Vous êtes sur la page 1sur 2

Dirección de la tecnología y las operaciones

Semana 7: Tecnología y valor

Brújula semanal

El cambio es un aspecto principal en el diseño de las complejas empresas de hoy en


día. A medida que el ámbito se va volviendo más agitado, las fuerzas del cambio
obligan a las empresas a replantear su situación. En esas condiciones, la gestión
estratégica desempeña una importante función en el rendimiento a largo plazo de la
empresa. En los ámbitos dinámicos, la empresa responde de distintas maneras.
Observamos que las empresas difieren ampliamente en la manera de crear habilidades
para defender, aumentar o cambiar sus dominios individuales.

La rapidez con la que las grandes empresas se adaptan a esos cambios depende del
grado de capacidad de respuesta que tengan integrado en sus sistemas. El proceso de
planificación estratégica incluye una evaluación continua de la posición de la empresa
dentro de la competencia. Esto también influye en la cadena de suministro, donde la
rapidez del cambio es ocasionada por la tecnología de la información, una mayor
presión de los clientes y los fabricantes y una competencia cada vez más grande.

TOMA DE DECISIONES Y PENSAMIENTO SISTÉMICO

Históricamente, los gerentes abordaban la toma de decisiones comerciales como algo


separado, singular y único (Montana y Charnov, 1993). Cuando la complejidad de un
negocio aumenta, es necesario contar con enfoques no lineales y sistémicos para
resolver los problemas. En las empresas coexisten varias funciones diferentes,
interrelacionadas e interdependientes. Las empresas exitosas incluyen estas
interdependencias en sus decisiones comerciales.

GESTIÓN DE LA DEMANDA

Cuando no se dispone de datos históricos para calcular la demanda de los productos


nuevos, las empresas se basan en las encuestas a los consumidores, el análisis de los
productos de la competencia y las tendencias de ventas. Con frecuencia, las
expectativas del mercado sobrestiman la verdadera demanda. Por otra parte, puede
darse una discordancia entre la demanda real y el resultado de la producción, que
puede ocasionar la cancelación de pedidos o la insatisfacción de los clientes. Para
obtener resultados significativos, es preciso calcular la demanda de manera correcta.

   
© 2013 Laureate Education, Inc.  Página 1
 
REFERENCIAS

Montana, P. y Charnov, B. (1993). Management (Gestión). Hauppauge, NY: Barron's


Business Review Series.

   
© 2013 Laureate Education, Inc.  Página 2