Vous êtes sur la page 1sur 8

CORTE CONSTITUCIONAL SENTENCIA T-146/16

ACCION DE TUTELA PARA LA PROTECION DE DERECHOS COLECTIVOS.

ACCIONANTES: Lugo Ríos Rivera, Disney Alfonso Cepeda, Lugo Ríos Alfonso, William Ríos Alfonso, David Ríos Alfonso, Daniel Ríos Alfonso y Óscar Javier Ríos Alfonso.

ACCIONADO: Ministerio de Educación Nacional, el Ministerio de Salud y Protección Social, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural y la Corporación Autónoma
Regional de Cundinamarca.

REFERENCIA EXPEDIENTE: T-5.135.258.

Bogotá DC, treintaiuno (31) de marzo de dos mil dieciséis (2016).

PROBLEMA JURIDICO: Los accionantes presentaron el amparo que es objeto de revisión, con el propósito de obtener la protección de sus derechos a “un nivel adecuado
de vida” y a la salud, los cuales consideran vulnerados con la decisión de la CAR de no devolver al mono aullador a su hogar. En virtud de lo anterior, solicitan que en el
término de 48 horas se devuelva a “bebé” a su espacio vital, integrado por la familia Ríos Alfonso.

HECHOS RESPUESTA DE: SENTENCIA SECCIÓN SEGUNDA DEL CONSIDERACIONES DE LA CORTE FALLO
TRIBUNAL ADMINISTRATIVO DE CONSTITUCIONAL
-ACCIONADA.
CUNDINAMARCA
Ministerio de Educación Nacional, el
Ministerio de Salud y Protección
Social, el Ministerio de Agricultura y
Desarrollo Rural y la Corporación
Autónoma Regional de
Cundinamarca.
.1.1. Lugo Ríos Rivera, Contestación del Ministerio de En sentencia del 19 de marzo de 2015, la Antes de decidir de fondo sobre la PRIMERO. -
después de un viaje a la Agricultura y Desarrollo Rural Subsección A de la Sección Segunda del prosperidad de esta pretensión, es CONFIRMAR la
Guajira en el año 2008, Tribunal Administrativo de Cundinamarca preciso advertir que esta sentencia del 18 de
regresó a su hogar con un negó el amparo solicitado por los Corporación tuvo conocimiento de junio de 2015
mono aullador que, según accionantes y ordenó al Zoológico Santa Fe que el mono aullador, el cual proferida por la
El Coordinador del Grupo de
su relato, iba a ser utilizado que en el término de tres meses devolviera ingresó en el mes de octubre de Sección Primera de la
Procesos Judiciales de la Oficina
para la alimentación de al mono aullador a su hábitat natural. 2014 al programa de rehabilitación Sala de lo
Jurídica del Ministerio de
algunos indígenas en ese Sobre la materia objeto de controversia, se del Zoológico Santa Fe, culminó Contencioso
Agricultura y Desarrollo Rural
departamento. Para sostuvo que el primate es una especie exitosamente su proceso en el mes Administrativo del
advirtió la falta de legitimación
impedir dicho suceso pagó silvestre y a pesar de que no está en vía de de diciembre de 2015, por lo que Consejo de Estado,
por pasiva de dicha cartera, toda
la suma de $ 50.000 pesos. extinción, su protección es imperativa en actualmente se encuentra libre en en la cual se negó el
vez que no tiene competencia
respuesta al deber de conservación de la la zona geográfica correspondiente amparo propuesto
para satisfacer la pretensión del
fauna silvestre y de las riquezas naturales, al departamento de Antioquia. por los señores Lugo
accionante relacionada con la
en los términos dispuestos en la Ríos Rivera, Disney
1.1.2. El mono convivió con devolución del mono aullador.
Constitución Política. Alfonso Cepeda,
la familia Ríos Alfonso en su
Lugo Ríos Alfonso,
casa y respondía al nombre Sobre el particular, según se
William Ríos Alfonso,
de “bebé” o “King Kong”. En informó por las autoridades
Contestación del Ministerio de David Ríos Alfonso,
cuanto a su Con fundamento en lo anterior, el a- ambientales, el mono aullador rojo
Salud y Protección Social Daniel Ríos Alfonso y
comportamiento dentro del quo consideró que en este caso el interés –también conocido como
Óscar Javier Ríos
hogar, se relata que era un privado de los accionantes debe ceder ante especie alouatta seniculus– es un
Alfonso, por las
miembro más. el interés público, cuya expresión por animal de fauna silvestre que, a
El Director Jurídico del Ministerio razones expuestas
excelencia lo es la preservación del pesar de no encontrarse en vía de
de Salud y Protección Social pidió en esta providencia.
ambiente sano y de las especies que lo extinción, su apropiación por regla
que se declare su falta de integran, lo cual se logra cuando se general se encuentra excluida, al
1.1.3. El 14 de septiembre
legitimación en la causa por permite que un animal que no reúne las estar radicada su propiedad en
de 2014 el mono fue
pasiva, pues dicha entidad no ha particularidades para ser “domesticado” cabeza de la Nación, de acuerdo SEGUNDO-. Por
raptado y fue recuperado al
vulnerado los derechos regrese a su hábitat natural. En este punto, con lo previsto en el artículo 248 del Secretaría
miércoles siguiente, cuando
fundamentales de los accionantes. se tiene en cuenta que el profesional que CRNR. General, LÍBRENSE l
empleados de una empresa
recibió al mono aullador dio cuenta de as comunicaciones a
lo encontraron en una
problemas en su salud, por ejemplo, que se refiere el
bodega. El rescate se realizó
con la intervención de la Contestación de la Corporación alopecia, lo cual demuestra que su estadía En este contexto, en la medida en Artículo 36 del
CAR, quien envió a “bebé” a Autónoma Regional de Cundina- en el hogar, no sólo lo afectaba a él, sino a que el mono aullador hace parte de Decreto 2591 de
la Fundación Bioandina, en marca (en adelante CAR) la condición natural de su especie. la fauna silvestre del país no 1991.
virtud de un contrato para corresponde a una especie que
la tenencia de animales. Sin deba vivir ordinariamente bajo la
embargo, según se alega en dependencia del hombre, como
En primer lugar, el apoderado de la Para el Tribunal si bien es posible que el
la demanda, dicho ente no ocurre con los animales
CAR señala que no es procedente animal tenga sentimientos parecidos a los
mantiene a los animales en domésticos. Aunado a lo anterior,
acceder a la pretensión de los humanos y que su capacidad de
condiciones dignas. tanto en sede administrativa como
accionantes respecto de la aprendizaje le permita interactuar con
en el proceso de tutela, la familia
devolución del mono aullador, ya ellos, dicha circunstancia no conduce a que
Ríos Alfonso tampoco acompañó
que se trata de una especie ello sea mejor que su hábitat natural. Por
prueba alguna que acreditara la
1.1.4. Luego de múltiples silvestre y su entorno real es su lo demás, advirtió que la pérdida del mono
existencia de un permiso para la
insistencias ante la CAR hábitat de origen y no el hogar de aullador se dio a finales de agosto de 2014
tenencia del animal, por lo que se
para que les devolvieran al la familia Ríos Alfonso. Sobre el y que a la fecha se encuentra en un lugar
concluye que su propiedad siempre
mono aullador, los particular, destaca que la especializado en donde se prepara su
ha estado en cabeza de la Nación.
funcionarios de esa incautación de animales silvestres regreso al hábitat natural, en condiciones
Corporación les informaron tiene soporte en mandatos aceptables y acordes con el cuidado que
que el animal estaba “100% constitucionales y legales que demanda su especie.
humanizado”, pues llevaba prohíben su tenencia por parte de Así, por una parte, se encuentra la
sin comer tres días por los seres humanos, puesto que tan protección del medio ambiente
estrés, lo cual hacía sólo algunos de ellos pueden servir como principio y derecho colectivo,
En cuanto al derecho a la salud del señor
necesario que fuera de mascotas y suplir las por virtud del cual se entiende que
Lugo Ríos Rivera, el Tribunal señaló que si
remitido al Zoológico de necesidades de afecto y compañía, no es posible alegar la existencia de
bien la compañía del mono aullador podría
Medellín, en donde iniciaría como sucede con los perros y los una propiedad privada sobre la
generar una mejora momentánea, su
un proceso de gatos. fauna silvestre; y por la otra, se
recuperación es fundamentalmente
rehabilitación. Por lo ubican los derechos fundamentales
médica y reitera que, en todo caso, el
demás, los accionantes alegados por los accionantes a la
interés general debe prevalecer sobre el
alegan que fueron objeto de salud y al libre desarrollo de la
En adición de lo expuesto, la CAR particular.
malos tratos por parte de la personalidad. Desde esta
afirma que la parte actora no tenía
administración, pues su perspectiva, se torna necesario
permiso, autorización, ni licencia
situación motivó diversas para el ejercicio de la caza o para Por último, advirtió que la CAR actuó entrar a determinar si
expresiones de burla, todo justificar la tenencia sobre la conforme a la reglamentación que existe y efectivamente existe dicha
lo cual concluyó con la especie animal referida, de igual que casi de manera inmediata lo envió a la afectación y si, como consecuencia
decisión de la citada entidad forma tampoco probó que la Fundación Bioandina, quien, a su vez, por de ello, la protección del medio
de no devolver a “bebé” a su procedencia del mono aullador considerar que era necesario, lo llevó al ambiente debe ceder ante las
hogar. fuera consecuencia de alguna Zoológico de la ciudad de Medellín para circunstancias particulares
forma de zoocría, cumpliendo con que allí iniciara su proceso de invocadas por los demandantes.
los cupos globales de rehabilitación.
aprovechamiento o de capacidad
1.1.5. En relación con lo
de recuperación del recurso
expuesto, los accionantes Ante este panorama, la Sala de
relacionado con la fauna. Lo
sostienen que el señor Lugo En sentencia del 18 de junio de 2015, la Revisión no es ajena al dolor que
anterior sustenta la legalidad de
Ríos Rivera fue Sección Primera del Consejo de Estado pueda padecer una familia por la
las actuaciones realizadas, incluido
diagnosticado con cáncer de revocó parcialmente el fallo proferido por pérdida de un ser con quien
el decomiso y posterior entrega del
próstata en estado el a-quo, en lo que respecta a la fecha de convivieron por aproximada-mente
primate a Bioandina.
avanzado desde el año liberación en el hábitat natural. En este seis años. Sin embargo, como ya se
2013, por lo que se le realizó orden de ideas, se dispuso que la ha dicho, no se encuentra que se
una cirugía cuyo proceso de reintroducción del mono aullador debería esté generando una afectación
recuperación requería tener En segundo lugar, se sostiene que llevarse a cabo cuando fuese prudente y desproporcionada a la salud
un estado emocional en lo referente a la posible responsable hacerlo. En cuando a las psíquica y emocional de los
estable, es decir, sin afectación de los derechos consideraciones de fondo, se manifestó miembros de la familia Ríos Lugo,
angustias ni tristezas que fundamentales de la familia Ríos que el primate es una especie silvestre que pues desde un principio el apego
afectaran sus defensas. Alfonso, se trata de un tema que ya pertenece a la Nación y que su propiedad con el mono aullador tuvo origen
Pese a dicha recomendación ha sido zanjado por este Tribunal, sólo puede predicarse de los particulares en una conducta desconocedora de
médica, cuando “bebé” en el sentido de advertir que la cuando se haga por medio de zoocriaderos la normativa que rige la protección
desapareció, el señor Ríos actuación consistente en o de caza en las zonas permitidas, previa de los animales silvestres, de
Rivera dejó de comer y decomisar especies de la fauna expedición de un permiso, autorización o manera que el Estado, en especial
lloraba mucho, suceso que silvestre por parte de las licencia. Dado que ninguna de las la CAR, no está incurriendo en una
ocasionó que su cáncer Corporaciones Autónomas anteriores hipótesis se presentó en el caso actuación injustificada que vaya en
hiciera metástasis en la Regionales, más allá de que se bajo examen, debe darse aplicación al contra del bienestar de la familia,
columna vertebral, siendo encuentra amparada precedente consagrado en la Sentencia T- sino que, por el contrario, al
necesario comenzar el constitucional y legalmente, 760 de 2007[7], que avaló la decisión de la decomisar o aprehender un animal
proceso de quimioterapia y carece de la potencialidad CAR de no entregar a una señora una lora silvestre, busca asegurar su
radioterapia. necesaria para ocasionar una que pertenecía a la fauna silvestre. protección y conservación, en
injerencia injustificada o respuesta al mandato superior de
desproporcionada respecto de salvaguardar la diversidad e
derechos como la vida, la salud o la integridad del ambiente, una de
1.1.6. Por último, los Por último, en cuanto al interés que
dignidad humana[3]. En este cuyas expresiones es conservar los
accionantes afirman que manifiesta la familia en tener al animal y
sentido, se advierte que no es recursos naturales, como ocurre
toda la familia se ha sumido en especial, respecto de la supuesta
posible anteponer la situación con la fauna que se encuentra en el
en una gran depresión afectación que se pretende alegar frente al
personal de una familia sobre las territorio nacional (CP arts. 79 y
desde que “bebé” ya no está derecho a la salud del señor Ríos Alfonso,
especies silvestres protegidas en 80).
en la casa, lo que ha hecho se señaló que las recomendaciones
Colombia, así como tampoco se
necesario que acudan a médicas hacen referencia a la importancia
puede imputar a la CAR la
terapias grupales con una de compartir con mascotas, hecho que no
afectación del estado de salud del
psicóloga. puede comprender al mono aullador, toda En casos como estos, el numeral 2
señor Lugo Ríos Rivera.
vez que se trata de un animal silvestre. del artículo 52 de la Ley 1333 de
2009, sin perjuicio de las sanciones
que corresponda, establece una
Por último, la CAR afirma que se alternativa de disposición final en
1.2. Solicitud de amparo deben decomisar las especies sus tenedores. Al respecto, la
constitucional obtenidas con infracción de las norma en cita dispone que:
disposiciones de fauna silvestre, de
acuerdo con lo previsto en el
artículo 226 del Decreto 1608 de
Con fundamento en los “Tenedores de fauna silvestre. En
1978[4], lo que desvirtúa las
hechos anteriormente casos muy excepcionales y sin
pretensiones de los accionantes,
expuestos, los accionantes perjuicio de las sanciones
ya que no es posible que una
presentaron el amparo que pertinentes. Cuando la autoridad
familia se apropie de un ejemplar
es objeto de revisión, con el ambiental considere que el
de tal especie que, por su
propósito de obtener la decomiso de especímenes vivos de
naturaleza, no está hecho para ser
protección de sus derechos fauna silvestre implica una mayor
domesticado.
a “un nivel adecuado de afectación para estos individuos,
vida” y a la salud, los cuales soportado en un concepto técnico,
consideran vulnerados con podrán permitir que sus actuales
la decisión de la CAR de no Contestación del Ministerio de tenedores los conserven y
devolver al mono aullador a Educación Nacional mantengan, siempre y cuando se
su hogar. En virtud de lo registren previamente ante la
anterior, solicitan que en el autoridad ambiental y cumplan con
término de 48 horas se Una Asesora de la Oficina Jurídica las obligaciones y
devuelva a “bebé” a su del Ministerio de Educación responsabilidades que esta
espacio vital, integrado por Nacional manifestó que dicha determine en materia de manejo
la familia Ríos Alfonso. cartera carece de legitimación por de las especies a conservar.”
pasiva, ya que en sus
competencias no existe alguna
Como pretensiones relacionada con los hechos y En el asunto sub-judice, esta última
adicionales, se formulan las pretensiones de la acción de alternativa no resulta procedente,
siguientes: (i) que se tutela. en tanto el mono aullador logró
capacite a los funcionarios culminar exitosamente con el
de la CAR sobre la atención proceso de rehabilitación,
al usuario, teniendo en privilegiando su liberación con
cuenta la dignidad de la miras a retornar a su hábitat
persona, como eje central natural y a las actividades propias
del ordenamiento de su especie.
constitucional; (ii) que se
instruya a los funcionarios
de la CAR para el adecuado
Para concluir tampoco observa
manejo de las especies que
esta Sala que la actuación de la
se decomisan; (iii) que se
CAR consistente en remitir al mono
compulsen copias a las
aullador a la Fundación Bioandina,
autoridades que ejercen el
con quien celebró el contrato
control disciplinario, en
interadministrativo No. 582 de
contra de los funcionarios
2014, haya sido injustificada. Por el
que atendieron el caso del contrario, en el acto que le sirve de
mono aullador; (iv) que se fundamento expresamente se
examine por las autoridades afirmó que: “teniendo en cuenta el
de control competentes si el estado del espécimen mono
contrato que tiene la CAR aullador (Aoulatta seniculus),
para asumir el cuidado de especialmente el hecho y la
los animales silvestres que posibilidad que presente estrés y
han sido recogidos en zonas resulta imposible su liberación, se
urbanas, permite que en el recomienda proceder a su traslado
proceso de rehabilitación a a un Centro de Rehabilitación para
su entorno natural, reciban una valoración veterinaria y
un trato adecuado en determinar el manejo que requiera
cuanto a su salud, limpieza, para lograr condiciones adecuada
alimentación y transporte; y para la liberación del mismo o se
finalmente; (v) que se determine alguna otra disposición
imponga a cargo de las final”[65]. Esta es precisamente la
autoridades demandadas, primera actuación que se exige de
la presentación de un plan las autoridades en el caso de
de retorno de los animales decomiso de fauna silvestre, cuyos
que han sido incautados, ya pasos a seguir son los de
que tenerlos en jaulas evaluación, valoración, atención,
constituye una forma de tratamiento y determinación de la
maltrato. opción para su disposición final, en
términos de la Resolución 2064 de
2010. Igualmente, se observa que
después de las valoraciones
iniciales, se determinó que el
espécimen debería empezar un
proceso de rehabilitación en el
Zoológico Santa Fe, en donde
cuentan con un programa especial
de rehabilitación de monos
aulladores. De suerte que, desde
una perspectiva general, el proceso
se realizó de forma adecuada y
concluyó con la liberación del
mono, como mejor alternativa de
disposición final.

COMENTARIO: La Corte Constitucional “recuerda que el concepto de dignidad del hombre, también se ve reflejado en su relación con el entorno, ello exige tener en cuenta
que la fauna y la flora son elementos integrantes del universo donde vive y que, por esa condición, merecen especial cuidado y protección. Lo anterior, goza de especial
trascendencia cuando se trata de animales, quienes –como se vio– son actual-mente reconocidos como seres con capacidad para sentir, por lo que se debe privilegiar su
estado de libertad, en el que pueden vivir salvajemente realizando las actividades propias de su naturaleza, entre ellas, convivir con otros animales de su misma especie”.