Vous êtes sur la page 1sur 11

NOMBRE: LUCAS PERALTA MIGUEL ANDRES

CURSO: 7TMO“A”

MATERIA: DERECHO LABORAL III

TEMA: COMVENIOS DE LA OIT.

DOCENTE: AB. ANA ARTEAGA MOREIRA

MARZO-AGOSTO 2019
INTRODUCCIÓN

El presente trabajo comprenderá el análisis de los Convenios No. 87 y 98 de la

Organización Internacional de Trabajo, referente a la libertad sindical, el derecho a la

sindicación y negociación de los trabajadores, los cuales son instrumentos internacionales

que deben ser aplicados e ir en concordancia con la ley laboral de nuestro país en este

caso con el Código de Trabajo, así como de los demás países suscritos.

No hay que olvidar que dichos convenios son de suma importancia dentro del campo

laboral, puesto que protegen la libre organización sindical para que de esta manera los

trabajadores puedan hacer prevalecer sus derechos de una manera eficaz, y sin que los

mismos sean vulnerados por la parte empleadora. Este no es solamente un derecho que

abarca el ámbito laboral, si no, que también comprende un derecho humano y universal

el cual cuida interés ya no individuales si no que más bien de una manera colectiva.

A continuación se establecerá de igual manera nuestro análisis desde un punto jurídico el

cual nos ayudara a tener un mejor entendimiento de los temas tratados ya en clases por

nuestra Docente.
DESARROLLO

El derecho del trabajo a más de ser un deber es un derecho inherente al ser humano

para fuente de su realización en su economía para tener una vida digna y decorosa. A más

de que el estado ecuatoriano garantiza un trabajo digno donde se le reconozca una

remuneración justa, tal como lo establece la Constitución de la República del Ecuador, en

su artículo 33. (CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR, 2008)

Hay que aclarar que el derecho de asociación en materia laboral, como la libertad

sindical constituye derechos humanos laborales que están reconocidos en instrumentos

internacionales ratificados por el Ecuador, en Convenios de la Organización Internacional

del Trabajo (OIT), así como en la Constitución de la República del Ecuador y en el Código

del Trabajo.

La libertad de expresión juega un papel importante dentro del Convenio 87,

debido a que este presta que los trabajadores puedan alzar la voz para hacer prevalecer

sus derechos o expresar sus necesidades por medio de la sindicalización, para que de esta

manera se realice un avance de manera progresiva en la búsqueda de la armonía laboral.

Se logra apreciar que el convenio tiene carácter coercitivo para los países que se

encuentren ratificados, y Ecuador es uno de ellos.

Dentro de este convenio encontramos como punto importante que la OIT permite

el derecho de asociarse a los trabajadores de una empresa para formar sindicatos y

afiliarse a ellas, y así tener como deber principal el mejorar sus condiciones de trabajo,

sin autorización previa, esto quiere decir que el patrono no tiene ningún derecho a impedir

dicha asociación, siempre y cuando se rijan por los estatutos de los mismos.
Observando nuestro código laboral, podemos decir que se tiene un articulado el

cual busca el mismo fin que el nombrado en líneas anteriores que también permite la libre

sindicalización entre los trabajadores, sin que el patrono pueda tratar de entorpecer

interviniendo en el desarrollo de dicha organización que pudiera crearse .

Dentro del convenio se puede apreciar que los sindicatos tienen derecho a

constituirse en federaciones y confederaciones, así mismo en el ecuador se rigen bajo

esto.

No hay que olvidar que la libertar de sindicalización es un principio en materia

laboral, el cual es un mecanismo a través de los cuáles se busca equilibrar la relación

jurídica laboral. De esta manera, el empleador que ocupa un lugar preponderante en la

relación, coexiste con distintas asociaciones profesionales, fundadas para la promoción y

defensa de intereses colectivos, primordialmente, para mejorar las condiciones de trabajo.

Por lo tanto si encontramos que se rige el código de trabajo bajo lo establecido dentro del

convenio.

Siguiendo con el análisis se encuentra que las organizaciones tiene el derecho de

redactar los estatutos.

Otro aspecto importante es la prohibición expresa de que dichas organizaciones

de trabajadores no están sujetas a disolución o suspensión por vía administrativa.

Hay que tener en cuenta que el artículo 8 del convenio expresa que la legislación

nacional no menoscabará lo establecido dentro del mismo.

Como punto importante, también encontramos que se limita de cierto modo a las

fuerzas armadas y a la policía, dentro de nuestra legislación se prohíbe a diferencia del


convenio esta participación para así poder precautelar y salvaguardar el fin que tiene en

realidad la sindicalización.

Para la OIT se entiende como libertad de asoción, aquel derecho del cual gozan

todos los trabajadores de una empresa, el cual tiene por objetivo defender los intereses de

los trabajadores y de esta manera no sean vulnerados por la parte empleadora, debido a

que si bien sabemos, la parte trabajadora siempre ha sido la más desprotegida y ha ganado

terreno debido a la lucha constante que ha tenido.

En los articulados finales encontramos acerca de la competencia del convenio en

algún inconveniente será de la Dirección General de la Oficina Internacional del Trabajo,

de las ratificaciones, de la entrada en vigencia, y otros aspectos los cuales.

Podemos establecer que el derecho a la sindicación tiene tres dimensiones:

a) En sentido subjetivo, como derecho a sindicarse o ejercicio del derecho de

asociación profesional;

b) Desde un ángulo objetivo u orgánico como ordenamiento estructural de los

sindicatos, en donde se determinen sus modos de organizarse, sus competencias

o atribuciones jurídicamente reconocidas, sus formas legales de actuar,

c) En sentido dinámico, funcional, aludiendo a un complejo de normas sustantivas

que emanan de estos grupos sociales. Si se habla del Derecho estatal como un

derecho que crea el Estado, frente al derecho social, que brota directamente de

la sociedad, el derecho sindical podría considerarse como conjuntos de preceptos

laborales o extra laborales que estatuyen jurídica o fácticamente los sindicatos”

(Dunning, 1987)
Podemos apreciar de la cita antes mencionada que el derecho sindical es un

principio de suma importancia dentro del ámbito laboral, dándonos cuenta que cada

sentido que el autor son importantes para la realización en sí de la sindicalización la

cual es un mecanismo de protección de los trabajadores, es decir, es su armadura contra

las arbitrariedades que suelen suceder dentro de un trabajo.

El convenio No. 98 trata acerca del derecho a la libertad de la sindicalización, el

cual es comprendido como derecho que deben gozar los trabajadores y los empleadores

sin discriminación alguna.

Por sindicato se entiende toda organización o asociación profesional compuesta

o integrada por personas que, ejerciendo el mismo oficio o profesión, u oficio o

profesiones similares o conexos, se unen para el estudio o protección de los

intereses que les son comunes. Cualquier entidad profesional que tenga por objeto

la defensa de los intereses comunes de la actividad laboral de sus miembros,

puede llamarse sindicato. (Cabanellas, 1968)

De acuerdo al Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación

colectiva de 1949, establece en su primer artículo que deberán gozar de protección contra

todo acto de discriminación que atente con la libertad sindical en relación con su empleo;

y además dicha protección deberá ejercerse contra todo acto en la que sujete al trabajador

a su empleo por no afiliarse al sindicato o que se despida al mismo a causa de esta

afiliación, proporcionándole este artículo al trabajador la protección que necesita para

tener su libertad de afiliarse al sindicato de trabajadores.


Así mismo, dentro del convenio establece que las organizaciones de trabajadores

y empleadores deberán gozar de protección contra todo acto de injerencia de unas

respecto de las otras, Estos actos de injerencia son las medidas que fomentan la

constitución de dichas organizaciones.

En concordancia a lo que establece el Código de Trabajo Ecuatoriano, las

asociaciones profesionales o sindicatos pueden constituirse en federaciones,

confederaciones o cualesquiera otras agrupaciones sindicales, la única regla a cumplir en

el Ecuador para unirse a un sindicato es que el trabajador sea mayor de catorce años.

Para garantizar el respeto al derecho de sindicación deben crearse organismos

adecuados a las condiciones nacionales y además deben adoptarse medidas adecuadas a

las condiciones nacionales, para estimular y fomentar entre los empleadores y las

organizaciones.

(…) Ahora bien, si aquel constituyera el único objetivo, la vida de los sindicatos

tendría poca vitalidad una vez resuelto el primer y principal problema: el de diluir

los choques derivados de las relaciones contractuales entre patronos y obreros.

Pero subsisten otros propósitos, los de dignificar la profesión, proporcionarle de

medios superiores de desenvolvimiento, mejorar la situación en general y de las

categorías profesionales, y, en particular, la de los agremiados y tender, por

último, a que la producción se logre en forma armónica, en virtud de la unidad

que la preside. (Cabanellas, 1968)

El Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva de 1949

no trata de la situación de los funcionarios públicos en la administración del Estado, así

como en el Ecuador el Código de Trabajo tampoco trata dichas situaciones, para regular

esas asociaciones existe la LOSEP.


Las ratificaciones formales del convenio serán comunicadas para su registro al

Director General de la Oficina Internacional del Trabajo, según lo establece el artículo 7

del mismo.

El convenio obligará únicamente a los miembros de la organización internacional

del trabajo, cuyas ratificaciones haya registrado el Director General.

Las declaraciones comunicadas al Director General de la Oficina Internacional del

Trabajo, deberán indicar:

a) Los territorios respecto de los cuales el miembro interesado se obliga a que las

disposiciones del convenio sean aplicadas sin modificaciones;

b) Los territorios respecto de los cuales se obliga a que las disposiciones del convenio

sean aplicadas con modificaciones, junto con los detalles de las mismas;

c) Los territorios respecto de los cuales es inaplicable el Convenio y os motivos por

los cuales es inaplicable;

d) Los territorios respecto de los cuales reserva su decisión en espera de un examen

mas detenido de su situación.

En cuanto a la clasificación de los sindicatos, en la doctrina no se menciona un único

tipo de sindicato y esto se debe al tamaño de las empresas existentes en un país, a la

división del trabajo y a los diferentes tipos de economía. Sin embargo, todos los sindicatos

se caracterizan por ser asociaciones o grupo de trabajadores cuya finalidad es lograr un

equilibrio entre las relaciones de poder entre ellos y sus empleadores. (Carrera, 2010)

En el Ecuador las asociaciones de trabajadores de toda clase están bajo la protección

del Estado, siempre que persigan cualquiera de los siguientes fines:


1. La capacitación profesional;

2. La cultura y educación de carácter general o aplicada a la correspondiente rama del

trabajo;

3. El apoyo mutuo mediante la formación de cooperativas o cajas de ahorro; y,

4. Los demás que entrañen el mejoramiento económico o social de los trabajadores y la

defensa de los intereses de su clase.

Esto según lo tipificado en el artículo 441 del Código de Trabajo.

Se puede apreciar que se entiende que todo Miembro que haya ratificado el

Convenio podrá denunciarlo a la expiración de un período de diez años, a partir de la

fecha en que se haya puesto inicialmente en vigor, mediante un acta comunicada, para su

registro, al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo. La denuncia no

surtirá efecto hasta un año después de la fecha en que se haya registrado.

Y que todo Miembro que haya ratificado el Convenio y que, en el plazo de un año

después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo precedente,

no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará obligado durante

un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este Convenio a la

expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en este artículo.
CONCLUSIÓN

Del presente trabajo se puede concluir, que los convenios No. 87 y 98 de la Organización

Internacional de Trabajo, que Ecuador ha sido un país que si se ha regido por dichos

convenios, sin embargo, en la práctica podríamos decir que no siempre se protege a la

parte empleadora, debido a que muchas veces estos cuentan con más recursos para llevar

el proceso a otras instancias. Si bien es cierto la libertad sindical se encuentra reconocida

en nuestra constitución de la República como un derecho y así mismo también limita

dicha actuación de los sindicatos debido a que siempre deben regirse por la normativa

nacional e internacional como es en este caso los convenios o siempre que no

contravinieran los estatutos la normativa antes mencionada. Pero hay que reconocer que

a través de los cambios normativos que ha experimentado la legislación ecuatoriana se ha

conducido a que en este momento exista un respeto prevalente en virtud de los Convenios

estudiados.
Bibliografía
Cabanellas, G. (1968). Compendio de Derecho Laboral (Vol. II). Buenos Aires:
Libreros.

Carrera, D. A. (2010). Sindicatos por rama de actividad: La pertinencia de la


implementación de esta figura en el Ecuador. Análisis del sector empresarial y
legislación comparada. Quito.

CONSTITUCIÓN DE LA REPUBLICA DEL ECUADOR. (2008). Quito.

Dunning, H. (1987). Los Sindicatos y la formación profesional . Suiza: Editorial Porrua.