Vous êtes sur la page 1sur 23

INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA

PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

Referencia de la bibliografía∗

Autor: ANTEZANA PALACIOS; Alfredo


Título: “Lecciones de Derecho Procesal Civil”. Tomo II
Año: 1999.
País: Sucre, Bolivia.
Editorial: JUDICIAL.
Páginas: 1385 – 1422.

Capítulo XXVII
Interdictos

I. NOCIONES GENERALES.
II. NATURALEZA JURÍDICA..
III. OBJETO.
IV. COMPETENCIA.
V. REGLAS COMUNES.
VI. CLASIFICACION.
VII. INTERDICTO DE ADQUIRIR LA POSESION.
- Concepto.
- Requisitos.-
- Procedimiento.-
- Posesión a título hereditario.-
VIII. INTERDICTO DE RETENER LA POSESION.
- Definición.-
- Requisitos.-
- Legitimación pasiva.-
- Procedimiento.
- Prueba.
- Prohibición de innovar.-


Nota: Material entregado conforme al art. 24 de la Ley Nº 1322.
1
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

- Sentencia.
IX. INTERDICTO DE RECOBRAR LA POSESION.
- Concepto y Definición.-
- Requisitos.-
- Legitimación.-
- Procedimiento.-
- Sentencia.
X. INTERDICTO DE OBRA NUEVA PERJUDICIAL O DE DAÑO TEMIDO.-
- Concepto.-
- Legitimación activa y pasiva.-
- Causas.-
- Procedimiento.-
- Sentencia.
XI. JURISPRUDENCIA.
XII. LEGISLACION COMPARADA.
- Argentina.-
- Colombia.-
- Costa Rica.
- Chile.-
- Ecuador.-
- México.-
- Perú.-
- Uruguay.-
- Venezuela.-

I.- NOCIONES GENERALES.-


Se llaman interdictos los procesos que se originan en aquellas pretensiones que nacen con motivo de la
perturbación; despojo de la posesión o la tenencia de un bien inmueble; o de una obra nueva que afectare a
un inmueble; y cuya finalidad consiste en obtener una decisión judicial que ampare o restituya la posesión, o la
tenencia; u ordene la suspensión definitiva.
Los interdictos representan en su acepción más general, “un acto de autoridad” para proteger los derechos y
evitar determinadas contiendas entre particulares, relativas a la reglamentación de las pretensiones
posesorias; es decir, son remedios creados por la ley para resolver jurídicamente situaciones que , en razón
de su naturaleza, no pueden solucionarse por la vía de una acción ordinaria.

2
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

II.- NATURALEZA JURÍDICA.-


Para algunos autores, los interdictos, no son sino la reglamentación de las acciones posesorias señaladas en
el Código Civil.
El Código de Procedimiento, no ha legislado las acciones posesorias; y sus disposiciones procedimentales,
deben ser interpretadas tomando en cuenta los preceptos del código civil.
De acuerdo con este criterio, el poseedor de la cosa, no puede entablar los interdictos de retener o recobrar la
posesión, si no tuviese por lo menos el tiempo de un año, que la posesión no esté afectada de vicios, que no
sea precaria, violenta o clandestina; en cambio el despojo, corresponde a todo poseedor; aunque su posesión
sea viciosa; sin obligación de producir título alguno contra el despojante; aunque sea dueño del inmueble.
Las pretensiones posesorias, tiene el mismo origen y finalidad, con la diferencia de que sólo se acuerdan al
poseedor que reúne los requisitos a que se ha hecho referencia; y que están establecidos en los Arts. 1461 y
1462 del Código Civil. Estas normas, tienen una aparente contradicción con las normas señaladas en el
Código de Procedimiento Civil.
La doctrina ha seguido dos corrientes o teorías: la unitaria y la dualista.
La teoría unitaria sostiene que los interdictos que contempla el código de procedimiento, no eran otra cosa que
la reglamentación o regulación procesal de las pretensiones posesorias legales, legisladas en el Código Civil.
De ahí que éste último, condiciona la admisibilidad de las pretensiones posesorias, a la circunstancia de que el
actor tenga la posesión jurídica; es decir sin vicios, de no ser precaria, violenta o clandestina. Se sostiene que
los requisitos de admisibilidad de los interdictos, coincidían con los de ese tipo de pretensiones; y que quien
fuese vencido en aquéllos, sólo estaba habilitado para deducir la pretensión reivindicatoria, en el
correspondiente proceso ordinario.
Sólo se consideraba una excepción a tal conclusión, el caso del interdicto de “despojo”; por cuanto éste
corresponde a todo poseedor despojado de la posesión de inmuebles, aunque su posesión sea viciosa.
Ampara inclusive al mero tenedor o detentador.
Para la teoría dualista, los interdictos y las acciones posesorias representan dos remedios distintos que se
diferencian, desde el punto de vista de la finalidad que persiguen. Mientras los primeros tutelan el hecho
material de la posesión, con prescindencia de que tenga vicios o no sea anual; los segundos protegen la
posesión jurídica; es decir, el derecho a la posesión.
III.- OBJETO.-
El objeto de los interdictos es proteger la posesión, que debe otorgarse a quien es perturbado en el ejercicio
de ese poder de hecho que se tiene. La cognición es limitada, no pudiendo ventilarse cuestiones relacionadas
al derecho de propiedad.
El objeto del interdicto de adquirir la posesión, tiene por objeto adquirir la que nunca se ha tenido; se requiere
para su procedencia, un título auténtico que acredite el dominio sobre la cosa.
Los interdictos de retener la posesión, tienen por objeto amparar y conservar la posesión de una cosa
inmueble, indebidamente perturbada; mientras que el de recobrar la posesión tiene por objeto restituirla
cuando se la pierde. Existen diferencias entre los interdictos de retener y los de recobrar la posesión. En el
primer caso, el actor, conserva la posesión y su objeto es hacer cesar los actos de turbación; en los segundos,

3
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

el actor ha perdido la posesión. Si el interdicto de retener no procede; deberá deducirse el de recobrar la


posesión. La diferencia se acentúa en el objeto de la prueba.
El interdicto de obra nueva, tiene por objeto evitar que la posesión, pueda ser afectada por obras que un
tercero ejecute en terreno del actor; o en otro terreno vecino; pero en condiciones que perjudiquen; para evitar
un daño temido.
IV.- COMPETENCIA.-
Es competente el Juez Instructor en lo Civil del lugar donde se encuentre el bien cuya posesión se protege; en
razón de que los interdictos se hallan destinados al amparo de un derecho de naturaleza real, así lo establece
el Art. 592 del Cód. Pdto. Civ.. Si fueran varias cosas o una sola; pero situadas en diferentes jurisdicciones
judiciales es competente el del lugar en que esté situada cualquiera de ellas, o donde tuviese su domicilio el
demandado, a elección del actor. Si la pretensión versa sobre bienes muebles, la competencia es del juez
instructor del lugar donde se encuentren los bienes o del domicilio del demandado, a elección del actor. Si la
pretensión se refiere conjuntamente a bienes muebles e inmuebles, el juez del lugar en que estén situados los
inmuebles.
V. REGLAS COMUNES.-
Todos los interdictos deben intentarse dentro del año de producidos los hechos, excepto los de adquirir la
posesión y la denuncia de daño temido que podrá intentarse en cualquier tiempo (Art. 592 Cód. Pdto. Civ)
Puede ocurrir que en la hipótesis, los hechos que sirven de fundamento para los interdictos, tengan el carácter
de clandestinos y que el poseedor los haya conocido con posterioridad; en cuyo caso, el plazo de un año
comienza a correr o computarse a partir de la fecha en que se pruebe ese conocimiento.
Vencido el plazo de un año, el juez puede declarar de oficio, su caducidad; disponiéndose no haber lugar al
interdicto. También el demandado puede hacerla valer como defensa; aunque no como excepción previa y de
especial pronunciamiento; debiendo el juez resolverla en la sentencia definitiva; y por su naturaleza, con
anterioridad a las cuestiones planteadas.
El Art. 593 del Cód. Pdto. Civ. establece que las sentencias que se dictaren en los interdictos de adquirir,
retener y recobrar la posesión, no impedirá el ejercicio de las acciones reales que pudieran corresponder a las
partes. Vencido el actor en el interdicto que sólo tiene efectos con respecto al hecho de la posesión; tiene a su
alcance la pretensión reivindicatoria, a fin de hacer valer su derecho real de dominio; y correlativamente, el
derecho de poseer. (Arts. 105 - II y 1453 Cód. Civ.).
El plazo probatorio de los interdictos es de ocho días.
Contra la sentencia pronunciada dentro de los interdictos, procede el recurso de apelación en el plazo de tres
días, en el efecto devolutivo, sin recurso ulterior. (Art. 595 Cód. Pdto. Civ) y en cuanto a las costas procesales
será condenada la parte perdidosa. (Art. 594 Cód. Pdto. Civ).
VI.- CLASIFICACION.-
En cuanto a las clases de interdictos, el Código de Procedimiento establece que podrán intentarse para:
“1) Adquirir la posesión.”
“2) Retener la posesión.”
“3) Recobrar la posesión.”
“4) Impedir una obra nueva perjudicial o evitar un daño temido”. (Art. 591 Cód. Pdto. Civ).

4
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

VII.- INTERDICTO DE ADQUIRIR LA POSESION.-


Concepto.- Lino Enrique Palacio define: “El denominado interdicto de adquirir la posesión, en tanto no tiene
por objeto proteger la posesión o la tenencia; sino, por el contrario, conseguir la investidura en una posesión o
tenencia que nunca se tuvo, no configura en realidad un verdadero interdicto. Por otra parte, a diferencia de lo
que ocurre en los restantes interdictos, la procedencia del interdicto de adquirir se halla supeditada a la
demostración, por parte del peticionario, de su título o derecho a la posesión o a la tenencia”. (1)
Este interdicto, procederá cuando quien lo solicitare presente un título auténtico de dominio sobre la cosa y
que ésta no se hallare en poder de un tercero, con título de dueño o usufructuario.(Art. 596 Cód. Pdto. Civ).
Requisitos.- Para que proceda el interdicto de adquirir la posesión, se requiere: a) Título suficiente para
adquirir la posesión. b) Que nadie tenga título de dueño o usufructuario de la cosa que constituya objeto del
interdicto. c) Que nadie sea poseedor o tenedor de la misma cosa.
Son títulos hábiles: el testamento otorgado en favor de los causantes en los términos del Capítulo I Título III
Libro IV del Código Civil; la escritura traslativa de dominio; como en los casos de compraventa o donación,
prescripción, usufructo a título oneroso o gratuito, etc.
En cuanto a la tenencia, se ha resuelto que procede el interdicto de adquirir la posesión deducido por el
comprador de un inmueble, contra quienes lo ocupan; si “estos no justifican a qué título lo hacen”; o
interpuesta contra el vendedor que se niega a desocupar parte del bien vendido.
Otro de los requisitos para la procedencia de este interdicto, es que no se halle en poder de un tercero con
título de dueño o usufructuario; en cuyo caso, el tercero, podrá formular oposición.
Procedimiento.- Interpuesta la demanda de interdicto de adquirir la posesión, cumpliendo con los requisitos
del Art. 327 del Cód. Pdto. Civ. y acompañando el título que acredite el derecho propietario, el Juez Instructor
en lo Civil competente, examinará el título y silo hallare suficiente, otorgará la posesión; señalando para el
efecto día y hora para la audiencia de posesión, previa citación del vendedor, actuales poseedores si los
hubiere y colindantes.
Cumplidas estas diligencias y llegada la fecha de la posesión, el juez, procederá a posesionarlo, advirtiéndole
que no será desposeído ni privado de su derecho propietario sin antes ser vencido en proceso ordinario.
El testimonio de la demanda, su providencia y el acta de la posesión, constituye suficiente título que acredita la
posesión judicial.
Sin embargo, puede presentar oposición a la posesión, el que está ocupando el inmueble o un tercero que
alegare tener título de dueño o ser usufructuario. En este caso, se abrirá un término probatorio, con un plazo
de ocho días. Concluido éste, se pronunciará sentencia, ministrando posesión al actor o manteniendo al que
justificare mejor derecho. En ambos casos, se salvará los derechos de la parte perdidosa para la vía
ordinaria.(Art. 597 Cód. Pdto. Civ).
Si ha justificado su derecho el actor, se deberá ministrar posesión en la forma establecida. Por el contrario, si
el opositor ha justificado su pretensión, demostrando su mejor derecho; corresponde al juez, declarar
improbado el interdicto y probada la oposición; consiguientemente se suspende la posesión.
Si el título que presenta el actor para adquirir la posesión, deriva del que invoca el oponente para resistirla, el
juez, dispondrá que la controversia se resuelva según las circunstancias del caso; aunque la derivación del
que invoca el oponente, no implica la existencia de la relación jurídica directa entre las partes. En tal hipótesis,
resulta descartada la procedencia de adquirir la posesión.

5
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

La resolución pronunciada, es susceptible de recurso de apelación, en el efecto devolutivo, en el plazo de tres


días, sin recurso ulterior.
Posesión a título hereditario.- Cuando se pierde la posesión a título hereditario, se debe agregar como
requisitos, aparte de los señalados: El testamento o la resolución judicial de declaratoria de herederos,
certificado de defunción, y el comprobante de pago del impuesto sucesorio.(Art. 587 Cód. Pdto. Civ).
El Código de Procedimiento Civil, admite la posesión a título hereditario. En éste caso, puede o no haber
oposición, consiguientemente, los sucesores universales o particulares, pueden oponerse al interdicto; sobre
todo si el actor, obra con mala fe. Recordemos que por tratarse de sucesión es un proceso universal y en el
acto posesorio, deben consignarse a todos los herederos.
Interpuesto el interdicto, el juez señalará día y hora para la posesión de los bienes sucesorios en lo
proindiviso, con citación de los coherederos; actuales poseedores y albaceas si los hubiere; sin perjuicio de
terceros que mejor derecho tuvieren.(Art. 599 Cód. Pdto. Civ). Se entiende que el juez, interpuesta la
oposición, sujetará la causa a prueba en el plazo de ocho días antes de pronunciar sentencia, ministrando
posesión, al que justifique mejor derecho, conforme lo prescribe el Art. 597 parágrafo II. Y “cualquier reclamo
de los coherederos o albacea, se salvará para la vía ordinaria”.(Art. 600 Cód. Pdto. Civ).
Si fueren dos o más las solicitudes de posesión, el juez, en aplicación de los principios de concentración y
celeridad procesal, ordenará su acumulación, ministrando posesión a quien resultare victorioso; y salvando los
derechos de los otros sucesores para la vía ordinaria, pudiendo éstos solicitar fianza de resultas.(Art. 601 Cód.
Pdto. Civ).
VIII.- INTERDICTO DE RETENER LA POSESION.-
Concepto y Definición.- Lino Palacio define el interdicto de retener la posesión, como “la pretensión procesal
mediante la cual el poseedor o tenedor de un bien mueble o inmueble reclama el amparo judicial frente a la
existencia de actos materiales que importan una turbación potencial o efectiva al ejercicio de la posesión o de
la tenencia”. (2)
Tiene por objeto proteger al poseedor o tenedor de un bien mueble o inmueble contra las perturbaciones o
amenazas de turbación con actos materiales por parte de un tercero, actos tales como el retiro de tranqueras,
la penetración en inmuebles, etc.
El interdicto de retener la posesión tiene en la norma sustantiva del Art. 1462 del Código Civil, la base para
iniciar la acción de retener la posesión. La indicada norma, establece que todo poseedor de un inmueble que
sea perturbado en su posesión, puede pedir, dentro del año transcurrido desde que se le perturbó, se le
mantenga en aquélla. Pero para que esto ocurra, se requiere que la posesión haya durado por lo menos un
año en forma continua y no interrumpida.
Que sea adquirida en forma pacífica, por cuanto la posesión en forma violenta o clandestina, no da lugar a la
acción para conservar la posesión.
Requisitos.- Para que proceda este interdicto se requiere:
1) Que quien lo intentare, se encuentre en posesión actual o tenencia de un bien mueble o inmueble.
2) Que alguien amenazare perturbarlo o lo perturbare en ella, mediante actos materiales.(art. 602 Cód. Pdto.
Civ).
La protección judicial comprende al poseedor o mero tenedor, constituyéndose éstos en sujetos activos;
exigiéndose además que existan actos de perturbación.

6
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

En el caso de los bienes muebles, puede proceder el interdicto en el supuesto caso de que mediase la
desposesión simultánea con el inmueble.
Los actos de perturbación constituyen la causa del interdicto de retener la posesión y deben realizarse contra
la voluntad del poseedor, con intención de poseer; y sin que tenga como consecuencia una exclusión absoluta
del poseedor; debe exteriorizarse en actos materiales; en ese orden podemos citar como actos perturbatorios
que justifican la promoción del interdicto; la destrucción de alambrados, cercos, el retiro de tranqueras, la
introducción de hacienda, la extracción de pedregullos, la utilización del pozo de agua, la destrucción de
tejados, la rotura de candados o aquello que impida el ingreso y goce de una propiedad urbana o rural.
En cambio, se hallan excluidas las perturbaciones del derecho, sean judiciales o extrajudiciales, tales como el
caso del deslinde, el juicio de desalojo, el proceso que se inicia contra quien ocupa el inmueble como
locatario, contra ordenes judiciales o administrativas. Tampoco procede el interdicto de retener la posesión
cuando se trata de la colocación de carteles anunciando el remate del inmueble o el diligenciamiento de
mandamiento judicial.
Para que medie perturbación en sentido estricto, se requiere igualmente que quien realiza el acto, tenga la
intención de tomar posesión o la tenencia del bien. En consecuencia, éste requisito, deber ser analizado con
criterio objetivo por el juzgador.
Legitimación pasiva.- “La demanda se dirigirá contra aquél a quien el actor denunciare por perturbarlo en la
posesión o tenencia, o contra sus sucesores o copartícipes” (Art. 603 Cód. Pdto. Civ)
De la norma transcrita se deduce que en primer término, la legitimación pasiva, debe estar dirigida al autor
material del acto turbatorio de la posesión o la tenencia; aun cuando adujera haber obrado por cuenta de
terceros; pero si se ha actuado en cumplimiento de órdenes recibidas de un superior, la demanda puede
interponerse contra la entidad que representa.
Por copartícipes debemos entender aquellos que hayan cooperado en la ejecución del acto turbatorio,
tomando parte en él o facilitando el proceder del autor principal.
Con respecto a los sucesores, deberá tenerse en cuenta los términos del Art. 1461 parágrafo 1 que
expresamente establece que se puede entablar demanda contra el despojante, o sus herederos universales,
así como contra los adquirentes que conocían el despojo.
Procedimiento.- Interpuesta la demanda, el juez la admitirá y abrirá un plazo probatorio de ocho días. En la
demanda se deberá observar además de los requisitos del Art. 327 del Cód. Pdto. Civ. los requisitos para la
procedencia del interdicto de retener la posesión establecida en el Art. 602 del Cód. Pdto. Civ.
Prueba.- La prueba debe versar fundamentalmente sobre la posesión o tenencia invocada por el demandante;
y sobre los actos o amenazas de perturbación, atribuidos al demandado y a la fecha en que hubieren sido
ocurridos.(art. 604 Cód. Pdto. Civ).
La procedencia del interdicto está supeditada a la prueba de que el actor se halle, efectivamente, en la
posesión o tenencia, y de que el demandado lo ha turbado, mediante la realización de actos materiales.
Por esta razón, carece de relevancia, la presentación de título que pudiera invocar el actor o el demandado, ya
que la materia del interdicto, se limita a la posesión o a la tenencia como situaciones de hecho, con
prescindencia del derecho a poseer que constituye materia de petitorio.
Debe probarse por cualquier medio probatorio; pero el más idóneo es el testifical, y la inspección judicial.
Prohibición de innovar.- Hemos dicho que el interdicto de retener la posesión, procede frente a la
perturbación efectiva de la posesión; o a la turbación potencial , exteriorizada mediante amenazas, en hechos

7
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

concretos y prácticos; por lo que es justo que desde el comienzo del proceso, se tomen todas las medidas
tendientes a conjurar ese riesgo; y asegurar, por ende, la eficacia de la sentencia definitiva; por cuya razón, el
Art. 605 del Cód. Pdto. Civ. prescribe “Si la perturbación fuera inminente, el juez podrá disponer la medida de
no innovar, bajo el apercibimiento de aplicar las sanciones previstas en el Art. 1 84”.Estas sanciones, se
refieren a las que impone el juez por incumplimiento de un mandato judicial; y son de carácter pecuniario.
La finalidad de esta medida es que el demandado no sólo se abstenga de convertir su amenaza en hecho
turbatorio concreto; sino también en que deponga la actitud amenazante, ya que ésta configura una causa
autónoma del interdicto de retener la posesión.
Sentencia.- Concluido el término probatorio, el juez dictará sentencia, “siempre que el demandante probare
los extremos de su demanda, el juez lo amparará en la posesión condenando en costas al demandado e
imponiéndole el pago de una multa que será tasada en la misma resolución, sin perjuicio de los daños a que
hubiere lugar, así como las sanciones previstas en el Código Penal”.(Art. 606 Cód. Pdto. Civ).
Nos parece incompleta la redacción del artículo trascrito porque sólo se refiere al demandante, dejando a un
lado la alternativa de que el demandado justificare su conducta. Consideramos que la sentencia debe limitarse
a su admisibilidad, amparándolo al poseedor o no amparándolo en la posesión o en la tenencia del bien,
según concurran o falten los requisitos de fundabilidad de la pretensión.
Si el juez decide admitir la pretensión, debe condenar al demandado a cesar en la ejecución de los hechos
turbatorios de la posesión o de la tenencia; o bien, en las amenazas de esos hechos. Si, por el contrario,
resuelve desestimar el interdicto, debe limitarse a declarar que no concurren los presupuestos que
condicionan su procedencia; y por consiguiente, no hay lugar a ningún pronunciamiento condenatorio.
En ambos casos; se debe regular costas para la parte perdidosa y salvar la vía ordinaria.
La sentencia puede impugnarse mediante recurso de apelación que debe interponerse dentro del plazo de tres
días; y debe concederse en el efecto devolutivo, una vez contestado el recurso para ante el superior en grado,
sin recurso ulterior.
La sentencia ejecutoriada, sólo hace cosa juzgada en lo que respecta a la perturbación de la posesión; y nada
tiene que ver sobre el derecho propietario.

IX.- INTERDICTO DE RECOBRAR LA POSESION.-


Concepto y Definición.- Lino Palacio define el interdicto de recobrar la posesión como “la pretensión procesal
en cuya virtud el poseedor o tenedor de un bien mueble o inmueble, del cual ha sido total o parcialmente
despojado, requiere judicialmente que se le restituya la posesión o la tenencia perdidas”. (3)
El interdicto de recobrar la posesión, tiene por objeto la restitución de la posesión; que se ha perdido por actos
del despojante.
Existe diferencia entre el interdicto de retener y recobrar la posesión En el primero, el actor, conserva la
posesión y su objeto es hacer cesar los actos de turbación; mientras que en el segundo, el actor, ha perdido la
posesión; y en esta situación, no cabe el interdicto de retener; sino el recuperar la posesión que se ha perdido.
Pero al igual que el interdicto de retener; el de recobrar, tiene como base lo establecido en el Art. 1462 del
Código Civil.
Requisitos.- Los requisitos del interdicto de recobrar la posesión se hallan mencionados en el Art. 607 del
Cód. Pdto. Civ. y son:

8
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

a) Que quién lo intente, o su causante, estuviere en posesión actual o en la tenencia de una cosa mueble o
inmueble.
b) Que hubiere sido despojado total o parcialmente de la cosa, con violencia o clandestinidad.
Los dos requisitos son claros y su explicación se hace innecesaria; sin embargo, conviene destacar de que
este interdicto, cumplidos los requisitos, está destinado a restablecer el orden alterado; ampara el mero hecho
de la tenencia, es un recurso urgente, dado contra quien perturba con violencia o clandestinidad la posesión.
Es una acción posesoria propiamente dicha; no una acción real, fundada en la presunción de propiedad.
Legitimación Activa y Pasiva.- Conforme lo dispone el Art. 607, la legitimación activa, pertenece a quien
quiera que, poseyendo alguna cosa, fuera despojado; es decir, corresponde al poseedor actual y
momentáneo; e incluso al mero tenedor, de modo que cabe considerar legitimados, entre otros, al locatario, al
colono, medianero, al comodatario, etc.
En cuanto a la legitimación pasiva, la demanda se dirigirá contra el autor denunciado, sus sucesores,
copartícipes o beneficiarios del despojo.
Si durante la tramitación del interdicto de retener, se produjere el despojo al demandante, la acción se
procesará como interdicto de recobrar; sin retrotraer el procedimiento, y en esta circunstancia, si se llegare a
tener conocimiento de que otras personas intervinieron en el despojo junto a los primeros; debe ampliarse el
interdicto contra éstos, disponiéndose la suspensión del procedimiento hasta la comparecencia o hasta el
vencimiento del plazo concedido a los nuevos demandados, para que comparezcan y asuman defensa. Lo
contrario, importaría coartárseles ese derecho.
Causa.- La causa del interdicto de recobrar la posesión, debe consistir en la privación total o parcial de la
posesión; o la tenencia de una cosa mueble o inmueble, con violencia o clandestinidad: es decir, debe mediar
un desapoderamiento efectivo de la cosa. No es necesaria la exclusión absoluta del poseedor o tenedor,
siendo suficiente el despojo parcial; así por ejemplo se priva de una pieza de un inmueble o parte de un
terreno.
El desapoderamiento debe producirse con violencia o clandestinidad. La violencia, supone el empleo de la
fuerza irresistible por parte del despojante, para apoderarse de la cosa. La clandestinidad, presupone la
existencia de actos ocultos o que se realizan en ausencia del poseedor; o adoptando precauciones para
sustraerse del conocimiento de la persona que tiene derecho a oponerse. El abuso de confianza, tiene lugar
cuando se utiliza cualquier maniobra dolosa o fraudulenta, aprovechando la buena fé del poseedor y tendiente
a tomar la posesión o la tenencia.
Estaría comprendida dentro de la desposesión clandestina. En lo que atañe a la procedencia del interdicto
para recobrar la posesión respecto a los actos emanados de autoridades administrativas o judiciales, la norma
establecida en el Art. 614 del Pdto. Civ. es clara al expresar: “que el juez, o cualquier autoridad que sin el
trámite legal respectivo, privare o mandare a privar a alguien de su posesión; será considerado despojante y
condenado a las mismas sanciones previstas en el Art. 613 del Pdto. Civ.”
Procedimiento.- Interpuesta la demanda contra el despojante o sus herederos, copartícipes o beneficiarios
del despojo, el juez, admitirá la demanda y abrirá un plazo de prueba de ocho días, común para ambas partes.
(Art. 609 Cód. Pdto. Civ). Además, podrá disponer la restitución inmediata; siempre y cuando el derecho de
posesión invocado, fuere verosímil y hubiere riesgo de que pudieran derivar perjuicios si no se decretare la
restitución inmediata. En este caso, el juez, podrá ordenar la restitución, previa fianza.(Art. 611 Cód. Pdto.
Civ).

9
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

Con referencia a la prueba, sólo se admitirá la que tuviere por objeto demostrar el hecho de la posesión o
tenencia invocadas; así como también el despojo, la fecha, el día y la hora en que éste se produjo.
No se considerará las razones que pueda o no tener la demandada para justificar su actitud y retener la
posesión; y la tenencia de la cosa; y aunque el despojante presentara tftulo de propiedad, no estará eximido
de restituir el bien y pagar costas y daños; ni de las sanciones penales, si hubiere obrado con fuerza y
violencia, quedando a salvo sus derechos para la acción ordinaria. (Art. 612 Cód. Pdto. Civ).
Sentencia.- Concluido el término probatorio, la sentencia que declare probada la acción ordenará:
“1)La restitución del bien despojado, bajo apercibimiento de lanzamiento”.
“2) El pago de costas, daños y perjuicios”.
“3) La remisión de testimonio al Ministerio Público en caso de que el despojo se hubiere consumado con
fuerza y violencia”.(Art. 613 Cód. Pdto. Civ).
La norma transcrita, sólo se refiere para el caso de que se declare probada la demanda; sin tomar en cuenta
que el actor puede no haber justificado los extremos de la misma; pues la sentencia, debe responder a la
prueba aportada al proceso y debe pronunciarse sobre la admisibilidad o no del interdicto; es decir, amparar o
no amparar al actor, en la posesión o en la tenencia del bien de que se trata.
La sentencia adquiere autoridad de cosa juzgada en lo que atañe a la legitimidad o ilegitimidad del
desapoderamiento; pero en ningún caso, sobre los eventuales derechos posesorios, o de propiedad de las
partes.
El fallo condenatorio es susceptible de ejecutarse aún con la fuerza pública; por cuanto lo contrario implicaría
frustrar la efectividad de la garantía constitucional del derecho de propiedad. Por otra parte, si la restitución de
la posesión o la tenencia del despojado resulta de cumplimiento imposible; en este caso, la sentencia debe
ejecutarse mediante el pago de la indemnización de daños y perjuicios ocasionados.
Esta sentencia, es susceptible de ser impugnada mediante recurso de apelación que debe interponerse dentro
de los tres días de notificada con la sentencia y deberá ser concedida en el efecto devolutivo, sin recurso
ulterior.

X.- INTERDICTO DE OBRA NUEVA PERJUDICIAL O DE DAÑO TEMIDO.-


Concepto.- Lino Palacio define: “Denominase interdicto de obra nueva, a la pretensión en cuya virtud, quien
resulta afectada en la posesión o tenencia que ejerce sobre un bien inmueble; a raíz del comienzo de
ejecución de una obra nueva, reclama que ésta se suspenda durante la sustanciación del proceso y se
disponga su destrucción en oportunidad de dictarse sentencia definitiva” (4)
“Con referencia al daño temido, el interdicto tiene por objeto la adopción de medidas urgentes, encaminadas a
evitar los riesgos por el mal estado de cualquier construcción pudiere ofrecer; o en obtener su demolición”. (5)
En lo que respecta a la obra nueva perjudicial, cuando se empieza a construir, es posible que dichos trabajos,
produzcan un menoscabo en la posesión. Este interdicto tiene por objeto suspender la obra nueva durante el
juicio; y que a su terminación, se mande deshacer lo hecho; lo que significa que no obstante la naturaleza
cautelar de la suspensión, en gran medida se transmite al proceso, la sentencia definitiva que eventualmente
se dicte a favor del actor, participa de la misma índole que caracteriza aquélla.

10
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

En lo que respecta al daño temido, la ley prevé la posibilidad de que el dueño de una heredad contigua a un
edificio que amenace ruina, pidiera la reparación o la demolición del edificio; o alguna garantía, por el perjuicio
eventual que pudiera causar su ruina.
En las legislaciones extranjeras, estas dos situaciones se tratan como interdictos diferentes; pero en la
nuestra, el Art. 615 las consigna como una sola.
Para el caso de la obra nueva perjudicial se requiere:
a) Que la obra nueva se encuentre en estado de ejecución, de manera que si está terminada, no procede el
interdicto de obra nueva; sino el de retener o recobrar la posesión.
b) Que la ejecución de la obra nueva provoque un menoscabo, un perjuicio; lo cual implica un perjuicio que
pueda ser actual o susceptible de producirse en el futuro.
En cuanto al daño temido es indispensable de que:
a) Que de un edificio o de otra cosa derive el daño a sus bienes o a las personas.
b) Que se evite un daño temido.
Frente al eventual perjuicio que pueda causar la ruina del edificio, se hace necesario que el propietario tome
las medidas necesarias para la reparación o la demolición del edificio, para evitar mayores daños.
La doctrina ha tomado diferentes denominaciones para referirse a este interdicto, así se llama: acción o
denuncia de daño temido; acción de denuncia de obra vieja ruinosa; y otros, interdictos de obra vieja; u obra
ruinosa; o de daño temido. Pese a las diferentes denominaciones, estamos frente a la misma situación, porque
lo que se busca, es evitar el daño temido.
Legitimación Activa y Pasiva.- El Art. 615 del Cód. Pdto. Civ. es claro acerca del alcance de la legitimación
activa en tanto prescribe que “Cuando se hubiere comenzado una obra que afectare a un inmueble o no se
sujetare a las normas establecidas para las servidumbres en el Código Civil...” “quien se considerare
perjudicado, podrá promover el interdicto para impedir una obra nueva perjudicial...”
En cuanto a la legitimación para promover la denuncia del daño temido, compete no sólo al poseedor y al
tenedor de los bienes, sino también a quienes ejercen sobre éstos, un derecho personal a título por ejemplo
de locatario, comodatario o depositario.
En lo que se refiere a la legitimación pasiva de la obra nueva perjudicial la acción se dirigirá contra el dueño de
la obra; y si éste no pudiere ser habido o fuere desconocido, contra el director o encargado de ella, conforme
lo prescribe el Art. 616 del Pdto. Civ.
Sin embargo, debe repararse que la legitimación autónoma que otorga la ley al director o encargado de la
obra, no obsta la posibilidad de que éste, haciendo conocer el nombre y residencia del comitente, pida su
citación al proceso y obtenga la liberación de la carga de continuar interviniendo como parte demandada.
En lo que respecta al interdicto de daño temido, la legitimación pasiva está dada por el titular del inmueble,
cuya ruina nos puede ocasionar el daño temido; pero no sólo se refiere al estado ruinoso del inmueble vecino;
sino también alcanza a otra clase de construcciones, columnas, paredes, fosas, árboles. etc.
Causa.- La causa del interdicto debe hallarse configurada por el hecho de haber comenzado a realizar, sea en
un inmueble del poseedor o tenedor o de un tercero, cualquier tipo de obra que se traduzca en un deterioro de
esa posesión, o tenencia; aunque el ejecutor de la obra, no haya acudido para ello a medios violentos. Este
interdicto, sólo procede cuando se trata de bienes inmuebles, estableciendo servidumbre de luz y de vista,

11
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

cuando se establece una servidumbre de tránsito o una servidumbre de aguas pluviales y desagües, trabando
el curso normal de las aguas.
En cambio, la causa del daño temido, se encuentra en la necesidad de que el edificio, por su estado ruinoso,
derive en un daño grave o inminente; si no se toman las previsiones necesarias para evitarlo; pero no sólo se
trata del estado ruinoso del edificio; sino como hemos dicho, de columnas, paredes, árboles, fosas, etc. que
pongan en peligro grave, si no se adoptan medidas que sean necesarias y de carácter inmediato. Así por Ej. el
apuntalamiento del edificio que amenaza derrumbarse.
Procedimiento.- Interpuesta la demanda con los requisitos establecidos por el Art. 327 y los exigidos para
estos interdictos, el juez ordenará la suspensión inmediata de los trabajos y señalará día y hora para la
audiencia de inspección que deberá realizarse dentro del plazo máximo de tres días a contar desde la
presentación de la demanda. Asimismo dispondrá el reconocimiento de la obra por perito.(art. 617 Cód. Pdto.
Civ).
Los peritos deberán prestar sus informes en el acto de la audiencia o dentro del plazo máximo de tres días, a
contar desde el día de la inspección. (Art. 618 Cód. Pdto. Civ).
En la audiencia, el juez, con carácter provisional, podrá ordenar la suspensión provisional o, la continuación de
la obra; asimismo se tomará en el acto, las medidas precautorias necesarias que después pueden ser
confirmadas o no, según la prueba aportada al proceso.
El juez, según las circunstancias, podrá en la audiencia, abrir un término probatorio de ocho días común para
ambas partes.
La prueba idónea para estos interdictos, además de la inspección judicial, es la pericial; sin embargo, no se
excluye que las partes puedan utilizar los otros medios probatorios.
Sentencia.- Vencido el término probatorio, si es que se hubiere abierto, o después de presentados los
informes periciales, el juez, sin más trámite, dictará sentencia ordenando, si el demandante hubiere justificado
su demanda, la suspensión definitiva o la demolición de la obra; en cuyo caso, se tomarán las medidas
convenientes para evitar el daño temido. Pero si a criterio del juez, fuere posible una modificación o una
reparación adecuada en la obra, para evitar el daño o perjuicio, podrá mantener la suspensión; y, concederá al
demandado, un plazo prudencial a fin de ejecutar la modificación o reparación, bajo conminatoria de que el
demandante podrá realizarla a cargo de aquél. Los gastos serán cobrados por la vía coactiva. Corresponde
las costas, daños y perjuicios a la parte perdidosa. (Art. 620 Cód. Pdto. Civ).
La suspensión definitiva de la obra, puede corresponder en el supuesto de que la obra haya alterado la
situación existente con anterioridad, en el momento en que comenzó a construirse. En cambio, la destrucción
deberá ser por el turbador y dentro del plazo que el juez señale. La naturaleza propia del interdicto, descarta la
posibilidad de una ulterior pretensión real, de modo que la sentencia adquiere eficacia de cosa juzgada en el
sentido material.
La sentencia puede ser apelada en el efecto devolutivo, en el plazo de tres días, sin recurso ulterior.

XI. JURISPRUDENCIA.-
Los interdictos posesorios son de competencia de los Jueces de Instrucción en lo Civil con recurso de
apelación ante los Jueces de Partido en lo Civil; sin recurso ulterior.
Estas resoluciones no se publican en la Gaceta Oficial, por lo que no se consigna jurisprudencia.

12
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

XII LEGISLACION COMPARADA.-


Argentina.-
El Código Procesal Argentino en el libro IV “De Procesos Especiales”, Título 1 “Interdictos y Acciones
Posesorias. Denuncia de Daño Temido. Reparaciones Urgentes”, es muy similar al nuestro; y sin temor a
equivocarnos, podemos afirmar que los codificadores del procedimiento, tomaron como base la Legislación
Argentina.
El Art. 606 del C.P.C.A. corresponde al Art. 591 de nuestro código, con el agregado de que en el inciso cuarto,
se hace referencia al daño temido.
Por otra parte, no existe en el Código Procesal Argentino, un capítulo general relativo a la competencia y plazo
para interponer los interdictos; proceso posterior, costas y apelación que se hallan consignados en los Arts.
592, 593, 594 y 595 del Cód. Pdto. Civ.
Estos aspectos, en el Código Procesal Argentino, se hallan Consignados en el análisis de cada interdicto.
Cuando se formula oposición, el Código Procesal Argentino no admite apertura de término probatorio. El juez.
resolverá en base a la documentación presentada, salvando los derechos para un proceso sumario u ordinario
conforme lo establece el Art. 608 C.P.C.A.
El Código de Procedimiento Argentino, en forma expresa en el Art. 609 establece la anotación de la litis en el
registro de la propiedad; en el nuestro, no existe ésta disposición; pero nada impide que se proceda a su
registro.
El Cód. Pdto. Civ. Boliviano, admite la posesión a título hereditario, acompañándose el testamento o
declaratoria de herederos; y cualquier reclamo de los coherederos o del albacea, se salvará para la vía
ordinaria. Este aspecto no está consignado en el procedimiento argentino.
En lo que se refiere al interdicto de retener la posesión, es similar; a excepción del Art. 606 del Cód. Pdto. Civ.
Boliviano que hace referencia a la sentencia condenatoria y que impone el pago de una multa, al demandado,
norma que no existe en el Código Procesal Argentino.
En el interdicto de recobrar la posesión, también encontramos casi igual similitud, aunque con algunas
diferencias que no hacen al fondo. Así el código argentino se refiere “al que hubiere sido despojado con
violencia o clandestinidad”; esta discriminación no contiene nuestra legislación.
Con relación a la sentencia, la legislación argentina es más precisa porque se refiere a dos situaciones: la de
declararse probado el interdicto; o desestimarse el interdicto. El Art. 613 del Pdto. Civ. Boliviano que se refiere
a la sentencia, sólo menciona la posibilidad de declararse probada la demanda.
El Código Procesal Argentino no tiene el Art. 612 y 614 del Cód. Pdto. Civ. Boliviano relativos el primero a que
el título no justifica el despojo; y el 614, que se refiere al despojo cometido por la autoridad judicial o cualquier
otra que incurriere en despojo sin trámite legal respectivo; privare o mandare privar de su posesión, será
considerado despojante.
Finalmente, en el interdicto de obra nueva perjudicial y daño temido, la diferencia estriba en que son dos
interdictos con trámites independientes pero similares al nuestro; el interdicto de obra nueva está consignado
en el Art. 619 al 620; y el de daño temido, en el Art. 623 bis. y tercero. En éste último, se consigna la oposición
a la ejecución de reparaciones urgentes que establece: “cuando deterioro o averías producidas en un edificio o
unidad, ocasionen grave daño a otro, y el ocupante del primero se opusiere a realizar o a permitir que se

13
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

ejecuten las reparaciones necesarias, para hacer cesar las causas del perjuicio; el propietario, el copropietario
o inquilino directamente afectados o, en su caso, el administrador del consorcio, podrá requerir que se
adopten las medidas; y se lleven a cabo los trabajos que sean necesarios, disponiéndose el allanamiento de
domicilio, si fuere indispensable”.
La petición se tramitará sin forma de juicio, con la sola audiencia de los interesados y el informe técnico que
deberá acompafiarse al escrito inicial”.
“La resolución del juez es inapelable”.
“En su caso, podrá imponerse sanciones conminatorias.”

Colombia. -
En el proceso colombiano no existe un capítulo especial para los interdictos, ellos están consignados en el
Título XXII “Procesos Abreviados” en el Capítulo 1, inc. 2) y 10) del Art. 408 y en el Capítulo II Art. 416 ambos
del C.P.C.C.
El inc.2) del Art. 408 se refiere a interdictos para recuperar o conservar la posesión; y el reconocimiento de las
indemnizaciones a que dé lugar. El inc. 10) se refiere al proceso de restitución de tenencia a cualquier título,
restitución de la cosa a solicitud del tenedor y el reconocimiento de las indemnizaciones a que hubiere lugar.
Estas dos situaciones se tramitarán y decidirán mediante proceso abreviado que se halla normado por los
Arts. 409 al 414 del C.P.C.C.
El Art. 416 establece que en los procesos posesorios, decretada la restitución del inmueble, se dará aplicación
a los Arts. 337 a 339.
En los casos de perturbación o dar seguridad contra un temor fundado, el juez, prohibirá al demandado los
actos que ocasionen la perturbación o que infunda temor, bajo el apercibimiento de multas.
El Art. 450 del procedimiento colombiano hace referencia a, los posesorios especiales relativos a:
“1. Cuando se prohíba la ejecución de una obra o de un hecho, la sentencia conminará al demandado a pagar
de dos a diez salarios mínimos mensuales a favor del demandante, por cada acto de contravención en que
incurra. Para la imposición de dicho pago se aplicará lo dispuesto en el inciso final del Art. 416”.
“2. La sentencia que ordene la modificación o destrucción de alguna cosa, prevendrá al demandado para que
la lleve a efecto en un término prudencial que se le señale, con la advertencia de que si no lo hiciere, se
procederá por el Juez a su cumplimiento, debiendo además rembolsar al demandante los gastos que tal
actuación implique y que se liquidarán como lo dispone el inciso cuarto del Art. 307. El término de sesenta
días para pedir la liquidación, se contará desde la destrucción o modificación de la cosa”.
“3. Si la demanda se dirige a precaver el peligro que se tema de ruina de un edificio, de un árbol mal arraigado
y otra cosa semejante, el demandante podrá pedir, en cualquier estado del proceso, que se tomen las
medidas de precaución que fueren necesarias”.
“Formulada la solicitud, el Juez procederá inmediatamente al reconocimiento respectivo, acompañado de un
perito cuyo dictamen no será objetable; si del examen resulta un peligro inminente, en la diligencia, dictará
sentencia y tomará las medidas que fueren necesarias para conjurarlo. En caso contrario, continuará el trámite
del proceso”.

14
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

No existe otra norma que haga referencia a los interdictos y como observamos, éstos están comprendidos
dentro de los procesos abreviados y abreviados especiales. Esta estructura, nos parece mucho más acertada
que la nuestra.
Encontramos en el Código Procesal Colombiano, un aspecto importante que favorece a la oportuna
administración de justicia y da celeridad al proceso evitando retardación de justicia, que permite al juez, acudir
inmediatamente acompañado de un perito, a realizar la inspección judicial; y con el dictamen del perito; dicta,
en el acto la sentencia correspondiente.

Costa Rica.-
En el Libro II, Título III del Proceso Sumario Sección IV, están consignados los interdictos; en la Subsección
Primera, contiene disposiciones generales que hacen referencia a la naturaleza del proceso interdicto que
protege la posesión; y de ninguna manera afecta a las cuestiones de propiedad.
Clasifica los interdictos en; Amparo de Posesión, de Restitución, de Reposición de Mojones, de Suspensión de
Obra Nueva y de Derribo.(Art. 457 C.P.C.CR).
La caducidad del interdicto, se opera con el sólo transcurso de tres meses desde el comienzo de los hechos y
las obras contra las cuales se reclama; excepto el interdicto de derribo. (Art. 458 C.P.C.CR).
Interpuesta la demanda, se señalará día y hora para la recepción de la prueba en el lugar de los hechos. El
conocimiento se practicará , de oficio, en esa misma oportunidad. La prueba versar sobre el mero hecho de
poseer, o sea la posesión momentánea y actual. En casos muy especiales, la prueba se recibirá en el
despacho del juez.(Art.459 C.P.C.CR).
El juez fijará, en forma prudencial, la suma que el actor deberá depositar para los gastos de recepción de
prueba; si por falta del depósito no se realiza la diligencia, se resolverá el interdicto sin más trámite.
La liquidación y la prueba de daños y perjuicios que mande a indemnizar la sentencia, se harán una vez
ejecutada ésta en lo principal; y por los trámites previstos para la ejecución de sentencia.(Art. 460 C.P.C.CR).
Amparo de posesión.- De manera similar a nuestro procedimiento civil, las disposiciones del Código de
Costa Rica disponen la procedencia del interdicto de amparo de posesión, contra actos que inquieten y que
manifiesten la intención de despojo sobre el poseedor.(Art. 461 C.P.C.CR). En nuestra legislación, el amparo
de posesión, toma la denominación de interdicto de retener la posesión.
El Art. 462 del C.P.C.CR. dispone bajo el subtítulo “Dueño anterior y servidumbre” que “si la demanda se
dirige contra el que inmediata y anteriormente poseyó como dueño, o versare sobre servidumbres continuas
no aparentes, o sobre discontinuas, se aplicará lo dicho en los Arts. 307 y 308 del Cód. Civ., respectivamente.
En la sentencia que resuelva este interdicto, se mandará a mantener en posesión al actor; y se requerirá al
demandado para que, en lo sucesivo, se abstenga de perturbar, bajo apercibimiento de que en caso contrario,
será juzgado por el delito de desobediencia a la autoridad, y se le condenará al pago de los daños y
perjuicios.(Art. 463 C.P.C.CR).
La subsección tercera, respecto al interdicto de restitución, es bastante concreta en su redacción; dispone que
corresponderá este interdicto al que, estando en posesión pacífica de una cosa, ha sido despojado de ella
(Art. 464 C.P.C.CR) y el Art. 465 dispone que en sentencia estimatoria, se ordenará que inmediatamente se
reponga al demandante en la posesión, y se condenará al demandado al pago de daños y perjuicios.

15
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

A diferencia de nuestro ordenamiento procesal civil, el Código de Procedimiento de Costa Rica contempla
dentro de los interdictos, la reposición de mojones que tendrá lugar cuando haya habido alteración de límites
entre inmuebles; cuando se hayan arrancado los mojones y se hayan puesto en su lugar otros distintos del
que tenía o se haya hecho una nueva cerca y se haya colocado en lugar que no corresponde.
El Código de Procedimiento Civil Boliviano contiene esta disposición dentro del título “De los procedimientos
voluntarios”, con la diferencia, que en Costa Rica, la demanda de reposición de mojones, se la dirige contra el
beneficiado con la alteración; en Bolivia el sujeto pasivo, sería el colindante o colindantes que en sí no se
constituyen en demandados.
En cuanto a la suspensión de obra nueva, el procedimiento es similar al nuestro. Presentada la demanda, el
juez ordena de inmediato la suspensión de los trabajos; se constituye en el lugar para practicar el
reconocimiento que podrá complementar con la prueba pericial. Cumplida la inspección y la prueba pericial, el
juez declarará en sentencia, justa la denuncia y ordenará la suspensión definitiva de la obra y condenará al
demandado a pagar daños y perjuicios.
De igual modo puede, el juez, autorizar la realización de obras que sean absolutamente indispensables para la
conservación de lo construido.
Respecto al interdicto de derribo, éste procede cuando el mal estado de un edificio, construcción o árbol,
constituyan una amenaza para los derechos del poseedor o para los transeúntes; o pueda perjudicar una cosa
pública. La demanda puede ser interpuesta por cualquiera que tenga interés.
De inmediato, el juez hará el reconocimiento de los lugares, con auxilio de peritos, silo estimare conveniente, y
dictará las medidas de seguridad que juzgue necesarias.(Art. 474 C.P.C.CR). Esta resolución no tendrá
recurso.
Los gastos que ocasionen la ejecución de las medidas de seguridad, estarán a cargo del dueño de la obra o
del arrendatario, por el actor, quien tendrá derecho al reembolso correspondiente, si el demandado fuere
condenado al pago de las costas procésales. (Art. 475 C.P.C.CR).
Si en la sentencia se ordenare el derribo, aunque fuere apelada, podrá practicarse la destrucción total o parcial
de la cosa, si no pudiere demorarse sin gravedad ni inminente riesgo; o ejecutare las medidas de seguridad, si
no se hubieren ordenado antes.
Además se condenará al demandado, al pago de los daños y perjuicios.(Art. 476 C.P.C.CR).EI interdicto de
“Derribo” corresponde al Interdicto por “daño temido” del Código de Procedimiento Civil Boliviano.
Chile.-
En el Libro III Título IV del Código de Procedimiento Civil de Chile está insertado en el subtítulo 1 “De los
Interdictos”.
El Art. 549 establece que los interdictos pueden intentarse:
“1. Para conservar la posesión de bienes raíces o de derechos reales constituidos en ellos;
“2. Para recuperar esta misma posesión;”
“3. Para obtener el restablecimiento en la posesión o mera tenencia de los mismos bienes, cuando dicha
posesión o mera tenencia hayan sido violentamente arrebatadas;”
“4. Para impedir una obra nueva;”
“5. Para impedir que una obra ruinosa o peligrosa cause daño; y”

16
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

“6. Para hacer efectivas las demás acciones posesorias especiales que enumera el Título XIV, Libro II del
Código Civil”.
“En el primer caso, el interdicto se llama “querella de amparo”; en el segundo, “querella de restitución”; en el
tercero , “querella de restablecimiento”; en el cuarto, “denuncia de obra nueva”; en el quinto; “denuncia de obra
ruinosa”; y en el último, “interdicto especial”.
Querella de Amparo.- La terminología señalada en el procedimiento de Chile, relativa al amparo, corresponde
al interdicto de retener la posesión en nuestro procedimiento. Debe acreditarse el estado de posesión tranquila
y no interrumpida, durante un año completo, del derecho que pretende ser amparado; asimismo, que se le ha
tratado de turbar o molestar su posesión.
Querella de restitución.- Si la querella es de restitución, se deberá demostrar que ha sido despojado de la
posesión por medio de actos que se indicarán en forma clara y precisa, solicitando el restablecimiento de la
posesión o de la tenencia del bien que ha sido despojado.
Ambas querellas tienen el mismo procedimiento.
Interpuesta la querella, el juez señalará audiencia dentro el quinto día después de notificado el querellado. Las
partes podrán concurrir con sus testigos y demás medios probatorios. Cada parte sólo puede presentar hasta
4 testigos sobre cada uno de los hechos que deben ser acreditados. La prueba debe rendirse en una sola
audiencia y si no fuera posible, el tribunal continuará recibiéndola en los días hábiles inmediatos hasta su
conclusión.
Concluida la audiencia de prueba, se citará a las partes para oír la sentencia, la que deberá ser dictada de
inmediato o en el plazo máximo de tres días siguientes. La sentencia pronunciada en la querella, deberá
restablecer la posesión o no restablecerla, dejando a salvo en favor de las parteS el ejercicio de la acción
ordinaria.
Denuncia de obra nueva.- Presentada la demanda para la suspensión de obra nueva, el juez,
provisionalmente, ordenará dicha suspensión, con la advertencia de que se procederá a la demolición o
destrucción a costa del que la esté ejecutando, de lo que en adelante se haga. No es necesario una
notificación del demandado para suspender la obra; bastará que la notificación se haga, al que está
dirigiéndola o ejecutándola. Si en concepto del tribunal, son necesarias las pruebas periciales o recepción de
prueba testifical, se procederá a recibirla. Recibida la prueba pericial, el juez citará a las partes para oír
sentencia que deberá dictarse en los tres días subsiguientes. En la sentencia, se ratificará la suspensión
provisional; o se mandará a alzarla dejando a salvo en todo caso, los derechos del perdidoso para el ejercicio
de las acciones ordinarias que le competan. Esta sentencia, cuando ordene la demolición del inmueble es
apelable en ambos efectos y llevará la condenación de costas.
Si se ratifica en sentencia la suspensión de la obra, el vencido podrá pedir autorización para continuarla,
llenando los siguientes requisitos:
a) Acreditar que de la suspensión de la obra se le siguen graves perjuicios.
b) Dar caución suficiente para responder de la demolición de la ¿bra y de la indemnización de los perjuicios,
que de continuarla pueda ocasionarse.
c) Deducir al mismo tiempo demanda ordinaria, para que se declare su derecho a continuar la obra.(Art. 570
C.P.C.CH.).
De la demanda de obra ruinosa.- Si se pide la demolición o enmienda de una obra ruinosa o peligrosa, o el
afianzamiento o extracción de árboles mal arraigados o expuestos a ser derribados por casos de ordinaria

17
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

ocurrencia; el tribunal señalará audiencia para una inspección, acompañado de un perito nombrado por él
mismo; y con la notificación y asistencia de las partes, se procederá a recibir los informes periciales, las
observaciones conducentes que hagan los interesados y lo que acerca de ello note el juez en la práctica de la
diligencia.(Art. 571 C.P.C.CH).
Concluidas las diligencias de la inspección, el juez, en el auto, citará a las partes para oír sentencia, la que
deberá dictar de inmediato, o en el plazo de los tres días subsiguientes; sea denegando lo pedido por el
querellante; sea decretando la demolición, enmienda, afianzamiento o extracción.(Art. 572 C.P.C.CH).
El juez está autorizado a tomar las medidas urgentes de precaución y que se ejecuten de inmediato, sin que
pueda apelarse de ellas. La apelación de la sentencia definitiva se concederá en ambos efectos.
Cuando se dé lugar al interdicto no se entenderá reservado el derecho para la vía ordinaria.
Ecuador.-
En el Código Procesal del Ecuador está consignado en la Sección 11 “De los Juicios Posesorios”, bajo el
subtítulo “Del juicio sobre la posesión efectiva de los bienes hereditarios”.
El Art. 685 establece que el heredero se presentará al juez pidiendo posesión efectiva de los bienes
hereditarios acompañando la siguiente documentación: copia del testamento, partida de muerte del testador,
información sumaria de testigos que acrediten la muerte del testador y que el solicitante es heredero; la
solicitud de posesión del bien hereditario. El juez, inmediatamente pronunciará sentencia en mérito al proceso
y se la mandará a inscribir en el registro de la propiedad.(Art. 685 C.P.C.C.E).
Si un tercero ocupare los bienes hereditarios, el heredero, podrá hacer uso de las acciones que hubiese usado
su antecesor. (Art. 686 C.P.C.E).
Si fueran varios los herederos, el juez dará la posesión en proindiviso. (Art. 687 C.P.C.E).
En la legislación ecuatoriana, en el 2do Título de ese Capítulo, se legisla sobre los juicios para conservar y
recuperar la posesión de bienes raíces o derechos reales; y los que se refieren a denuncia de obra nueva o de
obra vieja; a que se refiere el Título XV del Libro II del Código Civil Ecuatoriano. Establece que se tramitarán
en sumario verbal. (Art. 691 C.P.C.E).
En las denuncias de obra nueva, el juez, dispondrá en la primera providencia’ la suspensión inmediata de la
obra; y practicará con citación del demandado, la correspondiente inspección, para la cual señalará día y hora,
designando un perito.
Si el querellado no suspendiere la obra a pesar de la orden del juez, le impondrá una multa y tomará en
cuenta este antecedente para calificar la mala fe del querellado. En audiencia, el juez, podrá ratificar la
suspensión, 6 si observa que la obra no perjudica al querellante, autorizará su continuación, previa fianza del
querellado de pagar costas y perjuicios en caso de ser vencido.(Art. 693 C.P.C.E).
En los demás juicios posesorios, si se solicitara inspección judicial, se la practicará en el día y hora que fije el
juez; aunque hubiere expirado el término de prueba.
Dentro el término de prueba, el juzgador, cuidará que ésta sea pertinente a las cuestiones peculiares de las
acciones posesorias. (Art. 696 C.P.C .E).
Vencido el término probatorio, el juez dictará sentencia disponiendo la suspensión definitiva de la obra; o en su
caso su destrucción y la restitución de las cosas al estado anterior, a costa del vencido. Si la sentencia fuera
absolutoria; en ella, se condenará al actor a pagar al demandado por los perjuicios que éste hubiere
sufrido.(Art. 697 C.P.C.E).

18
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

Si dos o más personas solicitaren el amparo de la posesión de un mismo inmueble, se mantendrá en ella, al
que la tenía en el momento de empezar la disputa judicial; mientras se decida a quien corresponde.(Art. 698
C.P.C.E).
El depositario, el administrador o cualquiera que tuviere o poseyere en nombre de otro, puede también
promover este juicio.(Art. 699 C.P.C.E)
En cuanto a los juicios de conservación y de recuperación de la posesión, no se podrá alegar sino las
siguientes excepciones: haber tenido la posesión de la cosa en el año inmediato anterior; haberla obtenido de
un modo judicial; haber precedido otro despojo causado por el mismo actor, antes de un año contado hacia
atrás desde que se propuso la demanda; haber prescrito la acción posesoria, y ser falso el atentado contra la
posesión.(Art. 700 C.P.C.E).
Esta norma no se encuentra consignada en nuestro ordenamiento procesal; de igual modo, la siguiente
disposición: “no podrá rechazarse la demanda por el hecho de haberse equivocado el querellante en la
denominación de la acción propuesta, siempre que de los hechos alegados y probados, aparezca que se ha
violado el derecho de posesión. En tal caso, el juez amparará al actor, dictando en la sentencia, las órdenes
que estime necesarias para restituir las cosas al estado anterior al hecho que motivó la querella.(Art. 701
C.P.C.E).
Las sentencias pronunciadas en estos juicios, se ejecutarán no obstante la reclamación de terceros que se
tramitarán en proceso separado. El fallo que se dicte en dichas reclamaciones, podrá rectificar la sentencia
dictada en el juicio posesorio.(Art. 702 C.P.C.E).
Habrá lugar a proceso, si el juez despojare al poseedor, para dar a otra persona, sin citar ni oír al primero;
pero el despojado, podrá también exigir la revocación o suspensión de la providencia que le ocasiona el
despojo.(Art. 703 C.P.C.E).
Si el querellante no prueba el despojo, será condenado al pago de costas y a la multa de 100.000 sucres. Pero
si lo prueba, se condenará al juez, al pago de costas, daños y perjuicios, mandando, además, a ponerle en
causa, si hubiere mérito para ello.(Art. 705 C.P.C.E).
Respecto al juicio de la obra nueva, cabe anotar lo siguiente; en ambos casos, se sigue la regla del Art. 691
C.P.C.E; esto es, el trámite del juicio verbal sumario, con las variantes contenidas en el parágrafo II.
México.-
Revisado el Código de Procedimientos Civiles para el Estado de México”, editado por Editorial PORRUA, S.A.
México 1991, no encontramos disposición alguna sobre los Interdictos de Adquirir, Retener, Recobrar la
Posesión y de Obra Nueva y Daño Temido. Posiblemente se encuentren normados en disposiciones
especiales que no están a nuestro alcance para desarrollar el respectivo análisis comparativo.

Perú.-
El Código de Procedimiento Civil del Peni, contiene al igual que el nuestro; un capítulo con disposiciones
generales sobre los interdictos, se refiere en primer lugar, a la competencia de los jueces para conocer de esta
clase de procedimientos. Asimismo establece, quiénes pueden interponer estos interdictos, los condóminos,
los usufructuarios, el usuario, el enfiteuta, el arrendatario, el anticresista; y en general, el que se encuentre
disfrutando de un bien.(Art. 989, 990 C.P.C.P).

19
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

La posesión de los inmuebles deberá probarse por hechos positivos como son el corte de maderas, la
construcción de edificios, el amojonamiento, las plantaciones, la crianza de ganado y otros de igual
significación, ejecutados por el mismo poseedor; o por orden o encargo suyo.(Art. 991 C.P.C.P).
No se admitirán los interdictos respecto de las cosas que no pueden ganarse por prescripción.(Art. 992
C.P.C.P).
Proceden los interdictos respecto a las servidumbres convencionales, para cuya prescripción, es
indispensable el título; pero si se ejercitan contra el propietario del predio sirviente deberá presentarse con la
demanda, el título correspondiente.(Art. 993 C.P.C.P).
Interdicto de Adquirir.- El interdicto de adquirir la posesión es muy similar al nuestro. A la demanda, debe
acompañarse el título que acredita el derecho e indicará quién es el poseedor actual. El juez examinará el
título y si no lo halla suficiente, denegará la posesión.(Art. 996 C.P.C.E). Si lo encuentra suficiente, citará al
poseedor y dispondrá la publicación de avisos por cinco días, a fin de que se presenten los que tengan
derecho a la misma posesión.
En los avisos se designará claramente los bienes que son objeto del interdicto. Vencido el término de los
avisos y no habiendo oposición, se ministrará la posesión judicial!.(Art. 998 C.P.C.P).
Para formular la oposición, será necesario que el oposicionista esté en posesión actual, pública y por más de
un año; que el título presentado por el demandante sea insuficiente, que se tenga mejor derecho. En este
último caso, se presentará el instrumento respectivo, sin cuyo requisito no será admitida la oposición.(Art. 999
C.P.C.P).
Terminada la publicación de avisos, sí se ha formulado oposición, se tramitará conforme lo dispuesto para los
juicios de menor cuantía.(Art. 1000 C.P.C.P).
Los herederos pueden tomar posesión de los bienes hereditarios bajo fianza, cuando haya juicio pendiente de
desheredación o preterición.(Art. 1001 C.P.C.P).
Interdicto de Retener la Posesión.- Al igual que en el procedimiento boliviano, procede cuando e! poseedor
es perturbado en la posesión. Admitida la demanda, conforme a los dispuesto para el trámite de menor
cuantía, (Art. 1005 C.P.C.P) se abrirá el término de prueba que tenga por objeto acreditar la posesión o
tenencia; los actos imputados al demandado que perturben la posesión y la época en que tuvieron lugar.
El hecho que se alegue, los títulos que lo acrediten y la prueba sobre el derecho a poseer, no serán
considerados.
El demandante debe reclamar en la demanda, daños y perjuicios a que tenga derecho, se resolverá con la
demanda principal. (Art. 1008 C.P.C.P.)
La sentencia resolverá en favor o contra del demandante; y en su caso, junto a la resolución del interdicto,
señalará el pago de daños y perjuicios. Si no estuviere comprendido en la sentencia el monto de éstos, el juez
lo fijará después de ejecutoriado el fallo, previo al informe pericial.
El juez no admitirá la demanda si se presenta después de un año de los actos que la motivan.
Interdicto de recobrar la posesión.- El interdicto de recobrar la posesión o de despojo, procede cuando el
poseedor o tenedor de una cosa, es desposeído sin previo juicio.(Art. 1010 C.P.C.P).
Presentada la demanda, se procede conforme a lo dispuesto para el juicio de menor cuantía.
Si la sentencia declara fundada la demanda, se ordenará que se reponga al demandante en la posesión de
que fue privado.(Art. 1014

20
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

C.P.C .P).
En lo demás, es similar al de retener la posesión.
Interdicto de obra nueva.- El interdicto de obra nueva conforme lo establece el Art. 1018 C.P.C.P. tiene por
objeto impedir la continuación de una obra o conseguir la demolición de lo ya edificado, en cuanto daña la
propiedad del demandante.
Para intentar el interdicto, se requiere que no haya transcurrido un año desde que se ejecutó el trabajo que
ocasiona el daño.
Presentada la demanda, el juez ordena que se practique inspección ocular, designando perito o peritos que
deben intervenir; señalando día y hora para la diligencia.(Art. 1020 C.P.C.P).
Se citará al administrador o apoderado, cuando el dueño de la obra no se encuentra en el lugar del juicio; y en
su caso, al arrendatario o encargado del inmueble si lo hay; y a falta de éstos, al director de la obra o persona
que corre con la construcción.
El juez puede ordenar la suspensión de los trabajos o las medidas urgentes que eviten la continuación del
daño.(Art. 1022 C.P.C.P).
Para la ejecución de las medidas ordenadas, serán compelidas las personas citadas en el Art. 1021 por su
orden.
Si éstas faltan o son omisas en la ejecución, el juez autorizará que los haga el demandante; quien exigirá del
obligado, el reintegro de los gastos, por medio del embargo y venta de bienes.(Art. 1023 C.P.C.P).
No se admitirá oposición ni recurso alguno al demandado, mientras no esté practicada la inspección; y
ejecutadas las medidas que se dicten de acuerdo al Art. 1022.
Tampoco se admitirá recusación al juez ni al perito o peritos.
Practicada la inspección ocular se procederá con arreglo a los dispuesto para el juicio de menor cuantía.(Art.
1025 C.P.C.P).
Si se declara no haber lugar a la demanda, se alzará la orden de Suspensión que se hubiere dictado; y se
condenará al demandante al pago de los perjuicios causados. El juez fijará el importe de éstos sin más trámite
que un informe de peritos.(Art. 1026 C.P.C.P).
Interdicto de obra ruinosa.- Esta clase de interdicto tiene por objeto la demolición total o parcial de una
construcción que amenaza ruina; o la adopción de medidas de seguridad por el mal estado de un edificio,
canal, camino, árbol, columna o cualquier otra cosa análoga.(Art. 1027 C.P.C.P).
Sólo pueden intentar dicho interdicto los que tienen necesidad de pasar por las inmediaciones del edificio, los
dueños de alguna propiedad que sufre o pueda sufrir daño con la obra que amenaza ruina.(Art. 1028
C.P.C.P).
El trámite será el señalado para el interdicto de obra nueva.
Uruguay.-
En el Código de Procedimiento Civil del Uruguay no se encuentran consignados los Interdictos de Adquirir,
Retener, Recobrar la Posesión y Daño Temido. Posiblemente se encuentren normados en disposiciones
especiales que no están a nuestro alcance para desarrollar el respectivo análisis comparativo.

21
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

Venezuela.-
El Código de Procedimiento Civil de Venezuela en el Libro IV Título III Capítulo II se refiere a los interdictos en
la Sección 1. Tiene una parte general que declara: corresponde a la jurisdicción exclusivamente civil, el
conocimiento de los interdictos. Es juez competente para conocer los interdictos, el que ejerza la jurisdicción
ordinaria de primera instancia donde está situada la cosa objeto de ellos (Art. 697 y 698 C.P.C.V.)
El Código de Procedimiento de Venezuela contiene los interdictos posesorios y los interdictos prohibitivos.
Dentro de los posesorios tenemos el de despojo. Admitida la demanda, el juez, exigirá una fianza al
querellante que garantice los daños y perjuicios que pueda causar su solicitud en caso de ser declarada sin
lugar; y luego decretará la restitución de la posesión, dictando y practicando todas las medidas y diligencias
que aseguren el cumplimiento de su decreto, utilizando la fuerza pública si fuera necesario. (Art. 699
C.P.C.V.).
Si fuere perturbado en su legítima posesión por más de un año; el juez encontrado suficiente prueba,
decretará amparo a la posesión del querellante practicando las medidas y diligencias que aseguren su
cumplimiento.
En ambos casos, el juez, podrá disponer la apertura de un término probatorio de diez días; concluido el cual
se formulará alegatos en los tres días siguientes; y el juez, dentro de los ocho días siguientes, dictará
sentencia definitiva. Sentencia que será apelable en sólo un efecto; pero se remitirá el expediente al Tribunal
Superior.(Art. 701 C.P.C.V.).
Cuando el heredero pida la restitución de la posesión hereditaria, o el amparo de ella, previamente se
acreditará la calidad de heredero y de un modo directo, el hecho de que los bienes sobre el interdicto, las
poseía el causante a tiempo de morir.
Al pronunciarse la sentencia se hará con expresa condenación de costas al perturbador o despojador; pero si
la querella fuera declarada sin lugar, las costas las pagará el querellante.(art. 708 del C.P.C.V.).
Después de vencido el año fijado para los interdictos, no podrá pedirse la restitución o el amparo; sino por el
procedimiento ordinario.(Art.7O C.P.C.V.).
El juez que privare a alguien de su posesión, sin las formalidades de ley será responsable de todos los
perjuicios.(Art. 711 C.P.C.V.).
Al legislar sobre los interdictos prohibitivos, el Código de Procedimiento Civil de Venezuela dispone:
Quien tenga razón para temer que una obra nueva emprendida por otro sea en su propio suelo, sea en suelo
ajeno, cause perjuicio a un inmueble, a un derecho real o a otro poseído por él, puede denunciar ante el juez
competente, expresando el perjuicio que teme la descripción de las circunstancias de hecho atinente al caso y
producirá junto con su querella el título que invoca para solicitar la protección posesoria. El juez se trasladará
de inmediato al lugar indicado en la querella, y acompañado por Un profesional experto, resolverá sin
audiencia de la otra parte, sobre la prohibición de la obra nueva, o permitirla.
Prohibida la continuación de la obra total o parcialmente, puede el querellado pedir al tribunal autorice
continuarla. El juez, mandará a realizar una experticia; y con el dictamen favorable de estos expertos, podrá
autorizar la continuación de la obra, previo cumplimiento de las recomendaciones y medidas de seguridad que
hayan indicado los expertos y que el Tribunal consignará en el auto respectivo. Se exigirá del querellado, una
garantía oportuna para asegurar al querellante el resarcimiento del daño que puede ocasionar la obra
nueva.(Art. 715 C.P.C.V.).

22
INSTITUTO DE LA JUDICATURA DE BOLIVIA
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN Y ACTUALIZACIÓN PERMANENTE

Quien tuviere motivo racional para temer que un edificio, un árbol o cualquier otro objeto, amenace con daño,
próximo a un predio; u otro objeto poseído por él, tendrá el derecho de denunciarlo ante el juez y obtener
según las circunstancias, se tomen las medidas conducentes a evitar el peligro; o que se intime al querellado,
la constitución de una garantía. En estos casos se procederá en la forma prevista para el caso de obra nueva
perjudicial.(Art. 717 C.P.C.V.).
La resolución que el juez pronuncia en el interdicto es apelable en un sólo efecto.(Art. 718 C.P.C.V.).
Después de pronunciada la resolución, toda reclamación se ventilará por el procedimiento ordinario.(Art. 719
C.P.C.V.).

REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA

1. PALACIO, LINO ENRIQUE; “Derecho Procesal Civil”, 3ra. Ed., Edit., ABELEDO PERROT, Bs. As., Arg.,
1963, T.VIl, pg. 68.
2. PALACIO, LINO ENRIQUE; “Derecho Procesal Civil”, 3ra. Ed., Edit., ABELEDO PERROT, Bs. As., Arg.,
1963, T.VII, pg. 22-23.
3. PALACIO, LINO ENRIQUE; “Derecho Procesal Civil”, 3ra. Ed., Edit., ABELEDO PERROT, Bs. As., Arg.,
1963, T.VII, pg. 37.
4. PALACIO, LINO ENRIQUE; “Derecho Procesal Civil”, 3ra. Ed., Edit., ABELEDO PERROT, Bs. As., Arg.,
1963, T.VII, pg. 51.
5. PALACIO, LINO ENRIQUE; “Derecho Procesal Civil”, 3ra. Ed., Edit., ABELEDO PERROT, Bs. As., Arg.,
1963, T.VII, pg. 60-61.

23