escribiendo la palabra Quijote os quedará perfectamente claro. La
Literatura es uno de los mejores potenciadores para la Imaginación, la Fantasía e incluso me
atrevería a decir la Ensoñación. Que se lo pregunten si no a Hamlet…

Diversión. Siempre he defenddo el carácter lúdico de la lectura y, por ende, de la Literatura. Se


trata de una forma estupenda e inagotable de diversión y entretenimiento. Un
entretenimiento que tiene la gran ventaja de ser un acto individual, de no depender de los
otros.

Viaje en el tiempo. La Literatura nos permite, además de evadirnos de la realidad más


inmediata, transportarnos a través del tiempo pasado y futuro. Gracias a la Literatura somos
capaces de viajar a épocas remotas o teletransportarnos en una máquina del tiempo hacia un
futuro inexplorado.

Viaje en el espacio. No sólo sirve la Literatura para viajar en el tiempo, sino que nos sirve para
recrear espacios. Podemos disfrutar del espectáculo de un bufón en un palacio medieval o
visitar Plutón con la ayuda de una nave espacial.

Ampliación del vocabulario. Está demostrado que el lector de obras literarias tiene un
vocabulario amplio, variado y conoce la palabra precisa para cada concepto, idea,
sentimiento… Juan Ramón Jiménez lo plasmó estupendamente en estos versos: Intelijencia,/
dame el nombre exacto de las cosas.

Velocidad lectora. Aquellas personas que se aficionan a leer Literatura adquieren con el
tiempo una velocidad lectora que les permitirá ser mucho más productivos a la hora de realizar
otras tareas relacionadas, por ejemplo, con los estudios. La velocidad lectora mejora la
comprensión de textos.
Mejora ortográfica. Otras de las ventajas que tiene para los lectores la Literatura es que es una
forma estupenda de mejorar la ortografía. También esté demostrado que los buenos lectores
suelen cometer menos errores ortográficos, ya que la lectura potencia lo que se denomina la
ortografía visual.

A continuación os diré algunas utilidades que podemos darle a la Literatura:

Evasión. La Literatura nos permite evadirnos de la realidad, nos permite huir del mundo que
nos rodea, de todas las preocupaciones que forman parte de nuestro día a día. La buena
Literatura es aquella que nos da la opción de desconectar del mundo real por un tiempo

Realidad. La Literatura nos permite conocer mucho mejor el mundo, si se explica desde el
punto de vista objetivo. A veces se puede optar por evadirse de la realidad a la que me he
referido en el punto anterior reproduciendo la realidad que nos rodea.

Conocimiento. La Literatura sirve como forma de transmisión del conocimiento. Gracias a las
obras literarias somos capaces de aprender un sinfín de cosas que la vida diaria es incapaz de
enseñarnos.

Fantasía e Imaginación. ¿Qué puedo decir de la relación entre Fantasía e Imaginación y


Literatura? Creo que escribiendo la palabra Quijote os quedará perfectamente claro. La
Literatura es uno de los mejores potenciadores para la Imaginación, la Fantasía e incluso me
atrevería a decir la Ensoñación. Que se lo pregunten si no a Hamlet…

Diversión. Siempre he defenddo el carácter lúdico de la lectura y, por ende, de la Literatura. Se


trata de una forma estupenda e inagotable de diversión y entretenimiento. Un
entretenimiento que tiene la gran ventaja de ser un acto individual, de no depender de los
otros.

Viaje en el tiempo. La Literatura nos permite, además de evadirnos de la realidad más


inmediata, transportarnos a través del tiempo pasado y futuro. Gracias a la Literatura somos
capaces de viajar a épocas remotas o teletransportarnos en una máquina del tiempo hacia un
futuro inexplorado.

Viaje en el espacio. No sólo sirve la Literatura para viajar en el tiempo, sino que nos sirve para
recrear espacios. Podemos disfrutar del espectáculo de un bufón en un palacio medieval o
visitar Plutón con la ayuda de una nave espacial.

Ampliación del vocabulario. Está demostrado que el lector de obras literarias tiene un
vocabulario amplio, variado y conoce la palabra precisa para cada concepto, idea,
sentimiento… Juan Ramón Jiménez lo plasmó estupendamente en estos versos: Intelijencia,/
dame el nombre exacto de las cosas.

Velocidad lectora. Aquellas personas que se aficionan a leer Literatura adquieren con el
tiempo una velocidad lectora que les permitirá ser mucho más productivos a la hora de realizar
otras tareas relacionadas, por ejemplo, con los estudios. La velocidad lectora mejora la
comprensión de textos.

Mejora ortográfica. Otras de las ventajas que tiene para los lectores la Literatura es que es una
forma estupenda de mejorar la ortografía. También esté demostrado que los buenos lectores
suelen cometer menos errores ortográficos, ya que la lectura potencia lo que se denomina la
ortografía visual.

MOTIVAR LA LECTURA

 Disponer de un espacio dentro de la casa -estante, canasto o pequeña biblioteca-


donde los chicos puedan guardar sus libros.
 Conocer los gustos e intereses de sus hijos y poner a su disposición libros, revistas,
historietas y artículos sobre esos temas.
 Proponerles la lectura de libros basados en películas. O ver películas basadas en obras
literarias.
 Llevar libros para entretenerse cuando tengan que hacer una cola o esperar.
 Proponerles compartir la lectura de libros que se relacionen con paseos o actividades
que realizarán, por ejemplo: libros sobre dinosaurios luego de visitar un museo sobre
este tema; libros sobre la naturaleza luego de realizar una visita al campo.
 Disponer un momento del día, dentro de la rutina familiar, para leer.
 Leerles en voz alta aunque ya sepan leer.

Compartir canciones, juegos, rimas y adivinanzas que los ayuden a disfrutar de los juegos
basados en el uso de palabras.