Vous êtes sur la page 1sur 2

una infografía es una representación visual de información “en la que intervienen descripciones, narraciones o

interpretaciones, presentadas de manera gráfica normalmente figurativa, que pueden o no coincidir con grafismos
abstractos y/o sonidos”.
Las infografías nos facilitan el acceso a información compleja, normalmente en la que aparecen datos numéricos,
mediante el uso de diagramas y otras representaciones gráficas y a menudo acompañadas de narrativa que ayuda
a entender mejor el contexto en el que se dan esos datos.
Usar infografías para compartir información tiene varias ventajas:

 Una buena infografía le permite a nuestra audiencia consumir más información compleja en menos tiempo.
 Son altamente ‘viralizables’ a través de las Redes Sociales.
 Como herramienta de aprendizaje ofrece la oportunidad a nuestro alumnado de desarrollar funciones
cognitivas de orden superior, como son evaluar, analizar y representar información.
 Para las empresas y organizaciones es una forma de conseguir más tráfico en sus espacios en la Red así
como construir su marca, es decir son una poderosa herramienta de marketing.

En cualquier caso no dejan de ser otra forma de compartir información y generar conocimiento en la Red. En las
siguientes líneas te propongo unas cuantas sugerencias para conseguir una buena infografía.
En primer lugar tenemos que elegir el tema sobre el que vamos a desarrollar nuestra infografía. Puede ser nuestro
tema de estudio, una cuestión relacionada con los servicios o productos que ofrece nuestra organización o una
tendencia en nuestro ámbito de interés.

2, AUDIENCIA:En cualquier proceso de comunicación es tan relevante el contenido o el canal como la audiencia,
queremos compartir información pero debemos tener claro a quienes queremos llegar, quienes son los interesados
en esta información.
Esto determinará la complejidad, profundidad o aspecto final de nuestra infografía. Nos ayuda también a definir
nuestro objetivo. ¿Qué queremos conseguir con nuestra infografía? ¿Más lectores? ¿Más tráfico? ¿Más ‘me gusta’
o retweets?
3.Definir la estructura o esqueleto de nuestra infografía nos ayudará a simplificar el proceso de creación, la
búsqueda y organización de la información y el impacto final de la misma.
Al igual que ocurre cuando preparamos una presentación organizar el proceso narrativo contribuye a facilitar a
nuestra audiencia la comprensión del mensaje que queremos compartir a través de la infografía.
4. INFORMACION:Ha llegado el momento de buscar información. Internet está llena de datos a los que podemos
acceder a través de buscadores como Google pero evidentemente no necesitamos todos los datos que Google nos
ofrezca. Elegir fuentes fiables y seleccionar la información más relevante contribuirá al resultado final de la
infografía.
Una vez más, pensar en nuestro objetivo y nuestra audiencia nos ayudará a evaluar y seleccionar la información
más relevante. Para organizar la información podemos usar sistemas de marcadores sociales
como Delicious o Diigo, que nos permitirán rescatar aquellos datos importantes, especialmente si el proceso de
creación de la infografía se alarga durante varias sesiones.
5.CONOCIMIENTO: No te limites a trasladar información, debes procurar compartir hechos y conclusiones a partir
de la misma, establecer conexiones entre la información ofrecida y los intereses de tu audiencia. La infografía debe
ser un instrumento para generar y compartir conocimiento a partir del análisis de la información que se ha
seleccionado.
6.DISEÑO: ¡Ha llegado otro de los momentos fundamentales del proceso!: el del diseño y creación de la infografía.
A partir de la estructura que definimos en el punto 2, y con la ayuda de un diagrama o storyboard si queremos
‘contar una historia’ a través de la infografía, podemos hacer un primer diseño gráfico.
Siempre es mejor hacerlo con lápiz y papel antes de pasar a la herramienta digital que vayamos a utilizar.
7.COLORES: Además de un buen diseño gráfico de la información es fundamental hacer una buena elección de
los colores que vamos a utilizar. Es preferible usar colores con tonos pastel, que contrasten y ayuden a visualizar
los contenidos de la infografía.
En la Red hay disponibles distintas herramientas para elegir combinaciones de colores complementarios,
como Kuler [una herramienta de Adobe] o Color Explorer. En el artículo Cómo escoger la paleta de colores
adecuada a su diseño puedes encontrar más información si te interesa profundizar sobre este tema.
8. TIPOGRAFIA: Otro de los aspectos a tener en cuenta junto al color es la tipografía. El potencial gráfico de la
tipografía puede contribuir a mejorar tanto el aspecto final de la infografía como a mejorar el impacto de la
información, resaltando los aspectos más relevantes a través de la combinación de distintas fuentes tipográficas.
Te recomendamos, si quieres ampliar las fuentes con las que trabajar, el artículo Las 100 mejores tipografías
gratuitas para 2012 publicado en el blog LetteringTime.
Por cierto, y saliendo a los márgenes del tema de este artículo, en el blog Presentation Zen nos ofrecen un buena
selección de vídeos donde se muestra el uso de las llamadas tipografías cinéticas.
Una herramienta muy útil para usar con nuestros alumnos, sobre todo si tienen un estilo de aprendizaje visual.
Lo más interesante es que sean ellos quienes las creen para realizar actividades como por ejemplo:
– Organizar una exposición dentro o fuera del aula
– Apoyar una presentación oral