Vous êtes sur la page 1sur 2

DEFINICIÓN DE DERECHO LABORAL

La rama del derecho que se encarga de regular las relaciones que se establecen a raíz
del trabajo humano se conoce como derecho laboral. Se trata del conjunto de reglas
jurídicas que garantizan el cumplimiento de las obligaciones de las partes que intervienen
en una relación de trabajo.
El derecho laboral entiende al trabajo como aquella actividad que un individuodesarrolla con el objetivo
de transformar el mundo exterior, y mediante la cual obtiene los medios materiales o bienes económicos
para su subsistencia.
Es importante determinar que varias son las fuentes de las que bebe el citado derecho laboral para
desarrollarse y establecer la justicia que se estima pertinente. En concreto, se establece que entre
aquellas destacan la Constitución, los contratos de trabajo, los tratados internacionales existentes, la ley o
los reglamentos.
Como hecho social, el trabajo contempla el establecimiento de relaciones que no son simétricas.
El empleador (es decir, quien contrata a un trabajador) cuenta con una mayor fuerza y responsabilidad
que el empleado. Por eso, el derecho laboral tiende a limitar la libertad de cada compañía a fin de
proteger al involucrado más débil de esta estructura.
Esto supone que el derecho laboral se basa en un principio protector, a diferencia del derecho privado
que se sustenta en un principio de igualdad jurídica. El derecho laboral, por lo tanto, debe aplicar, frente a
la multiplicidad de normas, las reglas que resulten más beneficiosas para cada trabajador.

Derecho individual Derecho colectivo

 Existe plena identificación entre empleador y  Se identifican empleador y sindicato.


trabajador.
 Las bases de la relación de trabajo pueden
 El acuerdo de voluntades entre los sujetos modificarse mediante el procedimiento de la
de la relación laboral determina el alcance de negociación colectiva.
ejecución de las obligaciones entre
 Garantiza el ejercicio del derecho de
empleador y trabajador.
asociación sindical.
 El amparo de los derechos que afecten la
 Procede por medio de tutela el reclamo de
esfera individual del trabajador procede por
garantías particulares para la asociación
medio de la acción de tutela.
sindical.
 Comprende: seguridad social, parafiscales,
 El trabajador es representado por el
salario, auxilio de transporte, prima de
sindicato, en especial frente a las
servicios, cesantías, entre otras.
actuaciones que congregan la voluntad
general de los trabajadores miembros de la
asociación sindical, para convenir nuevas o
mejores condiciones laborales.
 Amplía la protección de los derechos
emanados del contrato individual firmado con
el empleador, ya que consagra mecanismos
coercitivos accesorios para la defensa de sus
intereses, tales como la huelga, el
arbitramento y la conciliación.
 Comprende: fuero sindical, número de
personas para formar un sindicato,
personería jurídica, entre otras.
DERECHO LABORAL INDIVIDUAL: El estudiante debe conocer las diferentes formas de contratación
laboral, tipos y modalidades de contrato. Su régimen de afiliación y aportes a la seguridad social y las
prestaciones sociales del contrato de trabajo, así como los factores que constituyen salario.

 Novedades legislativas sugeridas: En materia laboral se sugiere analizar las principales


implicaciones que tienen las nuevas leyes que reglamentan el teletrabajo, la nueva ley de maternidad,
la ley del primer empleo, la ley anti tramite, libranzas ley 1527 de 2012, y la contratación a través de
cooperativas de trabajo asociado.
DERECHO LABORAL COLECTIVO: El estudiante debe entender el objeto del derecho laboral colectivo el
cual tiene como base la negociación. Por tanto es fundamental precisar los artículos constitucionales en los
cuales se soporta este derecho tales como: Art 37 que consagra el derecho de reunión y de manifestación
pública; Art 38 consagra y garantiza el derecho de libre asociación, Art 39 el derecho a constituir sindicatos;
Art 55 derecho de negociación colectiva y Art 56 derecho de Huelga. A partir de aquí entender cómo se
materializa el alcance de estos derechos, concretamente en la conformación de sindicatos, negociaciones
colectivas, adopción de medidas de conflicto colectivo y huelga.

Derecho procesal laboral


Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
El derecho procesal laboral es una rama del derecho procesal que se encarga de regular y buscar solución a
las controversias laborales, de forma individual o colectiva, que surgen en los procesos en materia de trabajo y
seguridad social, que se dan entre empresas y trabajadores, sobre los contratos de trabajo o respecto de las
prestaciones de seguridad social entre el beneficiario y la administración. También se encarga de la relación
entre la Administración Pública y su personal (todo aquél que no es funcionario público y por tanto se encuentra
sujeto al derecho laboral). El objeto de estudio del proceso laboral son los asuntos originados en conflictos
individuales de trabajo.1

Perú[editar]
En Perú, el proceso laboral se regula desde 1996 por la Ley Nº 26636 Ley Procesal del Trabajo. Dicha ley
asigna competencia de primera instancia al juez de paz letrado o al juez especializado laboral en función a la
cuantía de la pretensión: si el monto de la demanda no excede de 10 Unidades de Referencia Procesal (S/.
3,600.00 Nuevos Soles para el año 2010), el proceso es tramitado por el juez de paz letrado en la vía del
proceso sumarísimo; si el monto es superior a dicho monto, el proceso es tramitado por el juez especializado
laboral en la vía del proceso laboral ordinario.
En el proceso laboral peruano el trabajador puede demandar el pago de sus créditos laborales o beneficios
sociales dentro de un plazo de prescripción igual a cuatro años contados desde su cese (Ley Nº 27321), y
puede impugnar su despido dentro de un plazo de caducidad igual a 30 días contados desde la extinción del
vínculo laboral (Texto Único Ordenado de la Ley de Fomento del Empleo: Decreto Supremo Nº 003-97-TR).
Contrariamente a lo que ocurre con el proceso civil peruano, la prescripción laboral no se interrumpe con la
notificación de la demanda al deudor sino con la sola presentación de la demanda, conforme determinó el Pleno
Jurisdiccional Laboral.5 Igualmente, la caducidad de la acción por despido se computa en días laborables para
el Poder Judicial y no en días calendario, según el Pleno Jurisdiccional Laboral.6
El proceso ordinario laboral está estructurado en una primera etapa en la que se postula la demanda y
contestación; una segunda etapa de saneamiento, conciliación y pruebas, y una tercera etapa resolutoria. Una
vez sentenciado el caso las partes pueden acceder a una segunda instancia a través del recurso de apelación,
y es posible el acceso a una instancia extraordinaria vía recurso de casación sólo para ciertas causales
taxativamente fijadas en la ley.
El proceso sumarísimo se regula por las reglas del Código Procesal Civil y consta de dos etapas: en la primera
que consiste en la demanda y contestación, y la etapa de saneamiento, conciliación, pruebas resolutorias.
La diferencia esencial con el proceso ordinario es que la sentencia se dicta en la Audiencia Única.
A pesar de la regulación que concentra en pocas etapas las actuaciones procesales y concede al juzgador la
dirección y el impulso procesal, los procesos laborales tienen una duración promedio de 4 años debido a la
elevada carga procesal del Poder Judicial y a los actos dilatorios de las partes. Ello ha ocasionado la expedición
de la Ley Nº 29497 Nueva Ley Procesal del Trabajo que privilegia las actuaciones orales con el objetivo de
reducir la duración de los procesos a seis meses.7 La mencionada norma entrará en vigencia el 15 de julio de
2010 y será aplicada paulatinamente en los diversos distritos judiciales del Perú.