Vous êtes sur la page 1sur 13
7 La conquista de Yucatan Expansionismo europeo Siexiste una innovaci6n definitiva, un signo de identidad que permita definir la Edad Moderna (mediados del siglo xv hasta inicio del siglo xix) de un solo trazo ese ras- {g0, en absoluto original, es a aparicién de una auténtica Historia Universal Hasta el siglo xv los distintos mundos vivieron en esencia ensimismados y si acaso establecie- ron vinculos, étos fueron laxos y discontinuos. Los europeos que alcanzaron el Extremo Oriente (China, Japén, India) antes del si- «glo xvi, pueden contarse con los dedos de una mamos la talasocracia china desapare- i6 como por encanto a finales del primer cuarto del siglo xv; América existi6 slo para los americanos hasta el ao 1492 y Oceania continu todavia por mucho tiem- po como tierra desconocida. El continente se incorpor6 a la cartografia hasta bien entrado el siglo xvi En ese sentido, los lamados descubrimientos geogréficos de las centurias xv y xv7 no sélo permitieron la supuesta “mayor mutacién del espacio hu- ‘mano” en la historia universal, sino también derribar barreras milenarias entre émm- bitos separados, promover el intercambio (humano, econémico, cultural) y estable- cer comunicacién permanente entre los distintos continentes. Fendmeno que fusio- 16 los distintos mundos en uno solo. El mundo ampliado Fl encuentro de los distintos mundos gener6 otro trascendente acontecimiento: la ruptura del equilibrio entre las grandes civlizaciones del pasado, Mediante la con- 4quista militar la expansién refuerza y multiplica el dominio intelectual y la explota- cidn econémica de los nuevos territorios hasta constituir una nueva potencialidad. [La explotaci6n de los recursos y de la mano de obra indigena, los beneficios de la ac- tividad comercial y ls bazas que oftece el mejor conocimiento del mundo generan, 4 su ver, otro fenémeno que puede denominarse el verdadero triunfo de Europa. La [Edad Moderna significa el definitivo despegue de Europa sobre los otros continentes, clestablecimiento de su hegemonia sobre las civilizaciones restantes, Este tipo de dominio implic6 una serie de cambios relevantes, entre los cuales cabe sefialar: + La instalacion de europeos en los otros continentes, mediante la doble formula de los asentamientos de colonos que, por un lado, asumen la direceién politica y eco- rnémica de os espacios colonizados ¥, por otro, fundan establecimientos comercia- les para controlar los intercamibios voluntatios o impuestos que sostienen con los distintos paises que entran en su érbita de accién. + El decisivo impulso ala creacién de una economfa mundial que tiene su centro en. Europa, que impone una verdadera divisin internacional del trabajo, que reserva «América la produccién de materias primas (metales y productos de plantacin); «Asia la elaboracién de géneros con trabajo artesanal altamente califcado y, a Arica, el suministro de mano de obra o trabajo forzado en las posesiones ameri- canas, ala espera de la insercién mucho més tardia de los espacios de Oceania. EGP on bal 2 vs : / / vas. ! 5 139. + Esta economia planetaria genera los circuits que comunican a los cinco continen- ‘es, como pueden atestiguar tanto la organizacién del trifico triangular, como la Sinetron ae UntDad IV La conquista de Yucatén + En medio, i Africa se mantuvo en gran medida impermeable mis ali de una det ‘gada franja costera, Ia Oceania explorada recibi6 un efecto muy débil hast la co- eee Jonizacién masiva de algunas dreas ya en pleno siglo xx. or yee La expansion por el Atlantic Qe Los protagonistas de ls expediciones atkinticas fueron, en principio, hombres pro- ‘cedentes del Mediterrénco. En 1291 los genoveses buscaron el camino ala India a tra- ‘és del océano, perdiendo la vida en una empresa precursora del proyecto de Colén. El desconocimiento de la navegacion atkintca, el empleo de barcos inapropiados y el insuficiente apoyo de retaguardia que oftecieron los organizadores privados, se en- ‘cuentran, sin duda, entre las causas del fracaso general de estas expediciones, que si ‘bien no tuvieron continuidad ni dejaron ninguna instalacion duradera, i ayudaron a familiarizar a los navegantes europeos con la geografia atldntica y a obtener noti- cias de los archipilagos fronteros a las costasafricanas.Sirvieron, en suma, para que Jas naciones ibéticas: Portugal y Espa, tomaran el relevo de las poblaciones medi- miso eos ols dl sig) Las razones de la expansién exterior 3 Mp Las primerasrazones de los descubrimientos son de indole,¢conémi Shed de oro impulsa a los europeos hacia las fuentes del metal bordeando ast la costa oc- cidental africana, Por su parte, as necesidades alimenticias aumentan con el creci- eecccccccen: miento de la poblacién, asi como por la difusién de nuevos y més refinados habitos de consumo que se introducen por el Mediterréneo dela mano de los mercaderes ve- fecuerda necianos especializados en la distribucién de los productos procedentes de ls regio- nes mis alejadas de Asia. Ejemplo de ello son el azticar y las especias, que constitu- yen elementos imprescindibles de la actual gastronomia europea. En definitiva, los portugueses pportugueses y los espatioles se lanzan ala empresa atlantica para ampliar sus planta mes de azicary para tener acceso directo alas eas productoras de oro y especias. ‘Otras motivaciones pueden affadirse a las econémicas. Por un lado, las de caracter politico, o mas bien snto la noblezacastellana como la de Portugal, que se han quedado sin funci6n militar tra la expulsin de los musulmanes del suelo pe- ninsular, tratan de cruzar el estrecho de Gibraltar para proseguir una reconquista va- rias veces secular. Asimismo, los dirigentes de ambos Estados parecen decidir el esta- blecimiento de ina bartera defensiva 0 drea de seguridad en el norte de Africa que les permita prever los movimientos de sus tradiionales enemigos mustlmanes, en el ‘momento en que los tureos refuerzan la causa del Islam en el Mediterréneo. Respecto de las motivaciones ligioss, unas proceden del proselitsmo cristiano, abajando empetado en extender el evangeli a todos los pueblos del planeta, mientras otras se ‘combinan con la geopolitica de los paises cristianos que desean vincularse con los ca- t6licos situados a espaldas del mundo musulmén. En cualquier caso, la evangeliza~ cin se muestra como una coartada que justia intenciones menos santas o como ‘un factor independiente sin més contenido que el proslitismo religioso, Finalmente, se han aducido razones de tipodtelectual para explicar el impulso que llev6 al descubrimiento de los nuevos mundos. Los cientificos y los humanistas del siglo xv ponen a disposicidn de los navegantes una sere de textos clisicos y de ob- servaciones astronémicas que dan fundamento a sus expectativas de éxito en la ex- ploracién de nuevos espacios. ecccccccee Nongelrautd > Jek Rear & _/ Expansionismo europeo Adder = She dent cas