Vous êtes sur la page 1sur 2

Derechos reales, personales y Teorías ¿Cuál es la importancia de los derechos reales frente a los

personales? Los derechos reales son los derechos (si nos atenemos a la definición clásica romana)
que son oponibles a un tercero, los cuales facultan a su tenedor para que obtenga provecho de
esa cosa, ya sea por enajenación (derivada de la propiedad de la cosa) o en derechos
“disminuidos” que permite el traslado de dominio pero no de propiedad, por ejemplo la hipoteca.
Se denominan derechos reales porque derivan de la locución latina res que significa cosa. ¿Qué
son las cosas en el mundo jurídico? Son elementos del mundo exterior que pueden dar algún
beneficio al ser humano. No todas las cosas son oponibles a terceros (es decir, no todas las cosas
están dentro del comercio), ya sea por razones físicas (el sol, por ejemplo no es una cosa que esté
en el comercio) o por razones jurídicas (la estatua de la libertad es una cosa del mundo exterior
que, debido a su naturaleza no está en el comercio) esto es, no es oponible a terceros como ya lo
hemos mencionado. El derecho personal (o derecho de crédito según la escuela clásica) es la
relación jurídica que otorga el derecho al acreedor, es decir, la facultad de exigir a la otra persona
llamada deudor un derecho de hacer, de no hacer, de dar o no dar, de carácter meramente
patrimonial. Este concepto supone la relación entre un sujeto activo y otro pasivo (acreedor–
deudor) para el cumplimiento de una obligación. Los derechos personales y reales son
patrimoniales; tradicionalmente el derecho real como ya vimos cae en una cosa jus in re, es decir,
el derecho real es el transmitido entre la persona jurídica y una cosa; por tanto, tiene derecho a
ejercitar en esa cosa todo lo que por derecho le está permitido; contrario a lo LA PROPIEDAD EN
DERECHO CIVIL 4 ocurrido con el derecho personal, debido a que el acreedor de ese derecho no
puede apoderarse de él, únicamente tiene derecho a él. Vemos pues, como el derecho personal u
obligación o derecho de crédito es el que recae no sobre una cosa, sino sobre una persona o que
se ejerce contra otra y por virtud de la cual el acreedor puede exigir al deudor el cumplimiento de
una obligación para que haga o no haga algo, es decir, que el deudor cumpla una prestación en su
beneficio; esto es, simple y llanamente el cumplimiento de una obligación. ¿Qué teoría doctrinal
es la que aplica el Derecho Mexicano? ¿Es la mejor? Las doctrinas expuestas sobre los derechos
reales y personales pueden ser clasificadas en tres grandes grupos: • Teoría monista: supone la
identidad de los derechos reales y personales con dos visiones: la personalista y la objetivista. •
Teoría dualista: postula la separación absoluta entre los derechos reales y los personales,
comprende dos variantes: la escuela clásica y la teoría económica de Bonecasse. • Teoría ecléctica:
admite la identidad de ambos derechos en su aspecto externo y pugnan por su diferenciación total
en el aspecto interno. La principal crítica a la teoría dualista afirma que existe una relación directa
e inmediata entre el titular del derecho real y la cosa u objeto de ese derecho. Ante esto, es
necesario señalar que no existe relación jurídica entre personas y cosas, debido a que estas
últimas no constituyen el objeto del derecho sino el objeto de interés. La teoría económica de
Bonecasse sostiene que el derecho real y personal tienen finalidades económicas del derecho en
tres aspectos: la apropiación, el aprovechamiento y la regulación de la riqueza propia. LA
PROPIEDAD EN DERECHO CIVIL 5 La explicación más clara de la teoría objetivista o monista afirma
que el derecho personal tiene la misma naturaleza que el derecho real, pues solo existen
diferencias de grado entre uno y otro en cuanto a la naturaleza universal o individual del objeto,
porque ambos derechos son facultades sobre los bienes, no diferencia en absoluto los derechos
únicamente en cuestión de grado. Esto no aplica en nuestro derecho, pues hace una abstracción
de personas a quienes los derechos se refieren como sujetos activos o pasivos de los mismos y
porque no observa el alcance ni las prerrogativas de los derechos reales y personales. La teoría
ecléctica sin embargo, presenta dos aspectos como ya se mencionó, el aspecto externo, es decir,
la que tiene por objeto hacer que se respete la situación del titular de ese derecho sobre la cosa y
el aspecto interno, dentro del cual el derecho real ofrece un poder sobre la cosa. La teoría
ecléctica diferencia al derecho relativo que sólo existe contra persona determinada y cuyo
cumplimiento depende de la voluntad del obligado. En cambio los derechos reales son absolutos
porque existen para todos (erga omnes).