Vous êtes sur la page 1sur 1

sí podemos describir a Josef K.

, aunque no sin
dificultad. Físicamente es casi imposible de describirle,
ya que en algunas ocasiones es tachado de guapo y
en otras de feo. Por ejemplo Leni considera a K. un
hombre hermoso, y las niñas de la casa de Titorelli lo
consideran feísimo. Cabe advertir pues, que Franz
Kafka no le dio importancia al aspecto físico que
pudiera tener Josef. Pero en un momento de la acción,
ya al final de la obra, en el capítulo final, se nos cita la
edad de K, 30, y había de hacer 31 al día siguiente, si
no hubiera muerto.
Descripción