Vous êtes sur la page 1sur 42

PATOLOGÍA.

TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

PATOLOGÍA.TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO
Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

UNIDAD 3 

TECNICAS DE DIAGNOSTICO. MADERAS

TITULO: INGENIERO DE EDIFICACIÓN Profesor:


Curso 2009-10 RAFAELCAPUZ LLADRÓ

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

1.- PROBLEMAS

1. Para poder utilizar la madera en estructuras de forjados o en cubiertas, tenemos


que conocer sus capacidades resistentes, la única forma que tenemos para conseguirlo
exactamente es mediante la rotura de piezas, lo cual impediría su posterior utilización,
actualmente se recurre a la clasificación resistente de la madera.

2. La clasificación resistente de la madera requiere controlar lo más posible los


factores de variabilidad de la madera, los métodos de clasificación deben estar basados
prioritariamente en procedimientos no destructivos que permitan la utilización posterior
de las piezas ensayadas, será labor de las investigaciones el comprobar, mediante la
rotura de piezas, que los parámetros escogidos para la clasificación determinan
correctamente esos valores resistentes y elásticos.

3. Analizada la estructura de madera de un edificio, similar al comentado en el


problema primero de la unidad anterior y conocidas las causas de destrucción,
necesitamos conocer las características mecánicas de las vigas no atacadas y de las
medianamente atacadas para poder tomar decisiones, de si deben conservarse,
consolidarse o sustituirse, aplicando métodos no destructivos compatibles con las piezas
colocadas.

2.- OBJETIVOS.

- CONOCER los métodos de medida de los indicadores de calidad que


permiten clasificar la madera.

- CONOCER los parámetros de influencia en la determinación de la


calidad de la madera.

- INTERPRETAR los valores que nos definen las clases resistentes de la


madera.

- CONOCER la Norma española que permiten la clasificación de la


madera visualmente y la Norma marco de referencia.

- INTERPRETAR las especificaciones de la clasificación visual resistente


de la normativa española.

- CONOCER los métodos automáticos que permiten la clasificación de la


madera.

- CONOCER los nuevos métodos de clasificación de la madera.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

3. ORGANIZADORES.

Conociendo la naturaleza y las propiedades de la madera, las anomalías


y defectos, la forma de medirlos, las alteraciones y las causas de deterioro, así
como la determinación de las propiedades en piezas de tamaño estructural,
podremos clasificar las piezas de madera sin tener que llegar a la rotura.

NATURALEZA Y PROPIEDADES

ANOMALIAS Y DEFECTOS - MEDIDA

ALTERACIONES Y CAUSAS DE DETERIORO

DETERMINACIÓN DE LAS PROPIEDADES EN


PIEZAS DE TAMAÑO ESTRUCTURAL

CLASIFICACIÓN NO DESTRUCIVA POR:

MÉTODOS VISUALES Norma Marco EN 14.081

Norma UNE 56.544

MÉTODOS AUTOMÁTICOS Mecánicos

No Mecánicos

Otros

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

4. CONTENIDOS.

1. CLASIFICACIÓN DE LA MADERA.

1.1. TERMINOLOGIA..

1.2. INDICADORES DE CALIDAD NO DESTRUCTIVOS.

1.3. MEDICION DE LAS SINGULARIDADES

1.4. NORMA UNE 56.544.CALIDADES Y ESPECIFICACIONES.

1.5. NORMA ENUMERADAS.

1.6. OTROS MÉTODOS DE CLASIFICACIÓN NO DESTRUCTIVA POR


MEDIOS AUTOMÁTICOS.

2. MARCADO DE LA MADERA CLASIFICADA.

2.1. RECOMENDACIONES DE RECEPCIÓN.

2.2. RECOMENDACIONES PARA EL ALMACENAMIENTO.

3. TÉCNICAS DE DIAGNOSTICO APLICADAS A LA MADERA COLOCADA.

3.1. ULTRASONIDOS.

3,2, RESISTÓGRAFO 1410 Y SU SOFWARE DECOM.

3.3. EL GEORRADAR.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

1. CLASIFICACIÓN DE LA MADERA

Antes de hablar de Técnicas de Diagnostico debemos conocer la


clasificación resistente de la madera.

La clasificación resistente surge por la necesidad de controlar lo más


posible los factores de variabilidad de la madera.

Los métodos de clasificación deben basarse prioritariamente en


procedimientos no destructivos que permitan la utilización posterior de las
piezas ensayadas, siendo la labor de las investigaciones comprobar, mediante
la rotura de piezas, que los parámetros escogidos para la clasificación
determinan correctamente esos valores resistentes y elásticos.

Las maderas aserradas españolas que se utilizan estructuralmente


tienen su calidad y propiedades reguladas por la Norma UNE 56.544 en el
ámbito nacional y en el ámbito europeo por la Norma EN 1.912/2003.

Existe otro método para la determinación de la resistencia de la madera


aprobados por la normativa y basados en técnicas de clasificación no
destructiva: es el de evaluación por máquina. De todos modos nos vamos a
centrar en el método de clasificación visual.

La Norma UNE 56.544 contempla las prescripciones y características de


los cuatro pinos más importantes:
- Pinus Pinaster
- Pinus Radiata
- Pinus Ecuestris
- Pinus Nigra

Esta Norma sigue todo lo exigido por la Norma armonizada europea


14.081-I en lo que hace referencia a sus postulados clasificatorios y todo lo
exigido por las normas europeas EN 408, EN 384 y EN 338 en lo que hace
referencia a la asignación de los distintos niveles de resistencia.

El técnico o el consumidor deberán comprobar que la madera incorpora


el sello acreditativo de su calidad y propiedades, considerado en la Norma
54.544 y que ha sido almacenada correctamente.

La calidad resistente de piezas estructurales de madera determinada de


forma no destructiva, se basa en el hallazgo y posterior empleo de indicadores,
o en criterios de fácil evaluación y de estrecha relación con las propiedades
mecánicas del material. Por ello, fueron los criterios visuales, los que se
desarrollaron para este fin.

La clasificación visual consistirá en medir e identificar las singularidades


que presentan las piezas de madera, siendo la medición, el paso donde surge
la dificultad de las normas de clasificación. Por tanto, el principal objetivo de

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

este método será: Establecer indicadores ajustados que diferencien


adecuadamente las distintas calidades.

1.1. TERMINOLOGÍA

Los términos más comúnmente usados con la madera aserrada están


contenidos en la Norma EN 844. En este apartado solo vamos a enumerara los
relacionados con sus dimensiones y su contenido de humedad..

- Anchura de cara/Altura de la sección (h)


b
- Espesor/Grosor/Canto (b)

h
- Cara Interna.. Aquella cara que se encuentra más cerca de la médula
- Dimensión nominal.. Es la dimensión para pieza de madera con un
contenido de humedad del 29%.
- Desviación dimensional. Es la diferencia entre dimensión nominal y la
real.
- Wet Graded si el contenido de humedad es >30%.
- Dry Graded si la humedad de madera fuera ≤20% (25% para piezas de
sección > 200 cm2

1.2. INDICADORES DE CALIDAD NO DESTRUCTIVOS.

Los indicadores de calidad son las singularidades de la madera, de las


cuales, unas producen efectos más perjudiciales en la resistencia de la madera
que otras. En general, los parámetros que se incluyen en la clasificación visual
son comunes a todas las normas nacionales.

Los nudos, pueden ser de cara o de canto.


Las fendas.
Las bolsas de resina.
El entrecasco.
Madera de reacción y juvenil.
La desviación general de las fibras.
Las gemas.
Las deformaciones: Los alabeos, las curvaturas, los atejados.
Anchura de los anillos.
Médula.
Alteraciones Biológicas: Pasmo, Muérdago, Azulado, Pudrición y
Galerías de insectos.

1.3. MEDICIÓN DE LAS SINGULARIDADES

- Nudos. Se medirán en la superficie en que se manifiesten y


perpendicularmente al eje longitudinal.
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Los nudos con ø≤10 mm se despreciaran, salvo que sean pasantes.

Si llevan incorporada corteza, deberá incorporarse esta en la medición.

Deberá incluirse en el tamaño del nudo las irregularidades de la fibra


presentes.

En los nudos saltadizos se medirá el orificio dejado por este.

De acuerdo con esto la mediación se hará en función que los nudos


sean:
- Nudos de cara y canto.
- Nudos pasantes de cara.
- Nudos pasantes de canto.
- Nudos agrupados.
- Nudos de margen.
- Nudos de arista.
- Nudos superficiales.

Nudo de cara Nudo de canto

Nudo de arista (de cara y canto) Nudos agrupados


____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

- Fendas. Solo se medirán las fendas de contracción.


Las fendas.de heladura, de rayo y acebolladura no están permitidas.
Se pueden despreciar las fendas cuya anchura no sea > 1 mm, las
fendas que tengan una longitud inferior a la menor dimensión de las dos
siguientes: 1m y ¼ de la longitud de la pieza, salvo que sean pasantes.

La profundidad de las fendas se medirá haciendo uso de una galga de 2


mm de espesor, en el punto de máxima profundidad.

Fendas

Las fendas inclinadas se determinarán la proyección sobre el canto de la


sección.

Las fendas en el canto no se toman en consideración salvo que sean


pasantes.

Para calcular el coeficiente “f” de clasificación por este concepto, se


considera la proyección sobre el canto de la profundidad mayor a lo
largo de toda la pieza, dividido por el espesor. Para el caso de fendas
solapadas en la misma cara, se calculará la proyección máxima que
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

engloba a todas ellas. Cuando en una misma sección existan varias


fendas se evaluara sumando las proyecciones máximas de cada cara.

- Bolsas de resina y Entrecasco. Se medirá su longitud, en mm, en la


dirección del eje de la pieza. Cuando estén solapadas se medirá la
longitud de la mancha total.

Entrecasco

Cuando el entrecasco tenga una anchura igual o superior a 10 mm, se


medirá como nudo de cara o canto.

- Madera de Reacción. Madera de compresión para el caso de las


coníferas, suele ser más dura y está más intensamente coloreada,
además suelen tener los anillos de crecimiento más gruesos sobre todo
en la parte referida a la madera de verano.

Madera de reacción

El resultado es el cociente entre la sección de un rectángulo imaginario


que inscriba completamente el área afectada por esta anomalía y la
superficie transversal global de la pieza.
h
b´ x h´ b´
b
bxh
h
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

- Desviación de la fibra. Nos referimos a la desviación general de las


fibras. Es el cociente entre la desviación observada respecto de la
dirección longitudinal, en un metro de longitud, como mínimo.

Será evaluada en la peor superficie, ya sea cara o canto.

En el caso de que la dirección de la fibra no se aprecie a simple vista se


usará un trazador. Este presionara ligeramente a la madera a la vez que
se realiza un movimiento de arrastre a lo largo de la pieza, de esta forma
cuando la velocidad de arrastre y la presión son las adecuadas, la aguja
dejará un trazo que indicará de forma precisa la dirección de la fibra. Se
recomienda trazar varias líneas adyacentes próximas entre sí, trazadas
en sentido inverso al original.

- Gema. Se evalúan por la longitud, por el canto o por la cara, en todos los
casos es la diferencia entre el valor total y el valor afectado dividido por
el valor total, cuando se manifieste en mas de una zona de una misma
arista, se sumarán las diferentes longitudes.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

b1 Evaluación transversal

h – h1 b – b1 b – b2
g = Max , ,
h b b

h h1
.

b2 Evaluación en longitud (L – L1) / L


b L= Longitud total de la pieza
L1 = Longitud de la gema

Gema

- Alteraciones biológicas. No está permitida la presencia de pudriciones,


ataques de insectos o de plantas parasitas como el muérdago.
Únicamente está permitido el azulado.

Ataque de termitas pudrición

- Deformaciones. La cuantían de las deformaciones se medirán cuando


el contenido de humedad sea ≤ 20%. Dependiendo de cada una de las
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

cuatro diferentes formas de deformación tomaremos el valor de


referencia.

• Curvatura de cara. Se medirá con una regla de 2 m de longitud,


aplicada simétricamente respecto al punto de mayor deformación. la
máxima flecha. El resultado se expresa en mm.
• Curvatura de canto. Se medirá igual que en el caso anterior, pero en
este caso aplicada sobre el canto.
• Alabeo. Colocando la cara exterior boca abajo, se medirá la altura de
la desviación de la cuarta esquina respecto del plano que contiene a
las tres esquinas restantes. La medida se efectua a una distancia de
2 m y en el caso más desfavorable.
• Acanalado o Atejado. Se coloca la concavidad hacia el plano del
suelo y medimos la máxima altura de la deformación que presente la
pieza.

- Anchura de anillos de crecimiento. Esta característica solo se mide


cuando la madera vaya a comercializarse en húmedo. Trazaremos un
segmento recto desde la medula y lo más perpendicularmente posible a
los anillos de crecimiento. Se determina el valor medio de la anchura de
los primeros cinco anillos de crecimiento, comenzando desde el más
cercano a la médula.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Cuando la médula no se encuentre presente, se medirán los cinco


primeros anillos de crecimiento más cercanos a la médula.

- Médula. Esta exigencia se plantea cuando la madera se clasifica y


comercializa en verde. Se constará su presencia.

1.4. LA NORMA UNE 56.544. CALIDADES Y ESPECIFICACIONES.

La norma UNE 56.544 está referenciada al proyecto de norma EN


14081-1 (que recoge a la antigua EN 518 y sustituye a la armonizada EN TC
124-1:1) y guarda todos los requisitos establecidos como indispensables por la
norma europea, aunque añade otras limitaciones en singularidades de la
madera que considera necesarias según su criterio.

La norma indica como características generales previas, la identificación


de la especie y las mediciones de densidad, humedad y dimensiones del
material. Seguidamente se procede a la valoración de las singularidades
(posibles defectos) en cada una de las piezas.

Clasifica la madera en calidades: primera (ME1) y segunda (ME2). Las


piezas que no cumplen los mínimos para la segunda clase se consideran de
rechazo, y no aptas para uso estructural, aunque sí para otros usos.

Se recoge la tabla de singularidades con que se evalúa la madera,


según UNE 56.544, ya que contempla todos los apartados importantes para
estimar la calidad visual de las piezas. Establece un sistema de clasificación
visual por resistencia, aplicable a madera estructural, con sección rectangular y
cuyas dimensiones cumplan con los requisitos establecidos en la norma UNE-
EN 336. No es aplicable a la madera estructural con uniones dentadas.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

TABLA
CALIDAD ME-1 ME-2

ø ≤ 1/5 de “a” ø≤ ½ de “a”, para “a”< 150


DIÁMETRO DE LOS NUDOS mm.
y
SOBRE LA CARA y
ø ≤ 30 mm. ø ≤ 80 mm., para “a” ≥ 150 mm.
DIÁMETRO DE LOS NUDOS ø ≤ 2/3 de “e” y
SOBRE EL CANTO ø ≤ 2/3 de “e”
ø ≤ 30 mm.
DE CANTO A
DIÁMETRO DE CANTO ø ≤ 1/3 de “e” ø ≤ 1/2 de “e”
LOS NUDOS
DE CARA A ø ≤ 1/5 de “a” y
AXIALES
CARA ø ≤ 1/3 de “a”
ø ≤ 30 mm.
FENDAS
• De contracción, de tensiones. • Superficiales, solamente • No deben atravesar el
se admiten en los grosor de la pieza. La
extremos de las piezas. longitud debe ser inferior a
3 veces la anchura “a”, sin
exceder del 10% de la
• De heladura / acebolladura. • No admitidas. longitud de la pieza
• De testa. • < 3 veces “a” • No admitidas.
• < 3 veces “a”
Se admiten si su longitud es
BOLSAS DE RESINA No se admiten
menor de 80 mm.
ENTRECASCO No se admite
Admisible en 1/5 de la Admisible en 2/5 de la sección o
MADERA DE REACCIÓN Y
sección o de la superficie de la superficie externa de la
JUVENIL
externa de la pieza. pieza.
DESVIACIÓN DE LA FIBRA 1:10 1:6
GEMAS
• Longitud No admitidas ø ≤ 1/3 de “L” y ≤ 100 cm.
• Anchura
ø ≤ 1/3 de “e”.
MÉDULA No admitidas Admisible.
ALTERACIONES BIÓLOGICAS
• Pasmo • Admisible en 2/5 de la sección o de la superficie externa
de la pieza, si no produce una reacción significativa de la
dureza de la madera.
• Muérdago (V. Album) • No se admite.
• Azulado • Se admite.
• Pudrición • No se admite.
• Galerías de insectos xilófagos • No se admiten ataques activos. En caso de ataques
inactivos se admiten orificios aislados de hasta 2 mm. de
diámetro.

Tabla 4.1 - Especificaciones de la clasificación visual resistente. Tomada de UNE 56.544.


“e”: Grosor de la pieza.
“a”: Anchura de la pieza.
“L”: Longitud de la pieza.

Destacar que los criterios de calidad son diferentes según:


- La madera clasificada en seco.
- La madera clasificada en verde, pero con comercialización en seco.
- La madera clasificada y comercializada en verde.
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Como hemos podido ver en la tabla 4.1., procedente de la norma citada,


estas singularidades se agrupan, para facilitar la tarea del clasificador.

El problema principal de la aplicación correcta de esta norma visual es la


cantidad de factores a tener en cuenta y las disyuntivas que surgen a falta de
un clasificador visual de madera experto.

En general a la norma española de clasificación visual resistente de


madera aserrada de uso estructural UNE 56.544 se la tiene por una norma muy
estricta. En ocasiones se han de clasificar vigas o secciones de rotura de
piezas cuya merma de calidad en su aplicación parecen errores groseros, pero
la norma no deja lugar a dudas. Un ejemplo de esta severidad lo da su
evaluación de nudos. Ésta se realiza tomando su medida relativa en el
perímetro total de cara y cantos.

Por ejemplo, un gran nudo interno que no se exprese en el exterior de la


pieza respetaría la mejor calidad visual para ella; y al contrario, un nudo cuya
disminución de sección resistente no sea apreciable pero que se manifieste en
el perímetro de la pieza, rozando mucha superficie de cara y cantos, la
mandaría a rechazo.

Existen normas visuales de otros países miembros, que valoran las


piezas y secciones de una forma totalmente contraria a la norma española.
Éste es el caso, por ejemplo, de la norma DIN 4074 alemana de clasificación
visual resistente de madera estructural. En lugar de medir los porcentajes
relativos de las medidas de los nudos que ocupan la cara y cantos, evalúa la
proyección de los nudos en la disminución de sección resistente.

Es tranquilizador el hecho de que, incluso ante tal rango de variación en


la evaluación visual dependiendo de la norma utilizada, los rendimientos en las
clasificaciones visuales, estimando las calidades resistentes reales
(comprobadas tras ensayos de rotura), sean muy parecidos en ambas normas.

Cuando la madera se mecaniza y varían sus dimensiones en una


proporción mayor a las indicadas en la tabla 4.2. deberá ser reclasificada de
acuerdo a sus nuevas dimensiones.

Espesor o anchura de cara


Dimensión b≤50mm 50<b≤100mm 100<b≤150mm b>150mm
Reducción máxima permitida 1,5 mm 3,0 mm 5,0 mm 6,0 mm
Tabla 4.2.

1.5. NORMAS ENUMERADAS

NORMA MARCO EN 14081, REFERENCIA DE LAS NORMAS VISUALES.

Cada país desarrolló su norma de clasificación visual, con el objetivo de


homogeneizar las propiedades de los lotes de madera que se comercializaban.
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Posteriormente, el fomento del comercio internacional de la madera produce


una situación de desconcierto, ya que en un mismo mercado podían incidir muy
diversas especies clasificadas con normas muy diferentes.

En Europa, con la creación del Mercado Único, se fomentó la unificación


de criterios de calidad y la normalización común. Por lo que se llegó a la
publicación de una norma marco en donde se asentaban los criterios básicos
de calidad para la clasificación resistente de la madera estructural, ya que era
imposible intentar aplicar una norma única de clasificación visual.

En un inicio dicha norma es la EN 518 "Madera estructural. Clasificación.


Requisitos de las normas de clasificación visual resistente", posteriormente es
recogida en la Parte 1 del proyecto de norma EN 14081 "Timber structures.
Strength graded structural timber with rectangular cross section. Part 1: General
Requeriments".

El objetivo de la Norma EN 14081-1 es el establecimiento de unas


bases comunes que sirvan de referencia a las normas nacionales. De esta
forma se pueden mantener las clasificaciones visuales normalizadas en cada
país miembro, siempre que, atiendan los requisitos de la norma marco.

EN 14081-1 identifica las características para las que, como mínimo,


deben establecerse limitaciones en las reglas nacionales de clasificación visual
para la madera de uso estructural. Estas son:

* Limitaciones para singularidades reductoras de la resistencia:

1. Nudos.
2. Desviación de la fibra.
3. Densidad y espesor del anillo.
4. Fendas.

* Limitaciones para singularidades geométricas.

1. Gemas.
2. Deformaciones.

* Limitaciones para características de origen biológico.

* Limitaciones por otras características.

1. Madera de reacción.
2. Daños mecánicos.

NORMAS DE CLASIFICACIÓN VISUAL.

* Norma DIN 4074 alemana.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Las clases de calidad son S13, S10, S7 y rechazo. Las limitaciones entre
las clases se establecen a partir de las singularidades, considerando
principalmente los nudos, la anchura media del anillo y la médula.

* Norma ECE europea.

Las calidades son S10, S8 y S6 y se establecen diferenciando valores


límites para cada una de éstas zonas.

* Norma T nórdica (INSTA 142).

Las clases de calidad de las normas nórdicas se designan como T3, T2,
T1 y T0. La medida de los nudos se efectúa por el exterior a la pieza, y
establece limitaciones, tanto para nudos de cara y canto, como para
agrupados.

* Norma del Reino Unido (BS 4978).

Las clases de calidad se denominan Special Structural Grade (SS),


General Structural Grade (GS) y Reject (Fewell, 1979).

* Norma francesa NFB 52-001.

Utiliza el mismo criterio de medida que la norma DIN 4074 y la española


UNE 56.544.

*Norma de EE.UU NGRDL

Las clases son: J&P Sel, J&P No. 1, J&P No. 2, J&P No. 3, SLF Sel, SLT
No. 1, SLT No. 2, SLT No. 3, LF Const, LF Std y Stud (Standard Grading Rules
for Southern Pine, 1994). Establece distintos criterios límites según el uso final
al que se destine la madera. Por ejemplo, en tablas para cubiertas, el tamaño
de los nudos se estima como media entre los diámetros máximo y mínimo de la
pieza, y para el caso general, aplica la media entre la medida de la cara y su
reverso, pero considerada perpendicular a la longitud de la pieza.

* Norma NLGA canadiense.

Aplica los mismos criterios que la de EE.UU. Las clases son: J&P Sel,
J&P No. 1, J&P No. 2, SLF Sel, SLT No. 1, SLT No. 2, LF Const, LF Stud.
* Norma SAA australiana.

La clasificación se divide en clases de calidad que incluyen desde F2


hasta F34. El criterio de medida de los nudos es el mismo que las normas ECE;
es decir, consideración de áreas marginales y del área total en la proyección
sobre un plano perpendicular.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

NORMA EN 1912. RELACIÓN DE CLASIFICACIONES VISUALES.

Como cada país utiliza distintas nomenclaturas de clases resistentes,


basados en criterios propios pero siempre referenciados a la norma marco EN
14081, existe una norma que unifica las clases resistentes a una denominación
común mediante la definición de cada una de las propiedades físico-mecánicas
en clases resistente (EN 338).

Tabla 4.3 - Ejemplo de correspondencia de clases resistentes y calidades dado en EN


1912
(Hermoso, E. "Caracterización mecánica de la madera estructural de Pinus Sylvestris L. 2001)

Norma, especie (*) y procedencia


(**) C14 C16 C18 C20 C22 C24 C27 C30 C35
DIN 4070
Abeto, falso abeto, pino silvestre- S7 S10 S13
CNE
NFB 52.001-4
Abeto, falso abeto, pino oregón- CF18 CF22 CF30
Francia
pino pinaster-Francia CF18
INSTA 142
Abeto, falso abeto, pino silvestre- T0 T1 T2 T3
NNE
NGRDL Nº1 y
Pinos del sur-USA Nº2 Sel
NLGA Nº1 y
Abeto sitka-Canadá Nº2 Sel
NGRDL y NLGA Nº1 y
Pino Oregón Nº2
SPF-USA y Canadá
UNE 56.544
Pino silvestre- España (***) ME-2 ME-1
Pino radiata-España ME-2 ME-1
Pino pinaster- España ME-2 ME-1
Pino laricio- España (***) ME-2 ME-1
(*) Especies citadas:
- abeto: Abies alba
- abeto sitka: Picea sitchensis
- falso abeto: Picea abies
- pino silvestre: Pinus sylvestris
- pino pinaster: Pinus pinaster
- pino radiata/insignis: Pinus radiata
- pino oregón (Douglas Fir): Pseudotsuga menziesii
- Pinos del Sur (Southern pines): agrupa varias especies
- Pinus echinata
- Pinus elliottii
- Pinus palustris
- Pinus taeda
- SPF Spruce-Pine-Fir): agrupa varias especies
- Abies balsamea (Fir)
- Abies lasiocarpa (Fir)
- Picea glauca (Spruce)
- Picea glauca (Spruce)
- Pinus banksiana (Pinus)

(**) CNE: Europa Central, del Norte y del Este


NNE: Europa del Norte y Nordeste
(***) Valores pendientes de aceptación por CEN TC 124 / WG2

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

La norma EN 1912 nació con el cometido de servir de nexo de unión


entre el sistema de clases resistentes y las normas nacionales de clasificación.
Basta con aplicar un criterio de unión entre calidades visuales de resistencia
para especies y procedencias, y las clases resistentes definidas en la EN 338
para poder mantener el uso de las clases visuales propias de cada país.

La madera perteneciente a una calidad, especie y procedencia puede


asignarse a una clase resistente, y referenciarse en la Norma EN 1912 con la
condición de que se justifique una gran experiencia de utilización y/o resultados
de ensayos según las Normas EN 408 y EN 384, de donde se obtienen los
valores característicos para la asignación a la clase resistente según EN 338.

Una vez se aporten los datos exigidos de calidad, especie y procedencia


de la madera, el encargado de introducir en la Norma EN 1912 su clase
resistente es el Comité Técnico CEN/TC 124.

La norma EN 1912 consta de cuatro tablas. Las tabla 1 "Asignación de


clases resistentes a especies de coníferas y chopos". La tabla 2 "Asignación de
calidades de especies frondosas a clases resistentes". Las tablas 3 y 4
identifican las especies botánicas con las denominaciones comerciales
utilizadas en las tablas 1 y 2.

1.6. OTROS MÉTODOS DE CLASIFICACIÓN NO DESTRUCTIVA POR


MÉDIOS AUTOMÁTICOS.

La clasificación visual no aporta la exactitud y la eficacia que se requiere,


y sobre todo produce demasiadas subestimas, por ello es necesario estudiar
otras técnicas que mejoren los resultados.

Para conocer la calidad resistente exacta de una madera, tenemos que


realizar el ensayo mecánico de la pieza hasta la rotura, obteniéndose el
parámetro del módulo de rotura a flexión (MOR), pero con este procedimiento
se impide el uso posterior; por tanto, es necesario desarrollar otros métodos no
destructivos para la determinación de este parámetro.

La norma Europea EN 338 de clases resistentes nos define la calidad


mecánica de una madera en función de sus valores de Módulo de rotura a
flexión (MOR), de Módulo de elasticidad a flexión (MOE) y de la Densidad.
Estas tres son las variables clasificadoras del material que permiten su
asignación a las clases resistentes.

Las bases tecnológicas de los clasificadores automáticos de madera


estructural están basadas en la relación que existe entre la rigidez y la
resistencia a flexión, y que consisten en la determinación del módulo de
elasticidad que define la rigidez de la pieza a través de métodos no
destructivos, y a partir de esas relaciones, llegar a conocer la resistencia de la
pieza lo más exacta posible, empleando para ello, las relaciones de tipo
estadístico previamente establecidas en laboratorio entre ambas variables.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Los rendimientos de clasificación por máquina mejoran notablemente los


obtenidos en la clasificación visual, (Muller, 1968; Helgerud, 1999) e incluso
superando el 100% (Endersby, 1974).

Actualmente en Europa existen cinco tipos de máquinas que pueden


agruparse en dos grandes grupos como luego veremos. La realidad es que el
mercado de las máquinas de tipo mecánico está dominado por la
Computermatic y la Cook-Bolinder.

La clasificación por máquina en España es prácticamente desconocida,


y poco utilizada, mientras que es habitual en aserraderos de Estados Unidos
(Galligan et al., 1977; Galligan y McDonald, 2000) en Gran Bretaña (Tory,1978)
y en los Países Nórdicos.

PARÁMETROS DE INFLUENCIA EN LA DETERMINACIÓN DE LA


CALIDAD.

La clasificación automática se basa en el conocimiento de dos conceptos


básicos, uno es la Propiedad Indicadora (IP) (Houldsworth, 1979), que es la
medida o composición de medidas que la máquina efectúa para predecir el
valor de la variable clasificadora, (normalmente el MOR), tomando como base
la existencia de relaciones conocidas que ligan entre sí a ambas variables y el
segundo es el Reglaje de ajuste de la máquina, que son los valores de paso de
la Propiedad Indicadora, que permiten la clasificación en distintas clases
resistentes.

La norma europea EN 519 y su reciente versión el documento EN TC


124-1-1 (enero 2000) normaliza el sistema, tanto de ajuste de las relaciones
resistencia - rigidez, como de obtención de reglajes de máquinas.

Las deducciones de los reglajes de máquina utilizan modelos predictivos


de tipo lineal (Y = a + bX), aunque últimamente ganan adeptos los múltiples,
ya que permiten introducir en ellos todas las fuentes posibles de variabilidad, o
no incorporar dichas variables en los modelos, en cuyo caso obliga a referir los
reglajes a condiciones concretas y efectuar correcciones posteriores para
considerar el efecto de las condiciones existentes en el momento de la
clasificación.

Con la aparición de las normas EN 408 y EN 338, queda claro que la


variable dependiente será siempre el MOR medido según se describe el
ensayo por EN 408 y la variable independiente, el Módulo de elasticidad
medido por la máquina, Emac, o la variable indicadora (IP).

El funcionamiento de las máquinas exige la determinación de sus


reglajes, valores de paso de las variables indicadoras, que permiten a cada
máquina clasificar las piezas de madera según clases de resistencia.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Parámetros de influencia atribuibles a la técnica:

• Módulo de elasticidad.
• Velocidad de clasificación..

Parámetros de influencia atribuibles al material:

Las propias características de la madera pueden influir en el resultado


de la clasificación mecánica. Se detallan a continuación:

• Especie.
• Dimensiones.
• Humedad.
• Temperatura.
• Nudos.
• Desviación de la fibra.
• Estado superficial.
• Posición.
• Deformaciones.

CLASIFICADORA MECÁNICA POR FLEXIÓN DE CARA.

Sabemos que la resistencia a la flexión (en cara) de una madera


sometida a carga, está altamente relacionada con sus módulos de elasticidad y
resistencia a la rotura. Por tanto, cuando un conjunto de piezas de madera es
sometido a una carga similar se deformarán, tanto más, cuanta menor
resistencia a la flexión posean. De igual forma, cuando un lote de piezas son
obligadas a una deformación idéntica, en las más resistentes se requerirá
emplear más fuerza para obtener la citada deformación.

La medida de la deformación para fuerza constante o la medida de la


fuerza necesaria para una deformación constante es la variable indicadora que
se obtiene en el ensayo y predice la elasticidad del material y, de ahí, su
resistencia a la rotura.

Máquinas de flexión de cara que miden la deformación.

En este primer grupo, de medida de la deformación, se les


conoce comercialmente como Computermatic. La propiedad indicadora, en
este caso, es la flecha que resulta. La pieza se coloca apoyada en dos rodillos
distanciados 914 mm, y la medida se toma cada 50 cm. En la tabla 4.4 se
muestran algunos ejemplos de fuerzas constantes que se aplican según los
distintos tamaños de las piezas. (Boström, 1994)

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

DIMENSIONES (mm) CARGA (kN)


45 x 120 2,41
45 x 195 3,57
70 x 170 11,87

Tabla 4.4 - Ejemplos de aplicación de cargas en Computermatic

La velocidad normal de clasificación bajo la que se ha conseguido el


equilibrio entre mínimas vibraciones y máxima producción es 60 - 100 m/min
(Grant, 1986). La resolución de medida del deformador es de 0,1905 mm y
llegan a clasificar hasta espesores de 76 mm y anchuras de 300 mm.

Rodillo de carga
constante

Pieza

Medida de la
deformación

Fig. 4.1 - Esquema de la máquina Computermatic

Máquinas de flexión de cara que miden la fuerza.

Otra máquina clasificadora es la denominada Cook-Bolinder


comercializada en el Reino Unido como SG-AF. El principio de funcionamiento
consiste en la medición de la fuerza que se necesita aplicar para conseguir una
deformación y es la utilizada en nuestro trabajo.

Las mediciones se efectúan con una carga central sobre la cara de la


pieza que está apoyada en unos rodillos separados entre sí 90 cm. La viga se
desliza entre los rodillos y la máquina puede efectuar mediciones cada 10
centímetro de avance del material o de la distancia que se le quiera introducir.

Por este desplazamiento, la máquina de ensayos localiza el punto más


débil a lo largo de la pieza ensayada y, con interés exclusivo de investigación,
proporciona los valores de la fuerza utilizada a lo largo del eje de la viga. Tiene
la limitación de no poder medir en los extremos (45 cm.) de la pieza y el
clasificador debe comprobar que estas puntas no tienen peores defectos que la
parte central de la pieza

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Foto 4.1 - Maquina clasificadora mecánica CooK-Bolinder (Laboratorio de estructuras de


maderas CIFOR - INIA)

A partir de un conjunto de datos constituido por la variable indicadora y


los valores reales de resistencia se establecen los parámetros de uso industrial
con técnicas estadísticas.

Todos los puntos de la sección son evaluados mediante este método,


determinándose así cuál, o cuáles, son los más débiles de la viga.

La experiencia ha demostrado que la clasificadora mecánica es incluso


más sensible a la desviación de la fibra que a otros defectos (Diez, 2003;
comunicación personal).

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Fotos 4.2 y 4.3 - Máquina clasificadora mecánica Cook-Bolinder efectuando la


clasificación de una viga

La norma que dicta los procedimientos correctos para la adecuada


clasificación mecánica es la pr EN 14081–2,3. Junto a ella, la pr EN 14081-1
(norma europea previa y sobre la que asienta nuestra UNE 56.544) de
clasificación visual. Ambas tienen carácter de norma “armonizada” es decir, de
norma global (o al menos su borrador) donde se recoge todas las pautas de
clasificación visual y mecánica que deben emplear en la actualidad todos los
países miembros firmantes.

En función del citado punto más débil de la viga y de la fuerza necesaria


de deformación, se determina a qué clase de calidad resistente pertenece. Se
están probando diferentes clasificaciones entre las diversas clases resistentes
a fin de obtener los mayores rendimientos posibles en la determinación de la
resistencia real de la viga. Éste ya es un método industrial operativo y
normalizado en la UE.

A continuación, se muestran los valores de la deformación empleada en


la clasificadora mecánica, dependiendo del tamaño del canto de la viga a
ensayar. (Valores de investigaciones y métodos empleados en clasificación
mecánica realizada en el CIFOR sobre coníferas españolas: Pinus nigra Arn. y
Pinus sylvestris L.).

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Valores de deformación
Espesor (mm) Deformación (mm)
40 6.59
45 5.91
50 5.16
55 4.56
60 4.07
65 3.67
70 3.33
75 3.05

Tabla 4.5 - Flecha máxima de flexión en cara empleadas en el CIFOR en


clasificadora mecánica según el espesor de la pieza.

Existe otra máquina menos conocida, llamada Timgrader (Finlandia),


mide la rigidez de la cara de la madera en un vano de 510 mm. y junto con la
Computermatic son las que dan mayor producción.

También existe una máquina de origen sueco desde 1998, que incorpora
visión artificial y métodos de medida de la deformación por láser, es la llamada
Ersson.

REQUISITOS PARA LA MADERA CLASIFICADA MECÁNICAMENTE.


(Según pr EN – 14081-1)

Tabla 4.6 - Requisitos visuales preferentes para las partes no completamente


clasificadas

Estas limitaciones máximas son de aplicación únicamente cuando el tamaño de los nudos y la
desviación de la fibra en los tramos no completamente clasificados, superan el tamaño de las
mismas singularidades en el tramo completamente clasificado
Clase resistentes según la Norma EN338 C18 o menor Superior a C18
Diámetro de los nudos sobre la cara ½ de la anchura de la ¼ de la anchura de la
pieza pieza
Diámetro de los nudos sobre el canto ¾ del grosor de la pieza ½ del grosor de la pieza
Desviación de la fibra 1 de 6 1 de 10
NOTA – El diámetro del nudo se mide perpendicular al eje longitudinal de la pieza. En los nudos de arista, los límites aquí
establecidos se aplican a la porción del nudo que se manifiesta sobre la cara o el canto considerado.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

Tabla 4.7 - Requisitos visuales preferentes


Clases resistentes según la Norma EN 338 C18 o menor Superior a C18
Las fisuras de menos dela mitad del grosor
pueden ignorarse
Longitud máxima admi- Pasantes No superior a 1 m ó 1/4 No superior a la
sible de las fendas 1) de la longitud de la anchura de la pieza
pieza, la que sea menor
En el caso de los
extremos, la longitud no
será superior al doble
de la anchura de la
pieza.
No pasantes No superior a 1,5 m No superior a 1 m
o 1/2 de la longitud de o 1/4 de la longitud de
la pieza, la que sea la pieza, la menor de
menor las dos
Deformación máxima Curvatura longitudinal 20 mm 10 mm
en mm sobre una lon- de cara
gitud de 2m Curvatura longitudinal 12 mm 8 mm
(véase 2) de canto
alabeo 2 mm / 25 mm de 1mm / 25 mm de
anchura anchura
Gema Las gemas no deben suponer una reducción total
de las dimensiones de la cara o del canto, supe-
rior a 2/3 de las dimensiones nominales de la
pieza
Bolsas de resina y No se permiten bolsas No se permiten bolsas
Entrecasco de resinas no de resinas no
(vease EN844-10) excesivamente densas. excesivamente densas.
Se permite entrecasco. No se permite
entrecasco.
Daños por insectos No se admite ningún ataque activo. No se
admiten los orificios de sirex. Las galerías y
orificios se evaluarán como defectos anormales
Defectos anormales Cuando la reducción de la resistencia originada
por un defecto anormal resulte evidentemente
inferior a la originada por otros defectos admitidos
por esta tabla, la pieza podrá aceptarse a
condición de que se trate de un defecto que no
aumente con las mecanizaciones posteriores o el
secado
1) Las limitaciones respecto a las fendas pueden despreciarse si se confirma mediante inspección que no tienen efecto
sobre la resistencia.
2) Los límites de deformación serán menores si el modo de funcionamiento de la máquina de clasificación lo requiere.

3) El azulado no es un defecto estructural y se puede aceptar sin limitaciones.

2. MARCADO DE LA MADERA CLASIFICADA

El productor es el responsable del marcado y documentación que ha de


acompañar a toda pieza de madera de uso estructural comercializada en el
mercado.

La información mínima que deberá ser marcada de forma clara e


indeleble en cada pieza de un lote es la indicada a continuación.
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

CONTENIDO MÍNIMO QUE DEBE INCORPORAR LA MARCA

• Nombre o Marca identificativa del productor.


• La información contemplada en información adicional.
• La clase resistente asignada en la Norma UNE EN 1912.
• Las letras CE.
• Seguido de los dos últimos dígitos correspondientes al año de marcado CE.
• Nº del Organismo Notificado.
• Contenido de humedad en el momento de la clasificación.
• WET GRADED (Madera húmeda)/DRY GRADED (madera seca).

Además puede haber una información adicional, que podrá ir


incorporada en la citada marca o ser aportada en un documento, para el
conjunto del lote.

INFORMACIÓN ADICIONAL

• Denominación completa y Dirección Registrada del productor.


• Código de la especie según UNE EN 13556
PNSY Pino Silvestre
PNNL Pino Laricio
PNPN Pino Gallego/Pinaster
PNRD Pino Insignes
• La Clase de Calidad (ME-1/ME-2).
• La norma clasificadora empleada (UNE 56.544).
• No necesario EN 338 - Resistencia Flexión, Compresión y Tracción.
- Módulo de Elasticidad en Flexión
• Clase de durabilidad EN 350-2 o durabilidad NPD
• Clase de Reacción al fuego o clase F.
• Número de Certificado EU de Conformidad.
• Firma del responsable de la clasificación

Ejemplo

Organismo Certificador UNE 56.544

Productor CE
PNSY C27
WET GRADED
ME1

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

2.1. RECOMENDACIONES DE RECEPCIÓN.

Comprobar:

1º Que las piezas incorporen las marcas exigidas y vengan acompañadas de


los certificados oportunos.

2º Que las características generales del producto se correspondan con lo


especificado.

3º El aspecto y el estado general del producto.

4º Que las dimensiones se corresponden con las del proyecto y las deviaciones
no excedan de lo permitido.

5º Que el tamaño de las fendas y la cuantía de las deformaciones de la madera


WED GRADED suministrada en seco, no exceden el valor, máximo permitido
para la madera en seco.

6º Que en el caso de madera tratada el certificado acredite el tratamiento


solicitado.
El certificado debe contener:
- Identidad del aplicador.
- La especie de madera tratada.
- Protector empleado y su número de registro.
- Sistema de aplicación.
- La categoría de riesgo que cubre.
- Fecha del tratamiento.
- En el caso de mecanizaciones posteriores, precauciones a tomar.

2.2. RECOMENDACIONES PARA EL ALMACENAMIENTO.

1º Cuando el material tiene una h≥20%.


- Se almacenará bajo cubierta en un local altamente ventilado.
- Interponiendo rastreles separadores entre capas en las pilas, y entre las
tablas de una misma capa separadores de 3 a 4 cm.
- La capa inferior de la pila deberá estar elvada del suelo de 20 a 30 cm.

2º Si el material está seco el almacenamiento puede efectuarse en macizo.

3º Si se moja la madera, deberá dejarse secar.

4º La madera tratada químicamente debe manipularse con guantes. Y si se


trabaja debe emplearse mascarilla.

5º Se recomienda poner en servicio madera estructural con contenido de


h≥20% .

6º No se deben de realizar procesos de selección en obra..


____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

7º Cuando por exigencias estéticas sea necesario eliminar las marcas, la


dirección de la obra adoptara las medidas necesarias que garantizen la
identificación de cada uno de los elementos estructurales.

3. TÉCNICAS DE DIAGNOSTICO APLICADAS A LA MADERA


COLOCADA.
Las técnicas de diagnostico comentadas a continuación, también se han
analizado como métodos de clasificación, pero nos vamos a referir a su
aplicación como medios para diagnosticar el estado de la madera colocada,
con objeto de tomar decisiones de si debemos mantener la madera, debemos
reforzarla, consolidadla o sustituirla.

3.1. ULTRASONIDOS

Los ultrasonidos son ondas acústicas con frecuencia por encima de la


zona audible. Se utilizan en los ensayos no destructivos de la madera, además
de en otros materiales como el acero o el hormigón. Determinan el módulo de
elasticidad dinámico deducido a partir de la velocidad de propagación de las
ondas y de la densidad del material. A partir de este módulo se puede deducir
el módulo de elasticidad estático y estimar la resistencia.

Aunque existen tres métodos de aplicación de los ultrasonidos, método


de ecos, de transmisión y de resonancia, nos vamos a centrar en este último.

Método de resonancia (Máquina “Sylvatest”):

El equipo Sylvatest mide el módulo de elasticidad de la pieza (Bucur y


Archer, 1984). Ya hemos comentado que su principio físico parte del
conocimiento de que, la velocidad de transmisión de una onda a través de un
material es tanto más lenta cuanto mayor sea el número y valor de las
discontinuidades del material (mayor heterogeneidad del material). Esta
velocidad está influida por, entre otras causas, la densidad y la humedad de
material.

En primer lugar, medimos la velocidad de paso de la onda y después


calculamos el módulo de elasticidad de cada pieza conociendo la densidad,
humedad y longitud de las piezas, según la expresión:

E sylvatest = vsylvatest
2
* DENS

El planteamiento se enfoca principalmente a la determinación del módulo


de elasticidad dinámico, con objeto de su posterior comparación con el módulo
de elasticidad estático, obtenido en los ensayos. (Arriaga et al., 1992).

En el caso de un cuerpo de gran tamaño, cuyas dimensiones


____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

transversales son mayores que la longitud de onda, esta relación es más


compleja. En realidad se producen dos tipos de ondas, la onda longitudinal o
de compresión y la onda transversal o de cizallamiento, con velocidad inferior.
En estas relaciones interviene el coeficiente de Poisson, ν. Las expresiones de
las velocidades, longitudinal vl, y transversal vt, son las siguientes:

E 1-ν
2
vl = •
. ρ (1 + ν) • (1 - 2ν)

E 1 G
2
vt = • =
ρ 2 • (1 + ν ) ρ

La velocidad de propagación de la onda transversal puede emplearse


para deducir el coeficiente de Poisson con la ayuda de un osciloscopio.
(Arriaga et al., 2002).

Entre el 5 y 30% de contenido de humedad, influye en la velocidad de


propagación de los ultrasonidos siguiendo una relación lineal, de tal manera
que, por cada incremento de un 1% de humedad, se produce una disminución
de la velocidad de aproximadamente un 0,8% (Sandoz, 1989).

La temperatura también influye ligeramente en la velocidad de


transmisión, de forma que un aumento de la temperatura reduce la velocidad.
Siendo esta influencia de la temperatura más importante cuanto mayor es el
contenido de humedad, por lo que algunos aparatos incluyen sondas de
temperatura y humedad para tener en cuenta estos dos factores.

El dispositivo dispone de dos sondas, una actúa de emisor y la otra de


receptor, y de una estación, que registra el tiempo que tarda la onda en
recorrer la distancia entre los dos puntos donde se sitúan las ondas.

Las sondas se colocan enfrentadas sobre las testas, siguiendo la


dirección de la fibra, medida que se conoce como método directo. El aparato de
Sylvatest específicamente desarrollado para la madera, utiliza palpadores
cónicos, sonda de temperatura y sonda de contenido de humedad. Para
conseguir la emisión y recepción correcta de las ondas, se realizan unos
orificios cónicos de 5 mm de diámetro y 1 cm de profundidad en las testas,
donde se introducen las sondas.

Utiliza frecuencias bajas que permiten conseguir un alcance mayor de


los impulsos, logra sortear las irregularidades de la madera y permite realizar
un barrido más completo de la pieza (Arriaga et al., 1992).

La velocidad de propagación será mayor, cuanto menor sea la presencia


de defectos en la madera, debido a que, por ejemplo las fendas, las
desviaciones de fibras generales (Bucur, 1984) o las locales producidas por los
nudos, provocan la interrupción de la continuidad de transmisión de la onda, y
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

por tanto retardan su llegada al receptor.

Foto 4.4 - Máquina Sylvatest

Este método aporta como ventaja, la posibilidad de uso en estructuras


en servicio. En ellas se podrían conocer cuál es la capacidad resistente que
tienen tras el paso del tiempo en uso o, en caso de piezas atacadas, cuál sería
la disminución de resistencia que han sufrido por dicho ataque. También
incluye como ventaja la facilidad de uso del equipo y la ligereza para su
transporte al lugar donde se requiere utilizar.

Admite medida tanto en madera aserrada, como en árboles en pie,


pudiendo realizarse medidas directas o indirectas (colocación de las sondas en
ángulo), además de la posibilidad de tomarlas en sentido radial o longitudinal.

Existen otros métodos:

Pundit (Portable Ultrasonic Non destructive Digital Indicating Tester).

Es un generador de impulsos con frecuencia de 54 kHz, que mide el


tiempo con precisión de décimas de microsegundo. Tiene dos palpadores de
forma cilíndrica con una superficie de contacto de 5 cm de diámetro. Para el
acoplamiento de los palpadores sobre la superficie de la madera se emplea
una capa delgada de vaselina.

Los procedimientos estadísticos para el establecimiento de las calidades


____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

son, en todo, iguales que para las demás técnicas.

Maquina de Finnograder.

Está basada en la medida de las radiaciones ionizantes que absorbe la


madera, determinando los defectos, densidad y humedad de la pieza para, a
partir de ellos, conocer la resistencia.

Maquina de Dynagrade.

Determina el módulo de elasticidad de la madera mediante la medición


de la frecuencia de resonancia de una vibración longitudinal, producida por el
impacto de una bola de acero en uno de los extremos de la pieza (Bräuner y
Poulsson, 1997).

3.2. RESISTÓGRAFO 1410 Y SU SOFWARE DECOM.

El resistógrafo consiste en un taladro mecánico que realiza una


perforación de 3 mm de diámetro perpendicularmente a las caras de las piezas
de madera o a los ejes de los árboles y evalúa la resistencia que ofrece a la
perforación.

El dispositivo que contiene una broca o aguja con un diámetro de 1,5


mm en el fuste y 3 mm en la punta, que al rotar se va introduciendo en la
madera, avanzando a velocidad constante. La resistencia a la penetración se
mide mediante el consumo de potencia.

Se utiliza para la medición de los crecimientos y del estado sanitario de


los árboles, perforando éstos en sentido radial, pudiendo detectar daños
internos y ayudar a la toma de decisiones para su conservación o eliminación
por razones de seguridad (Bethge et al., 1996). Su origen se remonta al año
1985 en Alemania, utilizándose en un principio para detectar la degradación de
los postes.

Se ha aplicado en la inspección de piezas de madera en estructuras


antiguas (Rinn, 1994). En la inspección de edificios históricos como
complemento a otros procedimientos para detectar pudriciones interiores,
fundamentalmente en las cabezas ocultas de las vigas (Bertolini et al., 1998).
También se utilizó en la inspección de los puentes de madera en los Estados
Unidos. (Anthony et al., 1998)

El aparato consta de dos partes fundamentales:


• Cuerpo central de la máquina, con la aguja perforadora.
• Batería e impresora portátil.

Además, consta también de cable de conexión entre batería y PC, el


medidor de profundidad de la perforación y el cargador de batería.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

La resistencia que ofrece a su avance se relaciona con la densidad, y es


capaz de detectar los anillos de crecimiento al encontrar diferencias de
densidad entre la madera de verano-otoño y la de primavera.

Foto 4.5. Resistógrafo Foto 4.6. Batería e impresora del resistógrafo

Existen variantes de los resistógrafos diferenciadas principalmente en la


longitud de perforación y en sus características, estando ésta entre 280 mm,
410 mm y 950 mm, correspondiendo a mayor longitud de aguja, mayor
dimensión del aparato.

El resistógrafo 1410, tiene una longitud de perforación de 410 mm, lo


que permite introducirlo entre las dos viguetas de un revoltón, cubriendo
cualquier anchura de las vigas de mayor tamaño que podemos encontrarnos en
los edificios.

Una vez puesto en marcha se procederá a tomar las medidas que se


consideren necesarias, según la metodología del proyecto. La toma de datos
puede abordarse desde tres puntos de vista, en función de la salida de los
mismos:

• Salida gráfica durante la medición, a través de la impresora portátil de la


maleta de la batería.
• Salida en forma de fichero de datos para ser utilizados mediante el sofware
DECOM light, posteriormente en gabinete.
• Salida en forma de fichero de datos para ser utilizados mediante el sofware
DECOM.

El gráfico expresa la profundidad de perforación en cm. con la fuerza


necesaria para dicha perforación. Además los datos se guardan en la memoria
y pueden ser volcados al programa DECOM light, para su posterior
manipulación.

La velocidad de rotación es continúa a razón de 1.500 rpm y la velocidad


de avance puede ser variable. El resistógrafo 1410 dispone de siete rangos de
velocidades de perforación que se seleccionan en función de la densidad
esperada de la madera a medir, que son:
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

1. 5 cm./ minuto.
2. 10 cm./ minuto.
3. 15 cm./ minuto.
4. 20 cm./ minuto.
5. 25 cm./ minuto.
6. 35 cm./ minuto.
7. 45 cm./ minuto.

Para el caso de la madera de pino, la velocidad recomendada por el


fabricante está entre la 4 y la 6. Para la comparación de resultados se aconseja
utilizar siempre el mismo rango y por otra parte es preferible utilizar un rango
inferior a uno superior.

El gráfico obtenido en lenguaje máquina es tratado informáticamente y


obtenemos un gráfico matemático, que nos determina punto a punto cada 0,04
mm., a partir de aquí seleccionamos el punto más alto de inicio y el punto más
alto de final del gráfico matemático. Para mayor seguridad se desecha la sexta
parte por delante y la sexta parte por detrás, con objeto de eliminar las posibles
variaciones en el arranque y en la finalización de la máquina.

Los valores obtenidos pueden ser radiales y tangenciales. Se toma la


media de todos obteniendo de este modo el Valor de Resistógrafo (VR), dado
que se ha podido demostrar que las deferencias entre el Valor radial del
resistógrafo y el Valor tangencial no son significativas.

Se puede afirmar que:

- El resistógrafo es un estimador aceptable del estado y de la calidad de


la madera, teniendo como ventajas su aplicabilidad en madera colocada y su
fácil manejo.

- El resistógrafo mejora las estimaciones de los módulos de rotura y de


elasticidad medido en canto inferior, cuando se combina con la técnica de
ultrasonidos, siendo ambas aplicables a estructuras de madera colocadas.

El resistógrafo es un buen estimador de la densidad de la madera, con


aplicación en madera colocadas.

- Se puede fijar, como primera aproximación, los valores de paso entre


calidades resistentes del Pinus nigra:

Paso de rechazos a segunda (ME2, C18): VR medio = 9,1


Paso de segundas a primera (ME1, C30): VR medio = 10,5

- Se puede establecer como protocolo de diagnóstico para estructuras


de madera colocadas, para determinar el Valor VR medio de una pieza de
madera, la realización sobre la misma cara, de un taladro cada m, alternando
uno por la parte superior y otro por la parte inferior y determinaremos el VR
medio de la pieza, como la media aritmética de los taladros realizados.
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

3. 3. EL GEORRADAR.

EL GEORRADAR es un método de prospección geofísica basado en la


emisión de impulsos electromagnéticos de muy corta duración (entre 1 ns y 10
ns) en la banda de frecuencias de UHF-VHF (normalmente entre 100 MHz y 1
GHz).

Esta técnica geofísica es un sistema electromagnético para la detección


y localización de elementos y/o formaciones. Tiene las mismas ventajas que los
sistemas citados, y también se puede utilizar tanto en estructuras colocadas
como en piezas nuevas.

Foto 4.7. Imagen tomada por el georradar Foto. 4.8. Antena del georradar.

Las técnicas, resistógrafo y ultrasonidos, deben analizarse


conjuntamente añadiendo la técnica del GEORRADAR con objeto de conocer
mejor las características de las maderas colocadas.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

5.- SÍNTESIS DE CONTENIDOS.

CLASIFICACIÓN NO DESTRUCTIVA DE LA
MADERA

POR MÉTODOS VISUALES.


INDICADORES DE CALIDAD NO DESTRUCTIVOS.

NORMA MARCO EN 14081, REFERENCIA DE LAS NORMAS


VISUALES.

NORMAS DE CLASIFICACIÓN VISUAL.

NORMA DE CLASIFICACIÓN VISUAL ESPAÑOLA.


UNE 56.544

NORMA EN 1912. RELACIÓN DE CLASIFICACIONES


VISUALES.

POR MÉTODOS AUTOMÁTICOS.


PARÁMETROS DE INFLUENCIA EN LA
DETERMINACIÓN DE LA CALIDAD.

TIPOS DE MÁQUINA AUTOMÁTICA PARA ENSAYOS.

CLASIFICADORA MECÁNICA POR FLEXIÓN DE CARA


- Computermatic
- Cook-Bolinder

CLASIFICACIÓN POR MÁQUINAS DE TIPO NO


MECÁNICO. - Ultrasonidos - Sylvatest
- Pundit
- Finnograder
- Dinagrader

OTROS MÉTODOS DE CLASIFICACIÓN.


- Resistógrafo
- Georradar

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

6.- PUNTOS NEGROS.

- CONFUNDIR los criterios de medida utilizados en la clasificación


visual de las maderas de las Normas DIN con los de las UNE.

- REFERENCIAR la Norma EN 14.081 a la Norma UNE 56.544.

- TOMAR los valores límite establecidos para determinar las clases de


calidad por la Norma Nórdica y aplicarlos a la Norma del Reino
Unido.

- NO APLICAR correctamente la medición de las singularidades para


la clasificación visual resistente entre la clase ME-1 y ME-2 o para una
misma clase.

- CONFUNDIR los parámetros de influencia en la determinación de la


calidad en los métodos automáticos con las normas visuales.

- CONFUNDIR las máquinas de flexión de cara que miden la fuerza


con los que miden la deformación.

- CONFUNDIR los requisitos visuales preferentes para las partes no


completamente clasificadas en la clasificación mecánica con las
especificaciones de clasificación visual resistente de la Norma
española.

- CONFUNDIR los métodos de clasificación por ultrasonidos con los


métodos de clasificación por impulsos electromagnéticos.

7. RECOMENDACIONES DE ESTUDIO.

* LECTURA atenta y comprensiva.


.
* REALIZAR ESQUEMAS de cada uno de los apartados.

8.- DERIVACIONES.

Conocidos la clasificación de la madera por métodos no destructivos, podemos


hablar de:

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

APLICACIONES DE LA MADERA PARA USO


ESTRUCTURAL
9.- APÉNDICES VARIOS.

9.A. BIBLIOGRAFÍA.
ANTHONY, R.W.; PANDEY, A.K. y ARNETTE, C.G., 1998. Inspection and assement of timber
piles. Proceedings of 5th World Conference on Timber Engineering, Montreaux, Switzerland,
aug 1998. Vol. I. pp. 432-439.

ANTHONY, R.W.; RENFORTH, L. y NELSON, R.F., 1998. Nondestructive strength evaluation


of Pinus sylvestris poles in the U.K.. Proceedings of 5th World Conference on Timber
Engineering, Montreaux, Switzerland, aug 1998. Vol. I. pp. 642-648.

ARRIAGA, F.; GARCÍA, L.; GEBREMEDHIN, K. y PERAZA, F., 1992. Estructuras de madera:
Restauración. Estudio experimental de la capacidad resistente de forjados realizados con vigas
de madera. Memoria del Proyecto de Investigación PAT 90-0224. Vol. I.

ARRIAGA, F.; PERAZA, F,: ESTEBAN, M.; BOBADILLA, I.; y GARCÍA, F., 2002. Intervención
en estructuras de madera. AITIM. Orden FOM/495/2002 de 22 de febrero de 2002 (BOE de 7-
3-02).

BERTOLINI, C.; BRUNETTI, M.; CABALLERO, P. y MACCHIONI, N., 1998. A non destructive
diagnostic method on ancient timber strutures some practical application examples.
Proceedings of 5th World Conference on Timber Engineering, Montreaux, Switzerland, aug
1998. Vol. I. pp. 456-463.

BETHGE,K.; MATTHECK, C. y HUNGER, E., 1996. Equipment for detection and evaluation of
incipient decay in trees. Arboricultural journal 1996. Vol. 20. pp 13-37.

BÖSTROM, L., 1994. Machine strength grading: comparison of four different systems. Swedish
National Testing and Research Institute, Building Technology SP Report 49: 56 pp.

BS 4978, 1996. Visual strength grading of softwood. Reino Unido.

BRÄUNER, L. y POULSSON, L., 1997. Mechanical properties of Sitka Spruce. Swedish


National Testing and Research Institute, Holz als Roh-und Wekstoff 57: 145-149.

CECCOTTI, A. y TOGNI, M., 1996. NDT on ancient tiember beams: assement of


strenght/stiffness poperties combining visual and instrumrntal methods. Porceedings 10th
International Symposium on Nondestructive Testing of Wood, Lausanne.

DÍEZ BARRA, M.R.; FERNÁNDEZ-GOLFÍN SECO, J.I.; HERMOSO PRIETO, E. 2001(a).


Causas de las deformaciones en madera estructural de Pinus nigra. Revista de Investigación
Agraria 10(2).

DIN 4074-4. Teil, 1989. Parte I. Sortierun von Nadelholz nach der Tragfählgkeit. Nadelschnittholz.
(Clasificación de la madera de coníferas según su capacidad portante).

EN 518, 1995. Structural timber. Granding. Requirements for usual strength grading.

EN 519, 1995. Structural timber. Granding. Requirements for machine strength graded timber and
grading machines.

EN 384, 1999. Madera estructural. Determinación de los valores característicos de las


propiedades mecánicas y la densidad.
____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

EN 408, 1999. Madera estructural. Madera estructural y madera laminada. Determinación de


algunas propiedades físicas y mecánicas.

EN 844-7-9-10. Madera aserrada y madera en rollo. Terminología. Parte 7, 1997: Términos


relativos a la estructura anatómica de la madera. Parte 9, 1997: Términos relativos a las
singularidades de la madera aserrada. Parte 10, 1998: Términos relativos a las decoloraciones y
a los ataques por hongos.
adicionales.

EN 1310, 1997. Madera aserrada y madera en rollo. Método de medida de las singularidades.

EN 14081, 2000. Timber structures. Strenght graded structural timber with rectangular cross
section. Part 1: Grading Requirements to strenght graded timber Part 2: Machine Grading-
Additional requirements for initial type testing. Part 3: Machine Grading- Additional requirements
for factory production control.

EN 1912, 1999. Madera estructural. Clases resistentes. Asignación de especies y calidades


visuales.

ENDERSBY, J., 1974. Stress grading home- grown softwood. Building Research Estableshment.
Bre information IS 5/74. Princess Risborough, BRE.

EUROCÓDIGO 5, 1997. Proyecto de estructuras de madera. Parte 1-1: Reglas generales y


reglas para edificación. UNE-ENV 1995-1-1.

FERNÁNDEZ-GOLFÍN SECO, J.I.; DÍEZ BARRA, M.R.; HERMOSO PRIETO, E. 2001. Análisis y
estado del arte de la técnica de clasificación mecánica por máquina de la madera aserrada
estructural. Revista de Investigación Agraria 10(1): 5-20.

FEWELL, A.R., 1979 (a).Machine stress grading larger sections of timber. Stress granding
information. Princess Risborough Laboratory. 9-10.

FEWELL, A.R., 1979 (b). Stress grading timber for structural use. Stress granding information.
Princess Risborough Laboratory. 3-4..

FEWELL, A.R., 1979 (c). Timber testing in structural sizes at the Princess Risborough
Laboratory. Stress granding information. Princess Risborough Laboratory. 13-18.

FEWELL, A.R., 1982. Machine stress grading of timber in the United Kingdom. Holz als Roh-
und Werkstoff 40. 455-459.

FEWELL, A.R., 1984. Timber stress grading machine. Building Research Establishment. Bre
information IP 17/84. Princess Risborough, BRE.

GALLIGAN, W.L. y McDONALD, K.A., 2000. Machine Granding Lumbre Concerns For Lumbre
Producers. USDA Forest Service. Forest Produts Laboratory. 78 pp.

GALLIGAN, W.L.; SNODGRASS, D. y CROW, G.W., 1977. Machine stress rating: practical
concerns for lumber producers. USDA Forest Service. General Technical report FPL 7.

GLOS, P., 1982. Die maschinelle sortierung von schnittholz. Holz-Zentralblatt nº 13. 153-155.

HELGERUD, H., 1999. Yield from machine strength grading of structural timber in Norway. NTI
Rapport nº 44. ISSN 0333.2020.

HERMOSO PRIETO, E.; FERNÁNDEZ-GOLFÍN SECO, J.I. y DÍEZ BARRA, M.R. Evaluación
de la clasificación resistente de la madera estructural mediante ultrasonidos. (en prensa)
CIFOR-INIA. Apartado 8111. 28080 Madrid.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

HOYLE, R.J., 1961. A nondestructive test for stiffness of structural tumber. Fotest Product
Journal. 251-254.

HOYLE, R.J., 1968. Background to machine stress grading. Fotest Product Journal. 18 (4). 87-
89.

INIA, 1991. Propiedades y tecnología de la madera del pino radiata del país vasco. MAPA,
monografía INIA nº 80, 243 pp.

INSTA 142, 1997. Nordic visual stress grading riles from timber.

JOHANSSON, C.J.; BRUNDIN, J, y GRUBER, R., 1992. Stress grading of Swedish and
German Timber. A comparison of machine stress grading snd three visual grading systems.
Swedish National Testing and Research Institute. Building Technology. SP Report 23: 94 pp.

MULLER, P.H., 1968. Mechanicl Stress-Grading of structural timber in Europe, North America
and Australia. Wood Science and Technology 2. 43-72.

NFB 52-001-5, 1998. Règles d´utilisation du bois dans les constructions. Classement visuel
pour emploi en structure pour les principales essences résineuses et feuillues..Francia.

NLGA, 1996. The national grading rules for dimension lumber. Canadá.

RODRÍGUEZ, C.; RUBIO, P. y GÓMEZ, J.C., 1998. Application of ultrasonic techniques, as a


non destructive method, for the evaluation of timber structures.
Proceedings of 5th world Conference on Timber Engineering, Montreaux, Switzerland, aug
1998. Vol. 2. pp 806-807.

RINN, F., 1994. Resistographic inspection of building timber. Proceedings of the Pacific Timber
Engineering Conference, Gold Coast, Australia. July 1994, Vol. 2, 469-468 pp.

SANDOZ, J.L., 1989. Grading of construction timber by ultrasound. Wood Science and
Technology, 23:95-108.

SANDOZ, J.L., 1994. Reliability assurance of structural timber using ultrasound. First European
Symposium on Nondestructive Evaluation of Wood. Sopron, Hungary.

SANDOZ, J.L., 1996 (a). Structural timber assurance using ultrasound. 4th International Wood
Engineering Conference. EU-New Orleans.

SANDOZ, J.L., 1996 (b). Ultrasonic solid wood evaluation in industrial applications. 10th
International Symposium on Nondestructive Testing of Wood. Lausanne.

SUNLEY, J.G. y HUDSON, W.M., 1964. A Report of research on the Machine Grading of
lumbre in Britain. Forest Product Journal 14(4). 155-158.

TORY, J.R., 1978. Machine stress grading in the United Kingdom: theory into practice.
Proceedings of the 4th non-destructive testing of wood symposium. 239-281.

TORY, J.R., 1979. Visual stress grading. Stress grading information. Princess Risborough
Laboratory. 5-6.

UNE 56.544, 1999. Clasificación visual de la madera aserrada para uso estructural.

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

10.- AUTOEVALUACION.
1. Los indicadores de calidad son las singularidades de la madera, de las
cuales, unas producen efectos más perjudiciales en la resistencia de la madera
que otras. En general, los parámetros que se incluyen en la clasificación visual
son comunes a todas las normas nacionales. ……………….………..…V F

2. Cada país desarrolló su norma de clasificación visual, con el objetivo de


homogeneizar las propiedades de los lotes de madera que se comercializaban.
La norma que establece unas bases comunes que sirvan de referencia a las
normas nacionales es la EN 1912. ………………………………………...V F

3. Las limitaciones para singularidades reductoras de la resistencia, son entre


otras, las gemas y la desviación de las fibras. ……………………………V F

4. La norma UNE 56.544 clasifica la madera en las calidades, ME-1 (primera),


ME-2 (segunda) y rechazo, y admite la alteración biológica del azulado incluso
en la calidad ME-1. …………………………….………………………….…V F

5. El campo de aplicación de la Norma UNE 56.544 de clasificación visual


resistente de la madera se extiende a todos los pinos de españoles. ....V F

6. El Módulo de elasticidad se obtiene en la clasificación por máquina


efectuándolo sobre el canto y no sobre la cara. Esto es debido a que la
aplicación de una fuerza sobre el canto requiere un esfuerzo menor, y por
tanto, se evita que pueda dañarse la estructura resistente interna de la pieza
durante el ensayo. …………………………………………………………... V F

7. Un aumento de la humedad produce aumento de elasticidad y una


disminución de la resistencia. Se utiliza como humedad de referencia el valor
del 12 % en los ensayos y en la determinación de los ajustes de máquina, y en
caso de no ser así, aplicar las correcciones necesarias en el cálculo de las
relaciones MOR-MOE. ………………………………………………… ...….V F

8. Los métodos de clasificación por ultrasonidos determinan el módulo de


elasticidad dinámico deducido a partir de la velocidad de propagación de las
ondas y de la densidad del material. A partir de este módulo se puede deducir
el módulo de elasticidad estático y estimar la resistencia. ………………V F

9. En el método de clasificación por resonancia la frecuencia debe ser baja con


el fin de conseguir un alcance mayor de los impulsos, además de lograr que se
puedan sortear las irregularidades de la madera, porque las ondas cortas no
rodean fácilmente los obstáculos que se encuentran en su camino. …..V F

10. El resistógrafo es un método de prospección geofísica basado en la


emisión de impulsos electromagnéticos de muy corta duración (entre 1 ns y 10

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ


PATOLOGÍA. TÉCNICAS DE DIAGNÓSTICO Y MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS

ns) en la banda de frecuencias de UHF-VHF (normalmente entre 100 MHz y 1


GHz). …………………………………………………………………………..V F

____________________________________________________________________________________________________________________

ESCUELA TÉCNICA SUPERIOR DE INGENIERIA DE EDIFICACIÓN RAFAEL CAPUZ LLADRÓ