Vous êtes sur la page 1sur 2

¿Cómo estudiar mates?

EN CLASE:
•Es importante que prestes atención a lo que se explica en clase, tanto lo que
expone el profesor como las dudas que surgen de tus compañeros de clase,
porque seguramente te ayudarán a aclarar tus propias dudas o a repasar lo
que ya sabes

•No es posible aprender matemáticas “de oído”. Aunque en clase entiendas lo


que se explica y al ver a tus compañeros hacer las actividades te parezca que
tú también sabes hacerlas, hasta que no cojas un lápiz y las hagas no sabrás si
realmente lo has asimilado.

•La corrección de las tareas de casa es un momento de gran importancia, y es


esencial que en tu cuaderno quede siempre reflejada con claridad la respuesta
correcta a cada actividad. Si es correcta tal y cómo tú la hiciste, también debe
quedar reflejado con una marca (un “bien” o un “visto”) y así cuando repases
en casa estarás seguro de que puedes confiar en esa respuesta

•No tengas nunca miedo a preguntar lo que no tengas claro, bien a tu


compañero de mesa o al profesor.

•Antes de empezar un ejercicio, asegúrate de que has entendido perfectamente


lo que te están preguntando. Merece la pena leer dos veces y evitar no
responder a lo que se espera.

EN CASA:
•La técnica más eficaz para estudiar matemáticas es la práctica diaria de
ejercicios y problemas. Una excelente manera de llevarlo a cabo es cerrar el
cuaderno y hacer de nuevo los ejercicios que ya tienes hechos y corregidos. Si
son demasiados para hacerlos todos, puedes pedir a tu profesor que te indique
una selección de los más significativos (es más importante hacer unos cuantos
concienzudamente que mirar por encima todos). De esta manera podrás ver
qué conceptos tienes más claros y cuáles debes trabajarlos más. Si se da la
circunstancia de que ya los has hecho todos de nuevo y casi “te los sabes de
memoria”, puedes solicitar a tu profesor que te facilite ejercicios extra para
repasar.

•También es bueno que elabores una hoja resumen con las ideas más
importantes de cada tema. En ella puedes incluir las fórmulas en caso de que
las haya, las principales propiedades que hayas aprendido, los teoremas…
Incluso ideas tan básicas como la jerarquía de las operaciones y las tablas de
multiplicar. Tenerla delante cuando hagas las tareas de casa y el repaso para el
examen, te ayudará mucho.
•Trata de no memorizar más que lo necesario. Todo lo que hayas entendido
claramente, es difícil que se te olvide.

EN LOS EXÁMENES
•Antes de empezar el examen, dedica unos segundos a respirar hondo y a
repetirte a ti mismo que eres capaz de aprobar. Los pensamientos tipo “es que
a mi las mates nunca se me han dado”, “esto no lo apruebo yo en la vida” y
demás nunca ayudan.

•Debes leer despacio todas las preguntas y asegurarte que entiendes


claramente todo lo que está escrito.

•Es una buena idea empezar por resolver aquellas preguntas que mejor te
sabes, eso te dará confianza para seguir adelante y además te asegurarás que
te da tiempo a hacerlas.

•Si en algún momento te bloqueas en una pregunta, respira hondo y pasa a


otra, podrás volver a ella más tarde, tal vez con las ideas más claras.

En resumen:

•Tener una actitud positiva, confiar siempre en nuestra capacidad para lograr
los objetivos

•Prestar atención en clase

•Preguntar siempre las dudas

•Hacer la tarea diariamente

•Repetir los ejercicios sin mirarlos

•No memorizar más que lo necesario e intentar entender: es la mejor manera


de que no se olvide lo aprendido.