Vous êtes sur la page 1sur 9

Psicología social

Análisis caso psicología

López Rosselena

Morales Jessica

Estudiantes

Liliana Lora Pérez

Docente

II semestre

Trabajo social

Universidad e Cartagena U de C

Cartagena de indias D. T. y C.

Colombia

2019
INTRODUCCIÓN

En una comunidad barrial estrato 1, con poca permanencia de policía, pocas


instituciones educativas y baja presencia del gobierno, se presenta caso de intento
de violación a un niño de 11 años un vecino con antecedentes sexuales contra
menores trata de inducirlo a que sea su compañero sexual, le ofrece dinero y está
a punto de convencerlo cuando una amiga de la madre del menor se da cuenta de
le situación, esto conlleva a un caso de denuncia ante entes como fiscalía, ICBF,
comisaria de familia entre otros, aunque el caso es reciente aún no ha tenido
detención hacia el agresor, a parte el menor se siente cohibido con la situación y no
quiere recibir atención psicológica puede ser por miedo, pena o temor, esto conlleva
a que su madre en su intento de proteger su integridad y buen nombre abandone lo
avanzado hasta ahora en el caso.
FICHA DE CARACTERIZACIÓN
Nombre: Anónima

Edad: 35 años

Ocupación: ama de casa

Número de hijos y edades: 5 hijos María (21), José (16), Miguel (12), Manuel (5),
Adriana (2.5)

Cuantas personas viven en la casa: ahora mismo vivo con mi mama, los tres niños
menores y mi persona un total de 5.

Los menores de edad estudian: si, pero el de 16 lo tiene su papá.

¿Qué tipo de atención en salud reciben? régimen subsidiado; mutual ser,


comfamiliar, cajacopi.

CUESTIONARIO

1. Cuénteme un poco de su vida:


“Yo vendo revista soy cristiana trabajo como ujier en la iglesia trabajo para
Dios, subsisto de lo que da el papá de los niños aproximadamente 15-20
diarios, más la ganancia de la revistas que no son muchos, les hago el
desayuno, los mando para su escuela, guardo un poquito para el que estudia
en la tarde, vivo con mi mama que es una señora que no se mueve por sí
misma, mantengo a mi mamá en todo, medicinas, aseo en todo, no tengo
empleo actualmente”.
2. Redacción del caso:
“Ese día estaba en la iglesia dejé a los 3 menores solos, le pedí a una amiga
que me le echara un ojo mientras iba a la iglesia y le daba gracias a Dios por
mi hijo estaba en la clínica con dengue hemorrágico y se había recuperado,
la persona involucrada en el caso es vecina mía desde hace mucho tiempo
y siempre hemos tenido una buena comunicación, los niños jugaban con una
Tablet les mande que cerraran la puerta y se fueran para la casa de mi
hermana que se comunica con una puerta interna de los 2 apartamentos,
ellos cerraron pero no le pusieron seguro y se fueron.
Los varones estaban en una mecedora y la nena en otra mecedora, en ese
momento el mayor dice que sintió un ruido y se asomó por las rendijas de la
casa y no vio nada, se volvió a sentar; cuando él está concentrado en la
Tablet con el hermanito sienten que lo llaman por su nombre y le ponen la
mano en el hombro cuando voltea era él (Abel) pero dice que no le dio miedo
sino fastidio Abel le pregunto a él “¿están solos?”, el niño le dice “vete, vete”,
lo bota de la casa, el agresor lo hala por la mano y le dice “Ven vamos”; y al
niño no dejarse le insiste hasta que lo hala y lo para de la silla, lo lleva de
jalones de las manos hacia el cuarto de mi hermana, él dice que le tiraba
patadas y se intentaba soltar pero el al ser un niño no tenía la fuerza contra
un hombre mayor aún más que su mamá, en el cuarto le trató de bajar los
pantalones y el niño se los subía así trató como unas cuatro veces, en lo
último lo trato de convencer con darle dinero, el niño casi accedía, pero no
contaba con que la amiga mía que se quedó cuidando a los niños quedo por
fuera de la casa, lo vio entrar y le dio un espacio de 10 min aproximadamente
y encontró la escena que tanto el como el niño tenían los pantalones abajo,
cuando pasó esto el agresor salió corriendo y se voló la cerca del patio de mi
casa hacia su patio, ella atacó al niño en el momento, se pensó en un
principio que el niño había permitido que le accediera, luego él le contó que
no había pasado nada, el agresor se le abrió las nalgas para que el niño lo
penetrara, además por lo que se creía quería practicarle sexo oral al niño,
ella me llamó inmediatamente llegue a la casa y estaba toda la calle
alborotada, mi familia y su familia discutiendo, llamé al padre de mi hijo (él
vive en Barranquilla) y desde allá gestionó con algunas llamadas, la policía
llegó, llegaron los familiares de él y comenzó un proceso, la familia del
agresor trato de quedar bien con los vecinos se basan el que Abel (agresor)
supuestamente está enfermo, pero una persona enferma no hace tantas
cosas apropósito y todas tan parecidas, me han hecho quedar con mis
vecinos, amigos y conocidos de toda una vida como mentirosa, hasta han
dicho que mi hijo fue el que provocó la situación, todo porque puse la
respectiva denuncia haciendo valer el buen nombre de mi hijo, el cual a causa
de esto se ha vuelto agresivo, distraído y ha perdido el amor con el que me
trataba a mí y a sus hermanos menores”
3. Hace cuanto conoce a la persona:
Toda la vida
4. ¿Cuál es su relación con la familia de esta persona?
“Eras muy buenos amigos, crecí con ellos, su hermana, era una de mis
mejores amigas, incluso él le buscaba un dinero a mi mamá donde mi mama
trabajó, pero le robaba y desde ese momento que me di cuenta de la
situación comenzaron problemas, la mamá de Abel (agresor) siempre se
escuda en que él está enfermo mental y no sabe las cosas que hace”.
5. ¿Hace cuánto vive en el barrio?
“Nací en este barrio”
6. ¿Ha pasado o conocido alguna situación parecida alguna vez?
“Con un sobrino del agresor, lo que quería hacer con mi hijo lo hizo con su
sobrino, que cuando sucedió el caso, el niño expresó delante de los policías
y delante de algunos familiares “ah te hizo lo mismo que me hizo a mí”.
7. ¿Ha reportado o no el caso? De ser así, comente que procesos ha realizado.
“Si, primero llame a la policía, ellos me llevaron a la policlínica ya de allí me
mandaron a la casa del niño allí llamaron a ICBF, me mandaron a poner la
denuncia en la fiscalía y allí duro 8 días el niño hospitalizado mientras iba a
medicina legal psicología en la casa del niño, defensoría de familia”.
8. ¿Qué respuesta ha tenido por parte de las entidades territoriales encargadas
del caso?
“Yo después que puse la demanda e hice toda diligencias como llego el fin
de año salieron de vacaciones, me mandaron unas precauciones y
ordenaron a la estación de policía de fredonia estuvieran pendientes en
cualquier represalia, ICBF tiene orden de psicología y defensoría de familia
está al tanto del caso.
A todas partes donde he ido me han atendido y ayudado con el caso, yo soy
la que he dejado eso de lado, porque mi hijo se siente presionado no quiere
hablar del tema y decidí no seguir en eso”
9. Coménteme brevemente un antes y un después en su vida familiar, personal
y social con este caso
FAMILIAR PERSONAL SOCIAL
Antes Soy separada, con Bastante fuerte, Tenía mucha
los niños soy muy vengo de una dura gente
estricta porque soy separación, ayudándome,
padre y madre, son desempleada, un siempre tenía
muy respetuosos, cambio de vida muy personas
tenemos muchos drástico, aparte de 3 apoyándome
juegos niños tengo a mi económicamente,
mama a cargo, me entre esos la
siento acorralada familia del agresor.
entre la espada y la Mis vecinos eran
pared, irritación muy amigables
estable. siempre he sido
muy social
Después Ahora siento que Veo las cosas Los vecinos se han
todo se ha afectado desde otro punto de separado bastante
en el vista, intento ser después del caso,
comportamiento de mejor mama, he tratado de no
él, se irrita comprensiva, divulgar la vida de
rápidamente, hay amorosa, mejor hija, mi hijo, dicen que
momentos que entre mis escasos el agresor está
siento que no me recursos cuidar a mi enfermo.
escucha, lo siento mama, con Cristo a
agresivo con los pesar de los
demás hermanos, y problemas mis
se les ha fuerzas se
contagiado la renuevan.
agresividad a los
menores.
Análisis del caso
El abuso sexual es una grave vulneración de los derechos fundamentales del ser
humano. Las violencias y maltratos contra la infancia que ocurren comúnmente y de
forma universal en nuestra sociedad. Se debe luchar por el cese de las violencias
sexuales, con la finalidad de brindar a los menores un alto grado de protección para
el desarrollo satisfactorio de su personalidad.

En este caso podemos darnos cuenta, según el relato de la madre, de la actitud del
menor antes del grave acontecimiento, que era cariñoso con sus hermanos y mamá,
pero todo esto cambió drásticamente luego de lo sucedido, experimenta un
repentino cambio de carácter, se vuelve grosero, desafiante y no muestra afecto.
Baja el nivel académico, quiere estar solo, empieza a mostrar miedo hacia ciertas
personas, especialmente hacia el abusador. Hay niños que empiezan ser agresivos
con ellos mismos. En este caso en menor le pide a su madre dejar las cosas así y
no alargar el problema porque siente pena o temor de hablar de lo sucedido con
alguien, no acepta la ayuda psicológica y la madre accede para que el menor no se
sienta presionado. En abusos sexuales a menores varones es muy común que no
logren hablar por el temor de que los tilden de homosexuales o sientan en
vergüenza su reputación. En la víctima la experiencia del abuso sexual puede
repercutir negativamente en su desarrollo psicosexual, afectivo social y moral. En
algunas oportunidades las consecuencias del abuso pueden permanecer y
reactivarse en el curso de la vida de la víctima, es por esto que es de suprema
importancia buscar ayuda psicológica para que el menor sepa administrar esa
información y aprender a superar esos obstáculos que ve, luego de lo sucedido. La
incidencia es elevada, más de lo que habitualmente se cree. Los dos estudios
realizados en nuestro país nos hablan de unas cifras que oscilan alrededor del 7,9%
en los varones y un 19,7% en las mujeres menores de 18 años.
Posibles soluciones.

Es muy necesaria la presencia de ayuda psicológica en la familia, tanto para el


menor abusado como para la madre y sus demás hijos. En primer lugar se debe
atender a la víctima con terapias psicológicas. Es el primer paso importante es
identificarlo y llamarlo por su nombre. Aunque es difícil enfrentarse a la realidad de
lo que sucedió, huir o negarlo no es la solución. No es algo de lo que debas
avergonzarte. Tú sabes que no tuviste la culpa, ahora es importante que también lo
sientas.

El menor necesita la presencia de su padre, es ineludible que el menor debe ver


una figura paterna para así poder sentirse más seguro y sienta el apoyo de su padre
para que no se sienta solo y no tema hablar.

La madre se siente muy asfixiada por todas las situaciones que ha estado pasando,
debe hacerse cargo ella sola de toda la familia y necesita terapias para afrontar la
situación. Terapias grupales, una de las metas más importantes a lograr es la
recuperación de los sentimientos de control y estabilidad que se vieron afectados
tras la violación.