Vous êtes sur la page 1sur 1

Charlas de Seguridad CRC 2019

5 errores con herramientas manuales


Elegir la herramienta equivocada para el trabajo a realizar.
Desenrédelo si puede: utilizamos el cuchillo para destornillar, el destornillador para clavar, el
martillo para romper paredes, la almádana para partir leña, el hacha para cavar, la pala para picar,
la pica para tumbar muros, el alicate para martillar, las llaves para cuñar, el palustre para romper…
Y como si fuera poco, empleamos los manuales de las herramientas como material para envolver
tornillos.
Si solo una de las anteriores situaciones le parecen normal a usted o a sus trabajadores, active las
alarmas, pues existen profundos vacíos frente a la concepción de las prácticas seguras.

Usar herramientas defectuosas o mal diseñadas


Muchas lesiones ocurren por fallas en el diseño o por falta de mantenimiento, por ejemplo, un
martillo con mango corto, cinceles y punzones con cabezas agrietadas, herramientas eléctricas con
interruptores defectuosos o limas con dientes gastados.
¿En su compañía se lleva un registro que permita identificar la trazabilidad de cada herramienta en
cuanto a diseño, uso y plan integral de mantenimiento?

Mala utilización de la herramienta


La herramienta seleccionada puede ser la correcta, pero si el trabajador no conoce la técnica
adecuada para usarla, se aumentan las probabilidades de que los dedos, manos y cualquier otra
parte del cuerpo puedan ser alcanzados al quedar dentro de la dirección del plano de trabajo.
¿En su empresa se presentan accidentes en los dedos con el martillo?
Es importante que dentro de su programa de inducción y reinducción, incluya entrenamiento en
uso de herramientas manuales, por más simples que parezcan.

Malas prácticas de orden y aseo


Dejar las herramientas en lugares distintos a los diseñados o no tener un buen programa de orden
y aseo, generan dificultades en múltiples sentidos, por ejemplo, pérdida de instrumentos,
aceleración del desgaste y disminución del diseño de seguridad de los equipos y por supuesto,
tropezones o contactos inesperados y peligrosos con las herramientas.
¿Cuándo fue la última vez que evalúo los resultados de su programa de orden y aseo?

Transporte peligroso de herramientas


Asegúrese de que su empresa disponga de un protocolo de seguridad para transporte de
herramientas, así como elementos diseñados para tal fin como carros o cinturones porta
herramientas.
Invite a su personal a participar en el diseño de los protocolos para transporte seguro de
herramientas, recuerde que ellos son quienes mejor conocen los riesgos potenciales del área de
trabajo.

Julio Rivera de la Hoz Analista HSE CRC Proyecto Relianz Soledad

Centres d'intérêt liés