Vous êtes sur la page 1sur 7

   PAUTAS DE PRESENTACIÓN DE TRABAJOS 

 
 
Pautas de presentación de trabajos 
Monografías e informes 
 
 
 

1 Los diferentes géneros en la investigación y sus características 
 

1.1 La monografía 
 
La monografía es el tratamiento por escrito de un tema específico estudiado e investigado. Con 
este nombre se conoce en la vida universitaria el primer intento de escribir un artículo científico. Una 
monografía bien hecha puede convertirse, después de una tarea de ampliación y reajuste, en un trabajo 
de investigación mayor. 
Respecto al tema de la monografía conviene: 
a. sentir interés personal por él; 
b. que sea sencillo y no esté ligado a otro tema con el cual se confunda o se complique; 
c. que  esté  claramente  delimitado,  es  decir  que  lo  entendamos  con  precisión  conociendo  sus 
límites; 
d. que  sea  pequeño  en  extensión.  Dejar  los  temas  más  amplios  para  la  tesis  o  trabajos  de 
investigación de mayor envergadura, y 
e. no es indispensable un tema absolutamente original. Cualquier tema claro y pequeño sirve para 
el aprendizaje de los métodos y es digno de ser estudiado en una monografía, si constituye un 
aporte al esclarecimiento de algún aspecto del objeto de estudio seleccionado. 
 
Pasos a seguir 
En el planteamiento inicial: 
‐ elección del tema, 
‐ adquisición de la información básica, 
‐ elaboración del plan de trabajo. 
 
A lo largo del trabajo: 
‐ recolección de datos, 
‐ ordenación e interpretación de los materiales. 
 


 
   PAUTAS DE PRESENTACIÓN DE TRABAJOS 
 

En la redacción final: 
‐ formulación coherente de los argumentos, 
‐ firmeza de las conclusiones, 
‐ precisa distribución final de la exposición. 
 
Así la monografía estará cuidadosamente realizada. 
 

1.2 El ensayo 
Es  el  comentario  libre  en  torno  de  un  fenómeno,  un  tema  o  un  libro.  El  origen  del  vocablo 
ensayo está en la palabra latina exagium que significa “pesada en una balanza”. Muchos siglos después, 
el  término  comenzó  a  utilizarse  para  textos  cuyo  “peso”  está  en  las  ideas  que  propone.  La  Real 
Academia  Española  lo  define  como  “escrito  en  el  cual  un  autor  desarrolla  sus  ideas  sin  necesidad  de 
mostrar  el  aparato  erudito”,  es  decir,  sin  las  exigencias  de  una  tesis  universitaria  resultado  de  una 
extensa y exhaustiva investigación acerca de un tema. 
Se  lo  conoce  como  el  “centauro  de  los  géneros”,  por  tratarse  de  un  texto  de  carácter  híbrido 
donde conviven la ciencia y el arte, la emoción y la razón, el peso de los conocimientos heredados y la 
apertura a la novedad, el rigor conceptual y la riqueza de las intuiciones. 
Se  pueden  distinguir  dos  grandes  vertientes  para  la  prosa  ensayística:  el  ensayo  literario  y  el 
ensayo científico. 
En  ensayo  literario  se  caracteriza  por  la  libertad  que  tiene  el  autor  en  la  elección  y  el 
tratamiento  de  los  temas.  Los  ensayistas  suelen  partir  de  otras  obras  literarias,  pero  también  las 
relacionan y combinan con observaciones, costumbres, experiencias y reflexiones. Se caracteriza por ser 
subjetivo y directo para expresar con claridad la visión y reflexiones del propio autor y puede abordar las 
más diversas disciplinas (la historia, la filosofía, la sociología, las ciencias políticas, entre otras) y las más 
variadas temáticas. 
En cambio, el ensayo científico combina la capacidad imaginativa con el razonamiento lógico y 
científico. Del mismo modo en que lo hace la ciencia, el ensayo científico explora la realidad en busca de 
verdades comprobables. Al mismo tiempo, toma del arte literario la intensidad y la belleza expresiva. 
Al  ser  un  género  tan  flexible,  tan  “centáurico”,  el  ensayo  permite  múltiples  abordajes  y 
clasificaciones.  Estos  abordajes  toman  en  consideración  dos  elementos  del  ensayo:  el  contenido  y  el 
modo en el que el ensayista aborda los textos. De este modo, los ensayos pueden agruparse: 

 Por el contenido: históricos, literarios, etc. 

 Por el modo de tratamiento: informativos, críticos, irónicos, etc. 
 

1.2.1 El ensayo y su configuración 
En  el  ensayo,  la  prosa  fluye  libremente  según  las  intenciones  de  su  autor,  sin  ajustarse  a  un 
formato rígido. Sin embargo, según la tradición textual, se organiza básicamente en tres partes: 


 
   PAUTAS DE PRESENTACIÓN DE TRABAJOS 
 

 La introducción: en la apertura del texto, se suelen presentar los antecedentes bibliográficos o 
históricos sobre el tema a tratar, el objetivo del texto y la hipótesis del autor sobre el tema. Está 
redactado de tal forma que despierta el interés del lector, no sólo acerca del tema sino también 
sobre las ideas que el autor tiene al respecto. A continuación, se suele pasar a la formulación de 
la tesis u opinión personal del autor sobre el tema y el orden que se seguirá para sostenerla. 
 El  cuerpo  o  desarrollo:  es  la  demostración  de  la  hipótesis  por  medio  de  una  argumentación 
acompañada de ejemplos y (según la temática del ensayo) material gráfico, datos estadísticos, 
esquemas,  etc.  En  este  sector  del  ensayo,  para  sostener  sus  ideas  y  sus  puntos  de  vista,  los 
autores suelen utilizar distintos procedimientos argumentativos o recursos retóricos como por 
ejemplo  las  citas  de  autoridad,  la  definición  y  la  ejemplificación,  las  generalizaciones  o  la 
pregunta retórica, entre otros. 
 La  conclusión:  en  esta  parte  del  ensayo  puede  presentarse  un  breve  resumen  en  donde  se 
destacan  los  puntos  más  importantes  tratados  en  el  desarrollo  o  las  consecuencias  de  los 
argumentos sostenidos en el cuerpo del texto o ambos elementos.  
 

1.2.2 Las figuras retóricas en el ensayo 
Los  procedimientos  lingüísticos  utilizados  para  enriquecer  los  discursos  se  denominan  figuras 
retóricas. 

 La hipérbole es la exageración de una idea con fines expresivos.  

 La comparación establece una relación de semejanza entre dos objetos o ideas. 

 La  metáfora  es  una  comparación  en  la  cual  se  ha  suprimido  el  primer  término  y  el  nexo 
comparativo. 

 La antítesis es una oposición de conceptos. 

 El paralelismo consiste en repetir una estructura sintáctica sin repetir las mismas palabras. 

 La ironía es el uso de una palabra o expresión que quiere dar a entender lo contrario de lo que 
se piensa. 
 

2 La estructura del trabajo 
Todo  trabajo  de  investigación  tiene  una  determinada  estructura,  es  decir,  una  manera  de 
disponer los elementos que componen ese todo organizado. Las partes en que se subdivide no son fijas. 
De cualquier manera, es usual que posea: 
 
Portada 
Índice 
Introducción 
Cuerpo 
Conclusiones 

 
 PAUTAS DE PRESENTACIÓN DE TRABAJOS 

Apéndice/s 
Bibliografía 

2.1 Portada o carátula 
Es la presentación del trabajo.  
Debe contener:  
a) título del trabajo y, si fuera necesario, inmediatamente debajo, el subtítulo en letras menos
destacadas;
b) el nombre del autor o autores (en este último caso los apellidos en orden alfabético);
c) inmediatamente debajo, el nombre del director, tutor o asesor;
d) institución;
e) lugar (ciudad), y
f) fecha (año).

MOVIMIENTOS SOCIALES Y PRÁCTICAS COMUNICACIONALES 
Algunas reflexiones a partir de la experiencia argentina (1980‐1989) 

Benitez, Gabriel 
Marini, Ana Laura 
Yánez, Carlos 

Tutor/Profesor: Prof. María Cecilia Haug 
Proyecto de Poducción en Artes
Visuales 

Colegio Albores 
La Plata 
2019 

2.2 Índice 
El índice se confecciona una vez mecanografiado el trabajo. Es como el esquema del plan de 
trabajo, una tabla que contiene sólo los títulos de las secciones más importantes del estudio: partes, 
capítulos, subcapítulos y aun, a veces, divisiones de éstos (parágrafos y subparágrafos). En la misma 
línea a la derecha de donde aparece cada uno de los títulos, se verá el número de página donde 
empieza. 


   PAUTAS DE PRESENTACIÓN DE TRABAJOS 
 

El índice revela el orden del trabajo. Es conveniente colocarlo después de la portada y antes de 
la Introducción. 
 

2.3 Introducción 
La  retórica  clásica,  siguiendo  las  indicaciones  que  vertiera  Aristóteles,  enfatizaba  que  en  la 
introducción  había  dos  componentes  fundamentales  que  en  su  denominación  latina  se  corresponden 
con la captatio benevolentiae y la partitio. 
El  primer  término  refiere  a  los  modos  que  el  orador  o  autor  utiliza  para  sensibilizar  a  su 
audiencia, para conmoverla y, en consecuencia, predisponer y capturar la atención para que se siga con 
interés  lo  que  a  continuación  se  expondrá.  Tal  función  deberá  ser  entendida  en  los  términos  de  que 
necesariamente en la introducción debe incluirse cierta estrategia tendiente a convencer a la audiencia 
de  que  lea  lo  que  sigue.  La  pregunta  que  tendría  que  hacerse  el  autor  es  ¿por  qué  debería  alguien 
invertir  su  tiempo  y  leer  lo  que  yo  escribo  sobre  este  tema?  La  respuesta  anticipada  a  esta  pregunta 
estratégicamente debe formar parte de la introducción. 
El segundo término, la partitio, tiene como función orientar al lector. Refiere a esa parte de la 
introducción que se ofrece como una suerte de “índice”; es decir, algunas frases en las que el autor le 
adelanta al auditor o lector los pasos que va a seguir su trabajo: “Primero haré esto, y luego esto otro, y 
más  tarde  aquello  otro…”.  Se  expondrá  brevemente  el  problema  de  que  trata  el  trabajo,  los 
antecedentes de la cuestión, los límites de la investigación, alcances y objetivos; al mismo tiempo que 
las fuentes, los enfoques, métodos y técnicas utilizados en la tarea. 
 

2.4 Cuerpo 
Es lo esencial del trabajo de investigación y suele dividirse en partes y/o capítulos. Allí se expone 
el  desarrollo  del  tema  y  la  demostración  de  la  o  las  hipótesis.  También  incluye  las  informaciones 
recogidas expuestas sistemáticamente, las tablas, gráficos e ilustraciones. 
 

2.5 Conclusiones 
Recoge todas las tesis, tanto básicas como secundarias, que han sido probadas en el cuerpo del 
trabajo. Al mismo tiempo deberá dejar constancia de los problemas pendientes. Es decir que en esta 
última parte se le presenta al lector ordenadamente, en forma sintética y en un lenguaje claro, todo el 
conjunto de resultados de la investigación. 
 

2.6 Apéndice 
El  apéndice  o  apéndices,  denominados  también  “anexos”,  constituyen  una  sección  que  sigue 
inmediatamente a las conclusiones. Contiene material complementario o ilustrativo. 
Cuando  una  nota  crece  en  dimensión  e  importancia  propia  y  no  cabe  en  la  secuencia  que 
imprime unidad y agilidad al trabajo, porque su inclusión en los capítulos entorpecería la lectura, puede 
ser convertida en apéndice si es importante para la comprensión del texto. 
Figurarán  en  apéndice  también  cuadros,  figuras,  diagramas  y  datos  estadísticos  que,  por 
diversas razones, no pudieron ser insertados como ejemplos puntuales dentro del texto. 


 
   PAUTAS DE PRESENTACIÓN DE TRABAJOS 
 

En  general  deben  ponerse  en  el  apéndice  todos  los  datos  y  documentos  necesarios  para  la 
comprensión del trabajo, que citados en el cuerpo dificultarían la fluidez de su lectura. 
 

2.7 Bibliografía 
La bibliografía es una base capital en el planteamiento y desarrollo del trabajo. No debe faltar en 
un  trabajo  de  investigación,  sea  éste  una  monografía,  una  tesis  o  un  libro,  y  a  veces  en  trabajos  de 
divulgación. 
La bibliografía debe contener la lista de obras consultadas, aunque hayan sido usadas solamente 
para un capítulo o una parte mínima de su trabajo. De ninguna manera debe citarse en la bibliografía un 
libro no consultado, porque este proceder es contrario a la ética del investigador. 
La bibliografía se cita en orden alfabético: apellido del autor, luego el nombre y los demás datos 
según las normas de las fichas bibliográficas (véase “La ficha bibliográfica”). 
 
 

3 La presentación formal 
Es muy importante una presentación formal de los escritos profesionales que convierta en agradable y 
fácil la lectura, para lo cual es indispensable adoptar criterios coherentes que deben ser mantenidos a lo 
largo de todo el trabajo y constituyen un sistema de presentación caracterizado por la pulcritud y el 
buen gusto. 
No existe un único modelo formal de presentación de trabajos. No obstante, nosotros nos manejaremos 
con el siguiente diseño: 
 

3.1 Los aspectos gráficos 
Tipo y formato de papel  
A4 blanco 
 
Márgenes 

Superior  30 mm 

Inferior  20 mm 

Izquierdo  30 mm 

Derecho  10 mm 

 
Interlineado 
1,5 líneas 
Alineación del texto: justificada 

 
   PAUTAS DE PRESENTACIÓN DE TRABAJOS 
 

 
Tipografía 
Times New Roman, tamaño 12 
 
Numeración de páginas 
Se cuentan todas las hojas excepto la portada 
 
Títulos y su diferenciación jerárquica por niveles 
 
 
 

Bibliografía consultada 
BOTTA,  Mirta  y  WARLEY,  Jorge.  Tesis,  tesinas,  monografías  e  informes:  Nuevas  normas  y  técnicas  de 
investigación y redacción. Buenos Aires: Biblos, 2007. 
 

También se puede consultar 
ECO, Umberto. Cómo se hace una tesis. Barcelona: Gedisa, 2006.