Vous êtes sur la page 1sur 3

Sumilla.

- FORMULO DESCARGO CONTRA


NOTIFICACION CARGO N° 0025585

MUNICIPALIDAD METROPOLITANA DE LIMA


C.C. SUBGERENCIA DE FISCALIZACION Y COACTIVA ADMINISTRATIVA

QUINTIN NICOLAS AZURZA LINARES, identificado con DNI N° 06228920, con domicilio
procesal sito en P. JOVEN 1 DE SETIEMBRE MZ R LT 3 COMITÉ 4 –CERCADO DE LIMA,
Provincia y Departamento de Lima, ante Ud. con el debido respeto me presentó y
expongo:

II.- PETITORIO

Como PRETENSION PRINCIPAL; SE REVISE LA NOTIFICACION DE CARGO


CONTENIDO EN LA PAPELETA DE INFRACCION SUB LITIS y se LE DECLARE NULA,
ARCHIVANDOLA DEFINITIVAMENTE. POR LOS MOTIVOS QUE PASO A EXPONER.

III.- FUNDAMENTO DE HECHOS.-

Primero, que con fecha 21 DE MARZO, DEL PRESENTE AÑO, SIN EMBARGO, SE
SANCIONA INDEBIDAMENTE, PRIMERO NO SE RESPETA EL DEBIDO PROCEDIMIENTO,
SEGUNDO, NO EXISTE PERITAJE DE ESTRUCTURA SOLIDAD, QUE DE FUNDAMENTO Y
DEBIDA MOTIVACION A LA IMPOSICION DE LA MULTA EN MENCION.

LA DATACION, EL PERITAJE, ES NECESARIO E INDISPENSABLE EN ESTE TIPO DE


SANCIONES, PUES LA BASE IMPOSITIVA DE LA MULTA SE FUNDA EN EL 10 POR
CIENTO DEL PROYECTO DE CONSTRUCCION, ANTE LA AUSENCIA DEL PROYECTO, LA
ESTIMACION, DEBE SER POR PERITAJE Y NO SIMPLEMENTE, UNA SUPOSICION, O
APLICACIÓN DE CUADROS PRESTABLECIDOS.

Segundo, que EN EL PRESENTE CASO, LA IMPOSICION DE LA MULTANO REUNE


LOS REQUISITOS DE EXIGIBILIDAD Y VALIDEZ CONTEMPLADOS EN LA NORMATIVA
VIGENTE.

LA INEXISTENCIA DE LA PRESUNTA INFRACCION, O LA SUBSANACION


CONSTITUYENTE CAUSA EXIMENTE, SIEMPRE SEA ANTES DE LA IMPUTACION DE
CARGOS, EN TAL SENTIDO, SIN HABERSE GENERADO UNA PROCEDIMIENTO
SANCIONADOR, CON PRUEBA FEHACIENTE, NO PERSISTE LA PRESUNTA CONDUCTA
INFRACTORA, CONFORME LO ESTABLECE LA NORMA.

El artículo 255 (1.f) establece que constituye condición eximente «la subsanación voluntaria por parte del posible
sancionado del acto u omisión imputado como constitutivo de infracción administrativa, con anterioridad a la
notificación de la imputación de cargos…». Dicho precepto parte de la premisa de que existen obligaciones
subsanables, pero no nos dice cuáles son y tampoco nos indica qué obligaciones son insubsanables. Para formarnos
una idea de esta dicotomía entre obligaciones subsanables y no subsanables, veamos un antecedente judicial. A
través de un Acuerdo Plenario (2-2009/CJ-116), la Corte Suprema de Justicia interpretó los alcances de la
subsanación voluntaria contenida en el artículo 189 del Código Tributario, señalando que el posible infractor penal-
tributario únicamente se verá libre de responsabilidad si 1) antes de ser detectado por la administración declara
lo que realmente debe y, no menos importante, 2) paga el íntegro de la deuda. Es decir, la regularización o
subsanación debe ser voluntaria: «Esta exigencia o condicionante temporal plantea que la regularización se realice
en forma voluntaria o espontánea, la que debe concretarse antes de la intervención de la autoridad tributaria o
penal» (Acuerdo Plenario 2-2009/CJ-116, fundamento II, numeral 11, A).Con respecto al pago total de la deuda
tributaria, «[n]o solo se trata de que se formule una autodenuncia a través de una declaración rectificatoria, sino
de que pague efectivamente la deuda tributaria» (Acuerdo Plenario 2-2009/ CJ-116, fundamento II, numeral 11,
B).

Por otro lado, también es posible observar esta dicotomía entre obligaciones subsanables y no subsanables en una
norma sectorial correspondiente al Organismo Supervisor de la Inversión Privada el Telecomunicaciones
(Resolución 056-2017-CD-OSIPTEL). En dicha normal, se precisa que operará la subsanación voluntaria siempre
que se verifique que la infracción ha cesado y que se han revertido los efectos negativos de la misma. Es decir, si
los efectos negativos de la conducta no se pueden revertir, por definición, no puede haber subsanación de la
conducta. Finalmente, consideramos que la «oportunidad» de la subsanación voluntaria pudo haber sido regulada
de otra manera, brindando mayores incentivos para el debido cumplimiento de las normas administrativas.
Advirtamos que, si dividimos hipotéticamente la operatividad de la subsanación voluntaria en tres segmentos,
obtenemos lo siguiente. • Primer tramo: entre la comisión de la infracción y la detección por parte de la autoridad.

Segundo tramo: entre la detección de la infracción y el inicio del procedimiento administrativo sancionador (PAS)
• Tercer tramo: inicio del PAS y la resolución que impone la sanción Pues bien, hubiera sido deseable que el
legislador premie al posible infractor si realiza la subsanación en el primer tramo, liberándolo del 100% de la multa;
disminuya la multa al 50% cuando el infractor ha sido detectado y, por ello, subsana en el segundo tramo; y
finalmente, la multa disminuya solo en 25% cuando la subsanación se realiza en el tercer tramo. De esta forma, se
pondría en evidencia ante la ciudadanía que lo que se busca con las acciones de fiscalización es el estricto
cumplimiento de la norma y la reversión en el plazo más corto de los efectos negativos que se hubieran podido
generar. Contrariamente a lo antes expuesto, el artículo 255 (1.f) deja de lado el primer y tercer tramo,
concentrando sus efectos únicamente en el segundo tramo, esto es cuando la infracción ya ha sido detectada por
la Administración. De este modo se genera un incentivo perverso para que el infractor cumpla con la norma
únicamente cuando es descubierto.

ADEMAS, DE LO EXPUESTO; SE DEBE CONSIDERAR QUE EL PRESUNTO INFRACTOR ES UNA


PERSONA DE EDAD AVANZADA Y, CON LA ASITENCIA DE UNA PENSION DE JUBILACION, EN
TAL SENTIDO; LA MULTA ES ONEROSA Y ABUSIVA.

Tercero, Que, POR TALES DOS MOTIVOS, PRESENTADOS A VUESTRO


DESPACHO, ES IMPERIOSO QUE SE DECLARE LA NULIDAD DE LA NOTIFICACION DE
RESOLUCION DE SANCION SUB LITIS, ARCHIVANDOSE DEFINITIVAMENTE.
ELEMENTOS QUE RESALTAN LA NULIDAD DEL ACTO ADMINISTRATIVO.-

Que, cabe señalar que la motivación no implicará la exposición ampulosa de consideraciones


y citas legales, sino que exige una estructura de forma y de fondo LEGAL, pudiendo ser concisa,
pero clara y satisfacer todos los puntos demandados, debiéndose expresarlas convicciones
determinativas que justifiquen razonablemente su decisión en cuyo caso las normas del
debido proceso se tendrán por fielmente cumplidas; al contrario, cuando la resolución aun
siendo extensa no traduce las razones o motivos por los cuales se toma una decisión, dichas
normas se tendrán por vulneradas;

En lo referente a la fundamentación que debe realizarse, en LA NOTIFICACION DE LA


PAPELETA DE INFRACCION, es una SANCION INMOTIVADA a la petición interpuesta por el
administrado, por el cual éste hace una subsunción de los hechos a la norma, resolviendo todos
los puntos litigiosos puestos a consideración, sin salirse de esos marcos por cuanto puede que
otorgue menos o más de lo pedido, lo cual implicaría una vulneración al debido proceso en su
ámbito de presupuesto de una resolución debidamente fundamentada, entonces no es menos
cierto que el Gerente del Área de Fiscalización en el recurso de NULIDAD, deben
inexcusablemente resolver todos LOS PUNTOS DESCARGADOS o puestos en consideración,
así como todas y cada una de las irregularidades advertidas, pues solo así las partes conocerán
los motivos o razones que llevaron al mismo a tomar esa decisión, lo contrario, también
significaría una violación al debido proceso en su componente de la fundamentación jurídica.

Que, asimismo, considero que el acto administrativo emitido por vuestra dependencia vulnera
principios rectores del derecho administrativo como el Principio de Legalidad, la misma que solo
por rango de Ley atribuye a las entidades municipales su potestad sancionadora, no obstante,
las Ordenanzas Municipales que disponen la forma de imposición de sanciones administrativas
arbitrariamente no puede contravenir ni ir más allá de lo regulado en la Ley del Procedimiento
Administrativo General – Ley Nº 27444. En ese sentido, la modificación a través de un Decreto
de Alcaldía no puede transgredir el derecho a la seguridad jurídica, el respeto por el principio
de legalidad y más aún la jerarquía normativa, que por sus características enmarcaría un vicio
del acto administrativo que devendría en NULIDAD DE PLENO DERECHO de conformidad con
el Artículo 10.1º “La contravención a la Constitución, a las leyes o a las normas reglamentarias”.

Que de acuerdo a la Ley de Procedimiento Administrativo General, y lo establecido en el TUPA


de la entidad emplazada, deberá resolverse en 35 días hábiles.

ANEXOS.-

1-A.- COPIA DNI


1-B.- COPIA NOTIFICACION DEL CARGO
.