Vous êtes sur la page 1sur 17

CARATULA

AñO: “DEL DIALOGO Y LA RECONCILIACION NACIONAL”

FACULTAD:

DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS.

CARRERA:

DE DERECHO.

TEMA:

LAS GARANTÍAS FRENTE A LA ADMINISTRACIÓN DE


JUSTICIA Y LAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES

CURSO:

DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

DOCENTE:

MG. ASPAJO GUERRA MARCIAL.

ALUMNO (A):

GOMEZ SALVATIERRA RONALDO GABRIEL.

TURNO: NOCHE

Filial: LIMA

CICLO: IV

LIMA-PERU
2018
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

DEDICATORIA
A Dios, por habernos permitido llegar hasta este punto y haberme dado salud para
lograr mis objetivos, además de su infinita bondad y amor.
A mi padre por haberme apoyado en todo momento, por sus consejos, sus valores, por
la motivación constante que me ha permitido ser una persona de bien, pero más que
nada, por su amor incondicional; asimismo por los ejemplos de perseverancia y
constancia que los caracterizan y que me han infundado siempre, por el valor mostrado
para salir adelante.
Todo este trabajo monográfico ha sido posible gracias a ellos.

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 2
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

TABLA DE CONTENIDO

CARATULA .................................................................................................................... 1

DEDICATORIA ............................................................................................................... 2

INTRODUCCIÓN ............................................................................................................ 4

EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA .................................................................. 5

2. Las garantías ............................................................................................................. 5

3. Habeas corpus y amparo ........................................................................................... 6

LAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES ................................................................ 10

1. Garantías nacionales ............................................................................................ 10

2. Garantías individuales, ........................................................................................ 10

3. Garantías sociales, ............................................................................................... 10

CLASIFICACIÓN DE LAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES .......................... 10

EL HABEAS CORPUS .............................................................................................. 10

LA ACCIÓN DE AMPARO ...................................................................................... 11

HÁBEAS DATA ........................................................................................................ 13

ACCIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD ............................................................. 14

ACCIÓN POPULAR .................................................................................................. 14

ACCIÓN DE CUMPLIMIENTO ............................................................................... 15

CONCLUSIONES .......................................................................................................... 16

BIBLIOGRAFIA ............................................................................................................ 17

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 3
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

INTRODUCCIÓN
En la presente monografía me basaré a los derechos humanos como introducción ya que
fue la fuente de inicio en la sociedad para luego se dé las garantías constitucionales ya
que es el objeto principal de dicho trabajo monográfico.
Uno de los aspectos fundamentales contenidos en la constitución son las normas referidas
a los derechos humanos, aquellas que a través de la historia, desde la sociedad esclavista,
feudal y capitalista y luego que los regímenes absolutistas los desconocieran, han sido
objeto de lucha por su reconocimiento. Es importante destacar la gran influencia que
ejercieron los grandes pensadores, cuando planteaban el reconocimiento formal de los
derechos y libertades individuales dentro del marco de la constitución. Se llega a si
entender que los asociados acordaron el reconocimiento de sus derechos y libertades para
luego obtener de los gobernantes el respeto a ellos.
En nuestro país luego de la independencia y durante la vida de la Republica, se luchó por
que estos derechos sean reconocidos e incluidos en los contenidos de las diferentes cartas
magnas, así como la conquista de nuevos derechos, los que hoy llamados derechos de
segunda generación, como el único que permite lograr la paz social, el desarrollo y la
seguridad jurídica.
La importancia de estas normas, nos lleva a señalar lo imprescindible que es para los
ciudadanos sin distinción de ningún tipo, ni de edad, sexo, nivel económico, profesional,
etc. Conocer el contenido de los DD.HH. Y sus alcances así como las acciones de garantía
a fin que realmente constituyan herramientas de defensa de tales derechos y evitar que se
conviertan en meras declaraciones.

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 4
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
En anterior artículo reclamábamos por un mejor tratamiento constitucional al Poder
Judicial. Entre otras ideas se expuso la necesidad de que el Juzgador pudiese introducirse
al interior del caso para encontrar los elementos necesarios que le permitan discernir la
justicia de un modo mejor; a propósito de cuya idea se hizo cita de la propuesta de norma
constitucional por la cual el Juzgador pudiese, debidamente sustentado en razones de
hecho y de derecho, dictar resolución extra legem, fuera del texto de la ley, aunque en
ningún caso contra legem. Esa iniciativa partía y aún se mantiene en esa perspectiva, de
la consideración de que el poder de administrar justicia debía ser visualizado, debía ser
admitido, no como un ente abstracto destinado a ejercer una función igualmente de
contenido abstracto, sino como una entidad y como una función sumamente concreta,
enfrentados a situaciones definidas, muy poco congruentes con un
pensamientoesquemáticodel ordenamiento jurídico, de la ley y del proceso. En otras
palabras, el ordenamiento constitucional debió introducir normas que liberen al Juez de
las ataduras naturalmente emergentes de la aplicación fría de los textos legales. Diez años
después la inquietud subsiste.

La Constitución está en plena vigencia y ha sido y es aplicada diariamente por los jueces,
de modo que preguntarse acerca de si la Constitución carece de esas normas libertadoras
del Juez, adquiere una importante significación desde que han pasado muchos años y
alguien pudiera creer que aquel reclamo fue producto de la inexperiencia en el campo de
la aplicación de las normas constitucionales recientemente promulgadas. El presente
escrito se propone responder tal

renovada cuestión, para cuyo efecto se recurre en forma natural a la experiencia personal
pero solamente para dejar planteadas las inquietudes que el tema sugiere.

2. Las garantías
Una primera aproximación es el tema de las garantías de la administración de justicia
(Artículo 233 de la Constitución). Ellas han permitido, propiciado, mejor dicho, un mejor
acercamiento del Juez a la realidad y al ideal de su función. En efecto, de un modo
objetivo la cuestión constitucional se convierte en muchos procesos quizá en la mayoría
de ellos en materia debatible y sobre todo de conocimiento y de resolución. Ejemplo
cotidiano es el de la instancia plural, mecanismo procesal que forma parte ya del
pensamiento judicial. Debemos explicar el término objetivo que se emplea. Se quiere

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 5
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

decir que el tema constitucional no es un subterfugio subjetivo de abogado y jueces, sino,


al contrario, un elemento integrante de la titularidad del derecho del litigante como
persona, como ciudadano, como protegido por la norma constitucional. Las argucias y los
argumentos de los defensores nada pueden añadir ni quitar a una determinada situación
procesal pues, por encima o por debajo de ella, surge de modo claro la situación
constitucionalmente prevista, con elementos que la dibujan o perfilan de modo conciso y
preciso, con los contornos debidamente delineados y de modo tal que no hay escapatoria.
El Juez toma conocimiento de esa circunstancia y aplica la norma en defensa del litigante
protegido por la norma Constitucional El Juez, o el revisor o el que conoce del recurso de
nulidad.

Estas garantías han propiciado un manejo de los procesos penales, civiles, laborales,
agrarios y de otras clases, en los que se advierte verdadero respeto por la persona humana.
No puede negarse que en la actualidad la preocupación procesal acentúa su interés por
esas situaciones en las que puede ser da fiada la esfera más elemental, y, por tanto, más
importante de la personalidad. No podrá sostenerse que este tratamiento es cien por cien
una realidad; pero el avance es notorio si se hace una comparación con los decenios
anteriores a la vigencia de la actual Constitución Igualmente, no podrá afirmarse que
todos los profesionales protagonistas del proceso, jueces, abogados y auxiliares, se
encuentran accionando en ese sentido; pero lo importante es constatar que el carácter
objetivo de la situación es de tal magnitud que supera las acciones u omisiones de esos
agentes del proceso muchas veces expresamente dedicados a la violación de esas
garantías.

En el campo de la aplicación del Derecho Penal se advierte semejante avance, pudiendo


tomarse como ejemplo el tema de la invalidez de las pruebas obtenidas por coacción
ilícita, amenaza o violencia en cualquiera de sus formas (inciso décimo segundo).
Frecuente es el caso de juzgamiento en que al tomar conociento el Juzgador de que el
acusado fue sometido a violencia, declara la inocencia o absolución pues no existe más
pruebas que la autoinculpación.

3. Habeas corpus y amparo


Descartamos el tratamiento de lo que se ha dado en llamar "el abuso" de las acciones de
garantía, pues el propósito de estas líneas es otro. La perspectiva del análisis que se
intenta, es muy simple: las acciones de habeas corpus y las de amparo ¿constituyen, en la

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 6
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

práctica, instrumentos de liberación del juzgador?. La respuesta necesaria es positiva.


Esta es la conclusión de un examen panorámico de los diez af\os transcurridos y
recurriendo, como se ha dicho. a la experiencia en la aplicación de las normas. Si
observamos la realidad de un proceso ordinario, encontraremos múltiples ataduras a la
labor del Juez, en el sentido de que la verdad real le será sistemáticamente ocultada por
las partes y sus abogados; de parte de estos interesados en el proceso, obtendrá el juzgador
los elementos de juicio formales que se pretende presentar como indicadores de hechos
concretos, pero siempre en la perspectiva del interés privado y muy personal, Nunca se
ha visto un elegato de buena prueba presentado que admita siquiera remotamente un
elemento negativo a la pretensión (accionada o de defensa) que se persigue y menos aún
se concede, en el texto de los escritos de defensa, a la parte contraria absolutamente
ninguna razón.

De ese modo, el proceso ordinario constituye un ejercicio de sagacidad y estrategia que


el Juez pocas veces puede superar Las nuevas tendencias del Derecho Procesal se entiende
que pretenden en difinitiva esa posibilidad o facultad en favor del juzgador. En cambio,
la acción de garantía cuando es auténtica, surge de inmediato con una claridad total. El
derecho constitucional violado aparece nítidamente y el acercamiento del Juez a la
realidad es inmediato, casi intuitivo. Desde el punto de vista de la víctima, la situación
resulta definida: bien puede escoger el camino del juicio ordinario (o especial), agotar las
vías previas y otros senderos, pero cuando se trata de una clara violación de un derecho
constitucional lo que desea es la comprensión inmediata de su situación y esto lo consigue
de un modo concentrado o concreto: sus pruebas han de ser indiscutibles y convincentes;
se correrá traslado y en su momento, sin estación probatoria, se pronunciará el fallo para
restituir el derecho desconocido o poner en libertad al interesado.

El descarnado derecho constitucional está allí presente; el derecho elemental, que confiere
la calidad de ser humano, no requiere mucho ropaje (las situaciones de derecho
constitucional pueden aparentar una estructura abstracta y , por lo mismo complicada;
pero luego de un atento análisis, la situación se reduce al "derecho constitucional" que
tiene una expresión rotunda casi axiomática, de modo que el análisis va de lo completo a
lo simple y en este último sentido, la decisión judicial surge igualmente clara). Por eso
podemos decir que a través de esta clase de acciones, el interesado logra contacto con el
juez y éste se siente libre de ataduras procesales, de superabundancia de alegaciones;

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 7
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

diríase que como receptor de un mensaje, lo capta plenamente Igualmente si la acción de


garantía no es auténtica, captará la improcedencia. De esto último está plagada la
estadística de las acciones de garantía cuyo resultado mayoritario es por la improcedencia.

4. Legislación procesal y sustantiva

Hay un modo quizá generalizado según el cual el Derecho se agota en la ley escrita y, por
tanto el Juzgador no puede ni debe hurgar más allá. Este es un criterio contrario a la
libertad del juzgador para indagar, con las posibilidades que la ley le otorga (dentro del
marco de la misma) y de un modo que respete el derecho de defensa y el equilibrio entre
las partes. Desde un punto de vista, las normas legales asimiladas como unidades
autosuficientes, sean de índole sustantivo o procesal, constituyen una significativa
limitación a la función judicial. Algunos jueces así lo entienden y manifiestan
reiteradamente encontrarse respaldados y seguros en ese marco; y en algunas ocasiones,
los abogados defensores exigen que se mantenga esa distancia recluyendo al Juez en
busca de amparo para sus clientes, aunque en otras ocasiones expresen razonamientos
dirigidos a superar las fronteras del texto.

Pero esta riquísima temática implícita en el relato anterior, es decir, la posibilidad de abrir
el razonamiento judicial, modificando sustancialmente la concepción del proceso y de la
ley, aplicando el Derecho tanto como ordenamiento como ciencia de índole social, parece
no encontrarse amparada en el texto constitucional. En esta materia no existe norma que
libere al juzgador; la Constitución no ha ingresado al interior de la función jurisdiccional;
la ha concebído en su contenido abstracto. No ha dejado no siquiera entrevista ninguna
novedosa alternativa de administar justicia; antes bien ha acentuado la importancia de la
ley, precepto que no puede ser observado, indudablemente, pero que considerado en su
soledad, no es suficiente para atender modernamente la demanda de justicia cada vez más
creciente.

Sin embargo, de todo esto, una revisión de lo acontecido en estos diez afios transcurridos,
puede arrojar un resultado esperanzador; en efecto, no pocas veces ha podido encontrarse
resoluciones judiciales finales cuyo contenido puede ubicarse al otro lado o más allá del
límite del texto. Notoria es ya la recurrencía de los Tribunales a evitar las nulidades de
actuados utilizando las normas del Decreto Ley número 21773 y de los Decretos
Legislativos números 127 y 128, en materia civil; beneficiosa ha sido, igualmente, la

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 8
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

aplicación -aún tímida, según parece- del artículo séptimo del Título Preliminar del
Código Civil vigente. Pero éste es un movimiento aún incipiente y poco recurrido
precisamente, quizá, por la ausencia de una norma constitucional que otorgue amparo al
juez que no se deja llevar por el burocratismo funcional tan extendido.

En la aplicación de las garantías constitucionales de admisnistración de justicia, así como


en las acciones de garantía, es notoria una liberalización del Juez. En la función común,
procesos ordinarios y especiales, aún no se ha dado, es decir, aún no se ha propiciando
dicha liberación. Pero existe un avance en este segundo aspecto. El movimiento aún no
ha adquirido consistencia; es mejor decir que no es movimiento, sino surgimientos
espontáneos, dispersos y riesgosos por la incomprensión de los niveles de revisión que
muchas veces han sancionado administrativa o disciplinariamente un "exceso" en el
razonamiento o en la interpretación; pero existe ya, por la frecuencia cada vez mayor,
instalado un criterio, una opinión, una actitud.

La lentidud de este avance tiene muchas explicaciones pues diversos factores confluyen
para el conser-. vadurismo más radical. En primer lugar es necesario puntualizar que la
innovación exige un concierto implícito de voluntades, ya que el movimiento pertenece
y corresponde a todos los interesados, como litigantes o como profesionales o auxiliares.
No basta que un sector inicie el cambio. Debe mencionarse también el nivel académico y
profesional. Una avance en estos renglones producirá igual avance en la administración
de justicia. Obvio es decir que un estancamiento o un retroceso repercute inevitablemente
en el manteniento de la situación actual.

Quizá deba resaltarse en esta materia, la necesidad urgente de modernizar la función y el


trabajo del Juez así como del abogado. El primero enfrente hoy en día una responsabilidad
mayor cualitativa y cantitativamente y no puede quedar inerte frente a ella; debe
movilizarse para rendir mejor y más oportunamente. El segundo, el abogado, debe
empezar a concebir el proceso en otra dimensión distinta de la actual: el cliente desea
resultados pero también exige justicia y el abogado debe asumir que es parte de la función,
que su accionar es parte del accionar del sistema de justicia y que no puede quedar al
margen de la responsabilidad).

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 9
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

LAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES

Las garantías constitucionales tienen sus orígenes en la tradición francesa; inicialmente


se entendía por garantías aquellas normas fundamentales de la vida en relación especiales
a los derechos individuales de la persona. En el Perú su institucionalidad, se inicia por
primera vez en la Constitución de 1920, se distingue tres tipos de garantías
constitucionales:
1. Garantías nacionales, relacionadas a la marcha y las obligaciones del Estado.
2. Garantías individuales, relacionadas a los derechos individuales y garantías
sociales
3. Garantías sociales, nuevos derechos económicos y sociales, surgidos luego de la I
Guerra Mundial.
Las garantías constitucionales son aquellos recursos que garantizan el respeto a los
derechos consagrados en la constitución. También podemos entenderlas como el conjunto
de declaraciones, medios y recursos, con que los textos constitucionales aseguran a todo
los in dividuos o ciudadanos el disfrute y ejercicio de los derechos públicos y privados.
CLASIFICACIÓN DE LAS GARANTÍAS CONSTITUCIONALES
EL HABEAS CORPUS
El Habeas Corpus procede contra los excesos de la autoridad y los abusos de los
particulares. Cuando un individuo comete un atentado contra la libertad individual, en
vez de denunciarlo por este delito y seguir un largo proceso penal, costoso y a veces
infructuoso, la Constitución permite interponer un Habeas Corpus para hacer cesar el
abuso y sancionar al autor. En esta forma la acción protege la libertad de tránsito y la
inviolabilidad del domicilio. Protege contra el hecho dañoso y contra la amenaza. Es decir
no solamente el hacer que ocasiona perjuicio sino también protege a la persona contra
quien le promete un daño futuro, que es lo que caracteriza a la amenaza. Aunque el hecho
haya cesado, siempre procede esta acción como medio de sancionar a los autores del
abuso y de la arbitrariedad, sin necesidad de recurrir a un dispendioso proceso civil. En
su nueva conformación el Habeas Corpus constituye un eficiente medio de defensa en la
libertad personal.
Derechos que Protege.
Se vulnera o amenaza la libertad individual y en consecuencia procede la acción de
Habeas Corpus, enunciativamente en los siguientes casos:

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 10
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

Guardar reserva sobre sus convicciones políticas, religiosas, filosóficas o de cualquier


otra índole.
a. De la libertad de conciencia y de creencia.
b. El de no ser violentado para obtener declaraciones
c. El de no ser obligado a prestar juramento ni compelido a declarar o reconocer su
culpabilidad en causa penal contra sí mismo, ni contra su cónyuge, ni sus parientes
dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad.
d. El de no ser exiliado o desterrado o confinado sino por sentencia firme.
e. El de no ser expatriado ni separado del lugar de su residencia sino por mandato
judicial o por aplicación de la Ley de Extranjería.
f. El de no ser secuestrado.
g. El del extranjero a quien se ha concedido asilo político de no ser expulsado al país
cuyo Gobierno lo persigue, o en ningún caso si peligrase su libertad o seguridad por
el hecho de ser expulsado.
h. El de los nacionales o de los extranjeros residentes, de ingresar, transitar o salir del
territorio nacional, salvo mandato judicial o aplicación de la Ley de Extranjería o de
Sanidad.
i. El de no ser detenido sino por mandato escrito y motivado del Juez, o por las
autoridades policiales en el caso de flagrante delito; o el de no ser puesto el detenido,
dentro de las 24 horas o en el término de la distancia, a disposición del juzgado que
corresponda, de acuerdo con el acápite «g» del inciso 20 del Artículo 2º de la
Constitución así como de las excepciones que en él se consignan.
j. El de no ser detenido por deudas, salvo los casos de obligaciones alimentarías.
k. El de no ser privado del pasaporte, dentro o fuera de la República.
l. El de no ser incomunicado, sino en caso indispensable para el esclarecimiento de un
delito y en la forma y por el tiempo previstos por la ley, de acuerdo con el acápite «i»
del inciso 20) del artículo 2º de la Constitución.
m. El de ser asistido por un abogado defensor de su elección desde que es citado o
detenido por la autoridad.
LA ACCIÓN DE AMPARO
La Acción de Amparo protege todos los derechos constitucionales que no sean cautelados
ni por el Habeas Corpus, ni por el Habeas Data. Descartado el uso de estos dos, y
existiendo un derecho constitucional amenazado o vulnerado, procede el Amparo.

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 11
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

Protege los demás derechos constitucionales que no sean la libertad u otros conexos a
ella, que son defendidos mediante el Habeas Corpus, por ejemplo: Cuando violen nuestro
domicilio, cuando violen nuestra libertad de trabajo, cuando pretendan restringir nuestra
libertad de contratación (nos obliguen a contratar a alguien que no queremos) o de
empresa, cuando violen nuestro derecho de propiedad (el Estado o una persona pretendan
apropiarse de nuestra propiedad), etc.
También procede el amparo para proteger los siguientes derechos no expresamente
contenidos en el texto de la Constitución:

a. Aquellos a los que se refiere el artículo 3 de la Constitución como "...otros de


naturaleza análoga o que se fundan en la dignidad del hombre, o en los principios
de soberanía del pueblo, del Estado Democrático de Derecho y de la forma
Republicana de gobierno".
Probablemente determinar estos derechos pueda ser problemático en muchos
caso: empero, la garantía del Amparo procederá porque este artículo les da rango
constitucional.
b. Aquellos derechos que, escritos en nuestro texto constitucional, adquieran un
significado específico, o una más amplia, por aplicación interpretativa de la
Declaración Universal de los Derechos Humanos de Naciones Unidas así como
por otros tratados y acuerdos válidos en el Perú, en cumplimiento de la Cuarta
Disposición Final que dice:
"Las normas relativas a los derechos y las libertades que la Constitución reconoce
se interpretan de conformidad con la Declaración Universal de Derechos
Humanos y con los tratados y los acuerdos internacionales sobre las mismas
materias ratificadas por el Perú".
Esta disposición de rango constitucional a la Declaración de Naciones Unidas y a
los demás tratados y acuerdos válidos sobre derechos humanos en el Perú.
Aquellos derechos que emerjan de tratados internacionales que fueron ratificados
constitucionalmente por el Perú.
Son los casos del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; del
Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de
las Naciones Unidas; de la Convención Americana sobre Derechos Humanos de
San José de Costa Rica y del Convenio 151 de la Organización Internacional de

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 12
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

Trabajo sobre protección del derecho de sindicación y procedimientos para


determinar las condiciones de empleo en la administración pública, todos ellos
ratificados por las disposiciones finales decimosexta y decimoséptima de la
Constitución de 1979 que, a pesar de haber sido derogada, no pierde validez en
este punto.
Para que a estos instrumentos se les quite rango Constitucional tendría que decirse
expresamente que cambian de rango dentro de la legislación peruana. Ello no ha
ocurrido en la actual Constitución.
c. Aquellos derechos contenidos en los tratados que se aprueben por el
procedimiento de modificación constitucional, según el segundo párrafo del
artículo 57 de la Constitución.
La Acción de Amparo deber ser interpuesta, en consecuencia, contra actos por comisión
o por omisión. La norma añade que el Amparo tampoco procede contra resoluciones
judiciales emanadas de procedimiento regular, lo que es correcto, porque también como
en el caso del Habeas Corpus, el Amparo defiende derechos jurídicamente definibles.
Si el juez que dice derecho ha fallado en un procedimiento regular en el sentido que tal
persona no tiene el derecho, entonces no hay forma de reclamar porque el objeto del
Amparo - el derecho constitucional amenazado o vulnerado- no existe.
Procedimiento regular es aquel que ha sido llevado en cumplimiento de las reglas de
jurisdicción y competencia de los principios y derechos de la función jurisdiccional, y de
las demás normas jurídicas imperativas aplicables.
No se debe interponer cuando:
 La violación o amenaza a terminado (nos devuelven nuestra propiedad o la
desocupan) o se convierte en irreparable (destruyen nuestra propiedad).
 Cuando se interpone una resolución judicial que se ajusta a la ley.
HÁBEAS DATA
Es una garantía constitucional o legal que tiene cualquier persona que figura en un registro
o banco de datos, de acceder a tal registro para conocer qué información existe sobre su
persona, y de solicitar la corrección de esa información si le causara algún perjuicio.
Tiene por finalidad dar a las personas el derecho a recurrir a los tribunales para que se
obligue a actuar de acuerdo a derecho, a toda autoridad, funcionario o persona que, por
acción u omisión, amenaza o vulnera cualquiera de los siguientes derechos:

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 13
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

 El de solicitar sin expresión de causa, la información que se requiera y a recibirla de


cualquier entidad pública en el plazo legal y con el costo que suponga el pedido,
exceptuadas las informaciones que afectan la intimidad personal y las que
expresamente excluyan por ley o por razones de seguridad nacional.
 El de que los servicios informáticos, computarizados o no, públicos o privados, no
suministren informaciones que afecten la intimidad personal y familiar.
 El de que no se afecte los derechos al honor y a la buena reputación, a la intimidad
personal y familiar, así como los derechos a la voz y a la imagen propia.
Si esta acción fuera impropiamente regulada, podría afectar a la libertad de información,
opinión, expresión y difusión del pensamiento. El Congreso tiene que tener cuidado en
no agraviar derechos tan importantes con la regulación de esta acción, igualmente positiva
y útil para la vida social.
ACCIÓN DE INCONSTITUCIONALIDAD
Procede contra las normas que tienen rango de ley, leyes, Decretos Legislativos, Decretos
de Urgencia, tratados, reglamentos del Congreso, normas regionales, ordenanzas
municipales que contradigan la Constitución en el fondo, o cuando no haya sido
aprobadas, promulgadas o publicadas en la forma indicada por la Constitución.
La Inconstitucionalidad formal, consiste en que una norma haya sido sancionada sin
observarse el procedimiento que la Constitución señala, o por algún órgano distinto al
que tiene la atribución pertinente.
La Inconstitucionalidad material, consiste en el hecho de que el precepto infrinja alguno
de los derechos individuales o sociales que la constitución ampara; esta es la modalidad
más grave y el verdadero objeto del control.
ACCIÓN POPULAR
Tiene como finalidad impedir las transgresiones, desviaciones y excesos del poder, con
arreglo al principio de limitación de poderes.
Existen muchos reglamentos, decretos y resoluciones (además de las normas con rango
de ley) que expiden varios órganos del Estado, ninguna de estas normas de carácter
general pueden contradecir ni a la Constitución ni a las normas con rango de ley. Cuando
ocurra la contradicción puede utilizarse la Acción Popular para que los tribunales
ordinarios (es tramitada ante el Poder Judicial) declaren o no su invalidez.

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 14
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

ACCIÓN DE CUMPLIMIENTO
Es objeto del proceso de cumplimiento ordenar que el funcionario o autoridad pública
renuente: de cumplimiento a una norma legal o ejecute un acto administrativo firme; o se
pronuncie expresamente cuando las normas legales le ordenan emitir una resolución
administrativa o dictar un reglamento.
Busca hacer cumplir las disposiciones jurídicas y las resoluciones a favor de las personas
sin demora. Es una garantía para el ser humano particular contra la posible arbitrariedad
que quieran ejercer en su contra las autoridades y funcionarios del Estado.

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 15
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

CONCLUSIONES

 Entre las garantías constitucionales tenemos al habeas data, acción de amparo,


habeas corpus, acción de inconstitucionalidad, acción popular, acción de
cumplimiento.
 La relación existente entre los Derechos Humanos y las Garantías Constitucionales
se refiere cuando los Derechos Humanos se vean amenazados o vulnerados ya que
el termino garantía se define como la seguridad o protección frente a un peligro o
contra un riesgo.
 La condición y el plazo son accidentales o accesorios, en cuanto son extraños a la
estructura del acto, pero una vez que las partes, los añaden al acto que celebran,
dejan de ser extraños, para devenir en elementos que tienen una importancia
análoga a la de los elementos esenciales, puesto que de ellos se hace depender la
eficacia del acto.
 La importancia de las Garantías Constitucionales son los recursos que garantizan el
respeto a los derechos consagrados en la constitución. Como también es el disfrute
y ejercicio de los derechos públicos y privados.

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 16
las garantías frente a la administración de justicia y las garantías constitucionales

BIBLIOGRAFIA
1. LIBROS Y REVISTAS:
 RAMIREZ PRADO Fidel y HERRERO PONS Jorge; “MANUAL DE
DERECHO CONSTITUCIONAL”. Ediciones Jurídicas, Lima Perú
 CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ.
 GUILLERMO CABENELLAS DE TORRES, “Diccionario Jurídico
Elemental”. Nueva Edición. Editorial Heliasta.
2. PAGINAS WEB:
 https://PUCP.pdf-derechosconstitucional
 http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/themis/article/download/10932/11441

CURSO: DERECHO CONSTITUCIONAL ESPECIAL.

Página 17