Vous êtes sur la page 1sur 2

¿QUÉ ES EL TAOÍSMO?

Son muchas las traducciones que se han propuesto para la palabra “Tao” Richard Wilhelm la
traduce como sentido o significado, otros autores la usan como Espíritu, Razón Causa. La
mayoría de las traducciones la usan como Principio Camino o Vía como la mejor forma de
expresar el sentido genuino de este término rico y misterioso.

La palabra china “Tao” equivale a la japonesa “Do” y significa literalmente camino o sendero,
Jung lo describe como la consciencia y el estar despiertos, John Blofeld lo describe como la vía
que deberían seguir los hombres para elevarse por encima de la vida en el mundo y realizar la
armonía con lo último. El Taoísmo, con raíces que van desde los inicios de la cultura China,
está basada en el Tao, la primera causa y la esencia fundamental de todo. El Tao es invisible
aún a pesar de que está manifiesto en el mundo; sin forma, permea todas las formas. Es como
un gran río cósmico que fluye a través del yin y el Yang, del positivo y el negativo, del femenino
y el masculino. Es la madre de todas las cosas.

El Tao que puede conocerse no es el Tao.


La sustancia del Mundo es solo un nombre para el Tao.
Tao es todo lo que existe y puede existir;
El Mundo es solo un mapa de lo que existe y puede existir.
Las experiencias externas sirven para sentir el Mundo,Y las experiencias internas, para
comprenderlo.
Los dos tipos de experiencia son lo mismo dentro del Tao;
Son diferentes solo entre los hombres.
Ninguna experiencia puede contener al Tao.
El cual es infinitamente más grande y más sutil que el Mundo.

El sabio enseña con el ejemplo. Su regalo para el mundo es el Tao, y la paz que brinda por
estar en él. Chuang-Tsu y Lao-Tse compartieron instrucciones de un estilo de vida, y ambos
reconocieron el cambio fundamental como un proceso de ampliar la consciencia. Aunque el
Taoísta pueda actuar paradójicamente, él todavía queda con el fluir. Así sea un rey, un
ermitaño, o un cocinero, él trabaja en prefecto ritmo y armonía.

El sabio controla sin autoridad, enseña sin palabras, él deja que todas las cosas asciendan y
caigan, nutre, sin interferir, da sin pedirle, y está satisfecho.

PRINCIPIOS COINCIDENTES:

Taoísmo y la Gestalt tienen mucho en común. Ambos apuntan al equilibrio de las fuerzas entre
la individuación, el punto cero o el centro. Ambos reconocen que con este centrar hay una
perspectiva mejorada y un darse cuenta incrementado. Ambos Creen en la vivencia
organísmica, como oposición a la inteligencia racional. Ambos creen en estar en el "Aquí y
Ahora".

Otro aspecto interesante dentro del Tao es la fusión del principio integrador de las polaridades,
lo masculino y lo femenino, el cielo y la tierra, lo bueno y lo malo, el yin y el yang, en el seno del
Tao se realizan la armonización de los contrarios, así como en la psicoterapia Gestalt el
paciente se hace consciente de sus aspectos oscuros y luminosos, los integra y con esto
comienza a transitar el camino del Tao.

En palabras de Claudio Naranjo: Cuando Fritz decía "autorregulación organísmica", también


aludía al "Tao", por lo menos en el sentido del "Tao del hombre", que los taoístas distinguen del
supraindividual "Tao del cielo": un curso de acción apropiada dictado más bien por una
profunda intuición que por la razón.

La Psicoterapia Gestalt ayuda al paciente a remover los bloqueos que le impiden crecer. Fritz
Perls veía a la persona madura como alguien quien no necesita manipular a otros por la
necesidad de apoyo. Perls dijo; "Terapia Gestalt es saber limpiarte tu propio trasero". Así
mismo, el taoísta no necesita manipular a los demás. Se mantiene independiente.

El que conoce a los hombres es sabio;


El que se conoce a si mismo está iluminado.
El que vence a los otros es fuerte;
El que se vence a sí mismo es poderoso.
El que se contenta con lo que tiene es rico;
El que obra con determinación tiene voluntad.
El que es capaz de mantener su posición resistirá mucho tiempo;
El que es capaz de mantener su influencia vivirá después de su muerte.

Llevar a cabo con la no-acción o Wu Wei: El Psicoterapeuta Gestalt deja que el paciente
haga el trabajo. Él observa, facilita acompaña y brinda el "darse cuenta" al paciente. A través
del uso de la "silla vacía", vivencia los diferentes aspectos de su conflicto intrapsíquico. Fritz
Perls se rehusaba e entrar en los juegos manipulativos del paciente. "¿Puedo sentarme?", le
devolvía el peso de la responsabilidad al que preguntaba. Si Perls buscaba animar a un
paciente o decir que estaba aburrido, él fingía quedarse dormido (y a veces lo hacía
realmente). Ésta es la acción Taoísta de la “no-acción” en el verdadero sentido.

Para los Taoístas, el “centrarse” el "darse cuenta" y el “aquí y ahora” así como en el enfoque
gestáltico son esencialmente importante, pero más allá de esto se llega el estado espiritual de
iluminación, la unión con todas las cosas en las cuales el hombre fluye con el Tao.
El Taoísta y el Psicoterapeuta Gestalt dejan que la persona se sumerja plenamente en el sentir.
Si la persona está deprimida, deja que se sienta realmente deprimida, lo deja llorar y gemir.
Sólo cuando se vuelve uno con el sentir, con la emoción vivenciada podrá descubrir y
crecer.Concluyendo, Taoísmo y Gestalt se unen para formar una versátil y efectiva forma de
terapia. El terapeuta en la Gestalt así como el Taoísta está limitado por su imaginación. Los
principios de la psicoterapia Gestalt se adecuan bien el sistema Taoísta, y éste pensamiento
así mismo agrega una base filosófica sólida a la Gestalt. Y lo más importante es que se
obtienen poderosos resultados.