Vous êtes sur la page 1sur 10

2.1.

Composición Económica

Coyuntura económica
China es la segunda mayor economía mundial, el mayor exportador y tiene las
mayores reservas de intercambio del mundo. La recesión mundial de 2009
interrumpió el crecimiento de su doble cifra y reveló los límites de una estrategia de
crecimiento basada en las exportaciones. Sin embargo, China sigue teniendo el
mayor crecimiento del PIB, y en 2018 la economía creció un 6,6%. La demanda
externa resistente y el robusto consumo doméstico doméstico reforzaron este
crecimiento, a pesar de las crecientes preocupaciones sobre los riesgos financieros
en medio de una reestructuración económica liderada por el gobierno comunista.
Nuevos sectores como el comercio electrónico y los servicios financieros en línea
están ganando impulso en una economía dominada por sectores orientados a la
exportación. Sin embargo, se espera que las tensiones comerciales entre los
Estados Unidos y China comiencen a afectar el crecimiento en 2019.

Por otro lado, China todavía tiene grandes reservas de monedas extranjeras
(estimadas en USD 3 billones) que podrían servir como amortiguador de la
volatilidad soberana externa, junto con un superávit en cuenta corriente de USD 200
mil millones.
China aún tiene que enfrentar muchos desafíos: el envejecimiento de la población
y la disminución de la fuerza laboral, la falta de apertura de su sistema político y los
problemas de competitividad en una economía que depende del alto gasto de capital
y la expansión del crédito.
La pobreza ha disminuido en gran medida en China y el desempleo se mantiene
estable, en 4%. Se espera que esa tasa se mantenga sin cambios en 2019 y 2020.
Según el Ministro de Recursos Humanos y Seguridad Social Yin Weimin, la baja
tasa de desempleo se debe en gran medida a la nueva economía digital y el espíritu
empresarial.
Indicadores de crecimiento 2018 (e) 2019 (e) 2020 (e)

PIB (miles de millones de USD) 13.457,27 14.172,20 15.461,96

PIB (crecimiento anual en %, precio constante) 6,6 6,2 6,2

PIB per cápita (USD) 9.633 10.099 10.971

Saldo de la hacienda pública (en % del PIB) -4,2 -4,5 -4,4

Endeudamiento del Estado (en % del PIB) 50,1 53,9 57,1

Tasa de inflación (%) 2,2 2,4 2,7

Tasa de paro (% de la población activa) 4,0 4,0 4,0

Balanza de transacciones corrientes (miles de millones de USD) 97,55 98,43 107,30

Balanza de transacciones corrientes (en % del PIB) 0,7 0,7 0,7

Fuente: IMF – World Economic Outlook Database, October 2018

Principales sectores económicos


China tiene una economía altamente diversificada, dominada por los sectores
manufacturero y agrícola. China es el país más poblado del mundo y uno de los
mayores productores y consumidores de productos agrícolas. Se estima que el
sector agrícola emplea el 16,4% de la población activa y representa alrededor del
8% del PIB, aunque solo el 15% del suelo chino (alrededor de 1,2 M km²) es arable.
China es el principal productor mundial de cereales, arroz, algodón, papas y té. En
cuanto al ganado, también domina la cría de ganado ovino y porcino y la producción
pesquera mundial. Una serie de planes se han dirigido a transformar, modernizar y
diversificar la agricultura para aumentar la productividad. Además, el país es rico en
recursos naturales y tiene importantes reservas de carbón (la fuente de energía
primaria del país), que representan dos tercios del consumo total de energía
primaria. China es el líder mundial en la producción de ciertos minerales (estaño,
hierro, oro, fosfatos, zinc y titanio) y tiene importantes reservas de gasolina y gas
natural, lo que convierte al país en el quinto mayor productor de petróleo del mundo.

El sector de la industria contribuye a aproximadamente el 40,5% del PIB de China


y emplea al 26,3% de la población. China se ha convertido en uno de los destinos
preferidos para la externalización de unidades de fabricación globales gracias a su
mercado laboral barato, a pesar del aumento de los costos laborales en los últimos
años. El desarrollo económico de China ha coincidido principalmente con el
desarrollo de un sector manufacturero competitivo y orientado hacia el exterior. Más
de la mitad de las exportaciones chinas son realizadas por empresas con capital
extranjero.
A pesar de que la participación en el PIB del sector ha estado creciendo en los
últimos años, el sector de servicios en su conjunto, gravado por monopolios públicos
y regulaciones restrictivas, no ha progresado. El desarrollo del sector se ha visto
limitado por el enfoque del país en las exportaciones de productos manufacturados
y las barreras sustanciales a la inversión en el sector. Sin embargo, el gobierno
chino se ha estado enfocando más en los sectores de servicios últimamente,
particularmente en subsectores como finanzas, logística, educación, salud y
también apunta a ubicarse entre los principales exportadores de transporte, turismo
y construcción.

Repartición de la actividad económica por sector Agricultura Industria Servicios

Empleo por sector (en % del empleo total) 16,4 26,3 55,9

Valor añadido (en % del PIB) 7,9 40,5 51,6

Valor añadido (crecimiento anual en %) 3,9 6,1 7,8

Fuente: World Bank, Últimos datos disponibles.

2.1.1. Sector Primario.

China es un país rico en recursos naturales. Dada su extensión, abarca muchos


climas y muchos tipos de cultivos, aunque las tierras más fértiles están situadas al
este.

China es uno de los más grandes países productores de trigo, arroz, maíz y algodón,
entre otros.

Posee vastas extensiones de pastos ideales para el desarrollo de la ganadería.


Ofrece un gran potencial en recursos energéticos. China es uno de los pocos países
que tienen abundantes recursos de todo tipo de minerales. De estos a la cabeza
esta la producción de carbón, molibdeno, tungsteno, titanio y metales raros.
También posee recursos forestales, así como una variada fauna.

El sector primario tiene un peso muy apreciable en la economía china, sobre todo
en términos de empleo (ocupa casi la mitad de la población), exportación y
producción, la contribución de este sector al PIB en 15% del total.
Debido a la entrada de China en la OMC, las áreas rurales experimentaran cambios
de importancia. Se estima que 9,7 millones agricultores cambien de actividad en los
próximos años.

El sector Primario está comprendido por la agricultura, ganadería, silvicultura,


pesca, minería, recursos energéticos.

AGRICULTURA.

El subsector agrícola es el más importante, representando cerca de dos tercios del


sector. La existencia de grandes zonas desérticas y montañosas hace que la
superficie cultivada sea únicamente 125,93 millones de Has (aproximadamente el
11% del total). Es notable la alta proporción de superficie irrigada (34%) y los bajos
niveles de productividad debido al uso extensivo de mano de obra y al grado bajo
de mecanización. Alrededor del 43.6% de la población, vive del sector agrícola.

Las principales cosechas son el trigo, el arroz y el maíz que junto con la soja
suponen más del 62% de la superficie cultivada. Entre los cultivos industriales
destacan las semillas oleaginosas (8.4%), el algodón (2.6%) y el tabaco (0.8%).

GANADERIA.

Abarca aproximadamente el 29% del mismo. La mayor concentración se da en las


estepas herbosas del norte y del noroeste del país, donde se encuentran las 144
millones de cabeza de ovino y 131 millones de cabezas de bovino con que cuenta
el país. También se destaca la cabaña de porcino con 463 millones cabezas. La cría
en familias está muy extendida para el autoconsumo al igual que para el mercado
de aves de corral.

SILVICULTURA.

La explotación forestal reviste poca importancia dentro del sector. La producción de


madera ha disminuido en los últimos tiempos debido a la prohibición de tala en
algunas zonas para evitar la erosión del suelo. Se ha puesto en marcha un plan de
reforestación donde se les ofrecen incentivos a los granjeros para que dediquen
parte de sus tierras a la siembra y cuidado de árboles.

PESCA.

La actividad pesquera se limita a la pesca de bajura tradicional en algunas zonas


de la costa (con problemas de agotamiento de recursos por sobre explotación),
teniendo ya mayor importancia la pesca fluvial y la acuicultura. Esto ha crecido
ampliamente en los últimos años y existen planes de mejoramiento para la flota de
pesca de altura que actualmente es de mediana entidad.

MINERIA.
El país está dotado con depósitos considerables de la mayoría de los metales y
minerales, siendo el líder mundial en las reservas de algunos importantes como el
tungsteno, molibdeno y titanio.

China ya ofrece un papel importante dentro del mercado mundial de metales como
demandante, oferente y en algunos casos como fijador de precios. El gran
crecimiento económico ha generado un gran aumento en las importaciones de
materias primas minerales.

RECURSOS ENERGETICOS.

China depende en gran medida del carbón, esta cubre más del 66% de las
necesidades energéticas totales. Es el país líder en consumo y producción de
carbón.

El petróleo es el otro componente importante en la balanza energética, cubriendo el


23.4% de las necesidades energéticas del país.

China se ha convertido en el segundo país del mundo en producción de energía


eléctrica. Su consumo per cápita ha aumentado tanto que la oferta no puede
satisfacer la demanda, guiada principalmente por la industria. La producción se basa
principalmente en centrales térmicas convencionales alimentadas con carbón y
centrales hidroeléctricas. Existen, sin embargo, números proyectos para la
inminente construcción de varias centrales nucleares a lo largo del país.

2.1.2. Sector Secundario

La industria y la construcción representan el 46,8% del PIB de China. Entre los años
2011 y 2013, China utilizó más cemento del que consumió Estados Unidos durante
todo el siglo XX. En 2009, alrededor del 8% de la producción industrial total en el
mundo provenía de China y ese año ocupó el tercer lugar mundial en producción
industrial.
En noviembre de 2012, el Consejo de Estado de la República Popular de China
ordenó una "evaluación del riesgo social" para todos los proyectos industriales
importantes. Este requisito siguió a protestas públicas masivas en algunos lugares
para proyectos o expansiones planificadas.
Las principales industrias incluyen el procesamiento de minerales; hierro y acero;
aluminio; carbón; maquinaria; armamento; textiles y prendas de vestir; petróleo;
cemento; químico; fertilizantes; procesamiento de alimentos; automóviles y otros
equipos de transporte, incluidos vagones y locomotoras, barcos y aeronaves;
productos de consumo, incluidos calzado, juguetes y productos electrónicos;
telecomunicaciones y tecnología de la información. China se ha convertido en un
destino preferido para la reubicación de instalaciones de fabricación globales. Su
fortaleza como plataforma de exportación ha contribuido a los ingresos y el empleo
en China.

2.1.3. SECTOR TERCIARIO

Como sabemos El sector terciario está constituido por todas las actividades
económicas cuyo propósito es la producción de los servicios que demanda la
población. Por esa razón también se conoce como sector servicios.
La nación asiática comienza a mostrar una transformación progresiva en su
estructura económica cuando perfila su crecimiento a los servicios.
Por su parte, los especialistas en el tema interpretan estas estadísticas como un
avance en la evolución del modelo productivo del gigante asiático, dejando atrás su
dependencia de la industria para
enfocarse cada vez más a los servicios.

Desde la fundación de la República Popular,


se ha prestado considerable atención al
desarrollo industrial; a partir de 2011, el 46%
de la producción nacional de China siguió
dedicada a la inversión; un porcentaje mucho más alto que cualquier otra nación.
Entre las diversas ramas industriales, las industrias metalmecánica y de
construcción de maquinaria han recibido la más alta prioridad. Estas dos áreas solas
ahora representan alrededor del 30 por ciento del valor bruto total de la producción
industrial. En estos, como en la mayoría de las otras áreas de la industria, sin
embargo, la innovación en general ha sufrido a manos de un sistema que ha
recompensado los aumentos en la producción bruta en lugar de mejoras en la
variedad, sofisticación y calidad. China, por lo tanto, todavía importa cantidades
significativas de aceros especializados. La producción industrial general ha crecido
a una tasa promedio de más del 10 por ciento anual, superando a todos los demás
sectores en cuanto al crecimiento económico y el grado de modernización. Algunas
industrias y productos pesados que se consideran de importancia estratégica
nacional siguen siendo propiedad del Estado, pero una proporción cada vez mayor
de industrias ligeras y orientadas al consumidor son empresas privadas o empresas
conjuntas privadas.
En las últimas décadas China ha tenido un crecimiento económico sin precedentes,
logrando ubicarse como una de las economías más grande del mundo y muy cerca
de Estados Unidos.
El sector servicios ha pasado a encabezar el crecimiento económico de China,
según datos publicados por el Buró Nacional de Estadísticas (BNE).
El dinamismo del crecimiento chino está fuera de duda y su estructura revela la
mayor importancia del sector terciario, el cual crece a un ritmo del 7,8%
acumulado y representa el 51% de la actividad.
La participación del sector de servicios en el PIB es aproximadamente del 51,6% y
emplea a alrededor del 56% de la fuerza laboral. No obstante, la inversión sigue
teniendo una relevancia excesiva en la economía china.

Junto a las cifras de PIB, en China, conocíamos que la inversión en capital fijo
avanzaba un 7,5% en el acumulado del año hasta septiembre. Una inversión muy
vinculada a la apuesta por las infraestructuras ya que, en el conjunto de 2017, la
destinada a equipamiento de uso público avanzaba a un ritmo del 23,7%.

A pesar de que la participación en el PIB del sector ha estado creciendo en los


últimos años, el sector de servicios en su conjunto, gravado por monopolios públicos
y regulaciones restrictivas, no ha progresado. El desarrollo del sector se ha visto
limitado por el enfoque del país en las exportaciones de productos manufacturados
y las barreras sustanciales a la inversión en el sector. Sin embargo, el gobierno
chino se ha estado enfocando más en los sectores de servicios últimamente,
particularmente en subsectores como
finanzas, logística, educación, salud y
también apunta a ubicarse entre los
principales exportadores de transporte,
turismo y construcción.
El sector terciario chino es el tercero más
grande del mundo después de Estados
Unidos y Japón, en estas actividades se
destacan el comercio al detal, la hotelería y
turismo, los servicios de salud y educativos,
la seguridad, el entretenimiento, los servicios financieros, el transporte y
telecomunicaciones.

En noticias más recientes la actividad del sector servicios de China se eleva en


marzo.

La actividad en el sector de servicios de China se ha elevado en el pasado mes de


marzo, alcanzado un máximo de 14 meses, debido a que la demanda ha mejorado
en el país y en el extranjero.
A pesar de estos resultados, los expertos han advertido que es muy pronto para
decir si la economía de China ha dado un vuelco, y muchas empresas se muestran
cautelosas sobre si habrá una mejoría a lo largo de los próximos 12 meses.
El índice de gestores de compras (PMI) de servicios, elaborado por Caixin/Markit,
se ha elevado a 54,4, el nivel más alto que se ha registrado desde enero de 2018,
y frente a los 51,1 puntos de febrero, que fue un mínimo de cuatro meses.
Estos datos han coincidido con los publicados por un indicador oficial sobre el sector
no manufacturero que dice que la actividad de servicios ha repuntado en marzo con
un incremento más rápido de los nuevos pedidos.
Las cifras de la construcción han sido más fuertes gracias a los esfuerzos del
Gobierno por acelerar los proyectos de infraestructuras para satisfacer la demanda
interna.
Además, las encuestas oficiales de manufactura y las privadas volvieron
inesperadamente al crecimiento en marzo, alimentando las esperanzas de que la
desaceleración de China podría estar tocando fondo.
Zhengsheng Zhong, director de Análisis Macroeconómico del Grupo CEBM, ha
señalado que “los fundamentos económicos de China se recuperaron en marzo, con
la demanda interna y externa, así como la mejora del empleo en la industria
manufacturera. Sin embargo, la confianza empresarial se ha mantenido cautelosa y
la inflación fue baja… Se necesitan más pruebas para determinar si la economía
china se ha estabilizado”.
El Gobierno de China ha apostado por el sector de servicios para amortiguar la
desaceleración de la industria, que se está viendo afectada por el aumento de los
costes laborales y la guerra comercial con Estados Unidos. Pero en los últimos
meses, los consumidores se han vuelto más cautelosos sobre el gasto en artículos
caros ante una ralentización en el crecimiento de los ingresos en medio de la
desaceleración económica generalizada.

El turismo se ha
convertido en uno de los
motores de desarrollo
de la economía China.
Se estima que para
2020 este sector
comprenda cerca del
11% del PIB total del
país.

En cuanto al trasporte
FERROCARRIL) Es el medio de transporte más importante mueve unos dos tercios
del tráfico de pasajeros y la mitad del de mercancías. Desde 1949 la longitud total
de los ferrocarriles se ha duplicado y en la actualidad es de 62.200 km. Las nuevas
líneas construidas han extendido las dos rutas mayores norte-sur (Cantón-Pekín y
Shanghai-Pekín) hacia el noreste, Mongolia y Rusia, y al sureste. La mayor línea
este-oeste, desde Lianyungang a Lanzhou, ha sido unida a Ürümqi en el extremo
noroccidental. Las nuevas líneas proporcionan una densa red en las regiones muy
pobladas y económicamente importantes del noreste, centro y suroeste de China.
Cuando se complete la línea Lanzhou-Lhasa (Tíbet),
hará que todas las provincias y regiones autónomas
sean accesibles por ferrocarril.
CARRETERA: China cuenta con la segunda red de
carreteras más grande del mundo, superando los 4,24
millones de kilómetros (según datos de 2012). Es
utilizado para el transporte de mercancías y personas
en distancias cortas y medias, y produce unas elevadas tasas de CO2 a causa de
los numerosos vehículos que transitan estas redes carreteras y a su vez generan
mucha densidad de tráfico por sus elevados habitantes
MARÍTIMO: El transporte marítimo a China es la puerta de entrada al mayor
mercado de consumo del mundo. China ha superado a EE.UU como mayor potencia
económica y, si bien
el PIB per cápita aún
la mantiene alejada
de los primeros
puestos del mundo,
su nuevo plan
económico está
totalmente centrado
en el desarrollo del
consumo interno. No
solamente es el
mayor exportador del
planeta, también se
ha convertido en una
potencia
importadora de
alimentos,
combustible, recursos minerales, equipamiento médico o productos químicos, entre
muchas otras cosas. Su creciente demanda interna, unida al hecho de que a lo largo
de la última década ha ido ingresando en los principales organismos reguladores
del comercio internacional hace del transporte marítimo a China una opción
prioritaria para cualquier exportador.
AÉREO. La red aérea de China es extensiva y el crecimiento económico del país
significo que las flotas de aviación civil se
triplicaron su tamaña en las siguientes
décadas, con más de 2 mil aviones
adicionales a la flota existente para el 2022.
De igual forma, los más de 200 aeropuertos
están siendo mejorados hasta estándares
internacionales, haciendo el transporte aéreo
cado vez más atractivo. Dentro de China hay numerosas aerolíneas, La mayoría de
ellas tienen vuelos entre Beijing, Shanghái y Hong Kong (las rutas más transitadas),
pero también van a destinos turísticos como Qingdao, Guilin, Xiomen y Sanyo.
Los aviones varían en estilo y comodidad. Los rutas más traficadas usan aviones
Boeing o Airbus; mientras que regiones alejadas todavía dependen de aviones
construidos en lo rusa soviética.