Vous êtes sur la page 1sur 4

EL DERECHO FUNDAMENTAL DE LA EDUCACION EN LA SOCIEDAD

COLOMBIANA
La educación es un pilar fundamental para impulsar el desarrollo de un estado, porque gracias
a ella los ciudadanos pueden capacitarse y mejorar su nivel intelectual para aportar de forma
positiva y productiva al desarrollo de la sociedad. Por lo tanto, la educación en Colombia
debe ser un derecho fundamental para el avance económico, político, social y cultural; por
medio de políticas públicas efectivas y eficientes para el progreso estatal.
Con lo anterior se hace referencia a que todo ciudadano colombiano independiente de su
cultura, posición económica, social e ideológica, tiene como derecho fundamental el
acceso a la educación para generar un entorno de aprendizaje continuo, enriqueciendo
y mejorando su calidad de vida y capacidad intelectual.
Según la UNESCO millones de aquellos ciudadanos que van a la escuela no se benefician de
una educación de la calidad suficiente como para satisfacer sus necesidades básicas de
aprendizaje. Estas necesidades se vuelven día a día más apremiantes a medida que los vastos
cambios a nivel mundial, traídos por la globalización y la revolución en las tecnologías de la
información y la comunicación, amenazan con marginalizar poblaciones enteras que aún
viven en extrema pobreza (2000, p.1).
Colombia por ser un estado social de derecho tiene la obligación de ejercer, garantizar y
promover los derechos humanos en sus ciudadanos, pero infortunadamente en este sentido
no se ve reflejado dicho derecho en la ciudadanía, debido a que todavía se evidencia gran
parte de la población en condición de analfabetismo, deserción escolar por falta de recursos
económicos, inequidad, desigualdad y negligencia en procesos de formulación e
implementación de políticas públicas, lo que lesiona en cierta forma, la educación como
derecho individual de grupos específicos de población que exigen especial protección o a la
definición de soluciones frente a temas relacionados con los derechos consagrados
constitucionalmente (2011).

La educación por ser un derecho fundamental y debido a la importancia que representa para
un estado y su contribución al desarrollo político, económico y social, es uno de los aspectos
esenciales para cumplir con la transformación y el aprendizaje que requiere la sociedad. De
acuerdo con el artículo 67 de la Constitución política, el Ministerio de Educación (MEN), ha
establecido que la educación es: Un derecho de la persona, como un servicio público que
tiene una función social y que corresponde al Estado regular y ejercer la suprema inspección
y vigilancia respecto del servicio educativo, con el fin de velar por su calidad, por el
cumplimiento de sus fines y por la mejor formación moral, intelectual y física de los
educandos. El sistema educativo en Colombia, categoriza la educación como “un proceso de
formación permanente, personal cultural y social que se fundamenta en una concepción
integral de la persona humana, de su dignidad, de sus derechos y de sus deberes” (Ministerio
de Educación, 2016), lo 28 cual inserta a las instituciones educativas como un factor
importante del Estado en la consecución de los factores humanos de derecho a la educación.
Sin embargo, el Estado colombiano se rige bajo un proceso internacional para direccionar la
educación y constituirla en factor elemental de la sociedad, bajo un elemento más económico
que humano, pero la formulación de las políticas no se adecuan, ni son capaces de solventar
las necesidades de la totalidad de la ciudadanía; alejándose del ideal de establecer la
educación como un derecho fundamental, lo cual se ve reflejado en los altos índices de
trabajo infantil, mendicidad, disfuncionalidad familiar y abandono.
Ciertas transformaciones mundiales que se han originado como la globalización, han hecho
que los estados formulen políticas capaces de acatar los cambios en el sistema internacional,
alejándose del ideal de establecer la educación como un derecho fundamental.
Uno de estos cambios ha propuesto que la educación sea consolidada como un factor
económico que proporcione recursos para incrementar la economía estatal, así que “la
educación mundial representa el último gran mercado, un fabuloso tesoro que se cifra en 2
billones de dólares al año según la UNESCO. Desde esta perspectiva, se convierte la
educación en un valor, en un producto irrenunciable” (Sánchez & Rodríguez, 2011, p. 3).
Pero infortunadamente la desviación de recursos en Colombia es notoria en todo sentido, por
tanto, estos recursos nunca son suficientes para suplir las necesidades educativas que requiere
el estado en donde se tendría que pensar en un replanteamiento de la estructura de las políticas
públicas, lo cual se aleja cada día más de la realidad; razón por la que no se ve el progreso y
avance del país.

De acuerdo con las consideraciones y temas presentados en un intento por establecer que la
educación sea un derecho fundamental se concluye que la formulación de políticas públicas
para la educación en Colombia, ha sufrido transformaciones importantes en su intento por
contribuir al desarrollo de la sociedad colombiana. Por tal motivo, Colombia ha seguido los
lineamientos internacionales que se han impartido para buscar que el Gobierno asuma las
decisiones para contribuir al desarrollo efectivo de la política propuesta en educación; sin
embargo, las implementaciones de las políticas no han sido suficientes debido a que se siguen
presentando inconformidades por parte del sector educativo principalmente el público,
quienes siguen exigiendo más recursos económicos y mejores condiciones que les permitan
la realización de su dignidad, pleno desarrollo de la personalidad y desarrollar todas sus
capacidades que les permitan aportar positivamente a la construcción de una mejor sociedad,
dinamizando el progreso económico, generando una educación de calidad donde es notoria
la diferencia entre el sector público y privado.
Lo anterior genera serios interrogantes como: ¿En Colombia realmente la educación es un
derecho fundamental?, ¿Qué tan involucrada esta la sociedad en la exigencia y cumplimiento
de los derechos y deberes educativos?, ¿Realmente los recursos destinados para la educación,
están siendo invertidos satisfactoriamente?, ¿Una educación de calidad a la cual todos los
ciudadanos tienen derecho, aportaría al desarrollo de la sociedad?, ¿ La falta de accesibilidad
a la educación afecta el desarrollo social, moral y personal del ser humano?
Teniendo en cuenta los anteriores interrogantes se genera cierta incertidumbre si en Colombia
se cumple y se respeta la educación como el derecho fundamental en el desarrollo de una
sociedad.
ENSAYO EDUCACION EN COLOMBIA
EL DERECHO FUNDAMENTAL DE LA EDUCACION EN LA SOCIEDAD
COLOMBIANA

Presentado por:
ARIADNA ORJUELA PEREZ

Presentado a:
ROLAND IOSIF JARAMILLO

ESPAÑOL

GIMANSIO EL LAGO
BOGOTÁ D.C, 27 DE MARZO
2019