Vous êtes sur la page 1sur 6

DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA QUÍMICA Y BIOQUÍMICA

UNIDAD TEMÁTICA II

“Transferencia de cantidad de movimiento”

Tarea # 2.1. Conceptos de mecánica de fluidos

NOMBRE DEL ALUMNO: ALEXANDER JIMENEZ RIVAS

CARRERA: INGENIERÍA QUÍMICA

Mérida, Yucatán a 06 de marzo de 2019


Unidad temática II. Transferencia de cantidad de movimiento

La ingeniería química tiene muchas aplicaciones en el campo laboral donde en la mayoría de los
casos se trabaja con fluidos, es decir, en la industria química se está en constante relación con este
tipo de sustancias. Para lo cual es importante saber que es un fluido, entendido éste como una una
sustancia que se puede encontrar en estado líquido o gaseoso (dependiendo de la presión y
temperatura a la que se encuentre) de acuerdo con la mecánica de fluidos, cuyas moléculas están
unidas por una fuerza de atracción débil pero que permanecen unidas cuando se le aplica una fuerza
tangencial conocida como esfuerzo cortante, y a causa de esto adquiere un desplazamiento a través
de un conducto.

Es importante mencionar tambien que el fluido toma la


forma del recipiente o conducto que lo contiene. En la
mecánica de fluidos se consideran a los gases y líquidos
como tales, y se considera a un flujo como el
desplazamiento de un fluido a través de ductos y tuberías
a cierta velocidad promedio, la cual depende la presión que
haya en dicho conducto y de la potencia con la que se está
bombeando el fluido.

Tambien es importante recalcar la diferencia entre un


fluido compresible y un fluido incompresible, ésta característica es la que principalmente diferencia
a los gases de los líquidos; y se puede entender entonces que un fluido compresible es un fluido
cuya densidad en términos de masa y volumen varían significativamente cuando se someten a un
cambio de presión, tanto como líquidos y gases disminuyen su volumen cuando se les aplica cierta
presión. Se considera que la mayoría de los fluidos son compresibles, a excepción de algunos
líquidos como el agua, de lo que sí se puede estar seguro es que algunos fluidos son más
compresibles que otros. Se puede decir que los gases como el aire son compresibles, se pueden
contener en recipientes de ciertos volúmenes, y se utilizan para sistemas de refrigeración por
ejemplo. Por el contrario se deduce que un fluido incompresible es un fluido cuya densidad no
varía cuando se le aplica cierta presión, es decir, su volumen permanece constante cuando se
somete a cambios de presión. Se puede mencionar como ejemplo al agua, no es totalmente
incompresible pero a diferencia de otros fluidos no puede ser comprimido fácilmente.

Los conceptos de fluido y flujo son relevantes para poder


comprender lo que es un régimen de flujo, el cual tiene lugar en
algún tipo de conducto, como pueden ser tuberías ductos, y se
debe tener en cuenta que dicho conducto puede ser circular o de
cualquier otra forma, esto es dependiendo de los requerimientos
que se tengan; desde ésta perspectiva puedo decir que un régimen
de flujo puede ser laminar, de transición o turbulento,
dependiendo de la presión que haya en la tubería por la cual
circula el fluido. Entonces un régimen de flujo laminar es un tipo de flujo en una tubería se
caracteriza porque las líneas de corriente que fluyen son suaves y lleva un movimiento ordenado a
una velocidad baja. Este tipo de flujo se presenta cuando los fluidos son muy viscosos, por ejemplo
los aceites. Partiendo de esto se puede decir que un régimen de flujo de transición es un tipo de
flujo que tiene lugar cuando el flujo se encuentra entre los flujos laminar y turbulento, justo antes
de que el flujo se convierta en turbulento. En otras palabras es cuando el flujo pasa de ser un flujo
laminar a un flujo turbulento.

Una vez teniendo en cuenta los dos conceptos anteriores, se


procede a describir que un régimen de flujo turbulento es un
tipo de flujo en una tubería se caracteriza porque las líneas de
corriente presentan un movimiento desordenado conforme la
velocidad aumenta. La mayoría de los flujos que se presentan en
prácticas son de tipo turbulento.

Cuando un flujo se encuentra en movimiento a cierta velocidad,


se puede considerar como estacionario o no estacionario
dependiente de las características de su movimiento. Basados en esto, en un flujo estacionario el
movimiento del fluido es constante, es decir, la velocidad del fluido en una tubería no varía con
respecto al tiempo. Las partículas que pasan por un mismo punto llevan la misma velocidad. Por
el contrario se tiene que considerar a un flujo no estacionario como el tipo de flujo donde el
movimiento del fluido cambia respecto al tiempo, es decir su velocidad no es la misma sino que
varía durante su recorrido.

A lo largo de esta unidad se trabajó con fluidos, por lo que es importante describir que la reología
es una ciencia que se encarga de estudiar el comportamiento de los fluidos, es decir, estudia cómo
se deforman los fluidos cuando se les aplica una fuerza (esfuerzo cortante). Dentro de los estándares
de la reología se encuentra cierta clasificación de los fluidos caracterizada por el comportamiento
de éstos de acuerdo con la ley de Newton dela viscosidad; el campo de estudio de la reología abarca
la mecánica de los fluidos Newtonianos, y de aquí se deduce una clasificación en fluidos
newtonianos y fluidos no newtonianos. En primera instancia se tiene que los fluidos newtonianos
son fluidos que tienen la característica de que el desplazamiento de sus partículas sobre una tubería
es proporcional a la fuerza que le es aplicada, es decir, existe una relación lineal entre el esfuerzo
cortante y la velocidad de deformación producida por éste. Su viscosidad permanece constante al
ser sometidos a cambios en el esfuerzo cortante aplicado, aunque si puede variar dependiendo de
la temperatura y presión a la que se encuentre. Éstos fluidos cumplen con la ley de la viscosidad
de Newton. De acuerdo con esto se puede definir a los fluidos no newtonianos como fluidos que
no cumplen con la ley de Newton de la viscosidad, no existe una relación lineal entre el esfuerzo
cortante y la velocidad de deformación. Al ser sometidos a cambios en el esfuerzo cortante aplicado
su viscosidad varía. La temperatura tiene mucha importancia en éstos fluidos porque un cambio
pequeño en ésta puede modificar notablemente el comportamiento de un fluido de éste tipo.
Dentro de la reología tambien se considera a la ley de Newton de la viscosidad; ahora bien,
supongamos un sistema de dos laminas paralelas horizontalmente que contienen un fluido entre
ellas, en un inicio el sistema se encuentra en reposo, si le aplicamos una fuerza a la lámina de abajo
ésta presentará un desplazamiento en la dirección de x a una velocidad v; a medida que pasa el
tiempo el fluido gana cantidad de movimiento y de aquí permanece en régimen de flujo
estacionario. Es decir, el esfuerzo cortante aplicado por unidad de área es proporcional al gradiente
𝑑𝑣𝑥
negativo de la velocidad del fluido: 𝜏𝑥𝑦 = −𝑚 ( 𝑑𝑦 )

En el momento en el que el fluido adquiere cierta cantidad de movimiento, éste transfiere su


cantidad de movimiento a la capa adyacente del fluido y provoca que este tambien tenga un
desplazamiento x, pero es éste caso en la dirección de y.

Si bien, esta unidad lleva por nombre transferencia de cantidad de movimiento, por lo que hay que
considerar ciertos mecanismos de transferencia de momentum; se sabe que la cantidad de
movimiento es una magnitud vectorial que describe el movimiento de un cuerpo, para un fluido se
define como el producto de su masa por su velocidad. Hay dos tipos de mecanismos; primero se
tiene que un mecanismo molecular es una trasferencia de cantidad de movimiento entre las
partículas del fluido, y se puede calcular con el esfuerzo cortante que se le está aplicando, tomando
en cuenta este concepto se describe a un mecanismo convectivo como una transferencia de cantidad
de movimiento debido a la densidad del flujo másico presente.

Los fluidos poseen ciertas propiedades especifica que los definen


como tales, y en ciertas ocasiones dichas propiedades dependen de
las condiciones en las que se encuentren los fluidos, la viscosidad
es una propiedad que caracteriza a los fluidos, por lo que se hace
útil realizar estimaciones de ésta y obtener un valor aproximado,
esto se puede llevar acabo por distintos métodos como los que se
describen a continuación: primero hablare de las estimaciones de
viscosidad absoluta para líquidos y gases a partir de propiedades críticas; consideremos que se
tiene cierto fluido a una temperatura T y presión P dada, se deben obtener la temperatura critica Tc,
la presión critica Pc y la viscosidad critica µc como datos en una tabla con las propiedades criticas
(en el punto crítico se encuentran en equilibrio la fase gaseosa y la fase liquida), una vez teniendo
éstos datos se procede a calcular la temperatura reducida Tr y la presión reducida Pr (se calcula
como el cociente de la temperatura/presión entre la temperatura/presión critica), y posteriormente
con éstos datos se trazan líneas en una tabla que contiene propiedades críticas para hallar la
viscosidad reducida, se despeja la viscosidad absoluta de la formula y se obtiene el valor de ésta.
Este método solo se puede usar cuando el fluido se encuentra a presiones por lo general muy
grandes. En cuanto a la estimación de la viscosidad de gases de baja densidad; si consideramos
un gas puro constituido por moléculas esféricas que no se atraen, se llega a una fórmula para
calcular la viscosidad que incluye parámetros como la temperatura absoluta del gas, la masa
molecular del gas, el diámetro de colisión del gas y la integral de colisión del gas para la viscosidad:
√𝑀𝑇
𝜇 = 2.6693 𝑥 10−5 𝜎2 Ω
𝜇

Las unidades de la viscosidad que se obtienen son en centipoise y se debe tener en cuenta que la
viscosidad está en función de la temperatura. Por último, en lo que concierne a la estimación de la
viscosidad absoluta en una mezcla de gases; para ejemplificarlo se considera una mezcla de ciertos
gases a una temperatura y presión dadas, se debe tener en cuenta la cantidad de especies en la
mezcla y la fracción molar de cada una, además de la interacción entre las especies, y la viscosidad
𝑥𝜇
se halla con la formula correspondiente a éste método: 𝜇𝑚𝑒𝑧𝑐𝑙𝑎 = ∑𝑛𝑖=1 𝑛 𝑖 𝑖 ∑𝑗=1 𝑥𝑗 𝜙𝑖𝑗

1
− 1 1
1 𝑀𝑖 2 𝜇 𝑀
Y la interacción entre las especies i y j: 𝜙𝑖𝑗 = (1 + 𝑀 ) ∗ [1 + (𝜇 𝑖 ) 2 + (𝑀𝑖 )−4 ]2
√8 𝑗 𝑗 𝑗

Como se mencionó anteriormente, la temperatura y la presión influyen en el comportamiento de la


viscosidad de los fluidos, tales como son los líquidos y gases de baja densidad; los gases de baja
densidad tienen poca masa en un volumen determinado y se aproximan a los gases ideales. En
primera instancia describiré estos cambios para los gases de baja densidad, tenemos que si la
temperatura aumenta la viscosidad aumenta tambien debido a que se le transfiere calor a las
moléculas del gas y a causa de esto adquieren energía cinética que provoca que se muevan más
rápido y halla una mayor interacción entre ellas provocando que el fluido sea más resistente a fluir;
por el contrario si la temperatura disminuye la viscosidad disminuye tambien, debido a que hay un
movimiento libre de los electrones y a causa de esto hay un flujo libre tambien. Si la presión
aumenta la viscosidad aumenta tambien debido a que la presión se aplica sobre cierta área y al
aplicar una presión sobre ésta se disminuye el espacio, provocando un mayor choque entre las
partículas y dificultando el movimiento o flujo; por el contrario si la presión disminuye la
viscosidad tambien lo hace, esto se debe a que hay una mayor área que permite un movimiento
libre de las partículas y por ende favorece el movimiento del fluido. Ahora bien, para los líquidos,
si la temperatura aumenta la viscosidad disminuye debido a que los líquidos tienen más pegajosidad
y al incrementar la temperatura disminuye ésta permitiendo el movimiento libre de las partículas a
través del conducto; y por el contrario si la temperatura disminuye la viscosidad aumenta porque
aumenta la pegajosidad entre las partículas. En el caso de los líquidos la presiona no genera
variaciones significativas en la viscosidad, es decir, se tendría que aplicar mucha presión para que
haya apenas un pequeño cambio en la viscosidad.

Lo visto en esta unida se resume en la mecánica de los fluidos, el comportamiento de los fluidos
cuando se les aplica un esfuerzo cortante, determinar la viscosidad como una propiedad de los
fluidos por distintos métodos, y saber que ésta varía dependiendo de la temperatura y la presión a
la que se encuentren los fluidos; asi como tambien los mecanismos de transferencia de movimiento,
los cuales caracterizan lo distintos regímenes de flujo que se pueden encontrar y con los cuales se
trabajan en prácticas profesionales en donde está implicada la ingeniería química.
Referencias bibliográficas

ÇENGEL, Y., & CIMBALA, J. (2006). Mecánica de fluidos. Fundamentos y aplicaciones.


México: McGRAW-HILL/INTERAMERICANA EDITORES.