Vous êtes sur la page 1sur 7

RESUMEN

La presente práctica tuvo como finalidad determinar la conductividad eléctrica y


la dureza de una muestra de agua de alimentación de caldera. En la primera parte,
se procedió a tomar una muestra de 100mL de dicha agua, la cual fue tamponada
a pH 10 con una solución buffer y colorada a rojo Vinotinto mediante el uso del
indicador Negro de Eriocromo T (NET), una vez valorada dicha disolución con otra
0.01689N de EDTA, el volumen gastado para obtener el viraje de color fue de 8.7mL
de EDTA. Posteriormente, se procedió a calcular la dureza expresada en partes por
millón de Carbonato de Calcio, la cual fue de 75.3 𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 con una incertidumbre
de 0.8. En la segunda parte, se determinó la conductividad eléctrica de la muestra
𝜇𝑆
de agua mediante el uso de un conductímetro, obteniéndose un valor de 207.9 .
𝑐𝑚
Ambos valores convergen hacia un mismo resultado, es decir, que el agua analizada
es de tipo blanda. No obstante, dicha muestra se encuentra fuera de los parámetros
establecidos y por ende no se debe utilizar en las calderas.

INTRODUCCIÓN
La dureza del agua es una medida que cuantifica principalmente el calcio y el
magnesio presentes en una muestra de agua, y se expresa comúnmente en partes
por millón de carbonato de calcio (𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 ). Es importante conocer la dureza del
agua, ya que, una dureza muy elevada puede originar depósitos e incrustaciones
calcáreas en las tuberías de la caldera. Además, es recomendable conocer la
dureza al momento de añadir jabones, puesto que, mientras más dura sea el agua
habrá menos espuma, dado que el calcio y el magnesio reaccionan con los
componentes del jabón y disminuyen su efectividad, por ende, se debe usar más
jabón.
La conductividad es la capacidad de un material para dejar pasar corriente
eléctrica. Ésta es proporcional al contenido de sales disueltas en una muestra, de
hecho, dada la relación directa entre la conductividad y la cantidad de sales, la
conductividad se utiliza para medir la salinidad del agua. Es importante conocer la
conductividad en una muestra de agua de caldera, dado que una conductividad muy
alta, conlleva grandes cantidades de sales disueltas que pueden acelerar los
procesos de corrosión de las tuberías.
En la presente práctica se determinará la conductividad eléctrica de una muestra
de agua de alimentación de caldera, mediante el uso de un conductímetro. También,
se determinará la dureza a dicha muestra, mediante valoración complexométrica
con el Ácido Etilendiaminotetracético (EDTA) en presencia del indicador Negro de
Eriocromo T (NET).
Por todo lo antes mencionado, se plantean los siguientes objetivos:
Determinar la conductividad eléctrica de una muestra de agua de alimentación
de caldera, mediante un conductímetro; determinar la dureza en partes por millón
de carbonato de calcio (𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 ), utilizando volumetría por complexometría, con
EDTA como reactivo valorante y comparar los resultados obtenidos con los datos
de requerimientos tabulados por la Norma BS–2486 para guas de alimentación de
calderas.

MATERIALES Y REACTIVOS
Materiales Reactivos
PARTE I
Matraz de Erlenmeyer de 250.0mL. Agua de alimentación de caldera.
Bureta de 50.0Ml. Solución Buffer pH 10.

Pipeta aforada de 100.0mL. Solución EDTA 0.01689N.

Plancha agitadora. Negro de Eriocromo T.

Imán.

PARTE II
Conductímetro. Agua de alimentación de caldera.
Agua Destilada (limpieza). Solución estándar de KCl.
Toalla de papel suave.

PROCEDIMIENTO EXPERIMENTAL
PARTE I: DETERMINACIÓN DE DUREZA
Inicialmente, se toman 100.0ml de una muestra de agua de alimentación de
caldera y se transfieren a un matraz Erlenmeyer de 250ml. Luego se añaden 5 ml
de una solución tamponada a pH=10 y 10 gotas de indicador Negro de Eriocromo T
(NET). Una vez hecho esto, se agita la solución para homogeneizar y se espera a
que el indicador forme un complejo de color rojo vinotinto. Luego, se procede a
valorar con una solución de EDTA 0.01689 N, hasta observar un cambio en la
coloración de la solución de rojo vinotinto a azul. Finalmente, se anota el volumen
consumido de EDTA y se calcula la concentración en partes por millón.

PARTE II: DETERMINACIÓN DE CONDUCTIVIDAD ELÉCTRICA


Inicialmente, se calibra el conductímetro. A continuación, se lavan los electrodos
con agua destilada y se secan con una toalla de papel suave. Se introduce en la
muestra de agua a analizar y se mide la conductividad. Una vez realizado esto, se
vuelven a lavar los electrodos y se almacenan en una solución estándar de KCl de
𝜇𝑆 𝜇𝑆
conductividad 146.9𝑐𝑚 o 1406𝑐𝑚

DISCUSIÓN DE RESULTADOS
Para la primera parte de la práctica, al determinar la dureza con una muestra de
una muestra de agua de alimentación de caldera, se consumieron 8.70 mL de
solución de EDTA 0.01689N. A continuación, se presentan los cálculos
correspondientes a la determinación de la dureza de la muestra en partes por millón
de carbonato de calcio CaCO3.
0.01689𝑚𝑒𝑞𝑣 𝐸𝐷𝑇𝐴 1 𝑚𝑒𝑞𝑣 𝐶𝑎𝐶𝑂3 50.043𝑚𝑔 𝐶𝑎𝐶𝑂3
8.70(±0.1)𝑚𝑙 𝐸𝐷𝑇𝐴 × × ×
1 𝑚𝑙 𝐸𝐷𝑇𝐴 1 𝑚𝑒𝑞𝑣 𝐸𝐷𝑇𝐴 1 𝑚𝑒𝑞𝑣 𝐶𝑎𝐶𝑂3
1000.0 𝑚𝑙
× = 73.5(±0.8)𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3
100.00(±0.08)𝑚𝑙 𝑚𝑢𝑒𝑠𝑡𝑟𝑎 × 1𝐿

0.1 0.08
𝑒1 = √( × 100)2 + ( × 100)2 = 1.15% = 0.8
8.70 100.0

A continuación, se presenta una tabla con los requerimientos que debe cumplir
el agua de alimentación de caldera, según la American Boiler Manufacturing
Association.

Al contrastar la dureza obtenida, la cual fue de 73.5 ppm de CaCO3, con los datos
suministrados, los cuales limitan la dureza para el agua de caldera a un valor no
mayor a 2 partes por millón; se puede decir que la muestra analizada NO es apta
para su uso en las calderas industriales, ya que su utilización podría causar
complicaciones y daños en el sistema.
De manera similar, al medir la conductividad eléctrica de la muestra de caldera,
𝜇𝑆
se obtuvo un valor de 207.9 𝑐𝑚. Por otra parte, los datos promocionados por la tabla
antes mencionada no incluyen conductividad eléctrica, no obstante, se plantea la
siguiente relación para calcular el requerimiento de la conductividad a partir de la
dureza.
𝜇𝑆 𝜇𝑆
1°𝑓 = 10 𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 𝑦 1°𝑓 = 20 ⇒ 1𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 = 2
𝑐𝑚 𝑐𝑚
Si el requerimiento para la dureza es:
𝜇𝑆
2 𝑐𝑚 𝜇𝑆
𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 < 2 𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 ⇒ 𝐶. 𝐸. < 2 𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 × . 𝐶. 𝐸. < 4
1 𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 𝑐𝑚
𝜇𝑆
Al contrastar la conductividad obtenida, 207.9 , con la calculada a partir de los
𝑐𝑚
requerimientos, se puede decir que la conductividad de la muestra está por
encima de lo establecido, es decir, que ésta contiene grandes cantidades de
sales disueltas que pueden afectar los procesos de la caldera.
Por todo lo antes mencionado, se deduce que la muestra de agua de
alimentación de caldera analizada, no es apta para su utilización en las calderas.
Asimismo, se presenta la siguiente tabla, la cual contiene la clasificación de la
dureza de una muestra de agua, según intervalos para partes por millón,
conductividad eléctrica y los grados franceses.
𝒑𝒑𝒎 𝑪𝒂𝑪𝑶𝟑 𝝁𝑺 °𝒇 Dureza
𝒄𝒎
0-70 0-140 0-7 MUY BLANDA
70-150 140-300 7-15 BLANDA
150-250 300-500 15-25 LIGERAMENTE
BLANDA
250-320 500-640 25-32 MODERADAMENTE
BLANDA
320-420 640-840 32-42 DURA
>420 >840 >42 MUY DURA

De acuerdo con esta tabla, los datos obtenidos son congruentes, puesto que
tanto los 𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 ,como la conductividad y los grados franceses se encuentran
en un mismo rango. En concordancia con lo antes mencionado, se dice que la
muestra analizada es un agua blanda.
𝑝𝑝𝑚 𝐶𝑎𝐶𝑂3 = 73.5 𝑝𝑝𝑚
°𝑓 = 7.53
𝜇𝑆
𝐶. 𝐸. = 207.9
𝑐𝑚
CONCLUSIÓN
Al finalizar la práctica, se deduce que todos los objetivos fueron llevados a cabo
de forma exitosa. En la primera parte, la cual consistió en determinar la dureza de
una muestra de 100.0mL de agua de alimentación de caldera, el resultado obtenido
fue de 73.5 ppm CaCO3, luego de contrastar dicho valor con la norma BS–2486, la
cual establece un máximo de 2ppm, se puede decir que la dureza de la muestra de
agua analizada se encuentra por encima de los valores establecidos, y por ende no
es apta para su uso en las calderas, dado que una alta dureza puede generar
depósitos e incrustaciones en las tuberías de una caldera, disminuyendo la presión
flujo, obstruyendo dichas tuberías, aislando el calor y pudiendo llegar a causar
explosiones. Para la segunda parte de la práctica, la cual consistió en determinar la
conductividad eléctrica de la muestra de agua analizada, se obtuvo un valor de
𝜇𝑆
207.9 𝑐𝑚. Mediante un proceso de transformación de unidades, se obtuvo la
conductividad máxima permitida por la norma BS–2486, en función de la dureza
𝜇𝑆
máxima, dicha conductividad no debe exceder de los 4 𝑐𝑚. Por lo tanto, se dice que
el agua analizada no es apta para su uso en las calderas. Es importante mencionar,
que la conductividad eléctrica es una medida de la cantidad de sales presentes en
una muestra, una conductividad muy alta puede generar flujos de corriente mayores
y por ende acelerar los procesos de corrosión. Por todo lo antes mencionado, se
puede observar que ambos valores conducen al mismo resultado, el agua de la
muestra analizada no es apta para su uso en las calderas.

RECOMENDACIONES
 Se deben leer con precisión los volúmenes en los instrumentos de
medición.
 Limpiar los electrodos con agua destilada y secarlos con toallas suaves de
papel, ya que éstos son sensibles y podrían sufrir daños de no hacerse el
limpiado de forma correcta.
 En la valoración, debe dejar caer la solución de EDTA hacia la solución
cuidadosamente, con la finalidad de obtener el punto de equivalencia de la
forma más precisa posible.
 Agregar las gotas de Negro Eriocromo T de forma adecuada.

BIBLIOGRAFÍA
 Manual de Calderas, capítulo 13.
http://recursosbiblio.url.edu.gt/publicjlg/biblio_sin_paredes/fac_in
g/Manu_cald/cap/13.pdf
 Guía de Química Analítica.
República Bolivariana de Venezuela
Universidad Rafael Urdaneta
Escuela de Ingeniería Química
Laboratorio de Química Analítica
Profesor: Douglas Romero
Sección “B”

PRÁCTICA #5: Determinación de la conductividad


eléctrica y de la dureza en agua de alimentación de
Caldera

Integrantes Grupo 4:
Mariana Marchena C.I. 27.932.075
Jedisel Merchán C.I. 28.137.205
Miguel Pérez C.I. 28.109.065
Jorge Solano C.I. 29.645.972

Marzo 2019