Vous êtes sur la page 1sur 8

ENERGIA SOLAR

Introducción

La energía solar es una fuente de energía de origen renovable, obtenida a partir


del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol.

La radiación solar que alcanza la Tierra ha sido aprovechada por el ser humano
desde la Antigüedad, mediante diferentes tecnologías que han ido evolucionando.
En la actualidad, el calor y la luz del Sol puede aprovecharse por medio de
captadores como células fotovoltaicas, helióstatos o colectores térmicos, que
pueden transformarla en energía eléctrica. Es una de las llamadas energías
renovables o energías limpias, que pueden ayudar a resolver algunos de los
problemas más urgentes que afronta la humanidad.
OBJETIVOS

GENERALES

• Proporcionar una metodología para proyectar la dotación de energía eléctrica por


medio de la utilización de la luz solar, sirviendo de guía para solucionar en parte el
problema energético y ambiental que se presenta en el país.
• Concientizar a la población sobre todos los beneficios que acarrea la utilización
de este tipo de energía ya que muchos se basan en el alto costo de la inversión
inicial pero no existe una visión de futuro que permita ver que a mediano y largo
plazo es una excelente opción.

ESPECIFICOS

• Hacer una comparación del costo incurrido en una vivienda del sector urbano,
entre la energía eléctrica suministrada por la ENEE y la energía eléctrica que
podría generar a través del uso de la tecnología fotovoltaica.
Contribuir a proteger el medio ambiente por medio de la energía solar ya que este
ayuda a la emisión de gases.
Hacer lo posible para lograr que todos utilicemos las energías que se logran
transformar por medios de la solar, rebajando los costos

DESARROLLO

Las diferentes tecnologías solares se clasifican en pasivas o activas según cómo


capturan, convierten y distribuyen la energía solar. Las tecnologías activas
incluyen el uso de paneles fotovoltaicos y colectores térmicos para recolectar la
energía. Entre las técnicas pasivas, se encuentran diferentes técnicas enmarcadas
en la arquitectura bioclimática: la orientación de los edificios al Sol, la selección de
materiales con una masa térmica favorable o que tengan propiedades para la
dispersión de luz, así como el diseño de espacios mediante ventilación natural.

En 2011, la Agencia Internacional de la Energía se expresó así: "El desarrollo


de tecnologías solares limpias, baratas e inagotables supondrá un enorme
beneficio a largo plazo. Aumentará la seguridad energética de los países mediante
el uso de una fuente de energía local, inagotable y, aun más importante,
independientemente de importaciones, aumentará la sostenibilidad, reducirá la
contaminación, disminuirá los costes de la mitigación del cambio climático, y
evitará la subida excesiva de los precios de los combustibles fósiles. Estas
ventajas son globales. De esta manera, los costes para su incentivo y desarrollo
deben ser considerados inversiones; deben ser realizadas de forma sabia y deben
ser ampliamente difundidas".

La fuente de energía solar más desarrollada en la actualidad es la energía solar


fotovoltaica. Según informes de la organización ecologista Greenpeace, la energía
solar fotovoltaica podría suministrar electricidad a dos tercios de la población
mundial en 2030.

Actualmente, y gracias a los avances tecnológicos, la sofisticación y la


economía de escala, el coste de la energía solar fotovoltaica se ha reducido de
forma constante desde que se fabricaron las primeras células solares comerciales,
aumentando a su vez la eficiencia, y su coste medio de generación eléctrica ya es
competitivo con las fuentes de energía convencionales en un creciente número de
regiones geográficas, alcanzando la paridad de red. Otras tecnologías solares,
como la energía solar termoeléctrica están reduciendo sus costes también de
forma considerable.
ENTORNO NACIONAL

En términos porcentuales esto significa


que, a diciembre del 2016, la energía
fotovoltaica representa apenas el 0,24%
del total de la potencia efectiva en el país,
la energía eólica el 1,25% , y la
generación eléctrica a partir de biomasa el
3,95%. Ésta moderna instalación cuenta con
200.000 paneles instalados y generará 60
megavatios (MW) con el fin de transformar la
matriz eléctrica y preservar el medioambiente.

“Se estará produciendo 60 MW de energía que son casi la mitad de la actual


demanda de energía eléctrica del departamento de Potosí, se podrá mejorar la
calidad de vida de muchos potosinos”. Es importante cambiar y mejorar la
tecnología. “Ahora, en Bolivia se genera energía limpia, estamos trabajando con
tecnología de siete países”.

Los 117,46 MW de potencia


efectiva de energías alternativas
están constituidos por 5,1 MW de
energía solar, 27 MW de energía
eólica, y 85,36 MW de energía de
biomasa que se produce a partir de
la utilización por ejemplo del
bagazo de caña de azúcar.

Los 27 MW de energía eólica están conectados al Sistema Interconectado


Nacional (SIN), los 5,1 MW de energía solar fotovoltaíca forman parte del sistema
aislado que abastece a la población de Cobija, Pando, y los 85,36 MW de energía
generada con biomasa se encuentran en el sector de Autoproductores.
El

sistema de generación de Cobija es un sistema híbrido basado en energía


fotovoltaica y diésel que cuenta con 17.334 paneles solares policristalinos de 300
watts. Este proyecto fotovoltaico fue construido con una inversión de 11,3 millones
de dólares, de los cuales 4,98 millones de dólares provienen de ENDE y 6
millones de dólares de la cooperación Danesa. El objetivo de esta instalación
fotovoltaica es evitar el consumo de 1,9 millones de litros por año de diésel
subvencionado y generar un ahorro de 1,8 millones de dólares por año.

En síntesis, a diciembre del 2016 solamente un 0,29% de la potencia efectiva en el


país provenía de fuentes fotovoltaicas no conectadas al SIN.

IMPACTOS MEDIO AMBIENTALES

La energía solar fotovoltaica, al igual que otras energías renovables, constituye,


frente a los combustibles fósiles, una fuente inagotable, contribuye al
autoabastecimiento energético nacional y es menos perjudicial para el medio
ambiente, evitando los efectos de su uso directo (contaminación atmosférica,
residuos, etc) y los derivados de su generación (excavaciones, minas,
canteras,etc).

Los efectos de la energía solar fotovoltaica sobre los principales factores


ambientales son los siguientes:

Clima: la generación de energía eléctrica directamente a partir de la luz solar no


requiere ningún tipo de combustión, por lo que no se produce polución térmica ni
emisiones de CO2 que favorezcan el efecto invernadero.
Geología: Las células fotovoltaicas se fabrican con silicio, elemento obtenido de la
arena, muy abundante en la Naturaleza y del que no se requieren cantidades
significativas. Por lo tanto, en la fabricación de los paneles fotovoltaicos no se
producen alteraciones en las características litológicas, topográficas o
estructurales del terreno.

Suelo: al no producirse ni contaminantes, ni vertidos, ni movimientos de tierra, la


incidencia sobre las características fisico-químicas del suelo o su erosionabilidad
es nula.

Aguas superficiales y subterráneas: No se produce alteración de los acuíferos o


de las aguas superficiales ni por consumo, ni por contaminación por residuos o
vertidos.

Flora y fauna: la repercusión sobre la vegetación es nula, y, al eliminarse los


tendidos eléctricos, se evitan los posibles efectos perjudiciales para las aves.

Paisaje: los paneles solares tienen distintas posibilidades de integración, lo que


hace que sean un elemento fácil de integrar y armonizar en diferentes tipos de
estructuras, minimizando su impacto visual. Además, al tratarse de sistemas
autónomos, no se altera el paisaje con postes y líneas eléctricas.

Ruidos: el sistema fotovoltaico es absolutamente silencioso, lo que representa


una clara ventaja frente a los generadores de motor en viviendas aisladas.

Medio social: El suelo necesario para instalar un sistema fotovoltaico de


dimensión media, no representa una cantidad significativa como para producir un
grave impacto. Además, en gran parte de los casos, se pueden integrar en los
tejados de las viviendas.

Por otra parte, la energía solar fotovoltaica representa la mejor solución para
aquellos lugares a los que se quiere dotar de energía eléctrica preservando las
condiciones del entorno; como es el caso por ejemplo de los Espacios Naturales
Protegidos.
PRIMER PARQUE SOLAR HÍBRIDO EN SANTA CRUZ - BOLIVIA

Desde septiembre de 2015 Santa Cruz cuenta con el primer parque híbrido solar-
diésel, generando un importante ahorro en el consumo de diésel, que el gobierno
importa a precios internacionales y entrega a las generadoras a precios
subvencionados.

Se trata de una planta solar híbrida de 60 Kilovatios (KW) que inyecta la energía a
la red de distribución de la población El Espino. El sistema está compuesto
básicamente por paneles solares, Inversores de inyección a red y
bidireccionales, Banco de Baterías y Generador diésel; Este sistema permite tener
electricidad las 24 horas del día a 235 familias, haciendo funcional el generador
solo 2 a 3 horas por día.

Diseñado para reducir de 24 a 3 horas diarias el uso de un Generador a diésel.

CARACTERÍSTICAS DEL SISTEMA

Potencia: 60 KW Pico. Energía: 100 MW/h - año.


Potencia nominal: 51 KW
Número de módulos fotovoltaicos: 240 unidades
Capacidad del banco de baterías: 9660 Ah
Número de baterías: 72 celdas OPzS - marca BAE
CONCLUSION:
La energía solar, ya sea aprovechada en forma de calor o electricidad, siempre va
a ser una forma útil de ahorro económico para nosotros, como también para el
cuidado de nuestro medioambiente, por más que al gasto inicial sea elevado, será
una inversión garantizada a futuro.