Vous êtes sur la page 1sur 7

Guía N° 2 lengua y literatura 8° años

La Epopeya
Nombre y apellidos: _______________________ Curso: _____ Fecha: ___________
Objetivos: Analizar la literatura épica y sus características. Analizar textos y reconocer las ideas
principales

I.- Contenidos de la epopeya, selección múltiple.


1.- ¿Qué es la epopeya? 2.- Es protagonizada por:
a) Son narraciones de sucesos épicos, en a) Aquella persona ilustre que se destaca en el
donde intervienen seres divinos y quehacer de una determinada actividad.
sobrenaturales. b) Personajes de espíritu heroico y donde se
b) El acto de narrar, por otra parte, hace aprecian detalles sobrenaturales.
referencia a contar o referir una historia c) Animales con poderes sobrenaturales,
c) Narración popular que cuenta un hecho real o
capaces de hablar dentro de la historia
fabuloso adornado con elementos fantásticos
o maravillosos. d) Un solo personaje que relata y actúa en
d) Relato o composición literaria en prosa o en soledad. Temas históricos.
verso que proporciona una enseñanza o
consejo moral
3.- La epopeya puede estar escrita en: 4.- Dentro de la epopeya los versos largos se
a) Forma de cuento llaman:
b) En párrafos extensos a) Hexámetro
c) Historias de época b) Polígonos
d) Prosa o versos largos c) Hexantago
d) Párrafos
5.- Los acontecimientos más habituales de 6.-En sus orígenes, la epopeya se difundía:
las epopeyas son: a) De manera escrita
a) Diálogos entre animales b) A través de cartas
b) La antigüedad y creencias c) En obras de teatro
c) Las guerras y los viajes. d) De manera oral
d) Aparición de seres con poderes.
7.- Las epopeyas griegas más conocidas: 8.- Un escritor de epopeyas reconocido fue:
a) La Ilíada y la Odisea a) Neruda
b) Homero leyendas de héroes b) Mistral
c) La viuda del tamarindo c) Homero
d) leyenda del Joe espero que te sirva. d) Parra

9.- La epopeya está escrita en: 10.- Las epopeyas tienen una bien
a) Cantos determinada estructura:
b) Párrafos a) Inicio, desarrollo y desenlace
c) Novela b) Invocación a las musas, Exposición,
d) Capítulos Desarrollo, Episodios, Desenlace.
c) Invocación a las musas, desarrollos,
desenlace
d) Exposición, desarrollo, episodios, desenlace.
11.- El tipo de narrador en la epopeya es: 12.- Los tipos de epopeyas son:
a) Testigo a) Epopeyas de Imitación o Cultos, Epopeyas
b) Protagonista naturales o populares
c) Antagonista b) Epopeyas de origen histórico, epopeyas
d) Omnisciente hechas noticia.
c) Epopeyas Griegas, epopeyas Romanas
d) Epopeyas de amor y odio, epopeyas de
guerra y amor.
13.- Un ejemplo de epopeya natural o popular 14.- La epopeya pertenece:
es: a) Un subgénero literario
a) Jesucristo súper star b) Un subgénero no literario
b) La Ilíada, el cantar del Mío cid. c) Un subgénero lirico
c) Homero, héroe real d) Un subgénero épico
d) El descabezado de rio bamba.

Texto n°1: LA COLERA DE AQUILES.


Diez años... ¡Pronto se cumplirán diez años desde que los
griegos, bajo el mando de Agamenón, iniciaron el sitio a la
ciudad de Troya! De todos los combatientes, Aquiles es el
más valiente. Nada más normal: ¡su padre desciende de Zeus
en persona y su madre, la diosa Tetis, tiene por antepasado al
dios del océano!
Pero esa noche, el valiente Aquiles regresa extenuado
y desanimado: Troya parece imposible de tomar y, para
colmo, la peste, que se ha declarado hace poco, ataca sin
perdón a los griegos.
Cuando entra en su tienda, ve a su mejor amigo, Patroclo,
que lo está esperando.
— ¡Ah, fiel Patroclo! — exclama abriendo sus brazos—. Ni
siquiera te vi en el fuego de la batalla... Espera: voy a saludar
a Briseida y soy todo tuyo.
Briseida es una esclava troyana de la que Aquiles se apoderó, después del asalto de
la semana anterior, tras el reparto habitual del botín. La joven prisionera le había lanzado una
mirada suplicante, y Aquiles sucumbió ante su encanto. Briseida misma no parecía
indiferente a su nuevo amo.
Aquiles aparta la cortina, pero la habitación de Briseida está vacía. ¿Acaso la bella
esclava huyó? Imposible: Briseida lo ama, Aquiles pondría las manos en el fuego. ¡Y,
además, los griegos están rodeando los muros de la ciudad! Confuso, Patroclo da un paso
hacia su amigo:
— ¡Sí, Briseida ha partido, Aquiles! Venía a avisarte. Agamenón, nuestro rey, ha
ordenado que la tomaran...
— ¿Cómo? ¿Se ha atrevido?
Empalidece y aprieta los puños. Aquiles tiene grandes cualidades: es, lejos, el
guerrero más peleador y más rápido. Lo han apodado Aquiles de pies ligeros. ¡Sin su
presencia, los griegos tendrían que haber abandonado el sitio cien veces y deberían haber
regresado a su patria! Por otra parte, un oráculo predijo que la guerra de Troya no podría ser
ganada sin él... Pero tiene también algunos defectos: es impulsivo, colérico, muy, muy
susceptible.
—Déjame explicarte —dijo Patroclo en tono conciliador—, ¿Te acuerdas de Criseida?
—¿Quieres hablar de la esclava con que Agamenón se quedó cuando distribuimos el
botín?
—Ella misma. El padre de Criseida, un sacerdote, quiso recuperar a su hija. A pesar
del enorme rescate que ofreció, Agamenón se ha negado.
—¡Ha hecho bien!
—El problema —prosiguió Patroclo suspirando—, es que ese sacerdote, para
vengarse, ha suscitado sobre nosotros la cólera Apolo. ¡Esa es la razón de la peste que
diezma a nuestras filas! Va a cesar, pues Agamenón entregó a Criseida a su padre esta
mañana. Pero el rey quiso reemplazar a su esclava perdida. Y ordenó que vinieran a buscar
a Briseida.
Lejos de calmar a Aquiles, esta explicación aumenta su cólera. Apartando a su amigo
Patroclo, se precipita fuera de la tienda, en unos pocos pasos, alcanza el campamento del
rey. Se encuentran allí todos los reyes de las islas y de las ciudades de Grecia. Aquiles
empuja a Menelao, a Ulises y a tres soldados que no se apartan lo bastante rápido.
— ¡Agamenón! —clama plantándose ante él con las piernas separadas—. ¡Esta vez
es demasiado! ¿Con qué derecho me quitas esclava que he elegido para mí? ¿Olvidas que
tú lo has hecho antes que yo? ¿Y que, además de Criseida, te has atribuido un botín diez
veces mayor del que dejaste a tus más prestigiosos guerreros?
Un anciano de larga barba blanca se interpone. Es Calcante, el adivino.
—Aquiles —murmura—, yo recomendé al rey devolver a Criseida. Los oráculos son
implacables: ¡era la única manera de calmar a Apolo y de terminar con la peste que nos
diezma!
—No pongo en duda tu oráculo, Calcante —masculla Aquiles—. ¿Pero por qué
Agamenón me ha sacado a Briseida? Después de cada combate, siempre sucede lo mismo:
¡el rey se sirve primero, y a sus anchas! ¡No deja más que cosas sin valor a los que com -
baten en la primera línea!
Agamenón empalidece. Dominando su irritación, saca pecho y lanza a su mejor
soldado:
— ¿Olvidas, Aquiles, que le estás hablando a tu rey?
— ¡Un rey! ¿Eres digno de eso, Agamenón, que no sabes más que dar órdenes y
apartarte de los combates? Es sobre todo después de la batalla cuando te vemos, ¡para el
reparto del botín!
— ¡Me estás insultando, Aquiles!
—No. ¡Tú me has ofendido robándome a Briseida! ¡Exijo que me devuelvas a esa
esclava, me corresponde por derecho!
— ¡De ninguna manera! ¿Te atreverías a desafiar a tu rey, Aquiles?
Agamenón no tiene tiempo de terminar la frase: Aquiles saca su espada... cuando se
le aparece la diosa Atenea.
— ¡Cálmate, ardiente Aquiles! — le murmura en tono conciliador—. Tienes otros
medios para vengarte del rey sin matarlo, créeme.
La visión se desvanece. Aquiles, que es el único que ha visto a la diosa, guarda su
espada.
— ¡Bien! — decide con voz firme—. Quédate con Briseida. Pero sabe que, a partir de
ahora, no me involucraré más en los combates. Después de todo, ¿qué me importa esa
famosa Helena que Paris ha secuestrado a tu hermano? ¡Los troyanos nunca me han hecho
nada a mí!
Y delante de Menelao, esposo de Helena, que le arroja una mirada estupefacta a
Agamenón, Aquiles gira los talones y se va.
Una vez en su tienda, no puede contener las lágrimas. Sí: Aquiles llora, tanto de
despecho como de rabia. Pues a la pérdida de Briseida se suma la humillación de haber sido
desposeído de ella delante de todos sus compañeros. ¡Eso no puede perdonárselo al rey!
Algunos días más tarde, Patroclo tiene una cara tan triste que, al entrar en la tienda de
Aquiles, éste le pregunta:
—¿Tan malas son acaso las noticias?
—¡Sí! ¿No oyes los estertores de nuestros guerreros agonizando a algunos pasos de
aquí? Ay, vamos a perder la guerra. Oh, Aquiles —agrega Patroclo señalando, en un rincón
de la tienda, la armadura y el casco de su amigo—, ¿me autorizarías a combatir hoy
portando tus armas?
—¡Por supuesto! Lo que es mío te pertenece. ¿Pero por qué?
—Así vestido, sembraré el terror entre los troyanos: al ver tu armadura, creerán que
has retomado el combate.
—Ve... ¡pero te ruego que seas prudente! —responde Aquiles mientras abraza a su
amigo.
Durante la tarde, la larga siesta del héroe es interrumpida: un guerrero griego entra en
su tienda. Está exhausto y anegado en lágrimas.
—¡Aquiles! —gime—. ¡La desgracia se abatió sobre nosotros! ¡Patroclo ha muerto!
¡Héctor, el más intrépido de los troyanos, lo atravesó con su lanza! Incluso, lo ha despojado
de tu armadura. Nuestros enemigos se disputan su cuerpo.
Con estas palabras, Aquiles se levanta para gritar a los dioses su dolor. Se mesa los
cabellos, rueda por el suelo y se cubre el rostro con tierra. Solloza a la vez que gime:
—¡Patroclo, mi hermano, mi único amigo de verdad!
Muerto. Patroclo ha muerto. El sufrimiento que experimenta Aquiles duplica su cólera;
desvía entonces su furor:
—¡Maldito Héctor! ¿Dónde está? Ah, Patroclo, ¡Juro vengarme. No asistiré a tus
funerales sin antes haber matado a Héctor con mis propias manos!

1.- ¿Cuál de las siguientes filas corresponde al linaje de Aquiles?


Ascendencia Paterna Madre Ascendencia
Materna
A Zeus Tetis Apolo
B Agamenón Briseida Zeus
C Zeus Tetis Poseidón
D Poseidón Tetis Zeus

A continuación se presentan una serie de fragmentos seleccionados. En cada uno de ellos se


ha destacado una palabra. Marca la alternativa que represente mejor el significado de la
palabra destacada, aplicando las claves del contexto. Búscalas en el diccionario.

26.- “—Déjame explicarte —dijo Patroclo en tono conciliador—, ¿Te acuerdas de Criseida?
— ¿Quieres hablar de la esclava con que Agamenón se quedó cuando distribuimos el botín?
A. Benigno.
B. Luchador.
C. Pacificador.
D. Desafiante.

27.- “—El problema —prosiguió Patroclo suspirando—, es que ese sacerdote, para vengarse,
ha suscitado sobre nosotros la cólera Apolo. ¡Esa es la razón de la peste que diezma a
nuestras filas!”
A. Alejado.
B. Dirigido.
C. Levantado.
D. Recrudecido.

28.- Un anciano de larga barba blanca se interpone. Es Calcante, el adivino.


—Aquiles —murmura—, yo recomendé al rey devolver a Criseida. Los oráculos son
implacables: ¡era la única manera de calmar a Apolo y de terminar con la peste que nos
diezma!
A. Riguroso
B. Despiadado
C. Intolerante
D. Violento

29.- “—No pongo en duda tu oráculo, Calcante —masculla Aquiles—. ¿Pero por qué
Agamenón me ha sacado a Briseida? Después de cada combate, siempre sucede lo mismo:
¡el rey se sirve primero, y a sus anchas!”
A. Murmura
B. Reclama
C. Susurra
D. Niega

30.- “— ¡Sí! ¿No oyes los estertores de nuestros guerreros agonizando a algunos pasos de
aquí? Ay, vamos a perder la guerra.”
A. Respiración de los enfermos.
B. Respiración de alguien cansado.
C. Respiración de un moribundo.
D. Respiración de alguien asustado.

Texto 2
Beowulf lucha con Gréndel, que huye herido de muerte tras haber perdido un brazo.

Alargando la mano/ acercóse después al osado señor / que en su lecho yacía, palpó con su
garra / al heroico Beowulf. Rápido entonces / alzóse el valiente dispuesto al ataque. / Allá de
inmediato quedó convencido / el falaz criminal de que nunca en el mundo, / jamás en la
tierra, con otro topó / que tan fuerte agarrara. Terror espantoso / le vino en su pecho: con
súbita prisa / invadióle el deseo de huir al fangal / con los malos demonios. ¡Encontróse con
algo / que nunca hasta entonces allá le ocurriera! / El pariente de Híglak pensó en las
palabras / que dijo esa tarde: apretando con fuerza, / en la garra del ogro los dedos rompió. /
El gigante tiraba, el varón no cedía; / el monstruo famoso trataba de huir, / procuraba
escapar, si posible le fuera, / a su ciénaga oculta. ¡Su zarpa notaba / en el puño enemigo!
¡Mal en el Hérot / le fue en su visita al feroz malhechor! / Resonaba la estancia; gran miedo
tenía / la gente danesa, los bravos señores / que el burgo habitaban. ¡Disputábanse ambos /
con furia terrible el hermoso palacio! / Fue gran maravilla que firme la sala / aguantase el
combate, que en pie resistiese/ la excelsa morada; pero fuerte la hacían, / por dentro y por
fuera, tirantes de hierro / muy bien trabajados. Abundante destrozo / causó entre los bancos
que el oro adornaba / —así se refiere— la horrible pelea. / Nunca pensaron los sabios del
pueblo / que nadie en el mundo pudiese dañar / de tan mala manera la rica mansión, / la
adornada con cuernos, si no era prendida / y quemada en las llamas. Poderoso y extraño / se
oía un rugido. Era mucho el espanto / de todos los hombres del pueblo danés / que afuera
del muro escuchaban los gritos, / el lamento del ogro enemigo de Dios, / su canción de
derrota, el quejido doliente / del ser infernal. Agarrábalo firme / el varón cuya fuerza ninguno
igualaba / de todos los hombres que entonces vivían. / Decidido se hallaba el señor de
guerreros / a hacer que muriese el voraz visitante; / no creía que a nadie trajera provecho / el
que vivo quedase. En torno a Beowulf / sus bravos blandían las viejas espadas / queriendo
salvar de peligro a su jefe, / al famoso señor, si posible les fuera. / Mas aquellos vasallos de
recio coraje, / que por todos los lados poníanle acoso / al dañino enemigo, no hallaban la
forma / de herirlo de muerte: al torvo proscrito / espada ninguna que hubiese en el mundo, /
ni el hierro mejor, abatirlo podía, / pues él con su magia hechizaba las armas, / sus filos de
guerra. El destino, no obstante, / ordenó que este día su fin le llegase / al feroz malhechor y
por siempre se hundiera / en el reino infernal de los malos demonios. / Allá comprendió el que
tantas desgracias / le había causado con gozo perverso / al género humano —oponíase a
Dios— / que poco su cuerpo aguantarle podría; / por la mano atrapado teníalo el bravo, / el
pariente de Híglak. ¡Cada uno del otro / la muerte buscaba! Dolor espantoso / el monstruo
sintió: ahora en el hombro / un hueco mostraba; los tendones saltaron, / rompiósele el hueso.
Fue de Beowulf / la gloriosa victoria. Herido de muerte / Gréndel huyó a su ciénaga oculta, / a
su torva guarida; claramente veía / que al término ya de su vida llegaba, / al fin de sus días.
El fiero combate / acabó con las penas del pueblo danés. / Salvó de este modo el de lejos
llegado, / animoso y prudente, la sala de Ródgar, / la libró de enemigos. Satisfecho quedó /
de su hazaña nocturna. El príncipe gauta / cumplió su promesa a la gente skildinga, / así
terminando con todos los males / y horribles desgracias que antaño sufrieron, / las grandes
injurias que mucho agobiaron / al pueblo danés. Como claro trofeo, / el varón victorioso la
mano colgó / con el brazo y el hombro —completa se hallaba / la garra de Gréndel— de la
alta techumbre.

1.- ¿Con qué fin se utiliza la violencia en la 2.- ¿Con qué fin se utiliza la violencia en la
epopeya? epopeya?
a) Para enaltecer la figura del a) Para enaltecer la figura del monstruo
monstruo b) Para enaltecer la figura del héroe,
b) Para enaltecer la figura del héroe, haciéndolo ver aún más increíble
haciéndolo ver aún más increíble c) Para demostrar lo trágica que era la vida
c) Para demostrar lo trágica que era la vida en aquel periodo
en aquel periodo d) Ninguna de las anteriores
d) Ninguna de las anteriores

3.- ¿Por qué motivo Gréndel siente tanto 4.- ¿Por qué motivo cuelgan el brazo de
terror al enfrentarse con Beowulf? Grendel desde a techumbre?
a) Porque era un soldado común como a) Como una forma de espantar a otros
todos demonios
b) Porque Beowulf comandaba un gran b) Como una forma de trofeo que enaltece el
ejército valor del héroe
c) Porque inmediatamente se dio cuenta c) Como una forma de atraer a más ogros a
de lo fuerte que era Beowulf la lucha
d) Porque sentía miedo a los d) Ninguna de las anteriores
hombres
5.- ¿Por qué motivo cuelgan el brazo de 6.- ¿Por qué motivo Gréndel siente tanto
Grendel desde a techumbre? terror al enfrentarse con Beowulf?
a) Como una forma de espantar a otros a) Porque era un soldado común como todos
demonios b) Porque Beowulf comandaba un gran ejército
b) Como una forma de trofeo que enaltece el c) Porque inmediatamente se dio cuenta
valor del héroe de lo fuerte que era Beowulf
c) Como una forma de atraer a más ogros a d) Porque sentía miedo a los
la lucha hombres
d) Ninguna de las anteriores
7.- ¿Qué características del Cid y de Beowulf 8.- ¿Qué elementos hacen de Beowulf un
son similares? héroe épico o de epopeyas?
a) Ambos son los respectivos héroes de sus I. Sus sobresalientes características físicas
relatos como la fuerza que atemorizó al ogro
b) Ambos defienden la vida de la comunidad II. Porque defiende valores importantes
c) Ambos se enfrentan a seres como lo es la vida del ogro
sobrenaturales III. Porque defiende valores importantes
d) A y b como es la vida de los daneses

a) Sólo I c) Sólo II
b) I y III d) Sólo III
9.- ¿Qué características posee el lenguaje
utilizado en el fragmento anterior?
I. Es altamente descriptivo
II. Es un estilo majestuoso que eleva
principalmente la figura del héroe y las
características terribles del enemigo.
III. Es un lenguaje común sin mayor énfasis
en acciones o descripciones

a) Sólo I c) Sólo II
b) I y II d) II y III

III.- IDEAS PRINCIPALES, ORDENADOR GRÁFICO. (7 PTOS)

LAS MUJERES ALCANZAN EL DERECHO A VOTO

En las elecciones municipales de 1947 Julieta Campusano es elegida Regidora por Santiago. En
1948 se suma a la acción el Partido Femenino Chileno, segundo partido femenino de la historia
chilena, que llegó a contar 27 mil integrantes. Este año se dicta la Ley de Defensa de la Democracia,
llamada «Ley Maldita», que pone fuera de la ley al Partido Comunista. Se constituye el Comité Unido
Pro-Voto Femenino para iniciar una campaña nacional para apresurar el despacho del proyecto de ley
sobre el voto femenino. Preside el Comité Aída Yávar y lo integran la FECHIF, Acción Católica
Femenina, el MEMCH, el Partido Femenino, delegadas de todos los partidos políticos, mujeres
independientes y comités de estudiantes universitarias. Cora Carreño, representante de las
universitarias dice: «Queremos hacer sentir a los señores congresales que tras el movimiento hay un
espíritu fuerte, una voluntad inquebrantable para conseguir, hoy, la plenitud de nuestro pensamiento y
acción políticos…» La Cámara de Diputados demora dos años la discusión del proyecto, a pesar de
que el Presidente González Videla urgía su despacho, tanto para cumplir con el compromiso
adquirido con las mujeres durante su campaña, como el compromiso de la Estado chileno con
Naciones Unidas, en el sentido de no discriminar por diferencias sexuales.

1.- crea un ordenador gráfico, donde el primer paso es enumerar las ideas importantes.
1.- ___________________________________________________________________________
2.- ___________________________________________________________________________
3.- ___________________________________________________________________________
4.- ___________________________________________________________________________
5.- ___________________________________________________________________________
6.- ___________________________________________________________________________
7.- ___________________________________________________________________________

2.- Arma tu mapa conceptual con las ideas principales rescatadas anteriormente.