Vous êtes sur la page 1sur 4

Análisis Ético - ACM

Caso: Fraude en escrutinios electorales en Barranquilla

Hoy en día, los ordenadores y los sistemas informáticos son piezas muy importantes
en la industria, en el sector salud, y en muchos ámbitos en general. Por lo cual
nosotros como ingenieros de sistemas debemos tener presente que al desarrollar
cualquier proyecto que relacione a otras personas, empresas o a la misma sociedad,
existen unos principios éticos que tenemos que cumplir como profesionales y como
personas, esto para no causar daños ni perjuicios al mundo que nos rodea y además
garantizar, en la medida de lo posible, que los programas informáticos que
desarrollamos se utilicen adecuadamente ya que la mayor responsabilidad recae
sobre nosotros.

Muchos son los entes que han desarrollado una serie de códigos éticos que regulen
los derechos y deberes de los ingenieros de sistemas, como es el caso de ACM
(Association for Computing Machinery). Este código está diseñado para inspirar y
guiar la conducta ética de todos los profesionales de la informática, incluidos los
profesionales, instructores, estudiantes, personas influyentes y personas que
utilizan la tecnología informática de manera impactante. Además, el Código sirve
como base para la reparación cuando se producen violaciones. El Código incluye
principios formulados como declaraciones de responsabilidad, basados en el
entendimiento de que el bien público es siempre la consideración principal [1].

En múltiples ocasiones los profesionales no dominan totalmente estos principios, lo


cual causa que incurran en delitos que son fuertemente penalizados, inclusive,
yendo a parar a la cárcel. Como es el caso del ingeniero de sistemas Carlos Donaldo
Martínez quien violando lo establecido en los códigos éticos cometió fraude en
escrutinios electorales en la ciudad de Barranquilla en las elecciones de alcaldía,
concejo y gobernación en el año 2015, quien según la fiscalía utilizó programas
espías para alterar los resultados de las votaciones e incurrió presuntamente en los
delitos de resultados electorales en concurso con acceso abusivo a un sistema
informático y violación de datos personales.

Los delitos cometidos por este ingeniero de sistemas contratista de la Registraduría


quien se desempeñó como encargado del soporte técnico en los escrutinios de
Barranquilla van en detrimento con lo propuesto por el código ético de ACM,
violando ciertos principios tales como:
1. Contribuir a la sociedad y al bienestar humano, reconociendo que todas
las personas son partes interesadas en la informática: Este informático
violó a promoción de los derechos humanos fundamentales y la protección
del derecho a la autonomía de cada individuo.

2. Ser honesto y confiable: de este principio se espera que los profesionales


sean transparentes, además de no aceptar sobornos y otras conductas
deshonestas: Este principio fue violado por este profesional debido porque
actuó de manera deshonesta haciendo uso de su rol para alterar resultados
y violar los datos personales de los votantes.

3. Evitar el daño: Se espera que todos los profesionales de la computación


tengan como prioridad mitigar los daños que puedan causar los productos
informáticos, sin embargo, este profesional hizo todo lo contrario, puesto que
al manipular los resultados parcial e indebidamente alteró de forma aberrante
los daños que pueden causar los sistemas informáticos.

4. Respetar la privacidad: Los profesionales de la computación solo deben


usar la información personal para fines legítimos y sin violar los derechos de
individuos y grupos. El ingeniero Martínez haciendo caso omiso a este
principio violó los datos personales de los votantes, irrespetando así la
privacidad de estos mismos.

5. Honrar la confidencialidad: de este principio se espera por parte de los


profesionales informáticos que protejan y mantengan en secreto la
información asignada por la organización donde ejercen su profesión. En el
caso expuesto anteriormente vemos claramente cómo se viola este principio
ya que el ingeniero a cargo no mantuvo esa información en confidencialidad
y además de ser alterada.

6. Conocer y respetar las normas vigentes relativas al trabajo profesional:


Los profesionales de la computación deben cumplir con estas reglas a menos
que exista una justificación ética convincente para hacer lo contrario. Este
ingeniero violó todas las reglas existentes sin ningún tipo de justificación.

7. Defender, promover y respetar los principios del Código: Los


profesionales de la computación deben adherirse a los principios del Código
y contribuir a mejorarlos. Es claro que este profesional nunca tuvo la intención
de adherirse, ni de mejorar los principios del código, sino que, por el contrario,
fue en contra de ellos, violando así el código y afectando de cierta forma el
buen nombre a los profesionales de la computación.
La creciente trascendencia que tienen los programas informáticos en la sociedad
genera grandes impactos en todos los niveles como lo son el comercio, la salud,
viajes, educación, política, entre otros aspectos. De ahí la necesidad y la relevancia
de que todos los profesionales de la computación se adhieran firmemente al marco
del código ético de ACM que regula los derechos y deberes de estos expertos en la
informática. Con esto se busca que los profesionales generen confiabilidad en sus
clientes, y como también que los productos informáticos siempre tengan como
prioridad el beneficio de la sociedad.
FUENTES DE INTERNET

The Code affirms an obligation of computing professionals to use their skills for the
benefit of society.
https://www.acm.org/code-of-ethics[1].

Capturaron a ingeniero de sistemas por presunto fraude en escrutinios electorales


en Barranquilla
http://zonacero.com/judiciales/capturaron-ingeniero-de-sistemas-por-presunto-
fraude-en-escrutinios-electorales-en